Anda di halaman 1dari 9

Ponencia presentada para:

XXXIX JORNADAS MEXICANAS DE


BIBLIOTECONOMÍA
“Las bibliotecas como repositorio del
conocimento”
Universidad Autónoma de Chihuahua
Chihuahua, Chihuahua. Mayo 12-14 2008

Análisis de la situación de las bibliotecas al interior de los Centros de Reinserción

Social del Estado de Chihuahua.

Analysis of the library situation in Social Reinsertion Centers (jails) at Chihuahua

State

Introducción.

Son 5 los principales Centros de Readaptación Social en el Estado de Chihuahua, de

los cuales, tres están ubicados en la Ciudad Capital. Los centros que se encuentran en

la Ciudad de Chihuahua son:

1. Unidad de Bajo Riesgo, llamada también por sus siglas UBR, en la que se

encuentran alrededor de 650 internos cuyo grado de peligrosidad ha sido

calificado como bajo, cabe hacer mención que en este centro se encuentran

tanto hombres como mujeres, y que la proporción en cifras es bastante

desproporcionada puesto que, mientras aproximadamente 600 de los internos

son hombres, solo el resto, es decir, cerca de 50 son mujeres. Hombres y

mujeres se encuentran en sitios diferentes por cuestiones de seguridad.


Agregado a las cifras anteriormente citadas, son cuatro los infantes que se

encuentran internos en el área femenil del CERESO.

2. Reformatorio “José María Morelos y Pavón”, este es el centro en el cual se

encuentran internos aquellos menores que han incurrido en algún delito, de los

Centros de Reinserción Social, como son ahora llamados las cárceles en el

Estado de Chihuahua, es este el de menor población oscilando entre los 40 y 60

internos y en los que tanto hombres como mujeres conviven en el transcurso del

día no siendo así por las noches debido a que existen una especie de barracas

para hombres y mujeres.

3. Centro de Readaptación Social de Aquiles Serdán, de la misma forma que en la

UBR, este espacio es uno de los mas grandes del Estado de Chihuahua en el

que se encuentran internos tanto hombres como mujeres que luego de ser

sometidos a un análisis psicológico, se determinó que son de alto riesgo,

entonces es este el espacio en el que se encuentran internos algunos de los mas

peligrosos delincuentes del Estado de Chihuahua

Para llevar a cabo este trabajo de investigación fue necesario al menos un mes de

gestiones administrativas para que nos fuera permitida la entrada a los centros

anteriormente mencionados, la dependencia en la que se realizaron dichos tramites

fue la Dirección de Medidas de Seguridad y Ejecución de Penas, gracias a la cual

nos fue permitido el ingreso a los centros antes mencionados con algunas

restricciones.

Consideraciones metodológicas.
El propósito de esta investigación es determinar el nivel de uso de las bibliotecas al

interior de los Centros de Reinserción Social del Estado de Chihuahua para lo cual

fue necesario la aplicación de un cuestionario que se incluye en los anexos y la

aplicación de este cuestionario buscaba entre otras cosas:

1. Medir el uso que los internos hacen de los materiales de la biblioteca

2. Determinar la pertinencia de los materiales con que se cuenta a fin de que estos

contribuyan con la educación de los internos durante su estancia en los centros.

3. Conocer los temas de interés de los internos con el objeto de buscar donaciones

a través del Instituto Chihuahuense de la Cultura, ICHICULT.

La aplicación del instrumento se realizó en los tres centros antes mencionados

habiendo excluido los de Ciudad Juárez e Hidalgo del Parral por cuestiones de logística

en la Dirección de Medidas de Seguridad y Ejecución de Penas.

Se seleccionó para la aplicación de la encuesta una muestra aleatoria del 10% del total

de la población de los CERESOS, aplicada en su totalidad en las instalaciones de la

biblioteca del centro.

Al interior de los CERESOS, es posible que los internos cursen distintos grados

académicos, por una parte, para aquellos que no saben leer ni escribir, está el grado

llamado “alfabetización”, así como primara, secundaria y telebachillerato, a aquellos que

concluyen alguno de estos grados académicos, les es entregado un certificado con

validez oficial que avala dicho grado y al mismo tiempo no evidencia la estadía del

sujeto en prisión.

Descripción de las bibliotecas.


Las cuatro bibliotecas visitadas (Reformatorio, UBR en sus divisiones varonil y femenil,

así como la de Aquiles Serdán), se encuentran ubicadas en el área reservada para el

desarrollo académico del Centro de Readaptación Social y el espacio para la biblioteca

en todos los casos se limita a una pequeña habitación en la que no se cumplen en

ninguna medida los mas mínimos estándares.

En ninguno de los casos, las bibliotecas se encuentran clasificadas, solamente en el

caso del reformatorio, un grupo de prestadores de servicio social hicieron un intento

para catalogar los libros con que cuentan, cuya colección es de alrededor de 800

ejemplares, sin embargo, dicho catalogo nunca pudo terminarse, la biblioteca del

reformatorio se limita a una pequeña habitación con un pequeño estante de libros y al

centro una mesa de trabajo en la cual, los asistentes a la misma pueden hacer uso de

los materiales con que se cuenta.

El bibliotecario de referencia que labora en la Unidad de Bajo Riesgo, así como en el

CERESO de Aquiles Serdán, es seleccionado de entre los mismos internos,

descontando dos días de sentencia por cada día de labores prestadas al interior del

centro. Este trabajo, debido a su carácter voluntario implica por tanto, el personal, por

llamarle de alguna manera es cambiante y no es posible dar continuidad al trabajo de

este, a esto, es importante sumar además que no hay previamente un perfil establecido

que permita seleccionar a aquel interno que habrá de encargarse de los servicios

bibliotecarios del centro.

Un caso distinto es aquel que se presenta en el Reformatorio para menores ubicado en

la Ciudad de Chihuahua, en el cual, uno de los maestros que imparten clases a los

internos es quien se encarga de administrar la biblioteca.


A pesar de que en el Estado de Chihuahua se cuenta con el Instituto Chihuahuense de

la Cultura y una Red Estatal de Bibliotecas, ninguna de estas dependencias provee de

libros a las bibliotecas en los Centros de Reinserción Social.

Las bibliotecas de los Centros de Reinserción Social fueron abastecidas en buena

medida por el Club de Leones, algunas escuelas particulares y se cuentan también los

libros donados por el Instituto Chihuahuense para la Educación de los Adultos.

Aplicación del instrumento.

En visitas previamente programadas en tres tiempos, se visitaron los tres principales

Centros de Reinserción Social para la aplicación de un cuestionario que permitiera

determinar los niveles de uso de las bibliotecas, así como las distintas temáticas que

los propios internos sugieren como recomendadas para elevar los índices de lectura al

interior de los centros.

A las sugerencias establecidas por los propios internos, y antes del eventual proceso de

selección de materiales, es necesario que dicha lista de temas sugeridos sea revisada

por un comité evaluador a fin de que la misma se apegue al tipo de información que los

internos pueden recibir por cuestiones de seguridad interna.

El instrumento fue aplicado en las instalaciones de la propia biblioteca de cada uno de

los centros a internos que en ese momento se encontraban desarrollando alguna

actividad.

Resultados de aplicación.

Para mayor especificidad en los resultados, estos, se muestran divididos en tres partes,

cada una de ellas correspondiente a los centros que fueron visitados por quienes

suscribimos este trabajo.


Unidad de Bajo Riesgo UBR.

El rango de edad de los encuestados oscila entre los 23 y 64 años tanto en el área

femenil como en la zona varonil.

Siete de los encuestados manifestó contar con educación profesional y uno de ellos dijo

contar con posgrado, el nivel académico del resto de los internos oscila entre primaria y

preparatoria.

Catorce de los encuestados dijo acudir diariamente a la biblioteca, mientras que 14 de

ellos dijo ir al menos dos veces por semana, 16 dijo ir a la misma al menos una vez por

semana, 9 dijeron ir menos de una vez por semana.

Por otra parte, 31 de los encuestados dijo realizar algún tipo de estudios de los

ofertados al interior del centro, mientras que 19 de ellos dijo no hacerlo.

19 de las personas que contestaron el cuestionario comentaron que en alguna de sus

búsquedas, mientras que 7 de ellos contestaron no haber encontrado información que

les fuera útil.

Por otra parte, y en la ultima pregunta aplicada a los interinos se les cuestionó respecto

de que tan frecuentemente satisfacen sus necesidades de información y los resultados

obtenidos fueron los siguientes:

13 de ellos dijeron siempre satisfacer sus necesidades de información, 32 dijeron

satisfacerlas “a veces”, 7 respondieron que “raramente”, mientras que solamente 2

dijeron que “nunca”.

Reformatorio para menores:

El rango de edad oscila entre los 12 y 18 años, en este centro 7 cursan el nivel llamado

“alfabetización”, y son en su mayoría indígenas que están aprendiendo a leer, seis

cursan la primaria, 15 cursan secundaria y 6 mas estudian el nivel medio superior.


22 de los encuestados estudian actualmente mientras que 6 de ellos no lo hacen.

Tres de los encuestados visitan diariamente la biblioteca, 4 de ellos la visitan 2 veces

por semana, 8 de ellos lo hacen una vez por semana, 6 menos de una vez por semana

y 10 no lo hacen nunca.

16 de ellos han alguna vez localizado materiales de utilidad mientras que 9 dijeron que

no y 8 no contestaron.

Seis de las personas a quienes les fue aplicado el cuestionario dijeron localizar siempre

materiales de interés, 12 dijeron que a veces localizan algún tipo de material que les es

interesante, 1 dijo que raramente, 5 dijeron que nunca y 10 de las respuestas no se

pudieron determinar.

Conclusiones:

A pesar de que, como se ha dicho antes, dependientes del Gobierno del Estado existen

tanto el Instituto Chihuahuense de la Cultura, así como una Red Estatal de Bibliotecas

Públicas, las bibliotecas al interior de los Centros de Reinserción Social del Estado de

Chihuahua se encuentran en ínfimas condiciones, en primer lugar debido a que no hay

personal especializado en la gestión correcta de los materiales de la biblioteca, por otra

parte, ninguna de las dos dependencias antes mencionadas aporta recursos para la

adquisición de nuevos materiales, por lo que fue posible determinar que en su mayoría

las colecciones con que se cuentan datan de la década de 1980, y en su mayoría son

libros de carácter académico y que no cuentan con una variada colección de libros de

literatura que pueda incentivar a la lectura a los internos.

Es justamente por esta falta de interés que al interior de la Unidad de Bajo Riesgo en el

área varonil han comenzado ha hacerse esfuerzos para desarrollar una base de datos
que les permita contar con una especie de base catálogo electrónico de lo que se

cuenta, esto habla de un profundo desconocimiento de la automatización de servicios

bibliotecarios de parte de las bibliotecas al interior de los Centros de Reinserción Social,

así como un desinterés profundo por parte de las autoridades en el área.


Bibliografía:

 Monfasani, Rosa Emma. “Usuarios de la información: formación y desafíos”:

Argentina, 2006

 Melnik, Diana. “Bases para la administración de bibliotecas: organización y

servicios”: Argentina: Alfagrama, 2005

 Orera, Orera, Luisa, ed. “Manual de biblioteconomía”: España: Síntesis, 1997

 Wheeler, Joseph L. “Administración práctica de bibliotecas publicas”: México:

Fondo de Cultura Económica, 1970