Anda di halaman 1dari 2

LECCIONES CRISTIANAS

Actividades Suplementarias
Esperanza para el futuro
Unidad I: Consuelo para el pueblo de Dios

5 de diciembre de 2010
Recibir consuelo y fortaleza
Texto bíblico: Isaías 40: 1-5, 25-26, 29-31
Trasfondo bíblico: Isaías 40

Isaías 40: 1-5, 25-26, 29-31 (NVI)


1 ¡Consuelen, consuelen a mi pueblo! —dice su Dios—. 2 Hablen con cariño a Jerusalén, y anúncienle
que ya ha cumplido su tiempo de servicio, que ya ha pagado por su iniquidad, que ya ha recibido de la
mano del Señor el doble por todos sus pecados. 3 Una voz proclama: «Preparen en el desierto un camino
para el Señor; enderecen en la estepa un sendero para nuestro Dios. 4 Que se levanten todos los valles,
y se allanen todos los montes y colinas; que el terreno escabroso se nivele y se alisen las quebradas. 5
Entonces se revelará la gloria del Señor, y la verá toda la humanidad. El Señor mismo lo ha dicho.»

25 «¿Con quién, entonces, me compararán ustedes? ¿Quién es igual a mí?», dice el Santo. 26 Alcen los ojos
y miren a los cielos: ¿Quién ha creado todo esto? El que ordena la multitud de estrellas una por una, y
llama a cada una por su nombre. ¡Es tan grande su poder, y tan poderosa su fuerza, que no falta ninguna
de ellas!

29 Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil. 30 Aun los jóvenes se cansan, se fatigan, y los
muchachos tropiezan y caen; 31 pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las
águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.

MATERIALES ADICIONALES:
No hay materiales adicionales para esta lección

INTRODUZCA LA LECCIÓN
Actividad Suplementaria: Experiencias de desaliento y agobio
Comparte con tus estudiantes la información que aparece en la sección «Propósitos de la lección»
acerca del enfoque del trimestre y de las próximas clases.
En clases anteriores hemos hablado sobre las situaciones difíciles que enfrenta el ser humano.
Cuando di esta clase, hablamos de situaciones económicas, emocionales, familiares y espirituales.
Pide a tu clase que recuerde estas situaciones y ve apuntándolas en la pizarra. Pregunta a tu clase
¿Son estas situaciones que pueden causar desaliento y agobio en las personas? ¿Por qué? ¿Qué es
el desaliento? ¿Qué es el agobio?
Escucha a tus estudiantes y luego comparte con ellos la conexión que hay entre las situaciones de
desaliento y agobio que enfrentamos día a día y la situación que el pueblo israelita en el exilio
estaba enfrentando en los momentos que reciben las palabras en los versículos que estarán
estudiando en Isaías.

EXAMINE LA ESCRITURA
Preguntas suplementarias
Puedes utilizar estas preguntas para provocar el diálogo sobre la lectura bíblica:
o (1) ¿Cuál es la invitación que hace Dios aquí? ¿Por qué crees que esta invitación es
específicamente a consolar?
o (2) ¿Por qué crees que hay que hablar al corazón de Jerusalén? ¿Cuál es el mensaje de Dios
para el pueblo? ¿Por qué crees que el perdón de Dios es importante aquí?
o (3-5) ¿Qué proclama la voz? ¿Por qué crees que es importante el preparar un camino en el
desierto? ¿Por qué crees que dentro de esa preparación se revelará la gloria del Señor?
¿Por qué Isaías enfatiza en que la vera toda la humanidad?
o (25-26) ¿Por qué crees que Dios hace estas preguntas? ¿Qué quiere lograr a través de ellas?
¿En qué quiere que reflexionemos?
o (29-31)¿Qué hace Dios por las personas que confían en él? ¿Qué crees que sintió el pueblo
al escuchar estas palabras? ¿Qué sientes tú?

APLIQUE LA LECCIÓN:
El autor de la lección ha preparado un buen plan de clase aquí. Utilízalo y puedes utilizar las
preguntas de arriba para suplementar las preguntas que plantea el autor.

HAGA UN RESUMEN DE LA CLASE


Utiliza las palabras del autor de la lección para resumir la clase.

ORACIÓN FINAL
En el Himnario Presbiteriano aparece el cántico «Sobre las alas de las águilas» (núm. 350). Puedes
utilizar este cántico para terminar la clase. Si no lo conoces, puedes ir a:
http://www.youtube.com/watch?v=MvpjxfWrjzY En el himnario solamente aparece el estribillo.

Minat Terkait