Anda di halaman 1dari 2
Juan Bobo y el decreto del rey por Wanda |. do Jesiis Arvela itustrade por TANE Arte y Disenio 46 dfa Juan Bobo estaba pastando por el ual, de repente, xc encontré con un /aran y ruidowo genifo, jAcababa de llegar Su “Majestad, ef Rey! Convo a Juan Boba x0 de los reyes, ‘las earrazas y Jos castitles nunca Ie ‘habia Mamado la ‘atencidn, decidié doblar en la siguiente calle para ‘Scsbullie de la malitud, Sia embange, pronto se dio hacerlo porque habia Juan Bobo, que no sabia nada de decretas, tampoco conocta éte, Sélo subfa que hacia un calor terrible y que fenfa mocha sed Af que bused el Jugoso pedlaze de caila de ariicar que tenia en uno de sus bosillos, ech Ia cabexa hacia au ‘comenzé a masticarlo con gran placer. De Inmediato, tres puandias del rey lo roxdearon, cereyendo que habia alzado la cabexa para ver a Su Majestad, Juan Bobo les explicé entonces el wl entendido y logré que no lo apresaran, Media hora. ‘ms tarde, cansado de estar parade tanie tiempo, Juan Bobo decidic tomarse una siestila. Asf que, mientras cl rey seguia con su discurso, se sents sobre la acera, recargs la cabeza contra Ia pared ¥ cert los ojos. Diex segundos despues tenta ot vez a su lado a fos tres guandias, de nucye con cl cuento de la cabeza alzada, Cansado ya de Ia misma tonteria, decidié eseabullirse gateando entre las piernas de fa multitud, Lax personas allfreunidas, aburridas de mirar al piso durante casi una hera, se divirticron de Io lindo y comenzarona reir a areajadas all mirar los torpes movimientos que ‘hocfam Jos guandtias tratando de agarrar a Juan Bobo. Finalmente, Juan Bobo logné escapar, mientras cl se alejaba indignado, luego de asegurar que a jaans volverta a visitar un lugar en donde tas pofsonas eran tan descorteses, que solo refan rs €l trataba de dar su discurso, protagonistas del siguiente relato también se llama Juan, Léelo y descubre la secuencia de eventos que lo ‘conivirié en leyenda.