Anda di halaman 1dari 1

Disculpa

Disculpadme ardientes llamas eternas


pero no puedo acompañaros por siempre.
Excusadme gusano imperecedero
pero tu invitación rechazar debo.
Perdonadme maldad por no sucumbir a tu canto delicioso.
Perdonadme pecado por no acompañarte en los placeres carnales.
Discúlpenme demonios mil por no sufrir con vosotros
mil y una eternidades.
Disculpadme ¡oh Infierno!
Comprendedme lago de fuego
Pero mi destino con ninguno de ustedes comparto
Ganas no me faltan, debilidad me sobra y maneras abundan,
Sin embargo hay algo en mí que aún alumbra
Dentro y en mi carne hay algo en mí que no es carne
Dentro de mi ser hay otro ser
Más sublime y más hermoso, más sereno y cariñoso, más fuerte y poderoso.
Tengo mucho de pecado y me sobro en maldad
Pero un poco de sangre por siempre me ha de bastar
Son tantas las decepciones pero más las reconciliaciones
Son tantos los errores pero han sido más los perdones
Son tantas las infidelidades y ninguno los reproches
Son miles las traiciones y ninguno los rencores
Soy tanto yo mismo pero aún estás en mí ¡oh Cristo!
Pues no importa qué tanto me aleje, no importa qué tanto peque
Tu dulce voz de amor siempre prevalece
No importa cuán profundo caiga, no importa cuántas veces yerre
Tu amor nunca me falla y tu Espíritu nunca me rechaza.
En verdad lo siento pero no puedo abandonarme al pecado y condenar mi alma al fuego eterno,
No puedo, no puedo y no puedo.
Perdónenme pero tanto amor por mí me impide estar en un lago ardiente por siempre
y me obliga a volver al Dios paciente, me condena a ser victorioso por siempre.
Disculpadme.