Anda di halaman 1dari 87

A.

- SISTEMAS PROCESALES Y PRINCIPIOS:

a.- Relación y diferencias:

b.- Sistemas procesales:

Sistema acusatorio: Hay una relación entre el sistema democrático y este sistema
procesal.
Características principales: Existencia Acusación. Igualdad partes. Pasividad del
juez. Oralidad. Contradictorio. Publicidad.
sistema inquisitivo: Hay una relación entre el sistema autoritario y este sistema
procesal.
Características principales: proceso de oficio, desequilibrio de partes, juez activo,
secreto del proceso, no contradicción.
sistema mixto: Es una combinación de ambos, surge por el desprestigio del sistema
inquisitivo.
sistema mixto moderno: Características: Separación de instrucción. Separación de
funciones de instrucción, acusación y juicio.
c.- Principios generales del proceso penal democrático:
Igualdad: Las partes se encuentran en igualdad de condiciones.
independencia del juez: (5 cpp): El juez es independiente, debiendo actuar
únicamente apegado a la Constitución y la Ley. A pesar de lo anterior, mantiene una
serie de controles, tales como: responsabilidad de tipo penal (caso del cohecho); de tipo
disciplinaria (caso de sanción laboral) y civil: caso del procedimiento de responsabilidad
civil previsto en la LOPJ.
interpretación restrictiva de normas: (2 cpp): Este principio deriva en el principio pro
libertatis, el que establece una interpretación restrictiva de las normas que afectan la
libertad personal.
inviolabilidad de la defensa: (12 cpp) La defensa de un imputado es inviolable. Solo
se pueden dar las estrictamente señaladas por la ley.
inocencia: (9 cpp): Toda persona debe tenerse como inocente mientras no se
demuestre lo contrario, sea su culpabilidad, lo cual le corresponde demostrar al estado o
al sistema. Por ello al imputado no le corresponde demostrar su inocencia, sino al estado
la culpabilidad de éste.
Licitud de la prueba:únicamente puede ser usada la prueba obtenida validamente
principio de juez natural: (3 cpp): La persona únicamente podrá ser juzgada por
quien corresponda, no por juez nombrado al efecto.
Legalidad: (1 cpp): Visto en sentido procesal, significa que todo acto, actuación o
procedimiento puede llevarse a cabo únicamente si ha sido previamente definido o
determinado. Visto en sentido de derecho positivo: Nadie podrá ser condenado sin que la
sanción haya sido previamente determinada, a través de los mecanismos legales.
Non bis in ídem: (11 cpp): Indica que ningún ciudadano podrá ser juzgado dos veces
por los mismos hechos. Se aclara que la anterior prohibicón lo es en la misma vía,
siendo posible que se dé a nivel penal, donde se impone la sanción punitiva; y a nivel
administrativo, donde se impone la sanción disciplinaria.
celeridad procesal: Existe un control de la duración del proceso. “La ineficiencia de
un despacho no es excusa para la lesión de los derechos constitucionales de una
persona... ” (Sala Cuarta 5216-94).
principio de objetividad: (6 cpp): En sus actuaciones y resoluciones el juez debe
actuar en apego estricto a realidades objetivas y jurídicas. No podrá mostrar parcialidad
hacia ninguna de las partes o personas.
principio de solución del conflicto: (7 cpp): En sus resoluciones y actuaciones los
jueces deberán procurar la solución del conflicto, sea éste de naturaleza personal o
social. En ese sentido deberán procurar la aplicación de todas las salidas alternas al
conflicto que prevé la ley.
Colegio de jueces: El contradictorio no solo debe darse entre las partes sino también
entre los jueces, quienes deben efectivamente deliberar.
Carácter restrictivo de las medidas cautelares: estan deben aplicarse según el caso y
en el límite necesario.
Senamiento defectos formales: No procede la solicitud de nulidad de la actividad
procesal, ya que lo que se dispone es su imposibilidad de utilización. Se supera el criterio
de la nulidad por la nulidad misma.
inviolabilidad de la defensa: (12 cpp) La defensa de un imputado es inviolable. Solo
se pueden dar las estrictamente señaladas por la ley.

JURISPRUDENCIA SOBRE LOS PRINCIPIOS DEL PROCESO PENAL


MODERNO
El principio democrático se traduce en el campo penal en la igualdad de trato que
debe darse a todos, en aras del respeto a sus derechos en todo proceso penal (debido
proceso) y que el sistema carcelario reúna condiciones dignas para la permanencia
de los detenidos. Este principio está conformado por el principio de independencia de
los jueces, en tanto que actúan en garantía de las partes involucradas y que consiste,
en el derecho que tiene el imputado de ser juzgado por jueces independientes, en
relación con otros Poderes del Estado, de sus superiores del Poder Judicial y de toda
influencia externa. Voto Nº 6470-00 de 18 – 8 - 99. SALA CONSTITUCIONAL
La investigación preliminar a cargo del MP, es una de las modificaciones más
importantes y sustanciales que se introducen a la reforma del procedimiento
costarricense, separando así las funciones a partir de la instrucción preliminar,
atribuyéndole al MP, el poder requirente y de investigación, correspondiéndole así, la
iniciativa de las pesquisas y recolección de las pruebas, mientras que otro órgano,
fiscaliza la labor que ejerce el ente acusador. Voto Nº 6470-00 de 18 – 8 - 99. SALA
CONSTITUCIONAL
La indagación de los hechos y recabación de pruebas a cargo del MP, disminuye
sustancialmente la retardación de justicia, porque no requiere que su investigación siga
un procedimiento formal escrito, siendo su finalidad, determinar si existe o no, base para
el juicio, bastando con ello, que se recolecten los elementos de prueba que le den
fundamento a la acusación. Voto Nº 6470-00 de 18 – 8 - 99. SALA CONSTITUCIONAL
La función del Juez en la etapa preparatoria es de garantía de los derechos de las
partes y de cumplimiento de formalidades, brindando así, protección a los derechos
fundamentales, y rescatando de esta forma, su independencia frente al hecho
investigado. Voto Nº 6470-00 de 18 – 8 - 99. SALA CONSTITUCIONAL
El MP mantiene inalterable los poderes inherentes a la acusación, motivo por el cual el
Juez no puede modificar la voluntad del órgano acusador, cuando éste considera
pertinente la desestimación de la causa, imperando así, el criterio del MP. Voto Nº 6470-
00 de 18 – 8 - 99. SALA CONSTITUCIONAL
La víctima no está excluida del proceso penal, ya que se prevé su
participación en forma adhesiva, activa y fiscalizadora, tanto de las
funciones que competen al MP, al cual puede constreñir con los controles
administrativos y judiciales que se abren mediante recursos, como de la
función jurisdiccional propiamente dicha.. Voto Nº 6470-00 de 18 – 8 - 99.
SALA CONSTITUCIONAL

B.- LOS SUJETOS DEL PROCESO

1.- M.P.: Tiene la responsabilidad, aunque no el monopolio de acción penal.


a.- Características y principios que lo informan: (1 LOMP) es un
órgano del PJ y ejerce sus funciones en el ámbito de la justicia penal, por
medio de sus representantes, conforme a los principios de unidad de
actuaciones y dependencia jerárquica, con sujeción a lo dispuesto por la C
P y las leyes. Tiene las siguientes funciones: (2 LOMP) requerir ante
tribunales penales aplicación de la ley, mediante el ejercicio de la acción
penal y la realización de la investigación preparatoria en los delitos de
acción pública.
b.- Acción penal, concepto: (16 cpp):
Acción penal pública: (17, 18 cpp): Es pública o privada. Cuando es
pública, su ejercicio corresponde al MP, sin perjuicio de la participación
que este Código concede a la víctima o ciudadanos.
En delitos contra seguridad de la Nación, tranquilidad pública, poderes públicos, orden
constitucional, ambiente, zona marítima- terrestre, hacienda pública, la P G R también
podrá ejercer directamente esa acción, sin estar subordinada a actuaciones y decisiones
del M P. En estos casos, se tendrá como parte a PGR y podrá ejercitar los mismos
recursos que se le concede al MP.
Acción penal pública a instancia privada (20 cpp): MP sólo la ejercerá
cuando haya denuncia, por parte del ofendido mayor de 15 años o, si es
menor de esa edad, en orden excluyente, sus representantes legales.
Antes de la instancia, podrán realizarse los actos urgentes que impidan
continuar el hecho o los imprescindibles para conservar los elementos de
prueba, siempre que no afecten la protección del interés de la víctima.
La víctima o representante podrán revocar instancia en cualquier momento
hasta antes de acordarse apertura a juicio. La revocatoria comprenderá a
los que hayan participado en el hecho punible.
Sin embargo, la acción la ejercerá el MP directamente cuando se haya
cometido contra un incapaz o un menor de edad.
Delitos de acción pública perseguibles sólo a instancia privada: a)
Relaciones sexuales consentidas con persona mayor de 12 y menor de 15;
contagio de enfermedad y violación; en este caso cuando la persona
ofendida sea mayor de 15 y no se halle privada de razón o incapacitada
para resistir; Agresiones sexuales que no sean agravadas ni calificadas;
Lesiones leves y culposas, abandono de personas, ocultación de
impedimentos para matrimonio, simulación de matrimonio, amenazas,
violación de domicilio, usurpación. Incumplimiento deber alimentario, deber
asistencia, incumplimiento o abuso de atria potestad.
Acción penal privada: (19 cpp: Delitos contra el honor; Propaganda
desleal.
Conversión de la acción penal pública a privada: (20 cpp): Se podrá convertir en
privada a pedido de la víctima, siempre que: MP lo autorice y no exista un interés público
gravemente comprometido; además que el delito requiera instancia privada o delito
contra la propiedad realizado sin grave violencia sobre las personas.
Acción popular: (16 cpp)
EXTINCION DE LA ACCION PENAL: (39 a 35): Causas: a) Muerte imputado; b)
Desistimiento de querella en delitos de acción privada; c) Pago del máximo previsto para
pena de multa hecho antes de juicio oral, pero solo si se trata de delitos con pena de
multa, haciendo el tribunal la fijación correspondiente. d) aplicación de criterio
oportunidad. e) Prescripción. f) Cumplimiento del plazo de suspensión del proceso a
prueba sin que sea revocada. g) Indulto o amnistía. h) Por revocatoria de instancia
privada en delitos de acción pública cuya persecución dependa de aquella. i) Muerte de
ofendido en delitos de acción privada: j) Reparación integral del daño particular o social,
antes del juicio oral, en delitos de contenido patrimonial sin grave violencia sobre
personas o delitos culposos, siempre que víctima o M P lo admitan. k) Conciliación. l)
Incumplimiento de plazos máximos de investigación preparatoria según términos fijados
por CPP. m) Cuando no se reabra investigación dentro de un año, luego dictado
sobreseimiento provisional.
PLAZOS DE PRESCRIPCION ACCION PENAL:
Si no se ha iniciado persecución penal:
a) Después de un plazo igual a máximo de pena en delitos sancionados
con prisión;
pero en ningún caso puede ser mayor de 10 años ni inferior a 3.
b) En 2 años en delitos con pena no privativa de libertad y en faltas y
contravenciones.
Cómputo de la prescripción: Se regirán por pena principal, y comenzará
a correr: Para infracciones consumadas desde día de consumación; para
tentativas: desde día en que se efectuó último acto de ejecución; para
delitos continuados o de efectos permanentes: desde el día en que cesó
continuación o permanencia.
Interrupción de plazos de prescripción: (Se reinicia conteo partiendo
de cero)
Iniciado el procedimiento los plazos establecidos en artículo trasanterior se
reducirán a la mitad, y volverán a correr nuevamente a partir de los
siguientes momentos:
a) Primera imputación formal de hechos a encausado en delitos de acción
pública.
b) Presentación de querella en delitos de acción privada.
c) Cuando la realización del debate se suspenda por causas atribuibles a
defensa, con propósito de obstaculizar normal desarrollo de aquel, según
declaración que hará tribunal en resolución fundada.
d) El dictado de sentencia aunque no se encuentre firme.

Suspensión del cómputo de prescripción: (se deja de contar en ese


lapso)
a) Cuando debido a disposición constitucional o legal, la acción penal no
pueda ser promovida ni proseguida, pero no regirá cuando se trate de
instancia privada.
b) En delitos de funcionarios públicos en ejercicio, mientras sigan en
puesto y no se haya iniciado causa.
c) En delitos contra sistema constitucional cuando se rompa éste orden
hasta restablecimiento.
d) Mientras dure trámite de extradición.
e) Cuando se haya suspendido ejercicio de acción por criterio de
oportunidad o suspensión del proceso y mientras duren esas
suspensiones.
f) Por rebeldía de imputado, plazo no podrá exceder de tiempo igual a
prescripción de acción penal.

2.- EL IMPUTADO Y LA DEFENSA:


IMPUTADO. CALIDAD: El imputado adquiere tal calidad, desde el inicio de las
investigaciones y a partir de ahí puede hacer valer los derechos que el ordenamiento
reconoce en beneficio suyo.
En la etapa preparatoria, por la urgencia con que deben realizarse algunas pesquisas -
excepcionalmente- el derecho de defensa se atenúa; en tales casos, la garantía de
regularidad y legalidad del acto es suplida por la intervención de una autoridad
jurisdiccional. Voto Nº 1453-99 de 9 hrs. del 19 –11- 99. SALA TERCERA

a.- Derechos y ejercicio de la defensa material: (82-96):


Derechos del imputado:
a) Conocer causa de detención y funcionario que ordenó, y que exhiban la
orden,
b) Comunicarse en forma inmediata con persona o asociación que desee;
c) Ser asistido desde primer momento por defensor que designe;
d) Presentarse o ser presentado a M P o tribunal, para enterarse de
hechos imputados.
e) Abstenerse declarar.
f) No ser sometido a tortura;
g) No se utilicen en su contra medios que impidan libre movimiento.
Advertencias a imputado: hecho que se le atribuye, calificación jurídica y
resumen de contenido de prueba existente. Que puede abstenerse de
declarar sobre hechos
b.- Intervención de la defensa técnica: (93 cpp):
Siempre deberá tener defensor.

c.- El imputado
Como sujeto del proceso:

Como objeto de Prueba: ( 88 ) Se podrá ordenar investigación para


constatar circunstancias importantes para descubrir verdad. Por orden del
tribunal se podrán hacer intervenciones corporales según reglas del saber
médico aun sin el consentimiento de imputado, y siempre que no afecten
salud o integridad física, ni se contrapongan sus creencias.
Por orden del MP: Tomas de muestras de sangre y piel, corte de uñas, cabellos, tomas
de fotografías, huellas dactilares, grabación de voz, constatación de tatuajes y
deformaciones, alteraciones o defectos, palpaciones corporales, y aquellas que no
provoquen ningún perjuicio para salud o integridad física, siempre que las realice un
perito y no las considere riesgosas.

Se le someterá a examen mental obligatorio cuando:


a) Se atribuya delitos sexuales contra menores, agresiones domésticas.
b) Mayor de 70 años.
c) Caso condena impondrá pena mayor 15 años; d) Tribunal crea
indispensable para capacidad.

d.- Medidas cautelares:


De carácter personal: (235 a 262 cpp)
Aprehensión de persona, cuando:
a) Haya sido sorprendido en flagrancia. b) Se haya fugado de penal
c) Existan indicios de participación en delito y sea caso en que procede
prisión preventiva.

Detención de una persona (237): La puede ordenar el MP cuando:


a) Sea necesaria, existan indicios de autoría o participación en hecho y
pueda ocultarse, fugarse,
b) En primer momento de investigación sea imposible individualizar a
imputados y testigos y urge
c) Para investigación de delito sea necesaria concurrencia de persona.
No puede durar más de 24 horas.

APLICACIÓN DE PRISION PREVENTIVA: (238): Solo en los límites


indispensables para asegurar descubrimiento de verdad y actuación de
ey. Que perjudique lo menos a afectados; y en relación a la pena que se
impondría.

PROCEDENCIA DE PRISION PREVENTIVA: (239):


a) Existencia de elementos de convicción que hagan creer autor o partícipe
de hecho punible.
b) Existencia de peligro de fuga; peligro de obstaculización; reiteración
delictiva.
c) Delito esté reprimido con pena privativa de libertad.
PRISION PREVENTIVA. DELINCUENCIA DE NARCOTRAFICO ES ESPECIAL: "...
No puede dejar de indicarse, a este propósito, que la expe-riencia judicial, y
particularmente de la justicia constitucio-nal, hace necesario tener presente que la
delincuencia de narco-tráfico es especial y que también especiales son los autores y sus
métodos de trabajo. Incluso no puede descartarse como legí-timo que haya una mayor
rigurosidad en el tratamiento de los sometidos a este tipo de procesos, porque los
medios o recursos materiales con que cuentan y la organización (u organizaciones) que
generalmente los respalda, hacen que puestos en libertad, se dificulte la actuación de la
justicia..." (sentencia de la Sala N° 2048-95 de las 15:06 horas del 26 de abril de 1995).

CONTENIDO DEL PELIGRO DE FUGA: (240)


a) Arraigo en país, determinado por domicilio, residencia habitual, asiento
de familia, negocios o trabajo y facilidades para abandonar definitivamente
país o permanecer oculto. La falsedad, alta de información o de
actualización de domicilio de imputado constituye presunción de fuga.
b) Pena que podría llegarse a imponer en el caso.
c) Magnitud del daño causado.
d) Comportamiento durante procedimiento u otro anterior, en la medida
que indique voluntad de someterse a persecución.

PRISIÓN PREVENTIVA. EXTRANJERO DE PASO: “esta Sala ha dicho


que el hecho de que un extranjero no cuente con domicilio fijo en el
territorio nacional, sino que su presencia en éste sea meramente
transitoria, hace presumir racionalmente que de encontrarse en libertad
tratará de sustraerse del proceso, de modo que en tales condiciones no
resulta arbitrario ni ilegítima la restricción a la libertad del acusado que
imponga el juez competente a fin de asegurar la actuación de la ley. ... los
acusados son extranjeros de paso por el país, es decir, no tienen domicilio
fijo dentro del territorio nacional, circunstancia que es suficiente para
acordar la detención provisional de los indiciados a fin de asegurar su
sometimiento al proceso. VOTO N° 2265-94 SALA CONSTITUCIONAL

CONTENIDO DEL PELIGRO DE OBSTACULIZACION: (241)


Presunción de que:
a) Destruirá, modificará, ocultará, falsificará elementos de prueba.
b) Influirá para que coimputados, testigos, peritos informen falsamente o
se comporten de manera desleal o reticente, o inducirá a otros a realizar
tales comportamientos. Este motivo sólo servirá hasta la conclusión del
debate.
LIMITACIONES A PRISION PREVENTIVA. NO SE IMPONDRA: (260)
A personas mayores de 70 años o valetudinarias, si tribunal estima que en
caso de condena, no se impondrá pena mayor a 5 años.
A personas afectadas por enfermedad grave y terminal.
A mujeres en estado avanzado de embarazo o con hijo menor de 3 meses,
cuando privación de libertad ponga en peligro vida, salud, integridad de
madre, feto o hijo.

CONTENIDO DE LA RESOLUCION QUE ACUERDA PRISION


PREVENTIVA:
Debidamente fundada, expresando cada uno de presupuestos que la
motivan. Contendrá:
a) Datos de imputado. b) Enunciación de hechos.
c) Razones por las que se considera existencia de razones. d)
Disposiciones penales aplicables.
e) Fecha vencimiento.

PRISION PREVENTIVA. MOTIVACION. La motivación correcta, implica por lo menos


una descripción clara y especifica de la forma cono ha sido aplicada la prisión preventiva
con indicación de los aspectos principales y accidentales. Se consideran elementos
principales de la motivación.
Los indicios comprobados de no haber cometido delito.
Los elementos de juicio y razonamientos que impongan irremediablemente aplicar el
artículo 239 del Código Procesal Penal.
La fecha del auto de aprehensión, del auto de detención, de revisión trimestral de la
medida cautelar,
Los periodos de suspensión del plazo de prisión,
El cómputo total de internamiento y el tiempo por el cual se pide la prórroga.
Dentro de los elementos accidentales podrían indicarse:
La fecha de excarcelación o de las excarcelaciones,
Los periodos de libertad,
Los tiempos en que se aplicaron medidas sustitutivas de la prisión,
Las rebeldías dictadas y Los reencarcelamientos. Voto Nº 062-99 del 12 – 3- 99.
TRIBUNAL DE CASACIÓN PENAL.

PRISION PREVENTIVA. FUNDAMENTACION DEBE ENCONTRAR SUSTENTO


EN HECHOS QUE CONSTEN EN EXPEDIENTE, NO BASTA MENCIONAR
FRASES VACIAS. "Vale sin embargo hacer mención al hecho de que, cuando se exige
fundamentar debidamente la resolución que restringe la libertad de un imputado, tanto
por imperativo constitucional, como por mandato específico del numeral 20 de la Ley de
Jurisdicción Constitucional, lo que se exige en la resolución es la existencia y exposición
del respaldo fáctico concreto existente en la causa, y respecto de cada imputado, así
como el respaldo normativo que sustenta y justifica la adopción de la medida, pues sólo
de esa forma se logran individualizar las razones que motivaron la decisión, y sólo así
surge la posibilidad de controlar en alzada esa disposición. Es decir, el juez ha de
expresar las razones que existen en la causa que tramita, y respecto del imputado
concreto, para decidir restringir su libertad como medida cautelar indispensable para
asegurar la sujeción del acusado al proceso, la averiguación de la verdad y la eventual
aplicación de la ley penal. Repetir en abstracto y como frases vacías, los supuestos que
legalmente autorizan la privación de libertad, no es fundamentar. Fundamentar, motivar,
SIgnifica documentar la decisión en el caso concreto, exponer y razonar por qué se
estima en ese momento
procesal, que los objetivos antes señalados están en peligro, y cuáles son los elementos
de juicio que permiten sustentar la existencia de ese peligro y en consecuencia, justificar
la medida adoptada. El juez no pude contentarse con decir que sospecha de la fuga del
acusado, o sospecha que contaminará la prueba, sino que debe exponer en concreto en
qué se basan esas sospechas, y para hacerlo debe referirse indefectible a las pruebas
existentes en la causa y a cualquier otra evidencia derivada del comportamiento procesal
del acusado que respalde ese juicio emitido, sin que con ello se lesione el principio de
inocencia, dado que como medida cautelar, la detención provisional debe encontrar
pleno respaldo y justificación en el proceso. No son apreciaciones subjetivas del juez las
que permiten limitar la libertad, son razones objetivas, amparadas legalmente y
debidamente respaldadas en la causa y ello debe traducirlo y exponerlo el juez al
resolver sobre la libertad." Sala Cuarta. Voto 5396-95 de 15:45 del 3 – 10 - 95.

PRISION PREVENTIVA. SOLO EN INTERES DEL PROCESO: IIIo.- El artículo 20 de


la Ley que rige esta jurisdicción, desarrollando el principio establecido en el artículo 37 de
la Constitución Política, también receptado en los artículos 1, 3 y 106 del Código de
Procedimientos Penales, obliga a fundamentar debidamente cualquier pronunciamiento
que pueda afectar la libertad ambulatoria de una persona. La gravedad del hecho
cometido y el tanto de pena, pueden ser tomados en
consideración para establecer con base en ellos y utilizando criterios objetivos, que el
encausado podrá atentar contra los intereses del proceso (asegurar el descubrimiento de
la verdad y la actuación de la ley, según los
términos del artículo 265 del Código de Procedimientos Penales), pero por sí solos,
resultan insuficientes para negar la excarcelación de un encausado, dado que el propio
legislador posibilitó la excarcelación de personas que se encontraran en esa situación
(artículo 297 y 298 del ordenamiento represivo antes citado). El contenido probatorio del
expediente no es posible de ser valorado a ese momento, pues el reo mantiene frente al
hecho atribuido el estado de inocencia que le garantiza el artículo 39 constitucional. Sólo
se le puede
restringir su libertad durante el proceso "en los límites absolutamente indispensables para
asegurar el descubrimiento de la verdad y la actuación de la ley" (artículo 265 ejúsdem).
Si el fundamento de la negatoria acordada por el Tribunal recurrido lo es el tanto de pena
posible de imponer, la cantidad de la droga decomisada y el contenido de la prueba
aportada a la instructiva, sin que se hayan ligado esas circunstancias con una posible
afectación a los intereses del proceso, fundamentado en circunstancias objetivas, el
recurso debe ser declarado con lugar, ordenándosele en consecuencia a la Sección
Segunda del Tribunal Cuarto Penal de San José, proceder a otorgar al recurrente su
excarcelación con las condiciones que resulten suficientes para el caso. Voto Nº 462-92
SALA CONSTITUCIONAL

PRISION PREVENTIVA. NARCOTRAFICO ES DELITO ESPECIAL: IIIo.- En cuanto


a los alegatos del recurrente por la rigurosidad con que se analiza el caso de los
imputados a quienes se atribuyen delitos relacionados con el tráfico de drogas, debe
señalarse que esta Sala ha reconocido legítimo un tratamiento más cuidadoso, pues es
innegable el poderío económico que sustenta dicha actividad, permitiendo y facilitando la
evasión de aquellos que son detenidos, por medios de transporte clandestinos o por
usos de documentos falsos que permiten fácilmente burlar los controles migratorios. Así
se reconoció expresamente en la sentencia número 2048-95, de las quince horas seis
minutos del veintiséis de abril del año anterior, en la que se señaló lo siguiente:
"SEGUNDO.- La jurisprudencia de esta Sala ha estimado legítima, obviamente, la
decisión de los tribunales de mantener en prisión - y denegar la excarcelación- de
cualquier imputado, cuando medien razones procesales objetivas, con el fin de facilitar la
averiguación de los hechos y establecer las responsabilidades correspondientes. Todo
esto, dentro del equilibrio que debe existir entre el derecho a la libertad y el estado de
inocencia que perdura durante el proceso, por una parte, y la necesidad social de que se
haga justicia por la otra. Dentro de esa perspectiva, la detención en flagrancia, la
instrucción inconclusa (puesto que se investiga el paradero del resto de la droga que se
suponía involucrada en la negociación abortada) y la proximidad del debate, en que
fundamenta la autoridad judicial recurrida su decisión, son causas que reiteradamente
esta Sala ha admitido como legítimas para mantener en prisión al imputado y así
corresponde hacerlo en este caso. No puede dejar de indicarse, a este propósito, que la
experiencia judicial, y particularmente de la justicia constitucional, hace necesario tener
presente que la delincuencia de narcotráfico es especial y que también especiales son
los autores y sus métodos de trabajo. Incluso, no puede descartarse como legítimo que
haya una mayor rigurosidad en el tratamiento de los sometidos a este tipo de procesos,
porque los medios o recursos materiales con que cuentan y la organización (u
organizaciones) que generalmente los respalda, hacen que puestos en libertad, se
dificulte la actuación de la justicia. Ciertamente, lo único que se ha podido detectar como
inconsistente en la argumentación del juzgador recurrido, es que parcialmente fundó su
negativa de excarcelación en la existencia de otra causa elevada a juicio, pero esto se
desvaneció de la investigación que telefónicamente realizó el Magistrado instructor, ya
que el Tribunal Superior de Liberia había dictado una absolución. Esto no varía,
obviamente, lo que se lleva dicho acerca de la legitimidad del acto impugnado y por todo,
el recurso debe ser declarado sin lugar". Voto Nº 2658-96Voto Nº 2658-96 SALA
CONSTITUCIONAL

REVISION DE PRISION PREVENTIVA: (253)


En los primeros 3 meses de acordada, la revisión sólo procederá cuando
tribunal estime que han variado circunstancias por las cuales se decretó.
Después de 3 meses: Tribunal: examinará de oficio, por lo menos cada 3
meses, los presupuestos de la prisión, y ordenará continuación,
modificación, sustitución por otra medida o libertad del imputado.
Incumplimiento del deber de revisión periódica sólo producirá aplicación de
régimen disciplinario.
Después de 3 meses: Imputado: podrá solicitar revisión cuando estime
que no subsisten circunstancias por las cuales se acordó. Estas solicitudes
interrumpen plazo señalado.
Deberá tomarse en cuenta al revisar prisión preventiva: peligrosidad
de imputado, suficiencia de elementos probatorios para sostener autoría
en hecho.
POTESTAD TRIBUNAL AUN DE OFICIO: (254) en cualquier estado del
procedimiento, en resolución fundada revisará, sustituirá, modificará o
cancelará procedencia de medidas cautelares y circunstancias de
imposición, según reglas de CPP.

IMPUGNACION DE RESOLUCION:(256) Siempre será apelable.


Igualmente cualquier resolución que imponga otra medida cautelar o
rechacen una medida sustitutiva. Se emplazará a partes por 24 horas y a
su vencimiento el tribunal de alzada se pronunciará sin ningún trámite. No
regirá el procedimiento previsto para tramitar recurso de apelación.

PRISION PREVENTIVA. PRIORIDAD SI HAY PERSONA DETENIDA: “...Siempre


que está de por medio la libertad de una persona, y que existe una resolución pendiente
que la afecte, debe considerarse que se está en presencia de un acto que debe ser
realizado con urgencia. En este caso, no sólo por tratarse de una resolución que
restringe la libertad y que estaba pendiente de resolverse, sino hasta por economía
procesal, lo procedente era que el juzgado le diera curso a la apelación, y que de una vez
lo remitiera al Tribunal Superior de Familia y Tutelar de Menores de San José, y no
como lo hizo, pues en ello se dio un retraso innecesario...” Voto 1854-96 de las 15:03
horas del 23 de abril de 1996 Sala Tercera

CESACION DE LA PRISION PREVENTIVA: (257)


a) Cuando nuevos elementos de juicio demuestren que no concurren
motivos que la fundaron o tornen conveniente sustitución por otra medida,
aun antes de transcurridos tres meses.
b) Cuando supere o equivalga al monto de posible pena a imponer,
considerando incluso aplicación suspensión o remisión de pena, o libertad
anticipada.
c) Cuando exceda de doce meses. (Este plazo (258) podrá prorrogarse a
pedido de MP, por el Tr. Sup. de Casación Penal hasta por un año más,
siempre que fije el tiempo concreto de prórroga. El tribunal deberá indicar
medidas necesarias para acelerar trámite del procedimiento. Si hay
sentencia condenatoria, los plazos podrán prorrogarse por 6 meses más.
Vencidos esos plazos no podrá acordarse nueva ampliación, salvo en
forma excepcional y hasta por seis meses más, cuando dispongan el
reenvío a un nuevo juicio.

SUSPENSION DE LOS PLAZOS DE LA PRISION PREVENTIVA: (259 )


a) Mientras el procedimiento esté suspendido a causa de interposición de
recurso o acción ante Sala Cuarta.
b) Durante tiempo en que debate esté suspendido o se aplace iniciación
por impedimento o inasistencia de imputado o defensor, o a solicitud de
estos, siempre que suspensión o aplazamiento no se haya dispuesto por
necesidades relacionadas con adquisición de prueba o por términos para
defensa.
c) Cuando proceso se prolongue por gestiones o incidencias dilatorias
formuladas por imputado o defensores.

OTRAS MEDIDAS CAUTELARES: (244)


SIEMPRE QUE PRISION PREVENTIVA SE PUEDA EVITAR:
a) Arresto domiciliario, en su propio domicilio o en custodia de otra
persona.
b) Obligación de someterse al cuidado o vigilancia de persona o institución
determinada, que informará a tribunal.
c) Obligación de presentarse periódicamente ante tribunal.
d) Prohibición de salir sin autorización del país, localidad o ámbito
territorial que se.
e) Prohibición de concurrir a determinadas reuniones o visitar ciertos
lugares.
f) Prohibición de convivir o comunicarse con personas, siempre que no
afecte derecho de defensa.
g) Caso de agresiones, abandono del hogar.
h) Prestación de caución adecuada.
i) Suspensión en ejercicio del cargo cuando se atribuye delito funcional.

NATURALEZA DE LA FIANZA: (250)


Deberá tomarse en cuenta: Naturaleza del delito, condición económica,
personalidad y antecedentes del imputado. Se fijará suma de modo que
constituya un motivo eficaz para que aquel se abstenga de infringir sus
obligaciones.

CAUCION ECONOMICA. DEBE TOMAR EN CUENTA SITUACIÓN ECONOMICA: “


la caución que se fije por una suma de dinero de conformidad con el artículo 244 del
Código de Procedimientos Penales, debe ser de acuerdo a las posibilidades del
imputado, para que el privado de libertad pueda hacerla efectiva de acuerdo a su
condiciones económicas pues entratándose de la libertad no puede entenderse que se
fije de forma indiscriminada, un monto igual para cada uno de los coimputados sin tomar
en consideración las condiciones individuales de cada uno de ellos, pues de lo contrario,
el beneficio otorgado, resulta nugatorio para el beneficiario, al convertirse en una
circunstancia que impida su libertad. Es así como en sentencia número 452-90 de las
dieciséis horas treinta minutos del dos de mayo de mil novecientos noventa, dispuso:
"Considera esta Sala, que aún cuando la fianza a imponer puede variar según el status
económico del imputado, y demás circunstancias a valorar según el citado artículo 300,
la fianza de ocho millones impuesta a la señora Litlefield, hace nugatorio el ejercicio de su
derecho. No existe en ninguno de los legajos de excarcelación aportados, ningún
estudio socioeconómico o elemento, que indique a esta Sala que la imputada tiene el
status de vida, ingresos económicos o modus vivendi necesario para cubrir esa suma...
antes de resolver la petición del amparado a falta de elementos sobre sus posibilidades
económicas, debió proceder de conformidad con lo dispuesto en el artículo en el artículo
250 del Código de Procedimientos Penales, y la Jurisprudencia de esta Sala, y haber
ordenado la realización de un estudio socio económico del señor Coto Solano, por lo
que al no hacerlo y mantener el monto de la caución en la suma de quinientos mil
colones, hace nugatorio el beneficio concedido por las mismas autoridades, y la omisión
producida, violenta en perjuicio del mencionado señor sus derechos fundamentales,
siendo lo procedente que previo a fijarse el monto de caución se realice en estudio de las
condiciones socio economicas de éste. Voto N° 1106-98 SALA Cuarta.

EJECUCION DE FIANZA: (252) Cuando se haya decretado rebeldía de imputado o


cuando se sustraiga a ejecución de la pena,

De carácter real: (263 – 264 cpp)

3.- LA VÍCTIMA
a.- Concepto: (70 cpp):
a) Al directamente ofendido; b) Cónyuge, conviviente con más de dos años, hijo o padre
adoptivo, parientes dentro del tercer grado de consanguinidad o segundo de afinidad y al
heredero declarado judicialmente, en delitos cuyo resultado sea muerte de ofendido. c)
Socios, asociados o miembros, en delitos que afectan a persona jurídica, cometidos por
quienes la administran. d) Asociaciones y otros entes, en delitos que afectan intereses
colectivos o difusos, siempre que objeto de agrupación se vincule con esos intereses.

b.- Intervención y derechos: (71 cpp)


INTERVENCION: Podrá hacerlo como querella.
DERECHOS:
1.- Información: (art. 71 inciso b). Obligación del Fiscal
de informar sobre este derecho.
2.- Intervención en procedimiento:
- denunciar e instar (art. 17, 18 y 278); -
solicitar devolución de los objetos secuestrados (art.
200);
- Solicitar protección con medidas cautelares; (art.
244, 248 y 249); - Delegar acción civil en M P (art.
39).
- Objetar ante Trib. archivo Fiscal actuaciones, (art.
298) - Solicitar conversión acción en privada (art.
20)
- Manifestarse carácter no vinculante en audiencia oral,
sobre suspensión procedimiento prueba (art. 25)
- Controlar conclusión procedimiento preparatorio a
cargo M P (art. 300).
- Conocer acusación previo a que M P la presente ante
Tribunal (art. 306)
- Solicitar, asistir y participar en conciliación (art.
36 y 318)
- Manifestar criterio no vinculante procedencia
procedimiento abreviado (art. 374)
- Instar a MP que interponga recursos pertinentes (art.
426)
- Derecho privacidad audiencias públicas cuando afecte
pudor, vida privada. (art. 330 C.P.P)
- Exponer hechos en clausura debate (art. 358) - Derecho
auxilio previo delitos acción privada art. 381)
Impugnación: Apelación
- Derecho apelar sobreseimiento definitivo y
desestimación, tanto etapa preparatoria como intermedia
(arts. 71, 282, 300 y 315)
A Queja y buen trato:
1. Por retardo de justicia, y derecho a solución del
conflicto por hecho delictual. (arts.4, 7 y 174)

b.1.- Querella por delito de acción privada: (72 cpp)


Forma de la querella::
a) Nombre y calidades tanto del querellante y mandatario.
b) El nombre y otros del querellado, si se ignoran cualquier descripción
que sirva para
identificarlo.
c) Relación precisa, circunstanciada del hecho, indicando momento de
ejecución.
d) Solicitud concreta de reparación, si se ejerce acción civil.
e) Pruebas que se ofrezcan.
i) En caso de testigos y peritos, indicar nombre y otros, y hechos sobre los
que declarará.
ii) Cuando es por calumnias, injurias o difamaciones, documento o
grabación que según criterio las contenga.
f) Firma de actuante. Una copia por querellado.

b.2.- Querella por delito de acción pública: (75 cpp)


Podrá hacerlo la víctima y su representante; podrá provocar persecución
penal, adherirse a la ya iniciada por MP o continuar con ejercicio, en
términos y condiciones del CPP.
Lo mismo podrá hacer cualquier persona contra funcionarios públicos que,
en el ejercicio de su función, hayan violado derechos humanos.
FORMALIDADES: (76) mismos requisitos de acusación, y será
presentada ante M P. Si ejerce acción civil, deberá indicar el carácter que
invoca y año cuya reparación pretende, aunque no precise el monto.
Deberá actuar con patrocinio de abogado.
OPORTUNIDAD: en el procedimiento preparatorio. MP rechazará solicitud
de constituirse cuando interesado no tenga legitimación. Podrá apelar ante
tribunal del procedimiento preparatorio para que resuelva diferendo.

FACULTADES DEL QUERELLANTE; (80) No alterará facultades del M P


sobre criterios de oportunidad y suspensión del proceso a prueba.

b.3.- La acción civil resarcitoria: (37, 38, 40, 41, 111, 113, 117, 118 cpp)
NATURALEZA: (37) : Para restituir objeto materia del hecho punible, reparación de
daños y perjuicios causados.
NATURALEZA ACCESORIA: (40): En procedimiento penal la acción civil
resarcitoria sólo podrá ser ejercida mientras esté pendiente persecución
penal. Sobreseído provisionalmente el imputado o suspendido el
procedimiento, ejercicio de acción civil se suspenderá hasta que
persecución penal continúe y queda a salvo el derecho de interponer
demanda ante tribunales competentes.
Sentencia absolutoria no impide a tribunal pronunciarse sobre acción civil
resarcitoria válidamente ejercida, cuando proceda.

LEGITIMACION: damnificado, herederos, legatarios, sucesión o beneficiario en caso de


pretensiones personales, contra autores de hecho punible y partícipes, contra el
civilmente responsable.

ACCION CIVIL. PRESUPUESTOS: "La concesión de la acción civil resarcitoria


conlleva la determinación fehaciente de una serie de presupuestos, sin los cuales la
pretensión civil reclamada no puede prosperar. Así se requiere, entre otros, la
acreditación del deber de indemnizar de parte del demandado; del derecho de recibir la
indemnización por parte del accionante y la determinación de la existencia del daño
reclamado. Conforme se desprende de la fundamentación de la juzgadora al conceder el
rubro indicado, así como del contexto general del fallo entendido como una unidad lógico
jurídica, no se aprecia con la contundencia necesaria la determinación por parte de la
juzgadora, de la existencia del daño moral concedido y por ende de la correlativa
obligación de la imputada a resarcirlo, estableciéndolo como una mera posibilidad,
insuficiente para declarar el derecho de la accionante a recibir la indemnización
pretendida, convirtiendo la fundamentación del fallo en contradictoria e ilegítima,
imponiéndose su nulidad, en cuanto al otorgamiento de la pretensión civil." Sala Tercera
Nº: 535 del 23/07/97 Tribunal Superior de Casación Penal
ACCION CIVIL. ES NECESARIO EXISTENCIA DE INJUSTO: La acción civil
resarcitoria permite la demanda de una reparación civil, por un daño ocasionado con la
comisión de un hecho delictivo. Se trata de un proceso civil dentro de la acción penal, que
facilita el reclamo de una indemnización civil, fundamentalmente por la celeridad del
proceso penal, ya que éste se rige por principios que permiten un mejor acceso a la
justicia, como lo es la oralidad, la publicidad, el contradictorio y la continuidad. Le son
aplicables principalmente las reglas contenidas en la ley procesal penal y
subsidiariamente las disposiciones civiles, como por ejemplo en lo relativo a las
excepciones y los embargos. En relación con la acción civil corresponde al Tribunal
analizar, de oficio, los presupuestos procesales, para determinar si cabe la reparación, a
saber, si existe derecho, legitimación e interés actual. De igual forma se debe emitir
pronunciamiento sobre las costas procesales y personales, aún cuando las partes
interesadas no lo hayan solicitado. En el caso en estudio el Tribunal de Juicio ha
establecido con claridad que la conducta del señor A.S.M. no es típica, es decir, no se
adecua a un tipo penal. La recurrente, bajo la misma fundamentación de los dos
anteriores motivos, invoca ahora violación a la ley sustantiva, lo cual también debe ser
rechazado. Si S.M. no incurrió al menos en un injusto (por faltar la tipicidad) y no estamos
en presencia de una responsabilidad objetiva (por ejemplo la que establece el artículo
1048 párrafo 5 del Código Civil, que incluso invierte la carga de la prueba), tampoco está
obligado a resarcir civilmente a C.A.C.. Aquí si es importante agregar que para la
reparación civil basta que se de un injusto penal, es decir, que la conducta sea típica y
antijurídica, aunque esté ausente el tercer elemento de la teoría del delito, a saber, la
acción culpable. Tribunal de Casación Penal. Nº: 23 del 03/02/1999 11h 30m

ACCION CIVIL. FALTA DE RECLAMO EN SEDE PENAL NO IMPIDE: "La antigua


Sala Primera Civil, en su sentencia Nº 404 de las 8:20 horas del 27 de octubre de 1978, y
esta Sala de Casación en sentencia Nº 23 de las 15:40 horas del 13 de marzo de 1991,
resolvieron que el hecho de que no se establezca la acción civil resarcitoria dentro del
juicio penal, no impide hacerlo luego en la vía civil ordinaria, por lo que el conocimiento de
este asunto corresponde al Juzgado Tercero Civil de Mayor Cuantía de Alajuela. Ver
además lo que dispone el 55 de la Ley de Justicia Penal Juvenil." Sala Primera Nº: 211
del 30/04/99 15h 15m

ACCION CIVIL. ANTES DE LLEGAR A DEBATE: “Si bien ... al dictar el


sobreseimiento a favor del imputado por aplicación de un criterio de oportunidad (pena
natural), ... los juzgadores no se pronunciaron respecto de la acción civil resarcitoria
oportunamente formulada, lo cierto es que ello no se debió a una omisión u olvido -como
parece deducirse del reclamo- sino que en el fallo existe todo un considerando en el cual
en forma amplia y motivada se exponen las razones que mediaron para ello. ... al señalar
que en un caso como el presente, al ponérsele término a la acción penal antes de que se
celebre la audiencia del debate y se dicte sentencia, no podría existir un pronunciamiento
de fondo con respecto a la acción civil, sino que -como acertadamente lo decidió el
tribunal de instancia- lo correcto es remitir a las partes, si así lo tienen a bien, a que
resuelvan sus diferencias a la jurisdicción civil ordinaria. Sala Tercera. Nº: 905 del
19/07/99

ACCION CIVIL. SE TIENE POR DESISTIDA AL NO EMITIR CONCLUSIONES: el


actor civil emitió conclusiones en el aspecto penal, mas no en el civil. De conformidad con
el artículo 389 del Código de Procedimientos Penales, el actor civil deberá en
conclusiones limitar su alegato a los puntos concernientes a la responsabilidad civil, es
decir, además de acreditar el hecho delictuoso deberá acreditar la extensión y existencia
del daño pretendido y la responsabilidad civil del demandado. Es precisamente en el
debate cuando el actor civil debe concretar sus pretensiones civiles, y los montos del
resarcimiento. El no hacerlo demuestra su desinterés en el cobro, asunto
eminentemente privado, y como consecuencia se considera que opera un desistimiento
tácito, de conformidad con el artículo 69 del mismo código. Tribunal de Casación Penal.
Nº: 653 del 29/09/98 08h 30m

ACCION CIVIL. MOMENTO A PARTIR DEL CUAL SE COBRAN INTERESES: Este


Tribunal estima que el motivo debe acogerse en cuanto al momento en que se fija el
pago de intereses. En casos como el presente, con la firmeza de la sentencia del
Tribunal de Juicio nace el derecho a la indemnización. Ello implica que el fallo declara el
derecho y a partir de ahí corresponde el pago de intereses sobre los montos concedidos
y hasta su efectiva cancelación. Antes de esa fase procesal sólo existía una expectativa
de derecho. Tribunal Casación Penal. Nº: 36 del 12/02/99

a.- TRIBUNAL DE FASE PREPARATORIA. (Juez Penal). ATRIBUCIONES Y


COMPETENCIA. Resolver sobre la negativa del M P a practicar diligencia probatoria
solicitada por partes art. 292).
Validar y ordenar actos de investigación del M.P. y la P.Judic., y ordenar las
investigaciones que se requieran (art.185 y siguientes):
Conocer, resolver y evacuar la solicitud de anticipo jurisdiccional de prueba
(Art. 293):
Conocer y resolver las excep-ciones que se opongan (art. 277):
Resolver solicitudes de desestimación de denuncia, querella o actuaciones policiales (art.
282)
Plantear disconformidad en casos de desestimación y sobreseimiento (art. 302)
Conocer y resolver los recursos de revocatoria (art. 434 y sig.):
Resolver sobre la solicitud del imputado para la fijación de término (plazo razonable) para
finalizar la investigación preparatoria (170 -171):
Tramitar recursos de apelación (art. 437 y sig., art. 71 inc. c, art. 282, 302 , 315, 377,
437 y 439):
Controlar el cumplimiento de los principios y garantías procesales (art. 1 y
sig.):

JUEZ DE ETAPA INTERMEDIA. ATRIBUCIONES Y COMPETENCIAS.


Resolver inmediatamente cuando únicamente se formulen solicitudes
diversas a acusación o querella (art. 310).
Resolver sin sustanciación sobre la petición de sobreseimiento o
aplicación de criterio de oportunidad que formule M.P., cuando la víctima
no haya formulado querella (art. 300- 301).
Resolver la solicitud de sobreseimiento o aplicación de criterios de
oportunidad formulada por M.P. cuando víctima haya formulado querella
(art.300-301).
Declarar de oficio extinción de acción penal cuando no se haya solicitado
reapertura, una vez transcurrido plazo del año de dictado el
sobreseimiento provisional (art. 30 inc. m, y art. 314 párrafo final).
Convocar audiencia preliminar (art. 316).
Resolver solicitudes presentadas por intervinientes antes y durante
audiencia preliminar (art. 319):
Resolver que se formule para aplicación procedimiento abreviado (art.
373)
Dirigir la conciliación.

C.- TRIBUNAL DE JUICIO. ATRIBUCIONES Y COMPETENCIAS:


Ordenar prueba urgente que no se pueda recibir en debate. (293, 327,
338)
Realizar debate. (342)
Redactar, firmar y leer la sentencia (art. 363 y sig.):
Resolver en forma unipersonal, los recursos de apelación interpuestos
contra resoluciones del juez penal (art. 440 C.P.P. y artículo 96 bis inciso 1
Ley de Reorganización Judicial); y de las apelaciones contra los autos del
tribunal de ejecución de la pena (art. 454):
Resolver excepciones sobre hechos nuevos.
Resolver aplicación de Tramitación Compleja. (376)

C.- LA ETAPA PREPARATORIA


a.- Inicio de la investigación: (283 a 288 cpp): (283, 285) OIJ realiza diligencias
previas ante la existencia de delito, avisandole en las siguientes 6 horas al Fiscal.

b.- Criterios alternativos y la acusación: (299 a 309 cpp


c.- Funciones y derechos de los sujetos en esta etapa: (299 a 309 cpp)

d.- Conclusión de la fase preparatoria. Acusación principal y alternativa: (299 a


309 cpp): Cuando MP estime que investigación proporciona fundamento para juicio,
presentará acusación requiriendo apertura a juicio. Contenido acusación:
a) Datos identificación imputado. b) Relación circunstanciada hecho
punible.
c) Fundamentación, Elementos convicción. d) Cita preceptos jurídicos
aplicables.
e) Ofrecimiento de prueba.

Acusación subsidiaria: (305) En acusación MP o querellante podrán


señalar, alternativa o subsidiariamente, las circunstancias del hecho que
permitan calificar el comportamiento de imputado en un delito distinto, a fin
de posibilitar su correcta defensa.

ACUSACION. QUEBRANTO DEBIDO PROCESO. AUSENCIA


DETERMINACION PRECISA Y CIRCUNSTANCIADA DEL HECHO.
INADMISIBLE SUBSANAR ERROR MEDIANTE AMPLIACION.
«la relación precisa y circunstanciada del hecho punible que se atribuya»
al encartado. En el presente caso, ninguna de las normas transcritas fue
observada, ya que el escrito en que el Fiscal S.S.P. formula acusación y
solicita la apertura a juicio, contiene la siguiente "relación de hechos": «1.-
Que en fecha treinta y uno de enero del año en curso, el Organismo de
Investigación Judicial de Heredia, recibe llamada telefónica del Comando
de Atlántico de Sarapiquí, donde indican de la aparición de una persona en
la casa de la parcela del señor C.M.C., ubicada a unos setenta y cinco
metros del Rancho L.O. 2.- Que el señor C.M.C. al ser aproximadamente
las nueve y treinta horas de ese día, se hizo presente en la citada casa,
notando que el ahora occiso M.B. se encontraba en el suelo y le hacían
falta un foco de dos baterías y una radiograbadora marca sony usada y
vieja. 3.- Que ese mismo día en horas de la tarde el aquí acusado se
encontraba en un río, cuando el menor de edad Y.G.G. llegó al lugar y el
imputado le ofrece un trago de guaro y nota que el mismo posee un foco y
una radiograbadora. 4.- Que ese mismo día en horas de la noche,
aproximadamente la media noche, el aquí imputado se encontraba en el
Rancho L.O., cuando un sujeto que no conocía lo invitó a tomar unas
cervezas, pero que las tenía fuera de dicho lugar escondidas a unos
cincuenta metros de la casa del occiso M.B., trasladándose al lugar y
notando que habían cuatro latas de cerveza Imperial a la orilla y una
radiograbadora pequeña de color negro con las perillas plateadas y un
foco pequeño. 5.- Que el aquí imputado es detenido por Oficial del
Comando Atlántico, junto con el menor Y.G.G., siendo que el acusado
había dejado en el cuarto de Y. un maletín donde se encontraban varias
pertenencias, entre ellas la radiograbadora y el foco pequeño propiedad
del occiso.» Como se puede apreciar, la anterior "relación de hechos" no
atribuye al encartado la realización de un hecho punible, en realidad ni
siquiera describe los elementos objetivos y subjetivos de algún delito
concreto, sino que se reduce a una ininteligible enunciación de hechos sin
relación lógica entre sí. Nótese, por ejemplo, que en el punto nº 1 no se
entiende quien es la persona "aparecida"; en el nº 2 no se comprende si M.
ya estaba muerto cuando se encontraba en el suelo; en el nº 3 no se sabe
quién es el que "nota" o quién es el que "posee", etc. Sin embargo, durante
el procedimiento intermedio, al procederse al examen de la acusación, el
Juzgado Penal de Sarapiquí dispuso, mediante resolución de las 16:05
horas del 25 de agosto de 1998: «...se admite como marco fáctico sobre el
que versará el juicio los hechos señalados en la relación de hechos de la
solicitud de apertura a juicio presentada por el Ministerio Público y visible a
folios sesenta, sesenta y uno y sesenta y dos de los autos. Sobre tales
hechos se ordena disponer la elevación a juicio ante el Tribunal de Juicio
de la ciudad de Heredia, oficina a la que se remiten las presentes
diligencias, y sus legajos de prueba, investigación, evidencias y demás
elementos que interesen al debate...» No fue sino hasta el debate oral, tras
la lectura de la mencionada "acusación" que el Tribunal notó su defectuosa
formulación, lo cual quedó -a su vez- oscuramente reflejado en el acta de
debate respectiva, según la cual: «El Juez presidente le pregunta al fiscal
que en la acusación no indica algún punto directo de homicidio. El Fiscal
indica que como no hay testigos presenciales pero hay muchos elementos
probatorio en el proceso del juicio se ventilará lo que realmente ocurrió. El
Juez presidente le indica que si quiere adicionalmente algo más a la
acusación lo puede hacer. El fiscal de juicio dice que por el momento no.
El Juez suspende por 5 minutos para resolver en cuanto. El Tribunal se
retira y se suspende el debate. En la sala de debates se constituyó el
tribunal y las demás partes. El Juez S. indica al Fiscal que se le pasó, tanto
a los Jueces como al Ministerio Público el hecho que aquí no hay
acusación que incrimine al aquí imputado y le indica al Fiscal si el quiere
ampliar la apertura a juicio con la acusación. El Fiscal dice que sí. El Juez
presidente suspende por unos minutos para que el fiscal proceda. El
Tribunal se retira y se suspende el debate. Una vez reanudada la
audiencia, el fiscal de juicio pide disculpas por el error cometido, para
subsanar el error cometido indica que el aquí imputado a eso de las doce
horas procedió a amarrar al hoy occiso con mecates y le dio muerte. El
Juez presidente da por adicionada la acusación. El defensor no tiene
objeción a la adición» [...]. Así se llega a la sentencia impugnada, en cuyo
resultando I se transcriben los puntos 1 a 5 de la transcrita "acusación",
pero agregando lo siguiente: «En la apertura del debate oral y público la
representación del Ministerio Público amplía la acusación fiscal con el
siguiente hecho: 6- Que a eso de la media noche del treinta o treinta y uno
de enero de este año, el aquí imputado le dio muerte al ofendido M.B., a
quien procedió a golpear con sus puños y pies.» Como se puede apreciar,
entre lo que dice el acta de debate y lo escrito en el resultando de la
sentencia apenas sí hay relación, saltando a la vista, nuevamente, los
graves inconvenientes de una redacción negligente e imprecisa, pues bien
podría interpretarse, por ejemplo, que el imputado procedió a golpear con
sus puños y pies al ofendido, después de haberlo matado. En todo caso,
siguen ignorándose las particulares circunstancias de modo, tiempo y lugar
en que sucedió el hecho que se pretende atribuir al encartado, lo que
obviamente imposibilita un oportuno y adecuado ejercicio del derecho
defensa que le garantiza el artículo 39 de la Constitución Política. En el
presente caso el Tribunal de juicio prácticamente determinó al Fiscal para
que enmendara el yerro ampliando la acusación. Sin embargo, dicho
saneamiento resultó ilegal, pues la ampliación de la acusación que
autoriza el artículo 347 del Código Procesal Penal se refiere a nuevos
hechos o circunstancias que no hayan sido mencionados en la acusación,
que modifiquen la acusación legal o integren un delito continuado, y en el
presente asunto no se trató de un hecho de tal naturaleza, sino en realidad
del hecho concreto propiamente constitutivo o esencial del delito acusado.
Por las razones indicadas se declara la nulidad de la sentencia y del
debate que la precedió, ordenándose el reenvío al competente para la
nueva sustanciación. Por la gravedad del defecto advertido en el ejercicio
de la acción penal, comuníquese lo aquí resuelto al Jefe del Ministerio
Público para lo que corresponda en el campo disciplinario." Resolución Nº:
46 del 15/01/1999 09h 40m Sala Tercera de la Corte
D.- SOLUCIONES ALTERNATIVAS AL CONFLICTO Y AL PROCESO

a.- Criterios de oportunidad reglados: (22, 23, 24, cpp)


(22, a) HECHO INSIGNIFICANTE, MINIMA CULPABILIDAD, EXIGUA
PARTICIPACION.
REQUISITOS: Que no afecte interés público, que no lo haya cometido
funcionario público en ejercicio del cargo. Lo solicita el MP con
autorización de jerarca, antes de que se acuse, (24 relac. 303 ) o en
audiencia preliminar, ante Trib. del Proced. Intermedio. Extingue acción
penal (30, d) en consecuencia el sobreseimiento.

(22, b)DELINCUENCIA ORGANIZADA, CRIMINALIDAD VIOLENTA,


DE TRAMITACION COMPLEJA, CUANDO HECHO QUE SE
PRESCINDE ES MAS LEVE QUE LOS FACILITADOS O EVITADOS. Lo
solicita el MP con autorización de jerarca, antes de que se formule
acusación, (24 relac. 303 ) o en audiencia preliminar, ante el Trib. del
Proced. Intermedio. Extingue la acción penal (30, d) y en consecuencia el
sobreseimiento, pero solo si se ha cumplido lo dicho.

(22, c) DAÑO SUFRIDO POR IMPUTADO SEA DESPROPORCIONAL A


PENA IMPONER Lo solicita el MP con autorización de jerarca, antes de
que se acuse, (24 relac. 303 ) o en audiencia preliminar, ante el Trib. del
Proced. Intermedio. Extingue acción penal (30, d) y en consecuencia el
sobreseimiento.

(22, d) PENA A IMPONER NO IMPORTE EN RELACION A PENA YA


IMPUESTA. Lo solicita el MP con autorización de jerarca, antes de que se
acuse, (24 relac. 303 ) o en audiencia preliminar, ante el Trib. del proced.
Intermedio. Extingue la acción penal (30, d) y en consecuencia el
sobreseimiento.

NOTAS:
Negociación Criterio Oportunidad. 1.- La transacción en un inicio se
hará en forma verbal entre imputado, fiscal y defensor. En todos los casos
debe intervenir la defensa técnica. En dicha negociación podrá intervenir
un oficial de la policía judicial o administrativa o especial, el cual cumplirá
el papel de asesor del Fiscal. A este oficial le corresponderá determinar la
veracidad de la información asimismo informar sobre su trascendencia en
el proceso de investigación. Verificada la información se confeccionará un
acta, la cual contendrá los siguientes datos: fecha, lugar, intervinientes,
información ofrecida y verificada, el compromiso del fiscal, y las
advertencias de suspensión que prevé el artículo 23 del Código Procesal
penal. En ningún caso se le dará copia a las partes . El acta quedará en
custodia del fiscal adjunto de la localidad. Una copia deberá ser remitida a
la Fiscalía General de la República, bajo estrictas medidas de
confidencialidad. Asimismo, el fiscal adjunto tendrá la obligación de
mostrar la misma al juez o autoridad que lo requiera. Esta medida se toma
con fines meramente de seguridad y protección al propio imputado, ya que
el permitir que todas las partes conserven el documento podría provocar
fuga de información en perjuicio de los fines de la investigación. Si la
negociación no prospera o no alcanza los fines propuestos, los discutido
en la misma quedará bajo el secreto profesional.

2.- (C-2-98): SOBRESEIMIENTO EN CASO DE APLICACIÓN DE


CRITERIO DE OPORTUNIDAD POR INSIGNIFICANCIA. La aplicación de
un criterio de oportunidad por insignificancia, denominado también
bagatela, se encuentra regulado por el artículo 22 inciso a) del Código
Procesal Penal. De conformidad con el artículo 23 del mismo código
cuando el Tribunal admite la solicitud para la aplicación de un criterio de
oportunidad que no sean los casos de incisos b) y d) del artículo 22, se
produce la extinción de la acción penal. Cuando el acto que dicta el juez
produce la extinción de la acción penal, entonces debemos regirnos por lo
que señala el artículo 311 inciso d) del C.P.P. Y LO QUE CORRESPONDE
ES EL DICTADO DE UN SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO, con los efectos
previstos en el artículo 313 C.P.P. ( Ver C-2-98)

CRITERIO OPORTUNIDAD. FISCAL TIENE POTESTAD VALORAR


INFORMACION RENDIDA POR IMPUTADO. El fiscal tiene la potestad de
escuchar la información que le brinda el imputado, con el fin de valorarla y
de estimarlo necesario, verificarla, sin que con ello, adquiera el
compromiso de aplicar un criterio de oportunidad y menos aún de no
solicitar en su contra una medida cautelar restrictiva de la libertad, como lo
es la prisión preventiva. . Voto Nº 6857-99 de 9:30 del 3-9-99. SALA
CONSTITUCIONAL

FISCAL DEBE PROTEGER CONFIDENCIALIDAD DE INFORMACION. El


fiscal tienen la obligación de proteger la confidencialidad, de todas
aquellas declaraciones que resulten comprometedoras para el imputado o
su familia, y de ser pertinente enviarlas como prueba de descargo a Sala
Constitucional, deberá enviarla en sobre sellado y bajo la advertencia de
que no se incorporen a los autos. Voto Nº 6857-99 de 9:30 del 3-9-99.
SALA CONSTITUCIONAL

INSIGNIFICANCIA DEL HECHO. EN ROBO AGRAVADO NO TIENE


IMPORTANCIA VALOR DE SUSTRAIDO: No es admisible la tesis de la
insignficancia del hecho en robo agravado, dada la protección que la ley
sustantiva hace respecto del modo como se configura el hecho; en
consecuencia, y siendo la pena mínima 5 años, la aplicación de esa pena
no es desproporcionada, por ser mínima, y el hecho no es insignificante,
por cumplir el modo previsto por el tipo penal, el cual protege a la eventual
víctima de la violencia que repercute sobre su persona o bienes.
Tratándose de delitos en que el apoderamiento se realiza con fuerza o
violencia y ello es causa de agravación, no tiene ninguna trascendencia el
valor económico de lo sustraído, sino precisamente esas circunstancias
agravantes. En el caso presente, el imputado se apodera de la camisa del
ofendido, utilizando originalmente una varilla de hierro de poco más de un
metro de largo y usando luego un cuchillo de zapatería de más de veinte
centímetros de largo, que coloca a la altura de las costillas en el lado
derecho del cuerpo de la víctima, con lo que su conducta encuadra en el
inciso 2) del artículo 213 del Código Penal, pues el apoderamiento se
produce con el uso de armas, por lo que al habérsele impuesto la pena de
prisión de cinco años, no hizo más el a-quo que imponerle la pena mínima
prevista para esa delincuencia. Por ello, sin lugar el reproche.
Voto Nº Voto 1476-97 de 8:50 hrs del 23 de diciembre de l997. Sala
Tercera de la Corte Suprema de Justicia.

CRITERIO OPORTUNIDAD. INSIGNIFICANCIA JURIDICA – MINIMA


CULPABILIDAD EN SOLICITUD LIBRAMIENTO CHEQUE SIN
FONDOS. NO PROCEDE DISCONFORMIDAD EN SOLICITUD CRITERIO
OPORTUNIDAD.
II.- No lleva razón la recurrente en sus alegatos, pues el solo cumplimiento
del requisito de refrendar o autorizar por parte del superior jerárquico del
Ministerio Público la solicitud de aplicación del criterio de oportunidad es
solo un mecanismo de control interno sobre la decisión tomada por el
órgano acusador de no continuar con el proceso, que regula el Código
Procesal Penal, en el artículo 22, cuando establece la exigencia de una
previa autorización del superior jerárquico del Ministerio Público.- El
cumplimiento de ese único requisito formal interno, por así llamarlo, no
puede jamás como lo pretende la representante del Ministerio Público
provocar una decisión jurisdiccional que faculte a prescindir de la
persecución penal en forma automática, pues ello significaría obviar los
mecanismos de control externo que el mismo código regula.- El primero de
ellos atañe a la participación de la víctima que debe ser correctamente
informada de la escogencia que el Ministerio Público hizo de prescindir de
la acusación, para que la misma exprese su conformidad o no y
eventualmente sustituya al órgano acusador.- Así el artículo 300 ibídem
establece que cuando el Ministerio Público decida solicitar la aplicación de
un criterio de oportunidad o el sobreseimiento, deberá ponerlo en
conocimiento de la víctima de domicilio conocido que haya pedido ser
informada de los resultados del procedimiento para que ésta manifieste si
pretende constituirse en querellante, en éste caso deberá indicarlo por
escrito dentro de los tres días siguientes y conforme lo indica el artículo
301 ibídem, si la víctima no se manifiesta dentro de los tres días o no
formula la querella en el plazo de diez días, el Ministerio Público trasladará
la gestión al tribunal del procedimiento intermedio para que resuelva.- Voto
Nº 250-99. del 5 – 3 - 99. Sala Tercera.

b.- Suspensión del proceso a prueba: (25 a 29 cpp): Suspende acción penal a favor
de imputado, quien se somete a prueba durante un plazo no menor a dos años, a cuyo
término se extingue acción penal, sin consecuencias posteriores.
PROCEDE: Delitos con penas no privativas de libertad (25); Delitos en
que proceda la suspensión condicional de pena. (59 CP: prisión no
exceda de 3 años; 60 CP: juez se funda en análisis personalidad de
condenado, vida anterior y posterior; que sea primario).
REQUISITOS: Imputado debe admitir hecho. Debe aportar plan reparador
de daño causado y un detalle de condiciones que está dispuesto a cumplir.
(26) Si no se ha acusado, MP debe concretar hechos.
EXCEPCIONES: Que delito o imputado no admitan suspensión
condicional de pena.
SOLICITA: Solo imputado (25) pero Fiscal puede promoverla por medio
defensor (297, i e).
CUANDO: Cualquier momento antes de apertura juicio (322).
ANTE: MP quien lo remitirá a T. Intermedio.
CONSECUENCIAS: Con el cumplimiento del plazo se extingue la acción
penal (30, f). Si hay incumplimiento de condiciones se reanuda acción
penal (28).
SUSPENSION PROCESO A PRUEBA. REPARACION INTEGRAL DEL
DAÑO. DELITOS CONTRA ZONA MARITIMO TERRESTRE. ORDEN DE
DERRRIBO.
Cuando la reparación integral del daño es posible, debe preferirse sobre la
simbólica.
La reparación simbólica del daño es una consecuencia del principio de
igualdad entre ricos y pobres, según el art. 33 de la Constitución Política.
No tiene base legal la negativa del Juzgador a ordenar el derribo de
construcción ilegal en zona pública, ni puede admitirse un plan reparador
que mantenga la situación de infracción, máxime cuando ha existido
posición de los órganos requirentes a la aplicación de una suspensión del
proceso a prueba.
El delito de infracción a la Ley sobre la Zona Marítimo Terrestre (ZMT) es
de efectos permanentes, por lo cual el plan reparador no puede permitir
que la infracción se mantenga.
El plan de reparación propuesto por el imputado no debe ser vago.
La representación del MP debe pronunciarse con respecto a TODAS las
peticiones de solución alternativa del conflicto sobre las que se le dé
audiencia. Y en materia de delitos contra la ZMT no puede asumirse, por
parte del MP, que el representante de la Procuraduría es el interesado, y
no el MP mismo. TRIBUNAL DE CASACION PENAL.

En definitiva debe indicarse que la admisión del plan reparador debe


realizarse de acuerdo con criterios de razonabilidad, debiendo además
respetarse la legislación vigente. Por ello no puede admitirse un plan
reparador que implique un quebranto a la ley o que mantenga la situación
de infracción a la misma que dio origen al proceso, máxime cuando ha
existido oposición a dicha suspensión del proceso a prueba. Precisamente
la línea político criminal que está detrás de la suspensión del proceso a
prueba es que se llega a una solución alternativa del conflicto, sin que sea
necesario el dictado de una sentencia condenatoria con los perjuicios que
puede traer ésta. Sin embargo, no se da una solución razonable a dicho
conflicto cuando la situación que le dio origen se mantiene, ello en especial
en delitos de efectos permanentes como el de infracción a la Ley sobre la
Zona Marítimo Terrestre. Apreciaciones tales como el que la dueña de la
propiedad es la señora María Elena Ramírez, hechas por la defensa de los
imputados en la audiencia respectiva, exceden del ámbito de la acusación
formulada, que indica que los dueños de la construcción son los
imputados. Nótese que la suspensión del proceso a prueba supone la
aceptación de los cargos y que las razones que da la defensa para que no
se disponga como condición de dicha suspensión la destrucción de las
construcciones hechas, parten de una defensa frente a la acusación. De
todas maneras dicha consideración no formó parte de los razonamientos
dados en la resolución impugnada, la que como se indica más bien
legitima que continúe la posesión de las construcciones que se acusa
fueron realizadas en la zona marítimo terrestre. A todo lo anterior debe
agregarse que el juzgador no analiza la razonabilidad de las condiciones
propuestas de manera simbólica por parte de los imputados, las que debe
reconocerse son muy vagas. Por ejemplo se propone “resguardar la zona
de manglar colindante con nuestros fundos durante todo el plazo que el
Tribunal nos imponga, así como tratar de resembrar el mangle en esta
zona” (el subrayado no es del original). Por todo lo anterior procede
declarar con lugar el recurso de casación interpuesto, anular la resolución
que ordenó la suspensión del proceso a prueba y ordenar el reenvío. Se le
hace ver a la representación del Ministerio Público su deber de
pronunciarse con respecto a todas las peticiones de solución alternativa
del conflicto sobre las que se le dé audiencia (destacado no es del
original), lo anterior ya que en el acta del debate consta que ante la
petición de que se suspendiera el proceso a prueba simplemente indicó
que “... en el presente asunto es el representante de la procuraduría el
interesado ya que es un bien de dominio público y es el responsable de los
interés (sic) del Estado” (f. 310) (Arts. 5 y 39 del Código de Procedimientos
Penales de 1973, 7 y 25 del Código Procesal Penal de 1996).

c.- LA CONCILIACION: (36 cpp)


DEFINICION: Posibilidad de arreglo del conflicto, entre víctima –imputado,
sin llegar al juicio.
PROCEDE: Faltas y contravenciones; sancionados con días multas; De
acción privada; De acción pública a instancia privada; Que admitan
ejecución condicional de pena (59 CP: prisión no exceda de 3 años; 60
CP: juez se funda en análisis personalidad de condenado, vida anterior y
posterior; que sea primario).
REQUISITOS: Deben solicitarlo víctima o imputado.
EXCEPCIONES: En Delitos donde hay menores como ofendidos; Ni los
de Acción Pública en que no proceda ejecución condicional de pena. En
Violencia Doméstica el Trib. no puede promover.
SOLICITA: Víctima, imputado.
CUANDO: Antes de apertura a juicio.
ANTE: M.P. quien remitirá Legajo a T. Intermedio.
CONSECUENCIAS: Se extingue acción penal. Si hay plazo, cuando se
cumpla éste (no más 1 año)
NOTAS: 1.- En los casos que el MP no esté de acuerdo con una
conciliación y haya formulado acusación, y pese a ello, durante la
audiencia preliminar, el Trib. considera procedente la misma y convoca a la
víctima, debe mantener una actitud imparcial, dejando en manos de los
negociadores (imputado y víctima) la solución del caso, pero deberá
mantener la vigilancia apuntada en cuando al plano de igualdad y libertad
en que se ejecuta la conciliación. (Art. 318).

CONCILIACION. NO PROCEDE EN TENTATIVA DELITO CUYA


PENALIDAD ABSTRACTA ES SUPERIOR A 3 AÑOS. No se puede
conciliar los casos de tentativa en que el monto mínimo de la penalidad
abstracta sea superior a los 3 años, solo porque el art. 73 del Código Penal
permite disminuir la pena por debajo de ese monto, dado que es necesaria
la ponderación que prevé el art. 71 ibidem, la cual es propia del juicio
plenario. El ejercicio efectivo de esa facultad discrecional del juez para
disminuir la pena en los casos tentados no puede presuponerse o
anticiparse.
En el presente caso, como el extremo menor de la pena dispuesta para el
homicidio simple tentado es en principio de doce años de prisión, no
resulta posible una conciliación.
La posibilidad de conciliar en delitos graves tentados, únicamente porque a
través del artículo 73 del Código Penal podría disminuirse la pena hasta
fijarse en una cantidad igual o menor a los tres años de prisión, no solo es
una interpretación forzada del texto legal que desconoce los principios
político criminales que inspiran la reforma, sino que además daría lugar a
aplicaciones absurdas de la ley, lo que cabe demostrar con las variantes
que pueden extraerse de los dos casos que se presentan en este boletín,
página 4. Voto 000663-99 Sala Tercera.

CONCILIACION. NO PROCEDE CUANDO VICTIMA ES MENOR DE


EDAD. Debe hacerse notar que la aplicación de cualesquier salida alterna
del conflicto, ajena al debate, no autoriza de modo alguno para que los
tribunales incumplan su deber de consignar por escrito las razones por las
que optó por tal solución, ya que ésta es la única forma para que las partes
se impongan de su contenido, y si lo estiman necesario, ejerzan los
recursos que autoriza la ley. Esta exigencia de plasmar la resolución que
acoge una petición conciliatoria debe consignarse en un voto formal,
encuentra asidero en lo dispuesto en los numerales 30 inciso k), 36 párrafo
cuarto, 211 inciso d) y 212 de la ley de rito penal, ello en vista de que la
conciliación es una causa de extinción de la acción penal que origina a su
vez el sobreseimiento definitivo de la causa en favor del imputado respecto
al cual se dicta. No obstante este defecto, que amerita desde ya una
severa llamada de atención para la mayoría del Tribunal, estiman los
suscritos Magistrados que, por razones de economía procesal, procede
entrar a conocer el fondo del reclamo planteado. Efectivamente, tal y como
se reclama en el recurso, el Tribunal aplicó erróneamente las reglas
atinentes a la conciliación, pues obvió no solo la edad de la ofendida que
obligaba a aplicar el Código de la Niñez y de la Adolescencia, sino que,
igualmente, desatendió los límites fijados por el legislador para la
procedencia de la conciliación. Esta Sala ha sido muy clara en señalar que
no basta la intención de las partes de resolver el conflicto mediante un
arreglo conciliatorio, sino que, para que sea procedente, el Tribunal debe
observar previamente si la solicitud se ajusta a los preceptos legales, pues
en caso contrario el a-quo carece de competencia para homologar lo
convenido. Voto 1272 del 24/12/1998 09h 25m Sala Tercera de la Corte

CONCILIACION. ACUERDO QUEDA FIRMA HASTA QUE SE


HOMOLOGUE. PARTICIPACION DEL JUEZ. Conforme al artículo 36 del
Código Procesal Penal, la conciliación es un acuerdo entre las partes,
mediante el cual éstas convienen en solucionar el conflicto surgido a raíz
de un hecho sujeto a conocimiento de los órganos judiciales. Esa
concertación se basa en los compromisos asumidos por cada uno de los
intervinientes, en particular los que corresponden al imputado. En estos
casos, cuando la negociación concluye satisfactoriamente, el Tribunal
procederá a homologar los acuerdos, declarando extinguida la acción
penal. Sin embargo, esta última consecuencia jurídica sólo surtirá efectos
a partir del momento en que el imputado cumpla con todas las
obligaciones contraídas. Según el procedimiento descrito, los acuerdos de
las partes sólo resultan vinculantes cuando han sido homologados por el
juzgador, es decir, cuando dicho funcionario reconoce oficialmente la
existencia del acto, otorgándole validez legal. Por ello, no debe aprobarse
la conciliación cuando el Tribunal tenga fundados motivos para estimar que
alguno de los interesados no está en condiciones de igualdad para
negociar o ha actuado bajo coacción o amenaza. Resolución Nº: 720 del
23/11/1998 08h 50m Tribunal de Casación Penal

CONCILIACION. INTERVENCION MINISTERIO PUBLICO. “... el


Ministerio Público necesariamente debió ser escuchado antes de adoptar
la decisión que ahora se impugna, máxime si se toma en cuenta que con la
misma se le está poniendo término a la acción penal de la cual es el titular.
En igual sentido véase el voto de esta Sala Nº 707-98 de las diez horas
cinco minutos del veinticuatro de julio de mil novecientos noventa y ocho.-
El criterio antes expuesto tiene como fundamento no sólo el derecho que
ostenta el ente acusador de intervenir en todas aquellas diligencias que
incidan o puedan afectar de algún modo la acción penal de la cual es titular
(el destacado no es del original) sino además en la conveniencia de que en
todos los supuestos en los cuales se le plantee a la víctima la posibilidad
de que se formalice una conciliación con el encartado, el Ministerio Público
-siempre que el mismo se encuentre apersonado y figure como parte-
cumpla una labor de fiscalización como garante de la adecuada legalidad
de las actuaciones judiciales. En especial corresponde al Ministerio Público
examinar si los derechos de la víctima están siendo de alguna manera
afectados, al valorar las bases y los alcances del acuerdo que se pretenda
suscribir con el imputado con el fin de que se repare la acción ilícita que se
acusa. Pero además, es conveniente agregar que en el procedimiento de
conciliación es indispensable que se involucren y sean escuchados todos
los sujetos que de alguna manera están relacionados con el conflicto, aún
cuando ni siquiera figuren como sujetos del proceso, porque lo que se
pretende es devolver a sus protagonistas la búsqueda de una solución que
contribuya a la paz social. Desde luego, el criterio en sentido negativo
emitido por el Ministerio Público, o por otras personas involucradas en el
conflicto, distintas al imputado, su defensor, o la víctima, no será vinculante
para el juez, pero el Tribunal debe apreciar esas consideraciones con el fin
de homologar los acuerdos o bien rechazarlos, siempre que evidencie la
afectación de los derechos de alguno de los involucrados. Voto 727-98 del
31 - 7- 98; Voto 707-98 del 24 –7-98. Sala 3ª.

CONCILIACION. NO ES INCONSTITUCIONAL EN TENTATIVA DE


DELITOS CUYA PENALIDAD ABSTRACTA SUPERE LOS 3 AÑOS.
El Juez está legitimado para hacer un juicio valorativo previo al debate, a
fin de establecer si se dan las circunstancias que autorizan la suspensión
condicional de la pena y consecuentemente homologar la conciliación
acordada por la víctima y el imputado.
En el caso de los delitos tentados, debe establecer si la disminución que
permite la relación de los artículos 24 y 73 del Código Penal, es
procedente y si para el caso esa disminución permitiría la suspensión
condicional de la pena, disminución que debe estar directamente
relacionada con la gravedad del hecho atribuido.
Lo anterior conlleva a que se concluya que permitir la conciliación en el
caso de los delitos tentados, aún en tratándose del delito de homicidio, no
resulta inconstitucional. RES: 00430-10. SALA CONSTITUCIONAL
CONCILIACION. PAPEL DE LAS PARTES. De lo expuesto debe
concluirse que la conciliación puede efectuarse, ya mediante audiencia
realizada ante el juez o por conversaciones y acuerdos alcanzados sin la
presencia inicial del juzgador, que luego les son sometidos a él. Pero
siempre y cuando intervengan todas las partes o sujetos, incluyendo los
indirectamente interesados en los arreglos, pues su presencia y
participación garantizarán la igualdad entre la víctima e imputado y la libre
voluntad con que actuaron, dado que si éstas no existieran, así lo harían
saber al tribunal. Debe agregarse que, tanto si los acuerdos se alcanzan
con dirección y orientación de los juzgadores, de las personas o entidades
especializadas o de los amigables componedores, o por intervención
directa de los sujetos del proceso, debe levantarse un acta en la que se
especifiquen claramente todos los acuerdos y compromisos, la que
deberán firmar los participantes. Ello implica, por consiguiente, aceptar
escritos que contengan lo acordado, siempre y cuando se cumplan las
mencionadas condiciones. IV.- En el caso presente, según se aprecia a
folios 62 y 63, en las conversaciones que dieron lugar al respectivo
acuerdo, sólo participaron el imputado, la ofendida, un tercero que velaría
por el cumplimiento de lo acordado y el defensor público, pero no se citó al
representante del Ministerio Público, lo que constituye una falta grave,
pues siendo esencial su participación en el procedimiento, se le excluyó de
él, quebrantándose el artículo 178 inciso c) del Código Procesal Penal. ...
Además, es requisito indispensable para que se apruebe la conciliación, la
igualdad de los que intervienen en ella y la libertad a la hora de actuar, es
decir, que no lo hayan hecho bajo coacción o amenaza. Ello conlleva una
atención especial de parte del tribunal, para constatar que las partes han
pactado de manera libre y voluntaria, en plenas condiciones de igualdad,
arribando a acuerdos claros y racionalmente establecidos, que en realidad
coadyuven a "resolver el conflicto surgido a consecuencia del hecho" y "a
restaurar la armonía social entre sus protagonistas" (Artículo 7 ibídem). En
el caso en estudio, el a-quo, incumpliendo con sus obligaciones, no se
esmeró en determinar si efectivamente la víctima y el imputado estaban en
situación de igualdad para conciliar, dado que se está en presencia de un
delito de carácter sexual (abuso deshonesto), en el que el encartado es tío
de la perjudicada, la que a la fecha de los hechos y de la denuncia era
menor de edad. Resolución Nº: 707 del 24/07/98 Sala Tercera
CONCILIACION Y SUSPENSION PROCESO A PRUEBA.
NATURALEZA.
A) Quién puede Conciliar cuando hay varios ofendidos; B) Requisitos para
aplicar la Ejecución Condicional de la Pena aplicables a la Conciliación. La
conciliación y la suspensión del procedimiento a prueba caben cuando
quepa la ejecución condicional de la pena, y esta necesidad de la
primariedad. Por lo tanto, si no hay primariedad, no es procedente la
aplicación de ninguno de los anteriores dos institutos alternativos. Cuando
existe pluralidad de ofendidos, cada uno tiene partcipación en el proceso,
en la misma medida de su perjuicio, por lo cual no cabe que la negativa a
conciliar por parte de un sujeto, perjudique al imputado si no se llamó al
coofendido.
En tratándose de persona jurídica ofendida, el representante legal de la
misma debe ser convocado a la conciliación, o a la aplicación de cualquier
otra medida que deba consultársele.
La condición de denunciante no es equiparable a la de víctima. Es esta
última la que puede denegar o permitir la conciliación. No el denunciante,
si no ha sido víctima.
Para determinar la procedencia de la conciliación o la suspensión del
procedimiento a prueba, debe estarse a la penalidad dispuesta en
abstracto para cada tipo penal; a saber: si el extremo menor de la pena en
abstracto es igual o inferior a 3 años, no pudiendo denegarse cuando se
acusan delitos en concurso ideal o un delito continuado, sólo porque
eventualmente la penalidad en estos supuestos podría ser
discrecionalmente aumentada por el juzgador, pues debe estarse al
análisis de cada tipo penal individualmente considerado, prescindiendo de
las reglas del concurso o del delito continuado. Si para que proceda la
conciliación o la suspensión del procedimiento a prueba, es necesario,
como presupuesto, que proceda la ejecución condicional de la pena, tal
como dice la ley, se impone un análisis obligado de los presupuestos de
procedencia de este último instituto, de previo a admitir la aplicación de los
dos primeros. En tal sentido debe tomarse en cuenta, entre otros: la pena
mínima establecida en el tipo penal, el análisis de personalidad del
acusado y su comportamiento social, su conducta posterior al hecho, en
ella la reparación del daño causado, las circunstancias que rodearon la
comisión del ilícito, la primariedad del sujeto, su adecuación social sin
necesidad de ejecutar la pena privativa de libertad.
....
Considera la Sala que el reclamo es de recibo, por las siguientes razones.
Según el transitorio IV de la LRJ: «Durante el primer año de vigencia del
nuevo Código Procesal, y no obstante encontrarse en la fase de juicio,
serán aplicables a los asuntos que deban tramitarse conforme al Código
de Procedimientos Penales, Ley Nº 5377, de 19 de octubre de 1973, las
reglas del nuevo Código Procesal relativas a la conciliación, el
procedimiento abreviado, el principio de oportunidad, la suspensión del
proceso a prueba y la extinción de la acción penal por reparación integral
del daño particular o social causado, siempre que estas medidas sean
adoptadas antes de que se reciba la declaración del imputado durante el
juicio». En el presente caso (según consta en el acta de debate, folios 144
y siguientes), antes de abrir la audiencia del juicio oral, el Tribunal procuró
una conciliación entre el imputado y el ofendido AFM, la cual no prosperó
ante la negativa de este último a aceptar un arreglo con el acusado. Sin
embargo, en esa misma oportunidad, la defensa solicitó que se llamara
también a conciliar o a procurar otra solución alternativa, al representante
legal del Seminario E., petición a la que no accedió el Tribunal porque:
«...de acuerdo con lo que él [AFM] ha manifestado, él conversó con las
personas y todos estaban de acuerdo con en [sic] seguir con la causa,
porque se entiende que Seminario E. no está interesada en conciliar y
además (AFM) es la única persona que aparece en el expediente como
denunciante y como interesado en la causa» (folio 144 vuelto). El defensor
interpuso entonces recurso de revocatoria -con reserva de casación-
contra esa decisión, alegando -básicamente- que AFM no es el ofendido
directo del delito acusado, ni representante, ni vocero de la empresa
ofendida, de manera que no se puede presumir, ni tener certeza, de que el
Seminario E. no quiere llegar a un acuerdo, recurso que fue rechazado por
estimar el a quo que contra lo resuelto no procede la revocatoria,
agregando que el presente caso no admite la suspensión condicional de la
pena porque el imputado ya tiene condenatorias anteriores.
En cuanto a la conciliación. Es cierto que la Conciliación no era posible en
este caso orque el encartado CARV no tiene la calidad de delincuente
primario, requisito exigido para aplicación de la condena de ejecución
condicional, en el artículo 59 del Código Penal (cfr. certificaciones de
juzgamientos de folios 62 a 63 y 94 a 95). Dicha solución alternativa
procede -entre otras hipótesis- en los delitos “que admitan la suspensión
condicional de la pena” (artículo 36, párrafo primero, Código Procesal
Penal), condición que también es requerida para la llamada “suspensión
del procedimiento a prueba”, en tanto que esta última solución se puede
aplicar “en los casos en que proceda la suspensión condicional de la
pena...” (artículo 25, párrafo primero, ibidem). ¿En cuáles delitos es que se
admite o procede la suspensión condicional de la pena, a los efectos de
aplicar la conciliación o la suspensión del procedimiento a prueba? Sería
solamente en aquellos en que el extremo menor de la pena sea igual o
menor a tres años de prisión o extrañamiento, como lo son, por ejemplo, el
Rapto impropio (art. 164), el Matrimonio ilegal (art. 176), el Incumplimiento
o abuso de la Patria Potestad (art. 188), la Privación de libertad sin ánimo
de lucro (art. 191), la Coacción (art. 193) y la Violación de correspondencia
(art. 196). Para dicha determinación debe estarse a la penalidad dispuesta
en abstracto para cada tipo penal.
De la misma manera, aunque en sentido contrario, no podría negarse
la posibilidad de conciliar o de suspender el proceso a prueba, cuando se
acusan delitos en concurso ideal (cfr. arts. 21 y 75) o un delito continuado
(cfr. art. 77), sólo porque eventualmente la penalidad en estos supuestos
podría ser discrecionalmente aumentada por el juzgador (esto es, cuando
dicho aumento implique exceder el límite de tres años de prisión), ya que
el ejercicio efectivo de esa facultad requiere la previa realización de un
juicio oral. Tampoco deben descartarse estas dos soluciones alternativas
cuando lo que la acusación describe es un concurso material de delitos
(cfr. arts. 22 y 76), pues bien podría lograrse una conciliación o una
suspensión del procedimiento a prueba, parcial o total, respecto a uno o
varios de los delitos que así concursan, en atención a la pena que
corresponde a cada hecho punible, individualmente considerado.
Una estimación especial requieren aquellos tipos penales que si bien
tienen un extremo menor igual o inferior a tres años de prisión, poseen un
extremo mayor superior a ese límite, como lo son, por ejemplo los
Homicidios especialmente atenuados (art. 113 del Código Penal,
sancionados con pena de 1 a 6 años de prisión), el Homicidio culposo (art.
117 ib., de 6 meses a 8 años), las Lesiones gravísimas (art. 123 ib., de 3 a
10 años) o graves (art. 124 ib., de 1 a 6 años). En estos casos particulares,
en atención al extremo menor de la pena y a los efectos de conciliar o
suspender el proceso a prueba, se debe considerar que admiten las dos
soluciones alternativas en comentario (siempre que concurran los demás
requisitos legales), partiendo de que -en principio- a la culpabilidad del
autor correspondería asignar, por lo menos, dicho extremo, puesto que
una pena superior a la mínima solamente podría fijarse y fundamentarse
adecuadamente -de acuerdo al artículo 71 ib.- sobre la base de un juicio
oral (a la misma solución, aunque con diverso razonamiento, llega
LLOBET, Javier: Proceso Penal Comentado, 1ª de., San José-Costa Rica,
Universidad para la Cooperación Internacional, Imprenta y Litografía
Mundo, 1998, págs. 178 a 179).
La dificultad del tema estriba en que el nuevo Código Procesal Penal
subordina la aplicación de la Conciliación y de la Suspensión del proceso a
prueba, a un criterio que en realidad fue diseñado para aplicarse tras un
juicio oral, en el que se acredite con certeza la culpabilidad del acusado.
Pero ante la ausencia de tal presupuesto lógico (el juicio oral), deben
entonces hacerse las adecuaciones del caso, respecto a los artículos 59 y
60 del Código Penal. Por ello es que estiman los suscritos que la
determinación de los casos en que procede la ejecución condicional de la
pena debe ser fundada entonces a partir de:
A) la penalidad abstracta dispuesta en el tipo penal;
B) el análisis de la personalidad del acusado y su vida anterior al delito en
el sentido de que su conducta se haya conformado con las normas
sociales, y en el comportamiento posterior al mismo, especialmente en su
arrepentimiento y deseo demostrado de reparar en lo posible las
consecuencias del acto;
C) el análisis de los móviles, caracteres del hecho y circunstancias que lo
han rodeado;
D) que se trate de un delincuente primario;
E) que de la consideración de estos elementos pueda razonablemente
suponerse que el acusado se comportará correctamente sin necesidad de
ejecutar la pena. (Destacados no son del original).
De lo que se lleva expuesto, salta a la vista la singular importancia que
tiene, desde el inicio del proceso, la correcta calificación jurídica (preceptos
jurídicos sustantivos aplicables: tipos penales, concursos, etc.) de la
relación precisa y circunstanciada del hecho punible que se atribuya, de lo
cual debe tener particular cuidado el Ministerio Público, no sólo a los
efectos de la valoración inicial a que se refiere el artículo 297 del Código
Procesal Penal (en los actos iniciales del procedimiento preparatorio,
cuando el fiscal puede solicitar la suspensión del proceso a prueba o la
conciliación), sino también para formular la acusación principal (art. 303
ibidem), alternativa o accesoria (art. 305 ibidem) al concluir el
procedimiento preparatorio (destacado no es del original). Pero
exactamente la misma diligencia deben tenerla los jueces, quienes deben
revisar cuidadosamente la exactitud de la calificación jurídica asignada al
hecho acusado, advirtiendo cualquier defecto que pudiera conducir a
cualesquiera de los dos siguientes errores: proceder impropiamente a una
conciliación o suspensión del procedimiento a prueba, o denegar
incorrectamente la procedencia de cualquiera de esas soluciones
alternativas, en ambos casos -como se lleva dicho- por tomar como
premisa una defectuosa calificación jurídica del hecho.
Para finalizar esta parte del análisis, concretamente respecto a la
conciliación, debe precisarse que cuando el párrafo primero del artículo 36
del Código Procesal Penal dice que esta procede -aparte de las faltas o
contravenciones- en los delitos de acción privada (cfr. art. 19 ib.) o de
acción pública perseguibles sólo a instancia privada (cfr. art. 18 ib.), debe
entenderse que esto es así cuando en esos delitos -de estar sancionados
con pena de prisión- también se admita la suspensión condicional de la
pena [en este mismo sentido véase AA.VV.: La conciliación, en
“Reflexiones sobre el nuevo Proceso Penal”, San José-Costa Rica, 1ª ed.,
Asociación de Ciencias Penales de Costa Rica y Corte Suprema de
Justicia, Imprenta y Litografía Mundo Gráfico, 1996, pág. 177).
Conforme a este criterio, en todos los delitos de acción privada
contenidos en el Código Penal, sí procede la conciliación, pues se
sancionan con días multa todos los delitos contra el honor (Injurias,
Difamación, Calumnia, Ofensa a la memoria de un difunto, Publicación de
ofensas, y Difamación de personas jurídica).
De los delitos de acción pública a instancia privada contenidos en el
Código Penal, admitirían la conciliación los siguientes: las Lesiones leves
(125); las Lesiones culposas (128); los contenidos en la Sección de
Abandono de Personas, a saber Abandono de incapaces y casos de
agravación (142), Abandono por causa de honor (143), Omisión de auxilio
(144); la Ocultación de impedimento (para contraer matrimonio, 177); la
Simulación de matrimonio (178); las Amenazas agravadas (140) [es
discutible si habría que incluir como delito de acción pública a instancia
privada a las amenazas con arma de fuego a que se refiere el artículo 140,
pero en todo caso admite la conciliación]; la Violación de domicilio (204); la
Usurpación (225); y los Incumplimientos del deber alimentario (185), del
deber de asistencia (187), o abuso de la Patria Potestad (188). La figura de
“agresiones sexuales” a que se refiere el artículo 18 del Código Procesal
no encuentra correlato en el Código Penal vigente, sino en el artículo 168
del Proyecto de Código Penal, pues con ella se pretende sustituir el actual
delito de Abusos deshonestos. Lo mismo cabe decir de las “relaciones
sexuales consentidas” (en el Proyecto se denomina así el equivalente al
delito vigente de Estupro, previsto en el artículo 159 del Código Penal) y
del “contagio de enfermedad” (denominación del artículo 151 del Proyecto
que corresponde al actual delito de Contagio venéreo del artículo 130 del
Código Penal).
De esta manera el único delito de acción pública perseguible a
instancia privada del Código Penal donde no procede la conciliación sería
el de Violación, con uso de violencia corporal o intimidación, cuando la
persona ofendida sea mayor de 15 años y no se halle privada de razón o
esté incapacitada para resistir (cfr. artículos 18 inciso a) del Código
Procesal Penal y 156 del Código Penal), porque al estar sancionado con
prisión de 10 a 16 años no admite la ejecución condicional de la pena.
Aceptar la conciliación en este último delito resultaría un contrasentido, no
sólo porque no admite la ejecución condicional de la pena, sino porque
además es evidente la desproporción cuantitativa que existe entre el
extremo menor de este delito y el de cualquier otro que sí admita la
ejecución condicional (la diferencia es de siete años de prisión, en el
menor de los casos, tomando como punto de comparación un delito cuyo
extremo menor sea de tres años). Además sería ilógico admitir la
conciliación únicamente en el supuesto indicado y no así en las otras
formas posibles de cometer el mismo delito, conductas a cuyo disvalor se
asigna la misma penalidad.
En cuanto a la extinción de la acción penal por la reparación integral del
daño causado. Sin embargo, sí resulta posible en este caso procurar la
extinción de la acción penal por la reparación integral del daño causado,
“siempre que -dice el artículo 30 inciso j) del Código Procesal Penal- la
víctima o el Ministerio Público lo admitan” (el subrayado es suplido), para
lo cual debe hacerse la siguiente precisión. tendiendo a las circunstancias
de modo, tiempo y lugar de la conducta atribuida al encartado, constitutiva
-según la acusación- del delito de tentativa de Robo agravado, si el
acusado intentó apoderarse ilegítimamente de bienes que son propiedad
del Seminario E., donde AFM se desempeñaba como guarda, resulta claro
que en este caso hay dos víctimas: una es AFM (por la herida que le causó
el acusado) y otra es el propietario de los bienes que aquel intentó sustraer
de la soda, que aparentemente es el Seminario E., pues en este tipo de
delitos resulta posible que el sujeto pasivo del delito y el damnificado sean
personas diferentes, puesto que pueden ser objeto de apoderamiento
ilegítimo, por parte de terceros, las cosas que se hallan en poder del
arrendatario, del depositario y aun de los sirvientes, del mismo modo que
en la Estafa, por ejemplo, pueden ser personas diferentes las que toman la
disposición patrimonial perjudicial y las que sufren la lesión en su
patrimonio. En el presente caso, según lo acusado, el guarda AFM sufrió
sobre sí una lesión física por parte del encartado, mientras que para el
Seminario E. se produjo un peligro o lesión sobre la disponibilidad material
de sus bienes. Cada una de estas víctimas podría disponer, cuando así lo
autorice alguna de las soluciones alternativas permitidas por la ley,
únicamente respecto a lo que a ellas concierne. En el presente caso, no
consta que AFM tenga poder para tomar una decisión de ese tipo a
nombre del Seminario E. y mal hizo el Tribunal al suponer que éste no
tiene interés alguno en llegar a un acuerdo reparatorio con el imputado. En
este punto no debe perderse de vista que por disposición legal expresa:
«Los tribunales deberán resolver el conflicto surgido a consecuencia del
hecho, de conformidad con los principios contenidos en las leyes, en
procura de contribuir a restaurar la armonía social entre sus protagonistas»
(artículo 7 del Código Procesal Penal). Este deber no solo compete al
Tribunal de mérito, sino también a esta Sala de Casación, pues en procura
de contribuir a restaurar la armonía entre el imputado CARV, el ofendido
AFM y el Seminario E. (a través de su representante), procede anular
totalmente la sentencia impugnada, debiendo proseguirse con el
procedimiento.
POR TANTO: Se declara con lugar el recurso por la forma. Se anula la
sentencia y se ordena el reenvío al competente para que prosiga con el
procedimiento”.
Comentario: Este voto hace un valioso análisis sobre la procedencia de
algunas tipologías penales según se trate de conciliación, suspensión del
procedimiento a prueba o reparación integral del daño, y sus conclusiones
permiten una enriquecedora discusión sobre tópicos imprevistos en la
aplicación de salidas alternativas. No obstante, caben dos acotaciones de
interés:
Primera: La presente jurisprudencia no indica expresamente si al
imputado no primario le cabe la aplicación de la conciliación, como se
venía admitiendo hasta la fecha, y más bien da a entender que no procede
dicho instituto al reincidente. Esto se obtiene de la ilación del voto, al cual
es necesario adicionar un esfuerzo de integración así: “ (...) concretamente
respecto a la conciliación, debe precisarse que cuando el párrafo primero
del artículo 36 del Código Procesal Penal dice que esta procede (...) debe
entenderse que esto es así cuando en esos delitos (...) también se admita
la suspensión condicional de la pena”; “...estiman los suscritos que la
determinación de los casos en que procede la ejecución condicional de la
pena, debe ser fundada a partir de (...) D) Que se trate de un delincuente
primario”; de donde se desprende concretamente que, para aplicar la
conciliación o la suspensión del procedimiento, el imputado debe ser
primario.
Segunda: En su último razonamiento, indica el voto que sí es procedente –
en el caso concreto- la reparación integral del daño (30:j CPP) en un robo
con violencia sobre la víctima, en que el guarda del lugar es herido y
resulta con incapacidad de 1 semana. Para ello la Jurisprudencia hace un
desdoblamiento entre el bien jurídico afectado por la herida (lesiones) y el
bien jurídico puesto en peligro por el desapoderamiento (robo), indicando
que cada infracción es “negociable” por sí, separadamente.
Este criterio podría no compartirse porque:
a) En las acciones del robo agravado hay una relación de medio a
resultado: se ejerce violencia para lograr el desapoderamiento, y por ello
no pueden diseccionarse o desdoblarse artificialmente las acciones,
obteniéndolas separadamente, pues estaríamos construyendo una
pluralidad delictiva con visos de concurso, siendo que el tipo penal ya
construyó una unidad típica al prever la duplicidad de acciones en un solo
molde típico, al que denominó “robo”, distinguiéndolo del “hurto” donde el
resultado es el mismo (desapoderamiento), pero sin el ingrediente
violencia.
b) Hubo violencia sobre la persona, lo cual técnicamente impide la
aplicación de la reparación integral del daño (30:j CPP)
c) Lo que debió discutirse es si una herida que ocasiona una semana de
incapacidad es “violencia grave”, o si el parámetro de temporalidad
(secuela) no debe considerarse aisladamente de las circunstancias de
tiempo, modo y lugar en que se produjo la violencia; luego se entraría a
analizar la aplicación de la reparación del daño, por su procedencia tanto
técnica o “de forma” (norma jurídica) como “de fondo” (valor social del
hecho).

En el caso que nos ocupa, al desdoblar las acciones se podría llegar al


siguiente resultado: el guarda no admite la reparación de su daño, y el
Seminario E. sí admite la reparación de su desapoderamiento tentativo
(invaluable, por lo demás, si no hay daños asociados al intento de
desapoderar, que no corona), con lo cual se arriba a un resultado procesal
diferente: que se pueda hacer reparación del daño ocasionado por un
delito patrimonial aun cuando se ejerció violencia grave sobre las
personas.

Por eso, lo que debe discutirse es cuándo la violencia se vuelve grave, Si


se determina que la violencia ejercida en el caso particular no lo es, cabe
la reparación integral del daño, sin necesidad de separar las acciones
artificialmente, para luego pasar a definir cómo se va a reprochar al
individuo su acción no remitida (si se aplica otra salida o se va a juicio), y
“qué cantidad de perdón” (o de reproche) le cabe al imputado si habiendo
pluriofensividad de sujetos, uno perdona y el otro no. ¿Se produce un
“litisconsorcio pasivo necesario” de la acción penal? ¿El perdón otorgado
por uno impide el castigo pedido por el otro? ¿O, como bien resuelve esta
sentencia, el castigo solicitado por uno no impide el perdón del otro? La
unicidad de la acción penal, y la unicidad de los hechos que desembocan
en el tipo penal, no permiten separar “causas”.

Podría afirmarse que, en la especie, el pago del daño “disminuye” el


reproche, en el sentido de los artículos 60 y 71 del Código Penal, o bien,
“abona” a la acción civil, pero no puede considerarse que “el señor
perdona el sufrimiento de su vasallo” como una “manus” que tendría el
propietario de los bienes respecto del cuidador (léase depositario, tercero
tenedor, arrendatario o cualquiera que posea por interpósita mano). En
consecuencia, habría que bastantear otras salidas alternativas si el guarda
no admite la aplicación de la reparación del daño, o admitir algún instituto
diferido en que el Ministerio Público pueda hacerlo con prescindencia del
ofendido. Si no cupiera alguno de ellos, y hubiese que ir a juicio, será la
sentencia de los jueces la que determine el grado de reproche de una
acción donde cada ofendido tomó camino diferentes Voto Nº 796-98 del
21- 7- 98. Sala 3

d.- PAGO DE LA MULTA: (22, 23, 24, cpp)


DEFINICION: El pago del monto mayor de la multa. PROCEDE:
Delitos sancionados solo con días multa.
REQUISITOS: Se paga la multa previa fijación por Tribunal intermedio.
EXCEPCIONES: Que delito se sancione con prisión. SOLICITA:
Imputado.
CUANDO: Antes de juicio oral. ANTE: MP o tribunal .
CONSECUENCIAS: Extingue la Acción Penal.

e.- REPARACION INTEGRAL DAÑO: (22, 23, 24, cpp)


DEFINICION: Reparación integral del daño individual o social causado.
(30).
PROCEDE: Delitos Culposos; De contenido patrimonial; Sin grave
violencia sobre las personas.
REQUISITOS: Siempre que víctima o MP lo admitan. Solo se aplica por
una vez.
EXCEPCIONES: Si hay violencia sobre personas. SOLICITA: Imputado.
CUANDO: Antes de juicio otral. ANTE: A través de MP.
CONSECUENCIAS: Extingue la acción penal. Solo es aplicable una vez.
NOTAS: 1.- Debe tratarse de delitos. Esta reparación de daños, no debe
entenderse sólo el daño material, sino entenderse daño en sentido de
daño al bien jurídico más los derivados, esto es, los perjuicios y el daño
moral. La reparación integral, debe concebirse como todo pago,
compensación o acuerdo que deje satisfecha a la parte que la exige. Hay
dos tipos de daños, el particular y el social. Esto significa que no sólo el
afectado directo con la lesión, sino que otros sujetos pueden procurar una
reparación de daños.
2.- CONVIENE CANALIZARSE A TRAVES MP: Debido a los alcances
de dicho inciso es indispensable, que dentro de la práctica judicial, se
establezca que la solicitud debe canalizarse a través de la oficina del MP, y
no directamente ante el Tribunal. Las razones para ello son de control,
seguridad jurídica, y economía procesal. En el caso que el imputado
ofrezca la reparación de los daños, debe contar con la anuencia por parte
del MP o la víctima. En el caso del MP, éste debe concretar los hechos
que se le atribuyen al imputado, y sobre los cuales se pretende reparar los
daños. Esto tiene importancia ya que la resolución que se dicte acogiendo
la reparación del daño, constituye un sobreseimiento definitivo con efectos
de cosa juzgada.
3.- (Ver C-1-99): 3.- En criterio de esta Comisión, (la de Asuntos Penales)
nada impide al MP, cuando esté conforme, trasladar la solicitud de las
partes para que se verifique la extinción de la acción penal por la
reparación integral del daño, siempre que acompañe a tal gestión, una
clara descripción de los hechos atribuidos y su conformidad para tal
solución, si bien ésta, cuando exista víctima individualizada, no es
necesaria.

REPARACION INTEGRAL DEL DAÑO. EXTENSIVA AL COIMPUTADO


AUSENTE O QUE NO CONTRIBUYO AL PAGO. El arreglo de pago
hecho por coimputados con el ofendido, es extensivo al coimputado que no
participó en dicho acuerdo, cuando el pago es integral. Voto 000250-99.
Sala Tercera.

REPARACION INTEGRAL DEL DAÑO. ALCANCES DEL TERMINO


GRAVE VIOLENCIA SOBRE LAS PERSONAS.
"En relación a este último tema, es decir, qué debe entenderse por "grave
violencia" a efectos de la aplicación del instituto que se analiza, esta Sala
ha señalado lo siguiente: "... Nótese que por "grave" se entiende "grande,
de mucha entidad o importancia" (Real Academia Española. Diccionario ...,
I.I, p.1.057). El asunto debe ser resuelto caso por caso. Sin embargo
pueden darse ciertos parámetros generales. Es claro que quedarían
comprendidos los supuestos de arrebato, puesto que la misma legislación
penal los considera como de violencia sobre las personas de poca
gravedad. Siempre que la incapacidad producida no sea superior a diez
días (Art. 212 inciso 3) C.P. de 1.970). El dilema es si el concepto de "sin
grave violencia sobre las personas" llega más lejos que los supuestos de
arrebato. Por otro lado los criterios del Código Penal llevan a incluir, en
principio, a la utilización de armas en el robo como supuesto de "grave
violencia sobre las personas", puesto que se prevé como un robo con
violencia en las personas agravado (Art. 213 inciso 3) del C.P. de 1.970).
Con ello se logra hacer una distinción entre dos extremos: uno
comprendido dentro de la causal del sobreseimiento explicada y el otro
alejada de ella. Criterio importante, aunque insuficiente, es el propuesto
por Henry Issa, cuando dice que deben estimarse como de violencia grave,
cuando en la ejecución del delito patrimonial se produjeren lesiones graves
(o gravísimas) al ofendido (Arts. 123-124 C.P. de 1.970) (Issa. La
reparación..., p.207). Es claro que en tales supuestos se excluye la
posibilidad del sobreseimiento por reparación integral del daño. Sin
embargo, el criterio resulta insuficiente, puesto que parte de los
parámetros del delito de lesiones consumadas, pero la violencia física en
los delitos de contenido patrimonial no necesariamente se expresa a través
de la realización material de lesiones. Téngase en cuenta por ejemplo los
supuestos del robo con intimidación, en el que la violencia moral no lleva a
la producción de lesiones. En esos supuestos, la gravedad debe
apreciarse en relación con la gravedad del mal amenazado" (Llobet
Rodríguez, Javier. Proceso Penal Comentado. San José, Imprenta y
Litografía Mundo Gráfico, 1.998; pág. 196 y 197). Así las cosas, la norma
citada excluye automáticamente su aplicación en cuanto se refiere a los
delitos patrimoniales cometidos mediando grave violencia sobre las
personas, tratándose del ilícito de robo agravado. En efecto, la sustracción
-en principio- se agrava mediante una especial concurrencia de
circunstancias, entre las cuales se aprecia el uso de cualquier tipo de arma
(sea cortante, punzante, contundente o de fuego), en cuyo caso el motivo
de agravación ha de entenderse en virtud del incremento del poder
ofensivo del agente y el impacto emocional que causa sobre el afectado;
sin embargo, ello no implica que en todos los casos, el ejercicio de
violencia pueda catalogarse como grave, según señala el recurrente, al
indicar él que tratándose del delito de robo agravado, debe excluirse dicha
hipótesis de descarte de la acción penal, pues siempre se estaría en
presencia de un delito ejecutado con grave violencia.
Los suscritos Magistrados -si bien concuerdan en que el robo es un tipo
penal cuya figura simple se agrava en razón de la concurrencia de otros
factores- (entre ellos, el uso de armas o la participación en el suceso de
tres o más personas con armas o sin ellas), no comparten la exclusión
automática propuesta, sino que el factor de "grave violencia sobre las
personas", debe ponderarse y analizarse en cada caso específico, para lo
cual se ha de tomar en cuenta el ejercicio real de la violencia y la magnitud
en que ella se dio, de manera que debe entenderse esa "grave violencia",
como una acción importante que afecta física, moral o psicológicamente al
ofendido, lo cual debe apreciar el criterio razonado y razonable de quien
resuelva, empleando las reglas del correcto entendimiento humano. Así las
cosas, la extinción de la acción penal no opera en aquellos casos en que
prevaliéndose del ejercicio de violencia, se ocasione lesiones de cualquier
índole -aunque físicamente resulten invisibles-, pero que de todas maneras
puedan demostrarse. Ahora en el presente asunto, independientemente de
que el Tribunal contara con la aceptación de la víctima para que se
aprobara una solución rápida al asunto -la que no consta en el acta de folio
90 ni en el sobreseimiento ordenado-, no se verifican los presupuestos
incluidos en el numeral 30 inciso j) del Código Procesal Penal de 1.996,
pues en la especie el ejercicio de la violencia se cataloga como grave, por
haberse hecho uso de un arma de fuego tipo revolver, medio idóneo a
través del cual logró el justiciable intimidar a la víctima y despojarla de sus
pertenencias..", Voto Nº 816-98, de las 9:05 horas del 28 de agosto de
1998. Aplicando los anteriores conceptos al caso que nos ocupa, resulta
evidente que las acciones ejecutadas por el agente en los dos delitos que
se analizan, al utilizar un cuchillo para amedrentar a las víctimas y con ello
lograr el desapoderamiento, lesionando incluso a una de ellas, es un claro
ejemplo de "grave violencia sobre las personas", circunstancia que
impediría la aplicación de la medida solicitada por la defensa. Nótese que
debido a lo anterior, aún y cuando las víctimas hayan expresado que no
tienen ningún interés en que las causas prosigan, existe no sólo un
obstáculo legal que impediría acceder a su petición, sino que -
adicionalmente- también concurre un interés público que debe ser tutelado
por la administración de justicia, pues comportamientos delictivos como los
que aquí se juzgan generan una gravísima afectación a la convivencia
social, al difundir un lamentable sentimiento de inseguridad dentro de la
ciudadanía." Resolución Nº: 1130 del 20/11/98 Sala Tercera
REPARACION INTEGRAL DEL DAÑO. IMPROCEDENTE EN DELITOS
PATRIMONIALES QUE EXISTE GRAVE VIOLENCIA SOBRE LAS
PERSONAS.
Es obligación del tribunal analizar cada uno de los requisitos exigidos por
el artículo 30 inciso j) del Código Procesal Penal, a saber, que se trate de
delitos de contenido patrimonial o delitos culposos; que no haya existido
"grave violencia sobre las personas" y que "la víctima o el Ministerio
Público lo admitan, según el caso". Si faltara alguna de esas exigencias,
no podría operar la causal. En el caso presente, si bien se trata de un
delito de contenido patrimonial (robo agravado) y existe aceptación de la
víctima, sí existió grave violencia sobre el ofendido, la que el mismo
tribunal hace constar. No otro calificativo podría dársele a las amenazas de
muerte proferidas por los dos imputados y a la utilización de sendos
puñales sobre la humanidad del perjudicado. Acorde con la jurisprudencia
establecida por esta Sala, la que ahora se confirma, (783-98 de 9:25 horas
del 21 de agosto y 816-98 de 9:05 horas del 28 de agosto, ambas de 1998)
-en la que se ha considerado grave violencia sobre la víctima la utilización
de armas de fuego o "armas blancas"-, lo dable es declarar con lugar el
recurso formulado, anular el sobreseimiento emitido y ordenar el reenvío
de la causa al tribunal de origen, para que se continúe con los
procedimientos con arreglo a derecho." Ver resoluciones de la misma Sala,
Nº 783 de 9,25 hrs. de 21 y Nº 816 de 9,05 hrs. de 28, ambas de agosto de
1998. Nº: 1250 del 17/12/98 Sala Tercera

REPARACION INTEGRAL DEL DAÑO. ALCENCES DEL TERMINO


GRAVE VIOLENCIA SOBRE LAS PERSONAS.
Ya esta Sala ha establecido (resoluciones 783-98 de 9:25 horas de 21 de
agosto y 816-98 de 9:05 horas de 28 de agosto, ambas de 1998), que la
sustracción con uso de armas (en un caso una cuchilla y en el otro un
arma de fuego), sí constituye grave violencia sobre las personas, por lo
que no opera la reparación integral. II.- Para establecer si en el asunto en
estudio, se da la grave violencia en las personas, debe recurrirse a los
hechos acusados por el Ministerio Público y a los que como demostrados
tuvo el tribunal de mérito, siendo coincidentes ambos, en forma total. En
resumen se estableció que los dos imputados en compañía de dos
menores de edad, "actuando de común acuerdo, le interceptaron el paso al
ofendido B.A.P.R., cuando éste conducía su bicicleta... Que acto seguido
todos se le tiraron encima y le sustrajeron su bicicleta...,un bolso que
contenía una camisa, una pasta de dientes y una taza de aluminio. Que el
ofendido al verse de esa manera atacado salió huyendo y en su huida
pidió ayuda a una patrulla que se encontraba en su camino, cuyos
oficiales...lograron recuperar los bienes sustraídos". Si bien falta precisión
en cuanto a la conducta de los imputados y sus acompañantes menores,
cuando se señala que interceptaron el paso y todos se le tiraron encima al
ofendido, es lo cierto que se apunta que la víctima huyó "al verse de esa
manera atacado", lo que nos indica que, aunque no se pueda establecer
una grave violencia física sobre la humanidad del agraviado, por lo menos
se produjo una grave intimidación sobre él, suficiente como para que
saliera huyendo, dejando librados sus bienes a la voluntad de sus
atacantes. Como es conocido, el término "grave violencia sobre las
personas" que se utiliza en el mencionado artículo 30, comprende la
violencia física como la violencia moral o intimidación. En virtud de lo
expuesto, se anula la sentencia recurrida, debiendo proseguirse con los
procedimientos. Ver resoluciones Nº 783 de 21 – 8- 98 y 816 de 28 –8-
98.
Voto 990 del 16/10/98 Sala Tercera

REPARACION INTEGRAL DEL DAÑO. JUEZ DEBE RESOLVER


INMEDIATO SI EXISTE PRIVADO LIBERTAD. El principio de Justicia
pronta y cumplida, establece que toda persona detenida, tiene derecho a
ser juzgada en un plazo razonable y a obtener pronta resolución a sus
gestiones. Entratándose de una solicitud para la aplicación de una
reparación del daño, y pese a que se haya fijado fecha para el debate, el
juez se ve en la obligación de resolver tal petición del privado de libertad.
05836-10 SALA CUARTA

E.- LA FASE INTERMEDIA

a.- Naturaleza y fines:

b.- Actos conclusivos:


SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO (299,311): Procede si el hecho no se
realizó; si no fue cometido por imputado; si no está adecuado a figura
penal; Si media causa de justificación o inculpabilidad; Si se ha extinguido
acción penal; Si no se pueden incorporar nuevas pruebas pero no hay
bases para acusar.
El imputado tiene que haberse indagado.
Lo solicita el MP, y puede ser en cualquier momento antes de acusación,
ante el Juez de Procedimiento Intermedio. (310). La resolución cierra el
proceso con carácter de cosa juzgada.

SOBRESEIMIENTO PROVISIONAL (299, 314): Procede cuando no


proceda sobreseimiento definitivo y prueba es insuficiente para juicio, y no
hay prueba que recabar. El imputado tiene que haber sido indagado,
porque si no ha sido así, lo correcto sería desestimar. Si al año no se pide
reapertura, se declara de oficio extinta acción penal. (314).

DESESTIMACION (282, 299) Si el hecho no constituye delito; si no es


posible proceder. (por ej. por Privilegio constitucional, o por ser de
instancia privada). Lo solicita el MP antes de declaración de imputado.
Se puede reabrir en cualquier momento ante nuevos hechos. Juez puede
mostrar disconformidad (302)

NOTAS: 1.- (Ver C-1-99): Sobre disconformidad: Si el juez ha planteado


una disconformidad que no es acogida, su decisión deberá reproducir el
criterio fiscal que, de todas maneras, ha de estar debidamente fundado y
que finalmente, plasmado en la decisión, podrá ser impugnado por la
víctima. Si, por el contrario, el Tribunal en alzada estima improcedente la
desestimación, así lo declarará, en el entendido de que la causa regresará
al órgano fiscal, que deberá continuar las investigaciones.

NOTA 2: (Ver C-1-99) Sobre desestimación: La desestimación, definida


en el 282 del CPP y reiterada en el 299, procede cuando, luego de
realizadas diligencias de investigación, se concluye que el hecho o los
elementos de prueba reunidos son insuficientes para fundar la acusación.
Este último supuesto coincide además con aquellos del sobreseimiento
provisional o definitivo.

ARCHIVO FISCAL (298): Procede si no se ha podido individualizar


imputado. La víctima podrálo indicando las pruebas y la investigación se
puede reabrir.

NOTAS: (Ver C-1-99): Sobre archivo Fiscal. En cuanto al archivo fiscal,


procede cuando no se haya podido individualizar al imputado, no obstante
que tal requisito debe leerse dentro del contexto de la existencia de un
hecho delictivo que perseguir, faltando únicamente individualizar al
acusado, es decir conocer su identidad y, en consecuencia la forma de
localizarlo y allegarlo a la causa. Se archiva el expediente en el Ministerio
Público, porque la causa es susceptible de continuar una vez que se
logren nuevas luces sobre tal individualización... Es criterio de esta
Comisión que el archivo fiscal procede cuando se tengan indicios
comprobados de estar en presencia de un delito, no obstante no ha sido
posible individualizar al autor del hecho. Si está claro que no existe delito
que perseguir, lo que procede es solicitar la desestimación de la causa,
aunque resulte que aún no hay un responsable individualizado.

c.- Suspensión del proceso:

d.- Admisión de la acusación o querella:

e.- La audiencia preliminar: (316, 317, 318, 319 cpp)


AUDIENCIA PRELIMINAR. DEBIDO PROCESO. CELEBRADA EN
AUSENCIA DE IMPUTADO. “... Si bien es cierto esta Sala no desconoce
que algunos autores consideran que la audiencia preliminar puede llevarse
a cabo sin la presencia del imputado, pero cuando éste pretende, con su
ausencia, suspender el acto u obstaculizar el desarrollo del procedimiento
(Véase A.A.V.V., Reflexiones sobre el nuevo proceso penal, pág. 632, y
LLOBET, Javier: pág. 652). No debe perderse de vista que en el presente
caso es excusable la ausencia del imputado, ya que se produjo a causa de
un error que no le es imputable a él sino a la autoridad judicial, que por
haber equivocado la hora en la correspondiente "cédula de citación" (cfr.
folio 57), negó al imputado -parafraseando el primer texto citado- asumir la
posibilidad que el ordenamiento le brinda, de ser escuchado
personalmente en audiencia, frente al tribunal y con la presencia de la
parte acusadora, con el propósito de argumentar sobre sus posiciones y
replicar los de la parte contraria. ... Desde esta óptica debe señalarse que
cuando en el artículo 318 dice que el imputado "puede intervenir" en la
audiencia, resulta claro que no se alude a un deber sino al ejercicio de un
poder, más no resulta tan claro si de esa norma realmente puede derivarse
que la inasistencia (pues asistir e intervenir no es lo mismo) involuntaria y
excusable del procesado no impide que se pueda realizar la audiencia
preliminar en que -entre otras cosas- se procede al examen de la
acusación. ¿No será, más bien, que el acto puede realizarse sin su
asistencia e intervención, pero solamente cuando el imputado opta por ello
dentro del libre ejercicio del poder o derecho que le ha conferido nuestro
ordenamiento?. Esta última es la interpretación correcta, pues en materia
penal la oportunidad para el indiciado de ejercitar durante el proceso su
defensa material es una garantía de rango constitucional Resolución Nº:
367 del 26/03/99 Sala Tercera de la Corte

f.- Auto de apertura a juicio: (322, 321 cpp)


AUDIENCIA PRELIMINAR. NO EXISTE IMPUGNABILIDAD DE LA
RESOLUCION RECAIDA EN AUDIENCIA PRELIMINAR EN RELACION
CON EL DEBIDO PROCESO. IMPUGNABILIDAD DE LAS
RESOLUCIONES QUE CAUSAN GRAVAMEN IRREPARABLE: No lleva
razón el accionante al indicar que la resolución que se dicte con motivo de
la celebración de la audiencia, prevista en el artículo 319 del Código
Procesal Penal, no tiene recurso alguno, pues el CPP establece una serie
de mecanismos de control horizontal (no en alzada) de esa resolución, de
modo que se preserve la progresividad del proceso y que el mismo no se
vuelva engorroso con una multitud de apelaciones para todas las
decisiones del órgano jurisdiccional. El hecho de que el auto de apertura a
juicio no pueda ser recurrido, no resulta contrario a la garantía de recurrir
del fallo.En el debate oral y público puede replantearse la alegación sobre
la necesidad de abrir a juicio, mediante el trámite de los incidentes
establecidos en el artículo 342 del Código.- No existe ningún derecho
constitucional del imputado de impugnar la denegatoria de la solicitud de
sobreseimiento porque ésta por sí sola no implica nada respecto de la
determinación de su responsabilidad en los hechos que se le imputan y el
procedimiento no termina con esa resolución, razón por la que lo resuelto
no crea una situación inmutable, sino necesariamente revisable en las
diversas etapas por los que debe pasar luego el proceso. El artículo 437
del Código Procesal Penal lo que hace es señalar cuáles son las
resoluciones apelables. Si se produce algún gravamen irreparable dicha
norma posibilita el recurso de apelación pese a que se trate de una
resolución que no haya sido declarada apelable en forma expresa. Si la
resolución no produce un gravamen irreparable se puede proceder
conforme disponen los artículos 175 y siguientes del mismo Código, esto
es, se puede convalidar el vicio o puede sanearse. La inexistencia de
recurso en relación con una resolución que no pone término al asunto, no
conlleva lesión alguna a las garantías fundamentales de las partes, pues el
asunto podrá ser replanteado en etapas posteriores y aún en casación en
el caso de un fallo condenatorio. Nº 1550-99 de 15:15 hrs. del 3 de marzo
de 1999. Sala Constitucional.

AUDIENCIA PRELIMINAR. AUTO DE APERTURA A JUICIO DICTADO


POR UN JUEZ QUE NO LA REALIZO QUEBRANTA PRINCIPIO DE
IDENTIDAD FISICA JUZGADOR.: Obsérvese que la oralidad es norma
esencial de la audiencia, y con ello se instauran todos sus corolarios: (i) las
partes intervendrán de viva voz en una discusión moderada por el juez.
Así, al hacer uso de la palabra, el fiscal y el querellante resumirán los
aspectos de hecho y derecho de sus peticiones y el actor civil, la defensa y
otras partes, manifestarán lo que estimen pertinente en pro de sus
intereses. Incluso, el imputado podrá declarar (de acuerdo a las normas
ordinarias para recibir su deposición) y aún -si el Tribunal lo estima
pertinente - de manera excepcional podrá disponerse la producción de
prueba, salvo que corresponda recibirla en debate (artículo 318 ibídem). (ii)
Como presupone el desarrollo de toda actuación oral, los actos deben
realizarse durante todas las audiencias consecutivas que sean necesarias
para finalizar la discusión (artículos 328 y 326 del Código de rito). (iii) Al
igual que en los otros puntos expuestos, en la medida en que resultan
compatibles con la naturaleza oral de la audiencia, deben aplicarse
análogamente todas las reglas de oralidad, inmediación y concentración
previstas para realizar el debate (artículos 333, 336, 360 y 364 del Código
instrumental). De esta forma, la intervención de la autoridad jurisdiccional
debe continuar durante las audiencias en que se verifique la actividad. En
virtud de la continuidad aludida, una vez que ha concluido la audiencia, el
Tribunal debe resolver de inmediato las cuestiones planteadas (artículo
319 ejúsdem). La deliberación debe ser inminente, ininterrupida y secreta
(artículo 360 ibídem). El principio es, que la decisión se comunique
verbalmente a los intervinientes tan pronto haya concluido la deliberación,
pues esta es la forma que mejor se ajusta al modo en que se ha dado la
discusión. No obstante, atendiendo lo avanzado de la hora o la
complejidad del asunto -excepcionalmente- el juez puede diferir la solución
de los puntos debatidos hasta por un término máximo de 48 horas. Aparte
de lo anterior, debe agregarse que la resolución debe firmarla el juez que
intervino en la audiencia, pues se supone que es quien deliberó y redactó
el auto respectivo. La carencia de firma no provocará ineficacia del acto,
salvo que el juez no haya podido firmar por un impedimento invencible,
surgido después de haber participado en la deliberación, votación y
redacción del fallo (artículo 144 del Código Procesal Penal). Al respecto,
resulta oportuno citar jurisprudencia de la Sala Constitucional, que ha
establecido que el principio de identidad física del juzgador, forma parte del
debido proceso: "... la sentencia debe ser dictada por los mismos jueces
que intervinieron en el debate desde su principio hasta el final. Los jueces
que recibieron la prueba deben fundamentar la sentencia ..." (Así, Voto #
1.739-92 de 11:45 horas del 1 de julio de 1.992). Nº: 1362 del 29/10/99
Sala Tercera

g.- La cesura:
SALIDAS ALTERNAS. APLICABLES AUN DESPUES AUTO DE
APERTURA JUICIO, PERO ANTE INICIO DEBATE. El tiempo procesal a
que se refiere la frase "en cualquier momento hasta antes de acordarse la
apertura a juicio", no podrá interpretarse como un plazo perentorio -dado
que limitaría el derecho de las partes a solucionar el conflicto mediante
salidas procesales alternativas-, sino como un plazo ordenatorio que podrá
ampliarse con el consentimiento de las partes.
Si la víctima y el imputado así lo solicitan, el juez deberá valorar, aún
después del auto de apertura a juicio en qué casos procedería la
aplicación de la conciliación, la suspensión del proceso a prueba o el
procedimiento abreviado, entre otros institutos alternativos.
En cualquier tiempo durante la tramitación del proceso penal, pero antes
del inicio del debate, las partes podrán solicitar al juez la extinción de la
acción penal y obtener la pronta resolución del conflicto.
Tratándose de imputados sometidos a prisión preventiva que soliciten la
aplicación de los institutos alternos, su situación jurídica exige por parte de
las autoridades jurisdiccionales una actuación inmediata. Voto Nº 5836-99
del 27 – 7- 99. Sala Constitucional.

REVOCATORIA INSTANCIA. “Agresiones Sexuales Agravadas” del


Art. 18 CPP NO AFECTAN PRINCIPIOS DE IGUALDAD NI
PROPORCIONALIDAD DE LA PENA, POR EL HECHO DE QUE NO
PERMITAN REVOCACION INSTANCIA CUANDO IMPUTADO OSTENTE
CARGO PROFESIONAL. Si ello es así, considera la Sala que ha actuado
bien el legislador al aceptar un trato diferente en relación con los delitos
que ofenden el honor de los funcionarios públicos. Se permite una mayor
injerencia, en la forma en que desarrollan sus vidas, para los que se
desempeñan en la función pública, pero al propio tiempo la lesión a su
honor, se protege en forma diferente, para evitar que sean atacados sin
razón alguna. Si ello es así, debe concluirse que las razones que tomó en
consideración el legislador a la hora de escoger sus criterios de política
criminal, para estructurar los tipos penales contenidos en los artículos 145
y 307 del Código Penal, son racionales y congruentes, pues tiende -ese
diverso trato- a lograr un justo equilibrio, entre el ejercicio de la función
pública y su necesaria fiscalización ciudadana, permitiendo una mayor
intromisión sobre el modo de actuar del funcionario, en relación con la
actuación del particular, pero a su vez acordando una mayor
responsabilidad del ciudadano que pone en tela de duda el ejercicio de la
función pública del funcionario, sin fundamento alguno, por lo que el
diverso trato que produce, no lesiona el principio de igualdad
constitucionalmente garantizado en el artículo 33."
Voto Nº 6520-96 de 3 – 12 - 96.

REVOCATORIA INSTANCIA. NO PROCEDE DELITOS CONTRA


MENORES. La revocatoria de la instancia no es viable en procesos en que
se trata de salvaguardar los derechos de un menor o se pretenda constatar
hechos eventualmente cometidos en su detrimento.
Mientras el desistimiento en delitos de acción pública no impide la ulterior
persecución del acto, la revocatoria de la instancia lleva a un
sobreseimiento que pone término a la causa; cosa que puede redundar en
una mayor indefensión del menor que ha sido víctima de presión o
violencia (con más posibilidad originada en un miembro de su familia),
pues hecha la revocatoria, el asunto no se puede reabrir. Voto Nº 1040 de
10:30 hrs. del 20 de agosto de 1999. Sala Tercera

CONVERSION DE LA CAUSA (20): Prerrogativa dada a MP de autorizar


a víctima para convertir acción privada cen acción pública. (20).
PROCEDE: No exista interés público gravemente comprometido; Delito de
instancia privada; Delito contra la propiedad sin violencia sobre personas.
REQUISITOS: Lo autorice MP.
EXCEPCIONES: Interés público comprometido; violencia sobre personas;
de acción Pública.
SOLICITA: La víctima expresamente.
CUANDO: Antes de apertura a juicio.
ANTE: MP. No requiere autorización de juez. Debe contar con Visto Bueno
de Sup. Jerárquico de MP.
CONSECUENCIAS: Si víctima no promueve acción o la revoca se
extingue acción penal. (30).
F.- ACTIVIDAD PROCESAL DEFECTUOSA
a.- Aspectos introductorios: (175, 176 cpp)
Principio de no valoración: (175) Actos defectuosos por irrespetar formas de CP,
CPP, no se pueden valorar ni utilizar como presupuestos de una resolución, salvo que se
hayan saneado.
Deber de protesta: del interesado cuando conozca vicio, describiendo el defecto y
proponiendo solución; salvo en los defectos absolutos, que corresponde de oficio al juez.
Forma de convalidación de vicios no absolutos: (177)
a) Cuando partes o MP no soliciten saneamiento oportunamente.
b) Cuando quien pueda impugnarlo hayan aceptado de alguna manera los efectos.
c) Si aún con vicio el acto ha conseguido el fin respecto de interesados o el defecto no ha
afectado derechos y facultades de intervinientes.

b.- Disponibilidad de las formas procesales:

c.- Concepto y diferencias con la sanción procesal:


Sanción procesal: La nulidad se ha manejado como sanción a un vicio del proceso; e
implicaría un regreso al anterior estado del proceso; sea se da una sanción ante un acto
viciado.
Actividad defectuosa: En la actividad procesal defectuosa, se parte de que quien no
observa una norma, da como resultado que el acto no sea válido en algunas
circunstancias y no pueda alcanzar su finalidad. Por eso quien la alega debe formular la
protesta previa. La eventual nulidad del acto por no haberse saneado a tiempo, no
implica que el proceso deba retrotraerse a períodos ya precluídos.
d.- Son defectos absolutos: (178 ), no requieren protesta ni instancia de parte y
pueden ser advertidos de oficio:
a) Intervención, asistencia y representación de imputado en forma legal.
b) Nombramiento, capacidad y constitución de tribunales.
c) Iniciativa del M P en ejercicio de acción penal y participación.
“En principio y bajo el actual CPP, la declaratoria de una nulidad absoluta lleva
implícita la obligación para el juez de dimensionar los efectos del acto irregular...
debe indicar cuales actos dependientes del nulo consercvan o no validez “
(Reflexiones, pp 525 )
“... interpretando el vacío, podemos afirmar “a contrario sensu” que no existe para
el juez la obligación de dimensionar lo sefectos de la declaratoria de invalidez. Así
por ejemplo, podemos decir que el acto cuestionado no tiene valor, no obstante
ello no conlleva mayores consecuencias, salvo la obligación del tribunal de no
tomarlo en cuenta de ninguna manera. ...” (Reflexiones, pp 526 )
Forma de sanear: (179) Rectificando error, renovando o cumpliendo acto, oficio o
instancia interesado. Pero no podrá retrotraerse proceso a períodos ya precluidos, salvo
casos.

e.- Principios que rigen la actividad procesal defectuosa:


a.- especificidad: No es posible declarar nulo un acto sin que exista norma que así lo
ordene. Los actos procesales son válidos mientras no sean impugnados.
Sin embargo, Sala Constitucional ha resuelto QUE “TODAS LAS VIOLACIONES A LA LEGALIDAD
REFERIDAS DL DEBIDO PROCESO, SE CONVIERTEN AUTOMATICAMENTE EN INFRACCIONES
CONSTITUCIONALES ...” (1739-92) “... PODEMOS MENCIONAR COMO UN CASO TÍPICO DE INVALIDEZ
IMPLICITA, AQUELLAS SITUACIONES RELATIVAS A LA VIOLACION DE LAS GARANTIAS INHERENTES AL
DEBIDO PROCESO, EN CUALQUIERA DE SUS MANIFESTACIONES, ENTRE ELLAS LA INDEFENSION...
NO PUEDEN SER VALORADOS PARA FUNDAR UNA DECISION JUDICIAL LOS ACTOS CUMPLIDOS CON
INOBSERVANCIA DE LA CP...” (Reflexiones, pp 529)

b.- trascendencia: No hay nulidad sin perjuicio. “El vicio solo tiene trascendencia en
tanto tenga un contenido, por ello no basta la simple infracción de la norma
procesal si no se le ocasiona un perjuicio al interesado, o este puede ser
subsanado...” (Reflexiones, pp 530)

c.- Instrumentalidad o finalista: Es un límite al saneamiento. “... éste no procede


cuando el acto irregular no modifique, de ninguna manera, el desarrollo deel
proceso ni perjudique l aintervención de los interesados...” (Reflexiones, pp 530) “si,
no obstante su irregularidad, el acto ha conseguido su fin con respecto a los interesados
o el defecto no ha afectado los derechos y las facultades de los intervinientes ... en eset
supuesto los vicios reclamados quedarán convalidados...” (Reflexiones, pp 531)

d.- de convalidación: El acto defectuoso se convalida si las partes no han solicitado


oportunamente su subsanación. La protesta debe llevar la solución. “la protesta debe
realizarse en el momento que se cumple el acto defectuoso o inmediatamente después
de cumplido. Si por las circunstancias del caso fue imposible advertir opoprtunamente ...
deberá reclamarlo inmediatamente... 427-443 ...” (Reflexiones, pp 531)

e.- de saneamiento: A diferencia de la convalidación, este opera de oficio o a petición


de parte. Los supuestos del saneamiento se resumen en tres casos: renovar el actom
rectificar el error o cumplir el acto omitido

f.- Proceso de impugnación del acto defectuoso:


a.- legitimación para reclamar el defecto del acto: El interés y el perjuicio efectivo son
los parámetros para determinar la efectividad del reclamo; pero éstos no deben ser los
fundamentos para determinar la efectividad de la gestión. El interesado no debe haber
participado en la creación del acto viciado.
b.- El procedimiento para solicitar la subsanación o invalidez del acto procesal
defectuoso:
El reclamo se hace ante el Tribunal Intermedio; además en debate mediante incidentes;
y finalmente en casación.
c.- Efectos de la invalidez del acto defectuoso: No pueden ser usado para fundar
una decisión; sin embargo habría que ver cada caso, en relación al perjuicio causaod.
G.- ACTIVIDAD PROBATORIA
a.- Principios:
Legalidad (prueba ilícita): (181 cpp): Los elementos de prueba sólo tienen valor si han
sido obtenidos lícitamente.
Valor de información obtenida por tortura, maltrato, coacción,
amenaza, engaño, etc: solo a favor del imputado.
Libertad probatoria: (182, 183 cpp):Hechos y circunstancias de interés
para solución correcta de caso, podrán probarse por cualquier medio de
prueba permitido, salvo prohibición expresa de la ley.
Valoración de la prueba (sana crítica): (184) Tribunal asignará valor
correspondiente a cada elementos de prueba, con base a reglas de sana
crítica. Debe justificar y fundamentar, adecuadamente, las razones por las
que les otorga determinado valor, con base en apreciación conjunta y
armónica de toda la prueba.

b.- Testimonios: (204, 212 cpp): Que conozca sobre hechos. Pueden
abstenerse parientes o por secreto profesional. ORDENA: Fiscal, juez,
tribunal. Si no asiste primera vez, lo podrá traer fuerza pública.
SE COMPRUEBA: Acta de entrevista o de debate. ASISTEN: El tribunal
o juez. Si es infante, podrá ser en privado y con auxilio de peritos
Los testimonios especiales: (menores agredidos o personas agredidas
sexualmente) MP o Tribunal podrán disponer recepción en privado y con
auxilio de familiares o peritos especializados en el tratamiento de esas
personas.
En el caso del menor: Se aplicará misma regla.
c.- pericias: (213, 224 cpp): Podrá ordenarse peritaje cuando sea
necesario para descubrir o valorar elemento de prueba, y deba poseer
conocimientos especiales.

PERITO: (213): Que tenga conocimientos especiales sobre algo. (214)


ORDENA: Fiscal, Juez. Debe ponerse en conocimiento a partes, quienes
podrán aportar otros peritos.
SE COMPRUEBA: Dictámen Percial. (218) Si es confuso o dudoso, se
pueden nombrar otros peritos.
NOTAS: (Ver C-17-98) Sin perjuicio de lo dispuesto en art. 283 de CPP,
el OIJ puede ordenar internamente la realización de pericias que sean
necesarias y urgentes, así como aquellas repetibles y sencillas, e,
igualmente, las que se deriven de una actuación pericial ordenada de
conformidad con art. 4 inc. 10 y 11 de su Ley Orgánica y el 286 inc. c) del
CPP. En su solicitud se incluirá una observación que indique a qué
Fiscalía se deberá remitir el resultado del análisis.
NOTA 2: Pericias no urgentes o complejas: Si se trata de pericias
complejas o no urgentes, el fiscal deberá poner la orden, por escrito, en
conocimiento de las partes, sin enviarla al laboratorio, y les concederá un
plazo de tres días para efectos de la aplicación del art. 216 del CPP.
Vencido el término sin que las partes hayan propuesto perito u otros
temas, se enviará la solicitud de dictamen sin más trámite. En la solicitud
se deberá indicar: a) A qué autoridad se remitirá el dictamen; b) Que se
autoriza la alteración o destrucción de la evidencia a criterio del perito.
Este determinará si se deja la evidencia o muestra testigo, para el caso de
que se haga necesaria la repetición de la pericia, o bien para su
preservación.

d.- Inspección, registro, secuestro: (185, 187 cpp):


NOTA: (Ver C-17-98) La solicitud de la orden judicial de allanamiento,
registro y secuestro, podrá ser confeccionada por el OIJ, pero en todo caso
deberá llevar el respectivo visto bueno del representante del MP. La
solicitud de allanamiento deberá contener, como mínimo, la siguiente
información:
a) Nombre y cargo del funcionario que solicita el allanamiento
b) Nombre del Fiscal que otorga el visto bueno
c) La identificación del caso en que se solicita
d) La determinación concreta del lugar (es) que habrán de ser registrados
e) El motivo por el cual se solicita, con indicación de indicios que se
tuvieren; y,
f) El nombre de los funcionarios que participarán.

ALLANAMIENTO OTROS LOCALES: (194): Cuando se presuma


comisión de delito o resultados. Puede ser cualquier hora, pero se le debe
avisar a encargado de local.
ORDENA: Juez, Fiscal o Policía. (194) SE COMPRUEBA: Acta.
ASISTEN: Juez, quien puede delegar en policía. Defensor si se ha
individualizado imputado.

ORDEN DE SECUESTRO: (198): Objetos relacionados con delito o que


sirvan como prueba. ORDENA: Juez, Fiscal. Podrá delegarse en policía.
(198) SE COMPRUEBA: Acta de secuestro.
ASISTEN: Juez, Fiscal o Policía.
NOTAS: (Ver C-17-98): Los objetos relacionados con el delito, los sujetos
a confiscación o los que sirvan de medios de prueba pueden ser
secuestrados por la policía judicial por propia iniciativa durante actos
preliminares, y , bajo la dirección jurídica del fiscal, en investigación
preparatoria (198 de CPP y 5 de LOOIJ).

REQUISA. REQUISITOS Y FORMA EN QUE DEBE EFECTUARSE: " La requisa no


implica una intervención corporal, tal como la concibe el Código Procesal en su artículo
88, pues esta última supone una investigación en el cuerpo del imputado, en la que
entran en juego las reglas del saber médico, en tanto que en la requisa se hace solo para
constatar en el cuerpo de la persona la presencia de los objetos relacionados con el
delito. Si para ello es necesario hacer exploraciones en el cuerpo más profundas, como
introducción de pinzas, toma de radiografías, lavados estomacales y otras similares, ya
no se estaría en presencia de una requisa, sino de una intervención corporal, que
requiere necesariamente del saber médico para llevar a cabo la localización de los
objetos, por estar en juego la protección de la salud de las personas sometidas a tales
medidas. Resolución Nº: 1539 del 03/12/99 Sala Tercera

ALLANAMIENTO. DELEGACION. La autoridad jurisdiccional puede, en casos


especiales, delegar la realización de un allanamiento en la policía judicial, sin embargo, tal
delegación no puede dejarse a la discreción del juez, debiendo razonarse y justificarse la
no asistencia y práctica de la diligencia de manera que exista causa válida para la
delegación. En caso de no cumplirse con estos requisitos, la diligencia, así como la
prueba que se obtenga estarán viciadas de nulidad. (377-2000. SALA TERCERA.)

ALLANAMIENTO. PARTICIPACION DE TERCEROS: La presencia o participación de


terceros ajenos al OIJ, durante la realización de un allanamiento, afecta el derecho a la
intimidad de que gozaba el endilgado en relación con todo extraño que no estuviera
facultado en participar en esta clase de actuaciones. (377-2000. SALA TERCERA.)

ALLANAMIENTO. ACTAS DE DECOMISO. PARTICIPACION DE FAMILIARES. En


el levantamiento de actas de decomiso, los familiares del endilgado no pueden ser
testigos de actuación sin que se les advierta del derecho de abstenerse en participar en
este tipo de actos, y en caso de rechazo deberán ser advertidos de los posibles perjuicios
que ello podría acarrearle a sus parientes. (377-2000. SALA TERCERA.)

ALLANAMIENTO. CONSENTIMIENTO DE REPRESENTANTE DE INSTITUCION


PUBLICA: No existe impedimento legal para que la policía judicial pueda realizar
allanamientos, siempre y cuando se respeten los derechos y garantías fundamentales
reconocidos a toda persona. Cuando el titular del derecho por afectarse otorgue su
consentimiento, no será necesaria una orden judicial de allanamiento, máxime si se trata
de una institución gubernamental. (377-2000. SALA TERCERA.)
ALLANAMIENTO. JUEZ ES GARANTE DE DERECHOS: sin embargo, en la etapa
preparatoria, por la urgencia con que deben realizarse algunas pesquisas -
excepcionalmente- el derecho de defensa se atenúa y la garantía de regularidad y
legalidad del acto es suplida por la intervención de una autoridad jurisdiccional, la cual, de
acuerdo a normas de imparcialidad, debe constatar que el acto se realice con absoluto
respeto de los derechos de los intervinientes. ... El juez es garante de que existen
indicios suficientes de estar en presencia de un delito; de que las razones por las cuales
se pretende el ingreso a un domicilio, habitación o recinto privado, son atendibles al
extremo de autorizarlo. En suma, es garante del respeto a los derechos de las personas
afectadas por la medida, que incluso, dependiendo de su resultado, quizás nunca
alcancen la condición de imputados, todo ello sin perjuicio del eventual cuestionamiento
que pueda realizarse de la diligencia practicada, dentro del proceso. ... Por otro lado,
conforme se adelantó, la función de resguardo de los derechos de las personas
afectadas por la diligencia no recae sobre el defensor -cuya asistencia al acto no es
requisito ineludible-, sino en el Juez que la ejecuta. ... Ello es así no solo por cuanto el
deber de garantizar el respeto a los derechos fundamentales de las personas y la pureza
de los procedimientos recae, primordialmente, en el juez, sino también porque mal podría
decirse que el defensor concurre en tal calidad para asistir al imputado, si todavía no hay
un sujeto que ostente esa condición (Sala Tercera Nº 468 de 23-4-, Nº 1114 de 3-9; Sala
Constitucional, 6469 de 18-8-99.

ALLANAMIENTO. PARTICIPACION DEFENSOR: La inasistencia del defensor o su


deficiente intervención en el allanamiento, no invalida los resultados de la diligencia, pues
se entiende que el Juez asume la representación del encartado como garante del
respeto de sus derechos procesales. Voto Nº 1453-99 de 9 hrs. del 19 –11- 99. SALA
TERCERA

e.- reconocimientos: (227 a 232 cpp): Podrá hacerlo el MP o el


Tribunal, podrán ordenar con comunicación previa a partesya sea para
identificarla o establecer si quien la menciona efectivamente la conoce o la
ha visto.
Procedimiento: Antes del reconocimiento, se interrogar paraver si la
conoce. También se podrá hacer reconocimiento por fotografía.

PRUEBA: Reconocimiento de personas. (227)


PROCEDE: Debe comunicarse a las partes.
ORDENA: Fiscal o Tribunal.
SE COMPRUEBA: Mediante acta previa y durante el reconocimiento. (228)
ASISTEN: Defensor, las personas a reconocer, imputados.
NOTAS: (Ver C-17-98) : Cuando se deba realizar un reconocimiento físico
y se requiera contar con la participación de otras personas, a fin de cumplir
con art. 227 y 228 de CPP, el Fiscal hará lo necesario para formar el grupo
de personas que compartan características físicas con imputado. Si esto
no fuere posible por concurrir características étnicas muy particulares, o no
contarse con suficientes voluntarios, coordinará con el respectivo Jefe de
la Policía Judicial, con el fin de que se busquen las personas que
colaborarán en la diligencia.

RECONOCIMIENTO POR FOTOGRAFIA: (230): Que persona no esté


presente o no pueda ser habida. (230) ORDENA: Fiscal, Juez. SE
COMPRUEBA: Acta. VARIOS: En lo aplicable se siguen las mismas
reglas del reconocimiento de personas. (230)
NOTAS: (Ver C-17-98) Cuando ya se tuvieren sospechas contra alguna
persona, que no esté presente ni pueda ser habida, y se requiera efectuar
el reconocimiento fotográfico de la misma, la diligencia deberá ser
realizada por el Fiscal con la presencia del Defensor, de acuerdo con
artículos 13, 230 de CPP.

RECONOCIMIENTO OBJETOS: (231) Cuando haya falta que persona


reconozca objeto. ORDENA: Fiscal, Juez. SE COMPRUEBA: Acta.
VARIOS: Se siguen mismas reglas de reconocimiento de personas. (231)

RECONOCIMIENTO VOCES SONIDOS: (232): Cuando haya falta que se


verifique una voz o sonido.
ORDENA: Fiscal, Juez. VARIOS: Se siguen las mismas reglas del
reconocimiento de personas. (231)
SE COMPRUEBA: Acta o cualquier otro medio como fotografía, etc.

f.- careos: (233 cpp): Se hará cuando hayan discrepado sobre hechos o
circunstancias importante.

PRUEBA. REQUISITOS DE CADENA DE CUSTODIA: "...haber realizado la cadena


de custodia hasta hacer llegar los objetos del ilícito hasta el juez, como hubiera sido que
cada sobre y envoltorios de cocaína decomisada se hubiera introducido en una bolsa
plástica en el momento del decomiso, indicar con una marca o cualquier otro símbolo
que correspondía al caso en estudio, llevarlo de esa forma hasta el Organismo de
Investigación Judicial e indicarse cuál investigador lo pasaba a la sección
correspondiente para su respectivo análisis, y así en una secuencia lógica y de custodia
llegara hasta el Juez...". 368-F-92, de 8,55 hrs. de 14-8-92 Sala Tercera.
PRUEBA. CADENA DE CUSTODIA: “Hay cuatro fases básicas en sede policial, en las
que debe garantizarse la autenticidad del elemento o material a utilizar como prueba, a
saber: el momento de la extracción o recolección de la prueba; el momento de la
preservación y empaque; la fase del transporte o traslado; y, finalmente, la entrega
apropiada de la misma. De seguido surge la necesidad de garantizar la autenticidad
durante el momento del análisis de los elementos de prueba, y finalmente el problema de
la custodia y preservación definitiva hasta la finalización del juicio, ya sea de la totalidad o
de una muestra, según el caso y la naturaleza de la prueba. “ 1322 del 15/10/99 Sala
Tercera

AGENTE ENCUBIERTO. SOLO PARA PROBAR ACTIVIDAD DELICTIVA DE


SUJETO ACTIVO, ANTES DEL OPERATIVO Y EN RELACION A ESTE: “Para tratar
de comprobar un hecho delictivo que venía realizándose con anterioridad, la
jurisprudencia de esta Sala ha avalado la intervención de un agente encubierto, siempre
con la clara advertencia que la acción típica en la que toma parte dicho funcionario, en sí
misma, no será la que motive el juicio de reproche, sino -por el contrario- constituirá
simplemente un elemento probatorio a través del cual se logre poner en evidencia que el
sujeto activo ya venía, con anterioridad, dedicándose a esa actividad: “... en este caso no
podemos hablar de provocador en sentido estricto, pues ya la persona contactada por la
policía había optado por dirigir su comportamiento hacia el hecho delictivo, y los
funcionarios o agentes encubiertos (puede ser un particular incluso) intervienen con el fin
de ponerlo en descubierto y para procurar elementos de prueba indispensables para
demostrar que ese sujeto se dedica a esa actividad ilícita...” Sala Tercera. Voto 22-F de
9:20 del 20-1-95. Nº 349-98 de 3-4-98.

ANTICIPO JURISDICCIONAL DE PRUEBA (293) : Procede cuando sea


necesario acto definitivo e irreproductible que afecte derechos
fundamentales, o que testigo pueda olvidar detalles. (293)
ORDENA: Juez a solicitud de Fiscal; ASISTEN: Defensor, Juez, Fiscal. Si
es urgente, solo Fiscal y Juez. (294)

INSPECCION CORPORAL (188): Cuando sea necesario. Debe respetarse


su pudor. (188)
ORDENA: Juez o Fiscal. (188) ASISTEN: Juez o Fiscal, Persona de
confianza de examinado; pueden colaborar peritos. (188)
NOTAS: (Ver C-17-98) También podrá realizar la toma de huellas
dactilares, constatación de tatuajes y deformaciones, alteraciones o
defectos, palpaciones corporales u otros, siempre que no afecten el pudor,
la salud o integridad física, o se contrapongan seriamente a sus creencias.
Sin embargo, si es necesario el examen integral del cuerpo, el acto no
podrá ejecutarlo sin autorización del juez o del fiscal (188 CPP).
NOTA 2: (Ver C-17-98) En los casos previstos en los artículos 88 y 188
CPP, si fuese necesaria la inmovilización de la persona, por existir
negativa suya para la toma de muestras, la orden para la obtención
forzada deberá darla el fiscal –por escrito– o el juez, según el caso. La
ejecución de la inmovilización la hará el personal que la custodia y la
obtención de la muestra la realizará el perito o el personal técnico
respectivo.

REQUISA (189): Motivos suficientes para creer que alguien oculta objetos
del delito en su ropa. (189)
ORDENA: Juez, Fiscal o Policía. (189) SE COMPRUEBA: Acta. (189)
ASISTEN: Juez o Fiscal, un testigo sin relación con policía. A mujeres
requisan otras mujeres. (189).
VARIOS: Se le advierte a persona sobre lo que se busca invitandolo a
exhibirlo. (189).
NOTA: (Ver C-17-98): El OIJ puede realizar la requisa personal cuando
tenga motivos suficientes para presumir que alguien oculta pertenencias
en sus ropas o lleva adheridos a su cuerpo objetos relacionados con el
delito (189 de CPP).

LEVANTAMIENTO DE CADAVERES. (191): Muerte violenta o sospecha


que muerte es producto de delito.
ORDENA: Juez, que inspecciona, ordena levantar cadáver y peritaje que
determine causa de muerte.
SE COMPRUEBA: Acta ASISTEN: Juez, Fiscal, otros
necesarios.
NOTAS: En aquellos casos en que haya ocurrido una muerte que no se
encuentre dentro de los supuestos del artículo 191 del CPP, es decir,
cuando no sea una muerte violenta ni se sospeche que la persona falleció
a consecuencia de un delito, el levantamiento del cadáver y la solicitud de
autopsia podrán ser realizados por OIJ, con la autorización del Fiscal.

(CIR-17-99): FUNCIONARIO RESPONSABLE DEL LEVANTAMIENTO DE ACTAS DE


ALLANAMIENTO Y LEVANTAMIENTO DE CADÁVERES. Las actas
correspondientes a las diligencias de allanamiento y levantamiento de
cadáver no deben ser confeccionadas por el Fiscal que atiende la
diligencia correspondiente, cuando esté presente en dicha actuación el
juez correspondiente, salvo que la misma le haya sido delegada
legalmente. Al representante del Ministerio Público le corresponde realizar,
en dichos actos, las gestiones propias del procedimiento preparatorio
(diligencias preliminares e investigación preliminar: 274, 283, 289, 290 y
291 CPP) cuando no tengan contenido jurisdiccional. Es criterio de la
Fiscalía General de la República, que el levantamiento y confección de
dichas actas es obligación procedimental propia del representante del
órgano jurisdiccional que, en virtud de la ley, deba apersonarse a la
actuación. Las razones que justifican el anterior criterio son:
Pertenencia de la actuación procesal: En los casos específicos de
muerte violenta o fallecimiento a causa de un ilícito (191 CPP) la ley
dispone que es el juez quien deberá practicar la inspección, disponer el
levantamiento del cadáver y lo relativo al peritaje correspondiente para
establecer la causa y manera de muerte. Es claro que estas disposiciones
no pueden impartirse oralmente sin dejar constancia escrita, y el sujeto
más idóneo para dejarla es justamente el que las impartió.
En el caso del allanamiento y registro de lugar habitado o sus
dependencias, casa de negocio u oficina (193) la diligencia pertenece al
juez personalísimamente. La ley no dispone que dicha actuación pueda ser
delegada y, en consecuencia, a él le toca levantar el acta correspondiente.
Tocante al allanamiento de otros locales (194) el juez acuerda el acto, pero
puede delegarlo en el representante del Ministerio Público o de la policía
judicial. Es claro que si delega es porque no estará en el lugar del hecho,
en consecuencia corresponde al funcionario delegado levantar el acta.
El contenido jurisdiccional del acto (290 CPP; 3, 47 LOPJ): Por tal
debe entenderse la legitimidad de la actuación o de la diligencia, de modo
que no tiene postulación para realizarla el funcionario a quien no se le
acuerda esa competencia. Como el Ministerio Público no tiene acordado
un sistema de “competencia” (como sí lo tiene el órgano jurisdiccional)
toda actividad que sea competencia de juez no puede ser realizada por el
Ministerio Público sin su acuerdo o delegación. Ni siquiera la delegación
puede ser suficiente para darle validez al acto, pues la misma solo puede
ser acordada cuando la ley la permita (principio de legalidad de los actos
administrativos).
De ahí que el contenido jurisdiccional del acto implica, necesariamente,
que el mismo no es potestad ni facultad del órgano auxiliar de la
administración de justicia, sino que es atribución de una competencia
determinada.
La LOPJ, numerales 3 y 47, establecen cuáles funcionarios administran
justicia penal, siendo que materialmente solo pueden hacerlo los juzgados,
los tribunales de casación, la Sala respectiva de la Corte Suprema de
Justicia y la Corte Plena, cuando corresponda. Los “funcionarios” (sic,
art. 47) no tienen competencia sino “atribuciones, potestades y
responsabilidades propias, determinadas por esta ley”. En
consecuencia, los funcionarios penales (y los representantes del Ministerio
Público lo son) no pueden arrogarse competencias propias de los
administradores de justicia penal.
Es claro que el contenido jurisdiccional es una protección constitucional y
legal de los actos públicos, protección que tiene como fin impedir la
impureza y manipulación del acto por parte de sujeto interesado,
reconociendo así el legislador constitucional y el ordinario que el juez es
ese “tercero imparcial”, y que los datos que incorpora en el acta son
fidedignos y procesalmente incuestionables, en tanto no sean redargüidos
de falsos.
Regla general sobre levantamiento de actas (136 CPP): El funcionario
que practica el acto debe levantar, confeccionar y firmar el acta, así como
disponer todo lo necesario para su conservación hasta el momento
procesal en que se necesite como medio documental de prueba, o en que
se entregue a otro funcionario para que forme parte del expediente. Esta
regla procesal es sumamente clara y determina la relación que existe entre
el sujeto competente para realizar el acto y el sujeto obligado a levantar el
acta.
Dicho de otro modo, practica el acto aquel sujeto procesal a quien el acto
pertenece, pues el procedimiento y todos sus accesorios son atraídos por
la competencia procesal de esa actuación. En el caso del juez, el acto le
pertenece en razón de su competencia material y territorial, establecida por
la LOPJ. En este sentido, el art. 107 ibidem dispone: “Corresponde al juez
penal conocer de los actos jurisdiccionales de los procedimientos
preparatorio e intermedio”.
El art. 277 CPP establece la pertenencia de los actos del procedimiento
preparatorio, y los pone en cabeza del juez penal preparatorio, a quien le
corresponde “resolver las demás solicitudes propias de esta etapa”.
Cuando el art. 294 CPP indica que “después de practicado el acto, deberá
ser puesto en conocimiento de las partes”, debería interpretarse en el
sentido de que es el acta la que debe comunicarse (el acto no puede
comunicarse, sino su resultado documental). Esa notificación corresponde
al órgano propietario del acto, y resulta serlo quien lo practica. Al Ministerio
Público no le corresponde, en tal caso, ni la práctica del acto ni la puesta
en conocimiento, dado el contenido jurisdiccional de la actuación.
Efecto diferente tiene la inspección y registro de un lugar de acceso abierto
(no habitado, ni casa de negocio ni oficina) (185 en relación con 193 CPP),
pues constituyen actos que pueden ser realizados por el Fiscal, quien
resulta ser el propietario del acto y por lo mismo el obligado al
levantamiento del acta que prevé el 186 ibidem. Es claro que el obligado
es “el encargado de la diligencia” (sic, ibidem).
En el caso de la inspección corporal y de la requisa (188 y 189 CPP), se
exige acta en el segundo, pero no en el primero, lo que no quita que la
misma pueda levantarse (y deba hacerse, en razón del valor probatorio
que tiene el dicho de quien refiere haber hallado algo o no haber hallado
nada). El acta de la requisa puede ser levantada por el fiscal o por el
policía judicial, y la misma puede incorporarse al debate por lectura. Tiene
validez independiente de quien la confeccione, puesto que la misma norma
procesal autoriza a cualquiera de los sujetos procesales a levantarla.
Sobre el valor jurídico del acto y del acta: La discusión sobre quién
levanta el acta no es tan simple como quién tiene más o menos trabajo,
sino que trasciende hasta llegar al valor y efecto jurídico del documento
que soporta el acto. En tal sentido, el art. 276 resta valor probatorio para
fundamentar la condena, a aquellas actuaciones propias de la
investigación preparatoria que no se conformen con las reglas del 334.
Veamos: El acto de allanamiento, así como el de levantamiento de
cadáver, es un acto jurisdiccional, y también lo es su accesorio, en este
caso el acta, que es justamente la culminación del acto judicial donde el
tercero imparcial indica el resultado de su gestión, el cual, obviamente,
puede perjudicar los intereses del imputado, los del actor o demandado
civil, los de la víctima, los del Ministerio Público, razón por la que el
sistema procesal penal no se contenta con el dicho de un sujeto
procesalmente interesado sino con el del sujeto investido de autoridad
para dar fe de lo que pasó en su presencia. Si el fiscal debe culminar el
acto jurisdiccional con el levantamiento de esa acta (que es el acto
administrativo final del acto jurisdiccional), estaría no solo invadiendo la
competencia jurisdiccional, sino que también realizando actos propiamente
jurisdiccionales (los cuales le están vedados: art. 277 in fine CPP), y
exponiendo a riesgo la prueba nacida con ocasión de ese acto, la cual
conserva su pureza en la medida en que es el juez quien controla toda la
actividad hasta el final. De ahí que el art. 334:b CPP permite la
incorporación del acta por lectura en sede de juicio cuando se observen las
formalidades del rito (“realizadas conforme a lo previsto por este Código”),
pero impide esa incorporación si se violentan los mecanismos
procedimentales de creación y documentación de la prueba (334 in fine,
ibidem). La delegación de actos procesales con valor probatorio que no
esté prevista por ley, vicia la prueba, pues le quita el control de garantía
que el legislador le quiso dar; vicio que se extendería al documento que
plasma la realización del acto. En tal sentido, el art. 168 LOPJ indica que
“Salvo disposición legal en contrario, todos los actos y procedimientos
judiciales de quien no tiene facultad legal para ejecutarlos, serán
absolutamente nulos”, lo que claramente pone en riesgo el valor jurídico de
actuaciones cuando el Fiscal las realice incompetentemente, pues por ley
no le corresponden.
El juez de garantías: La garantía que reviste la presencia y actividad del
órgano jurisdiccional no es solo para la observación del cumplimiento de
los principios constitucionales y legales en las actuaciones, sino que
alcanza a la participación, a la toma de decisiones, a la creación y hasta la
conservación del documento que acredita esas actuaciones, en tanto esté
en su competencia conservarlo.
El modelo acusatorio nacional: El modelo acusatorio mixto que vive
nuestro régimen procesal penal no permite que todas las diligencias
probatorias estén en manos exclusivas del órgano de la acusación, lo que
implica que muchas actuaciones, para revestir legalidad y fuerza
condenatoria, deben ser hechas por juez y en presencia del defensor,
además de otras formalidades previstas por el Código Procesal Penal. En
virtud de ello, se quita fuerza probatoria a las probanzas que no
correspondan con esas formalidades (art. 334 in fine, CPP).
Interpretaciones por inclusión hipotética de normas semejantes: Si el
Ministerio Público es el obligado a levantar las actas finales relativas a un
acto con contenido jurisdiccional, ¿podría también levantar el acta y solo
el acta del dictado del testigo recibido anticipadamente según las reglas
del 293 CPP, aunque el juez sea quien realiza o recibe el acto? ¿Podría
el Fiscal levantar el acta respectiva de actos definitivos e irreproducibles
realizados o recibidos por el juez de garantías, sin que amenace la pureza
de la prueba, o sin que la Defensa proteste razonablemente? Entonces,
¿por qué en algunos actos el sistema procesal permite que el Fiscal e
incluso la Policía ejecute el acto que luego tendrá fuerza probatoria en
juicio, con prescindencia de la participación del juez de garantías y –según
jurisprudencia- hasta en ausencia del defensor? Eso es explicable en
razón de la mixtura que vive nuestro proceso penal, entre lo acusatorio y lo
inquisitivo, entre la fe que le tiene al órgano investigador y acusador, y la
que le reconoce al órgano jurisdiccional, según la importancia, contexto,
gravedad, urgencia, perentoriedad, definitividad o irreproducibilidad del
acto procesal. Y aunque esa protección obedece más veces a garantías
constitucionales (intimidad del cuerpo, del domicilio, secreto de
comunicaciones, libertad, propiedad) que a prejuicios procesales sobre la
honestidad procesal del sujeto investigador y acusador, el órgano
jurisdiccional no puede evitar la obligatoriedad de la norma procesal,
aunque suponga que no se vulneran garantías constitucionales. En ese
sentido, la impropiedad del acta, levantada por sujeto no legitimado para
ello, sí vulnera el debido proceso, pues pone al Ministerio Público en
estado de riesgo sobre la legitimidad de la prueba ofrecida en juicio, y
eventualmente se arriesga el éxito de la causa.

RECONSTRUCCION DEL HECHO: (192): Para comprobar si hecho pudo


hacerse de cierta forma. (192)
ORDENA: Juez. Fiscal, Defensor. Imputado no está obligado a participar.
SE COMPRUEBA: Acta. (189).
ASISTEN: Juez. Fiscal, Defensor. Imputado no está obligado a participar.

ACTOS PROCESALES.
IDIOMA: En Español, o con su traductor o en su propio lenguaje. (130)
LUGAR: El tribunal puede constituirse en cualquier parte del pais; pero el
debate y sentencia deberá dictarse en su competencia por territorio. (132)
TIEMPO: Salvo disposición contraria, cualquier día y hora. En resoluciones
debe indicarse lugar, fecha y hora. (133, 141)
ACTAS:Deberán ser firmadas por quien practica el acto y si es necesario
por quienes intervienen. (137) El acta puede ser reemplazada por
cualquier otro medio. (138).
PLAZOS: Se dictarán de oficio e inmediatamente las disposiciones de
mero trámite; los autos y sentencias que se sucedan a una audiencia oral
serán deliberados, votados y redactados inmediatamente. En las
actuaciones escritas se dictarán dentro de 3 días siguientes. (145). Los
plazos individuales corren a partir del día siguiente; los plazos comunes a
partir del día siguiente a la última notificación que se practique. (167). Los
plazos podrán renunciarse. (169). En los plazos en protección de imputado
si contarán los días naturales. (168)
ERRORES MATERIALES: Podrán ser coregidos en cualquier momento
los errores materiales. (146)
ACLARACIONES Y ADICIONES: En cualquier momento, el tribunal podrá
corregir los términos ambiguos o contradictorios. Las partes y el MP
podrán solicitarlo en los siguientes tres días. (147)
No.
H.- ESTRUCTURACIÓN Y FUNDAMENTACIÓN DE RESOLUCIONES
17-99
a.- Fundamentación fáctica:
Fundamentación: (142) Sentencias y autos contendrán una
fundamentación clara y precisa. Deben expresar razonamientos de hecho y
derecho en que basan decisiones
Sobre medios de prueba: debe indicarse valor otorgado.
Relación de pruebas o mención de requerimientos de partes: no
reemplaza fundamentación.
Es insuficiente: utilización de formularios, afirmaciones dogmáticas, frases
rutinarias, simple descripción de hechos o sola mención de elementos de
prueba.
No exsite fundamentación: cuando se haya inobservado las reglas de la
sana crítica, con respecto a medios o elementos probatorios de valor
decisivo.
Autos y sentencias sin fundamentación: son ineficaces.

b.- Fundamentación descriptiva (medios probatorios): (142, 363, 365,


369 cpp)

c.- Fundamentación intelectiva (elementos probatorios): (143) Tribunal debe


consignar una breve y sucinta descripción del contenido de la prueba oral, antes de
proceder a su valoración.

d.- Fundamentación jurídica: (142, 363, 365, 369 cpp)

e.- estructura de los autos y sentencias: (143, 365, 369 cpp)

5. SENTENCIA
a. Requisitos. SENTENCIA. REQUISITOS MOTIVACION.
"El primer punto de la queja, relativo a que no se explican las causas
de la "tardanza" en la formulación de la denuncia, lo que
efectivamente se advierte en el fallo, no constituye defecto alguno
que merezca especial consideración. Para que sea legítima y
completa, la fundamentación no requiere del análisis de todas las
pruebas y de todas las circunstancias que mediaron en la acción que
se investiga, pues para cumplir con dicha exigencia debe abarcar los
aspectos esenciales del hecho (en este sentido véanse los votos de
esta Sala Nº 762-F-95, de las 9:15 hrs. del 22 de diciembre de 1995, y
el Nº 675-F-95, de las 8:35 hrs. del 19 de noviembre de 1995). De
acuerdo al anterior principio, en el presente caso no es dable exigir a
los juzgadores mayor consideración sobre las razones que mediaron
en la madre de la menor agraviada para interponer la respectiva
denuncia algunos días después de haberse enterado de los hechos,
máxime si se advierte que la esencialidad de este supuesto "yerro"
no se deduce del fallo sino que descansa en el punto de vista
subjetivo y parcializado del convicto, quien a partir de dicha
circunstancia duda acerca de la credibilidad que debe otorgarse a la
prueba testimonial. Como puede advertirse de lo anterior, esta Sala
jamás estará en condiciones de cuestionar el valor de las
declaraciones recibidas oralmente en juicio, a las que el tribunal de
mérito -con base en el principio de inmediación- les reconoció
absoluta sinceridad. Debido a ello, el que en la decisión no se haya
ahondado acerca del por qué la denuncia no se interpuso de
inmediato no constituye un defecto capaz de deslegitimarla.
Asimismo, la queja en cuanto a la no fundamentación de las
circunstancias que cita el encartado, relativas a que para ejecutar su
conducta él aprovechaba que su esposa no estaba presente,
enviando a su hijo de siete años a la pulpería, no revisten ninguna
importancia dentro de la motivación del fallo, al extremo de que aún
suprimidas mentalmente la decisión no se vería menoscabada" Nº
675 de 19 – 11- ; 762 de 22 – 12- 95; 84 de 21 –1- 99. Nº: 83 del
21/01/99 09h 30m. Sala Tercera
SENTENCIA. REQUISITOS FORMALES. "II.- La solicitud de revisión se
debe rechazar. Si bien el razonamiento y la técnica del tribunal no son las
más idóneas para el dictado de una sentencia, pues lo recomendable sería
que la misma presente primero una relación de hechos probados, luego
una transcripción de la prueba, seguida finalmente de un análisis de fondo
sobre la participación y responsabilidad del acusado, y no un análisis
simultáneo de la prueba al momento que se transcribe, es lo cierto que
ésta cumple con las condiciones procesales mínimas de validez que son
requeridas para su dictado, ya que -de acuerdo a un estudio global de la
misma- se observa que la mayoría del tribunal expone de manera derivada
y legítima tanto los elementos de convicción que fueron recibidos e
incorporados durante el debate, como también las razones que le permiten
sustentar la decisión a la cual llegó. En este orden de ideas, se debe
recordar que toda sentencia es una unidad lógico-jurídica en donde sus
componentes se implican o relacionan recíprocamente, de tal suerte que
para su correcto entendimiento se debe analizar de manera global, y no
extrayendo o resaltando partes aisladas de ella, tal y como lo hace en esta
oportunidad el accionante al retomar párrafos que extrae fuera de su
contexto para demostrar defectos que en realidad no existen. En todo
caso, ya se indicó, no se observa irregularidad alguna en el proceder del
tribunal al valorar la prueba y exponer los fundamentos de su decisión,
pues cumple con las exigencias dispuestas en la normativa procesal." Nº:
1043 del 20/08/99 Sala Tercera

SENTENCIA. NECESIDAD DE VALORAR TODA LA PRUEBA Y FUNDAMENTAR


LA APLICACIÓN DEL INDUBIO PRO REO: "...no todo razonamiento hipotético debe
conducir necesariamente a crear un juicio de duda en el ánimo de los juzgadores,
cuando se busca la aplicación del in dubio pro reo. La duda debe ser cierta, esencial,
fundada, es decir, sustentada en el análisis de los elementos probatorios, y de tal
magnitud que no permita realizar una conclusión certera en uno u otro sentido..." (Sala
Tercera. 75-F-92, de las 8:55 horas del 13-3-92).
Igualmente que "...la resolución fundamentada en la duda debe exponer la apreciación
probatoria de los juzgadores que los lleva a dos o más posibilidades alternativas de
conclusión, de las cuales no es posible escoger una descartando las demás con certeza
razonable..." (Sala Tercera. 512-F-94, de 15:50 del 28-11-94).

SENTENCIA. EXISTE FALTA DE IMPUTACION SI LA RELACION DE HECHOS NO


ES CON RESPECTO AL TIPO PENAL ATRIBUIDO: Las garantías constitucionales y
legales, incluyendo dentro de esta últimas las internacionales vigentes en nuestro país,
obligan a una comunicación previa y detallada al imputado de la acusación formulada en
su contra.
Dicha acusación debe contener un relato preciso y circunstanciado del hecho punible
atribuido, el cual constituye el marco fáctico sobre el que se basa el juicio oral y público.
De modo que la relación de hechos debe responder a los elementos mínimos
indispensables del tipo penal atribuido; su ausencia implica una no acusación. Los
hechos deben describir el tipo penal atribuido.
La ampliación de la acusación que autoriza el art. 347 CPP se refiere a hechos nuevos o
circunstancias no mencionadas en la acusación, cuando modifiquen la acusación legal o
integren un delito continuado. De donde no es procedente dicha ampliación cuando se
trate de la omisión de un hecho constitutivo o esencial del delito acusado. 000046-99 de
Sala Tercera.

SENTENCIA. NO VIOLA DEBIDO PROCESO FALLO QUE VARIA CALIFICACION


JURIDICA DE HECHOS ACUSADOS: "... la simple variación de la calificación jurídica
atribuida en sentencia a los hechos acusados, no es violatoria del debido proceso. No
obstante debe revisar la Sala consultante si en el caso concreto, el tribunal de juicio al
variar la calificación jurídica en la sentencia dictada contra el imputado, introdujo por esa
vía hechos no contenidos en la acusación y sobre los cuales no se haya permitido al
acusado ejercer su defensa, pues si así fuera se estaría ante un supuesto de vulneración
al derecho de defensa que integra el debido proceso ...", voto Nº 4961-98, de las 15
horas del 14 de julio de 1998 (folio 182 vuelto, línea 36 en adelante). Según lo ya
expuesto, la situación a la que se refiere el extracto antes transcrito -es decir, la
introducción arbitraria de nuevos hechos en relación a los cuales no se haya dado
oportunidad de defensa- no se ha presentado en la especie, pues la recalificación
operada más bien se debió a la exclusión de algunas circunstancias que no se tuvieron
por demostradas, lo que no constituye vicio o irregularidad alguna." Nº: 1126 del
20/11/98 09h 55m Sala Tercera de la Corte

SENTENCIA. NO EXISTE QUEBRANTO A DEBIDO PROCESO SI TRIBUNAL


VARIA CALIFICACION JURIDICA: El vicio formal que se cita en realidad no existe,
pues si bien los jueces de instancia variaron la norma sustantiva aplicable, en tal proceso
se respetó el cuadro fáctico atribuido a los encartados por parte del Ministerio Público,
razón por la cual no existe ninguna lesión a los derechos de la defensa. ... Esta relación
de hechos es exactamente la misma que se tuvo por demostrada en el fallo impugnado
(folios 76 y 77), a partir de la cual se dictó sentencia condenatoria por el delito de
Concusión y no por el de cohecho. En este sentido debe tenerse claro que el numeral
397 (citado por el propio recurrente) claramente establece que "... en la sentencia el
tribunal podrá dar al hecho una calificación jurídica distinta a la del requerimiento fiscal o
auto de elevación a juicio, aunque deba aplicar penas más graves o medidas de
seguridad, siempre que el delito no sea de competencia de un tribunal superior ...", de
donde se colige que tal facultad presupone que (tal y como se advierte en el
pronunciamiento impugnado) el hecho acusado no se varíe de forma esencial, pues si
para la aplicación de la norma sustantiva diferente se requiere de la modificación de la
base fáctica (lo cual no se da en el caso que nos ocupa) necesariamente deberá
cumplirse con lo estipulado en el párrafo 2º de la norma comentada, es decir, se
dispondrá la remisión del proceso al fiscal para que formule nueva requisitoria. En cuanto
a este punto, la Sala ha señalado que "... El objeto del proceso es el acontecimiento
histórico investigado y no la figura jurídica con que se le ha calificado. Esta última es
siempre provisional, susceptible de ser modificada en cualquier momento, sin necesidad
de realizar una nueva intimación al imputado. Apunta la doctrina que «No cabe confundir,
pues, el aspecto fáctico con el jurídico-penal, es decir, la situación de hecho que el actor
penal pone en tela de juicio cuando se la atribuye al acusado, incluso, en la ampliación
oral, con la valoración de derecho sustantivo de esa situación. Una cosa es afirmar la
existencia de un hecho, de una conducta humana, de un acontecimiento histórico
determinado que se presupone que tuvo realidad, y otra distinta es evaluarlo, calificarlo,
ponerlo en relación lógica con la ley penal, verificar si la situación fáctica admitida
encuadra en una hipótesis abstracta de esa ley, para darle un nomen iuris, o lo que es
igual, para reconocer los elementos constitutivos de un tipo o figura penal. Aunque la
acusación... debe contener tanto la enunciación del hecho imputado como la pretendida
calificación legal, para individualizar la imputación y facilitar la defensa (lo que no puede
negarse), basta que la correlación aludida verse sobre el hecho, de modo que el Tribunal
de sentencia tiene libertad para "elegir la norma" que considera aplicable al caso. Si ese
Tribunal estuviera vinculado a la calificación legal que propugna el actor, si debiera
limitarse a aceptar o rechazar en la sentencia la pretensión represiva tal como fue
formulada por el acusador, la función jurisdiccional sufriría un menoscabo que en realidad
no impone el derecho de defensa. Como bien se ha dicho, el Tribunal no juzga sobre la
corrección del juicio jurídico-penal del acusador, sino sobre el hecho que él mismo
atribuye al imputado» (VELEZ MARICONDE, Alfredo: Derecho Procesal Penal,
Córdoba, Marcos Lerner Editora Córdoba S. R. L., tomo II, la. reimpresión, 3ª. edición,
1982, pág. 236). La misma Sala Constitucional, al evacuar la consulta preceptiva sobre
este recurso, indicó que "...el tribunal está facultado para variar la calificación, según lo
autoriza el numeral 397 citado, pero sin alterar el cuadro fáctico intimado, circunstancia
ésta que no lesiona las garantías en comentario" (Sala Constitucional, Nº 2832-93 de las
9:06 hrs. del 18 de junio de 1993, visible de folios 44 frente a 45 vuelto) ...", SALA
TERCERA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, voto Nº 574-F de las 10 hrs. del
22 de octubre de 1993. Así las cosas, al no advertirse la concurrencia del defecto formal
que se cita, se rechaza el motivo." 619 del 26/06/98 Sala Tercera
SENTENCIA. LIBERTAD PROBATORIA: El hecho de que en ausencia de prueba
pericial los jueces hayan tomado en cuenta declaraciones de testigos técnicos para
fundamentar determinada circunstancia no es violatorio del principio in dubio pro reo,
pues la prueba pericial no es la única prueba idónea para fundamentar un fallo cuando
existen otros elementos que hagan al juez llegar a una conclusión válida mediante la
debida valoración y correcta fundamentación. Voto Nº 122-2000 de 9:15 hrs. De 4 – 2
00.Sala tercera.

SENTENCIA. PRINCIPIOS APLICABLES A VALORACION DE LA PRUEBA: "Si


bien el Juez tiene libertad para valorar los elementos probatorios que se hacen llegar al
debate; las razones que da en la valoración intelectiva como sustento para darle o no
credibilidad a la misma tienen que responder a principios lógicos. En este aspecto la
doctrina sostiene "... La garantía de motivación consiste en que mientras por un lado se
deja al Juez libertad de apreciación psicológica, queda a cambio obligado a correlacionar
lógicamente los argumentos, demostrando su conclusión, para prevenir la arbitrariedad";
(De la Rúa Fernando. El Recurso de Casación, pág. 182) [...] Los hechos probados
deben tener sustento probatorio siempre. La afirmación de la culpabilidad o inocencia,
debe estar respaldada en elementos de prueba, por imperativo constitucional (Artículo 39
de la Carta Magna) [...]." DE LA RUA (Fernando), "El Recurso de Casación en el
Derecho Positivo Argentino", p. 182. 716 del 11/09/97 Trib. Superior de Casación Penal

SENTENCIA. PRINCIPIO DE RAZON SUFICIENTE: "Expresamente el artículo 400


inciso 4) del Código de Procedimientos Penales, sanciona con nulidad la sentencia que
no está fundamentada. Los hechos probados deben tener sustento probatorio siempre.
Ahora bien, para apreciar la prueba de acuerdo al principio de razón suficiente, cada
elemento aportado por un testigo, documento u otro medio, deben estar probados los
otros elementos del elenco, sea, cada elemento es prueba de los otros, y los otros de
éste. En el presente caso, el a quo no da a la sentencia una forma lógica para garantizar
los procesos de pensamiento -entendido éste como conceptos, juicios y raciocinios- lo
que no permite a esta Cámara, controlar si la sentencia de mérito tiene una estructura de
pensamiento” No. 302 del 27/04/98. Tribunal de Casación Penal

SENTENCIA. VIOLACIÓN CADENA DE CUSTODIA NO SIEMPRE VIOLA DEBIDO


PROCESO La violación de la cadena de custodia de la prueba, viola el debido proceso
solamente cuando dicha evidencia se relaciona con un elemento esencial de la
sentencia 6469-00 de 18 – 8 -99. SALA CONSTITUCIONAL.

SENTENCIA. TESTIGOS TECNICOS POR INEXISTENCIA DE PRUEBA PERICIAL:


El hecho de que en ausencia de prueba pericial los jueces hayan tomado en cuenta
declaraciones de testigos técnicos para fundamentar determinada circunstancia no es
violatorio del principio in dubio pro reo, pues la prueba pericial no es la única prueba
idónea para fundamentar un fallo cuando existen otros elementos que hagan al juez
llegar a una conclusión válida mediante la debida valoración y correcta fundamentación.
Voto Nº 122-2000 de 9:15 hrs. De 4 – 2 00.Sala tercera.

SENTENCIA. CONCEPTO FALTA DE MOTIVACION. "Señala Fernando


De La Rúa en su obra La Casación Penal, Ediciones Depalma, 1994, pág.
112 que "... se designa como falta de motivación, (...), a la ausencia de una
exposición de los motivos que justifiquen la convicción del juez en cuanto
al hecho y las razones jurídicas que determinan la aplicación de una norma
a ese hecho, comprendiendo todas las cuestiones sometidas a decisión."
Efectivamente, llevan razón las recurrentes al indicar que la resolución
debe fundamentar, enunciar y demostrar en qué consistió la supuesta
Fuerza Mayor que incide sobre la exclusión de culpabilidad civil en la
conducta del agente, pues como vemos en el fallo, la existencia de
aquella, a juicio de la Juzgadora, es la que excluye la responsabilidad
objetiva, que se atribuyó al propietario del vehículo automotor, de
conformidad con el artículo 1048 del Código Civil, lo que no se realiza en el
subjúdice, por lo que resulta esencial que la A quo resuelva la cuestión de
la Fuerza Mayor, fundamentando o motivando, en que consiste ésta y
cómo se acreditó, pues a los efectos, ésta excluye la responsabilidad de
uno de los demandados civiles, de modo que al no realizar esta
fundamentación, hace que la sentencia sea totalmente carente de
motivación. No se debe olvidar que la motivación debe versar sobre todos
aquellos cuestionamientos sometidos a su conocimiento, sin que se pueda
omitir considerar aquellas argumentaciones que pudieran incidir sobre el
fondo de lo resuelto. Como se ha señalado supra la resolución impugnada
incurre en el vicio de falta de fundamentación dado que no explica, desde
el punto de vista civil y necesario, por la discusión que se plantea en el
debate, en qué consistió la supuesta fuerza mayor, que vendría a
constituirse en un eximente de responsabilidad civil para el conductor y
propietario del automotor." Nº: 305 del 06/08/99 Tribunal de Casación
Penal

SENTENCIA. FUNDAMENTACION JURIDICA. "Por último, no obstante


que el alegato identificado como e) se refiere a un aspecto de forma y no
de fondo, conviene aclarar que "... en cuanto a la fundamentación de
derecho o jurídica, que es la atinente al derecho aplicado para resolver el
caso justiciable con arreglo a los hechos que se tiene por probados (por
oposición a la denominada "fundamentación de hecho o probatoria" que se
da respecto de la prueba de los hechos que se admiten como probados),
se tiene que para que la fundamentación sea completa "no es necesario
que el Tribunal sentenciador explique por qué razón, teoría o enseñanza
jurídica, aplica el precepto o norma o principio legal que sustenta su
resolución, sino que para justificar legalmente la calificación jurídica es
suficiente con que ese Tribunal mencione concretamente los artículos de
ley que aplica a los hechos comprobados" (así, NUÑEZ, Ricardo: Código
Procesal Penal, Córdoba, Marcos Lerner Editora Córdoba, Segunda
Edición Actualizada, 1986, pág. 393 y DE LA RUA, Fernando: El Recurso
de Casación en el Derecho Positivo Argentino, Buenos Aires, Víctor P. de
Zavalía-Editor, 1968, pág. 163), aunque -debe reconocerse-, la
incorporación de tales razonamientos a la sentencia es deseable en todos
los casos, no sólo porque se enriquece la motivación de lo resuelto sino
también porque de esta manera la jurisprudencia logra un positivo aporte
de naturaleza científica en la divulgación de la interpretación jurídica que
hace el juzgador de la ley en relación a un caso concreto, a la luz de la
doctrina. Resolución Nº: 52 del 15/01/99 Sala Tercera de la Corte
SENTENCIA. FUNDAMENTACION PROBATORIA DESCRIPTIVA
INTELECTIVA "Si bien se ha establecido que la fundamentación
probatoria de la sentencia consiste tanto en una descripción de los
elementos probatorios, en los cuales el tribunal base su decisión
(fundamentación probatoria descriptiva), como en el consecuente análisis
de dichos elementos probatorios (fundamentación probatoria intelectiva),
es lo cierto también que, en tratándose de prueba documental, se ha
estimado que resulta innecesaria su transcripción, toda vez que el
contenido de esta prueba consta en el expediente. Particularmente sobre
este punto se señaló que: "es reiterada jurisprudencia de esta Sala que tal
cuestión no es necesaria, pues consta en el expediente y al incorporarse
pasa a ser de conocimiento de las partes y necesariamente debe ser
tomada en cuenta si se trata de prueba decisiva" (Sala Tercera de la
Corte, Voto No. 300-F de las 9:20 horas del 5 de agosto de 1994). Ahora
bien, lo que sí es de obligatorio cumplimiento, de acuerdo con la
jurisprudencia citada, así como con las normas y principios que informan el
debido proceso, es el análisis respectivo de dicha prueba, el cual consta
que sí fue efectuado por los juzgadores, según se determina de la
redacción del fallo que se impugna." Resolución Nº: 472 del 23/04/99 Sala
Tercera

SENTENCIA. PRUEBA DEBE VALORARSE EN FUNCION DEL TIPO


PENAL "Como referencia introductoria a la resolución del reclamo, debe
señalar este tribunal de alzada que tanto la falta de fundamentación como
la violación de las reglas de la sana crítica son vicios equivalentes, de
donde no constituye una informalidad su tratamiento conjunto al impugnar
y al resolver; así deriva del párrafo tercero del § 142 del código procesal
penal, que literalmente dice: «... No existe fundamentación cuando se
hayan inobservado las reglas de la sana crítica, con respecto a medios o
elementos probatorios de valor decisivo...», de modo que resulta admisible
el presente motivo del recurso, al cuestionar la fundamentación y la
valoración dada a la prueba documental de cita a pesar de estar acusando
-según el epígrafe- solamente la falta de fundamentación. En
consecuencia esta cámara debe entrar a resolver el motivo, sin importar la
mixtura entre falta de fundamentación y violación de las reglas de la sana
crítica. Después de un examen integral del fallo, resulta evidente la
violación de las reglas de la sana crítica porque la valoración de la prueba
no se hizo en función de la estructura del delito, en este caso del tipo penal
de la usurpación. Ya este tribunal ha dicho que debe apreciarse la prueba
en función de los componentes del delito y, caso de no hacerlo así, se
verifica el vicio de violación de reglas de la sana crítica que fulmina el fallo
con la sanción de nulidad («... La prueba se valora en función de los
hechos o de los elementos del tipo, de la antijuricidad o de la
culpabilidad...» >[Tribunal de casación penal: Nº 64-F-99, de 01-03-1.999]).
Así, obsérvese que el § 225.1 del código penal, castiga el despojo total o
parcial de la posesión o de la simple tenencia de un inmueble, es decir de
la sencilla e informal relación de hecho entre la persona y el bien; sin
embargo, el a quo ha puesto el acento de la valoración probatoria en la
derivación de elementos de juicio que acrediten una relación formal -
contractual o negocial-, en vez de establecer si existe o no una relación de
hecho, entre ofendido e inmueble, que hubiera sido perturabada por la
acción de los imputados. Los siguientes fragmentos ilustran esta
conclusión: «... es obvio y así esta (sic) comprobado, que tanto la torre de
marras como el local donde estaban esos equipos, se encuentran
ubicados dentro de las instalaciones del citado balneario, mismo que no
está en discusión, que les pertenezca a los acusados, pues ello es público
y notorio en la ciudad de Turrialba, y así lo refirieron algunos testigos; de
allí que en principio, como propietarios que son, bien podrían hacer las
variantes constructivas que les sean menester; como fue el ordenar al
testigo A.J., tal como éste lo dijo, bloquear la puerta de acceso a esa
bodega o cuarto donde están los equipos, mismo que como se reitera
están dentro de su propiedad; sin embargo, esa permisión les estaría
vedada, si ciertamente existiera algún contrato, convenio o acuerdo
mediante el cual un tercero, ya fuera mediando contrato de arrendamiento,
permuta o cualesquiera otro medio obligacional tuviera la facultad de
posesión sobre aquel sector del inmueble...» (fls. 261 vto. y 262 fte.); «...
pero aún que (sic) esto fuera lo cierto, en qué afecta eso el derecho de
propietarios de los aquí imputados, diríamos que en nada, porque se
desconoce cuál era el acuerdo vigente entre Radio Columbia y la sociedad
de los acusados, y si aquel acuerdo, de existir, permitía ceder el derecho a
un tercero, en este caso el ofendido... no existe, tampoco, ningún contrato
(sic) suscrito entre el ofendido H.R., ya sea a título personal, o como
administrador de radio Columbia o como propietario de Radio Sol, que
determine una obligación de parte de los justiciables para con él...» (fl. 262
vto.); «... ante la ausencia de documento que así lo diga, que existía un
contrato de arrendamiento entre las partes...» (fl. 263 fte.). Claramente se
observa que el juzgador de instancia echó de menos la prueba formal de
una contrato, que diera derecho de poseer al ofendido, con lo cual valoró
la prueba desatendiendo un elemento configurativo del tipo del § 225.1 del
código penal como es la simple tenencia del inmueble. El defecto
constituye a la vez el vicio de falta de fundamentación, pues no sabe el
lector imparcial del fallo cómo el tribunal de instancia descartó la
perturbación de la tenencia del inmueble y centró su análisis en la falta del
derecho de posesión a cargo del ofendido. Verificados los vicios
apuntados, corresponde acoger el recurso, anular la sentencia venida en
alzada y el debate que la originó. Resolución Nº: 88 del 10/03/99 Tribunal
de Casación Penal

SENTENCIA. UNIDAD LOGICO JURIDICA QUE DEBE ANALIZARSE EN


FORMA INTEGRAL."[...] se debe recordar que la sentencia es una unidad
lógica-jurídica, cuya correcta preciación sólo se logra si se realiza en
manera integral, y no aislando o retomando partes de la misma, para
arribar a conclusiones distintas a las fijadas en ella, como lo pretende la
defensa del acusado al enumerar los puntos que dan lugar a su reproche."
Resolución Nº: 1008 del 13/08/99 Sala Tercera

SENTENCIA. FUNDAMENTACION. PRESUPUESTOS PARA QUE


EXISTA CONTRADICCION. CONTRAPOSICION EN DECLARACION
OFENDIDO NO LA PRODUCE. "II. - ... en el caso que nos ocupa no se ha
incurrido en ningún yerro que afecte la debida y legítima motivación del
fallo impugnado. Lejos de demostrar la concurrencia de un vicio lógico en
los razonamientos de la decisión, el reproche del convicto se deriva de su
propia interpretación del dicho del ofendido, a quien -contrario al tribunal
de mérito- niega toda credibilidad. Nótese que la supuesta contradicción
acusada, que en todo caso -aún suponiendo que existiera- no implicaría de
ningún modo que la sentencia condenatoria adolezca de fundamentación
contradictoria, no ha concurrido. La jurisprudencia de esta Sala ha insistido
en que "...lo que autoriza la nulidad del fallo por fundamentación
contradictoria, es cuando el a-quo emite dos conceptos que se excluyen
entre sí, de modo que se eliminan dejando sin sustento lo afirmado, pero
no cuando se trata de pruebas que se contraponen...", (Sala Tercera de la
Corte Suprema de Justicia, voto Nº 722-F-95, de las 10:05 horas del 1º de
diciembre de 1995), por lo que la situación que describe el acusado no
tiene ningún relación con aquella. ... Voto Nº: 665 del 28/05/99 10h 10m
Sala Tercera

SENTENCIA. VIOLACION A SANA CRITICA. "Esta Sala, en su voto 115-


F-95, de las 10,40 hrs. del 3 de marzo de 1995, señaló: "La violación a la
sana crítica que la ley sanciona con nulidad, no es la simple divergencia de
apreciación de la prueba. No basta con que el recurrente considere que las
pruebas debieron ser apreciadas de otra forma; es necesario, para que se
configure una violación a la sana crítica, que el juzgador irrespete las
normas del sentido común en su razonamiento. Lo mismo puede decirse
con relación a las potestades de la casación respecto al control de sana
crítica. A pesar de que los jueces de casación puedan apreciar de modo
diverso al tribunal de instancia las pruebas, la nulidad sólo será imponible
cuando este haya trascendido los límites del sentido común en su
reflexión. Menos que eso, no da lugar a declarar que se ha incurrido en
causal de nulidad, pues se trata de una cuestión de apreciación que debe
resolverse en favor del principio de inmediación de que se aprovecha el
tribunal de juicio." Ver resolución de la misma Sala, Nº 115 de 10,40 hrs.
de 3 de marzo de 1995 Nº: 1114 del 03/09/99 Sala Tercera

SENTENCIA. SANA CRITICA. SIGNIFICADO. FUNDAMENTACION UN


SOLO TESTIGO. "El quebranto de reglas del correcto entendimiento
humano que se sanciona con pena de nulidad, ocurre cuando las
conclusiones extraídas por los juzgadores, partiendo de los elementos
probatorios incorporados en la audiencia, contraviene el sentido común. En
modo alguno demuestra la defensa, que el fallo adolezca de ese vicio. Por
el contrario, pretende a través de simples presunciones y de sus
particulares conjeturas, que la Sala participe de un singular silogismo,
según el cual, la resistencia que la víctima dice haber opuesto a la acción
que se ejecutaba en su contra, debe hacer concluir que el hecho no
existió, o que se llevó a cabo en forma distinta de la que aquella narra.
Razonamiento semejante desemboca en una abierta ilogicidad, que sí
sería contraria al sentido común. ... "[...] la circunstancia de que el fallo se
fundamente en la declaración de un solo testigo no origina vicio alguno,
siempre que se exprese las razones por las que se le otorga credibilidad y
no se quebranten las reglas del correcto entendimiento humano que
disciplinan el examen de la prueba. Debe recordarse al efecto, que en el
proceso penal costarricense rige un sistema de libre convicción razonada y
no de pruebas legales que resulten indispensables para demostrar la
existencia de un suceso. La impugnante no indica en qué forma vulneró el
Tribunal las reglas de la sana crítica al valorar el testimonio de la víctima,
sino que se conforma con reprochar la ausencia de otros testigos que
hubiesen escuchado las manifestaciones del justiciable y su compañero,
cuando estos gritaron que se trataba de: "... un asalto...", elemento que
como se expresó, no significa por sí solo, preterición de las reglas del
correcto entendimiento humano. Resolución Nº: 878 del 19/07/99 Sala
Tercera
SENTENCIA. PRETERICION DE LA PRUEBA. QUE LA NO RECIBIDA O
RECHAZADA SEA ESENCIAL "... Por otra parte, cabe recordar acá, que
no es cualquier omisión o preterición de prueba lo que acarrea la nulidad
de un fallo, sino que para que ello sucede se requiere que la prueba no
recibida o rechazada sea esencial, siempre y cuando -por supuesto-
existan otros elementos de juicio que permitan sustentar la decisión, como
sucede en el presente caso con respecto a la pericia grafoscópica que se
extraña. Criterio que incluso es señalado por la Sala Constitucional al
pronunciarse sobre la consulta que al respecto se le formuló, ya que indica
que: "De lo expuesto se concluye que no existe infracción del derecho al
debido proceso del recurrente, por el simple hecho de que el Tribunal no
haya gestionado la realización de un examen grafoscópico dentro del caso
que concluyó con la condena del recurrente, siempre que el
pronunciamiento cuente con el soporte jurídico suficiente en cuanto se
refiere, tanto al empleo de las reglas de la sana crítica en la valoración de
los elementos probatorios recibidos durante el debate, como a la plena y
convincente explicación del proceso lógico y mental que llevó a los jueces
a tener por demostrado el hecho y a atribuírselo al acusado de
conformidad con lo que exige nuestro sistema penal" (SALA
CONSTITUCIONAL, Voto No. 7645 de las 15:27 horas del 6 de octubre de
1999)." Nº: 1481 del 19/11/99 11h 04m Sala Tercera

SENTENCIA. FUNDAMENTAR ESCOGENCIA DE MEDIDAS


ALTERNATIVAS. " Determina esta Cámara, que efectivamente el fallo
impugnado carece de una adecuada fundamentación, en lo que se refiere
a la imposición de la sanción al imputado. Ha sido criterio reiterado de este
Tribunal, que cuando un delito, el Legislador lo ha sancionado con penas
alternativas de multa o prisión, debe el Juzgador motivar adecuadamente
el por qué consideró, que debía imponer la pena de privativa de libertad y
no la de multa, debiendo valorarse cómo influye en la imposición de la
pena, el hecho de la confesión franca y sincera, si hubo arrepentimiento y
el deseo de reparar el daño causado al ofendido, lo que no ocurre en la
sentencia, no bastando con indicar que se han analizado las condiciones
de modo, tiempo y lugar, sin expresar cuáles condiciones, lo que no deja
de ser una cita inmotivada. ... remitiéndose la causa al Tribunal de
procedencia, a efecto de que citando a las partes, se pronuncien sobre la
pena a imponer y se fije nuevamente la sanción, no pudiendo ser ésta
superior a los dos meses de prisión o su equivalente en días multa."
Voto Nº: 398 del 05/06/98. Tribunal de Casación Penal
SENTENCIA. DEBIDO PROCESO. ANTECEDENTES PENALES. PARA
FIJAR PENA. "III.-Al resolver la consulta formulada por esta Sala, el
órgano Constitucional estimó, que: "...el hecho de tomar en cuenta los
antecedentes penales del imputado para efectos de fijar el monto de la
pena dentro de los límites establecidos en el tipo penal, no resulta
violatorio del debido proceso. La valoración de la prueba conforme a las
reglas de la sana crítica racional, el principio de legitimidad de la prueba, el
in dubio pro reo y la obligación de fundamentar las sentencias, forman
parte del debido proceso. La Sala consultante deberá determinar si en la
especie se dieron las violaciones alegada..." (Voto # 8.591-98, de 15:30
horas del 1 de diciembre de 1.998). IV. -La demanda no puede prosperar:
En primer lugar, en lo que respecta a la utilización de los antecedentes
penales para fundar la extensión de la pena impuesta, tal y como se
constata de la resolución ordenada por la Sala Constitucional -que reitera
por cierto un criterio mantenido en los votos # 5.429-96, de 15:21 horas del
15 de octubre de 1.996 y # 3.251-96 del 2 de junio de 1.996-, tal
procedimiento no sólo se opone a la Constitución, sino que por el contrario,
resulta ser una referencia necesaria en aquellos casos en que resulte útil,
por tratarse de una circunstancia personal que incide en la fijación de la
pena (artículo 71 del Código Penal). Ciertamente, la motivación integral de
este extremo (la pena), no puede sustentarse ni única, ni principalmente,
en los asientos inscritos en el respectivo registro, pues es claro que el
principal parámetro para individualizar la sanción en el caso concreto, está
constituido por el juicio de reproche realizado al encartado. Resolución Nº:
655 del 28/05/1999 09h 35m Sala Tercera de la Corte

SENTENCIA. NULIDAD. OMISION DE JUSTIFICAR APLICACION DE


PRISION Y NO MULTA "No obstante lo dicho, y apartándonos de lo que
en sentido estricto alega la parte recurrente, es lo cierto que la pena de
prisión impuesta no ha sido justificada. Debe recordarse que el artículo 128
del Código Penal prevé, en principio, penas alternativas, una de las cuales
es la privación de libertad y la otra la sanción de días multa. Pudiendo el
Juez optar por la menos gravosa, a saber, la de multa, debe en caso de
optar por la prisión, de hacer la justificación correspondiente, vertiendo en
su fallo las razones por las cuales ha optado por esa medida extrema. El
razonamiento en tal sentido se echa de menos, motivo por el cual este
Tribunal, de oficio, debe anular la sentencia en cuanto a ese extremo y
ordenar el reenvío del caso para que el A-quo cumpla con la motivación
que no ha sido expuesta." Resolución Nº: 602 del 31/08/98 Tribunal de
Casación Penal

SENTENCIA. NULIDAD. OMISION DE JUSTIFICAR NO APLICACIÓN


DE DIAS MULTA "Reiteradamente se ha dicho por este Tribunal, que
cuanto el tipo de que se trate contemple las penas alternativas de prisión y
multa, el juzgador debe expresar las razones por las que impone una u
otra, indicando, en el caso de no inclinarse por la imposición de la pena de
multa, que evidentemente resulta ser una sanción menos grave que la de
prisión, las razones por las considera que en el caso en concreto se hace
necesaria la imposición de la sanción más severa, sea la de prisión. En
este proceso se impuso a A.L.A. la sanción de un mes de prisión, para lo
que se dijo que: se trata de un hecho culposo, que las lesiones del
ofendido fueron leves, que el encartado es de una conducta "moral normal,
que es decente y un hombre de respeto hacia el Tribunal y hacia el
hecho...". Concediéndosele el beneficio de condena de ejecución
condicional, por no tener antecedentes penales. (folio 53). Con lo que la
juzgadora no fundamenta en forma alguna el por qué impuso pena de
prisión, en vez de la de multa. Por ello procede acoger el motivo, y en
cuanto a la sanción impuesta anular la sentencia, para que en audiencia
oral, con intervención de las partes se resuelva sobre ese extremo."
Resolución Nº: 468 del 03/07/98 Tribunal de Casación Penal

SENTENCIA. QUEBRANTO DEBIDO PROCESO SI SE OMITE


ANALIZAR PRUEBA ESENCIAL: " El reproche es de recibo. Le asiste
razón al impugnante en cuanto que el fallo cuestionado carece de la
debida fundamentación, incurriendo el juez de sentencia en el yerro
censurado. Ciertamente, consta del expediente la admisión de pruebas
para ser recibidas en el contradictorio (vid. f. 62 fte.). No obstante sin
justificación legítima se prescindió de los testimonios de E.P.R. y A.C.R.
(cfr. Acta f. 75 vto. y 76 fte.). Es así por cuanto el Juez adujo la
imposibilidad de localizar a los testigos, cuando del informe de folio 73 se
desprende que esas personas no se encontraban en sus casas en el
momento de ser citados, lo que no es lo mismo que se desconozca el sitio
donde pueden ser habidos. Además en la "orden de citación" de folio 72
consta que tanto P. como C. fueron debidamente citados en esa misma
dirección. Aparte de ello no se observa ningún otro esfuerzo del juzgador
por agotar las posibilidades a los fines de hacer llegar, incluso por la fuerza
pública, a dichos testigos. Con ello se rompió el principio de comunidad de
prueba provocando, por añadidura, la lesión al debido proceso legal,
especialmente en lo que al ejercicio de la defensa del justiciable se refiere.
Desde luego no puede bastantearse apriorísticamente el valor de los
testimonios echados de menos, pero tratándose de prueba admitida y
contándose únicamente con la aseveración del ofendido, lo prudente y
sano para la correcta administración de justicia, era agotar todos los
medios probatorios posibles. Al acusado debe descartársele su inocencia
con base en un juicio certero de culpabilidad, convenciéndosele
plenamente con un fallo legal y justo. Ello no es posible cuando se dejan
arbitrariamente en el camino, por inercia o simple desidia, elementos
probatorios que podrían ser decisivos en el inventario final de todos los
datos conviccionales ordenados recibir. Sobre todo como en este caso,
que también se acusa, con mucha razón, falencias en la valoración del
único elemento de cargo, porque, en efecto, el juzgador descarta el "poco
convincente" dicho del imputado, porque el del ofendido fue "verosímil y
coherente", sin someter a un análisis riguroso ese testimonio conforme a
las reglas de la sana crítica racional. Resolución Nº: 61 del 19/02/99
Tribunal de Casación Penal

SENTENCIA. NULIDAD. ILEGITIMA FUNDAMENTACION POR


APRECIACION DE LA PRUEBA. " ... dicha exigencia de motivación del
fallo se sustenta en la necesidad de manifestar el procedimiento lógico
seguido por el Juez al adoptar la decisión, de modo que permita a todo el
que se interese, conocer sus fundamentos, de ahí que se estime ayuna de
fundamentación la resolución que establezca la falta de prueba en punto a
un aspecto esencial cuando el juzgador ha negado la recepción de la
misma y, con mucha más razón cuando la prueba rechazada es la
incorporación de la declaración del imputado rendida en la instrucción, en
vista de que se abstuvo de declarar de viva voz en la audiencia oral y pidió
que se le incorporara la que dio en la fase instructiva. En su sentencia el
Juez no consigna lo que declaró la imputada. Según consta en el acta del
debate visible a folio 32 vuelto, la encartada a través de su Defensora
solicitó que se le incorporara su declaración; pero el A quo rechazó esa
petición. La Defensa dijo que de conformidad con el artículo 375 del C.P.P
esa declaración era factible. El Juzgador rechaza la solicitud indicando: "la
declaración del imputado debe ser de viva voz y no mediante
incorporación". Más adelante la propia acusada solicita nuevamente que
se incorpore lo que había declarado anteriormente, pero el Juez no
accede. No es posible omitir el contenido de una prueba que constituye la
expresión genuina del derecho de defensa. La declaración del imputado
debe constar ineludiblemente -haya sido de viva voz o incorporada por
lectura, si ese fue su deseo-, en la sentencia, su ausencia constituye un
vicio de fundamentación e incide sobre el derecho de defensa; pues el
juzgador tiene el deber de consignar tal versión, expresando las razones
específicas por las que le da o no credibilidad. En consecuencia procede la
nulidad del fallo, así como de los actos del debate que le dieron origen. Se
ordena el reenvío para nueva sustanciación. Con base a lo resuelto se
omite pronunciamiento sobre el otro motivo del recurso." DE LA RUA
(Fernando), "El Recurso de Casación", p. 172. Resolución Nº: 255 del
16/04/1998 10h 10m Tribunal de Casación Penal

SENTENCIA. MOTIVACION. ALCANCES Y FINALIDAD "La motivación


"...a la vez que un requisito formal que en la sentencia no se puede omitir,
constituye el elemento eminentemente intelectual, de contenido crítico,
valorativo y lógico. Es el conjunto de razonamientos de hecho y de
derecho en los cuales el juez apoya su decisión...Esta exigencia constituye
una garantía constitucional, no sólo para el acusado sino también para el
Estado, en cuanto tiende a asegurar la recta administración de justicia...la
exigencia de motivación constituye una garantía constitucional de justicia
fundada en el régimen republicano de gobierno que, al asegurar la
publicidad de las razones que tuvieron en cuenta los jueces para
pronunciar sus sentencias, permite el control del pueblo, del cual en
definitiva proviene su autoridad, sobre su conducta...En virtud de la
motivación el tribunal muestra a los interesados y a la sociedad en general
que ha estudiado acabadamente la causa; que ha respetado el ámbito de
la acusación; que ha valorado las pruebas sin descuidar los elementos
fundamentales; que ha razonado lógicamente y ha tenido en cuenta los
principios de la experiencia y, en fin, que ha aplicado las normas legales
conforme a un justo criterio de adecuación..." (DE LA RUA, Fernando. La
casación penal. Buenos Aires, Ediciones Depalma, 1994, pp. 105-109). En
este caso, conforme se indicó, se dejó de analizar prueba esencial, entre
otra la declaración de R.V. quien afirma que el otro imputado manifestó
que se había quedado dormido y por ello invadió el carril contrario.
Además, que las llantas estallaron con la colisión y no antes (ver folio 7).
Los Tribunales que conocieron del sobreseimiento no emitieron ningún
pronunciamiento al respecto, ni sobre los otros elementos de convicción,
con lo cual es evidente la ausencia de motivación. ... Resolución Nº: 223
del 18/06/99 Trunal de Casación Penal

SENTENCIA. CONDENATORIA. BASADA EN DECLARACION DE


IMPUTADO. "... nada impide que las declaraciones de los coencartados ...,
formuladas válida, libre y voluntariamente ante la autoridad judicial, puedan
ser valoradas con arreglo a las reglas de la sana crítica racional para
fundar la sentencia condenatoria ... pues bien pueden revestir el carácter
de prueba, sin perder por ello su carácter de medio de defensa ... (en este
mismo sentido véanse las resoluciones de esta Sala V-275-F de las 10:15
horas del 21 de octubre de 1988 y V-235-F de las 10:00 horas del 31 de
mayo de 1993. Véase además los criterios de CAFFERATA NORES,
José: La Prueba en el Proceso Penal, Buenos Aires, Ediciones Depalma,
1988, págs. 167 a 173; MAIER, Julio: Derecho Procesal Penal Argentino,
Buenos Aires, Editorial Hammurabi S.R.L., tomo I, vol. b, 1989, págs. 434
a 444; y GARITA VILCHEZ, Ana Isabel y otros: La Defensa Pública en
América Latina desde la perspectiva del Derecho Procesal Penal Moderno,
San José, ILANUD, 1991, págs. 82 a 83) ...", Sala Tercera de la Corte
Suprema de Justicia, voto Nº 0015-f-94, de las 8:40 horas del 13 de enero
de 1994. En este mismo sentido el propio Tribunal Constitucional Español
ha entendido que: "... las manifestaciones incriminatorias procedentes de
quienes también tienen la condición de acusados pueden tener valor de
tales, pues la circunstancia de coparticipación no supone necesariamente
la tacha o la irrelevancia del testimonio, sino que constituye simplemente
un dato a tener en cuenta por el tribunal penal al ponderar su credibilidad
en función de los factores particulares concurrentes en cada caso ...
(además) si bien los tribunales no deben, de forma rutinaria o sistemática,
fundar una resolución sic et simpliciter en la mera acusación de un
coimputado, tampoco ha de desdeñarse su versión, que ha de ser
considerada en función de los factores particularmente concurrentes ...".
Jurisprudencia citada por Quintanar Diez (Manuel), "LA JUSTICIA PENAL
Y LOS DENOMINADOS ARREPENTIDOS", editoriales de Derecho
Reunidas, Madrid. 1ª edición, 1992. Páginas 333 y 337. En el mismo
sentido véase De la Vega Ruiz (José Augusto), "PROCESO PENAL Y
DERECHOS FUNDAMENTALES DESDE LA PERSPECTIVA
JURISPRUDENCIAL", editorial Colex, Madrid. 1ª edición, 1994, página 67,
quien considera que las manifestaciones del coimputado pueden ser
válidamente consideradas por el juzgador. Como se deriva de lo expuesto,
es claro que en un sistema procesal penal de corte marcadamente
acusatorio como el que rige en nuestro país, en el cual encuentran plena
vigencia los principios de libertad probatoria y libre convicción del juez, el
relato que durante la audiencia del debate aporte un coimputado
incriminando a otro, gozando en ello de todas las garantías previstas al
efecto y sin que se le coaccione o engañe, no sólo puede sino que debe
ser considerado como un elemento de convicción más, conforme a las
reglas de la sana crítica racional. De ello se colige, entonces, que la
situación descrita por el recurrente no constituye vicio alguno que
deslegitime el juicio de culpabilidad, máxime si se considera que la
declaración que se objeta -en cuanto describe lo ocurrido en la ciudadela
León Trece, en San José- no cumple un papel esencial para sustentarlo.
En efecto, aún suprimiendo hipotéticamente la información aportada por
A.A. relativa a la forma y el lugar en que M.S. adquirió la droga, el reproche
contra este último se derivaría de manera suficiente de las circunstancias
particulares en las que se dio el decomiso de la misma en el vehículo en el
que ambos la llevaban (folio 127 vuelto, líneas 12 y 13), siendo que dicha
conducta de transporte -por sí sola- configuraría el delito consumado por
el cual se le condenó. Esto significa que no es cierto -según lo sostiene el
recurrente- que el único elemento de cargo que existe contra su defendido
sea el dicho del otro coimputado. Por estos motivos, se declara sin lugar la
queja." Ver resoluciones de la misma Sala, Nº 275 de 10,15 hrs. de 21 de
octubre de 1988, Nº 235 de 10,00 hrs. de 31 de mayo de 1993 y Nº 15 de
8.40 hrs. de 13 de enero de 1994. Resolución Nº: 382 del 26/03/99 Sala
Tercera

SENTENCIA. CONDENATORIA FUNADA EN TESTIMONIO UNICO "Así,


en lo que atañe a la infracción cometida en perjuicio de A.F.F., se contó
con su testimonio en debate. En plenario, la testigo fue enfática en
reconocer al acusado como el sujeto que trató de robarle una cadena que
portaba. Sobre este extremo, debe aclararse que nada obsta para que,
conforme a las reglas del correcto entendimiento humano y por no existir
interés alguno manifiesto en perjudicar al convicto, resulta válido demostrar
su culpabilidad mediante un único testimonio, siempre y cuando, éste
soporte el escrutinio del correcto entendimiento humano, como sucedió en
el sub-litem con la deposición de F.F." Resolución Nº: 1573 del 16/12/99
Sala Tercera de la Corte

SENTENCIA. FUNDAMENTACION. PARTE DEL DEBIDO PROCESO.


"En forma reiterada se ha señalado que el deber de fundamentación es
parte integrante del debido proceso (Sentencia 1739-92 de la Sala
Constitucional), que obliga a la autoridad a resolver explicando las razones
o motivos que le llevan a imponerle responsabilidad penal a una persona;
lo que a su vez le permite al agraviado cuestionar a través del recurso, la
legitimidad de los argumentos, aspecto que no es posible hacer en el caso,
al no relacionarse en forma suficiente los testimonios con el dictamen
médico legal." Ver resolución de la Sala Constitucional, Nº 1739 de 1992.
Resolución Nº: 470 del 29/10/99