Anda di halaman 1dari 5

cultures

.-

¿Qué cultura
es esta que
envenenaaun
pueblo?

& SaIimt que u¡ jefe de


ya fdlecidq rrabapdor del sdm, se
csea M b a d del d d m -
nomml&mqucun~
la vuelta <dmundo & vaciar

k rdqm &n mtc pucExte pasan


~~rarasq~~puBdasim;.4%inar».~~my
que hap, mp&d que narxa a a &dota
mando 12 pqpiim gar ia datituciófi de JdNawiras
Esdaqpara~Pepsd~aihtede~Museo
Emogd.ficode Grandas & Salimc. No ahade ni una pda-
bra mis, Apura el-aso de vi110 y'ahdona al instante el
bar M d
o
d
aese daarmila la conmrsazSn,
La qpitalgmxbkaa& dividida aunque nadie lo
a&&. El d q d o del que fue feFrdad~tg. hkistá el pasado
26 EBt ~ ~ " d i r e del
am Museo Ernogdñco cubrí6 k villa
&-u& s h b h t e emmxkío y crispado que todada sc mpi-
Los dd Fcrreiro hacen

b
lodidad mpapeiada de ~ 1 c ens
apoya a N a h . De ventanas y
balcones de buen n b e m & tdX-
cios dcl corazdn de la d a cuelgan
-Les can los mensaje & Museo
i
Etnográf~cciesPeped~y
acHaxa saib, una despedida quc se ha
com& en el lema dc los míticm
con la decisión de la Consejería de
Cultura Con una dc estas pancar-
tas, instalada M e a h &hada m
N dd A ~ W e m setopacada
q m
dfa

eu+n tsaiks -os que narran m


como J b r o JostPtree, vecino de m
VMcima, -te mundoy8 ia virgenvirgen.
Pepe y8 buen paisano, normal que lo
i Ei MUROde Grandw egta en el mntrn de un conRicto que ha rota la mmivmcia m el pueblo. apoyen con mdo lo que hizo por este
pueblw, opina el visitante.
A unos cien m m de este estc
Bares y bandos nario, en la avenida del Femiro, se encuentra el Museo
El bo$teIero en cuesridn rtgenm uno de los das ~ ~ I X S EmogrSco. Poco m& aiiá, cn la carretera a Oviedo, rtna-
dc la 10caiidad, de Ios que son asiduos el altalde y sus ce h fragua en la que Josd Naveiras c o d a trabajar
afina, según ¡os vecinos. En Gran&, con poco más de junto a su padre cuando tenia 12 &OS. De aqudo hace
mcdio d a r d& habimtes, hasta Ios bares timen colo- más de mcdio si& pera d Fcmiro se vueivc a ver sobre
res. Los que defienden aI.Ferreiro argumentan que d 95 d cajdn de coñac dc madera de pino en el quc se aupaba,
por aenm de lm vecinos lo apoyan y que s61o cnam o para ayudar a SU progenitor con el trabajo de la herradura.
cinco están con el alcalde, el m c d k m E q u i o Revilla, d q u í m p t c C y aqd vold. Siempre se puede volver a los
ai que ntsponsabilizan de la salida del Femiro dtl m u s a o r í p c s si no $enes nada que odtam, asevera.
Hab1an de injusticia, de venganza, de política, de d a -

Ios ve, s ó h e n w en dos bares. Desde el dia que ilegó a


dei a W e sacar a
en camañase,? L,rput-vrv rurrpyuertrrry
de los consultados. todos revuekos...P.
El Fureiro, coronado con su inseparabk boina, suel-

-
disaepanciam. &e tomo m sapos y d e b a con= Euscaquio Rmilia, c m r r a la
apoya a kpc el Fcrreim. Consjcrfa de Cuimm, en pdcuiar, y contra los sociaüs-
ra dos posturas 6- -
s i ios ca~~cariws más suaves guc pAnmcia mn
muchos que e s t h tm cuntra de Pepe, asevera. M a sus dcmcmres.
c r i t b el aamniento que ha recibido en los medios de Navcim sc encucnm satisfecho porqut la justicia
comumiaci6nla destituci6n de Naveiras y el consiguiente reconocido que su ccw fue ilegai, pero no se si-
nombramicnm de Francjsco Cuesta Toribio. cNo se estd dor. El tipo duro que presume de a n w 4 a u n ~ u
cwnrmdo la v&. Hay argumentos más que suúdeuta ta en iü,se desmorona CD soledad al v m c ahora*le

daro que poco ortodoxa la manera en que gationa-


ba el Emoflco. A d o s nos hubiera gustado que esto sus;^
hubiese sido de oga m a n a Aqui ya csmrm un poco
Suárez de la Rir-añ (la sede de Presidencia). Pcpc es de 10s
que dicen que (<aun aldeano no lo engaña cualquierm y
presume de sus paisanos. <Socnrro en todos los bares del
pueblo, J- sin escolran, afirma en la barra del chigre que se
encncntra ubicado hajo la sede del PSOE local, aludiendo,
sin nombrarlo, a sil sucesor, Francisco Ctresta Toribio.
E1 flarnanrz director del Etnográfico no lleva guardaes-
paldas, a1 menos a estas alturas, aunque reconoce que n o
cs bien rccibido en algunos ambientes de la villa. «Hago -
vida en el pueblo desde el primer día porque queria que sc
mc juzgara cuando se me conociera. Ahora (tras la agrc-
ción que dice haber sufrido), cuido donde voy No quie-
ro ser un problcma y tmpoco crispar más. Supongo que
el tiempo pondrá Ias cosas en su sitio, y rambién a mi*,
sostiene sonriente, educado y amable en las instalacioncs
que dirige, en medio de un nlarernagno de críticas.
El I-iistoriador califica de «reron su nucvo comctido y
enumera la retahila de príiyecros e ideas en las que. F c S -
menta su cometido. «A mí ine nombr6 la junr;
no del Consorcio y
hacer ruido. Este museo debe e r
dad, la l-iistoria la
sei~tei-icia. El dire
del Etr-iopr%co ic<
ses, si bie2 -; - ----.+.----
--
L. L

- y . ~ v.v.-
-- -
parccc? , -::::. , :
-.¿ Y
y - -
-... >
+ p;oytcfo ~ I I S C O -
; ---
I Ó ~ ~ -.,- ~ _;
-. - - L_.II
. ~ u 2 iá5c'os: LUI documcnro que
- - . . . - . d '-,-o-.
. -

rc;c;Cr; :s- LEC corno5 COJIIO rnusco y cn cl que la gente


p c J ; opinar, quiero que sea participativo. Habrá que
I esperar a que todo se serene, aiín hay demasiada crispa-
c Pepe el Ferreiro, en la fragua de su padre. que ha vuelto a sbnr
ciiin>>,sosrierie.
A Cuesta le gusta respondcr con frases célebres y se
lo deknde, que roza ya los 10.QOQsimpatizantes en la refiere a una obra dc T'iccntc Blasco Ibáñcz cuando le
red social Facebook. EL calor que rccibe Pepe se percibe cuestionan sobre cómo está afrontando la tormcnta.
can tan 5610 pasar unas minutos en su fragua, aun estan- «Quien haya leído La Bn~~-ncn sabrá lo que estoy vivien-
do apagada. La visiraa caminantes, veunos y amigos, do», afirma, Iras rectir-icicer que 10s suyos stiil los que mis
como cl escritor C&r Aionso o Maiirrel Viego, p h o c o sufren: «T,o que peor llevc~son las lágrimas de los míos%.
de CaswopoI. y arcipresre del E n d o hay que darlc a casi E1 hist<>riadorse explaya en cuestiones técnicas del
nadie nada, pero a cada uno lo suyo>,, firma el cura para museti (está preparando las primeras jornadas de etnoar-
opinar de la <<injusta»decisión de Culmra. queología dcI Norocsrc peninsular), pero prácticamente
enmudece cuando sr nombra al fcrrctcro quc presunta-
La vuelta a la fragua mente lo agredió, Luis Lopez, y a su predecesor. Sobre
Cuenta Pepe que ahora lo «conocetodo el mundo$ y el primero dice que todo sc rcrá cn cI juicio y, sobrc
relata una reciente anécdota que t u v ~ coma <sc-~,aujg;k el seguiido, habla algo más, pcro poco: <Yo dcl scñor
c a p i d del Principado, m la caIle Saita C d D&&&& Naveiras no hablo, aunque él si que habla dc mi. TarnbiCn
res que asardaban ante un semáforo se ~ 9 ; " e r & i ar recibo canas de apoyo, pero me las guardo*.
3 tras c o h m a r que estaban ante d ~erreiroile hicieron La jornada a\-- v. tomo de c o s m b r e . María
una N ~ O Sproposicihn,
~ que no cayó en saco roto: v ~ a y
mucho bicho que herrar por aqui. Phngase a hacer herra- - - .-

duras, que con la de animales que tenemos sue1ros...B.


,>-

ponen voz,=-semk&- a
(S- y: zTI& T.&=
Dicho y hecho. Naveiras ya se ha puesro mmoc a la algo, peso quk s t o qwén nlvo l2 m@ &Fag ::;e 7 I
, obra. Ahora pasa los días en la fragua de su padre, acon-' me$.zo md, pero tampoco e1 aI&e~, h a h-B
dicionindoh y preparando un obsequia un tanto especial: ra. La segunda, que apoya sus 88 afios en unas r n u l w . ~
<Ya hice las primeras herradwas y cuando tenga todo esto escucha gradas a un audífono, seirteilcia: xTa todo chchsn d e Y
carteIes, i qué esperan en a m a m e ? Un pueblo ran peque-
nin y todos revueltos...>>.i
Cuesta,
la conseyera y la cigua
63 '
Francisco cuan p m que tien ki cigue Foi hde loa rm~$l&avao. ~ r parte n debió quedar na k p a , otra
.!.a>*," -
arqdlogos, mto con Josb Luis ~ h pqu1ericav6 , la xace- fue a:m&Pniversidd francesa y m a CarahG~a,onde In&
da prerromana de La Campa Torres dc
wci6n &m*, axetim que-y
* . *
ponm

1
r i o d n a ast-urian~s.Y nun-yoo h i t a d n . La escavacidn Les picc;htj& pidid h mnayaia de CuInin dibai dcsri-
tuvv marcada pala polémia y polcs cngarradielles entc h naes a niii&os de XiKón.
arquedlilogos, cuasi dende qu7enm6 a mediaos de 10s años ~acd$ nun quixo c o h a r a esta re\.is-
80; y I'R-u nun cesa nin cola clausura de los m b a p ta aquel unviu, nin faió d7dIoria Xunta X c n d cuando
a hales de los 90. ' tamién tuvo que dar espiicaciones pol casu d d b h k r
Eapaición de venti mil picces, feches una liacaia, esta de la d a ' m a l d i t a n . Si hai costancia d'om unviu hai
primavera nun W e r de La Campa Torres yc II'ifltimu cuatro d o s de pieces de La Campa Torres dende'l M&
capinihi. La noticia sait6 al poco de Negar Cuesra a la Arqueol6xiicu d A y u n d e n t u de Xixón. &m si& de
W c i 6 n dd Aiusiu Emo@cu de Gmdas, numáu poh c m q d a y les 25 caes de materiai cedo disrriwronse
conscycra de Cultura, Mercedes Á l w . nd Mushu de La Campa Torrq nts Termes Rarnaum y na
Francisco Cucsm y Merccda hvarez yd coincidimn Torre del M.
na uescavaci611maldim de Xixón, porque ella vera mr6s En Grandas tampoco ye que Cuma rcxlga precisamente
c o q d a de Cultura. Si@ informaciones que y-lleg;i- un m h y u mnquilu. La comnseyera mand6lu a dirixir un
ron a wm &m, daqueua, Mmodcs pidid pie- da Ida muséu. Pero ta tan aislliu, que paez quc ta cnzawiu nun
Campa T o m al Musdu ArquealYxicu, ondc foi deposirno bú- como el de La Campa Tmes. m