Anda di halaman 1dari 6

c  


 

   


  

   




 

    












  
 
 
 
    
 
Una de las tecnologías que cambiarán el mundo según MIT Technology Review son las redes de
sensores sin cable.
¿Qué son redes de sensores sin cable?
Son redes de nano aparatos autónomos capaces de una comunicación sin cable y suponen uno de
los avances tecnológicos más investigados en la actualidad. A través de redes de sensores, se
puede integrar funcionalidades que antes eran independientes unas de otras, con el fin de lograr
máxima eficiencia sobre todo en los campos de consumo y gestión de energía.
Las redes de sensores con cable no son nuevas y sus funciones incluyen medir niveles de
temperatura, líquido, humedad etc. Muchos sensores en fábricas o coches por ejemplo, tienen su
propia red que se conecta con un ordenador o una caja de controles a través de un cable y, al
detectar una anomalía, envían un aviso a la caja de controles. La diferencia entre los sensores que
todos conocemos y la nueva generación de redes de sensores sin cable es que estos últimos son
inteligentes (es decir, capaces de poner en marcha una acción según la información que vayan
acumulando) y no son limitados por un cable fijo.
Pero nuevos avances en la fabricación de microchips de radio, nuevas formas de routers y nuevos
programas informáticos relacionados con redes están logrando eliminar los cables de las redes de
sensores, multiplicando así su potencial.
Las redes de sensores pueden utilizar distintas tecnologías de sin cable, incluyendo IEEE 802.11,
LANS sin cable, Bluetooth y identificación de la frecuencia de radio. Actualmente se trabaja con
radios de baja frecuencia con un alcance de hasta 80 metros y velocidades de hasta 300
Kb/segundo.
Las últimas investigaciones apuntan hacia una eventual proliferación de redes de sensores
inteligentes, redes que recogerán enormes cantidades de información hasta ahora no registrada
que contribuirá de forma favorable al buen funcionamiento de fábricas, al cuidado de cultivos, a
tareas domésticas, a la organización del trabajo y a la predicción de desastres naturales como los
terremotos. En este sentido, la computación que penetra en todas las facetas de la vida diaria de
los seres humanos está a punto de convertirse en realidad.
Aunque la tecnología relacionada con las redes de sensores sin cable está todavía en su primera
fase, equipos de investigación en la Universidad de California Berkeley ya han fabricado una caja
que se puede adaptar a muchos tipos de sensores. Los científicos utilizan los sensores sin cable
para encontrar y controlar microclimas y plagas en plantaciones de uva, para estudiar los hábitos
de aves y para controlar sistemas de ventilación y calefacción. En la Universidad de California Los
Ángeles, investigadores utilizan las redes de sensores sin cable para recibir información detallada
sobre el efecto de los movimientos sísmicos en los edificios.
Si los avances tecnológicos en este campo siguen a la misma velocidad que han hecho en los
últimos 2 años, las redes de sensores sin cable revolucionará la capacidad de interacción de los
seres humanos con el mundo.

Sensor: Un sensor es un dispositivo capaz de medir magnitudes físicas o químicas, llamadas
variables de instrumentación, y transformarlas en variables eléctricas. Las variables de
instrumentación pueden ser por ejemplo: temperatura, intensidad lumínica, distancia, aceleración,
inclinación, desplazamiento, presión, fuerza, torsión, humedad, etc.







  
    
Los últimos avances en la nanotecnología han hecho posible la fabricación de
células solares flexibles y de bajo coste. Hasta tal punto que pronto los teléfonos
móviles, o teléfonos celulares, podrán recargarse con energía solar.

Según MIT Technology Review, científicos de Konarka Technologies en Lowell,


MA, han inventado una nueva forma de célula solar con la que se componen tiras
de plástico fino de unos 10 cm. por 5cm (parecido a la cinta de video) capaces de
convertir la luz en electricidad. Al unir unas cuantas de estas tiras, se puede
generar potencia capaz de hacer funcionar un pequeño ventilador.

Hasta ahora la energía solar requería paneles de silicona costosos y complicados.


La gran ventaja de este nuevo avance tecnológico es que la fabricación de esta
nueva clase de cinta solar cuesta mucho menos (menos que la mitad) y resulta
mucho más sencilla. El método de fabricación se parece más al proceso de una
imprenta que al proceso tradicional y altamente complejo de producción de
energía solar.

Dado que las nuevas células pesan menos y son más flexibles, se podrán
introducir dentro de todo tipo de superficie, incluido ordenadores portátiles y
teléfonos móviles. Si se mezclasen las células solares con pintura de automóviles,
el sol podría utilizarse para recargar la batería del coche del futuro: los coches
híbridos, lo que reduciría a su vez, la cantidad de combustible consumido por
dichos coches.
A largo plazo incluso, este tipo de células solares podrían cubrir edificios enteros,
suministrando energía eléctrica a todos sus ocupantes.

Todavía se desconoce si un día las células solares serán suficientemente


eficientes como para competir con otras energías como la nuclear, la eólica o la de
carbón. Pero el nuevo tipo de células solares hace que por primera vez tal objetivo
es alcanzable.

El tiempo dirá si gracias a este nuevo avance tecnológico, la energía solar termina
por imponerse sobre las alternativas actuales.





 
 
 
  

 El Solar Impulse es el primer avión propulsado por energía solar, tiene la


envergadura de un Airbus A340 pero pesa menos que un automóvil ligero,
tiene unas estilizadas alas blancas con vivos rosados y pretende hacer
historia como el prototipo que dará la vuelta al mundo con esa fuente de
energía.

El Solar Impulse fue presentado este viernes en el aeródromo militar de


Dübendorf, en las afueras de Zurich, en Suiza ante unos 800 invitados por
el suizo Bertrand Piccard. Definitivamente un desarrollo tecnológico que
sorprende al mundo. A continuación un video del Solar Impulse.

 Para construir el Solar Impulse fueron necesarios seis años de trabajo de


un equipo conformado por unas 70 personas para concebir y construir el
avión en fibra de carbono, con una envergadura digna de un Airbus A340
(63,40 metros) pero que en la balanza iguala el peso de un coche mediano
(1.600 kg), según los responsables del proyecto.

En el Solar Impulse existen unas 12000 células fotovoltaicas que cubren las
alas para alimentar cuatro motores eléctricos de una potencia de 10 cv
cada uno y las baterías de litio-polímero de 400 kg.

³Si un avión es capaz de volar noche y día sin combustible, propulsado


únicamente por la energía del Sol, entonces que nadie diga que es
imposible hacer lo mismo con automóviles´, declaró Bertrand Piccard,
creador del Solar Impulse.

³Aceptar un desafío como este sólo es posible aprovechando al máximo la


energía solar´, dijo a su vez André Borschberg, cofundador del proyecto, y
agregó que ³cada vatio cuenta y se buscaron todas las formas de
economizar energía´ en este proyecto.

Luego de un vuelo de prueba en Suiza programado para antes de fin de


año, está previsto que el Solar Impulse tenga un primer vuelo nocturno en
2010.

El gran objetivo es ambicioso: que el Solar Impulse logre dar la vuelta al


mundo en cinco etapas de cinco días dentro de tres años.

 
 

Estudiantes y profesores de biología o medicina, o simplemente curiosos a los que
les interesa seguir de cerca avances en la medicina y la enseñanza, disponen de
una nueva herramienta, gratis, para practicar la cirugía virtual sobre la rodilla de un
paciente virtual. Solo se requiere un ordenador, conexión a Internet y buenos
conocimientos de inglés.

Este gran avance en la enseñanza virtual ha sido iniciativa de Edheads, cuya


misión es:
".... crear experiencias educacionales únicas en Internet, diseñadas para hacer
comprensible conceptos que son difíciles de comprender, a través de la fuerza y
interactividad de Internet. Fijaremos nuevos niveles de excelencia a través de una
oferta de contenidos detallados con estilos frescos y emocionantes que permitan
al usuario aprender de forma intuitiva en un entorno en línea".

Interesados en conocer esta nueva herramienta pueden pinchar aquí (se abrirá la
página en otra ventana de su ordenador).

Para entrar en el "hospital virtual", tiene que hacer clic en "click here to start". El
médico le guiará por todos los pasos y le acompañará durante la cirugía. Una vez
en el hospital, tiene dos opciones: ir directamente al quirófono (virtual surgery), or
ver primero unas fotos reales de la cirugía que está a punto de realizar (surgery
photos).

Una vez dentro del quirófono, dispone de subtítulos de todo lo que va diciendo su
acompañante. Solo tiene que hacer clic en la palabra "subtitles" arriba a la
derecha de la ventana. Esto podrá facilitar la comprensión de aquellas personas
quienes comprenden mejor el inglés escrito que el inglés hablado.
R    



     
     
         
  
  
        
   
   
                
     

          
             

 
             !

"     
    
 !  
   
    


     
!     
 !
   #  !            
 $$
        %   !&" $$
  

       !           
      %'(R& 
                  
 

'      
                      
                         !     

 )*
     "        
   
   $             
   *
  

+        
,
R
-       $ 
.    
 
R    
'    %        
 &