Anda di halaman 1dari 1
Y se basa ni mas ni menos que en dejar de refor- zar comportamientos que nos molestan de nues- tro perro. De esta forma, no solo cesarén sus intentos “por la via ‘equivocada”, sino que aprenderemos un modo de ser mds sensatos y coherentes con ellos. Es decir, nuestro perro podri entender, ahora si, qué nos molesta y qué no, y lo aceptari de muy buen énimo puesto que lo que menos quiere es una mala relacién. Pero esta técnica tiene un “adoro”... Y es la famosa “curva de extincién de un comporta- miento”. Este nombre se refiere al proceso de pasar de reforzar a dejar de hacerlo. \Volvamos al ejemplo: Ya han pasado meses con nuestro perro ladrando y nosotros pidiéndole que se calle una y otra vez. ‘Ahora por recomendacién de un educador canino deci dimos no prestarle mas atencién cuando ladre, asi nues- tro perro entender que no es una buena forma de lla- mar la atencién y dejara de hacerlo... y es rigurosamen- te cierto, Entonces la primera vez que lo hagamos, seguramente seré duro de soportar, asi también pasaré la segunda ‘vez y no sea hasta la tercera que empezard a entender ue ya no prestaris atencién por ladrar. Esto es asi porque a partir de la tercera vex nuestro Solo que antes de que estos suceda el perro empezara a ladrar més fuerte, mas tiempo, probablemente gemiré, nos daré con la pata y alguna cosilla més. perro ya empieza a entender el nuevo patrén de com- Portamiento, puesto que ya cuenta con dos experien- cias anteriores en las que ocurrié exactamente lo mis- Y esto por qué2tn? mo. Porque él aun no entiende nuestro cambio de decisién. | Normalmente utilizando bien esta técnica, se obtienen buenos resultados en pocos dias, dependiendo de cuén- to tlempo se le ha reforzado. Nosotros pensamos en cambiar algo, pero él no lo sa- be, por lo que parece pensar “EEoo, estoy aqulll, no ‘escuchas 0 qué?!” Por ltimo me gustaria aclarar que este articulo no pretende explicar una técnica de educacién canina, s6lo dejar claro que hay opciones mucho més inteligentes de intentar modificar un compor- tamiento que limitarnos a reprimir con gritos to- do lo que se hace mal, asegurandonos que lo vuel va ahacer. ‘Autor del articulo: Nicolés Planterose El Perro indigo elperroindigo.blogspot.com 2