Anda di halaman 1dari 1

ARTÍCULO 41.

- Se entiende por remuneración las contraprestaciones en dinero y las


adicionales en especie avaluables en dinero que debe percibir el trabajador del empleador por
causa del contrato de trabajo.
No constituyen remuneración las asignaciones de movilización, de pérdida de caja, de
desgaste de herramientas y de colación, los viáticos, las prestaciones familiares otorgadas en
conformidad a la ley, la indemnización por años de servicios establecida en el artículo 163 y las
demás que proceda pagar al extinguirse la relación contractual ni, en general, las devoluciones de
gastos en que se incurra por causa del trabajo.

DOCTRINA

El precepto legal proporciona el concepto de remuneración.

En el inciso 2°, enumera los emolumentos que no tienen tal carácter, ya que no son
percibidos por el dependiente por causa del contrato de trabajo, sino que son asignaciones
especiales de contenido indemnizatorio o compensatorio o prestaciones de seguridad social.

- La enumeración del inciso 2°, es taxativa, por lo cual, solamente esos estipendios no
constituyen remuneración, en consecuencia, no son imponibles.
- Todo estipendio que no aparezca enumerado en el inciso 2°, constituye remuneración,
resultando, por consiguiente, imponible.
- El carácter de imponible a un beneficio se lo otorga la ley y no el acuerdo de las partes.
- Existen estipendios que no constituyen remuneración pero, pueden constituir renta y, por
lo tanto, tributar.

JURISPRUDENCIA ADMINISTRATIVA

1. “En el ámbito del sector privado, revisten tal calidad (viáticos) las sumas de dineros que
los empleadores pagan a los trabajadores a fin de que éstos solventen los gastos de
alimentación, alojamiento o traslado en que incurran con motivo del desempeño de sus
labores, siempre que para dicho efecto deban ausentarse del lugar de su residencia
habitual”. Ordinario N° 4002/0163, de 31.08.2004.-