Anda di halaman 1dari 10

14

Técnicas de sutura
R. Salas Luque, A. Medina Osuna,
F. J. Fonseca del Pozo, E. I. García Criado

DEFINICIÓN
La sutura es un procedimiento utilizado para favorecer la cicatrización
de una herida mediante la aproximación de los bordes o extremos, con el
objeto de mantenerlos unidos, a la vez que disminuye la tensión entre
éstos. Para ello podrán utilizarse diferentes tipos de materiales (hilos,
grapas, adhesivos tisulares o suturas adhesivas).

INDICACIONES
• Herida con menos de 6 horas de evolución (salvo en regiones específi-
cas, como la cara, donde el periodo se puede aumentar a 12 horas).
• Herida no penetrante (< 1 cm).
• Herida sin tejidos desvitalizados, no necrosis.
• Herida sin contaminantes: suciedad, saliva, cuerpos extraños, signos de
infección, mordeduras, etc.

COMPLICACIONES
Las complicaciones que pueden aparecer, y su posible solución, son:

• Hemorragia intra-posoperatoria: utilizar un vasoconstrictor siempre


que sea posible.
• Hematoma-seroma: aproximar correctamente el tejido en toda su pro-
fundidad.
• Infección: asepsia antes de suturar.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
Atención al accidentado: guía de urgencias 111

• Dehiscencia: precisa una buena aproximación de bordes, retirada a su


tiempo de la sutura y elección correcta del material.
• Granuloma: retirar la sutura, limpiarla y volver a cerrarla.
• Necrosis: evitar la excesiva tensión de los puntos.
• Hiperpigmentación: protección solar de la herida durante 1 año.
• Cicatriz hipertrófica: suele requerir derivación a cirugía.
• Cicatriz queloidea: infiltraciones con corticoides o parches de presión,
como tratamiento paliativo.

PROCEDIMIENTO DE SUTURA DE HERIDAS


• Preparación del paciente: le explicamos el procedimiento y le situamos
en un lugar cómodo.
• Lavado de manos.
• Preparación de la piel: asepsia y antisepsia. Es esencial eliminar todos
los contaminantes y tejidos desvitalizados antes de cerrar la herida. La
infección y la cicatrización deficientes se relacionan con técnicas de
limpieza incorrectas.
• Preparación del material que se va a utilizar: el equipo necesario para
la realización de suturas debe incluir al menos el siguiente material:
hojas de bisturí de los números 11 y/o 15; un portaagujas; pinzas de
disección con dientes y sin ellos; mosquitos curvos sin dientes; tijeras
de Mayo curvas y rectas; gasas estériles; batea más anestésico local con
vasoconstrictor y sin él; jeringas estériles de 2, 5, 10 ml y aguja subcu-
tánea de 21 G e intramuscular; guantes estériles; paños quirúrgicos
estériles; hilos de sutura; suturas adhesivas y adhesivos titulares o gra-
pas (fig. 1).

1 4 1) Campo estéril
2 3 5 2) Pinza estándar
3) Pinza estándar con dientes
4) Mosquito curvo
5) Mosquito recto
13 6) Pinzas de Kocher
6 7) Porta de Mayo
7 8 9 10 8) Tijera de Mayo curva
9) Tijera estándar
11 10) Hojas de bisturí
12 11) Mango de bisturí
12) Agujas s.c. e i.m.
13) Guantes estériles
14) Gasas estériles
15) Quitaágrafes
14 15 16 16) Sutura adhesiva
17 18 17) Jeringas de 2, 5 y 10 ml
18) Anestesia

Figura 1

• Anestesia local de la zona de la herida, si es preciso.


• Sutura de la herida.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
112 Atención al accidentado: guía de urgencias

Algunas consideraciones que se deben tener en cuenta son las siguientes:

• Se debe dar el menor número de puntadas posible, evitando la desvas-


cularización.
• No realizar la sutura con mucha tensión, por la posibilidad de provocar
dehiscencias, desgarros, etc.
• La sutura que se utilice nunca será más fuerte que el tejido que se sutu-
re, porque puede aumentar la irritación tisular.
• Evitar superficies cruentas; si no es posible, será necesario recurrir a
otras técnicas (p. ej., injertos de piel).
• Tratamiento no traumático de los tejidos.
• Hemostasia cuidadosa.
• El tamaño de la aguja y del hilo se escogerán en relación con el tejido
que se va a suturar (tabla 1).

TABLA 1. RELACIÓN DE TAMAÑOS DE AGUJAS E HILOS


SEGÚN LA REGIÓN QUE SE VA A SUTURAR

Región Sutura Región Sutura

Cara Ethylon 6/0 o seda 5/0 Dedos Seda 4/0


Párpados Seda 5/0 continua Mano Seda 4/0
Mucosa Seda 3/0 Tórax Seda 3/0
Cuero cabelludo Seda 3/0 Abdomen Seda 3/0
Pabellón auricular Seda 5/0 (ethylon 6/0) Miembros superiores Seda 3/0
Labios, zona mucosa Seda 4/0 Miembros inferiores Seda 3/0
Labios, zona de piel Seda 5/0 (ethylon 6/0) Zonas intradérmicas Ethylon 3/0

CLASIFICACIÓN DE LOS HILOS DE SUTURA


Los hilos de sutura se dividen en:

• Naturales o sintéticos: según los elementos con los cuales han sido ela-
borados.
• Absorbibles y no absorbibles: según el comportamiento del material en
los tejidos orgánicos.
• Monofilamento o multifilamento: torcido o trenzado, según su estructura.
• Según su calibre: el grosor de los hilos viene determinado por su
numeración en ceros, «a más ceros menos grosor» (así, el 1/0 es más
grueso que el 5/0).

TIPOS DE SUTURA
DISCONTINUAS
Están indicadas en laceraciones, para reaproximación de bordes y en
zonas de tensión, supraarticulares. Están contraindicadas en heridas
sucias, con signos de infección, necrosis y mala vascularización.

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com


Atención al accidentado: guía de urgencias 113

Técnica
Los bordes de la herida que van a suturarse deben verse perfectamente
y antes deben haberse limpiado los restos de sangre. A continuación se
cogen los bordes del tejido, primero uno y a continuación el otro, presen-
tándolos a la aguja para su sutura. Debe emplearse un portaagujas sin
dientes para los tejidos sensibles y con dientes para los tejidos con más
resistencia.
El nudo debe quedar a un lado de la herida y no sobre ella, evitan-
do que ésta se interponga entre los bordes. Es importante que la can-
tidad de tejido en cada borde de la incisión sea igual (entre 0,5-1 cm)
(figs. 2 y 3).

Figura 2 Figura 3

En una laceración, el primer punto de sutura debe ser colocado en


la mitad de la longitud total y los siguientes puntos en la mitad de cada
mitad sucesiva. Así, los puntos quedan colocados de forma simétrica.

Clasificación
Punto simple; punto simple con el nudo enterrado o invertido; punto
de colchonero vertical; punto de colchonero horizontal; punto de colcho-
nero horizontal semienterrado; punto en equis; punto perforante en apa-
rejo; punto simple de Lambert; punto de Algower horizontal o vertical;
sutura far and near (lejos-cerca), y sutura de Snead-Jones.

CONTINUAS
Están indicadas en heridas largas, rectilíneas; en zonas que no están
sometidas a tensión; zonas donde la estética es primordial (la forma con-
tinua intradérmica). Están contraindicadas en heridas sucias, con signos
de infección, necrosis y mala vascularización.

Clasificación
Sutura continua simple; sutura bloqueante, entrelazada o festoneada
de Reverdin o de Ford; sutura intradérmica o subtisular; sutura continua
en U vertical de colchonero, y sutura en bolsa de tabaco.
Conviene detenerse en las que se emplean con mayor frecuencia en
urgencias.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
114 Atención al accidentado: guía de urgencias

PUNTO SIMPLE DISCONTINUO


Se utiliza en heridas poco pro-
fundas o en tejidos donde se preci-
sa poca tracción. Se atraviesan los
dos bordes de la herida de forma
equidistante para volver a salir a la
misma distancia en el borde con-
tralateral y proceder a la realización
del nudo (fig. 4). El nudo siempre
debe colocarse a un lado de la heri-
da, y todos en el mismo lado. Figura 4

PUNTO SIMPLE DISCONTINUO DE COLCHONERO VERTICAL


Se atraviesan primero los dos lados de la herida, a gran profundidad
(tomando piel y tejido subcutáneo), y con los dos cabos del hilo se tira ver-
ticalmente, juntando y elevando
los bordes. A continuación se
vuelve a pasar la aguja en sentido
contrario, con los bordes cutáneos
muy cerca de la incisión, los dos
recorridos del hilo (profundo y
superficial) quedan paralelos. El
nudo se realiza a un lado de la
herida, con lo que los bordes que-
dan evertidos (fig. 5).
Se utiliza en dorso de manos,
codos, etc. Se consigue una buena Figura 5
hemostasia, evitando con ello los
espacios muertos. También se utiliza en heridas que no sean muy profun-
das para evitar puntos internos de aproximación.

PUNTO SIMPLE DISCONTINUO


DE COLCHONERO HORIZONTAL
Es igual que el anterior, con la
excepción de que las ramas de la
U son horizontales (fig. 6).
Se utiliza con más frecuencia
en las palmas de la mano y en las
plantas de los pies. Figura 6

PUNTO SIMPLE DISCONTINUO


DE COLCHONERO HORIZONTAL SEMIENTERRADO
Se inicia introduciendo la aguja por un borde de la herida de la porción
no colgante, continuando en el colgajo de ésta, atravesándolo por la der-
mis (ida). Se finaliza sacando la aguja por el borde opuesto de la herida de

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com


Atención al accidentado: guía de urgencias 115

la porción no colgante y lateralmente al punto de entrada inicial (vuelta)


(figs. 7 y 8).
Está indicado para suturar heridas en forma de V, colgajos cutáneos o
bordes de diferente grosor. Intenta reducir la posibilidad de necrosis vas-
cular que pudiera aparecer en el vértice.

Figura 7 Figura 8

PUNTO SIMPLE DISCONTINUO EN X


Se usa en urgencias como punto de hemostasia en zonas no visibles;
para la coaptación de los bordes en heridas grandes mientras se atienden
aspectos más críticos del paciente. Es la sutura idónea para el traslado de
heridos graves a centros especiali-
zados, pues se trata de una sutura
provisional, rápida, hemostática y
de buena funcionalidad en lo que 2
4
se refiere a la yuxtaposición de los
bordes de la herida Es parecido a 1
un punto simple, pero el segundo 3
pase de la aguja se realiza en el
lado contralateral, y al realizar el
nudo se asemeja a una X (fig. 9). Figura 9

PUNTO CONTINUO SIMPLE


Una vez dado el punto inicial, se enlazan puntos uno a continuación de
otro. Se inicia con un punto simple, que sirve como anclaje, y se van enla-
zando puntos simples, equidis-
tantes entre ambos bordes. Se
finaliza con un punto de anclaje,
similar al inicial (fig. 10). Es una
sutura poco estética y se usa fre-
cuentemente en planos profun-
dos. Su realización es sencilla y
proporciona un buen enfrenta-
miento y cierre. Figura 10
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
116 Atención al accidentado: guía de urgencias

SUTURAS ADHESIVAS (STERI-STRIPS®, COVER-STRIPS®,


SUR-STRIPS®, CURI-STRIPS®)
Constituyen una forma de unir la piel sin la utilización de hilos o ágra-
fes, por lo tanto no deja señal de éstos. Son cintas de papel poroso, adhe-
sivo y estéril, de diferentes tamaños, con la capacidad de aproximar los
bordes de una herida.
Indicaciones
En heridas lineales que presentan poca tensión (frente, barbilla, tórax,
etc.). En pacientes ancianos, cuando tienen la piel muy fina y frágil y con
posibilidades de infección. Para reforzar los puntos de sutura (en zonas
más débiles, donde se pueden romper).
Contraindicaciones
Heridas anfractuosas y con mucha tensión. Cuero cabelludo y zonas donde
exista mucha pilosidad, superficies articulares y pliegues. También cuando no
pueda detenerse la hemorragia en la herida o tenga mucha secreción.

ADHESIVOS TISULARES (DERMABOND®, HYSTOACRYL®,


PERIACRYL®)
Son sustancias líquidas que se aplican por vía tópica para mantener
unidos los bordes de las heridas. Su modo de acción es fijarse a la capa
más superficial del epitelio (estrato córneo), manteniendo unidos los
labios de la herida.
Indicaciones
Laceraciones simples de menos de 8 cm de longitud. Heridas con poca
tensión. Puede usarse junto a otro tipo de suturas subcutáneas.
Contraindicaciones
Heridas infectadas, con gangrena o en úlceras, en membranas mucosas
(p. ej., labios), en zonas donde exista mucha densidad pilosa, heridas con
mucha secreción, pacientes sensibles a los componentes del adhesivo, en
zonas con muchos pliegues (rodillas, codos, manos, pies, etc.).
Ventajas
Se desprenden de forma natural (5-15 días), sin dolor, y son de fácil apli-
cación. Reducen la cicatriz y generan menos reacción por cuerpo extraño.
Técnica
Hay que asegurar una buena hemostasia que evite el sangrado a través
de la herida. Los bordes de la herida se aproximan preferiblemente con
unas pinzas y se aplica lentamente el adhesivo en múltiples capas delga-
das (al menos 3) sobre la superficie de los bordes unidos de la herida,
usando un movimiento suave de cepillado y siempre en la misma direc-
ción. Se debe esperar unos 30 segundos entre capa y capa. Hay que man-
tener la aproximación de los bordes de la herida durante unos 60 segun-
dos después de aplicar la última capa.

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com


Atención al accidentado: guía de urgencias 117

GRAPAS
Disponibles en grapadoras desechables precargadas.
Indicaciones
Heridas lineales del cuero cabelludo, tronco y extremidades. Cierre
provisional de la herida, cuando el paciente tiene que ser trasladado a otra
unidad por otras lesiones más graves.
Ventajas
Rapidez para la realización de la sutura. Sutura muy resistente. Nula
reacción tisular. No atraviesan todo el espesor de la piel, disminuyendo la
posibilidad de infección e isquemia de los tejidos.
Contraindicaciones
Suturas en cara, manos, espalda y pliegues. Cuando se vaya a realizar
una resonancia magnética o una tomografía computarizada.
Las grapas se mantienen para ser retiradas al mismo tiempo que los
puntos de sutura y se realiza con un extractor de grapas (quitaágrafes).

TIPOS DE ANUDADO
MANUAL
Para empezar, se realiza un lazo sobre los dedos medio y anular (figs. 11 y
12). A continuación, se pasa el dedo medio entre el lazo y el cabo más corto
y se sujeta éste con el dedo medio y anular. Se pasa dicho cabo a través del
lazo hacia abajo (fig. 13).

Figura 11 Figura 12 Figura 13

Después, se tensan los cabos con ambas manos para finalizar la lazada
(figs. 14 y 15).

Figura 14 Figura 15
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
118 Atención al accidentado: guía de urgencias

CON INSTRUMENTAL
En primer lugar, tras atravesar la herida se da una vuelta de hilo alre-
dedor del porta, rodeándolo por encima (figs. 16 y 17). Se sujeta con el
extremo del porta el cabo corto del hilo (fig. 18).

Figura 16 Figura 17 Figura 18

Se saca el cabo corto a través del lazo y se tensa formando la primera


lazada (fig. 19). Después se realiza la segunda lazada, que es igual que la
anterior pero en sentido contrario (en el primer paso se empieza a rodear
el porta por abajo) (fig. 20).

Figura 19 Figura 20

RETIRADA DE PUNTOS
Antes de la retirada de una sutura debe valorarse la correcta cicatriza-
ción de la herida. No es posible establecer unos tiempos exactos para la
retirada de la sutura, por lo que hablaremos de tiempo mínimo de perma-
nencia aconsejado (tabla 2).

TABLA 2. PROMEDIO DE TIEMPO PARA LA RETIRADA DE PUNTOS


EN FUNCIÓN DE EDADES Y REGIONES DEL CUERPO

Plantas
Tiempo Cuero Tórax- Espaldas Miembros
Cara Cuello Muslos Piernas y
en días cabelludo abdomen nalgas superiores
palmas

Niños 3 5 6 7 8-9 10 10 12 12
Adultos 5 7 8 9 12 12 12 15 15
Ancianos 7-8 8 9-10 12 15 14 14 21 21

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com


Atención al accidentado: guía de urgencias 119

Se corta el hilo de forma que la parte que queda sobre la superficie no


pase por el interior de los tejidos y se tira con un golpe seco.
La sutura continua se realiza cortando las lazadas alternativamente y
tirando de ellas.
En las suturas intradérmicas, se corta el nudo en uno de los dos extre-
mos y se tira del otro a lo largo de la incisión.
En cuanto a los ágrafes, se sujetan por un lado con una pinza de disec-
ción con dientes mientras se introduce el quitaágrafes o pinza de Michael,
para abrirlo y retirarlo.

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com