Anda di halaman 1dari 1
Cuidado con el perro, si, porque detris de esa placa, de esas verjas, hay un perrito que no ha sido socia- lizado ni con perros ni personas. Y si, puede que ladre y se altere 0 ‘emocione mucho cuando se acercan Personas © perros, con una mezcla de miedo, ansiedad o inseguridad ante algo tan desconocido, algo que no le dieron la oportunidad de co- nocer... Porque el ya “perro de villa” no sabe lo que es salir a dar un paseo, jugar con otros perros, relacionarse con ellos... El cachorrito ya era todo un Joven de corral El joven de villa seguia sin salir de alli, sin conocer nada nuevo, oliendo siempre las mismas cosas... Pasaba las horas muertas lamiéndo- se las patas, escarbando agujeros, se ‘entretenia robando Ia ropa tendida jcomo se lo pasaba de bien rom- pigndola, como se divertial, si le veian los humanos tocaba jugar a ‘que no le pillaran ja correr sin con- trol! Teni que aprovechar el tiem- po que los humanos pasaban con é!, cada vez era menos. Habia dias que novela a los huma- nos para nada, ahora no salian a dar- le de comer, tenia una tolva de pien- soy un bebedero automatico. ‘Tampoco jugaban con él, ellos de- fan que era un bruto, que se aba- lanzaba sobre ellos y les hacia daiio ‘con las ufas. El joven no podia evitar lamerse las patitas y rascarse una y otra ver jcomo le picaban esas heridas! Legé el sefior que pincha a vérselas y dijo que tenian que pasar por su consulta para ver de qué se trata- ba...pero los humanos no tenian tiempo para eso. Existian dos dias especiales (ademés del de las comidas en el jardin) que le llamaban especialmente ta aten- cién, En el primero, un humano salia ripi- do de la casa con una pelota en la mano y se la tiraba una y otra ver, el joven no podia evitar excitarse mis y mis con esa situacion, corria ripi- do y veloz, descontrolado, pelota aqui, pelota alli, més rapido, venga otra ver... EI segundo era muy raro, salia un hhumano de la casa y se dirigia répida Y decididamente hacia el joven. E| jovenuelo se asustaba {Qué pasa aquf? Inmediatamente hufa, el huma- no lo perseguia hasta cogerlo para finalmente atarlo en la cadena. Desde su cadena, sin acceso al agua nila la comida pasaba el rato lamién- dose sus heridas y observando al humano jparecia muy interesante lo ue estaba haciendo! El humano estaba en un trozo de jardin escarbando en la tierra, luego fen cada agujero enterré algo Qué seria? {Qué curiosidad! jEn cuanto me suelte lo compruebo! ...y por supuesto lo comprobé. Le encanté curiosear cada uno de los agujeras, escarbar en ellos, hasta que de repente escuché un grandes agritos jmi huertoljel perro ha des- trozado el huerto otra vez! {Es que solo trae problemas! Salieron todos los humanos, se asust6, se quedé inmévil con el rabo entre las piernas, se hizo Pipi, lloraba, lo cogieron entre tres, abrieron una puerta y lo soltaron dentro. Estaban en un corral vacio, esa seria su nueva casa, All le pusieron su pienso y agua, all pasaba los dias muertos, intentando refugarse del sol y lamigndose sus cada vex mas grandes heridas.