Anda di halaman 1dari 11

EL JUZU

Bolsitas: retienen las


buenas causas para
que no se
desvanezcan

Bolsitas
Recipientes: allí se
acumulan las
buenas causas

Recipientes
Cuenta materna

Cuenta materna:
produce buenas causas
Cuenta paterna:
destruye los deseos
mundanos
Cuenta
paterna
Otras cuentas

Las cuentas representan


los 108 deseos mundanos
o sufrimientos que
debemos transformar en
iluminación a través de
nuestra práctica
Cruzar el Juzu

Produce fuerza vital.


Además, forma una figura
como el símbolo de
“Infinito”, ( ) que
simboliza la eternidad de la
vida.
Las cuatro cuentas pequeñas
A-B-C-D: 4 Bodhisattvas de la
Tierra
B C
Jogyo (Prácticas Superiores):
•verdadero yo
•líder de los 4 Bodhisattvas
•libera los sufrimientos de vida y muerte
•figua efímera de Nichiren Daishonin
Muhengyo (Prácticas Ilimitadas):
•eternidad de la vida
•percibe la esencia de todos los fenómenos
•sobrepasa ideas y conceptos equivocados
D
Anryugyo (Prácticas Consumadas):
A •felicidad
•brinda una inquebrantable felicidad derivada
de la fe
Jyogyo (Prácticas Puras):
•pureza
•despeja los obstáculos en el camino a la
felicidad
•ilumina nuestra vida
•nos libera de los sufrimientos al liberarnos de
nuestro egoísmo
También se lo puede ver
como la representación de
un cuerpo humano
• El Juzu (se pronuncia Jutsu) constituye el único
implemento en la práctica budista que utilizan sacerdotes
y laicos a la vez.

• La palabra japonesa Juzu significa “un número de


cuentas”.

• También se las llama Nenju o Nen, que significa


“meditar”, “tener en mente”. Es decir que cuando nos
enfrentamos al Gohonzon, el Juzu nos ayuda a tener en
mente los Tres Tesoros (el Buda -Nichiren Daishonin-, la
Ley -Dai Gohonzon- y el Sacerdote -Nikko Shonin-)

• Las palmas juntas representan la unión de realidad y


sabiduría

• Los dedos de las manos representan los 10 estados


Coloque en el dedo mayor de la mano derecha, la parte
de las tres bolsitas; y la de las dos bolsitas en el dedo
mayor de la mano izquierda, con un cruce en el medio

Evite frotar excesivamente las cuentas durante el Gongyo y el daimoku