Anda di halaman 1dari 1

Ah!

El gran esfuerzo de olvidarte


Te ha fijado en la mente mía
Con la misma sonrisa de aquel día
Sigues sembrando en mi mente.

Capullos que se rompen al sol poniente


Preñados de mariposas negras
Llenando mis sesos de tinieblas
Absorbiendo el polen de mi pasión ardiente

Gran ardid por vaporizarte,


Porque el destino no estuvo de mi parte
Y solo he conseguido afianzarte.

¡Heme aquí!
Arrullando los malogrados embriones de
este amor no nato
Que frió, que oscuro, que dolor y que espanto.

Nauseas existenciales
Regurgitaré mi espíritu
Que regocijo mas patógeno eres tú
Por ilícitas estas paciones ser
El amor que da vida
Me hará perecer.

Huyo de ti en círculos
Y termino respirando en tu espalda
El estertor de este quebranto
Que no mata, no salva.

Te odio, bésame
¡Ten piedad de mi, mátame!