Anda di halaman 1dari 15

ELEMENTOS QUIMICOS PRESENTES EN EL SER HUMANO

Los elementos químicos presentes en el cuerpo humano son 26:


[*]Constituyen el 96% de la masa total del cuerpo
[**] Constituyen el 3.9% de la masa total del cuerpo
[***] Constituyen el 0.1% de la masa total del cuerpo

Elemento %
Símbolo Comentarios:
Qímico presente

oxigeno presente en el agua y casi todas las moléculas


O 65%
Oxígeno orgánicas. Necesario para la respiración
carbono
C 18.5% presente en todas las moléculas orgánicas
Carbono
presente en el agua, nutrientes, casi todas las
hidrógeno
H 9.5% moléculas orgánicas; contribuye a la acidez cuando
Hidrógeno
está cargado positivamente
nitrógeno
N 3.2% presente en las proteínas y ácidos nucleicos
Nitrógeno
constituyente de los huesos y dientes; necesario para
los procesos de contracción muscular, coagulación
calcio Calcio Ca 1.5%
sanguínea, movimientos intracelulares, liberación de
neurotransmisores, etc.
presente en los ácidos nucleicos y el ATP la molécula
fósforo
P 1.0% rica en energía clave del metabolismo celular;
Fósforo
constituyente de huesos y dientes
catión más abundante en el interior de las células;
potasio
K 0.4% necesario para la conducción nerviosa y la
Potasio
contracción muscular
forma parte de muchas proteínas, especialmente las
azufre Azufre S 0.3%
contráctiles
catión más abundante en el medio extracelular;
sodio Sodio Na 0.2% necesario para la conducción nerviosa y la
contracción muscular
anión más frecuente; necesario para mantener el
cloro Cloro Cl 0.2%
balance de agua en la sangre y fluído intersticial
magnesio necesario para que muchas enzimas funcionen
Mg 0.1%
Magnesio correctamente
vital para la producción de hormonas de la glándula
iodo Iodo I 0.1%
tiroides
componente esencial de la hemoglobina y de algunas
hierro Hierro Fe 0.1%
enzimas necesarias para la producción de ATP
Aluminio
Boro
Cromo
Cobalto
Cobre
Estaño
Flúor Al
Manganeso B
Molibdeno Cr
Selenio Co
Silicio Cu
Vanadio Sn
estos elementos se denominan oligoelementos por
Zinc Aluminio F _
estar presentes en concentraciones mínimas
Boro Mn
Cromo Mo
Cobalto Se
Cobre Si
Estaño Va
Flúor Zn
Manganeso
Molibdeno
Selenio
Silicio
Vanadio
Zinc
Los bioelementos o elementos biogénicos son los elementos químicos presentes en los
seres vivos. La materia viva está constituida por unos 70 elementos, la práctica totalidad
de los elementos estables que hay en la Tierra, excepto los gases nobles.[1] No obstante,
alrededor del 99% de la masa de la mayoría de las células está constituida por cuatro
elementos, carbono (C), hidrógeno (H), oxígeno (O) y nitrógeno (N), que son mucho
más abundantes en la materia viva que en la corteza terrestre.[2]
Elementos quimicos que conforman la
geofera y su alteracion?
urgente pliis doi todas las estrellas ayuda..!

• hace 3 años
• Reportar abusos

by Cecil
Miembro desde:

21 noviembre 2007

Total de puntos:

15.288 (Nivel 6)

• Añadir a mis amigos


• Bloquear

Mejor respuesta - elegida por los votantes


LA GEOSFERA

Por mucho tiempo el hombre se ha preguntado cómo es la estructura


interna de nuestro planeta, para poder explicarlo ha elaborado diversas
teorías.
En la actualidad los conocimientos que tenemos sobre el interior de la Tierra
se obtienen tanto de manera directa: por ejemplo, a través de las
erupciones volcánicas, perforaciones petroleras, cavernas y minas; así como
de manera indirecta: cuando se registran las ondas sísmicas, la gravedad, el
magnetismo o la electricidad terrestre, por ejemplo.

La Geosfera es la parte estructural de la Tierra que se caracteriza por ser la


de mayores temperaturas, presión, densidad, volumen y espesor.
Comprende desde la superficie hasta el centro de nuestro planeta (hasta los
6 470 km aproximadamente).
Está compuesta principalmente de Hierro (Fe) en un 35%, Oxígeno (O) en
25% y Silicio (Si) en 18%.
En la Geosfera se produce el aumento continuo de la Densidad, Presión y
Temperatura en relación directa a la profundidad.
La Geosfera se divide en tres capas, que son de la más externa a la más
interna: Litosfera, Manto y Núcleo. Veamos a continuación las principales
características de cada una de ellas.

La Corteza
Es la capa superior de la Geosfera; llamada también Litosfera u Oxisfera
(esfera de oxígeno). Sobre esta capa vive el hombre y realiza muchas
actividades como la agricultura o minería.
En esta capa la gradiente geotérmica es de 1°C por cada 33m de descenso.
Este aumento de la temperatura es constante sólo en la corteza, pues en las
otras capas es diferente.
Está constituida de rocas, que a su vez conforman las placas tectónicas y
suelos. Su espesor es de 60 km. Representa el 2% del volumen de la
Geosfera.
Se encuentra dividida en dos subcapas:

· Sial (sílice y aluminio), es la corteza continental sobre la cual vive el


hombre y realiza sus actividades. La roca que más abunda es el granito.
· Sima (sílice y magnesio), es la corteza oceánica. Sobre ella descansan los
océanos.

El Manto
Es la capa intermedia de la Geosfera, porque se ubica entre la corteza y el
núcleo. Es llamada también Mesosfera y está conformada por rocas cuyo
estado varía entre el semisólido y el líquido, debido a las altas
temperaturas. Tiene 2850 km. de espesor aproximadamente y está
compuesta principalmente de magnesio, silicio y hierro. Representa el 82%
del volumen de la Geosfera. Está dividida en dos subcapas:

· Astenosfera, aquí encontramos magma formando corrientes convectivas


(magma en movimiento) sobre la cual flotan las placas tectónicas. Es por
eso que las placas tectónicas se mueven.
· Pirosfera, considerada el fondo de los volcanes.

El Núcleo
Es la capa más profunda de la geosfera. Es llamada también Nife, porque en
su composición se encuentra el Níquel y el Hierro.
Aquí se registran las más altas presiones y temperaturas, aproximadamente
6000°C.
Constituye el centro de la Tierra y posee un espesor de 3470 km.
Representa el 16% del espesor de la Geosfera. Se divide en dos subcapas

Suerte/***

La Tabla Periódica: Su historia - la tabla periodica y su evolución

Anuncios Google

Inversión en Oro
Aprenda a ganar dinero con Oro Asesorías para invertir en Oro proyectosparainvertir.com

1 - la tabla periodica y su evolución


Artículo creado por Vicente Barrachina Loras . Extraido de: http://fortanete.cjb.net/_cms_tabper.html

22 Junio 2006

1 2 3 | siguiente >

""

Un colaborador del profesor Francho ha redactado el siguiente artículo que ayudará a


comprender las propiedades del carbono de que se habla en "Vida carbonosa".

La evolución de la tabla periódica, desde la primera ordenación de los elementos, ha tenido


lugar a lo largo de más de un siglo de historia y ha ido pareja al desarrollo de la ciencia.
Aunque los primeros elementos conocidos, como el oro y el hierro se conocían desde antes de
Cristo (recuérdese que el hierro, por su importancia en la evolución de la humanidad ha dado
nombre a una época), todavía hoy se investiga la posible existencia de elementos nuevos para
añadir a la tabla periódica.

Como en la naturaleza la mayoría de los elementos se encuentran combinados formando


compuestos, hasta que no fue posible romper estos compuestos y aislar sus elementos
constituyentes, su conocimiento estuvo muy restringido. Fue en el año 1800 cuando se
descubrió el fenómeno de la electrólisis (ruptura de un compuesto mediante el uso de energía
eléctrica ). Este descubrimiento impulsó un salto hacia delante en el descubrimiento de
nuevos elementos. Así, de poco más de diez que se conocían hasta el Siglo XVIII, en el que se
habían descubierto los elementos gaseosos (hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y cloro) y algunos
metales (platino, níquel, manganeso, wolframio, titanio vanadio y plomo), en las primeras
décadas del siglo XIX se descubrieron más de 14 elementos, y posteriormente, a ritmo algo
más lento se siguieron descubriendo otros nuevos.

Así, en 1830 se conocían ya 55 elementos diferentes, cuyas propiedades físicas y químicas


variaban extensamente. Fue entonces cuando los químicos empezaron a interesarse
realmente por el número de elementos existentes. Preocupaba saber cuántos elementos
diferentes existían y a qué se debía la variación en sus propiedades. Sería Berzelius quien
llevase a cabo la primera agrupación de los elementos, ordenándolos alfabéticamente e
incluyendo el dato de su peso atómico. Sin embargo, esta agrupación no atrajo el interés de
los científicos de la época.
Hasta ese momento, nadie parecía haber advertido la posible periodicidad en las propiedades
de los elementos químicos, entre otras razones, porque el número de elementos que
quedaban por descubrir dejaba demasiados huecos como para poder atisbar orden alguno en
las propiedades de los mismos. Además, todavía no existía un criterio claro para poder
ordenar sus propiedades, ya que el peso atómico de un elemento, que fue el primer criterio
de ordenación de los elementos, no se distinguía con claridad del peso molecular o del peso
equivalente.

El químico alemán Döbereiner realizo el primer intento de establecer una ordenación en los
elementos químicos, haciendo notar en sus trabajos las similitudes entre los elementos cloro,
bromo y iodo por un lado y la variación regular de sus propiedades por otro. Una de las
propiedades que parecía variar regularmente entre estos era el peso atómico. Pronto estas
similitudes fueron también observadas en otros casos, como entre el calcio, estroncio y bario.
Una de las propiedades que variaba con regularidad era de nuevo el peso atómico. Ahora
bien, como el concepto de peso atómico aún no tenía un significado preciso y Döbereiner no
había conseguido tampoco aclararlo y como la había un gran número de elementos por
descubrir, que impedían establecer nuevas conexiones, sus trabajos fueron desestimados.

Ante la dificultad que la falta de definición del concepto de los pesos de las especies suponía,
y el creciente interés que el descubrimiento de los elementos y de otros avances científicos
suscitaba, otro ilustre químico, Kekulé, tomo una histórica iniciativa, que consistió en
convocar a los químicos más importantes de toda Europa para llegar a un acuerdo acerca de
los criterios a establecer para diferenciar entre los pesos atómico, molecular y equivalente.
Esta convocatoria dio lugar a la primera reunión internacional de científicos de la historia y
tuvo consecuencias muy importantes, sobre todo gracias a los trabajos del italiano Avogadro,
que brillantemente expuestos en la reunión por su compatriota Cannizzaro, llevaron a la
consecución del esperado acuerdo que permitiría distinguir al fin los pesos atómico,
molecular y equivalente. Así, algunos químicos empezaron a realizar intentos de ordenar los
elementos de la tabla por su peso atómico.

Fue en 1864 cuando estos intentos dieron su primer fruto importante, cuando Newlands
estableció la ley de las octavas. Habiendo ordenado los elementos conocidos por su peso
atómico y después de disponerlos en columnas verticales de siete elementos cada una,
observó que en muchos casos coincidían en las filas horizontales elementos con propiedades
similares y que presentaban una variación regular. Esta ordenación, en columnas de siete da
su nombre a la ley de las octavas, ya que el octavo elemento da comienzo a una nueva
columna. En algunas de las filas horizontales coincidían los elementos cuyas similitudes ya
había señalado Döbereiner. El fallo principal que tuvo Newlands fue el considerar que sus
columnas verticales (que serían equivalentes a períodos en la tabla actual) debían tener
siempre la misma longitud. Esto provocaba la coincidencia en algunas filas horizontales de
elementos totalmente dispares y tuvo como consecuencia el que sus trabajos fueran
desestimados.

Más acertado estuvo otro químico, Meyer, cuando al estudiar los volúmenes atómicos de los
elementos y representarlos frente al peso atómico observo la aparición en el gráfico de una
serie de ondas. Cada bajada desde un máximo (que se correspondía con un metal alcalino) y
subido hasta el siguiente, representaba para Meyer un periodo. En los primeros periodos, se
cumplía la ley de las octavas, pero después se encontraban periodos mucho más largos.
Aunque el trabajo de Meyer era notablemente meritorio, su publicación no llego a tener
nunca el reconocimiento que se merecía, debido a la publicación un año antes de otra
ordenación de los elementos que tuvo una importancia definitiva.

Utilizando como criterio la valencia de los distintos elementos, además de su peso atómico,
Mendeleiev presentó su trabajo en forma de tabla en la que los periodos se rellenaban de
acuerdo con las valencias (que aumentaban o disminuían de forma armónica dentro de los
distintos periodos) de los elementos. Esta ordenación daba de nuevo lugar a otros grupos de
elementos en los que coincidían elementos de propiedades químicas similares y con una
variación regular en sus propiedades físicas. La tabla explicaba las observaciones de
Döbereiner, cumplía la ley de las octavas en sus primeros periodos y coincidía con lo predicho
en el gráfico de Meyer. Además, observando la existencia de huecos en su tabla, Mendeliev
dedujo que debían existir elementos que aun no se habían descubierto y además adelanto las
propiedades que debían tener estos elementos de acuerdo con la posición que debían ocupar
en la tabla. Años más tarde, con el descubrimiento del espectrógrafo, el descubrimiento de
nuevos elementos se aceleró y aparecieron los los que había predicho Mendeliev. Los
sucesivos elementos encajaban en esta tabla. Incluso la aparición de los gases nobles
encontró un sitio en esta nueva ordenación. La tabla de Mendeliev fue aceptada
universalmente y hoy, excepto por los nuevos descubrimientos relativos a las propiedades
nucleares y cuánticas, se usa una tabla muy similar a la que él elaboró más de un siglo atrás

La tabla periódica de los elementos


-A medida que el número de elementos químicos conocidos aumentaba, se hacía más
necesario estructurar este conocimiento de una manera racional. Desde comienzos del
siglo XIX, los científicos fueron proponiendo diferentes sistemas para agruparlos de una
forma sistemática que facilitara su estudio.

Vota:
3 estrellas





Resultado:
3 estrellas





Guárdame Amplíame Compárteme:

Evolución de la clasificación de los elementos


químicos
Berzelius clasificó los elementos
químicos en metales y en no metales

Las primeras clasificaciones de los elementos químicos atendían a criterios puramente


alfabéticos o a la diferenciación entre metales y no metales.

El primer esquema de clasificación de los elementos lo realizó Berzelius en 1813.


Dividió los elementos naturales en dos grandes grupos: metales y no metales. Los
elementos metálicos eran los que tenían cierto brillo característico, eran maleables y
dúctiles, y conducían el calor o la electricidad. Los no metales eran los que tenían
diversos aspectos físicos y no conducían el calor ni la electricidad.

En 1829, el químico alemán Döbereiner estableció un primer intento de clasificación


sistemática de los diferentes elementos químicos, agrupándolos de tres en tres, las
llamadas tríadas. En estas, el elemento central tenía una masa atómica cercana a la
media aritmética de la de los extremos. Solo consiguió ordenar nueve elementos, pero
su trabajo dio la pista para seguir con las investigaciones.

En el período 1830-1860, el químico francés Jean-Baptiste Dumas, clasificó a los


elementos en metales y metaloides, estableciendo cinco familias: H, F, O, N y C.

En 1862, el francés Alexander B. de Chancourtois (1820-1886) construyó su «anillo


telúrico», en el que los elementos estaban situados por orden creciente de peso atómico
en una hélice, cuyos puntos diferían en 16 unidades.
Chancourtois dispuso, tal y como están en el dibujo, los elementos litio (Li), sodio (Na)
y potasio (K), cuyas propiedades son muy similares. Lo mismo hizo con los elementos
berilio (Be), magnesio (Mg) y calcio (Ca).

Imagen:

Anillo telúrico de Chancourtois

En 1865, el químico británico John A. Newlands (1838-1898) ordenó los elementos en


orden creciente de pesos atómicos, observando que el octavo elemento se parecía al
primero, el noveno al segundo, y así sucesivamente: ley de las octavas. El problema era
que en algunas filas los elementos eran muy dispares, y que no había lugar para los
elementos descubiertos recientemente.

El químico alemán J. Lothar Meyer (1830-1895) modificó la ordenación teniendo en


cuenta también los volúmenes atómicos.

Fue el químico ruso D. I. Mendeléiev (1834-1907) quien publicó en 1870 la tabla


precursora de la actual, que seguía las ideas de Newlands en la disposición de los
elementos en orden creciente de los pesos atómicos, pero perfeccionada en:

• Si un elemento no encajaba según su peso atómico, dejaba un hueco


vacío para un nuevo elemento. Por ejemplo, no existía ningún
elemento que encajara debajo del silicio. Por tanto, se dejó un
espacio para un nuevo elemento, al que se le dio el nombre de
ekasilicio.
• Se llevó a cabo un estudio sobre los pesos atómicos conocidos hasta
entonces, realizándose una nueva determinación de los pesos ya
conocidos que ofrecían duda sobre su precisión.
• Para evitar la colocación de metales -como vanadio, cromo y
magnesio- debajo de no metales -como fósforo, azufre y cloro-, se
formaron períodos largos para los elementos conocidos actualmente
como metales de transición.
• Se predijeron las propiedades de los elementos aún sin descubrir, a
partir del comportamiento repetitivo que periódicamente se observa
en la tabla. Un ejemplo muy claro es la comparación de propiedades
predichas para el elemento ekasilicio y las propiedades comprobadas
más tarde del elemento germanio, que ocupó el lugar del ekasilicio
en la tabla.

Predicciones como esta motivaron que la investigación se dirigiera hacia la


búsqueda de nuevos elementos y compuestos, hallándose valores más exactos
para las magnitudes físicas (pesos atómicos, densidades...) cuando los datos
conocidos no ajustaban bien con los valores presumibles.

Aunque la tabla periódica se desarrolló basándose en experimentos, es más


sencillo entender su estructura y su periodicidad sobre la base de las
configuraciones electrónicas de los elementos, según los electrones que forman
los últimos niveles electrónicos.

Conocimiento sobre la tabla periódica

Investigador,
Avance
fecha

Antoine-Laurent
Agrupación de 33 elementos según sus propiedades
Lavoisier (francés),
químicas.
1789

Johann Dobëreiner
Grupos de 3 elementos (tríadas).
(alemán), 1829

Jean-Baptiste
Clasificación de los elementos en metales y metaloides
Dumas (francés),
(5 familias: H, F, O, N y C).
1830-1860

Alexander B. de
«Anillo telúrico»: ordenación en forma de hélice en
Chancourtois
orden creciente de masas atómicas.
(francés), 1862

John A. Newlands
Grupos de 8 elementos (octavas).
(británico), 1865

J. Lothar Meyer
(alemán) y Dimitri I. Períodos largos (63 elementos ordenados por su masa
Mendeléiev (ruso), atómica).
1869

William Crookes Modelo de agrupación de los elementos en espiral


(británico), 1888 tridimensional.

1900 Se incorporan los gases nobles.


Henry G. Moseley Ordenación de los elementos químicos por el número
(británico), 1915 atómico.

1939 El sistema periódico termina en el elemento uranio.

Se van incorporando a la tabla los elementos


1940
transuránidos.

Se conocen 114 elementos: 90 aparecen en la


naturaleza y el resto se han creado artificialmente en el
2003 laboratorio. Sin embargo, los átomos de estos
elementos obtenidos de forma artificial se desintegran
en un tiempo muy pequeño.

Elementos transuránicos
De Wikipedia, la enciclopedia libre

(Redirigido desde Transuránico)

Saltar a navegación, búsqueda

Posición en la tabla periódica del Uranio.

En química, los Elementos transuránicos (conocidos también como elementos


transuránidos) son elementos químicos con número atómico mayor que 92, el número
atómico del elemento uranio. El nombre de trans-uránidos significa "más allá del
uranio".

[editar] Frecuencia

De los números entre 1 hasta 92, todos excepto cuatro (43Tc, 61Pm, 85At, y 87Fr) se
pueden detectar fácilmente en ciertas cantidades en la Tierra, teniendo una vida estable,
o unos isótopos de vida media relativamente larga, o se generan como subproductos del
uranio. Todos los elementos con gran número atómico tienen una probabilidad alta de
haber sido generados de forma artificial, otros son extremadamente raros y por lo tanto,
tienen en la historia un fisico que los ha descubierto, y otros por el contrario no han
existido anteriormente, como el plutonio y el neptunio, ninguno tiene existencia natural
sobre la tierra.
Todos ellos son radiactivos, con una vida media más corta que la edad de la tierra, de
esta forma muchos de los átomos de estos elementos, es muy posible que estuvieran
presentes en la formación de la tierra. Las trazas de neptunio y plutonio aparecen sólo
durante las pruebas de las bombas atómicas explotadas en la atmósfera. Tanto el Np
como el Pu generados procede de captura de neutrones en el uranio con dos reacciones
posteriores beta (238U ? 239U ? 239Np ? 239Pu).

La mayoría de los elementos generados de forma artificial se pueden obtener como


elemento sintético vía reacciones nucleares o acelerador de particulas. La vida media de
estos elementos suele decrecer con el número atómico. Existen, no obstante
excepciones, que incluyen el Dubnio y algunos isótopos del curio. El químico Glenn T.
Seaborg (Premio Nobel de Química) llegó a crear leyes empíricas capaces de predecir
estas anomalías, todas ellas se categorizan en lo que viene a denominarse como “isla de
estabilidad”. Los elementos transuránicos no descubiertos todavía, o que no han sido
denominados de forma oficial, emplearán la nomenclatura indicada por la IUPAC. A
pesar de ello la denominación de algunos elementos transuránicos en el pasado y hoy en
día son fuentes de controversia.

[editar] Descubrimiento y denominación de los


elementos transuránidos

La mayoría de los elementos transuránidos ha sido descubierto y producido por dos


grupos de investigadores:

• Un grupo de University of California, Berkeley, bajo diferentes líderes:


o Edwin Mattison McMillan, primero en producir elementos
transuránidos:
 93. Neptunio, Np, nombrado para recordar al planeta
Neptuno, seguido por Uranio y Neptuno en la regla
simple de que Urano es el siguiente secuencia
planetaria.
o Glenn T. Seaborg, siguiente en el orden temporal de directores
de que produjo:
 94. Plutonio, Pu, nombrado para recordar el planeta
enano Plutón, siguiendo la misma regla de
denominación, es el astro siguiente al planeta Neptuno
en la órbita del sistema solar.
 95. Americio, Am, nombrado en honor de su elemento
análogo Europio, dando el nombre del continente donde
fue por primera vez producido.
 96. Curio, Cm, nombrado en honor de Pierre y Marie
Curie famosos científicos que fueron los primeros en
separar un elemento radiactivo.
 97. Berkelio, Bk, denominación asignada en honor de la
ciudad de Berkeley, donde se ubica la University of
California en Berkeley.
 98. californio, Cf, nombrado en honor del estado de
California, donde se ubica la Universidad.
o Albert Ghiorso, fue del equipo de Seaborg que produjo el curio,
berkelio y el californio, fue ascendido a director, y llegó a
producir:
 99. Einsteinio, Es, nombrado en honor del físico Albert
Einstein.
 100. Fermio, Fm, nombrado en honor de Enrico Fermi, el
físico italiano que produjo por primera vez una reacción
en cadena controlada.
 101. Mendelevio, Md, denominado en honor a químico
ruso Dmitriy Mendeleyev que fue el que dio forma a la
tabla periódica de los elementos químicos que
conocemos hoy en día.
 102. Nobelio.
 103. Lawrencio, Lr, nombrada así en honor de Ernest O.
Lawrence, el físico que mejor llegó a conocer el ciclotrón,
así como la persona del Lawrence Livermore National
Laboratory (que dio lugar a la mayoría de estos
elementos transuránidos).
 104. Rutherfordio, Rf, nombrado en honor de Ernest
Rutherford, que fue el primero en describir el concepto
de núcleo atómico.
 105. Un elemento para el que el grupo de Berkeley
propuso como nombre hahnium, en honor de Otto Hahn
el primer químico que detectó la evidencia de la fisión
nuclear, pero el elemento hoy en día ha tomado la
denominación de dubnio, Db.
 106. seaborgio, Sg, nombrado en honor a Glenn T.
Seaborg. Este nombre tiene una controversia todavía
viva, aunque el nombre de Seaborgio ha sido finalmente
aceptado por la mayoría de los químicos.
• Un grupo de la Gesellschaft für Schwerionenforschung (Sociedad para
la investigación de los iones férricos pesados) en Darmstadt Hessen,
Alemania, bajo la dirección de Peter Armbruster, quien preparó:
o
 107. Bohrio, Bh, denominado en honor del físico danés
Niels Bohr, importante en el descubrimiento de la
estructura del átomo. El grupo sugirió el nombre
inicialmente de nielsbohrium, pero alfinal se decidió
poner el nombre de bohrium.
 108. hassio, Hs, del latín del nombre de Hesse, el
alemán Bundesland donde se realizó el trabajo.
 109. meitnerio, Mt, nombrado así en honor de Lise
Meitner, física austriaca pionera en el estudio de la fisión
nuclear que fue injustamente privada del honor del
premio Nobel recibido por su colega Hahn en 1944, con
quien había formado equipo hasta su exilio en 1938.
 110. darmstadtio, Ds nombrado en honor a la ciudad de
Darmstadt, Alemania. Donde se sitúa la empresa privada
que descubrió el elemento, la empresa se denominaba:
"Gesellschaft für Schwerionenforschung".
 111. roentgenio, Rg nombrado así en honor a la físico
alemán Wilhelm Conrad Röntgen, descubridor del los
Rayos X.

[editar] Lista de los elementos transuránicos

• 93 neptunio Np
• 94 plutonio Pu
• 95 americio Am
• 96 curio Cm
• 97 berkelio Bk
• 98 californio Cf
• 99 einsteinio Es
• 100 fermio Fm
• 101 mendelevio Md
• 102 nobelio No
• 103 lawrencio Lr
• elementos Transactinidos
o 104 rutherfordio Rf
o 105 dubnio Db
o 106 seaborgio Sg
o 107 bohrio Bh
o 108 hassio Hs
o 109 meitnerio Mt
o 110 darmstadtio Ds
o 111 roentgenio Rg
o 112 copernicio Cn
o 113 ununtrio Uut*
o 114 ununquadio Uuq*
o 115 ununpentio Uup*
o 116 ununhexio Uuh*
o 117 ununseptio Uus*
o 118 ununoctio Uuo*

Lista de transactínidos

• 104 Rutherfordio, Rf
• 105 Dubnio, Db
• 106 Seaborgio, Sg
• 107 Bohrio, Bh
• 108 Hassio, Hs
• 109 Meitnerio, Mt
• 110 Darmstadtio, Ds
• 111 Roentgenio, Rg
• 112 Copernicio, Cn
• 113 Ununtrio, Uut
• 114 Ununquadio, Uuq
• 115 Ununpentio, Uup
• 116 Ununhexio, Uuh
• 118 Ununoctio, Uuo