Anda di halaman 1dari 1
EI tutor bo confesar que Ja primera vez aque le vf sent una curiosidad, lin- dante con una timida’adrmi- racién, hacia aquettipo que & nos habla, paseando de un ‘extremo a otto del ana, de personajes como Géngora, Machadio 0 Calderén, simul: taneando sus clases de lite- satura con amplias y cons- tructivas criticas politicas hacia el régimen recién fe- necido Corria el aio 76 Franco arin no haba cogido ef suefio en su mausoleo del Valle de los Cafdos, cuando a nosotros nos faltaba un ato, un curso, par fineizar Tos ‘estudias de la boy ex- tinta EGB, EL profesor de Literatura, amén de twtor Gel curso, que nos toed en suerte era un tal Juaristi, un hombre y un nombre desco- nocido para todos nosotros pero para algunos de los gue, com M4 afios, empezi- amos a mostrar auestras bsicasinuietudes. poiticas ¥y sociales, supuso a prior un soplo de aire fresco en ef desietto ideotbgico de los Padres Clatetianos. No era