Anda di halaman 1dari 27

Programa: “Cuentos para estimular el lenguaje”

“El rincón del cuento”

Autora:

Lic. Natalia Pugliese

“El rincón del cuento” Autora: Lic. Natalia Pugliese RESUMEN El presente trabajo expone un Programa de

RESUMEN

El presente trabajo expone un Programa de Estimulación del Lenguaje en Niños utilizando al Cuento como recurso metodológico para lograr los objetivos planteados. Señalo que la idea del Programa anteriormente mencionado es de mi autoría en su totalidad, léase fundamentación,

planificación, desarrollo, metodología, recolección de resultados, etc. Durante mi rotación por el Centro de Salud y Acción social Nº 6, perteneciente al Área Programática del Hospital Piñero en el año 2005 en calidad de Residente del Hospital Rivadavia, fui invitada a crear un programa de estimulación del lenguaje para niños de 4 años concurrentes del Jardín de Infantes Integral Nº7 D.E. Nº19, sito en Corrales 3490 del Barrio de Villa Soldati (CABA), el cual pertenece al área programática de CeSAC Nº6. Propuse la idea de que la estimulación sea realizada a través de la narración y re-narración de cuentos tuvo la aprobación de la Fonoaudióloga del CeSAC. Entonces, comencé a idear todo el desarrollo del programa.

A continuación describiré el Programa realizado.

INTRODUCCIÓN

La Medicina Preventiva se relaciona con “la salud y la enfermedad”. Con la salud para contribuir a su desarrollo, mejoramiento y protección. Con la enfermedad, para evitar su formación o aparición, su progreso, su difusión y su complicación. La Fonoaudiología Preventiva tiende a la atención integral fonoaudiológica que corresponde a la salud de la audición, sistema estomatognático, voz y lenguaje, en forma multifacético y plurifuncional, a través de la interdisciplinariedad neuropsicológica.

Los programas para reducir el uso abusivo de los servicios de salud, tuvieron eficacia y aumentaron la confianza en la educación para la salud. La prevención de las enfermedades y la promoción de la salud tuvieron un fuerte impulso. Es notorio el incremento de la incidencia de patologías del lenguaje en la población infantil. Estos trastornos se deben, en muchas oportunidades, a la escasa estimulación en el medio familiar. Año tras año aumenta la demanda en los Servicios de Fonoaudiología de los diferentes centros asistenciales, que se ven desbordados y confeccionan listas de espera que, en algunos casos superan el año y medio, con lo que se pierde un tiempo precioso en el abordaje de la problemática del niño.

Atendiendo a la formación profesional dentro del marco de la Atención Primaria de la Salud, se intenta dar respuesta

a dicha problemática y para ello se ha diseñado este programa de Estimulación del Lenguaje con Cuentos para niños de 4 años.

Los cuentos están enfocados para que los niños a través de la re-narración de los mismos ejerciten de forma lúdica rimas, discriminación auditiva, amplíen su vocabulario, establezcan redes semánticas y a la vez desarrollen el lenguaje comprensivo y expresivo, y la imaginación. Se planificaron acciones tendientes a la promoción de la necesidad de estimulación del lenguaje, perteneciente al 1º nivel de atención, a través de la educación para la salud en familiares y docentes. Además, se realizaron actividades correspondientes al 2º nivel de atención como la detección precoz y la intervención oportuna para evitar que las alteraciones del lenguaje diagnosticadas progresen o se compliquen. Se actuó según el Enfoque de Riesgo considerando a una comunidad con serias carencias socio-económicas y ambientales, entendiendo que este es uno de los factores que hacen al grupo más vulnerable a padecer perturbaciones del lenguaje, que son de nuestra incumbencia y responsabilidad.

fUNDAMENTACIÓN

fUNDAMENTACIÓN

¿Qué es el lenguaje?

El lenguaje es una de las funciones del ser humano que presenta una evolución compleja en su adquisición y desarrollo, debido a la interacción de un enorme número de variables, tales como la madurez neuropsicológica, la

afectividad, el desarrollo cognitivo, la correcta maduración de los órganos periféricos del lenguaje o los contextos en los que el niño está inmerso, entre otras. El lenguaje se compone de dos áreas vinculadas entre sí: recepción y expresión, en las cuales se reconocen cuatro subsistemas que se enriquecen mutuamente: el fonológico, el morfosintáctico, el semántico y el pragmático. Además, intervienen los procesos básicos para el aprendizaje como la atención, memoria y motivación. La adquisición del lenguaje por parte del niño es un proceso eminentemente activo y creativo. El niño participa del mismo no solo a través de la estimulación de los sistemas de adaptación del lenguaje adulto, sino también a través de manipulaciones espontáneas de los datos que posee, mediante intentos expresivos a veces correctos y a veces desajustados respecto al uso habitual del idioma, productos de una generalización que demuestra la capacidad del niño para extraer determinadas constantes de los modelos adultos. La función primaria del lenguaje es la comunicación e intercambio social y la verdadera comunicación requiere significado. Es en estos conceptos donde se trata de explicar la importancia del lenguaje social como inicial camino del desarrollo del pensamiento verbal, es donde el niño nutrido de acciones e intercambio social, va desarrollando su pensamiento.

¿Cuáles son las alteraciones del lenguaje?

El lenguaje constituye una habilidad esencial para el desarrollo intelectual y social. Como tal, sentimos la necesidad de encarar el tema ante la preocupación de que muchos niños no hablan, o lo hacen con dificultad o en algunos casos son sólo comprendidos por su mamá o su grupo familiar, o no comprenden las consignas, etc.

¿Por qué estimular el lenguaje?

La importancia de trabajar la estimulación del lenguaje oral se justifica por:

- El doble carácter del lenguaje: como comunicación y como representación mental y estructurador del pensamiento.

- La importancia que en educación infantil tiene la prevención y la detección temprana de problemas.

- El carácter compensador de esta etapa educativa. El input lingüístico es el conjunto de experiencias lingüísticas que

el niño recibe de su entorno social inmediato e implica diferentes estilos y modos de uso del lenguaje. Al respecto, recordaremos a Bernstein y su distinción entre código elaborado y código restringido. Las investigaciones de este autor trataban sobre el lenguaje como mecanismo de transmisión sociocultural. Con sus estudios comparativos entre niños cuyas familias utilizaban un vocabulario restringido, sintaxis simple y dificultades para el manejo verbal y otros cuyos padres poseían un lenguaje más elaborado y rico, explicó el fracaso académico que sistemáticamente padece el alumnado proveniente de los grupos sociales más desfavorecidos. Como la escuela utiliza y exige un lenguaje elaborado, los niños con pocos recursos lingüísticos suelen encontrar una dificultad adicional que les entorpece e incluso, a veces, impide otros logros académicos. Este estudio nos permite acercarnos a la necesidad de la estimulación del lenguaje y las dificultades tanto por la cantidad, variedad y de otro tipo de circunstancias que se presentan en entornos sociales desfavorables pero que cada vez son más comunes en nuestra realidad social.

Otras investigaciones han descubierto que el lenguaje, en su capacidad de organizar la experiencia individual y social, aportar los criterios de espacio y tiempo y permitir una rápida recuperación y transmisión de información, contenidos y afectos, permite unificar diversas funciones básicas tales como la atención, la discriminación, la memoria y otras, en

situaciones de conversación, descripción o relatos orales, tan típicas y naturales al interactuar con niños. El trabajo del lenguaje oral de forma sistemática favorecerá la conciencia lingüística y, con ello, se establecen las bases de un buen aprendizaje de la lectura. Los problemas lectores que pueden aparecer más adelante se deben en muchos casos a un bajo nivel en la madurez lingüística.

Se deben ofrecer oportunidades enriquecedoras que se dan a través del intercambio comunicativo en actividades que el niño realiza a partir del lenguaje, poniéndolo "en situaciones de uso de la lengua". Un afianzamiento de la oralidad, tantas veces olvidada desde lo familiar, (ya no se enseña de abuelos a nietos y de padres a hijos, historias, cantos, coplas, juegos, trabalenguas, pequeños versos etc.) La lengua, que es la materia prima de la escritura, es escasa hasta en lo coloquial, y ello es lo más que notamos en nuestros niños, esta falta parece ser no solo en nuestra comunidad, sino que se presenta como un mal global, nuestros niños miran y escuchan la TV (no hablan con ella), y sus padres luchan para lograr la subsistencia y mantener sus trabajos de mucha carga horaria, o están ocupados en conseguir uno, con una carga horaria similar.

Por todo lo expuesto, podemos concluir que la estimulación del lenguaje oral es el objetivo fundamental en cualquier actividad que se realice en la educación infantil.

¿Qué podemos esperar observar en el desarrollo de un niño de 4 años con respecto al lenguaje?

- Esta etapa se caracteriza por la consolidación de las funciones corticales superiores, pensamiento, memoria, lenguaje, capacidad de relacionarse, aprender y entender el medio que le rodea.

- Los niños ahora prestan atención a cortas historias y responden a preguntas simples sobre ellas.

- Entienden casi todo de lo que se dice en casa y en la escuela.

- Se comunican fácilmente con otros niños y adultos.

- Producen frases que dan detalles, y usan la gramática adulta.

- Cuando explican algo o cuentan una historia, mantienen un tema de manera coherente e hilan las ideas en una

comprensible secuencia cohesiva, consolidando el contenido lógico del habla.

- Pueden tener todavía algunos errores en la pronunciación: sinfones con /r/, sinfón /kl/ seseo, /r/, /l/ en posición

media, /s/ inversa, reducción del diptongo /au/, asimilaciones velares, según los perfiles fonológicos especificados por

Bosh (1983), pero su habla es comprensible y fácil entender.

- Se amplía el vocabulario (que puede llegar a las 1500 palabras), aprendiendo más de una palabra cada día.

- Tiene nociones de tiempo presente, futuro y pasado.

- Tiene nociones de espacio: arriba, abajo, adentro, afuera, atrás, lejos, cerca y al lado del objeto.

- Tiene nociones de color: rojo, amarillo, azul, blanco, negro y secundarios.

- Tiene nociones de tamaño: grande, chico y mediano.

- Tiene nociones de forma: círculo, cuadrado, triángulo y rectángulo.

- Reconoce del esquema corporal: cabeza, manos, pies, panza, cola, cara, pelo, orejas, nariz, piernas y brazos.

- Hace preguntas.

- Puede indicar de antemano sus intenciones u acciones con palabras.

- Aprende canciones infantiles sencillas y versos.

- Los procesos cognoscitivos se profundizan, su capacidad de comprender el mundo que lo rodea, evaluar diferencias,

características comunes, memorizar y reproducir imágenes sencillas.

¿Por qué estimular con cuentos?

Los chicos disfrutan del contacto con los libros de cuentos. De la narración resulta el placer de escuchar historias, el entender el por qué es interesante la lectura (proceso de imitación), el uso de iguales palabras en diferentes contextos (enriquecimiento de la semántica) por lo tanto distintos significados. Estimula, como si fuera un juego, del pensamiento, el vocabulario, la discriminación auditiva, la formación de juicios, el crecimiento de los procesos básico de aprendizaje (atención, memoria, concentración, habituación a la tarea, motivación), hacer comentarios y preguntas sobre el cuento, observar e interpretar imágenes y las funciones superiores (gnosias, praxias y lenguaje) que intervienen en el proceso de aprendizaje de la lectoescritura. Muchas veces se observa que los niños no aprenden el proceso de lectoescritura en tiempo esperado, no siempre están motivados desde sus hogares, y la escuela compite, con medios masivos de índole visual, predominantemente. Tienen dificultades, como juntar palabras (déficit semántico), y les cuesta llevar al papel ideas con cohesión y coherencia interna (fragilidad sintáctica-semántica- comunicativa) Los niños muestran gran interés por el relato de historias, estimulando el desarrollo de un gran potencial en ellos. El cuento infantil tiene un positivo impacto sobre el despliegue de diversas áreas del desarrollo. El cuento corresponde a un tipo de discurso: el discurso narrativo, y que para su normal desarrollo, es necesaria la confluencia de importantes habilidades lingüísticas y cognitivas, a saber:

- Habilidad para organizar eventos entorno a un hilo conductor o tema central. La construcción de este macro

significado trasciende el contenido particular de cada oración y permite construir un relato coherente (Coherencia).

- Habilidad para secuenciar eventos en el tiempo (Manejo de relaciones temporales).

- Habilidad para establecer relaciones de causalidad entre los eventos del relato (Manejo de relaciones de causa-

efecto)

- Habilidades lingüísticas propiamente tales como: sintaxis compleja y variedad léxica, especialmente en relación a los

verbos. Diversos estudios han demostrado que, la estimulación temprana de estas habilidades a través del cuento, es un efectivo predictor de éxito escolar a futuro, desarrollando áreas tan importantes como las habilidades matemáticas, directamente relacionadas con el manejo de relaciones temporales. Del mismo modo, al desarrollar la coherencia, potenciamos directa e indirectamente la capacidad de análisis y síntesis necesaria para extraer la idea central de un texto, lo cual facilita la comprensión del mismo. Por otra parte, el manejo de relaciones de causalidad estimula y desarrolla áreas tan importantes como el pensamiento inferencial, deductivo, etc.

La estructura formal del cuento se compone de tres elementos esenciales:

I.- Presentación: del personaje principal y del problema que desencadena el relato y sin el cual el cuento no existiría. II.- Episodios: a través de los cuales el cuento progresa y se desarrolla. Incluye: objetivos (que persiguen los personajes), acciones (destinadas a lograr los objetivos), obstáculo (que impide el logro del objetivo) y resultado. III.- Final: donde se resuelve el problema planteado en la presentación.

Tomando en cuenta esta estructura formal, podemos hacer un análisis de la manera en que los niños evolucionan en

su habilidad para narrar. Las siguientes son las etapas del desarrollo narrativo esperadas en las distintas edades:

- 2 a 3 años: Etapa de Aglutinación (los niños nombran sucesos o elementos en ausencia de un tema central).

- 3 años: Etapa de Secuencias (los niños nombran o describen eventos en torno a un tema central. Aparece el primer

elemento estructural: la presentación, pero es incompleta, sólo se refiere al "problema"). - 4 años: Etapa de Narración Primitiva (se completa el elemento "presentación", los niños comienzan a referirse al

personaje principal). A los cuatro años: el material les atrae más, piden que les lean cuentos, interpretan escenas y les gusta inventar textos.

- 5 años: Etapa de Narración con Episodios (a la presentación completa, se agrega el episodio, pero incompleto. También se agrega el elemento "final", pero éste es abrupto, es decir, no indica la solución del "problema").

- 6 años: Etapa de Narración Verdadera (se distinguen claramente los tres elementos estructurales completos).

), con alguna

Contienen temas y vocabulario cercanos al niño/a (el cuidado del cuerpo, la alimentación, los animales,

moraleja final, para fomentar valores como la amistad, el respeto a las personas, a los animales y al medio ambiente en general. Todo ello con la finalidad, que les motiven más y se sientan más participativos. De esta forma, estarán jugando y desarrollando activamente todos estos aspectos que son fundamentales en el desarrollo del habla.

Los cuentos fomentan la imaginación del niño, le descubren las cosas más maravillosas, le divierten, le enseñan a

escuchar, a pensar y a hablar. Los diálogos funcionales y naturales que se desencadenan a partir del cuento permiten

la conversación grupal, que es muy importante para el desarrollo del lenguaje. En los diálogos de los niños de 2 y 3

años se observa que cada uno habla para sí, sin prestar atención a lo que dice su compañero, no existen intercambios de ideas. En cambio entre los 4 y 5 años el niño habla mucho sobre sí mismo. El adulto debe estimular a los niños a expresar sus ideas, a escuchar lo que otros dicen, utilizando la conversación en grupo como un medio.

A

través de la conversación se puede lograr:

-

que desarrollen la capacidad de expresar su propio pensamiento.

-

que aclaren sus ideas a través del lenguaje.

-

que aprendan a escuchar a los demás.

-

que mejoren la comprensión y el uso del lenguaje en la relación con los demás.

-

que adquieran seguridad al hablar.

-

que enriquezcan su vocabulario.

-

que valoren el lenguaje como medio de comunicación.

El

primer paso en la conversación es enseñarle al chico a esperar su turno para hablar (que forma parte de todo

proceso de socialización). El tiempo que dura la conversación está limitado por el interés del grupo. Cuando ese

interés decae se puede introducir preguntas o comentarios para estimular la conversación. También es responsabilidad del adulto mejorar el uso del lenguaje: en lo posible deberá instarse a que usen oraciones completas

y digan las palabras correctamente a través de expansiones y extensiones. El responsable debe alentar a los chicos más tímidos, e igualmente poner límites a los que son muy conversadores.

¿Por qué involucrar a los padres y maestros?

Zona de desarrollo próximo, es un concepto (según Vigotsky) para dar cuenta de la relación que guardan entre sí el

desarrollo y el aprendizaje. Para ello, deslinda dos niveles de desarrollo mental:

a) un nivel evolutivo real que es el nivel de desarrollo de las funciones mentales establecido como resultado de un

ciclo evolutivo, es el nivel intelectual que miden las pruebas en dónde los niños deben resolver solos la tarea que enfrentan.

b) un nivel de desarrollo potencial, es lo que los niños pueden hacer con ayuda de otros y para Vigotsky, el mejor

índice del desarrollo mental de los niños. Por ello, define la zona de desarrollo próximo, como la distancia entre el nivel real de desarrollo determinado por la capacidad de resolver independientemente un problema y el nivel de desarrollo potencial, determinado a través de la resolución de un problema bajo la guía de un adulto (como los padres y maestros) o en colaboración con otro compañero más capaz. Es por ello que Vigotsky propone como el mejor aprendizaje, el que va adelante del desarrollo, que el aprendizaje es un fenómeno social y que él despierta procesos evolutivos internos, pero que estos solo operan cuando un niño esta en interacción y en cooperación con personas de su medio. En el desarrollo infantil, la imitación y la instrucción juegan un papel fundamental. Por ello, la única instrucción adecuada es la que marcha adelante del desarrollo y lo conduce.

¿Qué posibilita el trabajo en grupos?

En primer lugar colocar al niño en una especial situación, pues trabajará con otros niños de su edad y con un mismo problema. Como esta forma de trabajo es la común en el ámbito escolar, no se inquietará por las diferencias que pueda apreciar y su dificultad aparecerá soslayada. Esta tranquilidad que se les otorga lo impulsará a trabajar. En segundo lugar, se le provee de una atmósfera recreativa, en donde el juego y el espíritu de competencia afloran. Por medio de la recreación estimulamos la esfera psíquica y predisponemos a un mejor trabajo. En los niños con dificultades semánticas, por ejemplo, la tarea individual no los favorece, ya que el trabajo de jugar con redes semánticas es más enriquecedor y necesita del grupo para llegar a ser divertido. En niños con dificultades sintácticas, el intercambio comunicacional conducido por el grupo, lo lleva a imitar modelos más acabados, que tal vez no obtengan en sus hogares. El espíritu de competencia, a su vez, bien guiado y encauzado por el fonoaudiólogo, permitirá lograr elevadas y eficientes cuotas de trabajo. Asimismo, la competencia para hablar dentro de un grupo no debe ser únicamente un medio para alcanzar objetivos pedagógicos sino que éste debe ser un objetivo en sí mismo. La cantidad de niños por grupo debe responder a la necesidad de que el reeducador atienda a todos y a cada uno de ellos con total solvencia. En niños preescolares la consideración del sexo es innecesaria para la formación del grupo. Además, debemos considerar que si el grupo es demasiado heterogéneo para ciertas actividades es preferible entonces, funcionar con subgrupos, si es que se quiere evitar el peligro de frenar a los niños más adelantados o, lo que es más habitual, de “pasar por encima” a los más desfavorecidos. No se debe dar nada por comprendido o asimilado sólo por el hecho de que los niños parezcan escuchar y estar atentos, es preciso adquirir la costumbre de controlar permanentemente la comprensión de lo que se dice y dar a cada uno la posibilidad de participar, sabiendo que el mejor aprendizaje es el que se construye mediante la acción y la interacción. Por ejemplo, sería conveniente que las actividades surjan de los niños y que las correcciones resulten de un par.

El aprendizaje grupal, no quita abordar con un trabajo individualizado y más personalizado, eficiente, y ajustado a las

características de desarrollo cerebral en aquellos niños que no evolucionen satisfactoriamente.

Sobre la base de estos conceptos teóricos y abonados estos por la experiencia concreta, se elaboró una hipótesis del trabajo, y para la corroboración de ella, se realizó una planificación tentativa de actividades, lo único que no varía es el material de estimulación prefijado de antemano y chequeado con el docente del aula clase a clase.

DESARROLLO DEL PROGRAMA

DESARROLLO DEL PROGRAMA
Propósito: ∑ Estimular el lenguaje favoreciendo el proceso de aprendizaje lecto-escrito. OBJETIVOS GENERALES: ∑

Propósito:

Estimular el lenguaje favoreciendo el proceso de aprendizaje lecto-escrito.

OBJETIVOS GENERALES:

Favorecer le comprensión y expresión del lenguaje a través del relato de cuentos.

Afianzar el vínculo entre el Centro de Salud, la Escuela y la Comunidad.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

Que al finalizar el desarrollo del Programa, el niño sea capaz de Comprender frases y relatos.

Que al finalizar el desarrollo del Programa, el niño sea capaz de Expresar sus ideas y vivencias de manera

coherente y cohesiva.

Que la estimulación iniciada por el equipo de salud continúe en la escuela y el hogar, por reconocer y valorar

al Cuento como herramienta importante para impulsar el desarrollo del lenguaje de los niños.

Poder trabajar mancomunadamente todos los integrantes del CeSAC, Escuela y Familia implicados en este

Programa en pro de los niños.

Metodología:

Coordenadas témporo-espaciales:

El programa se llevó a cabo durante los meses de abril a noviembre de 2005 con modalidad semanal siendo el día destinado a los encuentros los martes. El mismo se implementó en le biblioteca del Jardín Nº7 perteneciente al D.E. Nº19 del Barrio de Villa Soldati (CABA).

Población: se describirá en cada etapa del programa.

Recursos Humanos: 2 Fonoaudiólogas.

Procedimiento: El programa se dividirá en tres etapas:

1º eTAPA: “dIAGNÓSTICO DE LA POBLACIÓN” 2º eTAPA: “eSTIMULACIÓN” 3º eTAPA: “eVALUACIÓN fINAL”

Primera Etapa: “Diagnóstico de la población”

Duración: 5 encuentros semanales de una hora aproximadamente.

Población:

50 niños de las salitas de 4 años Roja y Azul del Jardín Nº7 D.E. Nº19.

Docentes de las salitas Roja y Azul del Jardín Nº7 D.E. Nº19.

Familiares de los niños de las salitas de 4 años Roja y Azul del Jardín Nº7 D.E. Nº19.

Objetivos específicos:

Conocer al grupo.

Detectar a los niños cuyo nivel de lenguaje se halla descendido con respecto a su edad cronológica.

Establecer el grupo de estimulación.

Informar a los docentes y familiares las características del lenguaje de cada niño.

Sugerir la derivación de los niños cuyo compromiso del lenguaje necesita una intervención específica.

Actividades:

Una observación grupal. (1)

Una evaluación del lenguaje individual de cada niño. (2)

Delimitación del grupo que participará del programa de estimulación. (3)

Una reunión con los docentes y directivos del establecimiento escolar. (4)

Una reunión con la familia. (5)

Evaluación parcial.(6)

Desarrollo:

(1) Se observó la comunicación y el desempeño de los niños durante una actividad con la maestra sin nuestra intervención.

(2) Se utilizó el Test Preschool Language Scale-3 (PLS-3; Zimmerman, Steiner, & Pond, 1992). El mismo se aplicó de manera parcial debido al tiempo prolongado que requiere su implementación completa. Los ítems seleccionados fueron los correspondientes a las edades madurativas de lenguaje desde los 3 años 6 meses a los 4 años 11 meses: los ítems 34 al 43 comprensivo y los ítems 32 al 42 expresivo, considerando positivos todos los puntos anteriores. Éste test nos brindó datos cuantitativos con respecto a la edad de lenguaje del niño, además de una información cualitativa en referencia a los subsistemas del lenguaje más comprometidos (sintaxis, vocabulario, secuencia temporal, morfología, pensamiento, y otras). Asimismo sumamos otros aspectos de la comunicación no contemplados en dicha herramienta evaluativa como la atención, inhibición, disfluencia y trastornos fonéticos observados durante el diálogo espontáneo. También se consideró como factor de riesgo que el aspecto expresivo supere a la comprensión verbal.

(3) Se seleccionaron para el grupo de estimulación los niños que no alcanzaron las edades lingüísticas esperadas para su edad. Se observaron los subsistemas del lenguaje más comprometidos a tener en cuenta para la programación de las

actividades.

(4) Se realizó por separado una entrevista con las docentes de cada sala. Se intercambió información obtenida de cada niño durante la observación grupal y la evaluación individual, y se comparó con la impresión diagnóstica de la docente. Además, se sumaron otros datos respecto al desarrollo integral del niño y de su medio familiar. Según los nuevos aportes se re-evaluó la lista de ingresantes. Se explicó a los directivos y docentes el propósito y desarrollo del programa y se les entregó una lista con los niños a quienes estaría destinado el plan de estimulación. Se les explicó que los niños que padezcan patologías del lenguaje de mayor complejidad necesitaban, además, una derivación hacia un tratamiento individual y especializado.

(5) Se presentaron las terapeutas y se intercambió información con respecto a la comunicación del niño. Se indagó sobre cómo se desarrollaba este aspecto en su hogar, cómo se comunicaban en casa, si ellos advertían alguna dificultad, cómo había sido el desarrollo del niño, si habían realizado alguna consulta anteriormente. También se dio respuesta a las dudas que los familiares tenían con respecto al habla del niño. Además se les informó sobre el programa que se realizaría y se demostró la importancia de su participación en las posteriores reuniones que se realizarían con ellos. Al final del encuentro se dialogó individualmente con los padres de los niños que necesitaban otro tipo de intervención.

(6) Se hizo una evaluación según el cumplimiento de los objetivos de esta etapa.

Materiales:

Test Preschool Language Scale-3 (PLS-3; Zimmerman, Steiner, & Pond, 1992).

Listado de los niños con nombre, fecha de nacimiento y número de documento.

Resultados:

A través de la evaluación inicial se pudo observar que el 60% (30 n) de los niños presentaban patología del lenguaje. De este grupo el 59% tenía compromiso en ambos planos lingüísticos (expresivo y comprensivo), el 23% en el plano expresivo y el 18% sólo presentaba alterado el aspecto comprensivo del lenguaje.

Asimismo se pudo registrar que la categoría comprensiva más comprometida fue la de noción de cantidad, seguida por la morfosintaxis y vocabulario.

En cuanto a las categorías expresivas comprometidas se observó un descenso parejo en todas las categorías evaluadas, estas son: morfosintaxis, pensamiento, coordenadas espacio-temporales y cualidad.

Comentarios: Debido al escaso tiempo y recurso humano del que disponía, sólo dos fonoaudiólogas en
Comentarios: Debido al escaso tiempo y recurso humano del que disponía, sólo dos fonoaudiólogas en

Comentarios:

Debido al escaso tiempo y recurso humano del que disponía, sólo dos fonoaudiólogas en un solo encuentro semanal, se debió seleccionar un sub-grupo de niños con mayores necesidades de estimulación, y no se pudo involucrar a todos los niños de la salita. Sin embargo, cabe aclarar que esta estimulación a través del cuento es beneficiosa para todos los niños independientemente de su nivel de lenguaje. Además, estos otros niños que no participaban del encuentro demandaban su concurrencia a los mismos.

Segunda Etapa: “Estimulación”

Duración: 24 encuentros semanales de una hora aproximadamente. Población:

30 niños en los que se diagnosticó en la primera etapa del programa niveles de lenguaje descendidos

con respecto a su edad cronológica.

Familiares de los niños que formaron los grupos de estimulación.

Docentes a cargo de los niños del grupo de estimulación.

Objetivos específicos:

Favorecer la atención y memoria como procesos básicos de aprendizaje.

Estimular el pensamiento deductivo-reflexivo a través de relaciones de causalidad.

Aumentar el vocabulario.

Mejorar el aspecto morfosintáctico de las producciones verbales.

Estimular el manejo de las relaciones temporales y nociones espaciales.

Fomentar el uso de tiempos de habla y escucha.

Fomentar el uso de relatos de cuentos en el hogar para estimular el lenguaje de los niños.

Favorecer espacios de intercambio comunicativo verbal durante la clase.

Actividades:

- 19 encuentros grupales de estimulación de los diferentes subsistemas del lenguaje. (1)

- 4 reuniones con la familia (1 cada 5 martes). (2)

- 1 reunión con los docentes. (3)

- 3 evaluaciones parciales. (4)

(1)

Se dividió el encuentro en 3 momentos:

1º) Un terapeuta narraba cuentos cortos (acordes a niños de 4 años), con tópicos que variaron de acuerdo al aspecto del lenguaje que se deseaba y se necesitaba estimular en cada encuentro. Para la narración se utilizaron títeres o láminas a fin de ayudar a la comprensión y de mantener la atención. 2º) Se re-narraba la historia armándola nuevamente entre todos los participantes y se incitaba a relacionar lo narrado con experiencias personales de cada niño. 3º) Se concluía representando gráficamente la actividad. Otro terapeuta registraba las observaciones que realizaba sobre cada niño en una planilla de “Valoración del

Comportamiento Comunicativo”. Se colocaba por cada niño, en cada ítem solicitado un (+) positivo, (-) negativo, ó (+/-) dudoso según se cumpliera o no con el aspecto investigado. En el último encuentro se exhortó a los niños a seleccionar su propio cuento y que se los narrara a los demás infiriendo la historia a través de las imágenes del mismo.

(2)

(cuentos orales o escritos). Dichas pautas serían transmitidas paulatinamente y en los sucesivos encuentros se

Se dieron pautas de estimulación del lenguaje en el hogar. Se indagó sobre la posibilidad de relatos en casa

valorarían los cambios que se pudieran realizar en la comunicación familiar. Se creó un cuento entre todos los integrantes de las reuniones. Se registraron ciertos datos en una planilla de “Valoración del Compromiso Familiar”. Se

colocaba por cada familiar, en cada ítem solicitado un (+) positivo, (-) negativo, ó (+/-) dudoso según se cumpliera o no con el aspecto investigado.

(3)

clase. Se dieron herramientas para que las docentes puedan detectar precozmente problemas del lenguaje en los niños y sugieran una consulta a sus padres.

(4)

presentismo familiar y se promovieron nuevas formas de convocatoria. Se analizaron los datos volcados en las planillas de registro “Valoración del Comportamiento Comunicativo” y “Valoración del Compromiso Familiar”.

Se dieron pautas para realizar mayores actividades tendientes a crear espacios comunicativos durante la

Se valoró la adecuación de la estrategia utilizada como método de estimulación. Se analizó el grado de

Materiales:

Material teórico seleccionado para brindar pautas de estimulación del lenguaje a la familia.

Material teórico seleccionado para brindar pautas de estimulación a docentes.

Folleto para las docentes.

Folletos para padres.

Material didáctico: 19 cuentos infantiles, cortos, ilustrados y acordes a la edad cronológica de los niños, títeres, 19 afiches, marcadores.

Planilla de registro diario de observación de los niños: “Valoración del Comportamiento Comunicativo”.

Planilla de registro del compromiso de la familia: “Valoración del Compromiso Familiar”.

Comentarios:

- El grupo de niños de estimulación debió sub-dividirse en 4 grupos menores para poder obtener mejores resultados que con un solo grupo muy numeroso de 30 niños, (mejor atención, registro y participación).

- Paulatinamente se debieron hacer ajustes al programa. Por ejemplo, las fonoaudiólogas que llevábamos a cabo la estimulación advertimos que los niños se distraían muchísimo con los títeres y muñecos que utilizábamos para narrar el cuento. Por lo tanto, decidimos excluirlos del plan de estimulación y sólo apoyarnos en los dibujos del cuento para mejorar la atención.

- También fue necesario quitar el paso final de que el niño graficara algo del cuento que se había narrado, ya que éste parecía ser su único interés desde que se iniciaba el encuentro y no se concentraban en el cuento.

- Al iniciar los encuentros nos sentábamos en el piso sobre una alfombra, pero los niños se acostaban, se paraban, se tiraban uno encima de otro. Fue necesario sentarnos alrededor de una mesita redonda (de las mismas que utilizan en el aula) para que se organicen mejor, ya que la actividad corporal era mucho menor de esta manera.

- Fue beneficioso abrir los encuentros con una rutina cantada, porque esto les anticipaba la tarea y los predisponía mejor al relato. Cantábamos: “A contar, a contar, un cuentito quiero escuchar”. En este mismo sentido, fue valioso llamar a los encuentros “El Rincón del Cuento”, ya que los niños lo reconocían como un espacio común y propio, por su similitud con otros espacios (rincón de bloques, rincón de la mamá, etc.)

- Establecer una rutina de encuentros con los niños posibilitó un vínculo continuo y poder de esta manera sortear la inhibición inicial y conocer su desenvolvimiento real y potencial.

- Al principio muchos niños necesitaban facilitaciones proporcionadas por las terapeutas para poder iniciar o

continuar con el relato, pero a lo largo de los encuentros esta necesidad fue cada vez menor.

- Cuando en el último encuentro se les propuso a los niños que cada uno seleccionase el cuento que quisiera de todos los que estaban en la biblioteca del jardín para que lo narrara solito, fue muy gratificante ver cómo lograban hacerlo imaginándose la historia según las imágenes que veían. Esto favoreció su autoestima, los entusiasmó y les produjo placer reflejado en sus caritas el ver que “ellos podían hacerlo”.

- La convocatoria al taller con los padres disminuyó del 50 al 15%. Sin embargo, con los familiares concurrentes se logró buena recepción aunque no se valoró el impacto de los objetivos planteados vinculados a ellos. Se deliberó sobre el inconveniente para la participación familiar a las reuniones a lo que concluyeron que “no participan porque no ven el problema”.

- Al taller con docentes se sumó la directora del jardín. Las maestras participantes recepcionaron de muy buen modo la estrategia transmitida y volcaron inquietudes durante la reunión acerca de la detección de dificultades del lenguaje. Se habló del “placer” observado en los niños durante esta actividad. Las maestras encontraron formas de continuar con el plan de estimulación para nuevos grupos de niños a través de la estrategia del “Rincón de Cuentos”. También con ellas se deliberó sobre el inconveniente para la participación familiar a las reuniones a lo que concluyeron de igual modo que “no participan porque no ven el problema”.

Tercera Etapa: “Evaluación final”

Duración: 6 encuentros semanales de una hora aproximadamente. Población:

30 niños en los que se diagnosticó en la primera etapa del programa niveles de lenguaje descendidos

con respecto a su edad cronológica.

Familiares de los niños que formaron los grupos de estimulación.

Docentes a cargo de los niños del grupo de estimulación.

Objetivos específicos:

Estimar modificaciones en el lenguaje de los niños que participaron en el programa de estimulación.

Analizar la relación entre el grado de compromiso familiar y las posibles modificaciones en el lenguaje

de los niños. Actividades:

Observación grupal.

Re-evaluación individual. (1)

Analizar los datos registrados en las planillas de: “Valoración del Comportamiento Comunicativo” y

“Valoración del Compromiso Familiar”.

1 reunión con los docentes. (2)

1 reunión con la familia. (3)

(1) Se utilizó la misma herramienta que en la primera evaluación, el Test Preschool Language Scale-3 (PLS-3; Zimmerman, Steiner, & Pond, 1992), pero se extendió el rango de ítems seleccionados para evaluar hasta los 5 años 4

meses de edad del lenguaje, considerando el avance en la edad cronológica que se dio durante los meses destinados a la estimulación. (2 y 3) Se realizaron devoluciones del desarrollo del lenguaje alcanzado por el niño mediante la implementación del Programa y se recabó información acerca del grado de concientización obtenido a partir de las pautas recibidas. En la última reunión con los familiares se regalaron cuentos para que les lean a sus hijos.

Materiales:

Test Preschool Language Scale-3 (PLS-3; Zimmerman, Steiner, & Pond, 1992).

Cantidad necesaria de cuentos para regalar a las familias participantes.

Resultados:

Al concluir la etapa de estimulación y reevaluar el lenguaje de los niños se observó que el 63% (19n) de los niños mejoraron el rendimiento lingüístico, mientras que en el 7% no se observaron variaciones en su rendimiento.

Significativamente el 30% no concluyó el programa de estimulación por diversas razones como enfermedad, cambio de escuela y deserción escolar.

De los niños que mejoraron el 52% mostró una evolución más evidente en el plano expresivo del lenguaje, el 32% en el plano comprensivo y el 16% en ambos planos lingüísticos.

De los niños con cuadro mixto (21n) el 100% mejoró su rendimiento lingüístico.

Entre los niños con desfasaje en la comprensión el 33% mejoró su rendimiento, mientras que el 67% no lo hizo; y de los niños con alteraciones en el plano expresivo un 100% obtuvo beneficios con la estimulación recibida.

Al analizar cualitativa y cuantitativamente las categorías comprensivas se observa mejorías en todos los aspectos evaluados, en especial en el pensamiento y vocabulario. Dentro de las categorías expresivas, los niños obtuvieron adelantos en todos los aspectos analizados.

Conclusiones Luego del desarrollo del Programa de Estimulación del Lenguaje a través del Cuento, se
Conclusiones Luego del desarrollo del Programa de Estimulación del Lenguaje a través del Cuento, se

Conclusiones

Luego del desarrollo del Programa de Estimulación del Lenguaje a través del Cuento, se puede concluir que:

• El cuento es un estimulador multisistémico.

• El 63% de la población mejoró su rendimiento lingüístico.

• Con esta estrategia la comunicación fue estimulada con mayor énfasis en el plano expresivo.

• Se estimularon las categorías correspondientes al contenido y la estructura lingüística en igual proporción.

• No se observó evolución respecto a las dificultades fonéticas-fonológicas.

• Se advierte que es muy difícil integrar a la familia en un plan de estimulación.

Muchos de los niños que participaron del programa, pasaron positivamente el Screening Escolar

Fonoaudiológico que se les realizó al año siguiente.

Estimular el lenguaje mediante la narración y re-narración de cuentos es una excelente estrategia para impulsar el desarrollo del lenguaje comprensivo y expresivo de los niños. Queda demostrado con los excelentes resultados obtenidos que la labor preventiva es el pilar fundamental de la medicina.

Esta herramienta de programa fue muy bien aceptada tanto por los niños, como padres, maestros y directivos escolares.

Asimismo, se deberían hallar mayores estrategias para convocar a la participación familiar en la escuela y concientizarlos para que colaboren en el avance de sus propios hijos.

ANEXOS

LA CONVERSACIÓN EN LA SALA [Folleto para docentes] Pautas de estimulación del lenguaje El lenguaje

LA CONVERSACIÓN EN LA SALA

[Folleto para docentes]

Pautas de estimulación del lenguaje

El lenguaje tiene una presencia constante a lo largo del día, a veces constituye el objeto mismo de la actividad. Se utiliza para regular, dirigir, comentar, jugar, etc.

¿Cómo estimular el lenguaje?

comentar, jugar, etc . ¿Cómo estimular el lenguaje? ∑ Creando situaciones grupales de conversación sobre las

Creando situaciones grupales de conversación sobre las experiencias propias de los niños.

Permitiendo que estas conversaciones se caractericen por su espontaneidad y flexibilidad.

Sería beneficioso colocar más cerca a los niños más inhibidos y con atención dispersa.

Los ayuda más si nos tomamos el tiempo para escucharlos, evitando hablar demasiado y preguntar

constantemente.

Es más enriquecedor partir de las propias expresiones espontáneas de los niños recogiendo, luego, parte del

enunciado infantil ampliándolo o cambiándolo de alguna manera para ofrecerles modelos de lenguaje rico y correcto.

Se benefician más cuando los temas de conversación son diversos, cuando se respetan los turnos de habla y

cuando se produce un intercambio comunicativo no solo con las docentes sino también con los otros niños.

“La mayor ayuda es proporcionarles numerosas situaciones de diálogo

e insistiendo que la familia haga lo mismo en casa”

Recordemos que

Los niños con dificultades en el lenguaje si no presentan alteraciones importantes en la conducta social, son niños que pasan fácilmente desapercibidos, pudiendo dejar pasar meses y años de especial importancia para su evolución si no nos preocupamos de estos niños tranquilos, tímidos, que no llaman la atención.

niños tranquilos, tímidos, que no llaman la atención. Programa de Estimulación del lenguaje [Folleto para padres]

Programa de Estimulación del lenguaje

[Folleto para padres]

Centro de Salud Nº 6

¿Sabés como podés ayudarme a hablar mejor?

P

Hacete un tiempito para conversar conmigo y dejame participar en otras

P

conversaciones. Necesito que prestes atención a lo que digo.

P

Hablame lentamente sin apurarte.

P

Enseñame nuevas palabras mientras ponemos la mesa, hacemos los mandados, tendemos o

P

doblamos la ropa, miramos la tele o en un paseíto.

P

Ayudame a crecer enseñándome a comer, vestirme y bañarme solito/a.

P

Jugá conmigo a la casita, al vendedor, a la maestra, al taller mecánico, a la estación de

P

servicio, a la carrera de autitos o a la pelota.

P

Me gusta mucho que me cuentes cuentitos cortos.

P

Cuando miro la tele, hablemos de lo que vemos, fijate si estoy entendiendo.

P

Haceme preguntas pero dame tiempo para responder, no te apures no respondas por mí.

P

En lugar de corregirme si digo mal una palabra, repetímela vos de manera correcta, y

P

además podés agregar más información. Ejemplo:

Niño: “La tasa es blanca” Nosotros: “Si, la casa es blanca y grande

P

Felicitame y alentame en las pequeñas cosas que puedo hacer (por ejemplo: un dibujo, una

P

nueva palabra, u otras) eso me va a dar ganas de hacer las cosas cada vez mejor.

Lo que no me ayuda es…

de hacer las cosas cada vez mejor. Lo que no me ayuda es… P … que

P

… que te enojes cuando algo me sale mal.

P

… que me digas todo el tiempo que pronuncio mal las palabras.

P

… exigirme que hable bien, poniéndome nervioso o avergonzándome en público.

P

… compararme con la manera de hablar de otros chicos.

P … compararme con la manera de hablar de otros chicos. Planilla: “Valoración del Comportamiento Comunicativo”

Planilla: “Valoración del Comportamiento Comunicativo”

Planilla: “Valoración del Compromiso Familiar” .

Planilla: “Valoración del Compromiso Familiar”.

Planilla: “Valoración del Compromiso Familiar” .

Bibliografía:

Módulos de la cátedra “Fonoaudiología Preventiva”. Carrera de Fonoaudiología, Facultad de Medicina, UBA.

“Trastornos específicos del desarrollo del lenguaje: de la evaluación a la acción terapéutica. Las estrategias de

intervención”. Lic. Fga. Susana Bampa. Revista Fonoaudiológica. Tomo 48 – Nº 1 – Pág. 68

“Había una vez…” I y II. Lic. Mónica De Aretio. Hospital de Clínicas Gral. José de San Martín. Servicio de

Psicopatología infanto juvenil.

infanto juvenil. ∑ www.psicopedagogia.com ∑ www.cnice.mecd.es ∑ www.tupediatra.com ∑

www.cadenagramonte.cubaweb.cu

www.logopeda.iespana.es

www.grupoalianzaempresarial.com/

www.medformation.com