Anda di halaman 1dari 2

LA INFLUENCIA DE LA INFLUENZA

Por Juan Fernando Perdomo *


POLÍTICA ANALÍTICA
En estos momentos de incertidumbre total, global, las condiciones de mayor
incertidumbre se incrementan por lo que comúnmente llamamos amarillismo y
chisme sobre el tema de la Influenza.

Objetivamente podemos mencionar que la Organización Mundial de la Salud ha


determinado que México está en Nivel de Alerta 3, en una calificación que llega
hasta el 6. Es decir, estamos a la mitad de la tabla.

Por ello, debemos de estar concientes que lo que está pasando tiene sus
“picos” y sus “valles”, que están en constante movimiento. Es decir, más que
análisis de la foto del momento, hay que ver la película de los acontecimientos.

Hay recomendaciones de las autoridades que nos pueden parecer exageradas,


pero en estos casos es mejor extremar las precauciones. Sin embargo, en
recientes ocasiones comentamos el impacto tan negativo de las actitudes que,
con motivos de venta o negocios, generan noticias espectaculares.

Y esto va para todos: No me puedes decir que no te has atrevido a comentar


algo sobre el tema, sin que tengas constancia y pruebas fehacientes.

Es más, usamos lo que se llama generalización: “Hay mucha gente que


dice…”, “me dijeron que…”, “Se comenta que…” y en la mayoría de los casos
fue una sola persona la que trasmitió la información también sin veracidad, ni
constancia.

Las condiciones sobre el tema de la INFLUENZA son serias y no es para


tomarse tan a la ligera, aunque algunos bromeamos sobre el asunto- lo cual
libera tensiones- pero hay que diferenciar entre un comentario casero, familiar,
en son de chistorete, a una declaración en medios o a la más eficiente “radio
bemba”.

Mi comentario del día de hoy es reforzar los llamados de las diferentes


organizaciones internacionales a privilegiar la prevención, la prudencia y la
objetividad, pues lo menos que debemos hacer es fomentar más miedos que
los que ya siente la sociedad.

Una acción absolutamente reprobable, pero no faltará quien lo haga, es que,


aprovechando la confusión, la influencia de la influenza, se promuevan
oportunidades malsanas de negocio - como el caso de los que ofrecen a la
venta los “tapabocas” hasta en cincuenta pesos- o que se manipule la
información para ensalzar o desprestigiar un producto, un servicio o a un
personaje.
Y peor aún, un mensaje político partidista, que se aprovecha de esta crisis. No
faltan políticos que le sacan beneficio a todo, a costa de la mayoría que se
sienten indefensos, proyectando al superhéroe que nos llega a salvar.

No voy a reiterar las recomendaciones de las autoridades, De esas hemos


escuchado mucho en los medios y hemos recibido por correo electrónico. Estoy
seguro que todos nos hemos sumado a eso con buenas intenciones.

A lo que quiero sumarme es a un llamado de Responsabilidad y objetividad. A


que nos tendamos la mano unos a otros, y no mal informemos a nuestros seres
más cercanos con datos sin fundamento.

Este momento es un espacio para que broten, para que surjan, para que
renazcan los valores y sentimientos más profundos que tenemos. ¡No
desperdiciemos la oportunidad!

*Juan Fernando Perdomo es egresado del TEC DE MONTERREY.


Servidor público, empresario y Político (jperdomo@infosel.net.mx)
www.perdomo-blog.blogspot.com

Minat Terkait