Anda di halaman 1dari 12

La Bi-unidad de Radha y Krishna:

inconcebiblemente uno y diferentes a la vez


Por Fabián Ezequiel López

• Introducción
• Presentación de la Biunidad
• Achintya (Inconcebible)
• Bedhabedha (Unidad y diferencia)
• Eternamente Uno y separados a la vez
• Conclusión
• Bibliografía

INTRODUCCIÓN

El siguiente trabajo es un intento muy humilde de presentar la idea de biunidad de Radha y


Krishna, como fue concebida por el gaudiya vaisnavismo iniciado por Sri Chaitanya. Para el
desarrollo del tema me voy a basar en una de las biografías más importantes acerca de la vida de Sri
Chaitanya, que además contiene importantes elementos de su teología, ya que él no dejo textos
escritos, a exepción de ocho versos que contienen la suma de su doctrina. Sin embargo, instruyó
extensamente a sus discípulos directos, y en especial a los seis goswamis de Vrindaban, con
quienes vivió el autor de esta biografía, quien desarrolla en la misma esas instrucciones.
Específicamente me voy a referir a dos versos escritos por el secretario de Sri Chaitanya, Svarupa
Damodhara Goswami, que son citados y luego ampliados por el biógrafo, en donde encontramos la
idea de la biunidad de Radha-Krishna.

En referencia a la afirmación en los versos acerca de la identidad de Sri Chaitanya con Radha y
Krishna quiero aclarar que no es mi intención en este trabajo analizar esta afirmación que
encontramos en estos y muchos otros versos. Tales afirmaciones aparecen en el presente trabajo
solo porque son partes de los versos y eliminarlas redundaría en una falta de coherencia en la
redacción. Mi objetivo es hacer una introducción sobre la biunidad, utilizando la teología del
movimiento gaudiya vaisnava, ya que esta se caracterizó por estar centrada en Krishna como el Ser
Supremo y Radha como su contrapartida femenina1, a diferencia de otros movimientos vaisnavas que
no consideran a Radha mas que un alma individual2.

Otra aclaración importante es que debido a la naturaleza del enfoque psicológico que hace esta
escuela de la relación del alma con Dios, el aspecto de Dios como Krishna esta por encima del de
Visnu, es decir, a pesar de que son la misma persona vista desde distintos ángulos, Krishna otorga la
posibilidad de relacionarse con Él en una relación íntima, en la cual se produce un mayor intercambio

1
Esto también lo encontramos en las escuelas de Vallabhacharya y Nimbarka, pero con algunas diferencias.
2
Como en el caso de los seguidores de Madvacharya y Ramanujacharya.
1
amoroso, a diferencia del aspecto de Visnu, con el cual solo se puede establecer una relación de
veneración y respeto, que distancia al adorador y al adorado, y por lo tanto el aspecto como Krishna
es considerado el supremo.

En el desarrollo del trabajo voy a tratar de explicar algunos conceptos filosóficos característicos de
esta tradición particular en forma sucinta, ya que este trabajo no debe ser demasiado extenso, y por
lo tanto debo hacer la salvedad de que estos conceptos requieren usualmente una extensión mucho
mayor para poder abarcarlos y explicarlos mas correctamente, por lo tanto si en el intento se
encuentran errores o falencias, espero que puedan ser comprendidos debido a la falta de extensión,
además de la carencias que pueda adolecer mi persona.

Las fuentes y traducciones que utilizo pertenecen a la misma tradición, las cuales si bien se podrían
subestimar como parciales y poco académicas, considero que son muy ricas en tanto que contienen
información de primera mano ya que pertenecen a la tradición viva de la línea Gaudiya, lo que es
fundamental para penetrar en la particularidad de la teología de la tradición.

Presentación de la Biunidad

Las relaciones de amor de Sri Radha y Krishna son manifestaciones


trascendentales de la potencia interna dadora de placer (hladini) del Señor.
Aunque Radha y Krishna son uno en su identidad, se separaron eternamente.
Ahora, estas dos identidades trascendentales se han unido de nuevo en la
forma de Sri Krishna Chaitanya. Yo me postro ante Él, que se ha manifestado
con el sentimiento y el color corporal de Srimati Radharani, aunque es Krishna
en persona.

Chaitanya Caritamrita, Adi Lila, capítulo 1, verso 5

Con el deseo de comprender la gloria del amor de Radharani, las cualidades


maravillosas que Él posee, de las que solamente Ella se deleita con su amor, y
la felicidad que Ella siente cuando comprende la dulzura del amor que siente
hacia Ella, el Señor Supremo, Hari, ricamente provisto de las emociones de
Radharani, nace del seno de Srimati Sacidevi, tal como al Luna aparece tras el
océano.

Chaitanya Caritamrita, Adi Lila, capítulo 1, verso 6

Estos dos versos pertenecen al Chaitanya Caritamrita, una de las dos biografías más
importantes sobre Sri Chaitanya, quien en el siglo XVI inició un importante movimiento devocional en
la India, con características particulares distintivas de las otras tradiciones del bhakti, llamado

2
Gaudiya Vaisnavismo3. Los versos fueron escritos por Svarupa Damodhara Goswami, secretario de
Sri Chaitanya, y luego compilados por el autor del Chaitanya Caritamrita, Krishnadasa Kaviraja
Goswami, quien escribió esta biografía pocos años después de la desaparición de Sri Chaitanya. Los
primeros catorce versos de esta biografía establecen la esencia de la obra, y el quinto y el sexto,
encierran la idea de la biunidad de Radha y Krishna, tema que va a ser desarrollado en capítulos
posteriores por el autor.

En estos versos encontramos la idea de la biunidad de Radha y Krishna, aunque en realidad este fue
un aspecto que no fue demasiado resaltado por los seguidores del movimiento gaudiya, ya que se le
dio mas importancia al aspecto dual. Estos fue así debido a que este aspecto es más importante con
relación al desarrollo de Prema Bhakti, o amor devocional inmaculado. En el amor hacen falta dos y
por lo tanto se enfatiza la independencia de personalidades de Radha y Krishna mas que su unidad.
Para esta tradición, lo mismo que para la mayoría de las otras tradiciones vaisnavas (visnuitas), la
individualidad se mantiene eternamente, en una relación de servicio amoroso a Dios.

Pero por otro lado, en esta escuela se resalta la unidad en cuanto al trato de Radha como
manifestación femenina de Krishna, que ocupa el mismo lugar en importancia que él, e incluso a
veces uno mayor, en muchos lugares o para ciertos autores de la tradición.

Achintya (Inconcebible)

Las relaciones de amor de Sri Radha y Krishna son manifestaciones


trascendentales de la potencia interna dadora de placer (hladini) del Señor.
Aunque Radha y Krishna son uno en su identidad, se separaron eternamente.

Para entender la afirmación que hace este verso debemos primero hacer una introducción
para explicar la filosofía de achintya bedhabedha (inconcebible unidad y diferencia) propuesta por
Sri Chaitanya, lo cual trataré de hacer en pocas palabras. Para los gaudiyas Dios es la Verdad
Absoluta, y como tal abarca todo lo que existe pero en una relación de unidad y diferencia simultánea.
Esto es así por la razón de que Dios, en su forma personal4, es el energético que posee innumerables
energías, las cuales son diferentes de Él ya que no son la fuente, pero simultáneamente son iguales
ya que están en una unión eterna con Él, pues de otra manera no existirían, la energía no puede
existir sin la conexión con su fuente y de la misma manera nada existe separado de Dios. Por lo tanto
estas energías son cualitativamente Uno con la fuente, Dios, pero diferentes a la vez, de la misma
manera en que el fuego y el calor son uno y diferentes a la vez. Esta unidad y diferencia simultáneas
se producen por achintya shakti, el poder divino que puede reconciliar lo imposible. La palabra
Achintya, inconcebible, se aplica tanto a Dios como a su energía. En relación con Dios tiene que ver

3
Gaudiya es el genitivo de Gauda, la tierra de Bengal.
4
A pesar de que en esta tradición se acepta el aspecto impersonal como parte de la Verdad Absoluta, se
enfatiza el aspecto personal como Krishna.
3
con su infinitud y trascendencia, ya que Él “trasciende” nuestra capacidad racional limitada, debido a
que es ilimitado. Por ejemplo nuestra capacidad está limitada a entender las cosas desde un aspecto
tridimensional, pero Dios sería infinitamente dimensional, por lo cual puede, por ejemplo, ser
inmanente y trascendente en forma simultánea.

Sabed que todos los estados de existencia (sattva, rajas y tamas) los manifiesta mi energía.
En un sentido, Yo lo soy todo, pero soy independiente. Yo no me encuentro bajo la jurisdicción
de las gunas, ya que por el contrario, ellas se encuentran dentro de mí. Bhagavad-Gita 7,12

Con relación al concepto de Achintya aplicado a la energía podemos decir que es inconcebible ya
que hace posible lo que para nuestra capacidad racional es imposible, como por ejemplo hacer
perceptible a los sentidos materiales la naturaleza espiritual del Señor.

“Los necios se burlan de Mi cuando desciendo con forma humana. Ellos no conocen Mi
naturaleza trascendental como Señor Supremo de todo lo que existe.” Bhagavad-Gita 9.11

Otro forma de achintya con relación a la energía del Señor es el hecho de que una energía tenga la
posibilidad de transformarse en infinidad de potencias a veces diametralmente opuestas, por ejemplo
como energía material o energía espiritual, maya y yogamaya respectivamente.

Entonces, la unidad y diferencia entre el Señor y su energía es achintya, inconcebible, y esto es


posible por su energía trascendente, sin embargo no es inexplicable como sería el anirvachaniya de
Shankara, por lo tanto vamos a tratar de explicar esta unidad y diferencia de acuerdo a la teología
gaudiya.

Bedhabedha (Unidad y diferencia)

A pesar la afirmación de que Dios posee infinitas potencias5 (parasya saktir vividaiva sruyate),
se las divide en tres para su mejor comprensión, bahiranga shakti (energía externa o material),
antaranga shakti (energía interna o espiritual) y tatashta shakti (energía marginal o almas
individuales).

La que nos interesa en este trabajo es la energía interna, la cual constituye la propia esencia de Dios,
satchidananda, que se manifiesta como energías: sandhini (sat) la potencia de existencia, samvit
(chit) la potencia de conciencia y hladini (ananda) la potencia de placer. Como dije antes estas
energías son manifestaciones de la misma esencia de Dios y que son para realizar sus lilas
(actividades de placer). Hladini shakti se manifiesta en el aspecto impersonal del absoluto como
Brahmananda (la bienaventuranza del Brahman), y en el aspecto personal del absoluto como
Premananda (la bienaventuranza del amor puro a Dios). Esta misma Hladini Shakti se manifiesta en
5
Potencia se usa aquí en el sentido de poder y no de posibilidad.
4
forma personal como Radha6 para brindar infinito placer a Krishna, y precisamente se va a manifestar
en infinidad de otras formas diferentes como gopis (pastoras), para llevar ese placer a un grado
infinito.

A pesar de que en la historia de la filosofía se ha enfatizado que Dios no puede ser activo, ya que
esto estaría indicando algo potencial y él es acto puro del ser, es importante el énfasis que puso la
escuela gaudiya en el achintya tavtta, es decir que Dios es inconcebible. El hecho de que sea activo
no elimina la posibilidad de ser acto puro del ser, ya que su actividad es interna, por lo tanto no esta
actuando para buscar algo fuera de sí.
¿Cómo es esto? Debido a que todo lo que lo rodea es su energía, de acuerdo a los teólogos
gaudiyas, los cuales citan distintas escrituras para probar sus afirmaciones, los enseres (asiento,
cuadriga, ropa, etc.) y atmósfera o moradas (Vrindaban, Mathura o Dvaraka) que rodean a Krishna
son una manifestación de su potencia de existencia sandhini. Sandhini es la energía manifiesta de la
cualidad sat (existencia) del absoluto. Y no es diferente de él. Por lo tanto Krishna no actúa fuera de
sí mismo, es decir que en su actividad sigue siendo acto puro del ser.

En cuanto a sus actividades de disfrute, tampoco es algo externo ya que la fuente de placer es su
propia energía interna, hladini en la forma de Radharani. Esta personificación de la Hladini Sakti
tiene una importancia muy especial dentro de la tradición gaudiya, y en algunas oportunidades recibe
mas importancia que el mismo Krishna. Como decíamos antes, Radha no es diferente de Krishna, se
la considera Shakti Tattva (energía), no jiva tattva (alma individual), como en las escuelas de Madva o
Ramanuja. Pero además de no ser distinta de Krishna, es el ejemplo más perfecto del amor a Dios,
ejemplo a seguir por todos los seres, ya que prema o amor a Dios es la perfección ultima para el
atman. El amor que Radha demostró hacia Krishna no tiene comparación para Sri Chaitanya, y por lo
tanto establece el modelo mas perfecto para todo ser, aunque nadie pueda igualarlo, ya que Radha
es Dios-Placer. Ella es la fuente interna de placer de Dios y todas las manifestaciones de devoción
que un ser pueda expresar están inspiradas y nutridas por Radha, cuando el alma experimenta
devoción pura por Dios, sin estar teñida de intereses egoístas, es porque está en conexión con la
energía de placer del Señor, de hecho para los gaudiyas no se puede llegar a Krishna sino es a
través de Ella. Para corroborar esto citan el Bhagavad Gita7, donde Krishna dice que solo puede ser
conocido por Bhakti, la cual es una forma de Radha, a veces llamada Bhakti Devi. Krishna no es
atraído por algo externo a Él, solo su energía interna de placer puede ser atractiva para Él, ya que no
es diferente de si mismo como hemos dicho, y solo Él puede ser atractivo para si mismo (Krishna
significa el supremo atractivo). Específicamente ese aspecto de si (su energía de placer) es lo que
puede atraerlo mas. Por lo tanto para el devoto gaudiya la máxima perfección del ser consiste en
otorgarle placer a Dios, a través de un amor totalmente exento de interés personal y caracterizado por
una entrega absoluta, y este amor solo puede ser tal en conexión con la energía interna de placer,
hladini.

Eternamente Uno y separados a la vez


6
El nombre Radha o Radharani, tiene su origen en el verbo aradhana que significa adorar.
7
Bhagavad Gita 18, 55
5
“... Aunque Radha y Krishna son uno en su identidad, se separaron eternamente ...”

Esta afirmación va a ser desarrollada por el autor mas detalladamente en el capítulo IV del
Chaitanya-caritamrita, Adi-lila.

Radha y Krishna son uno y el mismo, pero han asumido dos cuerpos. Así gozan uno del
otro, saboreando las dulzuras del amor.
Chaitanya-caritamrita, Adi-lila, capítulo 4, verso 56

La idea de esta afirmación es que a pesar de ser partes de una misma personalidad, energía y
energético se manifiestan en formas personales separadas para poder desplegar y aumentar su
placer. Uno está disfrutando en dos: disfrutador supremo y placer supremo. La forma en que esto se
va a realizar nos lleva al segundo verso que citamos en el comienzo, y su descripción en el capítulo
cuatro. En esa descripción se explica cómo ambas personalidades existen en forma separadas pero
unidas en una conexión tan intensa que la existencia de uno depende de la del otro, y la importancia
de uno con relación a la del otro no conoce superioridad.

“Con el deseo de comprender la gloria del amor de Radharani, las cualidades


maravillosas que Él posee, de las que solamente Ella se deleita con su amor, y
la felicidad que Ella siente cuando comprende la dulzura del amor que siente
hacia Ella, el Señor Supremo, Hari, ricamente provisto de las emociones de
Radharani, nace del seno de Srimati Sacidevi, tal como al Luna aparece tras el
océano.”

Para entender las partes del verso, es importante aclarar otro aspecto de la teología gaudiya. Krishna
es el disfrutador supremo, bhoktaram yajña tapasam8, por su energía de placer todo se arregla de
manera que Él disfrute en la forma ilimitada. La personificación de su energía de placer como Radha
implica su aparente independencia de personalidad, de manera que pueda brindarle su amor, ya que
amor implica al menos dos personas. En su lila o teatralización del relacionamiento amoroso, Krishna
deja aparentemente de lado su omnisciencia, ya que para aumentar el placer del relacionamiento
entre dos personas tiene que haber cierta independencia de pensamiento, de otra manera el placer
que brindan, por ejemplo las sorpresas en ese intercambio amoroso se perderían. La explicación que
los gaudiyas dan para este abandono de la omnisciencia, es que Krishna sigue actuando como el
supremo pero en su forma de Balarama, quien es su primera expansión y no se diferencia en nada de
Krishna excepto en el color. Por lo tanto mientras Krishna disfruta de su relación con Radharani,
Balarama sigue manteniendo la creación, incluso si en algún momento debido a su éxtasis Krishna
pierde la conciencia.

8
El disfrutador de todos los sacrificios y penitencias. Bhagavad-gita 5, 29.
6
De esta manera Krishna manifiesta cierto desconocimiento de la naturaleza del amor de Radha, y se
siente intrigado por el amor que ella manifiesta. Como habíamos explicado en el comienzo Radha es
la personificación potencia de placer de Krishna, por lo que es llamada la morada del amor a Krishna,
ella es el receptáculo del amor y Krishna es el objeto del amor, por lo que el amor que ella
experimenta, él no puede experimentarlo. Y a eso se refiere el primer deseo manifestado en el verso.

“... Con el deseo de comprender la gloria del amor de Radharani, ...”

En el capítulo IV del Adi-lila, Krishnadasa Kaviraja Goswami, lo va a desarrollar en un monologo en el


que Krishna analiza este deseo que experimenta, de la siguiente manera:

“Explicare Su primer deseo. Krishna dice: “Yo soy la causa primaria de todos los rasas.
Yo soy la verdad espiritual plena, y estoy hecho de dicha plena, pero el amor de Srimati
Radharani me enloquece. No conozco la fuerza del amor de Radha, con el cual Ella
siempre me colma. El amor de Radhika es mi maestro, y yo soy su aprendiz de danza.
Su prema (amor) me hace danzar diversas danzas nuevas.... Cualquiera que sea el
placer que obtengo al saborear mi amor por Radha, ella, con su amor, saborea diez
millones de veces mas que yo. Así como yo soy la morada de todas las características
contradictorias9, también el amor de Radha está siempre lleno de contradicciones
semejantes. El amor de Radha todo lo invade, no deja sitio para la expansión. Pero aún
así se expande constantemente. Sin duda, no hay nada mas grande que su amor. Sin
embargo esta desprovisto de orgullo. Este es el signo de la grandeza de ese amor. Nada
hay mas puro que su amor... Sri Radhika es la mas elevada morada de este amor, y yo
soy su único objeto. Yo saboreo la dicha a la que tiene derecho el objeto del amor. Pero
el placer de Radha, la morada de ese amor, es diez millones de veces mas grande. Mi
mente corre para saborear el placer que experimenta la morada, pero no logro, a pesar
de mis mayores esfuerzos. ¿Cómo puedo saborearlo? Si pudiera alguna vez ser la
morada de ese amor, solo entonces podría saborear esta dicha.”

Chaitanya Caritamrita, Adi Lila, capítulo IV, versos 121-135

En este último párrafo encontramos un aspecto de la idea de la biunidad de Radha-Krishna. Krishna


quiere asumir la forma de Radha para poder comprender y experimentar la naturaleza del amor que
ella siente hacia él. Krishna se ve superado en los sentimientos de amor ya que Él es el objeto de
amor, los sentimiento que Él inspira a Radha, superan los que Él puede experimentar, porque Él es el
objeto supremo de amor-adoración. Y a eso se refiere el siguiente deseo que se describe en el verso.

“...(saborear) las cualidades maravillosas que Él posee, de las que solamente Ella se
deleita con su amor ...“

Sri Chaitanya resaltó constantemente la importancia de los atributos, nombre, forma, actividades, etc.,
de Krishna diciendo que estos son trascendentales10 y todo atractivos, ya que en esa característica
9
Observese la relación de esta afirmación con el concepto coincidentia oppositorum.
10
Es importante decir que en sus discusiones con exponentes de la filosofía advaita, Chaitanya afirmaba que
las descripciones que se encuentran en las Upanishads, acerca de que el absoluto no tiene características, ni
forma, ni atributos, tenían como fin dejar en claro su naturaleza espiritual, pero que no significaba que careciera
7
del aspecto personal del absoluto consistía el medio y el fin de su proceso de liberación, es decir el
bhakti (devoción). En realidad, la liberación no era para él un fin, sino un subproducto de haber
alcanzado la perfección última del ser. Como dijimos antes, para él esta perfección consiste en
alcanzar el grado máximo de amor por Dios, prema. Un amor desprovisto de motivaciones e intereses
egoístas. Ese amor es inherente al ser, no es algo externo que se obtenga, sino que esta dormido en
la naturaleza constitucional de la persona, y puede ser revivido por medio de la meditación en las
características supremamente atractivas de Dios. Como hemos dicho, una traducción del nombre
Krishna, es “el todo atractivo”. Debido a que posee infinitos atributos supremamente atractivos, es
llamado Bhagavan11. Estos atributos y nombre, no son diferentes de él, por lo tanto la meditación en
ellos12 permiten al hombre entrar en contacto con la persona, Krishna, y a causa de la cualidad de
estos atributos supremamente atractivos el despertar del amor es la consecuencia mas natural del
entrar en contacto con él. Ese despertar del amor significa revivir la naturaleza espiritual del ser en
una eterna relación amorosa del alma con su fuente, Dios.

Krishna siendo el supremo atractivo cautiva la mente de todo ser, pero debido a que Radha es su
energía, la capacidad que ella tiene para apreciar el atractivo de Krishna, es inigualable, por lo que
Krishna desea ser ella, para poder saborear sus propias cualidades como solo ella puede hacerlo.

Krishnadasa Goswami va a describir el razonamiento de Krishna de la siguiente manera:

“Mi dulzura es maravillosa, infinita y plena. Nadie en los tres mundos puede encontrar
su límite. Solamente Radha, por la fuerza de Su amor, saborea todo el néctar de mi
dulzura. Aunque el amor de Radha es puro como un espejo, su pureza aumenta a cada
instante. También mi dulzura es tan grande que no puede aumentar mas, y sin embargo,
brilla ante ese espejo con una belleza que se renueva sin cesar. Hay una competición
constante entre mi dulzura y el espejo del amor de Radha. Ambos siguen aumentando,
pero ninguno de los dos conoce la derrota.”

Chaitanya Caritamrita, Adi Lila, capítulo IV, versos 138-142

Este es otro aspecto de la naturaleza achintya, inconcebible de Dios, a pesar de ser infinito, se
sigue expandiendo en un continuo relacionarse con su energía de placer. La morada del amor
(Radha) aumenta en esplendor al contemplar su objeto de amor (Krishna), y este al contemplar ese
aumento del amor que Radha siente por él, se siente muy complacido por lo que también aumenta en
esplendor, lo cual lleva a un mayor aumento del amor de Radha, y así sucesivamente.

“Mi dulzura se renueva siempre. Los devotos la saborean según su propio amor
respectivo. Si veo mi belleza en un espejo, tengo el deseo de saborearla, pero sin
embargo no puedo. Si reflexiono en la manera de saborearlo, me encuentro con que
anhelo la posición de Radhika.”
Chaitanya Caritamrita, Adi Lila, capítulo IV, versos 143-145

de forma y atributos, sino que estos no eran materiales.


11
El que posee (van) todas las opulencias (bhaga), de acuerdo a la definición de Parasara Muni.
12
Sri Chaitanya baso su proceso en la recitación del nombre de Krishna, lo cual llevaba a la persona a una gran
absorción en la persona Krishna, y simultáneamente producía la purificación de la consciencia.
8
Es interesante la comparación que se hizo en los versos anteriores del amor de Radha con un espejo.
Aquí volvemos a encontrar la imagen del espejo. Krishna (el supremo atractivo) al ver su reflejo
queda totalmente cautivado, nada fuera de sí puede atraerlo, solo él mismo es atractivo para sí
mismo, y porque Radha es como un espejo en el cual se ve reflejado a sí mismo, es decir, Radha no
es diferente de él, es atraído a ella, el amor de ella lo atrae. Esto solo puede ser así porque ella es su
energía interna de placer.

Radha, al comprender que Krishna, se deleita en su amor y experimenta un creciente amor recíproco
hacia ella, siente una felicidad que solo puede ser experimentada por aquel que ha dado todo, que
esta totalmente entregada al objeto de su amor. En eso consiste el tercer deseo del verso.

“... y la felicidad que Ella siente cuando comprende la dulzura del amor que siente hacia
Ella ...”

Krishnadasa Kaviraja explica que el amor de las gopis (pastoras), que son distintas expansiones de
Radharani, es puro e inmaculado, totalmente desprovisto de lujuria. Para él el amor y la lujuria son
como el hierro y el oro. El deseo de complacer los propios sentidos es kama (lujuria), y el deseo de
satisfacer los sentidos de Krishna es prema (amor). Ese amor provee de placer a Krishna. Las gopis
renunciaron a todo por el placer de Krishna, en una entrega absoluta, sin embargo obtienen gran
placer al estar en contacto con Krishna, aunque no buscan su placer. Krishnadasa explica esta
contradicción diciendo que el placer de las gopis reside en ver el placer de Krishna.

“La felicidad de la morada del amor es la felicidad del objeto de ese amor. Esta relación
no está basada en el deseo de complacencia personal.”
Ibid., verso 199

Y para corroborar que ese amor esta desprovisto de interés personal, explica que cuando el éxtasis
de las gopis interrumpe u obstaculiza su servicio a Krishna, se enojan y tratan de reprimirlo. Ese amor
puro, es lo único que puede atraer a Krishna, y se manifiesta en una grado infinito en Radha, como ya
hemos dicho, por lo tanto él esta completamente atraído a Radha.

“Es imposible encontrar en el mundo a alguien que tenga mas cualidades que yo. Pero
solo en Radha siento la presencia de quien puede complacerme.”
Ibid, verso 241

Esa atracción de Krishna por Radha provoca en ella una felicidad ilimitada, que tiene como causa la
percepción de haber logrado el placer de él. Krishna siente que el placer de ella es todavía mayor que
el suyo propio por lo que desea poder alcanzar la posición de Radha para poder experimentar el
mismo placer que ella. De esa manera están unidos en una relación que no deja lugar a la mas
mínima desviación del pensamiento del uno por el otro.

Un último concepto a destacar de la teoría del gaudiya vaisnavismo, es el de vipralmbha, el amor en


separación. En realidad, vipralambha se refiere al momento previo del encuentro entre amante y
amado. En este momento los sentimientos de amor son mucho mas intensos que a los expresados
en el encuentro en sí mismo. La ansiedad por el encuentro, la expectativa del amado, incrementa el
9
rasa (sabor) del amor. Por lo tanto se enfatiza este aspecto de los relacionamientos de Krishna con
Radha, citando los párrafos del Bhagavad Purana donde Krishna abandona a las gopis en la Danza
del Rasa, o cuando se va hacia Mathura, para aumentar el amor de las gopis por él. En este estado la
unidad de amante con su amado es total y es considerado Samadhi.

Conclusión

La unidad de Radha y Krishna no es del tipo que busca la fusión de las personalidades, sino
todo lo contrario, se mantienen eternamente separados para experimentar amor del uno por el otro.
Amor que los mantiene unidos, pero no fundidos ya que dicha fusión acabaría con ese amor.

Tal vez se encuentren muchos puntos discutibles desde lo filosófico o teológico, sin embargo para los
gaudiyas, como hemos dicho, Dios es inconbebible para la mente, y tambien es svarat, totalmente
libre e independiente, él puede actuar en cualquier manera que le plazca, y en ese actuar trasciende
totalmente nuestra concepción del ser absoluto.

Por ejemplo, en su relacionamiento con Radha puede vestirse de mujer, para participar de los juegos
de las gopis, o puede tomar una posición subordinada a Radha, para complacerla o debido que ella lo
ha sometido. Sin embargo Radha no es diferente de él por lo que no hay una desvalorización de la
personalidad de Krishna.

Estos relacionamientos en los que se trasciende el ego, manifiestan la unión total producida por el
amor. Entonces la conclusión es que a diferencia de la escuela advaita, en el vaisnavismo la unión
del ser con Dios es de conciencia y no de personalidad, no se pierde la individualidad, la cual es
necesaria para desenvolvimiento constante del amor constitucional del ser por su creador. Esta unión
está dada en un grado absoluto entre Radha y Krishna.

10
Bibliografía

Mahaprabhu, Sri Caitanya


Sri Siksastaka. Eight Beautiful Instructions
Jiva Institute for Vaisnavas Studies. New Delhi, 1993

Eliade, Mircea
Mefistófeles y el Andrógino
Labor/ Punto Omega. Barcelona, 1962

Tratado de Historia de las Religiones


Instituto de Estudios Políticos. Madrid, 1954

Goswami, Jiva
Sri Tattva Sandarbha
Jiva Institute for Vaisnavas Studies. New Delhi, 1995.

Kapoor, O. B. L.
The Philosophy and Religion of Sri Caitanya
Munshiram Manoharlal Publishers. New Delhi, 1994.

Pandit, Srila Jagadananda


Prema Vivarta, Divine Transformations of Spiritual Love
Harmonist Publications. Bombay, 1991

Swami, Bhaktivedanta
Bhagavad Gita, Tal como es
Fundación Bhaktivedanta. Bombay, 1997

Caitanya Caritamrta
Bhaktivedanta Book Trust. Madrid, 1987.

Srimad Bhagavatam
Bhaktivedanta Book Trust. Barcelona, 1994

Thakur, Bhaktivinode
Sri Bhajana-rahasya
Bhaktivedanta Book Trust. New Delhi, 1994

11
12