Anda di halaman 1dari 3

TEXTOS CAPTULO IV

1-
4.2 .

Desde all recorri quince parasangas en dos etapas, hasta Iso, ltima ciudad de la
Cilicia, a orillas del mar, poblada, grande y rica. All permanecieron tres das.
--------------------------------------------------------------------------------------------------2-
.
. All tambin se pasaron a ste los mercenarios griegos al servicio de Abrcomas
cuatrocientos hoplitas y le siguieron contra el rey.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------

3-

.

. Estas Puertas eran dos murallas, y la de este lado, la de Cilicia, estaba ocupada por
Siennesis y una guarnicin de cilicios; la del otro lado, la de Siria, decase estar
guardada por tropas del rey.
---------------------------------------------------------------------------------------------------4-

.

Para este paso haba mandado buscar Ciro las naves con intencin de que
desembarcasen hoplitas a uno y otro lado de las puertas y pasaran venciendo a los
enemigos
-----------------------------------------------------------------------------------------------------5-
.

Ciro reuni a los generales y les dijo: Nos han dejado Jenias y Pasion: mas sepan

que si escapan no es porque yo ignore adonde van ni porque me falten trirremes


para alcanzar la nave que los conduce.

----------------------------------------------------------------6-
.
.
All se encuentra el palacio de Belesis, gobernador de Siria, y un parque muy
grande y bello con toda clase de frutos. Ciro tal el parque y quem el palacio.
7-
.

4.15
.

4. 14 Soldados: si me escuchis, seris preferidos


por Ciro a todos los dems sin necesidad de correr
ningn peligro ni pasar ningn trabajo. Qu os
aconsejo hacer? Ciro est ahora solicitando a los
griegos para que le sigan contra el rey, y yo digo
que es preciso que vosotros pasis el ufrates antes
de que est claro lo que van a responder a Ciro los
dems griegos
__________________________________________________________________________________________
8-

.

y l entonces prometi que dara a cada soldado


cinco minas1 de plata una vez que llegasen a
Babilonia, y el sueldo completo hasta que volviesen
los griegos a Jonia. La mayora del ejrcito griego
qued persuadida
futuro infinitvo

La mina vala cien dracmas y la dracma equivale a una peseta.

Captulo V
1. .

Los soldados de caballera se pusieron a cazar estos


animales. Y los asnos, cuando alguien los persegua,
echaban a correr y se paraban, pues corran mucho
ms que los caballos; despus, cuando los caballos
se acercaban, volvan a hacer lo mismo,



5.6 .

.