Anda di halaman 1dari 13

Apuntes de Viaje, Reto Ilamatepec, Santa Ana

Apuntes de Viaje, Reto Ilamatepec, Santa Ana Una caminata que me puso en el aquí yalexgo@navegante.com.sv Web: www.scribd.com/alejandro_gomez_64 Consultor OMT Abril de 2016 La vida es solo un momento en la inmensidad del tiempo ALEJANDRO GOMEZ, Consultor Contenido Abril de 2016 " id="pdf-obj-0-4" src="pdf-obj-0-4.jpg">

Una caminata que me puso en el aquí y el ahora de mi situación uno de los puntos mas altos y hermosos de este País.

Apuntes de Viaje, Reto Ilamatepec, Santa Ana Una caminata que me puso en el aquí yalexgo@navegante.com.sv Web: www.scribd.com/alejandro_gomez_64 Consultor OMT Abril de 2016 La vida es solo un momento en la inmensidad del tiempo ALEJANDRO GOMEZ, Consultor Contenido Abril de 2016 " id="pdf-obj-0-9" src="pdf-obj-0-9.jpg">

Alejandro Gomez Lara

E-Mail: alexgo@navegante.com.sv Web: www.scribd.com/alejandro_gomez_64 Consultor OMT

Abril de 2016

La vida es solo un momento en la inmensidad del tiempo

ALEJANDRO GOMEZ, Consultor

Contenido

Abril de 2016

Excursionismo
Excursionismo

Preámbulo

A diferencia de otras historias de viaje, esta tiene una reflexión sobre los efectos del paso del tiempo, inexorable como es, en nuestra condición, principalmente cuando ya frisa los 60´0, la sexadolescencia como me gusta llamarla.

La “comodidad” en la que se desarrolla la vida moderna, en donde desde hace ya mucho no tenemos que levantarnos para cambiar de canal al ver la TV, en adelante, las comodidades de la vida moderna nos llevan a la inmovilidad, y fácilmente lo aceptamos como normal, preferimos usar el ascensor o las gradas eléctricas, antes que pensar en subir los escalones… y así, así seguimos atrofiándonos cada día… hasta que la vida nos sacude en un momento dado y pagamos la factura.

Pagar la factura puede tener varias formas, desde un susto como el vais a leer, hasta un poco mas allá de la vida, cuando todo falló y no hay regreso. Es mas fácil pretender que no fue serio o que no pasó, y pretender olvidar!, pero no es honesto, y es por ello que mejor lo voy a contar.

Mi agradecimiento a los compañeros de viaje, Rafa Rengifo, Hugo Marroquín, Karla Presidente, Liz Natalia Pacheco, Jonathan Gómez, Pamela Alessandra Gómez, y Gricelda mi amante aventurera.

Alejandro Gómez Lara Consultor

Excursionismo Preámbulo A diferencia de otras historias de viaje, esta tiene una reflexión sobre los efectos

1

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

Preparando el viaje.

Había estado “bajo amenaza”, desde la Semana Santa había oído el aviso que saldríamos de excursión al Volcán de Santa Ana… tanto mi hijo como su Cría estaban emocionados, ellos ya habían estado ahí antes, fue una prueba difícil para la Cría pero con todo, llego! Y estaba feliz por ello.

En cambio, yo estaba, mas que emocionado, preocupado, anticipando las dificultades del viaje.

Hacia algunos días, mientras hacíamos el “kaizen” en nuestra habitación, sacamos muchas cosas que no usábamos, sacos, corbatas, vestidos y mas que solo ocupan espacio, cuando somos acaparadores. Todo esto lo preparo en bolsas y cajas y un buen día, los regaló… pero entre las cajas que desecho, estaban nuestros zapatos tennis, 4 pares y dos de ellos nuevos!. No teníamos zapatos para ir a una caminata.

Pasaron dos semanas y hace una semana y mas fuimos a caminar, Gricelda me llevo al Parque Bicentenario, fueron 4 laaaargas horas de caminar, pero sobreviví. Fue agotador, ya antes habíamos ido y me escapé, me quede leyendo mientras caminaron.

Se

llego

el

fin

de semana

y

fuimos

un

día

antes

a buscar zapatos adecuados para

montañismo, estábamos listos!. La excursión prometía mucho, habíamos visto las fotografías

que tomaron

la ultima

vez que

Jonathan y

la

Cría habían estado ahí,

y

es

un sitio

espectacular.

 

Fuimos también a comprar bebidas hidratantes, galletas de avena, fruta y lo necesario para preparar los bocadillos del refrigerio y una bolsa para llevarlos (backpack). (Los guías

recomiendan: Tenis o botas, lentes de sol, gorra, ropa fresca, chaqueta liviana para el frío, protector solar 30UV o más, mochila pequeña, botella de agua). El recorrido se hace con dos

litros de agua por persona. Y se considera “fácil”.

Excursionismo Preparando el viaje. Había estado “bajo amenaza”, desde la Semana Santa había oído el aviso

2

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

El volcán

El volcán Ilamatepec o de Santa Ana, tiene una altura de 2.381 msnm y es el más alto de este país. Sus últimas erupciones ocurrieron en 1920, en 1904 y en 2005. Es parte de la cordillera de Apaneca, dentro de un bosque nuboso montañoso tropical, en una región cafetalera a unos 65 kilómetros al poniente de San Salvador. Actualmente la región explota la agricultura y el turismo. El sábado 1 de octubre de 2005 a las 8:00 (GMT-6) hora local, hubo una explosión en la que el volcán expulsó por los cielos ceniza y rocas. Asimismo, un alud de agua caliente comenzó a descender del cráter y forzando la evacuación de la zona de San Blas, pero donde pasamos y luce abandonado, las estructuras semi destruidas.

Debido a este desastre natural se evacuaron unas 20 mil personas, 140 manzanas de café fueron afectadas por la lluvia ácida y unas 15 mil manzanas fueron dañadas por la erupción. Durante la emergencia fueron evacuados los habitantes de diversos caseríos y cantones de la zona, como Potrero Grande Arriba, Palo Campana, Cantón Planes de La Laguna, San Jorge y San Blas, entre otros.

Excursionismo El volcán El volcán Ilamatepec o de Santa Ana, tiene una altura de 2.381 <amsnm y es el más alto de este país. Sus últimas erupciones ocurrieron en 1920, en 1904 y en 2005. Es parte de la cordillera de Apaneca, dentro de un bosque nuboso montañoso tropical, en una región cafetalera a unos 65 kilómetros al poniente de San Salvador. Actualmente la región explota la agricultura y el turismo. El sábado 1 de octubre de 2005 a las 8:00 (GMT-6) hora local, hubo una explosión en la que el volcán expulsó por los cielos ceniza y rocas. Asimismo, un alud de agua caliente comenzó a descender del cráter y forzando la evacuación de la zona de San Blas, pero donde pasamos y luce abandonado, las estructuras semi destruidas. Debido a este desastre natural se evacuaron unas 20 mil personas, 140 manzanas de café fueron afectadas por la lluvia ácida y unas 15 mil manzanas fueron dañadas por la erupción. Durante la emergencia fueron evacuados los habitantes de diversos caseríos y cantones de la zona, como Potrero Grande Arriba, Palo Campana, Cantón Planes de La Laguna, San Jorge y San Blas, entre otros. Aunque han pasado 10 años de este desastre, muchas de las zonas ya no fueron repobladas por sus habitantes, debido a la inestabilidad del terreno y al temor que aún genera el recuerdo de la erupción. La belleza de un volcán al momento de hacer erupción es impresionante. Sus caprichosas explosiones de lava incandescente subiendo a las nubes, para después caer suavemente sobre sus paredes rocosas, son un espectáculo que muy pocos tienen la oportunidad de ver. Cuentan los lugareños que la erupción fue como el sonido producido por aviones y luego empezaron a caer rocas incandescentes de un metro de diámetro en la parte sur del volcán, a unos dos kilómetros del cráter. La caída de ceniza de hasta cinco milímetros de espesor alcanzó el cantón y caserío Los Naranjos, al occidente del volcán y algunas zonas de Nahuizalco, Juayúa, Ahuachapán y La Hachadura, entre otros pueblos. Muchos de ellos, perdieron todo lo que tenían, animales de corral, pertenencias e incluso sus casas. Al pasar por el lugar, se puede percibir un ambiente de tranquilidad y silencio, solo roto 3 Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv . " id="pdf-obj-3-16" src="pdf-obj-3-16.jpg">

Aunque han pasado 10 años de

este desastre, muchas de las zonas ya no fueron repobladas por sus habitantes, debido a la inestabilidad del terreno y al temor que aún genera el recuerdo de la erupción.

La belleza de un volcán al momento de hacer erupción es impresionante. Sus caprichosas explosiones de lava incandescente subiendo a las nubes, para después caer suavemente sobre sus paredes rocosas, son un espectáculo que muy pocos tienen la oportunidad de ver.

Cuentan

los

lugareños

que

la

erupción

fue

como

el

sonido

producido

por

aviones y luego empezaron a caer rocas incandescentes de un metro de diámetro en la parte sur del volcán, a unos dos kilómetros del cráter. La caída de ceniza de hasta cinco milímetros de espesor alcanzó el cantón y caserío Los Naranjos, al occidente del volcán y algunas zonas de Nahuizalco, Juayúa, Ahuachapán y La Hachadura, entre otros pueblos.

Muchos de ellos, perdieron todo lo que tenían, animales de corral, pertenencias e incluso sus casas. Al pasar por el lugar, se puede percibir un ambiente de tranquilidad y silencio, solo roto

3

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

por el trinar de algunos pájaros y perros. En medio de lo espeso de la vegetación se pueden encontrar algunas viviendas, que ahora lucen abandonas e invadidas por el monte y los arbustos. Durante mis años en el Cerro Verde pude conocer a las personas que vivian en San Blas, campesinos hospitalarios, como buenos salvadoreños, a quienes en mas de una

oportunidad acompañe en sus celebraciones, con un buen “Tres Puentes” y boca de paisaje.

El viaje. El dia empezó temprano, nuestros amigos Karla y Hugo pasaron a las 7:30 a.m. por nosotros, amena charla, deliciosa música, viaje tranquilo, nos reunimos en Santa Tecla con Liz y Rafa, después de un momento estábamos rumbo a Izalco, desayuno con micro pupusas frente al parque y la iglesia colonial. Pupusas muy nuestras, pequeñas y sabrosas, con curtido y salsa de tomate como dice la canción. Luego para cerrar, chocolate caliente, sabroso, de pueblo.

Pasamos por el desvió hacia uno de los puntos de partida de las caminatas (San Blas- Salvanatura) y nos fuimos directo al Parque Cerro Verde, nos bajamos y estiramos las piernas esperando a nuestros compañeros de viaje, como no llegaran intentamos hablar por teléfono, pero no fue posible, solo había señal de un operador y nosotros usamos teléfonos de otro operador. Luego intentamos desde el teléfono de uno de los Guardaparques, quien para mi agrado me reconoció de mis días como Gerente del Hotel que ahí funcionaba, y amablemente intento la llamada desde su teléfono que si tenia señal. Igual no funciono y decidimos ir a buscarles y estaban esperando en el otro punto de salida.

Nos preparamos con las cargas, bloqueador, zapatos cómodos, gorras, bebidas, refrigerio (para variar yo sobrecargue mi “mochila”, y luego Jonathan la cargó.

La experiencia.

Estaba exhausto, ya no podía caminar, se me dificultaba respirar, me sentía mareado y pensé por un momento que me iba a desmayar, estaba “sudando helado”, el

Excursionismo por el trinar de algunos pájaros y perros. En medio de lo espeso de la

4

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

trayecto toma solo una hora y media desde la estación desde donde salimos, hasta la cumbre, pero yo ya no podía dar paso, me senté a renegar de mi desgracia y “reponerme” para seguir, tomaba agua y un un hidratante con sales minerales.

Estaba ahí sentado pensando en las posibilidades de exigirle al cuerpo mas de lo que podría dar, me iba a desmayar, era ya inminente. Mis piernas flaquearon, me dolían los músculos de las pantorrillas y las piernas, una experiencia que he sentido las primera semana de gimnasio al retomar.

Excursionismo trayecto toma solo una hora y media desde la estación desde donde salimos, hasta la

Pensé en la posibilidad de un infarto, tan mal me sentía, tenia taquicardia y sentía que el corazón se me iba a salir. Estaba sudando profusamente. Oía como mis amigos me animaban a seguir, solo quince minutos mas, me preguntaban como me sentía, y realmente no quería decirlo, solo tomaba mas coraje y seguía caminando, para un momento mas adelante, caer rendido nuevamente, extenuado, ya no podía seguir, tenia ganas de llorar, así de mal me sentía, estaba impotente ante el esfuerzo , había agotado mis fuerzas y mis piernas ya no respondían. Estaba tomando sales minerales pero no satisfacía la sed y no quería tampoco tomar mas de lo debido. Pensé en las clases de fisiología, y recordaba el intercambio de oxigeno y el viaje de las sales a todos los tejidos. Pensé que ante la deshidratación, en un momento estaría sufriendo un calambre…

Oía como me animaban, - solo cinco minutos!, vamos, usted puede!!. resonaba en mis oídos

como

distante...

pero no podía, estaba a punto de dejarlo y regresar o de sentarme a

esperarlos a su regreso, o descansar y llegar cuando y como pudiese. Mis acompañantes, Gricelda incluida estaban pienso- preocupados de que les fuese a dar un “susto”, fueron muy indulgentes y me esperaron múltiples veces mientras me recuperaba.

Ya en otras oportunidades ante un momento difícil como este, cuando aparecen los mareos, la sudoración profusa, he tenido el momento de reflexionar sobre la vida y su significado, sobre lo frágiles que somos y lo soberbios que también somos, para aceptar esta realidad. Tiempo para

5

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

pensar, justo cuando el desvanecimiento es ya inminente, en todo lo sucedido (un infarto esta a la vuelta de la esquina), los propósitos de vida, los logros y fracasos, las aspiraciones pendientes.

Pensé en mis días en el Hotel de Montaña, primero como estudiante y luego como Gerente, recordé a los compañeros de estudio y práctica de hotel, y luego a los colaboradores que me ayudaron en mi gestión varios años después. Pensé en el nuevo proyecto de reactivación del complejo que se presento hace algunos años y del cual participé ahora como Consultor de la OMT. Pensé en mis proyectos de vida con Gricelda, en nuestros días de retiro. Pensé en los nietos y nietas que aun no llegaron. Y en Liz. Pensé en las cuentas pendientes. Pensé en mis días de fumador (cajetilla por día) y que estaba pagando la factura. Pensé en mis días de efervescencia y mis ideales, en la utopía de la justicia. Pensé en Dios, y mis días de negación. No le pedí ayuda, muy soberbio talvez, pero no pude evitar pensar el él. Había conocido a Dios, como lo concibo, justo en el Hotel de Montaña. Pensé en las cosas hermosas que me han pasado. Pensé en la música y el amor, y en un momento mis pensamientos cursis me abrumaron. Se pierde la objetividad y el adulto se desplaza cuando se piensa en niño. Tuve miedo también. Recordé el Principito, en el

Excursionismo pensar, justo cuando el desvanecimiento es ya inminente, en todo lo sucedido (un infarto esta

episodio - Esta noche voy a tener mas miedo…., “…Pareceré enfermo… parecerá un poco que me muero… es así. No vale la pena que vengas a ver eso…” “…Luego cayo lentamente como cae un árbol, sin hacer el menor ruido a causa de la arena…el ultimo cuento que le

conté a la Cría la noche anterior. Y yo estaba contento de haber estado aquí en esta época de la vida y haber compartido con todos a quienes he conocido. Pensé en

Natalie, a quien ya no vi más.

Pensé en el viaje para ver a Nick y María del Carmen en Perú de este año. Pensé en lo hermosa que ha sido mi vida al lado de Gricelda, y la bondad de haber visto a mis hijos, crecidos y útiles a los demás. Extrañe a Griceldita. Esta conmigo sin hacer mucho ruido, su alegría y su sonrisa. “…- será

agradable, sabes? Yo mirare también las estrellas. Todas serán pozos con roldana herrumbrosa. Todas las estrellas me darán

de beber….” Recordé sus apuntes hasta un 13 de Febrero, su ultimo día de clases.

Excursionismo pensar, justo cuando el desvanecimiento es ya inminente, en todo lo sucedido (un infarto esta

6

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

Pensé en la gente que se adelantó, y pensé en tantas cosas en un momento. He vivido antes la experiencia de la revisión de última hora como preámbulo a la pérdida de la conciencia….se ve pasar la vida en un instante… Pero no sucedió, tuve la valentía de aceptar que ya no podía, y me senté. Necesitaba recuperar el aliento, estaba consciente que de seguir me iba a desmayar, en el mejor de los casos, y fuera de las maniobras, CUATRO médicos no habrían podido hacer mas ...

Respiraba agitadamente sin lograr estabilizar el ritmo. Karla tuvo la paciencia de esperarme y animarme, luego vino Liz para apoyar, ella estuvo más pendiente de Gricelda, quien también tuvo su día, estaba cansada, pero no como yo lo estuve, ella estaba en mejor situación. Ella estaba en el reto 4 embarazos después, (embarazos que ella sola cargo y yo solo vi).

Recordé con nostalgia cuando subía ese volcán para volar un planeador, pesaba unas 65 libras, y lo cargaba solo hasta la cima para luego volar, era atrevido, las corrientes cruzadas que se generan de los conos de los dos volcanes y el Cerro Verde son peligrosos, pero tenia la energía y la imprudencia de hacerlo. Volar es toda una experiencia. Ahora que lo pienso, la dificultad que experimentaba era atravesar el bosque con el planeador, ya que tenia unos 6 mts de largo (doblado) y era difícil de maniobrar. Era un planeador liviano de tubo de aluminio y vela de poliéster. Tomaba una hora y media el viaje, cargando el planeador.

Excursionismo Pensé en la gente que se adelantó, y pensé en tantas cosas en un momento.

Volvamos a la realidad, atrás, un Policía de POLITUR quien venia pendiente que nadie se quede o se aparte del sendero, dijo: los que no pueden seguir, que se regresen”, no se si lo dice de rutina o si me estaba observando a mi, lo cierto fue que no lo podía permitir y seguí caminando. Había, para mi suerte, CUATRO médicos!! y dos abogados, llevamos a la Cría, quien ya tiene varios volcanes a su haber, y estaba repitiendo el Ilamatepec.

7

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

La caminata.

Estaba jadeando, habíamos recién iniciado el sendero y estaba ya jadeante, respiraba de prisa y sentía que el aire me faltaba, trataba de controlar la respiración, pero no podía, me estaba cansando y aun no habíamos iniciado el ascenso. Recién salíamos de la estación de Salvanatura, una de las estaciones donde se reúne a los excursionistas y guías especializados y Policías de POLITUR, acompañan los grupos.

El bosque estaba seco,

como

es

de

esperar en esta época

del año,

a

lo

lejos

se

oían

pájaros

cantando,

los

excursionistas

los

alejan

de

los

senderos.

 

El sendero

inicia

el

ascenso

a

la

sombra de los arboles y arbustos, hay muchos excursionistas, estoy impresionado de cuanta gente hace la caminata y según el guía, es así cada fin de semana. La gente camina de prisa, muchos jóvenes, algunos adultos como nosotros, hay de todo y de toda complexión, van hablando, gritando, algunos haciendo ruido. El guía explicaba que cuando no hay tanto ruido, se pueden ver pequeños mamíferos cruzar los senderos, venados, tepezcuintles, cotuzas, conejos, armadillos, etc. Pero se alejan cuando hay gente cerca. Somos contaminantes.

Excursionismo La caminata. Estaba jadeando, habíamos recién iniciado el sendero y estaba ya jadeante, respiraba de

Dicen los conocedores que esta es una de las caminatas más bellas que puede hacer en El Salvador, atravesando el páramo o bosque enano, algunos arbustos de baja altura y magueyes un paisaje único. El ascenso es a través de un sendero con vistas impresionantes del Volcán de Izalco, Océano Pacifico, y Cerro Verde.

Al llegar a la cima se esta el cráter, con una laguna azufrada de aguas color turquesa en un enorme caldero burbujeante con unos 300 metros de profundidad. También una vista

8

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

espectacular desde los 2,365 metros sobre el nivel del mar del paisaje, bordeando el cráter se

puede ver el Lago Coatepeque. tiene un cráter circular con un diámetro aproximado de 1.5 kilómetros. En el fondo del mismo se encuentra una laguna con agua ácida que oscila entre los 13 y 27 metros de profundidad según el periodo del año. Al oeste de la laguna, también en el interior del cráter, existe un campo de fumarolas que permanentemente emite gases azufrosos calientes.

Excursionismo espectacular desde los 2,365 metros sobre el nivel del mar del paisaje, bordeando el cráter

con claridad el objeto.

Había muchas personas, todos felices de estar ahí presenciando lo maravilloso de la natura, sus caprichos y su belleza. Gricelda capturó - incluso un OVNI, el cual sobrevolaba el cráter. Cuando vimos la fotografía, surgieron las preguntas, ya que no había habido ningún avión o avioneta sobrevolando el cráter mientras estuvimos ahí, no era un pájaro (los pájaros del Cerro Verde y el complejo de los volcanes no vuelan a esa altura), no era una “mega chicharra” (cigarra) como la describió Rafa. Y al ampliarla, se ve claramente que el objeto estaba muy alto sobre el nivel del cráter, curiosamente nadie reparo el el objeto, y fue solo al ver la foto que lo descubrimos. Pero no me crea, vea por si mismo, la foto no ha sido retocada ni alterada. Si tiene oportunidad de usar un zoom sobre la imagen vera

Me había recuperado ya, y estaba en condición de regresar, la estadía en la cumbre fue breve, habíamos subido muy tarde y yo había hecho más estaciones que nuestro Señor en su martirio. El guía nos urgió de iniciar el descenso y retomamos el camino.

Gricelda estaba contenta, había estado en el Cerro Verde cualquier cantidad de veces, pero nunca había hecho una caminata a ninguno de los volcanes, y por supuesto, no sabía de la

9

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

belleza que le esperaba, estaba maravillada, y superado el cansancio hasta estaba de pronto corriendo en cima.

La Cría estaba en su

segunda vez en ese volcán (ya hizo 6 volcanes), estaba también

contenta, fue ese su primer volcán, y esta vez, lo pudo subir sin mayor dificultad. La primer

vez fue difícil y lego un punto que casi tuvieron que arrastrarla. Ahora comenta que ha sido

Excursionismo belleza que le esperaba, estaba maravillada, y superado el cansancio hasta estaba de pronto corriendo

más

difícil

el

Ipala

en

Guatemala.

 

Después de haber tomado las obligadas selfies, y descansado un poco llega el momento del descenso y nuevamente hacia el punto de partida de Salvanatura.

Celebramos con bebidas muuuuy hidratantes, deliciosas y frías cervezas, nos felicitaron por haber sobrevivido la experiencia. Tanto Karla, Hugo y Liz tienen ya varias experiencias de este tipo, alguna con acampadas, así que la felicitación aun con todo lo que pasó- nos vino bien.

Salimos luego hacia el parque nacional Cerro Verde para almorzar, era tarde ya, habíamos salido a la caminata a las 11:50 aproximadamente, desde el punto de Salvanatura. Nos acomodamos en una glorieta de cipresesfrente al estacionamiento y almorzamos con sándwiches y fruta (los de Rafa estaban enviñetados, Amy se había tomado el tiempo de hacerlo).

Luego del almuerzo, recordamos

a la “niña Concha”, los huéspedes

que

no

llegaron,

la carreta

Chillona,

y

otras

historias.

Jonathan fue para recordar 30 años después, sus andanzas por

el hotel. Cuando estaba

pequeño,

creció

en

ese

hotel,

vivió la experiencia del bosque nebuloso, lo cuidaron los Guardabosques del parque y disfruto de la bruma, las flores y el paisaje.

Excursionismo belleza que le esperaba, estaba maravillada, y superado el cansancio hasta estaba de pronto corriendo

10

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo
Excursionismo

Una época hermosa que no sabia que el recordaría como una de las mejores experiencias de su infancia (él y sus hermanas crecieron en los hoteles donde trabajé). El Hotel de Montaña desapareció como tal, el ultimo terremoto termino con ese sueño.

Detalles.

El guía que nos acompañó, llevaba una bolsa plástica en la que iba guardando los depósitos plásticos y demás basura que encontraba en ambos lados del sendero.

Durante mi gestión en el Hotel (el parque era el área verde del Hotel), se entregaba a cada visitante que entraba a los senderos, una bolsa para que trajera la basura que encontrara su paso, depositándola como su aporte, a su salida.

Está en ruinas y hay áreas que no están accesibles. Fue para tomar la foto del recuerdo en el mirador como cuando yo la tomé a él, esta vez con su Cría. Yo preferí no ir y guardar las imágenes de los buenos tiempos, con el hotel completo y funcionando, con un restaurante con paredes panorámicas y un jardín de hortensias al centro. Simplemente hermoso.

Hacía ya un poco de frio, nos dispusimos a salir y nos despedimos, comentamos un poco en el camino de regreso, hasta que me dormí. Luego ya en Santa Tecla nos despedimos de Liz Natalia y quedamos pendientes hasta la próxima caminata en Usulután.

La POLITUR.

Hay vigilancia que se deja sentir en la ruta de los volcanes, hay patrullas en la carretera y hay Policías de Turismo en el parque,

hay Policías que acompañan los recorridos y excursiones junto a los guías. El servicio FUNCIONA y eso es bueno, podemos caminar con seguridad. Fue particularmente agradable ver cuanta gente llega para las caminatas en un fin de semana

cualquiera, en invierno o verano, según me explicaba el guía.

Las observaciones y lecciones.

Fumé por muchos años,

desde que lo deje,

he

pensado si la vida algún día me pasara la

factura. Ese día pudo ser el día.

Tengo una vida de “ejecutivo”, es decir sin hacer mas esfuerzo que escribir, caminar a la copiadora o al fax, levantar el pesado teléfono, levantarme al sanitario y atender personas. Salgo del trabajo y manejo cada día, llegamos a casa para cenar, luego a ver TV y eventualmente, como hoy, escribir, para luego de nuevo, dormir. Es una

vida muuuy sedentaria.

El no hacer ningún tipo

de ejercicio me ha

costado caro, vi de cerca el otro lado. Eso amerita un cambio importante, no para aspirar a subir el

11

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Excursionismo Una época hermosa que no sabia que el recordaría como una de las mejores experiencias
Excursionismo
Excursionismo

Everest como dice Gricelda, pero por lo menos disfrutar de una buena caminata, y ¿porque no?, otro volcán. Hay cambios que hacer además de ejercicio, hay que cambiar de dieta, evitar sal y grasas saturadas, reducir carbohidratos, eliminar las sodas, entre otros. Hay que mejorar los indicadores de triglicéridos, colesterol LDL, apartarnos de los factores de riesgo de diabetes. Y de nuevo, caminar para recordar o conocer los rincones mágicos de este bello País.

Es un privilegio poder estar ahí, salir de Metrocentro o Multiplaza y ver el mundo que aun es bello, con sus atardeceres, oír los pájaros, es hermoso, principalmente si aun podemoscuando seamos clientes de las prótesis, como dijo Gricelda, solo podremos pensar en ello o leer los apuntes de viaje de otros…

Anímese a vivir con intensidad, la aventura le espera!!!!

Excursionismo Everest como dice Gricelda, pero por lo menos disfrutar de una buena caminata, y ¿porque

12

Alejandro Gómez. Consultor, e-mail: alexgo@navegante.com.sv.

Minat Terkait