Anda di halaman 1dari 4

Estudio de Marcos 5,1-20

apologistafh@conociendolaverdad.org

En este pasaje Jesús muestra el poder que tiene sobre Satanás, más específicamente sobre los
demonios. Pero vayamos analizando versículo por versículo:

(BJ76) Mar 5:1 Y llegaron al otro lado del mar, a la región de los gerasenos.

(RV60) Mar 5:1 Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos.

Para entender un poco más el lugar donde se desarrollaron los hechos mostraré el mapa de Palestina en
el Nuevo Testamento. Jesús estaba en la ciudad de Galilea, Cafarnaum, luego cruzaron el “lago de
Genesaret” o más conocido como “mar de Galilea” para llegar a la región de los gerasenos.

La Biblia Reina Valera nos da el nombre de “gadarenos”, del pueblo de Gadara, a unos 10 km del lago.
La versión de la Biblia de Jerusalén nos dice “gerasenos”, del pueblo de Gerasa, a unos 48 km del lago.

¿Cuál fue realmente el sitio de los hechos? Topamos con otro problema, los paralelos o sinópticos.
Resulta que en Mateo se lee:

(BJ76) Mat 8:28 Al llegar a la otra orilla, a la región de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos
endemoniados que salían de los sepulcros, y tan furiosos que nadie era capaz de pasar por aquel
camino.

(RV60) Mat 8:28 Al llegar a la otra orilla, a la región de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos
endemoniados que salían de los sepulcros, y tan furiosos que nadie era capaz de pasar por aquel
camino.

Es igual en ambas versiones, pero ahora viendo el evangelio de Lucas dice así:

1
(BJ76) Luk 8:26 Arribaron a la región de los gerasenos, que está frente a Galilea.

(RV60) Luk 8:26 Y arribaron a la tierra de los gadarenos, que está en la ribera opuesta a Galilea.

Aquí vuelven a diferir. Otras Biblias como la Vulgata Latina dice: Mar 5:1 “et venerunt trans fretum
maris in regionem Gerasenorum”. Pero hay que recordar que la Biblia no es un libro ni científico, ni
menos de geografía, sino de espiritualidad, para enriquecimiento de nuestra alma; por lo que
trataremos de conciliar los lugares diciendo que tanto una región como la otra queda a demasiada
distancia del mar para que hayan sido el lugar de los acontecimientos, sin embargo existe otro lugar a
la orilla del mar llamado Gergesa y lo podemos ver en los siguientes mapas:

Entonces, Jesús partiría de Cafarnaum para atravesar el lago hasta Gergesa, en donde sucedieron los
hechos. Los autores modernos sitúan la escena en la región que incluye el villorrio en ruinas de la

2
actual Gergesa, llamada Kursi. Hay incluso en él “una especie de promontorio, que se adelanta
prácticamente hacia el mar,” y en cuya parte superior hay grutas naturales que pudieran haber servido
de “tumbas.” (F. Truyols, Vida dejesucnsto (1954) p.316).

Kursi en la actualidad en donde se puede observar el mar de Galilea. Promontorio en donde se supone se tiraron los marranos.

Mar de Galilea (Kursi). Cerdos salvajes de Galilea.

En resumen, no es probable que los sucesos ocurrieran en Gerasa por la lejanía, ni tampoco en Gadara
ya que eran 10 kilómetros hasta la orilla del lago, lo que sí es probable es que los apóstoles
deseaban dar un lugar que la gente conociera y lo más importante es que ellos deseaban
dar a conocer el suceso y dar una gran enseñanza, de la cual analizaremos a
continuación.

Los siguientes versículos nos dicen:

Mar 5:2 Apenas saltó de la barca, vino a su encuentro, de entre los sepulcros, un hombre con espíritu
inmundo
Mar 5:3 que moraba en los sepulcros y a quien nadie podía ya tenerle atado ni siquiera con cadenas,
Mar 5:4 pues muchas veces le habían atado con grillos y cadenas, pero él había roto las cadenas y
destrozado los grillos, y nadie podía dominarle.
Mar 5:5 Y siempre, noche y día, andaba entre los sepulcros y por los montes, dando gritos e hiriéndose
con piedras.

La gente creía que las tumbas eran los lugares donde vivían los demonios, de ahí que relaciona los
espíritus inmundos o demonios con los sepulcros. Así vemos también que el hombre que se aleja de

3
Dios pierde su propio ser (imagen y semejanza con Dios) viviendo una vida indigna e inmunda de un
ser humano.

Y sigue:

Mar 5:6 Al ver de lejos a Jesús, corrió y se postró ante él


Mar 5:7 y gritó con gran voz: «¿Qué tengo yo contigo, Jesús, Hijo de Dios Altísimo? Te conjuro por
Dios que no me atormentes.»
Mar 5:8 Es que él le había dicho: «Espíritu inmundo, sal de este hombre.»
Mar 5:9 Y le preguntó: «¿Cuál es tu nombre?» Le contesta: «Mi nombre es Legión, porque somos
muchos.»
Mar 5:10 Y le suplicaba con insistencia que no los echara fuera de la región.

El espíritu inmundo reconoce la superioridad de Jesús, Hijo de Dios Altísimo, y le obliga a que diga
cómo se llama, y le contesta legión, o sea este hombre estaba poseído por un regimiento de demonios.

Mar 5:11 Había allí una gran piara de puercos que pacían al pie del monte;
Mar 5:12 y le suplicaron: «Envíanos a los puercos para que entremos en ellos.»
Mar 5:13 Y se lo permitió. Entonces los espíritus inmundos salieron y entraron en los puercos, y la
piara - unos 2.000 se arrojó al mar de lo alto del precipicio y se fueron ahogando en el mar.

La región era una región pagana, por lo que, al no estar regidos por la Ley mosaica, podían criar
cerdos, acordándonos que el cerdo era un animal inmundo y prohibido para consumir. Aquí también
se puede observar el cumplimiento del inicio del Reino de Dios, en el que Jesús lo inició y llegará a su
plenitud en su segundo y definitivo regreso: “Pero si por el Espíritu de Dios expulso yo los demonios,
es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios.” Mat 12:28

Nos dice “de lo alto del precipicio”, siendo esto curioso si lo relacionamos con un “abismo”. Así que se
puede relacionar que, así como Jesús permitió a los demonios entrar en los cerdos y estos se fueron a
tirar al precipicio, así Jesús domina a los demonios desterrándolos al abismo del infierno.

Mar 5:14 Los porqueros huyeron y lo contaron por la ciudad y por las aldeas; y salió la gente a ver qué
era lo que había ocurrido.
Mar 5:15 Llegan donde Jesús y ven al endemoniado, al que había tenido la Legión, sentado, vestido y
en su sano juicio, y se llenaron de temor.
Mar 5:16 Los que lo habían visto les contaron lo ocurrido al endemoniado y lo de los puercos.
Mar 5:17 Entonces comenzaron a rogarle que se alejara de su término.
Mar 5:18 Y al subir a la barca, el que había estado endemoniado le pedía estar con él.
Mar 5:19 Pero no se lo concedió, sino que le dijo: «Vete a tu casa, donde los tuyos, y cuéntales lo que el
Señor ha hecho contigo y que ha tenido compasión de ti.»
Mar 5:20 El se fue y empezó a proclamar por la Decápolis todo lo que Jesús había hecho con él, y todos
quedaban maravillados.

¿Por qué lo echan? Lo más seguro porque como ahora, las cosas materiales son más importantes que
las cosas espirituales, y al haber dejado una gran pérdida material (2000 cerdos) contra la sanación de
un hombre, fue demasiado para los lugareños.

Sólo queda en el lugar el testigo, convertido en apóstol porque irá a anunciar, a dar testimonio del
poder de Dios.

Amén
4