Anda di halaman 1dari 18

Universidad Nacional Autónoma de México

Escuela Nacional de Enfermería y Obstetricia

Ética del Cuidado

Autores
 Sánchez Germán Enrique
 Orosco Castillo Paola Lizet
 Rosas Ramírez Gonzalo
 Aguilar Cobián Alejandro
 Olvera Santamaría Oscar
ÉTICA DEL CUIDADO

RESUMEN.

Este articulo aborda algunas reflexiones filosóficas en cuanto al origen de la ética de


enfermería, describe los valores inherentes a la práctica de la misma, aspectos asociados
con los cuidados que la enfermera proporciona al paciente, y con la intención de aportar
elementos en el proceso de humanización hacia los mismos. De la atención de un proceso
interactivo, influencia mutua de valores y creencias, concretadas en un estilo de cuidar. La
ética del cuidado observa situaciones reales; como las necesidades ajenas, el deseo de
evitar el daño, la circunstancia de ser responsable de otro, tener que proteger o atender a
un ser humano. La moralidad como compromiso deriva precisamente de la certeza de que
el bienestar, e incluso la supervivencia, requieren algo más que autonomía y justicia; el
reconocimiento y cumplimiento de derechos y deberes.

El Origen De La Ética Del Cuidado enfermero, se origina a partir de investigaciones en


psicología para describir el desarrollo moral de las personas. Es el ejercicio profesional del
cuidado de enfermería que supone un compromiso de naturaleza ética en la relación con
el paciente, en la relación consigo mismo, con sus colegas, con la sociedad y con la
humanidad en general. El Código de Ética impone a los miembros de la profesión de
enfermería; en quienes recae la responsabilidad de cumplir con los estándares
establecidos, el deber de desempeñar su rol dentro de un contexto ético y moral que
responda a las más altas exigencias establecidas en la sociedad.

Palabras claves

Ética, cuidado, ética del cuidado, código de ética


Presentación.

En el contexto de la modernidad la interacción de la enfermera (o) con la persona


cuidada, está severamente afectada por los avances tecno-científicos y por los cambios
estructurales del sistema de salud, ocasionado cambio en los roles y en las funciones de la
enfermera (o) atrapándose en lo tecnológico y procedural manifestado por un progresiva
deshumanización en el cuidado. Aún cuando los avances en el conocimiento son positivos,
para el caso de la enfermería urge un la revaloración del ser humano como esencia del
cuidado. Es la ética y específicamente la bioética, la dimensión del cuidado, según Carper
(1978) la ciencia equilibradora entre la técnica y la vida, la humanidad y el planeta.

La bioética de enfermería permite analizar y discernir para percibir y decidir qué es lo que
está bien, lo que es correcto y justo, lo equitativo, la libertad, autonomía y en general el
logro del bienestar de la persona que se cuida, de allí a que el cuidado de Enfermería se
dé en la interacción dialógica, y se crea a partir de la confianza, creciendo con el respeto,
el afecto, y sustentándose en los valores de las personas involucradas.

Esta revisión aborda algunas reflexiones filosóficas en cuanto al origen de la ética de


enfermería, describe los valores inherentes a la práctica de Enfermería, tópicos asociados
con los cuidados que la enfermera proporciona al paciente, y con la intención de aportar
elementos en el proceso de humanización del servicio en el que un proceso interactivo,
reciproco, ínter subjetivo de influencia mutua de valores y creencias, concretadas en un
estilo de cuidar que influye en primer término en quien cuida como en la persona
cuidada.

DESARROLLO.

La Ética del Cuidado

Para definirla es preciso revisar el significado de cuidar. “Cuidar es, por tanto, mantener la
vida asegurando la satisfacción de un conjunto de necesidades indispensables para la
vida, pero que son diversas en su manifestación”. Cuidar es “encargarse de la protección,
el bienestar o mantenimiento de algo o de alguien”. Por otra parte, el cuidado ético
involucra la interacción y el contacto moral entre dos personas, en el que media una
solicitud, en el que hay unión entre las personas, como parte de la relación humana. De lo
anterior podemos deducir que la ética del cuidado es la disciplina que se ocupa de las
acciones responsables y de las relaciones morales entre las personas, motivadas por una
solicitud, y que tienen como fin último lograr el cuidado de sus semejantes o el suyo
propio.

Y se basa en la comprensión del mundo como una red de relaciones en la que nos
sentimos inmersos, y de donde surge un reconocimiento de la responsabilidad hacia los
otros. El compromiso hacia los demás se entiende como una acción en forma de ayuda
profesional en la que se está capacitado para resolver una situación satisfactoriamente.
(Alvarado 2002 en: Durán de Villalobos (2004)1

La ética del cuidado tiene que ver con situaciones reales, tan reales como las necesidades
ajenas, el deseo de evitar el daño, la circunstancia de ser responsable de otro, tener que
proteger, atender a alguien. La moralidad como compromiso deriva precisamente de la
certeza de que el bienestar, e incluso la supervivencia, requieren algo más que autonomía
y justicia: el reconocimiento y cumplimiento de derechos y deberes.

Origen De La Ética Del Cuidado enfermero.

Se origina a partir de las investigaciones en psicología para describir el desarrollo moral de


las personas. Se inicia con los trabajos de cuyos estudios sobre describen el proceso y
las etapas del desarrollo moral excluyeron inicialmente a las mujeres, y concluyeron que
ellas tenían menos desarrollo moral que los hombres. […] Por el contrario, los hombres
poseen un juicio autónomo y sus decisiones son claras; son individualistas y su moral se
basa en los derechos de los individuos. (Piaget, 1932; Kohlberg, 1981-1984; en Alvarado,
2004).2
Históricamente los teóricos morales se han dirigido a un auditorio exclusivamente
masculino y han elaborado sus teorías desde el mundo de los hombres y con las normas
de los varones. Ya desde la antigüedad, Aristóteles estableció que el conjunto de virtudes
de las mujeres libres era diferente del que desarrollaban los hombres libres, obediencia y
silencio para las primeras y las necesarias para la libertad y la política para los segundos.
Obviamente, consideraba que solo estas últimas tenían genuino valor moral y presentaban
mayor interés filosófico, este planteamiento fue especialmente importante en el desarrollo
del pensamiento de los padres de la iglesia católica, convirtiéndolo en pieza central de su
teología y marcando muchos de los valores de occidente hasta el día de hoy.3

Tales resultados discrepan cuando se estudia el proceso moral en las mujeres en donde se
evidencia que el proceso de construcción valorativo de la mujer es diferente de los
hombres. Las mujeres perciben los problemas morales en términos de conflicto de
responsabilidades en las que se privilegia la sobrevivencia, luego la benevolencia y por
último la comprensión reflexiva del cuidado par la resolución de conflictos. Por el contrario
los varones aplican de manera directa los principios éticos abstractos conforme a las
teorías tradicionales o la ley vigente. De lo anterior se reconoce el desarrollo de una ética
y una moral de la mujer concretada en el valor de los cuidados y la actitud solícita, que
manifiesta desde el momento del nacimiento, ante la total dependencia del cuidado de los
demás. Tales estudios marcan el desarrollo de la ética del cuidado. (Gilligan, 1982;
Noddings, 1984, en: Alvarado, 2004)4

Algunos teóricos de enfermería han incluido el cuidado como un valor central en las
dimensiones éticas de la práctica de la profesión. El valor de los cuidados apoya una ética
de enfermería dirigida a proteger y promover la dignidad humana de los pacientes que
reciben atención en salud. Los cuidados constituyen el fundamento de la ciencia humana
en la enfermería. La enfermería profesional tiene como eje central el cuidado, entendido la
acción de proteger, promover la vida y la dignidad, y satisfacer las necesidades del otro,
generando así grandes sentimientos de bienestar, tanto para quien recibe los cuidados
como para quien los brinda. .

No obstante, para la ética del cuidado la responsabilidad hacia los demás se entiende
como una acción en forma de ayuda. Una persona tiene el deber de ayudar a los demás,
de tal modo que no puede plantearse ni la omisión. Si vemos una necesidad, nos sentimos
obligados a procurar que se resuelva; sin embargo, esto se basa en la comprensión del
mundo como una red de relaciones, en la que nos sentimos insertos. Así, surge un reco-
nocimiento de la responsabilidad hacia los otros. (Gadow, 1985; Watson, 1985, en:
Alvarado; 2004)5
Las personas que reciben los servicios de enfermería cada vez tienen más conocimientos
sobre el concepto de calidad, sobre los derechos humanos y también de manera
importante sobre lo que es su enfermedad. Reconocen el cuidado brindado por la
enfermera es difícil de sustituir, el enfermo en ocasiones hace a la enfermera la persona
que forma un puente entre otros profesionales y él como consumidor del servicio.

Los cuidados para la salud intentan crear un bien moral, las enfermeras no sólo deben
estar inmersas en el cuidado de ciencia y tecnología, sino también en el cuidado como un
acto humano del que se derivan la responsabilidad y el mérito. Las ciencias de la salud son
humanísticas y como tales hacen de la ética un instrumento inseparable que guía sus
actos humanos, la ética en enfermería se derivó de la ética médica la cual coloca a la
enfermera en la posición de progenitora con respecto al paciente, transformándolo en un
receptor pasivo de los cuidados, negándoles la expresión de su autonomía. Como es de
notar en la actualidad se requiere de una nueva ética basada en el supuesto de que la
enfermería debe enfocarse a las necesidades de los pacientes como individuos íntegros
que ejercen su autonomía moral dentro del contexto de su vida y de su entorno. En este
tiempo en el que todo pasa aprisa es momento de hacer un alto y reflexionar sobre los
conceptos éticos de la enfermera, como se beneficia con ellos y sobre todo, como los vive
para el enfermo, quien es el fin de la existencia de una enfermería humana.”6

Un ejemplo consolidado de la bioética lo manifiesta la profesión médica en palabras de


Ruy Pérez Tamayo: “ a lo largo de los años las lecciones de ética médica que recibí fueron
todas prácticas, no verbalizadas sino más bien demostradas en el comportamiento
cotidiano de todos aquellos de los que aprendí la profesión”. 7

Como miembro de esta profesión, un médico debe reconocer su responsabilidad no sólo


ante los pacientes sino también ante la sociedad, ante otros profesionales de la salud, y
ante sí mismo. Los principios éticos de la medicina no son leyes sino estándares de
comportamiento que definen los aspectos esenciales de la conducta honorable del médico:
proporcionar servicios médicos competentes con compasión y respeto por la dignidad
humana; tratar honestamente con pacientes y colegas, y exponer a aquellos médicos
deficientes en carácter y competencia, o que practiquen el fraude y el engaño; respetar la
ley y asumir la responsabilidad de buscar cambios en los requerimientos que sean
contrarios a los mejores intereses del paciente; respetar los derechos de los pacientes, de
los colegas y de otros profesionales de la salud, y también debe mantener la confidencia-
lidad del paciente dentro de los límites de la ley, continuar estudiando, aplicando y
avanzando el conocimiento científico, comunicando la información relevante al paciente, a
los colegas y al público, solicitar consultas y usar el talento de otros profesionales de la
salud cuando esté indicado, y excepto en emergencias, decidir libremente a qué pacientes
atender, y el ambiente en el que desea proporcionar sus servicios, aceptar la
responsabilidad de participar en actividades que contribuyan a mejorar su comunidad.
Para elaborar un código de ética médica no conviene partir ni de una tradición antigua, ni
de algún documento memorable o de un decálogo de mandamientos dogmáticos y no
razonados.8
El conocimiento y desarrollo ético del profesional de enfermería debe fortalecerse durante
sus etapas de formación, tanto en el pregrado como en el postgrado, ya que el enfermero
trabaja bajo la influencia de una escala de valores tanto profesional como personal cuando
entra en relación con los pacientes y, a su vez, estos también tienen su propia escala de
valores En algunos momentos, los valores del profesional de enfermería pueden entrar en
conflicto con los del paciente. En estos casos el primero deberá diseñar un plan de
atención en el cual se brinde cuidado al paciente sin lesionar sus valores. En algunos
momentos, los valores del profesional de enfermería pueden entrar en conflicto con los del
paciente. En estos casos el primero deberá diseñar un plan de atención en el cual se
brinde cuidado al paciente sin lesionar sus valores.”9
“Si se asume el hecho de que la educación no es el mero aprendizaje de contenidos
teóricos y de ciertas habilidades manuales, sino que abarca el desarrollo de toda la
persona, se debe entender que el objetivo esencial del proceso educativo es la
conformación de una “personalidad ética”. De este modo, la persona asume como tarea
esencial de la propia vida el desarrollarse plenamente como ser humano. Por esta razón,
la tarea educativa se debe orientar a ayudar a cada estudiante a descubrir y asumir el
propio sentido de la vida y a desarrollar al máximo todas sus potencialidades de
crecimiento en forma armónica y ponderada. […]La ética profesional o deontológica se
ocupa de las obligaciones que surgen del ejercicio de cualquier profesión, al brindar
enfoques teóricos que orientan la toma de decisiones éticas. En la actualidad, la práctica
de enfermería necesita orientaciones más claras, a medida que las enfermeras amplían su
campo de acción. El objetivo de la enseñanza de la ética en enfermería es formar una
enfermera moralmente responsable, dotada de capacidad para tomar decisiones éticas en
el desempeño de su trabajo.

A partir de los años setenta, la enseñanza de la ética en enfermería se hizo más urgente,
más práctica y con una mejor orientación. En décadas anteriores, era impartida por
sacerdotes o religiosos, u otras personas ajenas a la profesión, quienes exponían algunas
generalidades sobre moral, más orientadas a actuar por obediencia que a formar
profesionales capaces de tomar decisiones responsables e independientes. Citando de
nuevo a Fry, los grandes cambios que se han generado en la atención de salud, las
nuevas tecnologías y el creciente papel de la enfermera han planteado la pregunta de
“qué tan bien preparadas están hoy día las enfermeras para tomar decisiones éticas en
sus nuevos roles, en la atención de salud”. Varios estudios han revelado la necesidad de
“enseñar contenidos específicos de la ética de enfermería”, y la dificultad de dedicar el
tiempo necesario a la enseñanza de la ética, debido al recargo de los planes de estudios,
aunque todos reconocen la importancia de incluir tales contenidos en la formación de la
enfermera. A medida que la enfermería evoluciona como profesión, con un conjunto de
conocimientos que le son propios y diferentes a los de otras disciplinas, su práctica se
independiza cada vez más del tradicional modelo médico. Esto se deriva también de que
los fundamentos filosóficos de la enfermería hoy día difieren de los de la medicina, si se
tiene en cuenta que las teorías, especialmente
Las más recientes, expresan claramente que la enfermería se relaciona con las personas,
con la dignidad del ser humano en forma integral, para lo cual es fundamental el concepto
de “Holismo”, tanto en la salud como en las prácticas y en el cuidado.
La enfermería está orientada hacia la persona y no hacia la enfermedad, respeta la
autonomía y la individualidad del sujeto de cuidado y se aleja de cualquier noción de
paternalismo, porque la relación entre la enfermera y el paciente se lleva a cabo entre
personas del mismo nivel, relación en que se motiva a este para que participe activamente
en el proceso de cuidado, no siendo únicamente receptor de las acciones de enfermería,
sino coautor del plan de cuidado. La Facultad de Enfermería de la Universidad de La
Sabana ha tomado la ética como uno de los ejes curriculares que dan soporte a su plan de
estudios, con el fin de dar respuesta a los principios que orientan el PEI de la Universidad,
cuya misión es formar integralmente a sus estudiantes como ciudadanos con una
orientación ética que garantice un futuro de Colombia más humano.”10

Código de Ética de Enfermería

El ejercicio profesional del cuidado de enfermería supone un compromiso de naturaleza


ética en la relación con el paciente, en la relación consigo mismo, con sus colegas, con la
sociedad y con la humanidad en general. El Código de Ética impone a los miembros de la
profesión de enfermería, en quienes recae la responsabilidad de cumplir con los
estándares establecidos, el deber de desempeñar su rol dentro de un contexto ético y
moral que responda a las más altas exigencias establecidas en la sociedad.

Principales Cánones De Ética En El Profesional De Enfermería:

 Actúa para salvaguardar la salud del paciente y la salud de la comunidad.

 Cumple con su compromiso primario de mantener la salud y promover el bienestar


y seguridad del paciente.

 Actúa contra actos que pongan en peligro la seguridad del paciente y que socaven
la calidad del servicio de salud ofrecido.

 Asume responsabilidad en el ejercicio de su profesión.

 Ofrece los cuidados compasivos que requieren, sobre todo, los pacientes más
vulnerables como es el caso de los que padecen de condiciones debilitantes, o
condiciones terminales, y que requieren el apoyo emocional y espiritual del cuidado
de enfermería.

 Ofrece un cuidado de enfermería sin distinción de edad, sexo, raza, nacionalidad,


credo, ideología política o posición económica.
 Defiende los derechos del paciente y contribuye a que este conserve la vida,
prevenga enfermedades, restaure la salud, alivie su sufrimiento, o cuando las
metas de cuidado no son alcanzables, llegado el caso, ayuda al paciente morir con
dignidad.
 Defiende los derechos de bienestar, seguridad, respeto y dignidad que cobijan a
todo individuo.

 Cumple con los deberes asumidos y los que le sean asignados; no acepta aquellos
que puedan estar en contra de las normas y estándares de la práctica de
enfermería.

 Asume responsabilidad por la promoción y el mantenimiento de la salud,


prevención de la enfermedad y rehabilitación de los individuos en colaboración con
otros miembros del equipo de salud.

 Manifiesta el mayor grado de profesionalismo en el desempeño de sus funciones,


no importa el rol y escenario de trabajo que tenga.

 Cumple con las disposiciones, estatutos y reglamentos que rigen la profesión y el


Colegio de Profesionales de la Enfermería.11

El Código Deontológico de enfermería de 1989 parte de una concepción integral del ser
humano y define las siguientes áreas de responsabilidad:

 Prevención de las enfermedades.


 Mantenimiento de la salud.
 Atención, rehabilitación e integración social del enfermo.
 Educación para la salud.
 Formación, administración e investigación en enfermería.
 Está pendiente todavía cómo la ética se articula en el mundo sanitario, y para ello
deberíamos:
 Determinar claramente el fin específico, el bien interno por el que esa actividad
cobra su sentido y legitimidad social.12

La palabra ética proviene de la íntima relación con la moral tanto que ambos términos se
confunden con frecuencia. Los términos: moral y ética tienen el mismo significado
etimológico, con la diferencia que el primero deriva del griego (ethos) y el segundo del
latín (mor) La ética estudia la moral y determina qué es lo bueno y, desde este punto de
vista, cómo se debe actuar. Es decir, es la teoría o la ciencia del comportamiento moral.”13
De Micheli afirma:14 Sócrates es considerado como el inventor de la moralidad a pesar de
que su pensamiento esta se oriento hacia el hombre. La moral socrática no es formal,
mientras que Aristóteles creó la ética como ciencia autónoma y delimitó claramente sus
dominios, sus métodos y su finalidad. La ética desemboca en un sistema de virtudes
humanas, “la virtud perfecta”. Aristóteles establece su ética sobre la norma que enuncia la
razón, pero no define tal norma ni va más allá. Serán los estoicos quienes irán más allá. La
metodología aristotélica tiene rastros de influencia de Hipócrates en el aspecto de que el
médico debe mirar siempre a lo particular y que la determinación de las características del
individuo se da por medio de la sensibilidad

Como la menciona en el resumen de Reflexiones sobre Ética y Enfermería en América


latina

“La ética, como juicio crítico de valores, necesita reunir ciertas condiciones, en
nombre de la libertad. Valores no son meras palabras, valores sin acción
correspondiente no pasan de slogans, pues valores son razones por las cuales
vivimos, causas que defendemos, o por las cuales luchamos. Uno de estos valores
para la enfermería son los cuidados, la esencia misma de la profesión”.15

En otro orden, retomando a Aranda:

“La profesión de la Enfermería, se centra en el cuidado y la promoción de la


salud, entendida ésta como la posibilidad de desarrollar las capacidades y
potencialidades de cada ser humano y llevar adelante su proyecto vital, incluso en
situaciones de deterioro físico o psíquico, más o menos pronunciado.

Y en este contexto, la ética profesional (deontología), en nuestro campo de


actuación y competencias, es un saber y una praxis aplicados, cuyo objetivo es la
búsqueda de la felicidad, entendida como bienestar y satisfacción de los objetivos
justos y deseables. Y por eso “el cuidado” es un valor que implica y requiere una
exquisita sensibilidad y un especial interés para detectar, reconocer y atender las
necesidades de las personas, que se nos encomienda.
Desde estas premisas, aparentemente tan obvias, pero con demasiada frecuencia
olvidadas, me atrevo a plantear algunos principios irrenunciables en nuestra
vocación.

1. El objetivo de la ética de la Justicia es la resolución de los conflictos, a


tenor de la ley positiva vigente: El de la ética del cuidado, el de atender
al otro, en concreto y en todos los componentes que, como persona
humana, le atañen y configuran
2. La fundamentación de la ética de la Justicia es la igualdad; la de la ética
del cuidado es el reconocimiento de lo diferente y su especificidad
3. El criterio de la ética de la Justicia es la imparcialidad, el de la ética del
cuidado es la responsabilidad
4. El ámbito en la ética de la justicia es lo universal e impersonal; en la del
cuidado es lo particular e individual
5. El instrumento de la ética de la Justicia es la razón; en la ética del cuidado
16
es la relación. Somos seres en relación; para los demás”.

El Valor

Ahora valor según definición de: “El valor es una cualidad que confiere a las cosas,
hechos o personas una estimación, ya sea positiva o negativa. La axiología es la
rama de la filosofía que se encarga del estudio de la naturaleza y la esencia del
valor.”17 El código visto desde la normativa del derecho “es un conjunto de normas
legales sistemáticas que regulan, de forma unitaria, una materia determinada.”18 Y
un código de ética, por lo tanto, “fija normas que regulan los comportamientos de
las personas dentro de una empresa u organización. Aunque la ética no es coactiva
(no impone castigos legales), el código de ética supone una normativa interna de
cumplimiento obligatorio.”19

El código de ética para la profesión de enfermería


El Código de Ética impone a los miembros de la profesión de enfermería, en quienes recae
la responsabilidad de cumplir con los estándares establecidos, el deber de desempeñar su
rol dentro de un contexto ético y moral que responda a las más altas exigencias
establecidas en la sociedad. Y se refiere lo siguiente:
La licenciatura de Enfermería asume el código de ética para las enfermeras y
enfermeros en México, cuenta con un decálogo que nos compromete en lo
siguiente:

1. Respetar, cuidar la vida y los derechos humanos, manteniendo una conducta


honesta y leal en el cuidado de las personas.
2. Asumir la responsabilidad como miembro del equipo de salud, enfocando los
cuidados hacia la conservación de la salud y prevención del daño.
3. Asumir el compromiso responsable de actualizar y aplicar los conocimientos
científicos, técnicos y humanísticos de acuerdo a su competencia profesional.

Se destacan estos tres atributos porque van acorde al modelo educativo que es
innovador y transformador en el desarrollo social y económico, haciendo énfasis en
la axiología del ser humano.20

Por ejemplo un claro código de ética debe considerar lo siguiente:

 Actúa para salvaguardar la salud del paciente y la salud de la comunidad.


 Cumple con su compromiso primario de mantener la salud y promover el
bienestar y seguridad del paciente.
 Esta alerta y actúa contra prácticas incompetentes, anti-éticas o ilegales
llevadas a cabo por los miembros del equipo de salud.
 Actúa contra actos que pongan en peligro la seguridad del paciente y que
socaven la calidad del servicio de salud ofrecido.
 Asume responsabilidad en el ejercicio de su profesión.
 Ofrece un cuidado de enfermería sin distinción de edad, sexo, raza,
nacionalidad, credo, ideología política o posición económica.
 Defiende los derechos del paciente y contribuye a que este conserve la vida,
prevenga enfermedades, restaure la salud, alivie su sufrimiento, o cuando las
metas de cuidado no son alcanzables, llegado el caso, ayuda al paciente morir
con dignidad.
 Mantiene la confidencialidad sobre toda información acerca de los pacientes, la
cual será revelada únicamente a los miembros del equipo de salud a cargo del
cuidado del paciente. La información será suministrada en beneficio del
paciente.
 Cumple con los deberes asumidos y los que le sean asignados; no acepta
aquellos que puedan estar en contra de las normas y estándares de la práctica
de enfermería.
 Asume responsabilidad por la promoción y el mantenimiento de la salud,
prevención de la enfermedad y rehabilitación de los individuos en colaboración
con otros miembros del equipo de salud.21

Hernández asevera: “Las personas que reciben los servicios de enfermería cada vez tienen
más conocimientos sobre el concepto de calidad y los enfermos identifican que el cuidado
brindado por la enfermera es difícil de sustituir”

La "diferencia" entre mujeres y hombres tiene que ver con algunas características
biológicas, pero no está limitada por lo biológico. Se trata más bien de "género" e influye
en la distribución de los bienes y de las oportunidades. "Género" no es lo mismo que
"sexo" o "cuerpo", no es básicamente algo "natural", sino que se refiere a rasgos de la
personalidad y a una construcción cultural, social y política22

Aparte crear un bien moral nos humaniza como lo menciona Paterson en su libro de
enfermería humanística de que las enfermeras deben de romper con la mecanización y
buscar dar un trato de persona a persona y no de persona a objeto, debemos tratar de
dejar de ser ante los ojos del paciente la enferma o el enfermero y ser y convertirnos en
su enfermera o enfermero.

“Si se asume el hecho de que la educación no es el mero aprendizaje de contenidos


teóricos y de ciertas habilidades manuales, sino que abarca el desarrollo de toda la
persona, se debe entender que el objetivo esencial del proceso educativo es la
conformación de una “personalidad ética”. De este modo, la persona asume como tarea
esencial de la propia vida el desarrollarse plenamente como ser humano. Por esta razón,
la tarea educativa se debe orientar a ayudar a cada estudiante a descubrir y asumir el
propio sentido de la vida y a desarrollar al máximo todas sus potencialidades de
crecimiento en forma armónica y ponderada.” 23

Desde la óptica de Restrepo la ética de enfermería :”está orientada hacia la persona y no


hacia la enfermedad, respeta la autonomía y la individualidad del sujeto de cuidado y se
aleja de cualquier noción de paternalismo, porque la relación entre la enfermera y el
paciente se lleva a cabo entre personas del mismo nivel, relación en que se motiva a este
para que participe activamente en el proceso de cuidado, no siendo únicamente receptor
de las acciones de enfermería, sino coautor del plan de cuidado. La Facultad de
Enfermería de la Universidad de La Sabana ha tomado la ética como uno de los ejes
curriculares que dan soporte a su plan de estudios, con el fin de dar respuesta a los
principios que orientan el PEI de la Universidad, cuya misión es formar integralmente a
sus estudiantes como ciudadanos con una orientación ética que garantice un futuro de
Colombia más humano.”24
Sin embargo como es mencionado por Orbegozo, coincidiendo con Ruy Pérez-Tamayo y Paterson,
la ética se aprende de quien enseña una profesión, no consiste en un: conjunto de principios, ni
tratados, ni leyes que obligatoriamente hay que acatar y cumplir, sino más bien una orientación
armónica que oriente la vida. Ética, sería por lo tanto, el estudio y reflexión de vivencias pasadas
que nos marcan para establecer así una conducta a seguir ante los hechos diarios.”25 Sin embargo
habrá que tomar una última circunstancia planteada por Heluy Castro et. Al quien advierte que, no
obstante lo planteado el proceso de humanización de los profesionales de enfermería implica
“considerar los límites, potencial y necesidades de cada uno de ellos. Sus preferencias y
particularidades” a fin de generar un ambiente humanizado. Así que no basta la voluntad de
cuidar ética y humanamente sino que hace falta una reingeniería de la organización para el
cuidado como primer paso para alcanzar el éxito y la calidad asistencial en un servicio de salud”.
26

Conclusiones:

La ética del cuidado se basa en la comprensión del mundo como una red de relaciones en
que sumerge a todos y de la que se deriva el cuidado propio y de la persona como una
responsabilidad personal y social. Para llevar a cabo indeterminado tipo de actitudes, o
prestación de servicios que sean inherentes al trato con otros individuos, debemos
reflexionar invariablemente en nuestros preceptos y conceptos. El trato a los individuos
debe ser con respeto a los derechos humanos, acompañando invariablemente los
principios morales. El trato hacia nuestros semejantes es el reflejo de nuestra cultura, de
siglos de evolución y desarrollo. La honestidad y el respeto hacía nuestros semejantes es
fundamental para la continuidad en la evolución y el desarrollo del hombre. Ética es una
pequeña palabra que comprende un universo de conceptos morales, de integridad y de
respeto hacia nosotros mismos. Por tanto, la ética refleja el resultado de siglos de
evolución y desarrollo en el ser humano, el entendimiento y reflexión hacia el respeto al
derecho ajeno.

1
Durán de v. M. La ética del cuidado Rev. Aquichan - año 4 – No. 4 - 30-39 - Bogotá,
Colombia - octubre 2004.
2
Alvarado García Alejandra. La ética del cuidado. Rev. Aquichan, ISSN 1657-5997, Nº. 4,
2004 .
3
Santacruz Caicedo María Consuelo. Ética Del Cuidado .Disponible En:
www.Facultadsalud.Unicauca.Edu.Co/.../Ética%20y%20cuidado.Pdf
4
Ibíd., p 31.

5
Íbidem. P. 32.

Alvarado García Alejandra. Adquiriendo habilidad en el cuidado: "de la incertidumbre al


nuevo compromiso" Aquichan, ISSN 1657-5997, Vol. 7, Nº. 1, 2007, pags. 25-36.

6
Ruíz Piñeiro Rosa La Ética y la Enfermería. Rev Mex Enf Cardiol; 7 (1-4): 4
7
Pérez-Tamayo Ruy Ética Médica, Salud y Protección Social. Salud Pública de México,
mayo – junio, año/vol. 47, número 003. Instituto de Salud Pública. pp. 245 – 251.
8
Ibídem. P. 247.
9
Hernández Posada ÁS. Algunas consideraciones acerca del los valores humanos y el
profesional en enfermería. Aquichan2001; 118-22. Disponible en:
http://redalyc.uaemex.mx/ Consultado el 16 de octubre de 2009.
10
Restrepo Arzayú Lucía. La enseñanza de la ética en enfermería. Aquichan2001; 135-36.
Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/ Consultado el 16 de octubre de 2009.
11
Colegio de Profesionales de la Enfermería de Puerto Rico. Código de Ética. Disponible
em http://www.google.com.mx/ consultado noviembre 2009.

12
Orbegozo Aramburu Ana. Ética y enfermería. Disponible en
http://www.ehu.es/yvwcaroa/doc/sovpalXIIIcurso/02%20Orbegozo.pdf. Consultado en
noviembre de 2009.
Orbegozo Arámburu Ana. Dilemas Éticos al Final de la Vida. España: Sociedad Vasca de
Cuidados Paliativos. 2004, 241p.
13
Ética, em: Wikipedia. http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89tica. Consultado en noviembre
2009.
14
De Micheli Serra Alfredo. Entorno a la Ética Profesional del Médico Gac Méd Méx 2004;
140(1) : 89-92

15
Oguisso Taka. Reflexiones Sobre Ética y Enfermería en América Latina. Index de
enfermería. Año 15, Nº. 52-53, 2006 , pags. 49-53

16
Aranda Otero Antonio, La Ética Del Cuidado. Conferencia Clausura Del Curso Académico
2005 – 2006 de la E.U.E Virgen de la Paz de Ronda. disponible En
Http://Www.Colegioenfermeriamalaga.Com/Web/Articulos.Htm. Consultado Noviembre 2009.

17
Definición de valor: Qué es, Significado y Concepto; disponible en:
http//definición.de/valor/.

18
Definición de código de ética disponible en http://definicion.de/codigo-de-
etica/http//definición.de/código/. Consultado en noviembre 2009.
19
Ídem
20
Código de ética. Licenciatura en enfermería. UAMX. Disponible en:
http://cbs.xoc.uam.mx/licenciaturas/enfermeria/ce.php.

21
Código de Ética de Puerto Rico. Op cit. , p. 2
22
López de la Vieja de la Torre Ma. Teresa. Ética de la diferencia Nómadas: revista crítica
de ciencias sociales y jurídicas, ISSN 1578-6730, Nº. 1, 2000

23
Paterson J, Zderard L. Enfermería humanística. México: Limusa, 1993. citado en: Heluy de Castro
Carolina, Efigênia de Faria Taís, Felipe Cabañero Rosa, Castelló Cabo Miquel. Humanización de la
Atención de Enfermería en el Quirófano. Index Enferm [revista en la Internet]. 2004 Jun [citado
2009 Nov 17]; 13(44-45): 18-20. Disponible en:
http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132-12962004000100004&lng=es.
24
Restrepo. OP Cit.. p. 135 - 136
25
Orbegozo Aramburu Ana. Op cit. P. 47
26
Heluy de Castro Carolina, Efigênia de Faria Taís, Felipe Cabañero Rosa, Castelló Cabo
Miquel. Humanización de la Atención de Enfermería en el Quirófano. Index Enferm
[revista en la Internet]. 2004 Jun [citado 2009 Nov 17]; 13(44-45): 18-20