Anda di halaman 1dari 37

1

HISTORIA DE LOS CUIDADOS INTENSIVOS

Autor: Dr. Armando Caballero López

INTRODUCCIÓN:

Los cuidados intensivos, constituyen una experiencia

relativamente reciente, cuyo origen integrado y desarrollo han

ocurrido en la 2da mitad del siglo XX, sin embargo no es menos

cierto que existen antecedentes científicos históricos que datan

desde alrededor del año 700 a.c. en que en el libro segundo de

los Reyes, de la Biblia se describe la reanimación de un niño

Sunamita por el profeta Eliseo, descrito de la siguiente manera.

Se subió a la cama y se acostó sobre el niño colocando su boca,

ojos y sus manos contra las del niño y estrechando su cuerpo

contra el suyo y lo hizo más de una vez, el niño fue adquiriendo

color y estornudó 7 veces.

Aunque científicamente el escrito bíblico no permite conocer el

diagnóstico, es evidente que esta descripción permite suponer

que esta es la primera reanimación boca-boca, descrita y escrita

en la historia de la humanidad.
2

Posteriormente se han producido una serie de descubrimientos

científico-técnicos, que indudablemente han hecho avanzar la

medicina y muchas de ellas constituyen los antecedentes

históricos de lo que hoy llamamos Cuidados Intensivos. Los

principales ocurridos hasta el 1952, podemos desglosarlos de la

siguiente manera:

- 1200 A.C. Asclepios usa una bebida para anular o disminuir el

dolor en intervenciones quirúrgicas.

- 450 A.C. Hipocrates intenta brindar anestesia con inhalación

de vapores de hierbas medicinales.

- 400 A.C. Platon emplea por primera vez el termino anaisthesia

- 54 A.C. Dioscorides usa el vino de Mandragora antes de las

operaciones y punciones.

- 1200 D.C. R. Lull de España descubre el Ether

- 1300 D.C. Guy de Chaliac de Francia, describe la producción

de complicaciones (Asfixia, congestión y muerte) por las

bebidas hipnóticas.

- 1542 D.C. Vesalio realiza intubaciones endotraqueales en

animales.
3

- 1547 D.C. Paracelso recomienda el éter en las afecciones

dolorosas.

- 1564 D.C. Ambrosio Pare de Francia, describe la anestesia

local por compresión de troncos nerviosos.

- 1771 D.C. J. Priestley y Scheele de Inglaterra y Suecia

descubren el oxigeno.

- 1772 D.C. J. Priestley descubre el oxido nitroso.

- 1798 D.C. Humprey Davy de Inglaterra descubre el efecto

analgésico del oxido nitroso.

- 1806 D.C. F. Serturner aísla la morfina del opio

- 1807 D.C. Larrey médico personal de Napoleón , practica

amputaciones bajo el efecto de temperatura a –19°C.

- 1831 D.C. Thomas Latta de Escocia, introduce la inyección IV

de ClNa para el tratamiento del Shock.

- Clarke C.W. Long, Horace Wells , Jackson y Morton de formas

indistintas, usan y recomiendan el Éter y el N20, para aliviar el

dolor de la cirugía y dan lugar al descubrimiento de la

anestesia quirúrgica .
4

- 1847 D.C. John Snow de Inglaterra, se convierte en el 1er.

Médico devenido Anestesiólogo , de forma profesional.

- 1865 D.C. Claude Bernard de Francia, introduce la

resucitación con líquidos endovenosos en animales

- 1878 D.C. Bohem de Alemania , reporta la primera RCP

exitosa en animales usando el Masaje Cardiaco Externo

(MCE).

- 1880 D.C. W. Mcewen de Inglaterra, hace los primeros

reportes de intubación endotraqueal por palpación.

- 1882 D.C. Schiff de Alemania, reporto por primera vez una

RCP exitosa en animales aplicando el Masaje cardiaco Interno

(MCI).

- 1883 D.C. Ringer S, perfecciona los métodos de resucitación

líquida endovenosa.

- 1886 D.C. Grehant y Quinquaud. Midieron el out-put cardiaco

por el método de Fick en animales.

- 1890 D.C. Se descubre la Adrenalina.

- 1899 D.C. Hoffa y Ludwig estudian y describen la fibrilación

ventricular.
5

- 1892 D.C. Mass de Alemania, reporta la primera RCP exitosa

en humanos, a tórax cerrado con MCE.

- 1899 D.C. Prevost y Batelli de Italia, Hicieron la 1era

defibrilación eléctrica con Corriente Alterna.

- 1901 D.C. Landsteiner describe el sistema ABO de grupos

Sanguíneos.

- 1901 D.C. K. Igelsrud de Noruega, reporta la primera RCP

exitosa en humanos a Tórax cerrado con MCI.

- 1904 D.C. A. Einhorn de Alemania, sintetiza la Novocaina

( Procaina).

- 1906 D.C. Guthrie reconoció al cerebro como órgano diana de

la resucitación cardiopulmonar.

- 1910 D.C. Neu, Gottlieb y Madelung de Alemania, construyen

el 1er aparato con rotametro para la anestesia con gas

hilarante de oxigeno.

- 1911 D.C. Khun de Alemania publica una monografía sobre la

intubación peroral por laringoscopia directa.

- 1913 D.C. Einthoven describe la Electrocardiografía.


6

- 1914 D.C. A. Hustin de Bélgica emplea sangre citratada para

transfusión.

- 1915 D.C. Jackson de USA, emplea el absorbente de gas

carbónico para la anestesia.

- 1917 D.C. Boyle de Inglaterra, construye su aparato para

anestesia con N20, 02 y Éter.

- 1920 D.C. J.W. Magill y Rowbothan de Inglaterra, introducen y

perfeccionan la anestesia endotraqueal.

- 1931 D.C. Alexander Fleming, descubre la penicilina.

- 1929 D.C. Werner Forsman, cirujano alemán, se autointrodujo

un catéter ureteral hasta las cavidades derechas a través de

las venas del brazo.

- 1930 D.C. Klein, Internista de Praga, obtuvo por el método

de Forsman, sangre venosa de la arteria pulmonar y midió el

Gasto cardiaco en humanos.

- 1931 D.C. Dogliotti de Italia. Refina la técnica de la anestesia

peridural ya introducida por el español Pages en 1921.

- 1936 D.C. Wiggers investiga la adrenalina en la RCP.


7

- 1938 D.C. Negovsky crea el Instituto de Resuscitología de

Moscú.

- 1940 D.C. Negovsky Aplica el MCE y la defibrilación eléctrica

a perros.

- 1940 D.C. Cournand y Dickinson Richards. Calcularon el out-

put cardiaco por medición del Ca-v02.

- 1940 D.C. Blalock de USA, estudia el efecto del volumen en el

manejo del Shock traumático.

- 1942 D.C. Griffith y Johnson de Canadá, introducen el curare

en la práctica clínica.

- 1947 D.C. Beck de USA, realiza la 1era defibrilación Interna en

humanos.

- 1948 D.C. Dripps reporta el 1er MCI fuera de los salones de

operaciones.

- 1948 D.C. Zoll de USA, Introduce el osciloscopio

electrocardiográfico y los Marcapasos Internos y externos.

- 1949 D.C. Bovet de Italia, descubre las propiedades

miorelajantes de la Succionilcolina.
8

- 1951 D.C. Sarnoff de USA, descubre las propiedades

hipotensoras del Arfonad.

- 1951 D.C. Huguenard y Laborit de Francia, introducen la

técnica de la hibernación artificial.

- 1954 D.C. Elam de USA, caracteriza la composición gaseosa

del aire espirado.

- 1954 D.C. Ibsen de Dinamarca, publica las experiencias de la

Epidemia de Polimielitis de Copenhague.

- 1956 D.C. Zoll de USA, reporta la 1ra, defibrilación interna

exitosa en humanos.

- 1957 D.C. Peleska de Checoslovaquia, construye el 1er

desfibrilador portátil de corriente alterna.

- 1958 D.C. Severinghauss de Dinamarca, introduce los

electrodos de P02 y PCO2.

No hay dudas de que los acontecimientos históricos que hemos

descrito, no completan todos los adelantos ocurridos que

contribuyen desde la antigüedad hasta la mitad del siglo XX a la

aparición y desarrollo de los Cuidados Intensivos, pero


9

evidentemente constituyen las principales premisas en los

avances, cardiovasculares, respiratorios y neurológicos (pilares

fundamentales del trabajo en Terapia Intensiva) que proporcionan

su ulterior desarrollo. La medicina en general y los cuidados

intensivos en particular están en constante perfeccionamiento, de

manera, que en la historia se han producido, descubrimientos,

redescubrimientos y precisiones, en lo que podemos llamar la

Historia de los Cuidados Intensivos, la cual puede ser dividido en

3 etapas.

1. Etapa primaria: que va desde los inicios de la civilización

humana, hasta la década del 40 en el siglo XIX, y caracterizada

por el avance muy lento de la medicina humana, con muchos

errores, poca ciencia, poco desarrollo, y donde las luchas, las

guerras, las epidemias y el desconocimiento predominaban

sobre el desarrollo de las Ciencias Médicas, y de los Sistemas

de Salud Pública, con la consiguiente corta expectativa de vida

para la población mundial.


10

2. Etapa Secundaria: Va desde el descubrimiento de la Anestesia

Quirúrgica a mediados de 1840, hasta la Epidemia de

Poliomielitis de 1952 en Copenhagen-Dinamarca. Esta etapa es

caracterizada por un creciente desarrollo de la cirugía,

matizada entre otras cosas por los avances de la

anestesiología, perfeccionamiento de los sistemas docentes

para la formación de médicos, enfermeras y personal auxiliar.

Aparición de los Rx, uso de sangre y algunos derivados con

seguridad en la reanimación, primeros intentos exitosos de

reanimación cardiaca y de respiración artificial de corto tiempo,

descubrimiento de los antibióticos, avances en la tecnología

mecánica de aplicación en medicina humana, creación de

especialidades médicas y de la especialización de médicos y

despegue de la farmacología con aparición de nuevas drogas

con uso científico fundamentado en determinadas patologías.

Esta etapa del desarrollo de la medicina va continuamente

creando nuevas necesidades e identificando problemas sin


11

solución para la época, entre los cuales el mantenimiento a

largo plazo función respiratoria era una de las principales.

3. Etapa terciaria: Va desde el año 1952 hasta nuestros días y

desde el origen incipiente de la terapia intensiva que ubicaron

durante la Epidemia de Poliomielitis de Copenhague en 1952

donde, ante la parálisis bulbar de los pacientes afectados y

agrupados, surgió la feliz idea de intubar y ventilar a estos

pacientes con bolsas autoinflamables, inicialmente pagándolas

a estudiantes de medicina o utilizando monjas para garantizar

una ventilación prolongada y mantener la función respiratoria

de los pacientes y posteriormente mediante el talento de

ingenieros y médicos anestesiólogos creando un ventilador

mecánico que supliera el trabajo manual humano para

garantizar la ventilación a largo plazo y proporcionar una mejor

expectativa de vida para estos pacientes.

Esta década del 50, fue sin dudas, vital para el desarrollo de los

cuidados intensivos, y rápidamente los resultados del trabajo de


12

los daneses, publicada por Ibsen en 1954, fueron conocidas en

Europa y se empezó a aplicar la PPI (Presión Positiva

Intermitente) en pacientes con intoxicaciones agudas e

infecciones respiratorias de otro origen, en esta década, los

trabajos del Zoll desarrollando la defibrilación cardiaca con

corriente directa, y el diseño y desarrollo del marcapaso interno y

externo, así como el desarrollo de la circulación extracorpórea en

el incremento creciente de la cirugía cardiovascular, abrieron las

puertas, definitivamente a los ingenieros electrónicos, para su

introducción en el desarrollo de la medicina y muy especialmente

de los cuidados intensivos, al fin de esta década y comienzos de

la del 60, permitieron dar a conocer con bases científicas el

redescubrimiento del masaje cardíaco externo (MCE) por dos

ingenieros (Kowenhoven y Knickerbocker) y un residente de

cirugía (Jude), que han propiciado la solución de decenas de miles

de pacientes.

Todos estos aspectos crearon la necesidad de un trabajo

multidisciplinario y añadieron a los objetivos iniciales en la


13

atención del paciente grave de reemplazar el volumen sanguíneo

perdido, fundamentalmente durante las guerras del siglo XX, y

mantener algunas funciones respiratorias, renales y cardíacas,

mediante el uso aún muy selectivo de pulmones de hierro,

diálisis, trasplantes, marcapasos y defibrilación cardiaca, el de

prevenir el desarrollo de insuficiencias irreversibles de órganos;

recordando el fisiólogo Walter Cannon, que acuñó el término

“Homeostasis” describiéndolo como el proceso fisiológico

coordinado que mantiene en estado estable la mayoría de los

sistemas, por lo cual debe ser considerado en unión de Florencia

Nightingale (que fue la primera en identificar la necesidad de

agrupar a los heridos graves durante la guerra de Crimea) como

el padre y la madre histórica de los cuidados intensivos actuales.

Fue Peter Safar, un anestesiólogo, emigrado de Austria, el

primero en crear una sala de Cuidados Intensivos en América al

fundar y acuñar el término “Intensive Care Medicine” (ICU) en la

ciudad de Baltimore (EE.UU), en ese año también se creó la

primera sala de Cuidados Intensivos en Nueva Zelandia.


14

Ya en la década del 60, en sus inicios, Day crea en los EE.UU la

primera Unidad de Cuidados Intensivos Coronarios y en Liverpool

(Inglaterra), Gothemborg (Alemania) Philadelphia y Pittsburg

(EE.UU) se crean las primeras unidades de Cuidados Intensivos

Pediátricos. Esta década se caracteriza por la diseminación de

Unidades de Cuidados Intensivos fundamentalmente en países

desarrollados (Francia, Inglaterra, Japón, Alemania, España,

Italia, etc.) y embriones de salas de cuidados intensivos en otros

países con menor desarrollo científico-técnico y salud. La década

del 60 permitió iniciar y hasta cierto punto desarrollar los

criterios de muerte encefálica; se comenzaron a expandir

diferentes métodos de monitorización del paciente grave, en

particular, la monitorización electrocardiográfica, se identificaron

las insuficiencias de la ventilación con PPI en algunas situaciones

específicas, apareció la descripción del Síndrome de Distress

Respiratorio del Adulto y se introdujo una nueva modalidad

ventilatoria a punto de partida de los trabajos de Cara y Poisvert

en Francia y de Petty y sus colaboradores en EE.UU., la Positive


15

End Expiratory Pressure (PEEP) y Bendixen en 1965 introduce el

monitoraje de los gases de la sangre en el paciente grave. De

igual forma fue evidenciándose la necesidad de mejorar la

organización, de formar especializadamente médicos y

enfermeros para este nuevo tipo de trabajo, la necesidad de

publicaciones y de incorporación y coordinación interdisciplinaria

para el trabajo médico en estas unidades; se publica en esta

época el 1er libro dedicado a los cuidados intensivos. “Care of the

critically ill” en 1966 por los Dres. Sthephen Ayres y Giannelli; en

1968 Max Harry Weil, Peter Safar y Wilian Shoemaker, pioneros

de los cuidados intensivos en América, establecen aún sin

aprobación estatal la 1ra Especialidad Multidisciplinaria en

cuidados intensivos.

La década del 70, se caracteriza entre otras cosas por una

tremenda expansión mundial en la creación de unidades de

Cuidados Intensivos en la mayoría de los países del mundo, se

incrementa el intercambio de profesionales y viajan con

frecuencia, los menos desarrollados a aprender de los más


16

desarrollados o pioneros en esta actividad. Hay un tremendo

esfuerzo de organización que comienza con la creación de la

Society Critical Care Medicine” (SCCM) en los EE.UU, con la

participación de 26 médicos de Anestesiología, Medicina Interna,

Pediatría y Cirugía, encabezados por Weil, Safar y Shoemaker en

1970, se crean sociedades nacionales de Cuidados Intensivos, de

forma independiente o secciones de sociedades existentes de

especialidades básicas en la mayoría de los países desarrollados y

en otros países, se crea además la American Association of

Critical Care Nurses (AACN) en 1971 en los EE.UU y de igual

forma se funda la World Federation of Critical Care Medicine ,

celebrando su 1er Congreso Mundial, se crea además la Federación

Panamericana e Ibérica de Medicina Crítica y Cuidados Intensivos,

que celebra su 1er Congreso en esta década del 70 y de igual

forma se crea la European Society of Intensive Care Medicine y

celebra su 1er Congreso; conjuntamente con la expansión

organizativa de las principales ciudades de cada uno de los

países, creándose Sociedades Nacionales e Internacionales, que


17

agrupan de forma interdisciplinaria a médicos de diferentes

especialidades aunque continúan predominando los

Anestesiólogos y los Internistas, se producen importantes avances

en el conocimiento y en la aplicación de novedades técnicas, el

manejo del paciente grave; Swan y Ganz en 1972 dan a conocer

su famoso y últimamente algo cuestionado, catéter de flotación

que permite o facilita el manejo hemodinámico del paciente

grave; Kirby en |971 desarrolla la Intermihent Mandatory

Ventilation (IMV) y en 1973 Gregory redescubre la Continuous

Positive Airways Pressure (CPAP), se comienzan a descubrir

algunos índices preventivos generales, entre ellos, el Therapheutic

Interventioned Score System (TISS) por Cullen; Jean Roger le

Gall, un discípulo de Maurice Rapin de Francia crea el SAPS y

Knaus crea el APACHE con sus variantes posteriores años

después; en esta época donde aparece la 1ra descripción de lo que

hoy día conocemos como Síndrome de Disfunción Múltiple de

órganos (SDMO) situación clínica esta, con una evidente relación

con el desarrollo y resultado de los Cuidados Intensivos. Por estos


18

tiempos se comienzan a expandir, fundamentalmente en los

países desarrollados las empresas o firmas, productoras de

equipos para el trabajo de los Cuidados Intensivos (ventiladores,

monitores cardíacos, etc.).

Se dice que el presente, será la historia del futuro y en tal

sentido lo vivido en las 2 últimas décadas de éste siglo que ya

termina, representan nuestro presente donde ha adquirido un

tremendo valor el problema de los costos crecientes en Cuidados

Intensivos, existe una gran preocupación por lograr una aceptable

relación costo/beneficio en el paciente que ingresa en los

Cuidados Intensivos y por evitar tener ingresado en estas

unidades, pacientes cuyas posibilidades de recuperación remotas,

a pesar de una gran inversión en su atención, de igual forma

deben evitarse los ingresos de pacientes que pudieran tener un

resultado similar en otros servicios con menos costos. Estas

últimas décadas han sido testigo, de un continuado avance en los

métodos de ventilación con un perfeccionamiento en el monitoraje

de la Función Respiratoria en la cabecera del enfermo, que ha


19

permitido aplicar la computación en la relación ventilador-paciente

y hacer más eficiente la ventilación; se ha sintetizado y aprobado

nuevos antibióticos de probada eficacia como los denominados

Quinolonas de 2da generación, nuevas cefalosporinas, etc.

El conocimiento teórico sobre el papel de los mediadores en la

respuesta sistémica a la infección y al trauma ha avanzado

tremendamente en estos años y ya en estos últimos años de este

siglo, se han intentado buscar opciones terapéuticas basado en el

avance de estos conocimientos que permiten reducir la

morbimortalidad en la infección y el trauma, pero hasta ahora, los

resultados con varias opciones terapéuticas ensayadas han sido

muy controversiales. Algunas técnicas de monitoraje se han ido

desarrollando en los últimos años, y su perfeccionamiento debe

mostrar sus efectos sobre la mortalidad, en tal sentido, el

neuromonitoraje, la oximetría en sus diferentes variantes

técnicas, la capnometría, el uso de algunas técnicas

neurofisiológicas y la medición continua gasto cardíaco, y de

parámetros hemodinámicos dependientes de él, que incluyen el


20

transporte y consumo de oxigeno. Hoy se aplican en las UCI más

desarrolladas, pero aún no tienen una expansión universal y

tampoco han demostrado convincentemente la relación costo-

beneficio que pueden aportar al paciente grave.

HISTORIA DE LOS CUIDADOS INTENSIVOS EN CUBA

Realmente, a punto de partida de la epidemia de poliomielitis en

Copenhagen, considerado como el origen de los Cuidados

Intensivos hoy, Cuba no recibe de entrada estas influencias, y en

esos primeros años del 50, algunos anestesiólogos cubanos

brindaban de forma especial cuidados especiales a determinado

tipo de enfermos sometidos a grandes operaciones o por el mero

hecho de tener con el paciente o sus familiares una relación de

amistad, en las salas de recuperación anestésica, este tipo de

atención médica en primer lugar no respondía a una organización

del sistema de salud cubano, no incorporado a los adelantos de la

época en cuanto a tecnología y equipamiento y sólo utilizaba las

máquinas de anestesia manuales para resolver determinados

problemas ventilatorios.
21

Al igual que sucedió en la mayoría de los países del mundo,

durante la introducción de los cuidados intensivos, los

anestesiólogos jugaron un rol primario en razón de sus

habilidades para el manejo de la vía aérea y su dedicación al estar

habituados a pasar horas sin moverse del lado del enfermo, para

cuidar la estabilidad de sus signos vitales a pesar de agresiones

anestésico-quirúrgicas que tienden a alterarla.

Alrededor del año 1967, al crearse -por resolución del Ministerio

de Salud Pública- los Institutos de Investigación, entre ellos, el

Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular en el actual

Hospital Comandante Manuel Fajardo Rivero, se comenzó a

operar en ese lugar a pacientes de cirugía cardiovascular,

agrupándose en el mismo este tipo de cirugía y en su unidad de

recuperación -atendida por anestesiólogos y con algunas

facilidades de monitoreo y ventilación mecánica- se brindó de

forma organizada lo que podemos considerar como los primeros

cuidados intensivos cubanos, que a diferencia de lo ocurrido en la

mayoría de los países, donde con anterioridad se habían creado


22

salas de cuidados intensivos, esta no fue respiratoria, sino

especializada en el postoperatorio de la cirugía cardiovascular.

Los médicos que comenzaron esta actividad, simultaneando su

trabajo como anestesiólogos quirúrgicos y como reanimadores

para el cuidado postoperatorio de los pacientes operados con

cirugía cardiovascular fueron los Dres. Cortina y Humberto Sainz

Cabrera.

Al comenzar la década del 70, se producen dos hechos

independientes que son antecedentes históricos importantes en

los cuidados intensivos cubanos, por una parte el Dr. Lima

-cardiólogo matancero-, agrupa en una pequeña sala del Hospital

Provincial de Matanzas a los pacientes infartados y con un mínimo

de recursos técnicos crea la primera sala cubana de cuidados

coronarios y por la otra, en esas época cae gravemente enfermo

el Dr. René Vallejo –médico, compañero de luchas del

Comandante Fidel Castro Ruz en la Sierra Maestra y en los

primeros años de la Revolución, y se crean condiciones especiales

para atender a Vallejo, para ello se reúnen médicos de varias


23

especialidades, enfermeras, equipos de monitoreo y de ventilación

y se brinda posiblemente la primera atención intensiva a un

paciente no coronario ni operado; ante la pregunta del

Comandante en Jefe sobre qué podía hacerse para brindar

atención de este tipo a todos los pacientes cubanos que lo

necesitaran, se le explica el desarrollo alcanzado en el mundo

desarrollado en los cuidados intensivos y a partir de ese hecho el

Ministerio de Salud Pública decide enviar a 3 anestesiólogos y 3

internistas a pasar un curso en España sobre Cuidados Intensivos.

Los anestesiólogos fueron los Dres. Nicolás Parisi López, Ariel

Soler, ambos de Ciudad de la Habana, y el Dr. Héctor Hernández

de Santiago de Cuba, los clínicos fueron los Dres. Sergio Rabel de

Ciudad de la Habana y otros que después no continuaron con

este trabajo.

El 25 de septiembre de 1972, se crea la primera Unidad de

Cuidados Intensivos Polivalente Cubana en el Hospital

Universitario Calixto García de Ciudad de La Habana, dirigida

inicialmente por el Dr. Nicolás Parisi López, Jefe del Grupo


24

Nacional de Anestesiología y Reanimación de la República de

Cuba. No obstante, a los pocos meses de fundada se decidió

dividir el servicio en una parte quirúrgica y otra médica, el Dr.

Parisi pasó a dirigir la Unidad de Cuidados Intensivos Quirúrgicos,

la cual tuvo una vida efímera y el Dr. Sergio Rabel Hernández,

comenzó a dirigir la otra Unidad de Cuidados Intensivos que en

realidad fue la original y la que hoy se mantiene como la pionera

del país, ya que muy pronto recuperó de nuevo su carácter

polivalente y por ella tuvieron cortas estadías muchos médicos y

enfermeras que constituyeron las primeras unidades del país.

La segunda unidad de este tipo se creó en el Hospital

Universitario Clínico Quirúrgico Dr. Celestino Hernández Robau de

la ciudad de Santa Clara el 8 de mayo de 1973, en su

inauguración, concepción y construcción, jugaron un papel

importante los compañeros Arnaldo Milián Castro -primer

secretario del PCC en la provincia Las Villas-, el Dr. Antonio

Pereira -director del Hospital- y el intensivista Dr. José A. Negrín

Villavicencio, que fue su primer jefe e inauguró el servicio junto a


25

los Dres Arturo Escamilla Bringas (anestesiólogo) y Servando

Agramonte (cardiólogo), la Jefa de enfermeras era la Srta. Maria

Antonia Longa; posteriormente en el 1974, se fundó, la 3ra.

Universidad Polivalente de Cuidados Intensivos, en el Hospital

Universitario, Saturnino Lora de Santiago de Cuba, dirigida por el

Dr. Héctor Hernández. Una vez creadas estas 3 primeras

unidades de Cuidados Intensivos, se vivió una etapa que

prácticamente todos los hospitales de Ciudad Habana, fueron

creando sus propias Unidades de Cuidados Intensivos, con la

unión de anestesiólogos e intensivistas y un grupo de enfermeras

escogidas que pasaban un curso de post-grado de cuidados

intensivos de 1 año de duración, los cuales comenzaron en el año

1971 en el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, en el

1973 en el Hospital Calixto García y en el 1974, en el Hospital de

Villa Clara.

En el año 1976, el Dr. Rabel y un grupo de sus colaboradores

publica las conocidas popularmente “Normas de Terapia

Intensiva” que fue la primera publicación cubana sobre esta


26

especialidad, en el año 1978 el Dr. Armando Caballero López,

viaja al Servicio de Reanimación Médica del Profesor Maurice

Rapin, y regresa en el 1979, obteniendo el título de Asistente

extranjero de los Hospitales de Paris en Reanimación Médica; a su

regreso introduce en Cuba la aplicación de la “Continuous Positive

Airways Pressure (CPAP).

Desde la creación de las UCI polivalentes, se aplicó el concepto

de atención progresiva del paciente, creándose simultáneamente

con las UCI, las llamadas Unidades de Cuidados Intensivos, con

un mayor número de camas y plantilla más reducida que las

intensivas. Este concepto de atención progresiva, se ha

mantenido durante todos estos años en prácticamente en todos

los hospitales cubanos.

En 1981, el país fue víctima de la introducción de la epidemia

del Dengue con una alta morbimortalidad, tanto en niños como en

adultos. La dirección de la Revolución decidió a punto de partida

de la necesidad de mejorar la atención de los niños graves, crear

aceleradamente un fuerte sistema de Unidades de Cuidados


27

Intensivos Pediátricos; Ya existía en el país, un cierto numero de

Hospitales pediátricos situados en Ciudad de la Habana con un

cierto desarrollo en los Cuidados Intensivos y rectorada esta

actividad, por los Dres. Guzman, Caritat (Uruguayo), Gonzalo, y

Callejo; en menos de un año, se construyeron totalmente nuevas,

unidades de cuidados intensivos pediátricos en todos los

hospitales pediátricos de las cabeceras de todas las provincias, y

de algunos grandes hospitales de Ciudad de la Habana y de otros

municipios grandes del país; se adquirió un módulo completo y

actualizado de equipos de ventilación, monitores, material

gastable y medicamentos para cada unidad y se comenzó de

forma acelerada a preparar a un numeroso grupo de especialistas

en pediatría para trabajar a tiempo completo, auxiliados por los

anestesiólogos pediátricos en estas unidades.

A finales de ese año 1981, y auspiciado por la Sociedad Cubana

de Anestesiología y Reanimación y el Consejo Nacional de

Sociedades Científicas, se celebró en la ciudad de Santa Clara el

1er Evento Científico de carácter nacional sobre los cuidados


28

intensivos, al cual asistieron las principales figuras de la

especialidad en el país y representantes futuros de las

especialidades con mayor vinculación con la Terapia Intensiva, y

de todas las provincias del país; este evento y sus resultados dio

lugar a la publicación de sus memorias en 2 tomos de “Actualidad

en Terapia Intensiva”.

En el año 1985 por orientaciones de la alta dirección de la

Revolución y del Ministerio de Salud Pública, se creó la Comisión

Nacional de Cuidados Intensivos de Adultos, que tuvo entre sus

tareas iniciales entregar en forma de convalidación las primeras

certificaciones oficiales que acreditaban a un grupo de

especialistas de 1er. grado en distintas especialidades médicas,

pero fundamentalmente de Medicina Interna y Anestesiología,

como verticalizados en Cuidados Intensivos; se entregaron más

de 80 certificaciones en todo el país y a su vez se aprobó la

realización de cursos nacionales para la formación de

intensivistas, en un año, a partir de tener menos de 40 años y ser

Especialista de 1er grado de algunas de las especialidades con


29

vínculo estrecho, designándose como jefes nacionales y

profesores principales de estos cursos a:

1. Hospital Universitario “Hermanos Amejeiras”. Ciudad Habana.

Profesor. Dr. José A. Negrín Villavicencio

2. Hospital Universitario “Calixto García”. Ciudad Habana.

Profesor. Dr. Sergio Rabel Hernández.

3. Instituto Superior de Medicina Militar Dr. “Luis Díaz Soto”.

Profesor. Dr. Efraín Chibás

4. Hospital Universitario Dr. “Celestino Hernández”. Villa Clara

Profesor. Dr. Armando Caballero López

5. Hospital Universitario “Saturnino Lora”

Profesor. Dr. Héctor Hernández

Posteriormente se autorizaron como sedes de estos cursos,

otros hospitales universitarios del país, tales como el Vladimir I.

Lenin de Holguín, el Carlos J. Finlay de Ciudad de la Habana, el

Manuel Ascunce Domenech de Camaguey y el Dr. Gustavo

Aldereguía de Cienfuegos.
30

Entre las importantes tareas que cumplió esta Comisión

Nacional de Cuidados Intensivos de Adultos, presidida por el Dr.

José A. Negrín, estuvo la confección de las normas de diseño,

plantillas, equipamiento y material gastable de las UCI y la UCIN

del país. En el quinquenio del 85 al 90 se realizaron importantes

inversiones para el desarrollo de los Cuidados Intensivos de

Adultos y la presidencia de la comisión, jugó un rol primordial en

la organización, estructuración y funcionamiento de los cuidados

intensivos e intermedios en el país. Los avances, se hacen

rápidamente evidentes y llegaban cada día a los lugares más

apartados del país, las remisiones de un centro distante a otro,

fueron progresivamente disminuyendo y la satisfacción de los

pacientes y familiares iba aumentando y disminuyendo el número

de quejas relacionadas con la calidad de la atención médica al

grave, con disminución de la mortalidad global de los hospitales.

En el año 1984, Cuba comenzó la implantación de un nuevo

sistema de atención primaria en la salud, que tuvo en su

desarrollo, la máxima prioridad del estado y en poco más de una


31

década, se formaron miles de médicos y enfermeras dedicadas a

este tipo de atención y se construyeron miles de consultorios

médicos con la vivienda del médico y la enfermera insertadas

dentro de las comunidades urbanas y rurales, el desarrollo de

este sistema de atención médica primaria permitió articular la

vinculación para atención médica al paciente grave, entre la

atención primaria, secundaria y terciaria, estableciéndose en 1996

el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM) de la

República de Cuba que comprende hoy los puntos o Consultorios

de Urgencia, los Policlínicos Principales de Urgencia (PPU), el

Subsistema de Emergencia Médica con transporte especializado,

el Subsistema de Urgencias Hospitalarias, con sus Unidades de

Vigilancia Intensiva (UVI) adjuntas y las salas o servicios de

Cuidados Intensivos e Intermedios, que forman parte del presente

y formarán parte futuramente de la historia de la atención del

grave en Cuba.

En el quinquenio 85-90, sin dudas uno de los más fructíferos

para el desarrollo y extensión de la terapia Intensiva cubana se


32

producen las publicaciones del libro de terapia Intensiva del

colectivo de autores del Hospital Hermanos Amejeiras, obra esta

que no pudo ser concluida y sólo se publicó un tomo, a fines del

89 apareció la obra Terapia Intensiva, con el esfuerzo de los

intensivistas de Villa Clara, Santiago de Cuba y otras provincias,

dirigida por los Dres. Caballero y Hernández, que resultó

premiada, como la mejor obra científica del país en ese año; en el

año 1989 se celebró en Cuba el 1er Congreso Cubano de Medicina

Crítica y Terapia Intensiva con amplia participación extranjera,

además pequeñas delegaciones cubanas han participado en los

Congresos Mundiales y Iberoamericanos de Terapia Intensiva.

Desde el punto de vista de la especialización asistencial de los

cuidados intensivos, en Cuba han predominado los criterios de:

1. Mantener separadas como regla la atención intensiva de los

niños (< 15 años) y los adultos.

2. Desarrollar el concepto de la polivalencia en la atención tanto

para adultos como para niños, con la excepción de la

neonatología y los quemados, que tienen condiciones


33

especiales de Terapia Intensiva, en un número de camas

dentro de estos propios servicios y de igual forma se han

mantenido totalmente independiente los cuidados intensivos en

el post-operatorio para los servicios de Cirugía cardiovascular

existentes en el país.

3. Aunque las salas de Cuidados Intensivos Coronarios fueron de

las primeras que existieron en el país, la política, en razón de

un uso más racional de recursos financieros y humanos, no ha

sido expandirlas, no obstante ello, existen ya unidades

independientes de cuidados coronarios en varios provincias del

país y en el futuro deberán incrementarse.

4. Las Unidades Intensivas especializadas en el trauma se han

desarrollado poco en el país y sólo existen en hospitales

militares de la capital y en hospitales civiles de unas pocas

provincias.

5. Realmente, no se han desarrollado otras unidades de cuidados

intensivos especializadas, a excepción de centros altamente

especializados en su labor asistencial, que cuentan con


34

Unidades destinadas a tratar graves dentro de la rama que

atienden estas instituciones, casi siempre únicas en el país.

6. El futuro de la organización integral del paciente grave en

Cuba, comprenderá, las actividades asistenciales, docentes e

investigativas, nucleadas alrededor del Sistema Integrado de

Urgencias Medicas (SIUM) de la República de Cuba, el cual

jerarquizara integralmente y mediante estructuras

organizativas perfeccionadas, toda la calidad en la atención al

paciente grave, desde el lugar donde comienza la dolencia o el

accidente hasta el centro mas especializado, con una coherente

atención calificada en todo el trayecto.


35

Bibliografía

1. Peter K. The historical development of intensive care in

Germany.Epilogue to a thematic review in Der Anaesthesist.

Anaesthesist 2000;49(12):1064-72.

2. Lawin P. The historical development in intensive care in

Germany. Contemporary views 20. The limits of intensive care

economical and ethical limits. Anaesthesist 2000;

49(12):1054-64.

3. Ibsen B. Intensive therapy: background and development

1966. Int Anesthesiol Clin 1999;37(1):1-14.

4. Gordon IJ. The evolution and nursing history of a general

intensive care unit. Int Crit Care Nurses 1998;14(5):252-57.

5. Ibsen B. The beginning of intensive care in Denmark . Ugeskr

Laeger 1996;158(51):7423-24.

6. Leveau P. History of respiratory intensive care with reference

to first aid for newly drowned persons. Ann Fr Anesth Reanim

1996;15(1):86-100.
36

7. Gilbertson AR. Before intensive therapy. J R Soc Med 1995;

88(8):459P-453P.

8. Goulon M. The beginning of intensive care in France. Rev Prat

1993;43(2):215-18.

9. Quijano Pitman F. The history of intensive care unit . 2.

Mexican antecedents. Gac Med Mex 1991;127(4):381-84.

10. Calvin JE. Critical care in the United States. Who are we and

how did we get here. Crit Care Clin 1997;13(2):363-76.

11. Dobb GJ. Intensive care in Australia and New Zealand. Crit

Care Clin 1997;13(2):299-316.

12. Vincent JL, Lambert T and Cerny V. Critical care in Europe.

Crit Care Clin 1997;13(2):245-54.

13. Groeger JS, Stromberg MA, Halpern NA et al. Descriptive

analysis of critical care unit in the United States. Crit Care med

1992;20:846-63.

14. Hoyt JW, Grenvik S and Ayres SM. History of the Society of

Critical Care Medicine. Crit Care Med 1996;24:3-9.


37

15. Vincent JL, Baltopoulos G, Bihari D et al. Guidelines for

training in intensive care medicine. Int Care Med 1994;20:80-

81.