Anda di halaman 1dari 22

Cultivo de Capsicum

1.- INTRODUCCIÓN
El género Capsicum, incluye un promedio de 25 especies y tiene su centro de
origen en las regiones tropicales y subtropicales de América, probablemente en el
área Bolivia-Perú, donde se han encontrado semillas de formas ancestrales de
más de 7.000 años, y desde donde se habría diseminado a toda América.

Al menos cinco de sus especies son cultivadas en mayor o menor grado pero, en
el ámbito mundial, casi la totalidad de la producción de ají y pimiento está dada por
una sola especie, Capsicum annuum.

Es necesario destacar que existen otras especies del género cuyo fruto o producto
también es denominado ají. Estas especies de interés más puntual son Capsicum
chinense, cuyo cultivar "Habanero" produce el ají más picante que se conoce,
Capsicum frutescens, cuyo cultivar "Tabasco" es muy usado para la elaboración de
salsa picante y pickles, Capsicum baccatum, cuyo producto es conocido como ají
andino y es ampliamente cultivado en las zonas altiplánicas, y Capsicum
pubescens, cuyo cultivar "Rocoto" (Manzano y Siete Caldos son sinónimos) es
muy apreciado por su sabor y picantez en diversas regiones de América.

2.- ASPECTOS GENERALES


a. Importancia

Dentro de las cinco especies cultivadas de los pimientos, Capisum annuum L.


es la más ampliamente conocida y la de mayor importancia económica, ya que
presenta una distribución mundial. El centro de origen y/o domesticación de
C. annuum es Mesoamérica, más propiamente México y Guatemala. México es
el país que presenta la mayor variabilidad de formas cultivadas y silvestres, la
cual se encuentra ampliamente distribuida en todo el país. Esta especie agrupa
la gran mayoría de los tipos cultivados en Perú, entre los que destacan: ancho,
serrano, jalapeño, morrón, rocoto y paprika. Además, presenta la mayor
variabilidad en cuanto a tamaño, forma, y color de los frutos, los cuales pueden
variar entre 1 y 30cm de longitud, con formas alargadas, cónicas o redondas y
cuerpos gruesos macizos o aplanado.
b. Valor Nutritivo

En el caso particular del capsicum, estas se dividen en capsicum dulce y


picante; por lo que cada una de ellas presenta distinta composición nutricional.
Los chiles son una fuente rica en vitamina C y provitamina A. Su contenido en
vitamina B6, potasio, magnesio y hierro también es importante; pero, además,
tienen la propiedad de permitir la absorción de hierro no hemático incluido en
granos y legumbres por el simple hecho de mezclar chiles en su
condimentación. Con todo, el principio activo de los chiles que más interesa a
los investigadores de salud es la capsaicina, responsable del sabor picante,
caliente, de estos frutos. Los pimientos patrios también presentan cantidades
moderadas de capsaicina1; en especial los del Padrón (los que «pican», más
que los que «non»).
Destaca su alto contenido de ácido ascórbico, valor que incluso es superior al
de los cítricos; los chiles presentan un valor casi 10 veces más alto de vitamina
A que los pimientos y, además, son de elevada pungencia, aspecto que los
caracteriza.
En la placenta y septas de los chiles principalmente, se ubican unas glándulas
o receptáculos ricos en alcaloides (capsacinoides), entre los que prevalece la
capsicina, que determinan el grado de pungencia del fruto. Esta "picantez" del
fruto es variable según el cultivar y el método tradicional de estimarla es la
determinación del valor recíproco de la dilución máxima que permite detectar
pungencia al gusto; el resultado se expresa en unidades Scoville (uS), en
honor del inventor del método.
Algunos ejemplos de valores promedio que demuestran la gran variación en
picantez entre cultivares son:

ƒ Pimientos entre 0 (no detectable) a 100 uS.


ƒ Jalapeño entre 4.000 a 6.000 uS.
ƒ Cayena entre 30.000 a 50.000 uS.
ƒ Habanero entre 200.000 a 350.000 uS.

c. Usos

Los usos de los frutos naturales o procesados de Capsicum annuum son


múltiples.
Aparte del consumo en fresco, cocido, o como un condimento o "especia" en
comidas típicas de diversos países, existe una gran gama de productos
industriales que se usan en la alimentación humana: congelados,
deshidratados, encurtidos, enlatados, pastas y salsas. Además, un uso de

significación es como materia prima para la obtención de colorantes y de


oleorresinas para fines industriales.
Entre los principales usos podemos clasificarlos en:

1
El fruto de la mayoría de las especies de capsicum contiene capsicina (8-metil-N-vanillil-6-nonenamida,
C18H27NO3) y otros compuestos similares, que estimulan los receptores de calor y dolor de la epidermis,
provocando así una irrigación sanguínea más intensa. Produce una fuerte sensación de quemazón en
la boca (y si no se digiere adecuadamente, en el ano) a los consumidores poco habituados. La mayoría
de los mamíferos encuentran esta sensación desagradable. Sin embargo, no afecta a los pájaros, por lo
que se considera que la secreción de esta sustancia es una medida de protección para evitar que sea
consumida por ninguna especie a excepción de las aves, atraídas por los brillantes colores, que ayudan
a propagar las semillas.
• Para la medicina: Entran en la composición de algunos medicamentos
utilizados para combatir la atonía gastro-intestinal y algunos casos de
diarrea.
• Como especies: Es utilizado en la elaboración de gran número de
comidas, entre algunas, entra en la composición del Curry Indio asociado
al coriandro, usado también en la confección de los pickles y de los picalili,
para confeccionar queso de pimiento.
• Encurtidos: El chile jalapeño es muy usado en encurtidos por ser
medianamente picante y de muy buen gusto.
• Salsas: México es popular por su picante chili (el nombre significa en
español antiguo "de chile"). Igualmente picante es la clase de Tabasco
usado para hacer las salsas del sur.
• Polvo: La pimienta de cayena deriva del fruto seco y pulverizado de un
pimiento rojo y picante muy delgado, y es llamado así por proceder de esta
ciudad de la Guayana.
• Rellenar: Hay un tipo de pimientos rojos dulces muy carnoso que se utiliza
para rellenar aceitunas.
• Paprika: Para su elaboración se utiliza otro tipo largo y grueso no picante,
cultivado especialmente en Europa Central.
• Enlatado en Fresco: Para esto se utiliza el chile pimentón.
• Entre otros: Para envasarse picante ó dulce, chile en bolsitas, además es
muy conocido el uso doméstico, para colorantes natural, es consumido de
diferentes formas dependiendo de la zona en que se encuentre.

Usos Industriales:

1. Las oleorresinas
Las oleorresinas son extractos solventes de especias. Están fabricadas de
ajíes picantes deshidratados. Se utilizan comercialmente en la industria
alimenticia, para agregar un sabor picante a la comida y en la farmacéutica,
como estimulante. La mayor parte de la capsicina o picante está concentrada
en la sección transversal del ají.

La oleorresina Páprika
• Para su fabricación se emplean ajíes poco picantes como pigmento o
para darle un sabor sutil a los alimentos.
• Al conocerse el peligro de los pigmentos rojos sintéticos, probables
causantes de cáncer, se utiliza como colorante por los fabricantes de
alimentos. Por ejemplo, se usa para proporcionar el color amarillo de las
hojuelas de maíz (corn flakes).

La Capsantina
• La capsantina es el ingrediente que más determina la cantidad de
pigmento en un ají, que produce un color rojo vivo, anaranjado o amarillo.
• En la industria avícola, produce un color amarillo fuerte en las yemas de
los huevos y en la piel del pollo.

Fuente: CONAPROCH (2007).


3.- ASPECTOS BOTÁNICOS
a. Taxonomia

Reino : Plantae................................. Planta


Sub reino : Tracheobionta...................... Planta Vascular
Super division : Spermatophyta..................... Plantas reproducidas por semillas
División : Magnoliophyta…….…........... Plantas que producen flores
Clase : Magnoliopsida…….……..….. Dicotiledonea
Subclase : Asteridae
Orden : Solanales
Familia : Solanaceae…………….…… Familia de la papa
Genero : Capsicum
Especie 1 : Capsicum annuum L...…….. Cayene pepper
Variedad 1 : annuum
Variedad 2 : glabriusculum
Especie 2 : Capsicum baccatum L................................. Locoto
Especie 3 : Capsicum chinense Jacq.. .......................... Aji
Especie 4 : Capsicum pubescens Ruiz & Pavón .......... Rocoto

b. Nombres comunes

Aaprika rocna (Eslovaco)


Ají, chile dulce, chile morrón, pimiento, pebrotera (Castellano)
Ajidulce (Venezuela)
Bruhi (Sánscrito)
Chili (Alemán)
Guindilla (Castellano)
Hocico de buey (Castellano)
La-chiao (Chino)
Marchu (Hindi)
Marichiphalam (Sánscrito)
Mirchi (Hindi)
Peppers, sweet pepper, green pepper (inglés)
Pi-po-li (Chino)
Piment, poivron (Francés)
Pippala (Sanscrito)
Paprika schote (Alemán)
Pepperone (Italiano)
Pimentão (Portugués)

c. Descripción botánica

TIPO DE PLANTA
La planta es un semiarbusto de forma variable y alcanza entre 0.60 m a 1.50 m
de altura, dependiendo principalmente de la variedad, de las condiciones
climáticas y del manejo. La planta de chile es monoica, tiene los dos sexos
incorporados en una misma planta, y es autógama, es decir que se
autofecunda; aunque puede experimentar hasta un 45% de polinización
cruzada, es decir, ser fecundada con el polen de una planta vecina. Por esta
misma razón se recomienda sembrar semilla híbrida certificada cada año.

SEMILLA
La semilla se encuentra adherida a la planta en el centro del fruto. Es de color
blanco crema, de forma aplanada, lisa, reniforme, cuyo diámetro alcanza entre
2.5 y 3.5 mm. El porcentaje de germinación generalmente es alta y puede
mantenerse por 4 a 5 años bajo buenas condiciones de conservación

RAÍZ
El pimiento tiene una raíz pivotante, que luego desarrolla un sistema radicular
lateral muy ramificado que puede llegar a cubrir un diámetro de 0.90 a 1.20 m,
en los primeros 0.60 m de profundidad del suelo.

TALLO
El tallo puede tener forma cilíndrica o prismática angular, glabro, erecto y con
altura variable, según la variedad. Esta planta posee ramas dicotómicas o
seudo dicotómicas, siempre una más gruesa que la otra (la zona de unión de
las ramificaciones provoca que éstas se rompan con facilidad). Este tipo de
ramificación hace que la planta tenga forma umbelífera (de sombrilla).

HOJAS
Hojas simples, Alternas, pequeñas, con limbo oval lanceolado de bordes, lisos,
color verde oscuro, aovadas, enteras, glabras y pecíolos comprimidos.

FLORES
Las flores son actinomorfas, hermafroditas, con cáliz de 6 sépalos, Corola color
blanco verduzco o blanco amarillento y pedicelos generalmente múltiples, de 6
pétalos y 6 estambres insertos en la garganta de la corola, el estigma
generalmente está nivel de las anteras, lo que facilita la autopolinización. La
polinización cruzada por los insectos es de un 80 % por lo que las variedades
pierden su pureza genética rápidamente. Tiene ovario súpero.
Están localizadas en los puntos donde se ramifica el tallo o axilas,
encontrándose en número de una a cinco por cada ramificación.
Generalmente, en las variedades de fruto grande se forma una sola flor por
ramificación, y más de una en las de frutos pequeños.

FRUTO
El fruto es una baya, con dos a cuatro lóbulos, con una cavidad entre la
placenta y la pared del fruto, siendo la parte aprovechable de la planta. Tiene
forma globosa, rectangular, cónica o redonda. Existe una diversidad de formas
y tamaños en los frutos, pero generalmente se agrupan en alargados y
redondeados y tamaño variable, su color es verde al principio y luego cambia
con la madurez a amarillo o rojo púrpura en algunas variedades. La
constitución anatómica del fruto está representada básicamente por el

pericarpio y la semilla. En casos de polinización insuficiente se obtienen frutos


deformes.
d. Fisiología

d.1 Etapas fenológicas de desarrollo del género Capsicum:

a) Germinación y emergencia
El período de preemergencia varía entre 8 a 12 días, y es más rápido
cuando la temperatura es mayor durante el período entre la germinación y
la emergencia de la semilla emerge primeramente una raíz pivotante y las
hojas cotiledonales, luego el crecimiento de la parte aérea procede muy
lentamente, mientras que se desarrolla la raíz pivotante. Casi cualquier
daño que ocurra durante este período tiene consecuencias letales y es la
etapa en la que se presenta la mortalidad máxima.

b) Crecimiento de la plántula
Luego del desarrollo de las hojas cotiledonales, inicia el crecimiento de las
hojas verdaderas, que son alternas y más pequeñas que las hojas de una
planta adulta. De aquí en adelante, se detecta un crecimiento lento de la
parte aérea, mientras la planta sigue desarrollando el sistema radicular, es
decir, alargando y profundizando la raíz pivotante y empezando a producir
algunas raíces secundarias laterales. La tolerancia de la planta a los daños
empieza a aumentarse, pero todavía se considera que es muy susceptible.

c) Crecimiento vegetativo rápido


A partir de la producción de la sexta a la octava hoja, la tasa de crecimiento
del sistema radicular se reduce gradualmente; en cambio la del follaje y de
los tallos se incrementa, las hojas alcanzan el máximo tamaño, el tallo
principal se bifurca (9-12 Hojas), después que el brote ha terminado por
una flor o vástago floral (botón floral). Y a medida que la planta crece,
ambas ramas se subramifican (después que el crecimiento del brote ha
producido un número específico de órganos florales, vuelve a iniciarse una
continuación vegetativa del proceso. Este ciclo se repite a lo largo del
período de crecimiento. Se trata de un crecimiento simpodial. En este
período la planta puede tolerar niveles moderados de defoliación. La
tolerancia se incrementa a medida que la planta crece y siempre, que no
haya otros factores limitantes la pérdida de follaje se compensan
rápidamente. En el botoneo, la planta absorbe (necesita), niveles altos de N
y K.

d) Floración y fructificación
Al iniciar la etapa de floración, el ají dulce produce abundantes flores
terminales en la mayoría de las ramas, aunque debido al tipo de
ramificación de la planta, parece que fueran producidas en pares en las
axilas de las hojas superiores.
Cuando los primeros frutos empiezan a madurar, se inicia una nueva fase
de crecimiento vegetativo y de producción de flores. De esta manera, el
cultivo de ají dulce tiene ciclos de producción de frutos que se traslapan con
los siguientes ciclos de floración y crecimiento vegetativo Este patrón de
fructificación da origen a frutos con distintos grados de madurez en las

plantas, lo que usualmente permite cosechas semanales o bisemanales


durante un período que oscila entre 6 y 15 semanas, dependiendo del
manejo que se dé al cultivo.
El mayor número de frutos y los frutos de mayor tamaño se producen
durante el primer ciclo de fructificación, aproximadamente entre los 90 y
100 días. Los ciclos posteriores tienden a producir progresivamente menos
frutos o frutos de menor tamaño, como resultado del deterioro y
agotamiento de la planta.
Esta etapa es muy susceptible a plagas y enfermedades pues estos afectan
al producto a cosechar. Los ciclos posteriores tienden a producir
progresivamente menos frutos o frutos de menor tamaño, como resultado
del deterioro y agotamiento de la planta.
Fuente:NUEZetal.(2006).

FIGURA N° 1. Ciclo de cultivo de los Capsicum.

e. Variedades y/o cultivares

Taxonómicamente podemos identificar:


• Capsicum baccatum L- = ají escabeche
• Capsicum Chinense Jacq. = ají panca, habanero
• Capsicum frutescens L. = ají mono, tabasco
• Capsicum pubescens L. = rocoto ó perón
• Capsicum annuum L. = pimiento bell, morrón,
paprika, jalapeño
4. ZONAS DE PRODUCCIÓN

a. Superficie y Rendimiento
El cultivo de Capsicum esta distribuido a nivel nacional desde Tacna hasta Piura los
departamentos con mayores áreas son Tacna Arequipa, Moquegua, Ica, Lima,
Ancash, La Libertad, Lambayeque y Piura.
Es necesario señalar que los inicios del cultivo de Capsicum en el Perú, se
realizaron en la zona de Villacurí en el año 1994.
El tamaño de hectáreas que disponen los productores:
- mínimo es de 3 a 40 has
- máximo de 200 a 300 has.
Las variables de producción pueden variar dependiendo del clima y de las diferentes
zonas y/o regiones de producción del Perú.
La época de siembra de los Capsicum en las zonas Norte que abarca desde
Tumbes a Chao-Virú se realiza partir de Marzo a Junio; La zona de la costa Central
desde Chimbote a Cañete desde Agosto a Diciembre; y la zona Sur desde Cañete a
Tacna se realiza a partir de Julio a Octubre.
Los Capsicum se producen desde el nivel del mar hasta los 2000 msnm de las
quebradas y/o valles Interandinos, las condiciones óptimas se encuentran por
debajo de los 1000 msnm. Las zonas de producción mas comunes a lo largo de la
costa peruana: Piura, Motupe, Olmos, Chao, Virú, Chimbote, Huarmey, Barranca,
Supe, Huacho, Huaral, Huaura, Sayan, Cañete, Chincha, Ica, Nazca, Arequipa,
Moquegua y Tacna.
Los rendimientos promedios oscilan entre 4.0 a 5.0 t/ha a nivel nacional usando
semilla certificada, en algunas zonas como Villacurí (Ica) y Arequipa se estaría
obteniendo alrededor de 7.0 - 9.0 t/ha.

b. Época de siembra, fertilización, cosecha, etc.


Época de siembra
La época de siembra debe hacerse tal que la fase de floración y fructificación
debe coincidir en los meses de temperaturas superiores a 18 ºC. En climas con
temperaturas menores de 18 °C, se tiene problemas en la floración y formación
frutos por la presencia de enfermedades como ‘Botritys’, y pudrición de fruto en
el momento de la maduración y manejo de post cosecha.

Fertilización
Abonamiento y fertilización
Si a la preparación del terreno no se incorporó materia orgánica, debe
incorporarse entre las plantas mezclados con los fertilizantes la cantidad de 5
t/ha. La cantidad de fertilizantes químico depende del análisis del suelo,
recomendándose aplicar el primer abonamiento con el fertilizante compuesto de
N-P-K-Ca-Mg a la dosis de 120-150-100 100-100 kg/ha.

Fertilización

Primera: A los 15 días del trasplante o del prendimiento


Segunda: A los 30 días de la segunda fertilización
Tercera: A los 45 días en formación de ramas o inicio de floración
Cuarta: A los 60 días en desarrollo de fruto
5. ASPECTOS AGRONÓMICOS
Preparación del terreno

a) Generalidades
El objetivo de este proceso es la adecuación de las características físicas
del suelo para el establecimiento y desarrollo del plantín. La secuencia de
actividades para llevar a cabo la preparación del terreno depende de las
características del suelo (físico-químicas), y del cultivo previamente
instalado.

a.1 Nivelación: Se utilizará la maquinaria necesaria para realizar la


nivelación del terreno hasta lograr en lo posible una pendiente de 5 por
mil, de esta manera se evitará los encharcamientos y proliferación de
hongos del suelo.

a.2 Riego de machaco: Un suelo seco, relativamente seco (con menos


del 70 % de humedad aprovechable) o salino debe recibir un riego (que
se le conoce como riego de machaco) entre 20 y 30 horas (variable y esta
en función de las condiciones del suelo y la cantidad de agua disponible)
con la finalidad de acondicionar el suelo para las actividades posteriores
de la preparación del terreno y por otro lado realiza un lavado de suelo,
sin embargo si el suelo esta relativamente húmedo y además el suelo es
suelto puede procederse a la siguiente actividad de la preparación del
terreno.

a.3 Aradura: Esta operación debe realizarse a una profundidad mínima


de 30 centímetros que es la profundidad de desarrollo de un sistema
radicular del pimiento transplantado.
Es importante tener en cuenta las condiciones particulares del terreno
para elegir el tipo de arado a usar (vertedera o de discos). Si el terreno
tiene mucha predominancia de malezas gramíneas perennes (Grama
dulce, pasto elefante, grama china, etc. y/o coquito, es recomendable
usar un arado de vertedera.

a.4 Gradeo
El terreno debe quedar completamente mullido por lo tanto debe
realizarse 1 o 2 pasadas de grada para asegurarse de cumplir con este
objetivo.

a.5 Surcado
El rayado se realiza con cajones entre 12 y 14 pulgadas a 1.1 m de
distancia entre surco. La longitud pede establecerse como máximo entre
50 y 60 metros para evitar problemas de pudrición radicular.
Sistemas de siembra y/o instalación del cultivo

1. Transplante
El objetivo del transplante es la colocación de plántulas en el terreno
definitivo bajo las condiciones adecuadas para su establecimiento. A
continuación describiremos las actividades necesarias para lograr el
objetivo del transplante.
Cuando las plántulas tienen entre 10 – 14cm y/o 4 – 6 hojas verdaderas
las plántulas están listas para el transplante.

2. Tratamiento de plántulas
Antes del transplante se colocaran las bandejas en una solución que
contengan los productos mencionados en el siguiente cuadro por un
lapso de tiempo de 10 minutos

Problema Producto Dosis por cilindro


Prodiplosis/Mosca blanca Confidor 150ml
Chupadera Benomil 200g
Complemento nutricional Razormin 1L

Es conveniente que la desinfección se realice en la tarde anterior a la


siembra de manera que después del tratamiento se deje secar hasta el
día siguiente para que al extraer los plantines no se deshaga el cono.
Luego de extraídas las bandejas de la solución se realizara una aspersión
foliar de los plantines con una solución que contenga los siguientes
productos (si es que la población de nematodos es baja).

3. Realización de hoyos
Previo al transplante se deben hacer los hoyos con una estaca con una
marca transversal de una longitud de 25 cm (marque la posición del
nuevo hoyo). La profundidad del hoyo no debe ser inferior a 6 cm. Los
hoyos deben hacerse sobre la línea de agua, no debe haber contacto
directo entre la planta y el agua.

4. Extracción y colocación de plantas


Las bandejas deben venir desmoldadas. La extracción de plantas de la
bandeja debe hacerse con mucho cuidado con un clavo sin punta lo
suficientemente grueso que pueda ingresar por los huecos de la parte
posterior de las bandeja sin maltratarlas. El objetivo es extraer todas las
plantas sin deteriorar el cono ni la bandeja. Las plantas son colocadas al

lado del hoyo de siembra para que la persona que realice el trasplante
propiamente dicho los coloque inmediatamente en el hoyo colocándole un
poco de tierra y presionando fuertemente para no dejar bolsas de aire en
el hoyo y la planta pueda establecerse. Deben de enterrar 0.5cm del
plantín.
Riego

1. El riego y la planta
El suelo debe satisfacer una lámina de agua total por campaña entre
11,000 y 14,500 m3 para el ciclo del cultivo desde el trasplante hasta el

último corte comercial. En general, las plantas absorben el agua por las
raíces junto con los nutrimentos minerales disueltos que ella contiene;
utilizan el agua en la fabricación de carbohidratos durante la fotosíntesis
y para el transporte interno de los nutrimentos, las fitohormonas y los
productos de la fotosíntesis, que son usados en la formación de nuevos
tejidos y en el llenado de los frutos.
Cuando la planta se acerca a su marchitez, hay una reducción o cese
de su crecimiento y desarrollo, con resultados potencialmente negativos
para la producción de flores, y por ende, de frutos. Aunque los
Capsicum pueden tolerar el estrés hídrico, si éste dura mucho tiempo,
puede resultar en daños irreversibles, tales como la caída de las hojas,
flores y, por último, de los frutos (TATTERSALL, 2007).

2. Riego en Capsicum
El riego es imprescindible en el cultivo de Capsicum, ya que esta
especie se caracteriza por poseer un ciclo vegetativo muy largo y un
gran desarrollo aéreo en comparación con el pobre y superficial sistema
radical.
La carencia de agua, debido a la gran sensibilidad de especie, se
manifiesta con pérdidas cuantitativas y cualitativas de cosecha.
Las pérdidas en rendimientos por falta de agua esta dada por la caída
de flores, frutos pequeños y la presencia de frutos con podredumbres
apicales.
Ya se ha mencionado que las plantas de Capsicum son muy sensibles
a los excesos de agua en el suelo, concepto que hay que tener
presente al organizar el riego de esta especie.
Los riegos deben ser por los surcos, entre las hileras. Al efectuar el
trasplante el surco está ubicado junto a las hileras de plantas. A
medida que éstas crecen, el surco se va alejando hacia la entrelinea, lo
que se hace al efectuar las labores de control de malezas.
En general, como esta especie se cultiva en suelos livianos y con buen
drenaje, la frecuencia de riego es de 4 a 8 días.
El primer riego se da inmediatamente después de la plantación, siendo
recomendable dar otro a los 5-6 días para evitar el desecamiento de las
plantas antes de que puedan establecer el crecimiento radical en el
nuevo terreno. A los 20-30 días se da un tercer riego. A partir de este
momento, dependiendo de las condiciones climatológicas y del
desarrollo de las plantas con una frecuencia que va normalmente de 7-
10 días.

Cabe destacar que los mayores requerimientos de agua se producen


durante la floración y cuajado de los frutos. Sin embargo un exceso de
humedad en el suelo puede provocar la caída de las flores.
3. Programación del riego
Normalmente el 100 % de absorción de agua tiene lugar en la primera
capa de suelo, de 0.5 a 1.0 m de profundidad. Para obtener niveles
óptimos de rendimiento, el agotamiento de agua del suelo, no debe
exceder del 30 al 40 % del agua total disponible. La frecuencia de riego
dependerá del clima de la zona, del tipo de suelo, de la edad de la
planta y del sistema de riego utilizado. El riego puntual es esencial
hasta la primera cosecha, a partir de entonces se pueden obviar
algunas aplicaciones.

Manejo de malezas

Se definen como plantas ecológicamente adaptadas a crecer en las


condiciones en que se siembran los cultivos y que no son objeto directo
de las actividades agrícolas, compiten con los cultivos por agua, luz y
nutrientes, son alelopáticas y crecen espontáneamente en los terrenos
agrícolas.
Existen tres momentos críticos o de competencia para controlar las
malezas, estos son:
• En la etapa de desarrollo vegetativo del cultivo.
• Previo a la floración, ésta es más importante, porque el cultivo
demanda mayor cantidad de nutrientes
• Después del desarrollo de frutos, debido a que puede provocar
pérdidas de frutos por una mayor incidencia de enfermedades.

Requerimientos Nutricionales

Para la fertilización hay que tener en cuenta que el elemento que más absorbe la
planta es potasio, seguido del nitrógeno, luego el fósforo y el magnesio. No
obstante, lo recomendable es hacer un análisis de suelo previo a la plantación, para
evitar déficit y/o excesos en las aplicaciones de fertilizantes. Por ejemplo, una
aplicación alta de potasio cuando el contenido del suelo es adecuado, puede reducir
el grosor de las paredes del fruto, sin aumentar el rendimiento (TATTERSALL,
2007).

FIGURA Nº 2. Fertilización en Capsicum.


Fuentes de fertilizantes:

Nitrógeno
Úrea o carbodiamida, recomendable en suelos que tienen un pH
entre 6.5 a 7.5; Nitrato de Amonio y Sulfato de Amonio,
recomendable en suelos salinos; Nitrato potásico, para cualquier
suelo en general; Nitrato de calcio y Cianamida cálcica.

Fósforo
Súper Fosfato Triple (normal y concentrado), Fosfato de Amonio,
Escorias de deforestación, Fosfatos naturales molidos, Fosfatos
térmicos, Fosfato bicálcico u precipitado, Fosfato monoamónico.

Potasio
Cloruro de potasio, sulfato de potasio.

Generalidades en la fertilización de Capsicum


La fertilización debe realizarse según los resultados del análisis de
suelos, los cuales deben hacerse cada dos años y en un laboratorio
confiable, para confiar en la recomendación del tipo y dosis de
fertilizantes a aplicar y la corrección de acidez si es necesario.

Sin embargo es importante tener en cuenta los siguientes


parámetros y guías:
• En suelos demasiados livianos es importante la aplicación de
materia orgánica.
• El ají dulce es exigente en fósforo y nitrógeno, sin embargo un
exceso de nitrógeno trae como consecuencia un desarrollo
vegetativo acelerado y excesivo, resultando en la ruptura de
ramas.
• Es importante analizar el contenido de calcio en el suelo, pues
la deficiencia de este elemento resulta en la pudrición apical
del fruto.
• Deficiencias de boro pueden llevar al mismo resultado por
intervenir éste en el mecanismo de absorción del calcio.
• En suelos con pH mayor que 7.0, pueden presentarse
deficiencias de elementos menores, tales como boro,
ocasionando una reducción del crecimiento, deformación de
frutos y hojas, brotes en rosetas.
• La aplicación de fósforo y potasio puede hacerse completa en
el momento del transplante. Es importante dividir el nitrógeno
en dos aplicaciones: en el momento del transplante y en el
momento de formación del fruto.
• La extracción de nutrientes del suelo de una hectárea de
Capsicum con un rendimiento de 20 t/ha es: Nitrógeno (N) 160
kg, Fósforo (P) 30 kg, Potasio (K) 160 kg.
• El fertilizante debe aplicarse en banda a 0.3 m de las hileras y
0.05 m de profundidad. La materia orgánica y la cal deben
incorporarse antes del trasplante.
• Es importante la aplicación de cal en suelos muy ácidos, de
preferencia cal dolomítica si el nivel de magnesio es bajo.

Las fases del cultivo y sus requerimientos nutricionales

Una correcta fertilización de los cultivos se basa, generalmente, en


el conocimiento de las fases que vive la planta durante su ciclo; y
con esta información planificar la fertilización al suelo y a la parte
foliar del cultivo (hojas).
Fases del cultivo: El ciclo de la planta se puede dividir en dos fases
principales: La Fase vegetativa, que comprende nacimiento, infancia
y juventud del cultivo y La Fase reproductiva que comprende la
madurez y senescencia (muerte).

Requerimientos nutricionales

a) En la fase vegetativa
Latencia
Es el estado de dormancia o reposo de la semilla botánica, donde
no existe consumo ni transporte interno de agua y de nutrientes,
solo un grado de deshidratación de los tejidos. Los nutrientes se
encuentran en forma de reservas.

Activación
Es la etapa siguiente, es el inicio del consumo de los nutrientes
internos. Se autoabastece, el Fosfato interno es clave.

Brotación/Germinación
Inicio de la absorción de agua y nutrientes por las raíces. Consumo
bajo de nutrientes del suelo y fertilizante, el Fosfato es el más
importante por el aporte de energía. En este momento la
Fertilización es Clave para ayudar a establecer rápidamente las
hojas (fotosíntesis) y raíces (para la absorción de agua y nutrientes).
El aporte balanceado de macro y micronutrientes es clave.

Desarrollo
Gran división celular, se forma los órganos interiormente (no se
ven). Poco consumo de nutrientes y agua. Cambios visuales
mínimos de la planta, pero internos importantes no debe faltar agua,
nutrientes, ni debe haber estrés alguno.

Crecimiento
Crecimiento de todas las células formadas anteriormente.
Crecimiento de la planta. Aumento notable en el consumo de agua y
nutrientes, nitrógeno y calcio principalmente. Extracción general
alta. La planta utiliza muy pocas reservas propias de nutrientes. Las
raíces se encuentran en máxima producción (la vía física, donde la
clave para un buen desarrollo radicular estará en las labores
culturales: preparación del suelo, drenaje apropiado, evitar
compactación, etc. y la vía química, donde depende de la fertilidad
del suelo, lavado de sales, aportes de materia orgánica, riegos
adecuados), la presencia de abundantes pelos radiculares (color
blanco) es una señal de buenas condiciones para la absorción de
agua y nutrientes; estas debemos cuidarlas y mantener su
proliferación porque sólo funcionan durante 20-25 días.

b) En la fase reproductiva

Botones: Alto consumo de N y K.

Floración: Movimiento interno hormonal, nutrientes, azúcares y


agua se mueven hacia las flores. Se reorganiza el envío de
nutrientes (nada a las hojas). Potencial radicular al máximo de
absorción de agua y nutrientes. Demanda alta de Potasio (rol de
transporte de carbohidratos = 90% de la cosecha).

Cuajado/LLenado de fruto: Demanda máxima de nutrientes,


especialmente potasio y calcio (inicio de llenado solo), y
movilización interna de nutrientes y azúcares, absorción externa
de agua y nutrientes. Fase crítica por lo que no debe haber
exceso o déficit de agua. Aplicación de P vía foliar.

Pinta/Envero/Coloración: Reducción al máximo del nitrógeno,


el potasio es clave para el transporte de carbohidratos al fruto.

Análisis Foliar

1. Status nutricionales

El análisis foliar es una herramienta que puede ser utilizada para


determinar los requerimientos del cultivo. El análisis de planta indica el
abastecimiento de nutriente como es determinado por la planta. El
contenido nutricional de las muestras puede ser comparado con rangos
nutricionales críticos para determinar si la planta ha recibido un
adecuado abastecimiento de nutrientes.
El análisis de planta puede ser utilizado para comparar zonas "buenas”
y “malas” dentro de un determinado campo (RAMÍREZ, 2000).
A continuación se presenta rangos de niveles adecuados como guía en
el análisis foliar para el cultivo de pimiento, los macronutrientes están
expresados en porcentajes (%):

Nitrógeno Fósforo Potasio Calcio Magnesio Azufre

3.0 – 6.0 0.4 – 0.8 4.0 – 6.5 0.75 – 2.50 0.5 – 1.0 0.3 – 0.6

Fuente: RAMÍREZ (2000).


Y en el caso de los micronutrientes en ppm:
Zinc Manganeso Cobre Boro Hierro

30 – 60 60 - 200 15 - 50 30 - 75 100 - 250

Fuente: RAMÍREZ (2000).

Como un guía para la toma de muestra foliar en pimiento se debe


considerar:
• Estado de crecimiento : A mitad del ciclo del cultivo
• Parte de la planta : Hojas recientemente maduras
• Número de plantas : 40 – 50

Se debe considerar que la mayor absorción de nutrientes ocurre en las


primeras 8 a 14 semanas de crecimiento y nuevamente después de la
primera cosecha. Por ello, altos niveles de nitrógeno son requeridos
durante el estado inicial de crecimiento de la planta, con aplicaciones
suplementarias después del estado inicial de fructificación. La misma
tendencia ocurre con el potasio, es por ello que el fraccionamiento del
mismo es adecuado para lograr un abastecimiento constante de estos
nutrientes (RAMÍREZ, 2000).

Para un rendimiento de 421,875 frutos ha-1, las plantas de ají


requirieron de 51, 5, 84, 65, 8, 5, kg ha -1 de N, P, K, Ca, Mg y S,
respectivamente.

Deficiencias Nutricionales

1. Síntomas de deficiencia
Los síntomas de deficiencia no deberían ser utilizados para determinar
los requerimientos nutricionales debido a que en el momento en que se
visualizan dichos síntomas, en la planta ya se desarrollaron cambios
fisiológicos, bioquímicos y estructurales.
En el caso del cultivo de pimiento se ha determinado algunos síntomas
de deficiencia, como son:

a. Nitrógeno:
La planta presenta una coloración pálida, los síntomas aparecen en las
hojas básales y se mueven desde arriba desde estas. Es muy difícil
encontrar esta sintomatología en explotaciones comerciales En
almácigos es posible encontrarla, especialmente en épocas de verano
como consecuencia de un excesivo riego para el control de temperatura
(TRADECORP, 2000). Las plantas presentan un crecimiento reducido y
bajo contenido de clorofila (RAMÍREZ, 2000).

b. Fósforo:
Presentan manchas intervenales irregulares en las hojas bajas, de color
marrón tabaco, fundamentalmente por el envés. La carencia se mueve
de las hojas inferiores a los superiores, tal como en el caso del
nitrógeno. Puede también aparecer en invierno, como consecuencia de
las bajas temperaturas, o como consecuencia excesiva de la aplicación
excesiva de sulfato de potasio (TRADECORP, 2000).
Las plantas presentan un crecimiento radicular reducido y pobre
floración (RAMÍREZ, 2000)

c. Potasio:
Los síntomas se presentan generalmente en las hojas inferiores,
manifestando una clorosis de los bordes. Esta se mueve hacia el
interior de la lámina y hacia la parte superior de la planta. Produce
enanismo y gran defoliación de las hojas básales. A nivel foliar se
observa un incremento de la concentración de magnesio. Clorosis y
necrosis de las hojas viejas. Menor calidad de la cosecha (RAMÍREZ,
2000)

d. Calcio:
Presenta decoloraciones blanquecinas en el borde de las hojas jóvenes.
Suele estar acompañada de una quemadura apical de los frutos. Su
incidencia tiene un componente varietal y suele aparecer sobre todo,
por desequilibrios hídricos como inadecuadas frecuencias de riego y/o
problemas de salinidad en el suelo. Esta fisiopatía también se presenta
como consecuencia de una alta relación K/Ca. También niveles

elevados de nitrógeno amoniacal, provenientes del estiércol causan


esta sintomatología (TRADECORP, 2000).

FIGURA N° 3. Deficiencias de Calcio en Capsicum.

e. Magnesio:
La sintomatología aparece en las hojas bajas. Presenta una
decoloración amarillenta internerval, que se mueve desde el centro de
la lámina hacia los bordes y desde las hojas inferiores a las superiores.
Suele estar inducida generalmente por acumulaciones de potasio en el
suelo. Se debe tener mucho cuidado al diagnosticar esta deficiencia,
pues es posible confundirla con una carencia de potasio, lo cual traería
como consecuencia la completa defoliación del cultivo. (TRADECORP,
2000).
f. Zinc:
La carencia de este elemento se inicia en las hojas inferiores y medias.
Presenta una clorosis internerval, similar a la del magnesio en sus
inicios también se nota un retardo en el crecimiento, ya que este
elemento forma parte de los mecanismos de las auxinas
(TRADECORP, 2000).

Manejo de la fertilización

Este cultivo demanda una gran cantidad de fertilizante, por lo que se


recomienda abonar con materia orgánica durante la preparación del
terreno, para posteriormente complementar con una dosis de 200 Kg.
De nitrógeno; 160 Kg. de P2O5: 100 Kg.
De K2O por hectárea. La fertilización debe de hacerse, colocando todo
el fósforo y el potasio con un tercio de la dosis del nitrógeno a la
siembra, para después en dos o tres aplicaciones poner los dos tercios
restantes de nitrógeno. Un análisis de suelo previo es recomendable
para calcular la dosis, el cual puede ser complementado con un análisis
de planta que servirá para monitorear los progresos del cultivo en la
relación a la fertilización y establecer sus necesidades.

Para el cultivo de Capsicum, teniendo en consideración la extracción de


nutrientes, se recomiendan tres opciones de fertilización:

a) 150 – 75 – 100 kg/ha (N – P2 O5 – K2O)


• Fertilizar al trasplante u ocho días después de éste, con 250
kg/ha, de fórmula 15-15-15, más 188 kg/ha de superfosfato
simple y 104 kg/ha de Muriato de potasio.
• Inicio de la floración, aplicar 188 kg/ha de sulfato de amonio.
• A los 90 días, fertilizar con 83 kg/ha de Urea
• Inicio de la cosecha se fertiliza con 188 kg/ha de Sulfato de
Amonio.

b) 150 – 50 – 50 kg/ha (N – P2 O5 – K2O).


• Al transplante u ocho días después, fertilizar con 333.3 kg/ha de
fórmula 15-15–15.
• Inicio de la floración, aplicar 165 kg/ha de Sulfato de Amonio.
• A los 90 días fertilizar con 73.3 kg/ha de Urea.
• Inicio de la cosecha, fertilizar con 165 kg/ha de Sulfato de
amonio.

c) 150 – 0 – 0 kg/ha (N –P2 O5 –K2O).


• Al transplante u ocho días después de éste, aplicar 188 kg/ha de
Sulfato de amonio.
• Inicio de la floración, fertilizar con 83 kg/ha de Urea.
• A los 90 días, aplicar 188 kg/ha de Sulfato de Amonio.
• Inicio de la cosecha, aplicar 83 kg/ha de Urea.
CUADRO Nº 1. Fertilización por gravedad.

PROGRAMA DE FERTILIZACION:

Fertilizante N P2O5 K2O MgO S B CaO kg/ha N P2O5 K2O MgO S B CaO
Compomaster Aji
Ancho 10 17 14 5 8 0.3 5 850 85 144.5 119 42.5 68 2.55 42.5

Fertilizante N P2O5 K2O MgO S B CaO kg/ha N P2O5 K2O MgO S B CaO
Compomaster Aji
Ancho 15 1 18 3 9 0 4 800 120 8 144 24 72 0 32.00

Fertilizante N P2O5 K2O MgO S B CaO kg/ha N P2O5 K2O MgO S B CaO
Compomaster Aji
Ancho 12 1 19 0 15 0 4 550 66 5.5 104.5 0 82.5 0 22.00
TOTAL 271 158 367.5 66.5 222.5 2.55 96.5

Primer Abonamiento (A los 10 dias del transplante):


Producto Compomaster Aji Ancho 10-17-14-5MgO-8S- 5CaO+0.3B
Dosis 850 kg/ha

Segundo Abonamiento (A los 25-30 días del transplante):


Producto Compomaster Ají Ancho 15-1-18-3MgO-9S-4CaO
Dosis 800 kg/ha

Tercer Abonamiento (A los 50-60 días del transplante):


Producto Compomaster Ají Ancho 12-1-19-15S-4CaO
Dosis 550 kg/ha

Aplicación de Biocat 15 (ácidos humicos) al suelo:

Dosis: 25 litros/ha

Forma: Aplicar 15 litros en la primera aplicación y a los 15 días los 10


litros restante, esto se puede aplicar en forma de “drench” dirigido cerca
de la planta o alrededor de la misma.

En relación al programa foliar adjunto a continuación el detalle del


mismo:

Antes del transplante:


Remojar las plántulas antes de su transplante, sumergiendo las
bandejas en esta solución.
Razormin 0,5 lt/cilindro
10-12 días del transplante:
Razormin 250 cc/cilindro (si va a aplicarse junto con el Biocat en
drench la dosis es de 1 lt/ha)
Microcat Zn-Mn 500 cc/cilindro
Atlante 500 cc/cilindro

20-25 días después del transplante:


Razormin 250 mL/cilindro
Microcat Zn-Mn 500 mL/cilindro
Microcat Mg 500 mL/cilindro
Atlante 1 L/cilindro

Pre-floración:
Florone 250 mL/cilindro
Kelik CaB 500 mL/cilindro
Microcat Zn-Mn 500 mL/cilindro

Cuajado
Atlante 1 L/cilindro
Kelik CaB 500 mL/cilindro
Microcat Zn-Mn 500 mL/cilindro
Microcat Mg 500 mL/cilindro

Crecimiento y desarrollo de fruto


Atlante 1 L/cilindro
Kelik CaB 500 mL/cilindro
Kelik K 500 mL/cilindro

Las aplicaciones de cuajado y de crecimiento y desarrollo de fruto se


pueden alternar luego de la paña realizada.
6. RECOMENDACIONES

1. Si bien es cierto los mejores suelos son los arenosos y franco


arenosos, se puede indicar que el cultivo se adapta muy bien a
varios tipos de suelos. Sin embargo, en suelos sin problemas de
sales, las plantas muestran problemas de stress hídrico.

2. Se concluye que solo el uso de semilla garantizada, o de una


empresa semillerista de garantía nos permite disminuir el riesgo de
virosis.

3. Es necesario contar con buenos plantines de desarrollo vigoroso y


bien protegidos en cuanto a sanidad, con semilla certificada que
garantizaran buenos rendimientos.

4. En los nuevos cultivares con perspectivas de exportación realizar


ensayos sobre distanciamiento de siembra y épocas de siembra
para determinar las óptimas condiciones de cultivo.
7. BIBLIOGRAFIA

1. NUEZ, F. GIL ORTEGA, R. COSTA, J. 1996. El cultivo de pimientos,


chiles y ajíes. Ediciones Mundi-Prensa Madrid-España. 586 p.

2. RAMÍREZ, F. 2000. Manejo nutricional y fertilización balanceada en el


cultivo de páprika. Manejo del cultivo de páprika. Arequipa.

3. TATTERSALL. 2007. Disponible en: <http://www.tattersall.cl>