Anda di halaman 1dari 1
ACTO DE OFRENDA AL AMOR MISERICORDIOSO Santa Teresa del Nifio Jesus Después del exilio de la tierra, espero ir a gozar de vos en la Patria, pero no quiero amontonar méritos para el cielo, sdlo quiero trabajar por vuestro amor, con el Unico fin de agradaros, de consolar vuestro Sagrado Corazén y salvar almas que os amen eternamente. A la tarde de esta vida, me presentaré delante de vos con las manos vacias, pues no os pido, Sefior, que tengais en cuenta mis obras. Todas nuestras justicias tienen manchas ante vuestros ojos. Quiero, por tanto, revestirme de vuestra propia Justicia, y recibir de vuestro amor la posesién eterna de vos mismo. No quiero otro trono y otra corona que a Vos, ioh Amado mio! Para vivir en un acto de perfecto amor, ME OFREZCO COMO. VICTIMA DE HOLOCAUSTO A VUESTRO AMOR MISERICORDIOSO, suplicandoos que me consumais sin cesar, dejando desbordar, en mi alma, las olas de ternura infinita que tenéis encerradas en vos y que, de ese modo, me convierta en méartir de vuestro amor, ioh, Dios mio! Que este martirio, después de prepararme para presentarme ante vos, me haga finalmente morir y que mi alma se lance sin tardanza en el abrazo eterno de vuestro amor misericordioso... Quiero, ioh, Amado mio!, a cada latido de mi corazon, renovar esta ofrenda un numero infinito de veces, hasta que las ssombras se hayan desvanecido y pueda repetiros mi amor en un cara a cara eterno... MARIA, FRANCISCA, TERESA DEL NINO JESUS Y DE LA SANTA FAZ. 9 de junio del afio de gracia de 1895 Para mi, la oracién es un impulso del coraz6n, una simple mirada lanzada hacia el cielo, un grito de gratitud y de amor, tanto en medio del sufrimiento como en medio de la alegria. En una palabra, es algo grande, algo sobrenatural que me dilata el alma y me une a Jesiis. Ms C 25r-v = ao. J