Anda di halaman 1dari 106

IIN

NV
N VE
V ES
E ST
STTIIIG
GA
G AC
A CIIIÓ
C ÓN
Ó N JJU
N UD
U DIIIC
D CIIIA
C AL
A LY
L YV
Y VIIIO
OL
O LE
L EN
E NC
N C AF
CIIIA
A FEEEM
MIIIC
M CIIID
C DA
D A
A

((E
EDDIIIC
D CIIIÓ
C ÓN
Ó N1
N 1))

MÓDULO 1: DIAGNÓSTICO DE LAS LESIONES FÍSICAS EN


LA MUJER MALTRATADA CON RESULTADO DE FEMICIDIO
Investigación Judicial y Violencia Femicida

ÍNDICE

Índice ......................................................................................................... 2

Capítulo 0. Introducción ................................................................................ 5

Capítulo I. Características generales de las lesiones. Valor del diagnóstico de las


lesiones para la diferenciación entre delito de lesiones en el marco de la violencia
de género y tentativa de femicidio .................................................................. 8

1.1. Concepto, etiología y clasificación de las lesiones ..................................... 8

1.1.1. Concepto ...................................................................................... 8

1.1.2. Etiología y clasificación ................................................................... 8

1.2. Clasificación del trauma contuso y el valor de las contusiones simples en los
casos de maltrato habitual y femicidio. ....................................................... 12

1.2.1. Equimosis ................................................................................... 14

1.2.2. Contusiones profundas ................................................................. 15

1.2.3. Derrame de serosidad .................................................................. 16

1.2.4. Derrames cavitarios ..................................................................... 16

1.2.5. Erosiones y excoriaciones ............................................................. 16

1.2.6. Heridas contusas ......................................................................... 17

1.3. Causas y concausas de las lesiones. valoración médico forense de la


causalidad .............................................................................................. 19

1.4. Estudio retrospectivo de las lesiones y pronóstico de riesgo de femicidio


derivado de la naturaleza de las lesiones en la mujer víctima de violencia ........ 26

1.4.1. Estudio retrospectivo de las lesiones............................................... 26

1.4.2. Pronóstico de riesgo de femicidio derivado de la naturaleza de las


lesiones en la mujer víctima de violencia .................................................. 27

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 2

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

1.5. Elaboración de informes periciales ....................................................... 28

1.6. Resumen ......................................................................................... 30

Capítulo 2. Estudio de determinados mecanismos de muerte femicida y las lesiones


postmortem en casos de femicidio ................................................................ 33

2.1. La acción de la electricidad como mecanismo de muerte femicida............. 33

2.1.1. Etiología y clasificación ................................................................. 33

2.1.2. Mecanismo letal y hallazgos necrópsicos ......................................... 37

2.1.3. Cuestiones medico forenses. especial referencia al femicidio .............. 40

2.2. Lesiones por agentes térmicos ............................................................ 41

2.2.3. Etiología y clasificación de las lesiones térmicas ............................... 42

2.2.2. Diferenciación según los distintos agentes térmicos .......................... 49

2.2.3. Estudio médico forense de la carbonización en los femicidios.............. 51

2.3. Estudio médico forense de miembros amputados ................................... 53

2.3.1. La autopsia de miembros amputados. principales hallazgos................ 54

2.3.2. Especificaciones en casos de femicidos y su significado ..................... 55

2.4. Resumen ......................................................................................... 57

Capítulo III. Agresión sexual y femicidio ........................................................ 60

3.1. Concepto y tipos de agresión sexual .................................................... 60

3.2. Hallazgos físicos en la exploración médica en casos de violencia sexual ..... 62

3.3. Informe pericial ................................................................................ 66

3.4. Dualidad agresión sexual y posterior muerte violenta femicida ................ 75

3.5. La autopsia para la detección y estudio de estos casos ........................... 78

3.6. Resumen ......................................................................................... 84

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 3

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Capítulo 4. Lesiones por contusiones complejas como mecanismo lesivo especial de


situación de maltrato y de femicidio .............................................................. 86

4.1. Lesiones por atropello ....................................................................... 87

4.1.1. Tipologías de atropello.................................................................. 87

4.1.2. Fases del atropello y cuadros lesivos .............................................. 88

4.1.3. Problemas médico forenses. especificaciones de femicidio.................. 92

4.2. Lesiones por caida y precipitación ........................................................ 95

4.2.1. Concepto y tipos.......................................................................... 95

4.2.2. Hallazgos de autopsia................................................................... 98

4.2.3. Cuestiones médico forenses y su valoración. especificaciones de femicidio


.........................................................................................................103

4.3. Resumen ........................................................................................105

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 4

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

CAPÍTULO 0. INTRODUCCIÓN

Desde que el ser humano se organiza en sociedad, desde que existen normativas
para regular la sociedad y personas encargadas de mantener el derecho, se ha
tenido en cuenta los daños, lesiones o perjuicios hechos en las personas,
estableciendo diferentes modos de repararlo. Progresivamente, en la valoración de
las lesiones ante los Tribunales, se han introducido expertos en asesorar a los
juzgadores en la determinación del daño corporal y se ha previsto la necesidad de
de dotar a la investigación judicial de cuantos medios técnicos se dispongan. Y así,
la lesión ha perdido su equiparación con la herida para comprender y alcanzar a
toda la violencia contra la vida y la salud de la persona por el que se le causa un
daño que altera su salud física y/o mental.

Y de este modo aparece redactado y contemplado en la mayoría de las


Legislaciones.

Por otro lado, cada vez con más criterio, la sociedad exige que se preserve el
equilibrio biológico o psicosocial de sus individuos, castigando a los agentes
responsables de alterarlo por negligencia, accidentalmente o por violencia
intencional. En los últimos años, se ha alertado de la existencia de una violencia
especial: la que se da de manera sistemática sobre la mujer por su condición de
serlo, siendo el agente agresor el varón el cual, por su condición masculina, se
considera dueño de la mujer y con autoridad para desencadenar sobre ella todo
tipo de agresiones, escarnios, vejaciones, llegando incluso a provocar la muerte
específica que Se engloba bajo el término de femicidio.

Tal violencia, la instrumental, manual o física, es la que deja claros signos o señales
en la víctima, que permiten un diagnóstico objetivo de los traumatismos causados.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 5

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Sin embargo, (por miedo, por amenazas, por deterioro en su autoestima) no es la


víctima generalmente la que denuncia la violencia en la mayoría de los casos, sino
que muchas de las investigaciones judiciales sobre violencia de género y otras
formas de violencia femicida, se originan en la detección médica de lesiones
diversas. Aún más, el significado de las lesiones, a través del diagnóstico de las
lesiones y su interpretación adquieren un valor absoluto cuando el femicidio se ha
consumado. Así pues, resulta interesante (y a veces preciso) que los demás
miembros del equipo investigador (Fiscales, Policía Judicial, Peritos, Médicos,
Forenses) tengan la misma información acerca de la terminología, los conceptos y
las opciones técnicas de diagnóstico. Si en cualquier tarea de equipo, la
coordinación es importante, en el caso de la investigación de los delitos de
maltrato, violencia de género o femicidio, se hace más imprescindible que todos los
implicados en el proceso investigador funcionen de modo coordinado con eficacia.
Un trabajo en equipo que se extiende a los profesionales sanitarios, trabajadores
sociales y educadores, pues son los primeros receptores de señales de violencia
habitual sobre la mujer. La detección de los signos de violencia y su interpretación
desde el ámbito de la investigación judicial, debe dar una respuesta, a través de los
protocolos establecidos, efectiva y rápida. Debemos ser conscientes de que una
buena actuación médica que desencadene una investigación coherente y eficaz, no
sólo permitirá evitar que los hechos de violencia contra la mujer queden impunes
sino que reforzará la confianza de la mujer en los servicios comunitarios y
judiciales, de modo que afronte su situación y acuda a realizar la oportuna denuncia
o a requerir la atención de los recursos sociales y jurídicos contra la violencia de
género. Y aún más: prever y prevenir el riesgo de femicidio. En el caso de que se
haya consumado la muerte, el diagnóstico, las circunstancias en las que se produjo
la muerte, la reconstrucción de los hechos y los indicios dejados en la víctima que
nos conduzcan a la identificación del autor o autores del hecho criminal, con ello la
lucha contra la impunidad.

Los diferentes capítulos de este Módulo pretenden ilustrar diferentes tipos de


lesiones físicas que pueden encontrarse en la mujer víctima que sufre este tipo de
agresiones. Lesiones que a su vez pueden derivar en la muerte femicida.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 6

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Las contusiones, en sus distintas variantes, son signos objetivos y elementales de


violencia traumática; su lectura médico legal permite un amplio abanico de
consideraciones sobre el autor o autores de la agresión, la fuerza aplicada, el
tiempo transcurrido entre la agresión y el examen médico, el tipo de objeto usado,
son deducciones objetivas imprescindibles en la valoración de la situación de la
víctima.

Y consideraremos también en el Módulo, otros modos de violentar a la mujer más


complejos como el uso sobre su cuerpo de la electricidad, agentes cáusticos, fuego,
amputación, atropellos o precipitación. Sin olvidar a la probablemente más genuina
agresión sobre la mujer que es la agresión sexual.

En cualquiera de los casos, siempre con la objetividad debida al examen médico,


deberemos ser conscientes de que un signo elemental de traumatismo sobre una
mujer concreta, puede estar alertando de una violencia habitual sobre ella en su
ámbito más familiar o íntimo, y que ello puede ser el preludio de un indeseado
resultado femicida.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 7

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

CAPÍTULO I. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LAS LESIONES. VALOR DEL


DIAGNÓSTICO DE LAS LESIONES PARA LA DIFERENCIACIÓN ENTRE DELITO DE

LESIONES EN EL MARCO DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO Y TENTATIVA DE

FEMICIDIO

1.1. Concepto, etiología y clasificación de las lesiones

1.1.1. Concepto

Desde un punto de vista médico, se entiende por lesión toda alteración


apreciable de los caracteres anatómicos e histológicos de un tejido u órgano con la
consiguiente alteración de su función, ocasionada por agentes externos o internos.

Las lesiones son entendidas en la mayoría de las Legislaciones, desde un punto


de vista jurídico, como toda alteración, de la integridad corporal o de la salud
física o mental, o todo menoscabo en la integridad corporal o en la salud física o
mental de un sujeto.

El Tribunal tendrá en cuenta como hecho probado la existencia del daño causado en
la salud física o mental de una persona y valorará las diferentes circunstancias
etiológicas que concurren en los hechos violentos: intencionalidad, medios
empleados, preponderancia o superioridad del agresor, etc.

1.1.2. Etiología y clasificación

Se entiende por etiología la causa u origen de la lesión. En medicina forense, la


etiología medico legal se ha dividido clásicamente en función de la voluntariedad
o involuntariedad del agente causante, así podemos hablar de:

‰ Lesiones en las que interviene la voluntad humana.

Las causadas por la intervención de un tercero o por la conducta del mismo, y


que a su vez pueden ser dolosas o culposas.

Las causadas por la propia voluntad de la víctima, autolesiones.

‰ Lesiones involuntarias. Accidentales.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 8

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La primera de las clasificaciones será, según sean causantes o no de la muerte:

‰ Lesiones mortales.

‰ Lesiones no mortales.

Es necesario precisar que incluso en el estudio del cadáver cuya causa de


muerte ha sido violenta, es necesario precisar cuáles de las lesiones
intervinieron en el mecanismo de muerte y cuáles no.

En la autopsia de un caso de femicidio se observan lesiones ocasionadas por dos


armas distintas. Las heridas de una de ellas causaron la muerte, las del otro arma
causaron lesiones mínimas, de escasa entidad lesiva y que no intervinieron en el
mecanismo de muerte. El Fiscal, y el Juez ante dos imputados deberán determinar
cual de ellos fue el causante de la muerte. La calificación final de cada uno de ellos
en el hecho criminal dependerá de su participación.

‰ Por localización de la acción: Los agentes lesivos pueden ocasionar lesiones,


en la misma área anatómica sobre la que han actuado, o bien, provocar un
daño en un área anatómica alejada. De este modo, distinguiremos las lesiones
en:

♦ Locales, en el mismo lugar donde se produjo el impacto.

♦ A distancia.

La hemorragia cerebral por contragolpe que se da cuando la víctima es empujada


provocando su caída e impactando contra un cuerpo sólido. El efecto lesivo de
aceleración – desaceleración del cerebro dentro del cráneo ocasiona una
hemorragia en la parte contralateral a la del impacto.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 9

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Por la cronología o momento de aparición:

♦ Inmediatos. De modo casi instantáneo tras la violencia.

♦ Tardíos: de aparición diferida en el tiempo.

A su vez, cualquiera que sea el tipo de lesión dado, puede ser originada (siguiendo
el concepto médico ya enunciado de lesión de ser “toda alteración anatómica o
funcional ocasionada por agentes externos o internos”). De este modo, podemos
clasificar las lesiones según el agente que las produce en:

♦ Agentes externos: mecánicos, físicos, químicos o biológicos, y psicológicos.

♦ Agentes internos: Un único mecanismo que reconocen los diferentes


autores como causante de lesiones, es el esfuerzo.

Los agentes externos causantes de lesión pueden ser, a su vez:

‰ Agentes mecánicos.

De modo habitual estos agentes instrumentales suelen actuar según un


mecanismo activo, es decir, actúan impactando contra la víctima

Es ejemplo de ello todo tipo de agresiones con palos, puños, objetos pesados... que
el agresor empuña o bien que arroja con velocidad sobre la víctima.

En otros casos, el agente mecánico permanece sin movimiento y es la víctima la


que se proyecta sobre él originando una lesión por mecanismo pasivo del que, sin
embargo, es responsable el agente mecánico.

Es ejemplo de este tipo de lesionabilidad el caso de una mujer que, bien por ser
empujada, bien huyendo del agresor, cae sobre el borde de una mesa o sobre
cualquier objeto sólido, ocasionándose distinto grado de lesiones.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 10

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

El cuerpo sólido que determina la lesión de los tejidos se llama cuerpo vulnerante.
Este cuerpo vulnerante puede ser un proyectil de arma de fuego, un arma blanca,
objetos contusos variados: un bastón, un látigo, una rueda de vehículo, un
fragmento de hueso fracturado que obra sobre los tejidos de dentro afuera, etc.

‰ Agentes físicos: entendiendo por ellos la radiación, la electricidad, el calor, frío


o fuego. Todos ellos elementos accesibles para el agresor femicida que puede
someter a la víctima a estos agentes como medio lesivo, medio de tortura o
como medio criminal femicida.

‰ Agentes químicos: Estos agentes también son conocidos como tóxicos y están
dotados de propiedades, asfixiantes, degenerativas, irritantes y/o cáusticas que
provocan la, degeneración y necrosis de los tejidos con los que contactan.

En toxicología se entiende por tóxico, cualquier sustancia, natural o sintética,


que puesta en contacto con un organismo vivo, a la dosis adecuada, es capaz
de originarle una grave alteración de su equilibrio, pudiendo provocarle la
muerte. Los ácidos o cáusticos que provocan severa destrucción de los tejidos
han sido también agentes clásicos para deformar a la mujer el arrojar sobre ella
una sustancia química que altere su fisonomía y la provoque severo dolor y
aislamiento social.

‰ Agentes biológicos: La jurisprudencia señala que los agentes biológicos,


(virus, bacterias, parásitos) que alcanzan el organismo de forma dolosa o en
virtud de imprudencia punible, son asimismo origen, a través de los procesos
patológicos que desencadenan, de lesiones, en el sentido jurídico de la palabra.
Uno de los agentes biológicos más dramáticos en la infección dolosa de una
mujer ha sido la de transmitir el virus del SIDA generalmente mediante una
relación sexual forzada.

Los agentes internos origen de una lesión serían realmente el producto de un


sobreesfuerzo interno que supera la resistencia corporal. A su vez, podemos
distinguir estos agentes internos en:

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 11

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Voluntarios: cuando el sobreesfuerzo o tensión lo aplica la propia víctima. Es


la contracción muscular forzada que se da cuando la víctima se defiende de la
violencia u opone resistencia a los golpes, lo que puede originar lesiones bien en
los músculos (por superación de su límite contráctil) como en los huesos por
arrancamiento en las inserciones musculares.

‰ Involuntarios: lesiones que se producen por espasmos musculares o


movimientos reflejos los cuales la víctima no es capaz de controlar.

‰ Directos (voluntarios como involuntarios): cuando se suceden sobre el


aparato locomotor, es decir, sobre estructuras óseas, musculares o articulares.
El resultado lesivo serán dislaceraciones (como roturas musculares, fracturas
óseas...) y dislocaciones o luxaciones (por pérdida de la alineación de una
articulación).

‰ Indirectos (voluntarios como involuntarios): cuando el sobreesfuerzo se


da en órganos diferentes al aparato locomotor; en tal caso, se encontrarán
dislaceraciones o roturas viscerales (muy frecuente la rotura de bazo o los
desgarros vasculares sanguíneos) y dislocaciones viscerales (sobre todo hernias
de vísceras en la pared abdominal o en la región inguinal).

En líneas generales, el esfuerzo produce efectos lesivos poco importantes, pero es


preciso citarlos en cuanto a que cualquier efecto lesivo ha de ser tenido en cuenta
por el perito en la investigación de la violencia femicida o intento de femicidio.

1.2. Clasificación del trauma contuso y el valor de las contusiones simples


en los casos de maltrato habitual y femicidio.

Las CONTUSIONES son lesiones producidas por la acción de cuerpos duros de


superficie obtusa o roma, que actúan sobre el organismo por medio de una fuerza
viva mas o menos considerable, o bien cuando es el propio cuerpo o parte de él el
que choca contra una superficie dura.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 12

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Según las características de los cuerpos contundentes y la cuantía de la fuerza viva,


los efectos lesivos sobre el organismo varían en su grado, dando lugar a diferentes
tipos de lesiones contusas. La dirección sobre el cuerpo, la fuerza o acción aplicada
permite diferenciar entre contusiones por:

‰ Presión o percusión perpendicular al cuerpo (golpe directo con un palo, martillo,


puño, etc.).

‰ Frotamiento o por acción tangencial al cuerpo con el objeto contundente.

‰ Tracción (como sucede al sujetar con la mano, la boca o con unas tenazas o
instrumento similar, una zona de la víctima, estirando después al tiempo que se
presiona).

‰ Acciones mixtas o complejas.

Los instrumentos contundentes son tan abundantes y variados que puede afirmarse
que la gran mayoría de los objetos que rodean al hombre son susceptibles de dicha
acción. Podemos englobarlos en tres grupos:

‰ Partes corporales naturales de ataque y defensa (como dientes, uñas, garras,


pies, puños...).

‰ Instrumentos expresamente construidos y empleados como agentes de


contusión para la defensa y el ataque: porra, vergajo, guantes de boxeo, etc.

‰ Objetos de uso distinto, usado eventualmente para ofender o defenderse


(bastones, barras, botellas, piedras, martillos...).

Las contusiones son lesiones muy habituales presentes en las víctimas de


violencia de género y en cualquiera de las formas de femicidio y su importancia
radica además, en la información médico legal que pueden aportar sobre la forma
de producirse la violencia y su trasfondo etiológico. Se entienden las contusiones
divididas en dos grandes grupos:

‰ Contusiones simples: las dadas por un solo mecanismo de acción.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 13

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Contusiones complejas: aquellas derivadas de la acción de varios


mecanismos de acción (Ejemplo: Presión mas tracción). Son típicas de
atropellos de vehículos, precipitación o mordeduras. Estas contusiones son
objeto de desglose en otro capítulo de este mismo módulo, por lo que no se
considerarán en este apartado.

Las CONTUSIONES SIMPLES deben ser clasificadas a su vez en:

‰ Contusiones simples sin solución de continuidad de la piel, es decir, sin


rotura de la piel; a su vez, según la profundidad de la contusión, distinguimos:

♦ Equimosis.

♦ Contusiones profundas.

♦ Derrames de serosidad.

♦ Derrames cavitarios.

‰ Contusiones simples con solución de continuidad de la piel

♦ Erosiones y excoriaciones.

♦ Heridas contusas.

Pasemos a estudiar cada una de las lesiones contusas anteriores y sus


características:

1.2.1. Equimosis

Son contusiones simples sin afectación de la integridad de la piel que se


caracterizan por el dolor y el derrame, el primero por afectación de los nervios de
la zona afectada y el segundo por desgarro de vasos sanguíneos o linfáticos. El tipo
de derrame dará el color característico a la lesión externa visible en la piel y según
el volumen del mismo derrame dividiremos las equimosis en:

‰ Equimosis como tal (llamado “cardenal”, “moretón”, “morado”.. )

‰ Equimoma (de mayor extensión)

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 14

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Sugilaciones o equimosis de succión, ovalados, por la acción del orificio bucal y


que son típicos en relaciones amorosas.

‰ Petequias o equimosis en forma de punteado, muy habitualmente agrupadas.

‰ Hematoma o equimosis por colección de sangre en una bolsa subcutánea y


rotura de vasos más importantes que en las anteriores equimosis. Su
abultamiento y cambios de coloración (por degradación de la sangre) permiten
hacer estudios médico legales que se verán más adelante.

‰ Bolsa sanguínea: hematoma de mayor dimensión, con relieve en la piel y


posible evolución a formación quística endurecida.

Las equimosis suelen aparecer en la zona donde actuó el agente agresor dio el
golpe y su intensidad puede verse modificada en ocasiones, por factores
individuales como ocurre en niños o ancianos, mujeres o personas con trastornos
hemorrágicos. En su forma, las equimosis pueden ser redondeadas, alargadas,
digitadas (por la acción de la mano o los dedos) o de forma cuadrangular, según la
estructura del objeto usado en la agresión.

1.2.2. Contusiones profundas

Estas contusiones simples, con piel íntegra, se deben a la violencia aplicada a una
zona del cuerpo sin estructuras óseas subyacentes, como ocurre en golpes sobre el
abdomen. En estos casos, la piel puede estar poco afectada pero será en las
vísceras internas donde se apreciarán la contusión resultado del traumatismo. A su
vez podemos distinguir:

‰ Equimosis profundas: sobre todo en los músculos. Debe tenerse en cuenta que
no se revelarán en la piel hasta dos o tres días después del traumatismo por lo
que, si la víctima fallece antes, deberán examinarse bien en la autopsia los
grupos musculares para comprobar que hubo la violencia sobre la zona.

‰ Roturas viscerales: estas roturas pueden darse bien por la acción violenta
directamente o bien por la acción indirecta de fragmentos óseos producidos por
fractura durante la agresión.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 15

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

1.2.3. Derrame de serosidad

Se conocen con el nombre de derrames de Morell-Lavallé y se producen cuando


un traumatismo contusivo actúa tangencialmente sobre una superficie amplia del
cuerpo, y la piel y el tejido subcutáneo se deslizan sobre una superficie resistente.
El tejido que une la fascia a la piel se desgarra y esta se despega en una gran
extensión.

Este tipo de contusión se observa con frecuencia por el paso de una rueda de
vehículos automóviles; afecta especialmente la cara externa del muslo y región
dorsolumbar, es decir, regiones de piel fácilmente deslizable sobre una fascia
resistente.

En un principio no hay otros signos que los de la contusión superficial; a los 10 ó


12 días aparece la colección liquida formada por linfa con algo de sangre. La
tensión que alcanza no es grande, pues es también escasa la presión del sistema
linfático que la origina. Se percibe bien al tacto la sensación de onda (golpeando
con un dedo en un extremo de la zona afectada, se percibe una “oleada” en la
mano aplicada en el otro extremo). La linfa no se coagula, lo que explica la falta de
tendencia a la curación por reabsorción espontánea de los derrames serosos.

1.2.4. Derrames cavitarios

Son contusiones simples con piel íntegra que ocurren cuando el golpe se da sobre
una cavidad anatómica como abdomen o el tórax. El traumatismo producirá
derrame de sangre (hemáticos) o serofibrinosos, que a su vez pueden ser
inmediatamente posteriores al traumatismo o bien retrasarse en el tiempo lo que
puede plantear problemas diagnósticos que relacionen la violencia contusa y el
derrame.

1.2.5. Erosiones y excoriaciones

Son el resultado de contusiones simples sin integridad de la piel; generalmente se


deben a un mecanismo de frotamiento que levanta las capas más superficiales de la
piel. Se habla de erosión cuando la afectación es solo de epidermis y de excoriación
cuando llega la lesión a la dermis, cuyo síntoma definitorio es la costra, que según
su aspecto puede ser:

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 16

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Hemática: de color rojo oscuro, cuando fundamentalmente se compone de


sangre extravasada.

‰ Serosa o amarillenta, cuando se compone de derrame linfático.

‰ Serohemática o rojo amarillenta, por mezcla de sangre y linfa.

En algunas ocasiones hablamos de erosion-excoriación es decir, una lesión (por


ejemplo un arañazo lineal), que en sus extremos inicial y final es erosión y en el
tramo intermedio excoriación.

1.2.6. Heridas contusas

Son lesiones, por definición, contusas simples, con solución de continuidad de la


piel, cuyo mecanismo de producción es la superación del límite de elasticidad de la
piel la cual se rompe cuando actúa el objeto agresor. Los agentes productores de
heridas contusas pueden ser:

‰ Objetos densos y de borde agudo pero no cortante tales como machetes,


hachas, planchas de acero, tapaderas de cacerolas de acero, etc.

‰ Objetos que actúan sobre una región ósea de modo que es el hueso el que
rompe la piel de dentro afuera; así sucede en golpes sobre la región
periorbicular, en otras regiones del cráneo o en las alas iliacas de la pelvis.
Todas ellas áreas muy implicadas en la violencia femicida, las craneales sobre
todo por la capacidad de mortalidad que implican.

Las heridas contusas se caracterizan por sus bordes irregulares,


contundidos, con puentes de unión entre los bordes por fibras titulares no
rotas en la violencia y escaso sangrado por colapso de los vasos
adyacentes.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 17

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Contusiones
Equimosis Hematoma
profundas
CONTUSIONES SIMPLES CON
INTEGRIDAD DE LA PIEL

La víctima dice haberse Además de diversas


Enrojecimiento o golpeado por accidente contusiones con
eritema que reproduce con el borde de una integridad de la piel pero
en parte el objeto puerta, pero ni el color visibles a a simple vista,
contuso: una acera de la evolutivo, ni la dirección la víctima presentaba
calle contra la que fue de la lesión ni el relato estallido contuso del
golpeada la víctima. de la víctima hígado y severa
concordaban. hemorragia interna.
CONTUSIONES SIMPLES CON LESIÓN

Erosiones Excoriaciones Herida contusa


DE LA PIEL

La víctima fue golpeada


la víctima fue arañada La víctima fue
con un bastón que
por su agresor, además arrastrada por el campo
ocasionó diversas
de sufrir otras hasta donde fue
contusiones e incluso
contusiones objetivas. abandonada.
fracturas craneales.

Cuando la violencia aplicada excede el límite de resistencia de huesos y estructuras


articulares, podemos encontrar:

‰ Fracturas y fisuras óseas (de distinta consideración o gravedad)

‰ Luxaciones y esguinces (de diversas repercusión en la estática y dinámica de la


articulación afectada)

‰ Hernias y protusiones de cartílagos intervertebrales.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 18

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Las contusiones son lesiones producidas por la acción de objetos romos usados con
diferente fuerza. Estos objetos pueden ser tan variados como los pies, los puños,
palos, bastones, utensilios domésticos o herramientas. Las contusiones se dividen
en:

‰ Simples

♦ Con integridad de la piel (equimosis, hematomas, contusiones


profundas).

♦ Sin integridad de la piel (erosiones, excoriaciones y heridas contusas)

‰ Complejas

El diagnóstico médico forense de todas ellas y su interpretación, resultan de un


gran interés en la investigación femicida.

1.3. Causas y concausas de las lesiones. valoración médico forense de la


causalidad

Definimos la causa como el fundamento necesario para que se dé un efecto,


generalmente buscado o deseado.

En la práctica, cuando observamos el resultado final de una lesión, podemos


observar que no suele haber una causa única para ese resultado lesivo, sino que
puede intervenir un proceso multifactorial y de esta concurrencia de causas nace el
concepto jurídico de concausas.

Por concausa, entendemos todos aquéllos factores extraños al comportamiento


del agente causal, que se insertan en el proceso dinámico (secuencia que va desde
la causa al efecto), modificando el efecto final que era de esperar que se produjese
dada la naturaleza inicial del agente lesivo y entidad de dicho comportamiento.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 19

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La diferencia entre causa y concausa radica en que mientras que la primera


es necesaria y suficiente para que se produzca el efecto o lesión, la
segunda es necesaria, pero no suficiente porque por sí misma no puede
producir el efecto.

Un golpe puede producir un hematoma porque ocasiona rotura de vasos


sanguíneos. Para que ocurra una infección (complicación), además se ha de
producir otra condición (contaminación por gérmenes como el tétanos, por
ejemplo). Esta complicación sería una concausa.

Podemos clasificar las concausas en:

‰ circunstanciales o extrañas al sujeto

Sería el caso del sujeto que tiene un cuchillo en la mano, y al ser empujado se cae
y se clava el cuchillo.

‰ Inherentes al individuo. Que a su vez pueden clasificarse, siguiendo un criterio


cronológico:

♦ Anteriores o preexistentes,

♦ Coincidentes, simultáneas o concomitantes.

♦ Posteriores.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 20

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Concausas anteriores o preexistentes

Constituyen el estado anterior orgánico del lesionado y representa el conjunto de


concausas preexistentes, es decir, el conjunto de condiciones en que se encontraba
el sujeto antes de la actuación del agente, y que, por mecanismos más o menos
explicables van a influir en la duración, naturaleza y gravedad de la lesión. Palmieri
las divide en: Fisiológicas, Teratológicas y Patológicas.

‰ Concausas fisiológicas preexistentes.

Son el conjunto de circunstancias fisiológicas que modifican la resistencia de


ciertos órganos aumentando su vulnerabilidad ante la actuación de ciertos
agentes; por ejemplo, el estado de repleción vesical, la plenitud gástrica tras
una abundante comida, o el embarazo. En estos casos un traumatismo puede
producir un estallido visceral aumentando la gravedad de las consecuencias
lesivas que se habrían de prever para la generalidad de los individuos.

‰ Concausas preexistentes teratológicas.

Se trata del conjunto de anomalía congénitas que aumentan la vulnerabilidad


ante la actuación de ciertos agentes; entre ellas encontramos las ectópias
congénitas de órganos abdominales o torácicos, las lagunas de osificación, la
fragilidad anormal de los huesos, etc. Evidentemente un traumatismo localizado
en estas regiones alteradas producirá un resultado de mayor gravedad lesional
que en la misma región anatómica de un sujeto normal.

‰ Concausas preexistentes patológicas.

Son las más frecuentes y en las que se piensa de ordinario cuando se habla de
estado anterior. Comprende todas aquéllas situaciones patológicas de variada
índole por cuya causa aumenta la gravedad directa del traumatismo o empeora
su evolución sensiblemente con respecto a lo que es ordinario en un sujeto
normal.

Desde un punto de vista topográfico se pueden dividir en:

Generalizadas: Están constituidas por procesos patológicos generales o


sistémicos, entre los que podemos citar la sífilis, la tuberculosis, la gota, la
hemofilia, la diabetes, la osteoporosis, etc.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 21

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Pueden actuar de dos maneras:

‰ Obstaculizando el curso normal de los procesos de reparación del organismo, es


decir, dificultando la recuperación.

‰ Agravando las consecuencias del hecho punible, que a su vez pueden actuar
haciendo más graves los efectos de la lesión o empeorando considerablemente
una enfermedad preexistente

Localizadas: Se trata de procesos localizados, que pueden aumentar la gravedad


de la lesión. Entre ellas tenemos las cardiopatías (coronariopatías, miocarditis),
enfermedades del aparato circulatorio (aneurismas, aterosis), enfermedades de
otros órganos y aparatos (meningitis, pleuritis, bronquitis, enfisema, quistes, etc.).

Todo insulto traumático que recae sobre un órgano previamente alterado


por un proceso morboso tiende a agravar a este último, de un modo directo
(por ejemplo, rotura de aneurisma, provocación de un infarto de
miocardio), o bien indirecto, tras un periodo de latencia tras el
traumatismo.

Concausas concomitantes o posteriores

Abarcan lo que de forma general denominamos complicaciones. Concomitantes


son los factores que actúan de forma simultanea a la lesión y aumentan la
intensidad del resultado final y concausas posteriores o subsiguientes, constituyen
las complicaciones consiguientes que agrupa a todo fenómeno que sobreviene en el
curso de una enfermedad o lesión y que, sin ser propio de ella, la agrava, alarga el
tiempo de curación y aumenta el numero e intensidad de las secuelas o produce la
muerte.

Entre otros muchos ejemplos podemos citar las Infecciones localizadas, el tétanos,
la gangrena, rabia, infecciones osteoarticulares, artritis supurada aguda,
osteomielitis, trastorno de la consolidación ósea, las complicaciones de los
encajamientos prolongados, etc.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 22

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Valoración médico forense de la causalidad.

Para establecer la relación de causalidad entre una lesión determinada y su


resultado lesivo deben seguirse una serie de criterios que establezcan o no su nexo
de unión:

‰ Criterio topográfico. Se basa en establecer una relación entre la zona afectada


por el traumatismo y aquélla en la que ha hecho aparición el daño. La relación
más simple se da cuando hay coincidencia topográfica de ambas zonas; pero no
es la única, ya que pueden darse efectos de contragolpe y efectos a distancia
(embolias, diseminaciones microbianas, etc.).

‰ Criterio cronológico. Este supone tener en cuenta la relación de tiempo de


aparición entre la acción traumática y el resultado lesivo, derivado del
conocimiento clínico del tiempo habitual y normal de evolución de las lesiones.
Hemos de saber que muchos procesos patológicos necesitan de un periodo de
latencia antes de hacerse aparentes y que éstos oscilan entre unos límites
determinados, propios para cada proceso, que no son nunca sobrepasados. El
conocer tal latencia constituye base fundamental para admitir o rechazar una
relación de causalidad. Otros procesos evolucionan de forma continuada y por
complicaciones hacia una situación de empeoramiento.

‰ Criterio cuantitativo. Se trata de poner en relación la intensidad del factor


traumático con la gravedad del daño producido, esta relación es variable, con la
cualidad del trauma, la naturaleza del daño y la duración del periodo de
latencia.

‰ Criterio de continuidad sintomática. Ciertas secuelas postraumáticas se


manifiestan cierto tiempo después del traumatismo, como por ejemplo, el
aborto post traumático. Por tanto, se han de demostrar en la víctima los
llamados síntomas puentes que traducen aquel mecanismo y establecen la
relación causal entre la violencia lesiva y el daño diferido. La ausencia o
presencia de estos síntomas puentes puede ser suficiente para excluir o incluir
esa relación de causalidad.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 23

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Criterio de exclusión. El último criterio en la valoración médico-forense de la


causalidad consiste en excluir totalmente otras causas posibles del daño sufrido
por la víctima. Esta limitación justifica que el criterio de exclusión facilite pocas
veces elementos de juicio válidos en la valoración de la causalidad. En realidad
es un diagnóstico diferencial.

La causa es el fundamento necesario para que se dé un efecto. En ocasiones se ve


reforzado o auxiliado por situaciones coadyuvantes (concausas) como
complicaciones sobrevenidas, simultáneas o el estado anterior de la víctima. El
estudio pericial debe tener en cuenta los siguientes criterios de causalidad:

‰ Criterio topográfico

‰ Cronológico

‰ Cuantitativo o de intensidad de la fuerza aplicada

‰ Criterio de continuidad sintomática

‰ Exclusión de otras causas ajenas al traumatismo o violencia inicial.

La relación de causalidad tiene un importantísimo valor en la investigación de


femicidios, por su repercusión en cuestiones de índole jurídica y por tanto de apoyo
a los fundamentos de prueba en los que se va apoyar el Ministerio Público y el Juez.
que podemos sintetizar en tres cuestiones a resolver:

‰ Alegación de la defensa del imputado de que el resultado lesivo no tiene


relación alguna con la agresión que llevó a cabo su defendido. El médico forense
en base a los criterios anteriormente citados y de forma conjunta pues
aisladamente no tienen valor, podrá establecer esa relación de causalidad entre
el daño producto de una determinada a agresión y su resultado, aunque este
sea de mayor intensidad que el esperado o esté diferido en el tiempo.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 24

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Alegación por parte de la defensa del imputado aún admitiendo la relación de


causalidad de que el agresor no quiso crear un daño tan grave como el que
produjo.

En este punto entraríamos en la consideración de aspectos jurídicos como son la


preterintencionalidad homogénea y la heterogénea.

La preterintencionalidad homogénea se produce cuando entre la agresión y su


resultado existe homogeneidad. Agresión para crear un daño pero resultado de
lesivo es mucho mayor del deseado.

Una mujer víctima de violencia de género es empujada por su agresor y en la


caída se golpea una parte saliente del suelo en la cabeza con fractura de los
huesos del macizo facial.

La defensa del imputado puede plantear una cuestión de


preterintencionalidad homogénea alegando que la intencionalidad del
agresor no era crear un daño tan grave como el que produjo, con el fin de
que sea aplicada una atenuante de responsabilidad criminal.

La preterintencionalidad heterogénea (homicidio preterintencional), se


produce cuando entre la agresión querida y causada, y el resultado hay un
grado diferencial heterogéneo, es decir esas lesiones dolosas, produjeron la
muerte, pudiéndose alegar que tan solo se quería producir el daño pero no
ese resultado.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 25

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

1.4. Estudio retrospectivo de las lesiones y pronóstico de riesgo de


femicidio derivado de la naturaleza de las lesiones en la mujer víctima de
violencia

1.4.1. Estudio retrospectivo de las lesiones

Un estudio retrospectivo equivale a hacer un diagnóstico de lesiones antiguas que


debemos estudiar en cuanto a:

‰ Alteraciones en la morfología de la región anatómica dañada.

Como ejemplo de este grupo tenemos las lesiones producidas en agresiones


sexuales con niñas especialmente cuando ha existido desproporción física entre el
pene y la vagina o las la morfología especial que la región anal en penetraciones
continuadas.

La permanencia de estas lesiones nos permite hacer el diagnóstico retrospectivo.

‰ Tejidos de reparación.

En cuanto a los tejidos de reparación de tejidos podemos el ejemplo más


importante está representado en las cicatrices. Su reconocimiento, localización y
número nos revelan agresiones antiguas. También están claramente representados
en las fracturas óseas con la formación del callo de fractura que une los extremos
por donde esta se produjo. Diagnosticar estas otras lesiones de diferente data
permite interpretar la habitualidad de las agresiones.

El término habitualidad, sigue presente en la legislación de muchos países siendo


requisito para considerar un delito de lesiones como encuadrable en la figura de
violencia de género. En estos casos siempre se ha omitido el estudio retrospectivo y
se ha esperado a la presentación de nuevas denuncias relacionadas con el mismo
hecho, para considerarlas como habitualidad de las lesiones.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 26

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

El ejemplo más característico de estudio retrospectivo tenemos en el maltrato


infantil. Lesiones que revelan la posibilidad de un síndrome de niño maltratado
puede ser confirmado con el estudio radiológico que nos permite observar signos de
lesiones antiguas.

1.4.2. Pronóstico de riesgo de femicidio derivado de la naturaleza de las


lesiones en la mujer víctima de violencia

Del estudio de las lesiones que presenta la víctima se puede derivar el pronóstico
de riesgo de femicidio independientemente del daño causado específicamente por
una lesión determinada.

El tiempo de curación de unas lesiones, criterio cronológico, no necesariamente es


proporcional a las consecuencias letales que podía haber tenido. De hecho muchas
de ellas que no terminaron en muerte pero tuvieron un grave riesgo de producirla,
pueden curar en apenas unas semanas y sin embargo, otras más leves, hacerlo en
un periodo de tiempo superior.

Entre otras muchas, podemos anotar con riesgo de femicidio, las siguientes:

‰ El área anatómica afectada en las lesiones actuales. Lugares como el cuello, el


área del corazón o precordial, tórax o cabeza.

‰ Empleo de armas de fuego o blancas, precipitación, atropello de la víctima, etc.


Víctimas que han sufrido la acción por parte del agresor, de cáusticos sobre la
cara.

‰ Víctimas que han sufrido quemaduras con objetos incandescentes o


quemaduras por cigarrillos aunque por las lesiones producidas no hubieran
producido por su entidad, riesgo para la vida.

‰ Víctimas que presentan lesiones de haber sido maniatadas y torturadas.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 27

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Casos de agresiones previas, calificadas en fallo judicial como homicidios en


grado de tentativa u homicidios frustrados.

‰ La fuerza usada en la agresión: lesiones de especial brutalidad, ensañamiento,


diversas armas o contusiones severas y complejas.

‰ La búsqueda de ocasión propicia, aislamiento de la víctima, intoxicación de la


víctima para inmovilizarla.

Aunque pudiéramos citar muchas más, y estas ya de por sí representan alto riesgo,
también es verdad que en el momento que se inicia el continuo de la violencia,
cada vez son más intensas las lesiones y más graves, y el riesgo de femicidio es
directamente proporcional a su intensidad y prolongación en el tiempo.

1.5. Elaboración de informes periciales

La Legislación vigente en la mayoría de los países interesados en la protección y


detección de víctimas de violencia de género, prevé que se redacten Planes de
colaboración entre las Administraciones sanitarias, policiales y jurídicas. Por lo que
respecta a la legislación española, el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento
Criminal señala que: «Los que por razón de sus cargos, profesiones u oficios
tuvieren noticia de algún delito público, estarán obligados a denunciarlo
inmediatamente al Ministerio Fiscal, al Tribunal competente, al Juez de instrucción
y, en su defecto, al municipal o al funcionario de policía más próximo al sitio, si se
tratare de un delito flagrante».

Cuando el médico de asistencia primaria o de urgencias, remite su parte al Juzgado


de Guardia, ya cumple con la obligación de poner el hecho violento en
comunicación con la autoridad. Por otro lado, es preceptivo que la propia Fiscalía
pueda iniciar de modo preliminar, la investigación recabando más información de
los hechos denunciados. El Juez encargado de la investigación cursará la
documentación médica aportada en forma de diligencias previas o urgentes y en su
caso adoptando medidas de protección a la víctima. En el caso de que exista un
Juzgado específico en materia de violencia de género, se derivará el expediente a
tal Tribunal.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 28

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Entre las diligencias que el Juez determinará, está el examen de la víctima por
parte del médico forense o perito médico adscrito al Juzgado, quien, además del
examen directo de la víctima, deberá disponer de toda la documentación médica
aportada a los Autos, sobre todo el informe médico de violencia de género.

El perito redactará un INFORME en el que se harán constar los siguientes


extremos:

1. identificación del perito y juramento de su cargo imparcial.

2. identificación del lugar, fecha y hora en que se realiza el examen médico


pericial.

3. datos de filiación de la víctima: nombre y apellidos, documento de


identificación, fecha de nacimiento, edad, estado civil. Es interesante reseñar si
acude acompañada y por quién y la actitud de la víctima cuando acude a la
entrevista pericial.

4. referencia de la víctima sobre la forma de producirse los hechos


(identificación del agresor, si otras personas han sido testigos o víctimas de la
misma agresión, si la situación ha sido súbita e inesperada o por el contrario es
repetida y habitual, etc).

5. lesiones presumiblemente producidas en la agresión: aquellas que


constan en parte de lesiones realizado en Centro de salud. En tal informe
médico, suele aparecer la referencia de la víctima en cuanto al tipo de violencia
ejercida (“bofetada”, “patada”, golpe con objetos, etc).

6. lesiones observadas por el perito en el momento de la exploración:

‰ Estado psíquico y emocional (Describir los síntomas emocionales y la


actitud de la mujer). El maltrato psicológico puede reflejarse en síntomas de
depresión, ansiedad, tendencias suicidas, somatizaciones, síndrome de estrés
postraumático). El estado emocional de cualquier persona que presente una
lesión se encuentra alterado, pero su actitud difiere. Ésta puede ser un gran
indicador de lo sucedido, por ejemplo: una mujer maltratada puede igualmente
sentirse confusa, huidiza, inquieta, temerosa, agresiva, apática, inexpresiva...
Además, el perito deberá hacer constar aquellas impresiones diagnósticas sobre
el estado mental de la víctima y las opciones terapéuticas a seguir.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 29

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Lesiones físicas: descritas de manera detallada en cuanto a tipo, forma,


dimensión, color y localización, aproximando su data o posible fecha de
producción. La observación de lesiones de distintas datas permiten deducir
habitualidad en la agresión. Se recomienda hacer fotografías de las zonas con
lesión, previo consentimiento de la mujer.

Si el perito sospecha que pueda haber lesiones internas inaccesibles a su


exploración, deberá hacer constar la necesidad de que la víctima sea trasladada
a un Centro sanitario donde se le realicen radiologías u otros medios
diagnósticos avanzados.

7. Periodo presumible de evolución de las lesiones, estableciendo si el mismo


supondrá impedimento a la víctima para su vida habitual así como el tipo de
asistencia que requerirán las lesiones determinadas (cirugía, medios
ortopédicos, suturas, farmacoterapia, etc).

8. Posibilidad de que las lesiones descritas puedan evolucionar a algún


tipo de secuela y su valoración según Baremos oficiales. Si ha transcurrido
tiempo suficiente, las secuelas serán contempladas como reales y definitivas.

9. Finalmente, el perito podrá o incluso deberá apuntar la posibilidad de que las


lesiones observadas sean indicadores de riesgo de muerte femicida.

1.6. Resumen

En el estudio de la violencia de origen contra la mujer, con intención primaria


femicida o no, es muy frecuente objetivar contusiones. Este tipo de lesiones
pueden tener diversos orígenes: impacto directo sobre la víctima con verdaderas
armas contundentes (palos, porras, látigos, etc.), con el propio cuerpo del agresor
(puños, patadas, etc.) o con objetos usados de forma accidental por el agresor para
impactar contra la víctima (planchas, herramientas de trabajo, libros, etc.).

Las contusiones pueden ser directas, de aparición sobre el área contundida, o bien
pueden ser indirectas, localizadas en otras localizaciones por fenómenos de vaivén
de los órganos internos. A su vez, podemos encontrar diversos tipos de
contusiones, fundamentalmente dos:

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 30

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ con integridad de la piel (equimosis)

‰ sin integridad de la piel (erosiones, excoriaciones y heridas contusas)

Las equimosis se caracterizan por derrame y dolor, siendo sus diversos grados de
derrame las que distingan entre: equimosis como tal, hematomas y contusiones
profundas. Las erosiones y excoriaciones, con pérdida de solución de continuidad en
la piel, se caracterizan por la llamada costra. Y finalmente, las heridas contusas
son aperturas en la piel, con diversa profundidad (y por tanto gravedad) que
presentan una característica irregularidad en sus bordes lo cuales están
contundidos, con menor hemorragia de la esperada y puentes o bridas en su
interior.

El estudio médico legal o pericial de las contusiones permitirá distinguir el tipo de


violencia usado contra la víctima y en ocasiones el tipo de objeto usado.
Igualmente, se podrá ayudar al legislador a extraer deducciones sobre la
intencionalidad femicida del agresor, la data del traumatismo y la diferenciación de
si las lesiones se han hecho en vida o tras la muerte de la mujer.

El informe pericial médico debe ser cuidadoso, debiendo hacer constar, además de
los preceptos administrativos y reglamentarios con respecto al propio perito, todos
los extremos observados en el examen externo de la víctima: en primer lugar, las
lesiones apreciadas (y si es posible fotografiarlas), la reseña de los documentos
médicos que se aportan sobre la víctima con respecto a observaciones del médico
asistencial previo al examen forense y las consideraciones sobre el tipo de violencia
aplicada en la producción de tales lesiones. Después, el perito hará constar el tipo
de asistencia desde el punto de vista jurídico que precisan tales lesiones, el tiempo
que tardará en evolucionar y cuánto de ese tiempo será de impedimento para su
vida habitual. Y finalmente, si la víctima curará totalmente o permanecerá sobre
ella algún tipo de secuela.

Un traumatismo directo suele ser causa suficiente para producir las lesiones
objetivadas, pero en ocasiones, la existencia de enfermedades o limitaciones de la
víctima (estado anterior) o complicaciones en la evolución de las lesiones, pueden
actuar como coadyuvantes o concausas que explican cómo una violencia de escasa
trascendencia, origine severas lesiones.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 31

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

El informe médico forense debe ser altamente cuidadoso pues su pronunciamiento


no debe sobrepasar en ningún caso, los límites de la pericia e igualmente en ningún
caso entrar en cuestiones jurídicas que invalidarían totalmente la prueba pericial. El
informe deberá describir las lesiones y en base al estudio de cada uno de los
criterios descritos, establecer la relación de causalidad entre la lesión y el resultado
final, ya sean secuelas o la muerte. Establecida la relación de causalidad y contando
con el número de lesiones, zonas anatómicas interesadas y naturaleza de las
mismas, observará las circunstancias de índole científica médica que hubieran
podido alterar el resultado final.

Nunca el Médico forense podrá referirse a la intencionalidad de unas determinadas


lesiones.

La Jurisprudencia del Tribunal Supremo español se ha pronunciado reiteradamente


en el sentido de que la intencionalidad pertenece al Fuero interno, corresponde
valorarla al fiscal y al Juez a través de los diferentes medios de prueba, así
corresponderá a los datos obtenidos que se desprenden del atestado policial, de la
declaración de los testigos, refiere específicamente de “las actitudes mostradas”, de
las “palabras vertidas”, de las relaciones previas, concomitantes y posteriores a los
hechos entre víctima y agresor, y de los datos que se puedan extraer del informe
médico pericial, entre los que estarían el número de heridas, localización, gravedad
de las lesiones, arma utilizada etc.

El extremo cuidado al que nos referíamos queda claramente plasmado en la


necesidad de que el Médico Forense aporte todos los datos posibles relativos a las
lesiones, ya descritos sin invadir el terreno que no le corresponde, es decir, sin
valoración jurídica alguna de esas lesiones.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 32

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

CAPÍTULO 2. ESTUDIO DE DETERMINADOS MECANISMOS DE MUERTE


FEMICIDA Y LAS LESIONES POSTMORTEM EN CASOS DE FEMICIDIO

Los mecanismos de muerte femicida son muy variados e incluyen desde las asfixias
mecánicas, en sus diferentes formas, hasta el empleo de las armas blancas o de
fuego. En este Capítulo 2 se va a centrar la atención en dos de ellos, menos
frecuentes en la práctica que los otros, pero que merecen una serie de
consideraciones particulares, puesto que en no pocas ocasiones se emplean con el
fin de dar muerte a una mujer por el simple hecho de serlo.

2.1. La acción de la electricidad como mecanismo de muerte femicida

¿Sabía que en 1879 se realizó la primera comunicación de una muerte como


consecuencia de un accidente eléctrico? Fueron Blake y colaboradores quienes
describieron la muerte de un trabajador al recibir 250 voltios de corriente alterna.
Es a partir de los años 40 cuando al extenderse el empleo de la electricidad como
fuente de energía doméstica se incrementan el número de muertes por este agente
etiológico.

2.1.1. Etiología y clasificación

Se entiende por electricidad o corriente eléctrica el


flujo de electrones que tiene lugar entre los átomos, y
que se realiza a través de un conductor.

La electricidad puede ser: atmosférica o industrial. La muerte


que tiene lugar como consecuencia de la acción de la primera se
denomina fulguración, mientras que la segunda da lugar a las
electrocuciones.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 33

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Centrando el estudio en estas últimas como posible mecanismo de muerte femicida


conviene hacer previamente una serie de consideraciones con respecto al agente
etiológico: la electricidad industrial. Siguiendo a M. Castellano Arroyo (2005),
dentro de ella es posible distinguir distintas variedades:

‰ Por su tensión:

♦ Alta tensión (500 a 5000 V).

♦ Media tensión (500 a 800 V).

♦ Baja tensión (110 a 220 V)

Mientras que el uso de las dos primeras se centra al ámbito industrial y de los
transportes, es la última, la de baja tensión, la utilizada en el medio doméstico.

‰ Por su frecuencia:

♦ Alta frecuencia.

♦ Baja frecuencia.

‰ Por el sentido en el que circulan los electrones:

♦ Continua (el sentido siempre es el mismo).

♦ Alterna en la que los electrones oscilan en una fase positiva y en una


negativa (ciclo).

‰ Por el periodo, la corriente puede ser:

♦ Bifásica.

♦ Trifásica.

♦ Polifásica.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 34

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

En general, para un mismo voltaje, es más dañina la corriente eléctrica alterna


y los efectos generales de la misma son mayores cuanto mayor es el voltaje y
menor la resistencia de la piel que contacta con el conductor. A este respecto, se
debe señalar que la resistencia de los tejidos frente a la electricidad es
variable: alta en el caso del hueso, grasa y tendones, intermedia para la piel seca
y baja en el caso de los músculos y aparato circulatorio; por otra parte, si la piel
está lesionada o húmeda, los efectos deletéreos serán mucho más intensos.

En la acción de la electricidad distinguimos efectos térmicos, mecánicos o


químicos, no siempre fáciles de reconocer en la víctima; con criterio práctico,
podemos considerar que la acción de la corriente eléctrica produce:

‰ Efectos locales: directamente proporcionales a la intensidad de la corriente y


al tiempo de paso de la misma. Por otro lado, cuando la superficie de contacto
entre el conductor y la víctima es amplia, los efectos locales apenas se aprecian
o incluso pueden no aparecer. Estos efectos locales se deben fundamentalmente
al efecto Joule o de producción de calor, mayor cuanta mayor resistencia se
ofrece (sobre todo a la entrada y a la salida). A todo ello hay que añadir
acciones electrolíticas, acciones específicas del conductor, etc,

‰ Efectos generales: directamente relacionados con los siguientes parámetros:

♦ Tipo de corriente: más peligrosa la corriente alterna estándar, con


frecuencia entre 25 y 50 ciclos por segundo.

♦ Intensidad de la corriente: directamente proporcional al voltaje e


inversamente proporcional a la resistencia que proporciona la piel (de
modo que cuando está mojada o húmeda, la resistencia disminuye y la
intensidad de la corriente aplicada produce daños superiores incluso a los
esperados para el mismo voltaje).

♦ Duración del paso de la corriente: este fenómeno explica que, corrientes de


alto voltaje, que despiden a la víctima cortando el contacto con la misma,
puedan no ocasionar la muerte.

♦ Aislamiento del cuerpo.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 35

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

♦ Trayectoria de la corriente: sobre todo cuando en el trayecto se incluyen


órganos vitales como el corazón o centros bulbares.

♦ Factores individuales de la víctima: tales como cardiopatías, enfermedades


renales o pulmonares pero también situaciones muy relacionadas con la
violencia femicida y su tortura previa como el hambre, sed, fatiga,
insolación, emociones o fatiga.

La etiología médico legal de las electrocuciones es fundamentalmente


accidental. A mediados de los años 90, este tipo etiológico representó en USA el
1% del total de las muertes accidentales (560 casos), cifras no muy alejadas de las
publicadas para los años 70 y 80 en algunos países del entorno europeo (España y
Alemania).

Frente a esta etiología se encuentran la suicida, homicida y finalmente la judicial


o como suplicio.

Mientras que la primera es rara, casi siempre asociada a maniobras autolesivas en


el seno de una enfermedad mental, la segunda, el homicidio mediante
electrocución es excepcional siendo esta afirmación es perfectamente válida para
el caso del femicidio. El Estudio sobre la Situación y análisis del femicidio en la
Región Centroamericana (2006) no señala caso alguno relacionado con el empleo
de la electrocución como medio para causar intencionalmente la muerte de la
mujer, a diferencia de lo que ocurre con otros mecanismos lesivos homicidas. Algo
similar ocurre en Europa, donde son contadas las comunicaciones de muertes
homicidas mediante electrocución (Brickman, Bornstein y Knight).

Por el contrario, el empleo de la electricidad como medio de tortura está


ampliamente documentado (Karlsmark T, 1984). En ocasiones, sobre todo si el
amperaje es bajo, no suele dejar lesiones visibles y su demostración es difícil. Su
objetivo es causar dolor a través de las quemaduras que provoca y de las
contracturas musculares a las que da lugar.

Sin embargo, la excepcionalidad de la etiología homicida no es óbice para


que no se tenga en cuenta este mecanismo mortal ante un femicidio,
máxime cuando en algunos casos de electrocución pueden no observarse signos
lesivos externos en el cadáver, enmascarando el verdadero mecanismo y origen de
la muerte.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 36

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

2.1.2. Mecanismo letal y hallazgos necrópsicos

El examen de la escena del crimen y particularmente del cadáver es fundamental


en toda investigación criminal y si se sospecha este agente etiológico como causa
de la muerte femicida, aún más. No es una tarea fácil y para ello el médico forense
siempre tendrá “in mente” el empleo de este agente etiológico en el contexto
particular de la escena concreta.

En ocasiones y como ya se ha señalado, no va a ser posible objetivar lesiones


externas, pero en la mayoría de los casos ocurre exactamente lo contrario.

Suponiendo que la acción de la electricidad sea el único medio usado para matar a
la víctima, debemos entender que la muerte puede ocasionarse de modo
instantáneo o tras varias horas; en este último caso, la víctima está inconsciente,
en un estado de muerte aparente que finalmente se hace real por fenómenos de
asfixia, edema cerebral, aspiración gástrica o colapso general.

La causa de la muerte inmediata en casos de paso de electricidad puede deberse a:

‰ Inhibición de centros bulbares (cuando la corriente atraviesa estos centros


cerebrales paralizando el centro respiratorio. De este modo, el corazón sigue
latiendo y podría dar lugar a intentos de reanimación de la víctima).

‰ Alteraciones cardiocirculatorias (cuando el paso de la corriente origina


hipertensión con remanso de sangre capilar y venosa o bien alteraciones en el
ritmo cardiaco, fundamentalmente la fibrilación ventricular. En este último caso,
una pequeña corriente aplicada en el territorio del corazón durante unos
segundos, es causa suficiente de muerte inmediata).

Cuando observamos el cadáver de una víctima de la acción de la electricidad


podemos encontrar:

‰ Marca eléctrica (descrita por Jellinek) o lesión térmica por entrada de la


electricidad en el cuerpo,cuyas características pueden resumirse:

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 37

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

♦ Color blanco amarillento

♦ Consistencia dura, con bordes sobresalientes

♦ Indolora y no inflamada

♦ Cura apenas sin cicatriz de haber supervivencia y de no estar asociada a


severas quemaduras. Si la víctima sobrevive, no obstante, pueden darse
raras complicaciones de orden vascular, vasomotor o nefrítico. Obviamente,
si la lesión es muy profunda y afecta músculo y hueso, la reparación (de
darse supervivencia) es más irregular y retráctil.

♦ Los pelos de alrededor de la marca eléctrica están indemnes, pero retorcidos


en forma de sacacorchos.

♦ La localización habitual en casos de electrocuciones accidentales es en la


mano pero cuando el origen es homicida, podemos encontrar la entrada de
la corriente eléctrica en áreas genitales y perineales o de interés sexual
como las mamas o bien en boca y orificios faciales (si bien en las mucosas
la marca eléctrica es menos evidente)

‰ Lesiones traumáticas diversas (debidas bien a la precipitación o caída de la


víctima tras sufrir la descarga o bien por otros actos de violencia femicida
relacionados).

‰ Quemaduras (similares a las producidas por otras fuentes de calor)

‰ Metalizaciones (impregnación de la piel por partículas metálicas fundidas, que


a veces reproducen el objeto metálico del que proceden. Cuando son de mayor
tamaño, se llaman Salpicaduras)

‰ Pigmentaciones (derivadas de la destrucción del material aislante del cable)

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 38

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Lesiones viscerales inespecíficas: muy frecuentes en los pulmones (con


cuadros generales a las asfixias como edema pulmonar, hiperemia general o
equimosis), en el corazón (dilatación de cavidades cardiacas, equimosis,
hemorragias o fisuras en el miocardio) o en el cerebro (vacuolización por
calentamiento, hemorragias, destrucción de núcleos cerebrales, hemorragias
petequiales, lesiones neuronales o dilatación de los espacios perivasculares).

La marca eléctrica (de Jellinek) es una lesión térmica de entrada de la


electricidad en el cuerpo. Se caracteriza por:

‰ Color blanco amarillento

‰ Consistencia dura, con bordes sobresalientes

‰ Indolora, no inflamada

‰ Pelos a su alrededor indemnes retorcidos en forma de sacacorchos

‰ Cura apenas sin cicatriz.

Finalmente, cuando se estudia el cadáver de la víctima debemos tener en cuenta


diferentes cuestiones periciales:

1. que la muerte se deba a la acción de la electricidad: para ello debemos


encontrar la “marca eléctrica” y descartar que otras lesiones sean de mayor
importancia (caídas, golpes, heridas de otras armas, estrangulación...). Sin
embargo, la ausencia de marca eléctrica no descarta la electrocución. El
hematoma situado en la musculatura bajo la marca electrica es signo de lesión
vital. A veces se encuentran colgajos de piel que deben estudiarse
histológicamente y no es descartable que el estudio médico se complemente
con el asesoramiento por parte de técnicos en electricidad. Por supuesto, el
estudio del lugar de los hechos aporta gran información y permite relacionar el
lugar de la marca eléctrica con la fuente de la corriente.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 39

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

2. que la etiología sea femicida, es decir, que el uso de la electricidad para


producir la muerte cumpla los elementos propios del femicidio, siendo la
víctima una mujer y el agresor un varón que se considera superior por su propia
condición masculina.

3. que la víctima haya sobrevivido tras la descarga. Para ello no hay normas
específicas ni relación absoluta con el tipo de corriente. El perito debe limitarse
a afirmar la posibilidad de que la víctima, por el tipo de lesiones, haya
sobrevivido e incluso haya podido realizar actos más o menos conscientes tras
la descarga.

2.1.3. Cuestiones medico forenses. especial referencia al femicidio

Los problemas médico legales más relevantes que se pueden plantear en la muerte
por electrocución relacionada con el femicidio incluyen:

‰ Diagnóstico de la muerte por electrocución: se ha señalado anteriormente


que en ocasiones existen dificultades a la hora de establecer esta etiología
puesto que las lesiones típicas (marca eléctrica) de este mecanismo lesivo
pueden estar ausentes sumándose a ello lo inespecífico del examen interno. Es
fundamental el examen del lugar de los hechos como en todos los casos de
femicidio.

‰ Etiología de la electrocución: dictamen verdaderamente difícil en los casos


de electrocución homicida. El examen de los hechos, su reconstrucción y los
hallazgos obtenidos en la autopsia pueden ayudar en este sentido.

‰ La electricidad como violencia postmortal: Una de las situaciones muy


dramáticamente ligadas a la violencia femicida es el ensañamiento y tortura de
la víctima como medio de demostrar superioridad y causar daño especial. En
algunos casos, el autor del crimen no sólo procura la muerte de la víctima sino
su desfiguración o desestructuración para reafirmar poder. En el caso de la
acción de la electricidad, pueden darse descargas en diferentes lugares del
cuerpo produciendo quemaduras o marcas de acción eléctrica cuyo estudio
macro y microscópico permite ver la ausencia de signos vitales (inflamación,
hemorragia, etc).

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 40

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Que el cuerpo de la víctima sea sometido a más traumatismos, golpes o, como


es el caso de este capítulo, a la acción de la electricidad diversa, permite leer la
intencionalidad previa de matar a la víctima, la ausencia de remordimiento y el
especial interés en que la víctima y aquellos a los que importan se vean
afectados de modo adicional.

2.2. Lesiones por agentes térmicos

Como las lesiones ocasionadas por agentes térmicos son inicialmente cutáneas, es
interesante que nos entretengamos momentáneamente en el recuerdo de la piel.

La piel es posiblemente el órgano más extenso del cuerpo


humano. De forma aplanada y con un espesor medio en el
adulto de 2 mms constituye el 6% del peso corporal del
sujeto adulto, extendiéndose a lo largo de 1,80 m2.

Está constituida por dos capas que tienen un origen embriológico distinto: la
epidermis y la dermis, y a su vez, está en íntimo contacto con el tejido celular
subcutáneo que se encuentra por debajo de ella.

Externamente presenta surcos y arrugas y su capacidad de regeneración es


altísima.

Externamente presenta surcos y arrugas y su


capacidad de regeneración es altísima.

Dentro de su estructura, la capa más superficial es


la epidermis que está constituida por unas células
especiales, los queratocitos, que se van descamando
periódicamente cada 25-50 días. Entre ellos se sitúan
los melanocitos y otros tipos celulares distintos con
funciones muy diversas relacionadas con el sistema
neuroendocrino e inmunológico (células de Merkel y
de Langerhans).

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 41

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La capa más profunda o dermis (se distingue una dermis papilar y otra reticular)
posee un grosor mayor que la anterior y es la encargada de conferir la elasticidad
y de proteger a los órganos más internos. A diferencia de la epidermis no se
descama y en ella se encuentran incluidos los pelos, las glándulas sudoríparas y
sebáceas, así como vasos sanguíneos y terminales nerviosas.

¿Sabía que las funciones de la piel son muy diversas? e incluyen:

‰ Protección.

‰ Inmunológica.

‰ Termorreguladora.

‰ Reguladora de la excreción de agua y electrolitos.

‰ Neurosensorial.

‰ Interacción social.

‰ Metabolica (produce vitamina D).

2.2.3. Etiología y clasificación de las lesiones térmicas

“AGENCIAS - Santiago de Compostela - 22/01/2008

Una mujer de 50 años está ingresada en la Unidad de Quemados de Povisa, en Vigo


con quemaduras de segundo grado en el costado, tronco y cara causadas,
presuntamente, por su compañero, quien en 2001 ya fue detenido por maltratarla.
La víctima, C.N.F., fue primeramente ingresada en el complejo hospitalario de
Ourense pero debido a su estado fue trasladada después a Vigo. Según fuentes
policiales, el hombre ya fue detenido en 2001 por malos tratos contra esta mujer.
Las mismas fuentes añaden que las quemaduras pudieron ser causadas con un
aerosol. La mujer estaba tranquila y consciente, pese a que sufre quemaduras de
segundo y tercer grado, han añadido fuentes hospitalarias”...

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 42

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

No es infrecuente leer noticias como ésta que reflejan cómo el agresor femicida
conoce el poder destructor del fuego (o del mero calor) como medio de castigo
ejemplar, dolor añadido en el proceso de muerte, desfiguración o incluso
carbonización cercana a la desaparición del cuerpo, todo lo cual no solo resulta en
el terrible femicidio sino que proporciona al criminal una lectura simbólica de su
poder. Debemos tener en cuenta que el calor puede ser de origen en agentes físicos
(llama, objetos calientes, líquidos, vapores, calor atmosférico, radiaciones o
electricidad) o agentes químicos (cáusticos o corrosivos).

Se entiende por quemadura el daño y/o destrucción de la piel como consecuencia


de la acción del calor, frío, agentes químicos, electricidad, energía ionizante o
cualquiera de las combinaciones de los anteriores.

La lesión tisular térmica es proporcional a la cantidad de calor del agente


etiológico, al tiempo de exposición y a la conductividad del calor de los tejidos
afectados.

Característicamente la piel es hidrofílica y termofílica. Posee una alta


conductividad para el calor con baja irradiación por lo que se sobrecalienta
rápidamente y se enfría lentamente. El daño térmico persiste después de que el
agente se haya retirado o extinguido. Generalmente, la lesión térmica es rara
cuando la fuente de calor posee una temperatura menor de 45º C. Se observan
daños celulares significativos irreversibles con temperaturas superiores a los 50ª C.

De manera similar, la temperatura necesaria para producir la lesión térmica se


relaciona con el tiempo de exposición. Sirva como ejemplo que para producir una
quemadura profunda en adultos jóvenes expuestos al agua caliente, es necesario
un contacto con la misma durante 2 minutos a 50º C, de 20 segundos a 55º C y de
5 segundos a 60º C.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 43

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Las causas más frecuentes de las quemaduras térmicas incluyen la acción de las
llamas y de los líquidos calientes, pero existen otros agentes etiológicos
capaces de dar lugar a estas lesiones y entre ellos se encuentran:

‰ Agentes físicos:

♦ Sol y rayos UV artificiales.

♦ Calor irradiado.

♦ Frío por descompresión brusca de gases a presión o por clima.

♦ Cuerpos sólidos incandescentes.

♦ Radiaciones ionizantes (radioterapia; energía nuclear).

♦ Electricidad.

‰ Agentes químicos:

♦ Ácidos.

♦ Álcalis.

♦ Fármacos (urticariantes, queratinolíticos).

♦ Hidrocarburos (contacto).

♦ Otros (cemento).

‰ Agentes biológicos:

♦ Resinas vegetales.

♦ Sustancias irritantes de origen animal.

Las clasificaciones de las quemaduras son muy diversas. Casi todas ellas están
dirigidas al ámbito clínico aunque, sin duda, alguna de ellas permite su
traslación con fines forenses, demostrando su validez al realizar una descripción
macroscópica de su extensión y profundidad en el cadáver de la mujer víctima de
femicidio.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 44

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Entre ellas, comenzando históricamente por las más antiguas, se pueden


mencionar las clasificaciones de: Fabricio Hildanus (1607), Dupuytren (1832).
Goldblatt., Converse y Robb-Smith (1942). Boyer-Holton. Venían y Lothior.

En la práctica necrópsica demuestran su utilidad descriptiva aquellas que se


realizan atendiendo a la Profundidad de las quemaduras, distinguiéndose:

‰ Quemaduras de primer grado o epidérmicas: en las que sólo se lesiona la


capa más superficial de la piel. No se rompe la solución de continuidad cutánea
y la lesión aparece como un área enrojecida, eritematosa y dolorosa (por la
presencia de prostaglandinas en la zona lesionada). Curan espontáneamente en
el plazo de 3 -5 días y no dan lugar a secuelas. Este tipo de quemaduras se
produce característicamente por la exposición prolongada al sol, rayos UV o por
la exposición muy breve a una llama.

QUEMADURAS DE PRIMER GRADO:

Consiste en un simple enrojecimiento o eritema por afectación de


la epidermis, la capa más superficial de la piel con dilatación de
capilares. Sólo se da en el vivo y generalmente desaparecen en el
cadáver. Curan en el plazo de 3 a 5 días.

QUEMADURAS DE 2º GRADO O DÉRMICAS:

Afectan a epidermis y dermis.

A su vez, pueden ser superficiales y profundas.

Signo principal: vesícula o flictena. Afectan epidermis


y dermis. Se subdividen en superficiales y profundas
dependiendo de la profundidad de la alteración
tisular. Característicamente dan lugar a vesículas o
flictenas dolorosas en el sujeto vivo, que adoptan
en el cadáver una morfología como apergaminada y
coloración blanco-grisácea. En vida curan en 14-21
días y dan lugar a cicatrices cutáneas generalmente
despigmentadas y en ocasiones sobreelevadas,
retraídas e hipertróficas.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 45

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Quemaduras de tercer grado o de espesor total: generalmente se originan


en exposiciones prologadas a líquidos muy calientes, llamas, electricidad o por
la acción de agentes químicos. Aparecen como de color blanco o cetrino,
carbonizadas en ocasiones, con textura correosa o apergaminada. No hay dolor
(necrosis de las terminaciones nerviosas) y se puede asociar trombosis venosa
superficial. Ocupan todo el espesor de la piel, llegando a afectar a la grasa y
fascias subcutáneas, músculo e incluso, al tejido osteo-tendinoso. El tejido
afectado no es capaz de regenerarse y en el sujeto vivo es obligatorio retirarlo
quirúrgicamente. Siempre da lugar a secuelas muy significativas de carácter
estético, también funcional, llegando a producir amputaciones si se afectan las
extremidades.

‰ Quemaduras de cuarto grado o carbonización: con afectación de planos


internos que pueden interesar al hueso.

Diagnosticar la profundidad de la lesión térmica en el femicidio es un ejercicio


necrópsico basado en la experiencia del forense, pero en todo caso, el informe de
autopsia en este tipo de crimen llevado a cabo mediante el empleo del citado
mecanismo lesivo siempre debe incluir como parámetro descriptivo el tipo de
lesión y su profundidad.

‰ Extensión de las quemaduras: todas las lesiones térmicas son cuantificables y


la intensidad de las manifestaciones clínicas, la gravedad del cuadro patológico
necrópsico producto de las quemaduras se relaciona directamente con la
extensión de las mismas.

Diversos autores (Berkow, Luna y Browder) han propuesto cuadros y tablas que
atribuyen un porcentaje a cada región topográfica del cuerpo para cada grupo de
edad, de tal forma que la afectación por quemaduras de un área concreta es
posible trasladarla a términos porcentuales de extensión. Si no se dispone de estas
tablas, Pulanski y Tenisson propusieron un método muy sencillo para calcular la
extensión de las quemaduras: la denominada “Regla de los nueves”, aplicable a
sujetos mayores de 15 años, y que atribuye a las distintas áreas anatómicas
afectadas un 9% o múltiplo de este número con respecto al 100% que representa
la superficie corporal total, con la excepción de la zona perineal a la que se le
asigna un 1%. De esta forma:

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 46

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Esta regla aunque es útil en los adultos, sobreestimaría la extensión de la superficie


quemada en los niños ya que en ellos, la cabeza y el cuello representan mayor
proporción de superficie total, llegando en el caso de los recién nacidos hasta el
21%. En casos de menores resulta útil para el cálculo del porcentaje de la
superficie quemada el empleo de la Tabla de Lund y Browder que se reproduce a
continuación:

Área Corporal
Nac.–1 año 1-4 años 5-9 años 10-14 años 15 años
/ Edad

Cabeza 19 17 13 11 9

Cuello 2 2 2 2 2

Tronco ant. 13 13 13 13 13

Tronco post. 13 13 13 13 13

Glúteo der. 2.5 2.5 2.5 2.5 2.5

Glúteo izq. 2.5 2.5 2.5 2.5 2.5

Genitales 1 1 1 1 1

Antebrazo der. 4 4 4 4 4

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 47

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Área Corporal
Nac.–1 año 1-4 años 5-9 años 10-14 años 15 años
/ Edad

Antebrazo izq. 4 4 4 4 4

Brazo der. 3 3 3 3 3

Brazo izq. 3 3 3 3 3

Mano der. 2.5 2.5 2.5 2.5 2.5

Mano izq. 3 3 3 3 3

Muslo der. 5.5 6.5 8 8.5 9

Muslo izq. 5.5 6.5 8 8.5 9

Pierna der. 5 5 5.5 6 6.5

Pierna izq. 5 5 5.5 6 6.5

Pié der. 3.5 3.5 3.5 3.5 3.5

En el caso de que sea necesario aportar mayor reproductividad y precisión al


cálculo, es posible emplear medios informáticos tales como el SAGE IIc o
programa de diagramación de la superficie corporal.

Como se ha indicado anteriormente en el caso de la profundidad de las


quemaduras, las clasificaciones anteriormente descritas para el cálculo de la
extensión poseen una aplicación eminentemente clínica, pero sin embargo, en la
práctica forense poseen un indudable interés en relación con el femicidio ya que
permiten fijar de una manera muy sencilla y plástica la superficie cutánea quemada
en la autopsia cuando se ha empleado para dar muerte a la mujer este mecanismo
lesivo.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 48

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

2.2.2. Diferenciación según los distintos agentes térmicos

Los diferentes agentes térmicos dan lugar a las lesiones descritas en el apartado
anterior, pero cada uno de ellos, con unos matices propios que permiten realizar
un diagnóstico diferencial en la necropsia del crimen feticida:

‰ LÍQUIDOS CALIENTES (ESCALDADURAS): en este caso, las quemaduras


adoptan una morfología a modo de surcos más o menos amplios producto de
los regueros del líquido a su paso por la superficie dérmica. Siempre tienen
dirección descendente, significando la posición que ocupaba el cuerpo cuando
sobre el se proyectó el líquido caliente. En otras ocasiones, la quemadura
adopta una forma como estrellada propia de una salpicadura. No suelen ser
lesiones muy profundas salvo en aquellas áreas cubiertas por prendas de vestir
ya que el contacto con las mismas cuando se encuentran impregnadas en el
líquido caliente incrementa su trascendencia lesiva.

‰ CALOR RADIANTE: que puede dar lugar a cualquiera de las quemaduras


descritas dependiendo del tipo, su intensidad, tiempo de actuación y área sobre
la que se proyecta (sin vestuario).

‰ LLAMA Y OTROS MATERIALES INFLAMADOS: en este caso, las quemaduras


suelen ser bastante anchas, extensas y con bordes mal definidos, como
muy festoneados. Las producidas por la llama, generalmente adoptan una
dirección ascendente. Característicamente dan lugar a la afectación de los
pelos de la región afectada que se carbonizan y respetan las áreas anatómicas
cubiertas y apretadas con diversas prendas de vestir (cinturones, etc). Son los
únicos agentes, junto con los cuerpos incandescentes, capaces de producir la
carbonización de los tejidos.

‰ GASES EN IGNICIÓN: dan lugar a quemaduras muy extensas con


carbonización de los pelos pero que respetan las áreas cubiertas por el
vestuario. Su efecto lesivo se incrementa como consecuencia de que
habitualmente coexisten estas lesiones cutáneas con otras similares en las vías
respiratorias producto del paso del gas por esta vía.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 49

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ SÓLIDOS INCANDESCENTES O EN FUSIÓN: las quemaduras suelen estar


bien definidas, en muchas ocasiones reproduciendo el objeto que las originó.
Los pelos no están carbonizados pero sí parcialmente desestructurados y
retorcidos como en sacacorchos. Si el cuerpo permanece el tiempo suficiente en
contacto con la piel puede quedar adherido dando lugar a lesiones
verdaderamente profundas.

‰ VAPORES A ALTAS TEMPERATURAS: en la mayoría de las ocasiones dan


lugar a quemaduras de 2º grado bastante extensas, incluso en áreas
cubiertas por el vestuario al empaparlo. En el cadáver la lesión aparece como
blanquecina y blanda al tacto planteando el diagnóstico diferencial con las
quemaduras producidas por álcalis.

Mención especial merecen las quemaduras producidas


por cáusticos, ya que con fines criminales no es
excepcional su empleo mediante proyección (sobre
todo el ácido sulfúrico) sobre la cara y genitales en un
intento por desfigurar a la víctima o producir
impotencia.

Este tipo de productos químicos al actuar sobre piel y mucosas dan lugar a
quemaduras bastante uniformes debido a que su acción tiene la misma
intensidad en todos los puntos sobre los que contacta. Se trata de lesiones
irregulares y al ser en la mayoría de las ocasiones secundarias a líquidos dan
lugar a regueros característicos.

Habitualmente las lesiones se localizan en la extremidad cefálica, principalmente la


cara, significativamente a nivel de la conjuntiva ocular, boca y labios. El cáustico
puede ingerirse dando lugar a lesiones similares en porciones proximales del
aparato digestivo y respiratorio. La proyección de los cáusticos suele dar lugar a
la impregnación de parte del vestuario, por lo que también aparecerán
quemaduras en áreas indirectamente expuestas.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 50

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

El aspecto macroscópico de la quemadura varía dependiendo del tipo de


cáustico. Así, en el caso de los:

‰ Ácidos: dan lugar a lesiones secas por coagulación proteica cuyo color varía
dependiendo del ácido (blanco inicial, negro después en el caso de ácido
sulfúrico, amarillas por el ácido nítrico y blanquecinas por el ácido fénico).

‰ Álcalis: a diferencia de las anteriores, al tacto con húmedas, como jabonosas


(por saponificación grasa), sus bordes son poco definidos.

2.2.3. Estudio médico forense de la carbonización en los femicidios

Los datos aportados por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (2006)


señalan las quemaduras como uno de los mecanismos empleados en el crimen
femicida: en Honduras se contabilizaron 2 casos en el año 2004, representado el
1% del total de medios homicidas utilizados. Costa Rica, en su Encuesta Nacional
de Violencia contra las Mujeres del año 2003, señala el empleo de las quemaduras
y del agua caliente como uno de los mecanismos relevantes dentro de las distintas
formas de ejercer la violencia física contra las mujeres. De igual forma, el empleo
del calor como tortura está ampliamente documentado en la literatura médico
forense.

Dentro de los grados de quemaduras que


reconoce la clasificación de Dupuytren
(1832), la carbonización representa el
grado mayor de las mismas, significando
con ello la afectación de la totalidad de
los tejidos, incluso del plano óseo.

Cuando la llama o las materias inflamadas prolongan su acción en el tiempo sobre


el cuerpo, pueden llegar a carbonizarlo.

Cuando no es accidental, no es infrecuente que tenga lugar con una finalidad


criminal, en un intento por dificultar la investigación forense del cadáver del
crimen femicida mediante su desfiguración y desaparición parcial, en ocasiones,
prácticamente total.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 51

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Externamente, el cadáver carbonizado aparece con una actitud peculiar (“actitud


pugilística”) que se ha asociado con la que adopta el boxeador, motivada por el
predominio de la musculatura flexora sobre la extensora que provoca el calor en la
rigidez.

La piel es de color negro, seca, como hueca a la percusión, con múltiples


soluciones de continuidad de bordes limpios, sobre todo en flexuras y
articulaciones.

El vestuario suele estar destruido total o parcialmente y característicamente donde


permanece, protege la piel subyacente. Los pelos y cabellos desaparecen.

En ocasiones, las cavidades craneal, torácica y abdominal se abren, dando lugar a


eventraciones viscerales. Los órganos aparecen “como cocidos”, en algunos
casos como el corazón, llenos de sangre coagulada. El cráneo estalla, las meninges
se retraen y no es infrecuente observar la presencia de una hemorragia epidural
como consecuencia de la actuación del calor en un punto concreto del diploe óseo.

Si la intensidad de la fuente de calor es alta y ha actuado durante suficiente


tiempo, con frecuencia se observan fracturas en las extremidades, que en
ocasiones llegan a sufrir amputaciones espontáneas a nivel de la unión del tercio
superior con los dos tercios inferiores.

Internamente pueden observarse signos propios de la asfixia por intoxicación por


CO (en el caso de supervivencia previa), a nivel pulmonar, edema, congestión y
hemorragias, úlceras de Curling gástricas y necrosis centrolobulillar hepática.

Los problemas médico forenses que plantea la carbonización en el femicidio son


múltiples, destacando en el marco de este Módulo:

‰ Identificación: el sexo se determina fácilmente pues a pesar de que la


carbonización sea muy intensa, es posible observar en el examen interno que
órganos situados profundamente, como la próstata y el útero, se conservan. La
identificación individual se hará en base a elementos secundarios como los
objetos, fragmentos de ropa, el estudio radiológico, especialmente la
ortopantomografía estomatológica y el ADN.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 52

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Determinar la causa de la muerte: en la mayoría de las ocasiones, el


mecanismo femicida es otro, empleándose la carbonización para dificultar la
investigación ocultando el delito. La existencia de lesiones traumáticas,
asfícticas, otras derivadas del uso de armas de fuego o blancas permiten
establecer exactamente la causa del fallecimiento. Más difícil, aunque no
imposible, resulta la demostración de un delito sexual previo al femicidio.

‰ Determinar si la mujer vivió en el foco del incendio: o lo que es lo mismo,


demostrar que se ha respirado e inhalado en dicha localización. Es útil con
este fin:

♦ Demostrar la existencia de negro de humo y cenizas (productos de la


combustión) en segmentos distales de la vía respiratoria y digestiva.

♦ Demostrar la existencia de quemaduras en lengua, epiglotis, faringe y


laringe.

♦ La determinación de la carboxihemoglobina (COHb), que en


concentraciones superiores al 10% demuestran que la mujer vivió en el
foco del incendio.

♦ Diagnóstico de la vitalidad de la quemadura: el eritema desaparece


postmortem, máxime en la carbonización. La existencia de flictenas exige su
examen histológico, sobre todo si se han roto, ya que es posible
producirlas después de la muerte mediante la aplicación del calor en el
cadáver reciente. Si se observan escaras con un halo eritematoso, es posible
afirmar su origen vital. En el caso de las fracturas craneales, el examen
macroscópico empleando medios magnificadores e incluso el estudio
histológico, son imprescindibles en muchas ocasiones.

2.3. Estudio médico forense de miembros amputados

El hallazgo de un miembro amputado supone una suma de retos para el patólogo


forense sobre todo en aquellos casos en los cuales se trata de una amputación
criminal. No suele ser así en el caso de las amputaciones terapéuticas y
accidentales.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 53

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Por ello, el primer problema que se plantea es decidir cual es la etiología de esa
amputación siendo siempre imprescindible para ello la práctica de la autopsia
judicial.

2.3.1. La autopsia de miembros amputados. principales hallazgos

La Recomendación (99)3 de la UE para la Armonización Metodológica de las


Autopsias Médico-Legales (1999) señala que la autopsia de los miembros no
es preceptiva excepto en todos aquellos casos en los cuales existan traumatismos,
aconsejándose antes de proceder al examen externo y a su apertura, la realización
de un examen radiográfico.

Una vez realizada la radiología, que aporta datos muy valiosos relativos al estado
del plano óseo y a la iclusión de elementos extraños radio-opacos con interés
identificativo o criminal, el primer dilema que se plantea al médico forense es
decidir cual es la etiología de la amputación.

En la mayoría de las amputaciones terapéuticas y accidentales, los


antecedentes del caso ya son muy indicativos, y el examen del miembro
amputado muestra una serie de características que permiten al médico forense
reafirmarse en su presunción diagnóstica etiológica. En este sentido:

‰ Amputación accidental: frecuentemente como consecuencia de accidentes de


tránsito, etc. Los miembros amputados, en ocasiones arrancados a distintos
niveles, presentan una superficie de sección. Es irregular, anfractuosa, sucia y
el hueso aparece astillado, aplastado, con múltiples fragmentos.

‰ Amputación terapéutica: en el seno de intervenciones quirúrgicas


traumatológicas o de otra índole. En este caso las características más relevantes
referidas a la superficie de sección incluyen: es regular, limpia, con hueso
serrado uniformemente. Además, Los tejidos aparecen seccionados a distintos
niveles y alturas ya que la cicatrización de cada tejido es distinta y la retracción
previsible debe permitir un muñón uniforme.

‰ Las amputaciones de etiología criminal, presentan a su vez, características


distintivas de las anteriores de modo que son de técnica más tosca, los tejidos
blandos aparecen seccionados al mismo nivel, sin reacción tisular y (según la
pericia o preparación del homicida) la desarticulación es inconstante y las
secciones suelen hacerse sin fundamento anatómico.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 54

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Las principales diferencias entre tipos de amputaciones son:

Amputaciones Amputaciones Amputaciones


terapéuticas accidentales criminales

ƒ Regulares ƒ De técnica tosca


ƒ Limpias ƒ Irregulares ƒ Sin retracción tisular
ƒ Con sierre uniforme ƒ Anfractuosas ƒ Sin fundamento
de hueso ƒ Sucias anatómico
ƒ Tejidos seccionados a ƒ Huesos astillados ƒ Desarticulación
diferentes alturas inconstante.

2.3.2. Especificaciones en casos de femicidos y su significado

Pero en el caso del crimen femicida, la relevancia del


estudio médico forense de los miembros amputados
reside en la etiología criminal de esta maniobra, por
otro lado no infrecuente como demuestran diversos
estudios (Situación y análisis del femicido en la Región
Centroamericana, 2006).

Simonin define el descuartizamiento o despedazamiento criminal como un


“método de disimulación o destrucción de un cadáver mediante su sección en
múltiples trozos”. Por su parte E. Martín la señala como el “acto de cortar en
pedazos un cuerpo o cadáver humano”.

El desmembramiento forma parte del descuartizamiento, al consistir en la


amputación de miembros o parte de los mismos. La mutilación es un concepto
más global que incluye, como señala el Dorlasd´s Illustrated Dictionary, la
amputación de un miembro o de una parte importante del cuerpo, un órgano o su
intensa desfiguración. El término despedazamiento debe reservarse para los
casos en los cuales se cortan numerosos fragmentos.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 55

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Püschel y Koops diferencian cuatro tipos, en función del motivo con el que se
realiza el desmembramiento:

‰ Tipo I: también denominada por estos autores como mutilación defensiva o


desmembramiento propiamente dicho, cuyo propósito es dificultar la
identificación y/o hacer desaparecer el cuerpo.

‰ Tipo II o mutilación agresiva, practicada como un acto de ofensa póstuma


hacia el cadáver, generalmente en cara o genitales.

‰ Tipo III o mutilación defensiva: realizada sobre el cuerpo vivo o muerto


para satisfacer un instinto sexual desviado sádico.

‰ Tipo IV o mutilación necromaniaca, en la que se amputan partes del


cadáver para guardarlas con diferentes fines: fetiches, símbolos, trofeos, objeto
sexual, etc.

Cualquiera de los tipos de mutilación anteriormente señalados puede llegar a


cometerse en el femicido.

Finalmente, la violencia femicida puede usar la amputación de partes del cuerpo de


la víctima que puede darse en:

‰ Víctima viva: generalmente para torturarla, conseguir favores sexuales, como


fenómeno sádico, o para imponer su autoridad y forzar a los familiares de la
víctima a pagos o cesión de derechos. En estos casos, la amputación se hace
de zonas anatómicas no vitales como pabellones auriculares, nariz, dedos o
fragmentos de dedos de manos o pies, o incluso fragmentos de piel y cuero
cabelludo. Estos fragmentos pueden ser origen de estudio pericial cuando
aparecen de modo aislado o cuando son aportados por las personas que los han
recibido a modo de chantaje. Sin embargo, lo habitual es que la víctima sea
mantenida con vida, curando de modo rudimentario las heridas que, a su vez,
se han hecho con bisturí o arma blanca afilada. Las zonas de amputación suelen
ser de fácil corte y amputación.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 56

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Víctima cadáver, descuartizamiento cadavérico: éste a su vez puede tener dos


finalidades: ocultar el cadáver más fácilmente y dificultar la investigación o bien
indicar una mayor violencia demostrando de modo simbólico que se tiene no
sólo el poder de matar sino de desestructurar el cuerpo. En algunos casos, la
amputación de las falanges o dedos completos sólo persigue dificultar la
identificación de la víctima. La desarticulación cadavérica siempre es sugestiva
de criminalidad, así como la presencia de huellas de sierra o heridas
incisocontusas en hueso. El estudio de los restos aislados es siempre
complicado y debe plantear el diagnóstico diferencial con la acción de animales
sobre el cadáver o politraumatismos por hélices o mecanismo similares. Con
frecuencia los restos amputados aparecen en avanzado estado de putrefacción.
En cualquier caso, los restos o fragmentos cadavéricos requieren estudio pericial
avanzado, con técnicas serológicas, de ADN, químicas y antropológicas, tanto
para conocer la identidad de la víctima como el medio usado para fragmentarla.
Otro detalle que complica la investigación es el hecho de que los restos
amputados se transportan más fácilmente que un cadáver entero, por lo que
podemos hallarlos lejos del lugar del femicidio y del descuartizamiento.

2.4. Resumen

El calor, la electricidad, los agentes cáusticos diversos han sido medios históricos de
violencia, tortura y acción criminal. En el momento actual, al agresor femicida no se
el escapa esta posibilidad vulnerante y no duda en usarla para, o bien provocar
daños y sufrimiento mayor en la víctima (de modo que “compruebe” su
autoridad física y moral), o bien para conseguir el femicidio, o bien para
enmascarar cobardemente su crimen femicida dificultando a los investigadores
la identificación de la víctima o destruir el cuerpo de la mujer víctima del
crimen.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 57

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La electricidad (sea natural o generada para uso humano) ocasiona frecuentemente


lesiones de carácter accidental, pero es innegable que el agente femicida
encuentra en la electricidad un medio “limpio” y “eficaz” de ocasionar
dolor e incluso muerte a su víctima. Por otro lado, la electricidad es una energía
cuyo uso es de ámbito doméstico pudiendo el criminal hacer fácil disposición y uso
de ella; y finalmente, la utilización de la corriente eléctrica con fines criminales no
requiere elevados conocimientos en la materia. Así pues, el criminal femicida puede
tener acceso a corrientes eléctricas que van desde los 110 a 120 voltios (de uso
doméstico en la mayoría de los países) a la energía de tipo industrial que puede
llegar hasta los 50.000 voltios. Para los efectos lesivos, es poco importante que la
corriente usada sea alterna o continua: para el mismo voltaje, la corriente
alterna es más peligrosa pues su frecuencia (es decir, número de
oscilaciones por segundo) puede modificar los efectos de la corriente en el
cuerpo humano. La forma de hacer llegar la corriente a la víctima es variada:
desde ponerla en contacto con cables pelados simplemente, usar artefactos
rudimentarios fabricados expresamente para la intención criminal o emplear
utensilios eléctricos industriales.

Los efectos de la corriente eléctrica en el organismo son variados: desde la


característica entrada cutánea en la llamada Marca eléctrica de Jellinek, a
quemaduras, lesiones traumáticas y lesiones viscerales, con muerte por
inhibición de centros cerebrales o por lesiones traumáticas asociadas
(caídas, atropellos, etc).

Tampoco es difícil para el agresor femicida hacer uso de agentes térmicos para
lesionar o matar a su víctima: ya sean agentes físicos (calor, frío, radiaciones,
electricidad, cuerpos sólidos incandescentes), agentes químicos (ácidos, álcalis,
otras sustancias irritantes) o bien agentes biológicos irritantes (de origen vegetal o
animal). Los diferentes agentes térmicos de interés en la investigación de femicidio
son: los líquidos calientes, el calor radiante, la llama, los gases en ignición o los
sólidos incandescentes; todos ellos dan características lesiones que pueden ayudar
a relacionar las violencias observadas en la víctima con el tipo de agente usado
para ocasionarla.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 58

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La acción de los agentes térmicos sobre el cuerpo produce de modo


específico, la llamada quemadura. La clasificación más ajustada a las
necesidades periciales forenses es la que distingue entre quemaduras
superficiales (de primer grado), quemaduras dérmicas ( de segundo
grado), de tercer grado (o de espesor total) y las carbonizaciones (en las
que se produce gran destrucción del cuerpo).

La carbonización permite al agresor femicida dificultar seriamente la labor del


equipo científico judicial y por otro lado, ocasionar un modelo de violencia
especialmente dramático para aquellos relacionados con la víctima o sensibles ante
la violencia contra la mujer.

Finalmente, en este capítulo, hemos desglosado el hecho de la amputación de


miembros o partes corporales que supone una añadida violencia criminal y
ensañamiento femicida. La lectura médico forense de las amputaciones y
desmembramientos permite dirigir la investigación hacia una situación en la que el
agresor femicida pretende dificultar la identificación del cuerpo, o bien ofender
póstumamente a la víctima (mutilando cara o genitales), satisfacer un trastorno
sexual de tipo sádico o necromaniaco.

El estudio de los miembros amputados encontrados de modo aislado, o la


investigación de la acción de agentes térmicos, requiere una investigación
cuidadosa que empieza por el examen de la víctima. Si ésta es cadáver, se pondrá
especial empeño en la investigación en el lugar que ha aparecido el cuerpo así
como en la práctica de una autopsia minuciosa y detallada. En cualquier caso,
abundando en lo ya dicho a lo largo de este capítulo, la práctica médico forense en
casos de femicidio y de violencia especial contra la mujer, requiere de extremo
cuidado en la exploración, recogida de indicios y de muestras debitadas y de una
atención exquisita a la hora de interpretar los resultados, tanto para esclarecer el
hecho en investigación como para evitar y prevenir casos similares.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 59

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

CAPÍTULO III. AGRESIÓN SEXUAL Y FEMICIDIO

3.1. Concepto y tipos de agresión sexual

La agresión sexual es uno de los actos más claros de abuso y preponderancia


del varón sobre la mujer. Los delitos sexuales son los que más cifras negras
acumulan dándose el fenómeno de iceberg: es decir, aquellos en los que la parte
conocida es muy inferior a la que permanece oculta (y a veces ocultada) por
factores individuales, culturales o sociales y no en pocas ocasiones por miedo o
amenaza; de hecho, el número de casos denunciados suponen sólo el 10% de los
reales. El acoso sexual en el medio laboral, las agresiones sexuales, la violencia
sexual a mujeres adultas o menores, o crímenes femicidas de contenido sexual
ocupan continuamente portadas de periódicos y noticiarios. A nivel pericial, cada
vez es más necesaria la intervención de las ciencias forenses en materia de
agresiones sexuales, pasando de haber sido una peritación escasa o excepcional
según la jurisdicción, a convertirse en una pericia específica de gran frecuencia para
determinar la realidad del hecho, su data, sus circunstancias y la identificación el
autor. De hecho, una buen peritación y una buena coordinación con todos los
profesionales que intervienen en el caso, resulta de capital importancia para aportar
prueba del delito y de su autor/es.

Los últimos estudios han demostrado que la agresión sexual es en su mayoría


debida a la condición de la mujer per sé, es decir, que el único factor de riesgo en
la víctima de violencia sexual, es “ser mujer”. No hay un patrón de la víctima;
puede ser una mujer joven adulta o una niña o una mujer anciana. Y la violencia
sexual puede estar dirigida a satisfacer obligada e impositivamente al varón pero
en ocasiones la agresión (de uno o varios varones) está dirigida a castigar de modo
ejemplar al grupo social o cultural al que pertenece la víctima, o simplemente, para
castigar en el cuerpo “inferior” de la mujer, cualquier desafecto o tensión personal.

Llamamos agresión sexual a todo acto sexual que bien es violento y no


consentido, o es fruto del miedo, o bien el consentimiento está viciado por
ser la víctima menor o incapaz. No entraremos en las distintas denominaciones
jurídicas, limitando, por tanto, el estudio a aquellos actos que se realicen con
violencia o intimidación, independientemente de la denominación que estas
conductas tengan en los Códigos de los distintos países.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 60

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Dividimos los tipos de agresión sexual en:

1.- Sobre sujeto vivo

‰ Agresión sexual, acto sexual realizado con violencia o intimidación.

♦ Con acceso carnal por vía vaginal

♦ Con acceso por vía bucal

♦ Con acceso por vía anal

♦ Introducción de objetos por vía vaginal o anal

‰ Abuso sexual, acto sexual no violento, pero no consentido o con consentimiento


viciado por ser realizados sobre menores (las distintas legislaciones establecen
la edad límite), o sobre personas privadas de sentido por ejemplo narcotizadas
o trastornas mentalmente como un retraso mental. En el caso del abuso sexual
no es necesario que medie violencia e intimidación

2.- Sobre cadáver

‰ Asesinato sexual (femicidio)

Excluiremos de nuestro estudio otras formas de delitos sexuales en los que el


medio de prueba sea distinta a la prueba de índole biológica, que es la que
estudiaremos en este capítulo. A lo largo del Capítulo se destacará la gran
importancia que tiene el examen precoz de las víctimas de agresión sexual, pues
según pasa el tiempo las pruebas biológicas irán desapareciendo. Esto conlleva en
primer lugar concienciar, a la sociedad en general y a las mujeres en particular, de
la necesidad de denunciar estos delitos de forma inmediata. Y en segundo lugar,
dotar a los médicos forenses de los medios materiales necesarios para que su
pericia sea completa y adecuada. Solo así podremos dar solución a este tipo de
delitos.

En los dos primeros apartados se valorará el estudio sobre víctimas vivas y los dos
siguientes sobre cadáver.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 61

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

3.2. Hallazgos físicos en la exploración médica en casos de violencia sexual

La exploración y los hallazgos van a diferenciarse según estemos valorando a una


mujer adulta o a una niña por lo que describiremos la exploración en ambas

EXAMEN DE LA VICTIMA MUJER ADULTA

Para la exploración se precisara un instrumental básico: camilla ginecológica con


estribos, espéculos vaginales ( a ser posible de dos tamaños), guantes estèriles,
pinzas, lampara de luz dirigible, hisopos y frascos estériles, suero fisiológico, peine,
sobres.

La exploración debe abarcar tres niveles: examen corporal general, examen de


zona paragenital y de simbología sexual, y examen de zona genital o anal en su
caso.

Examen corporal general

En cualquier zona del cuerpo puede presentar lesiones de todo tipo, sin embargo
hay determinadas zonas y determinadas lesiones que son de mayor interés.

‰ El rostro y las zonas de apoyo (espalda, codos).

‰ Lesiones de defensa: antebrazos,

‰ Lesiones de tentativa: de gran importancia, siempre se deben de buscar pues


son mínimas y pueden pasar desapercibidas, por ejemplo, pensemos en una
mínima erosión en el torax producida por presionar la punta de navaja sobre el
pecho, la presión de la mano sobre la boca para acallar los gritos marca en el
interior del labio la erosión por presión de los dientes, marcas en el cuello por
intentos de estrangulación.

El tipo de lesión es variada desde contusiones a heridas incisas, quemaduras de


cigarrillos, mordeduras (estas de gran importancia ya que en ellas podemos
encontrara ADN del agresor). De estas lesiones podremos deducir en muchos
casos el objeto que las produjo.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 62

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Examen de zonas de simbología sexual y paragenital

Nos estamos refiriendo al cuello, mamas y zonas paragenitales, el agresor puede


chupar, morder, succionar dejando como impronta las denominadas sugilaciones (o
equimosis por succión) características de las agresiones sexuales. Importante estas
lesiones ya que si bien son de escaso interés clínico, son de gran importancia
médico-legal por dos motivos, porque son sugerentes de agresión sexual y porque
el agresor ha dejado una prueba fundamental en la saliva, su ADN.

Examen de la zona genital

Se realiza en la camilla de estribos con la víctima en posición ginecológica. Su


objeto es el examen de los genitales externos e internos, para valorar las lesiones y
para la toma de las muestras con fines forenses.

‰ Las lesiones que podemos encontrar en el monte de Venus son contusiones,


equimosis.

‰ En labios mayores y menores podremos encontrar desgarros, eritemas


(enrojecimiento). Los desgarros los encontraremos en la posición las 6 cuando
son por penetración, tomando como referencia la vulva como la esfera de un
reloj.

‰ Exploración del himen para valorar signos de desfloración, esto ocurre cuando la
víctima es joven y sexualmente inexperta, pueden producirse desgarros. No
debe ser la exploración del himen el dato fundamental, pues en las mujeres
sexualmente activas y sobre todo las que han tenido hijos, no sufren lesiones
himeneales.

‰ Posteriormente se utiliza el espéculo para la visualización de la vagina y del


cuello del utero. Tras su exploración para la detección de algún tipo de trauma
vaginal, su visualización tiene como objeto fundamental la recogida de
muestras.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 63

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

EXAMEN DE VÍCTIMA NIÑA

En el examen la niña debe estar acompañada, a ser posible por la madre, en niñas
mayores en ocasiones no quieren ser exploradas en presencia de familiares y hay
que darles la opción de la persona que quiere que la acompañe. El examen debe
ser breve y no repetirlo.

En las niñas en edad prepuberal (antes de los 9-10 años) el examen se limita a la
inspección externa. No se debe hacer el examen interno, salvo que exista sospecha
de lesión o se necesita la toma de la muestra. Lo mismo que las anoscopias, solo si
existe lesión interna, fundamentalmente si existe hemorragia, ya que en esta edad
es difícil la penetración sin causar importantes lesiones. Ante sospecha de lesión
interna debe realizarse la exploración interna pero, pero fundamentalmente bajo
anestesia.

Se comenzará con la exploración menos invasiva que es la general: cabello, zonas


de elección en la piel, región mamaria, zona oral y perioral. Después se pasa a la
región perianal, vulva y otras zonas.

‰ Los labios menores pueden aparecer enrojecidos o erosionados, incluso puede


aparecer un desgarro.

‰ Si el himen está intacto y existe dolor al intentar suavemente el tacto, no


continuaremos y tomaremos muestras de la zona del vestíbulo y superficie del
himen. Cualquier lesión se anota en el esquema corporal y si es posible se
fotografía. En el caso de las lesiones de periné y recto se hace lo mismo.

‰ Para el himen intacto debe clasificarse según su morfología como: puntiforme,


normal, cribiforme, septato, patente, imperforado, hendido y excéntrico a la
derecha. También hay que tener en cuenta que el orificio himeal aumenta con la
edad, de 1 a 10 mm. a los 10 años. Interesa el diámetro himeal máximo, que
puede darnos una medida errónea por la elasticidad, se mide con regla
milimétrica. Se mide el transversal (de 3 a 9) y el vertical (de 12 a 6). También
hay que considerar la posibilidad aún de penetración completa sin rotura
himeal, son los denominados hímenes elásticos o “complacientes” que permiten
el paso del órgano sexual del varón sin romperse. Un himen intacto pero
dilatado que permite el paso del dedo sin molestias puede ser indicativo de
manipulación sexual repetida.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 64

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

El himen por otra parte puede encontrarse intacto pero con excoriación, no
intacto con rotura reciente y roto y cicatrizado. Si hay lesiones, estas se
encuentran en la parte posterior, o sea si lo situamos como si fuera la esfera de
un reloj estaría entre las 3 y las 9 y la horquilla posterior.

‰ En la mayoría de los casos el examen físico es normal. En primer lugar porque


muchos tipos de abusos no incluyen penetración y no producen lesiones, y en
otros casos porque la penetración puede no dejar lesiones o indicios, bien
porque no exista eyaculación o bien porque no ha lesionado el esfínter anal o el
himen. Hay que tener en cuenta que el esfínter anal es elástico y con lubricación
y cuidado puede no dejar lesiones, y por otra parte también el himen es elástico
y la introducción del dedo o el pene si la chica es mayor puede no dejar apenas
lesión visible.

INTERPRETACIÓN DE LOS HALLAZGOS LESIVOS

‰ Desgarro reciente en himen + lesiones en genitales externos y muslos: indican


muy posiblemente ha tenido lugar la agresión.

‰ La ausencia de desgarro himeal no excluye la violación. Especialmente en


mujeres adultas y con relaciones sexuales previas, la ausencia de lesiones es la
regla. En mujeres jóvenes que niegan relaciones sexuales anteriores, debe
recogerse en la historia si emplean tampones vaginales de forma habitual
durante la menstruación.

‰ Los desgarros recientes en himen, si los hay, muestran los bordes sangrantes,
rojos y tumefactos, que cicatrizan en 3-4 días. Si se ha producido la
cicatrización no es posible determinar la data.

‰ Las lesiones graves como desgarros del fondo de saco vaginal, indican una gran
desproporción de tamaño entre el órgano sexual de un varón adulto y una
vagina infantil o bien la introducción brutal de objetos.

‰ La no existencia de lesiones no indica que no haya habido agresión sexual sino


que no ha existido resistencia: por miedo por estar privada de sentido o por ser
varios los agresores.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 65

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

3.3. Informe pericial

En la elaboración del informe pericial en agresiones sexuales es imprescindible la


adopción de un protocolo con el fin de seguir una metodología de actuación, dicha
metodología será de minimos entendiendo que es lo principal que el forense debe
explorar y las muestras que debe recoger:

El examen de la víctima puede ser realizado bien en un centro hospitalario bien


en las consultas de la clínica médico-forense, el lugar debe ser acorde con la
exploración y además debe contar con un material imprescindible. A estos efectos
existe un kit para agresiones sexuales utilizado en España y algunos países de
centroamérica, que contienen el material imprescindible tanto para garantizar la
recogida de las muestras como para no dañar la dignidad de las víctimas. La
actuación del médico forense en estos delitos es fundamental, ya que posiblemente
sea en los delitos de carácter sexual donde las posibilidades de identificación e
individualización mediante la prueba de ADN alcanzan su máxima importancia.
Estos kits cuantan con un material desechable: bata, mascarillas (evitan la
contaminación de las muestras), guantes, ropa interior para la víctima (debemos
recoger la que llevaba en la agresión), sábana de exploración, tijeras, pinzas,
cortauñas. Y material para la recogida de las muestras como hisopos, vial de agua
destilada, cepillo, material de envío etc.

Anamnesis

Tras la recogida de los datos identificatorios de la víctima es necesario realizar una


anamnesis donde conste los siguientes datos:

‰ Datos relativos a la relación sexual: con o sin penetración, uso de preservativo,


penetración, prácticas sádicas.

‰ Datos relativos a la agresión física: lesiones y con qué objeto fueron realizadas,
si se defendió e hirió al agresor, si fue inmovilizada

‰ Datos relativos al comportamiento del agresor

‰ Datos relativos al contexto emocional amenazas verbales o utilización de armas


u otras acciones para intimidar

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 66

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Datos relativos a vencer la resistencia por otro procedimiento alcohol, drogas


otras sustancias administradas a la víctima.

‰ Datos relativos a la información obstétrica ginecológica de la víctima, son


importantes porque estos datos nos van a permitir la posterior interpretación de
hallazgos y la toma de decisiones en el posterior tratamiento médico, como son,
la última relación sexual consentida, uso de anticonceptivos, embarazo, después
de la agresión si se cambió de ropa o se lavó, enfermedades de transmisión
sexual.

Los protocolos, en general, ayudan a poner de manifiesto muchos de los


elementos del llamado “lado oscuro” del delito, además de procurar el
orden y sistema en la tarea y la unificación de la misma. De esta manera (tal
y como lo han demostrado diversos estudios) los protocolos también ayudarían a
elevar la confianza en el sistema y a favorecer que se denuncien los casos
ocurridos.

De hecho, algunos datos (Cobo Plana et. Col) indican que el 77% de las denuncias
de agresiones sexuales estarían quedando sin resolución mientras que la víctima es
sometida al “suplicio” de poner la denuncia y declarar varias veces la misma
historia reviviendo la experiencia traumática. Los mismos resultados indican que
durante las primeras 72 horas tras la denuncia, la víctima puede llegar a ser
interrogada de 8 a 18 veces por diferentes profesionales que intervienen en las
Diligencias. En este sentido, el uso de un protocolo general adecuado que pueda
presentarse cuando fuera necesario, ayudaría a evitar inútiles perjuicios a la
víctima de la agresión e incluso podría permitir codificar la identificación de la
misma para evitar consecuencias negativas en el caso de que la denuncia quedara
sin resolver. Todo ello ayudaría sin duda a la mujer en particular y al sistema en
general.

Un hecho a tener en cuenta con respecto a la aplicación formal de nuestra


legislación es que el médico forense sólo puede actuar una vez que los hechos se
ponen en conocimiento del Juez, es decir, y en todo caso, una vez que los hechos
se han denunciado. Por otro lado, a veces lo prioritario es la atención médica.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 67

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La base de la actuación médico perito será la misma que la actuación clínica ya que
los hechos son los mismos, si bien, mientras el clínico incide más en cuestiones
terapéuticas o preventivas, el forense investiga también los elementos que han
intervenido en el delito para poder identificar al autor-es y todos aquellos
elementos trascendentes en la valoración jurídica de los hechos.

Evidentemente, el elemento fundamental a estudiar será la víctima, de ahí la


importancia de la entrevista y de la exploración completa y correcta; no obstante,
el estudio debe ir enfocado a demostrar que ha habido una agresión sexual más o
menos violenta, el modo de actuación del agresor (lo que nos indicaría algo sobre
su personalidad, fantasías, motivaciones, etc) así como relacionarlo con hechos
similares anteriores. Hay una gran cantidad de factores y datos que deben
considerarse a la hora de entrevistar a la víctima y al agresor por lo que el
protocolo puede evitar omisiones importantes en el estudio de la agresión.

En ningún caso, los datos recogidos se usarán para prejuzgar o valorar a la


víctima o su conducta. El hecho de recoger datos de antecedentes personales de
la víctima (enfermedades, toxicofilias, etc) sólo se justifica por la propia necesidad
de completar el estudio del conjunto de la agresión.

El reconocimiento médico de una presunta agresión sexual, debería


cumplir tres premisas fundamentales: ser precoz, respetuoso y minucioso.

‰ PRECOZ: Sería conveniente realizar este examen en un hospital (excepto que


en la clínica forense haya medios adecuados o la vno haya lesiones
importantes), actuando conjuntamente con el ginecólogo de guardia; evitando
que la acción forense interfiera con la clínica y viceversa aún cuando el ejercicio
profesional persigue fines diferentes: los clínicos la salud de la mujer, el forense
la identificación del delito y su autor. No olvidemos que los delitos contra la
libertad sexual afectan a lo más íntimo de la persona y que suele provocar una
gran humillación física y afectiva, por lo que deberían ser actos simultáneos el
reconocimiento ginecológico y forense y por otro lado, la declaración judicial con
presencia de la policía judicial; esto evitaría el calvario que llevó a algunos
autores a afirmar que “el aspecto más doloroso de la violación radica en su
confrontación con el sistema de justicia”. No olvidemos que a veces parece que
el tiempo juega en contra de la víctima y a favor del delincuente.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 68

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Y por supuesto, tras sufrir una violencia sexual, debe huirse de los tópicos de
aconsejar a la víctima que se vaya a casa, se tranquilice, se cambie de ropa, y
luego vaya al médico. Por el contrario, la premisa debe ser actuar lo antes
posible, sin prisa, pero sin pausa.

‰ RESPETUOSO Y DELICADO: el atentado sexual es uno de los más graves que


puede sufrir una persona. La víctima tiene una gran mezcla de sentimientos
(odio, rabia, vergüenza...). Por ello el médico y cuantos actúen en la
investigación deben tratarla de forma respetuosa y si es posible delante de otra
mujer.

‰ MINUCIOSO: no cabe duda de que el éxito en el esclarecimiento de estos


delitos se debe en gran medida a la meticulosidad del reconocimiento y a la
escrupulosa recogida de indicios.

El protocolo médico pericial en caso de violencia o agresión sexual debería consistir


en los siguientes apartados:

1.- Datos administrativos

‰ Juzgado que dirige la investigación y n° de diligencias

‰ Nombre y apellidos de la persona explorada (incluso “alias”)

‰ Fecha y lugar de nacimiento

‰ Dirección

‰ Nombre de los acompañantes y tipo de relación con la víctima

‰ Otras personas presentes en la exploración

‰ Lugar, fecha y hora de la exploración

2.- Datos de exploración de la víctima

2.1. Descripción física

‰ Sexo y raza

‰ Edad aparente

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 69

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Altura y peso

‰ Constitución

‰ Pelo (longitud, tono, color, tintes...)

‰ Marcas e nacimiento, cicatrices, tatuajes (localización y diseño)

‰ Otras característica físicas destacadas

2.2. Antecedentes personales

‰ Antecedentes ginecológicos (última menstruación, Embarazos,


partos, abortos, hábitos sexuales e higiénicos...)

‰ Relaciones sexuales previas (fecha de la última)

‰ Uso de anticonceptivos (tipo, habitualidad, control médico...)

‰ Enfermedades de transmisión sexual previas, tóxicodependencias,


enfermedades previas a la agresión.

2.3. Actitud psicológica

‰ Grado de colaboración a la entrevista

‰ Estado emocional durante la entrevista

‰ Tipo de resistencia durante los hechos (en caso necesario, solicitar


asistencia de personal especializado en psiquiatría o psicología)

2.4. Exploración física y ginecológica (dados en el apartado 3.2 de


este capítulo)

2.5. Descripción que hace la víctima de la agresión sexual

‰ Tipo de agresión (vaginal, oral, anal, otras)

‰ Presencia de semen (en cavidades corporales, en cuerpo, en ropa, en


la escena)

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 70

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Utilización de elementos extraños (tipo, lugar anatómico donde se


empleó).

‰ Ropas que llevaba cuando fue encontrada (vestida, parcialmente


vestida o desnuda)

‰ Características de la ropa (color, tipo, rasgadas, cortadas,


manchadas... incluso signos de que el agresor se llevara algún objeto
de la víctima ya sea ropa, joyas, una foto...)

‰ Si se vistió o vistieron a la víctima al finalizar.

‰ Condiciones en las que se encontró a la víctima: - Acude sóla o


acompañada (por quién), existen razones para pensar que fue
trasladada. –Fue herida o atacada (con cadenas, cuerdas, esposas,
ropas, etc y si tal objeto se encontró en la escena). –Fue
amordazada, le taparon ojos o cara; - Fue atada a un objeto (cama,
árbol, etc).

‰ Tipo de acercamiento:

♦ POR ENGAÑO (autoridad, persona de negocios, le ofreció ser


modelo, le ofreció dinero o juguetes, etc, quería “enseñarle algo”,
pidió u ofreció su asistencia, ofreció transporte, implicó a una
urgencia familiar o enfermedad, solicitó relación sexual, otros.

♦ POR SORPRESA (fuera o dentro de un edificio, en un vehículo,


víctima durmiendo, otros).

♦ POR ASALTO FÍSICO REPENTINO (con fuerza arrastrándola,


golpeándola, con arma o instrumento, otros.. En su caso, describir
el arma usada).

‰ Tipo y secuencia de los actos sexuales (preguntar sobre datos que


por vergüenza o humillación no suelen relatar):besos, caricias,
manipulación digital de vagina o ano, empleo de objetos,
exhibicionismo, fetichismo...

‰ Vía de acceso

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 71

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Eyaculación o no, uso de preservativo o no (tipo)

‰ Grado de fuerza empleada por el agresor

‰ Comunicación verbal: iniciada por el agresor (cómo y sobre qué), o


por la víctima (espontánea o demandada por el agresor).

‰ Conducta de la víctima: resistencia verbal o física o actitud pasiva.

‰ Existencia de alguna disfunción sexual en el agresor.

‰ Cambio súbito de actitud o conducta del agresor durante el ataque


(en tal caso, qué posible causa la motivó).

Eventualmente, la exploración médica solicitada por el Juez al perito puede


extenderse al supuesto agresor, pudiendo corroborar en él, los detalles de
identificación dados por la víctima, observar lesiones de defensa de la víctima, o
recabar muestras biológicas.

La aplicación del protocolo médico debe hacerse con especial cuidado en los casos
en los que haya pocas lesiones y signos; en tales casos durante el reconocimiento
médico del agresor, éste suele reconocer la relación sexual pero siempre dice que
“con consentimiento de la víctima”. Por eso debería seguirse estudio especialmente
de las condiciones psíquicas de ambos, sobre todo por si se encuentran en la
víctima síntomas de estrés postraumático.

Informe pericial: RECOGIDA DE MUESTRAS

Se entiende que en este tipo de delito se da una situación muy violenta donde es
muy fácil que haya un intercambio de materiales biológicos entre el agresor y la
víctima (pelos, sangre, saliva, esperma, sangre, piel...) así como pueden dejarse
restos no biológicos (huellas, tierra, jirones de ropa...). Con esto ya se cuenta con
uno de los requisitos fundamentales, la existencia de esos vestigios para poder
analizarlos; especialmente cuando el presunto autor niega su participación en los
hechos. De hecho, a veces estas pruebas son la única manera de identificar
concluyentemente al autor del delito o que mantuvo algún tipo de relación sexual
con la víctima.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 72

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Todas las muestras recogidas, ya sea en la víctima como en el agresor, deberán


tomarse con las mayores garantías de esterilidad y por duplicado de forma que una
muestra sirva para la investigación inmediata y otra para un posterior análisis o
contraperitación. En cualquier caso, se tomarán las muestras antes de cualquier
manipulación manual o instrumental y deberá garantizarse la conservación de las
muestras y la cadena de custodia de tales muestras.

La sistemática de la toma de muestras dependerá de que se realice sobre la víctima


o sobre el sospechoso.

‰ TOMA DE MUESTRAS DE LA VÍCTIMA (durante la exploración médica y al


inicio, en la recogida de sus ropas).

♦ Peinado de pubis (por si hubiera pelos del agresor)

♦ Pase de torunda o hisopo por mejillas y encías (en casos de felaciones o


ante sospecha de que el agresor haya dejado restos biológicos suyos en la
víctima). Ante la sospecha de que haya restos biológicos en la cavidad oral,
debe indicarse a la víctima que no beba ni se enjuague hasta terminar la
recogida de muestras.

♦ Sangre (si ha habido pérdida de conciencia se estudiará la posible existencia


de tóxicos). De igual interés puede resultar el examen de orina.

♦ Ropas que llevaba, sus características y estado. Es importante que la víctima


de despoje de sus vestidos sobre una sábana o papel secante para recoger
cualquier resto que caiga de tales ropas.

♦ Otros restos biológicos: El Centre of diseases control (Atlanta) sugiere hacer


estudios sistemáticos de gonococia, clamydias, treponema, hepatitis, SIDA y
embarazo así como trichomonas y espermatozoides.

‰ TOMA DE MUESTRAS DEL SOSPECHOSO (hacer constar su consentimiento


por escrito)

♦ Sangre para comparar con indicios.

♦ Saliva

♦ Pelos

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 73

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

♦ Muestra del prepucio con hisopo

♦ Otros indicios

Con todos los extremos anteriores, el informe pericial debe quedar lo


suficientemente completo como para dar al Juez la información adecuada en la
investigación y proceso de los hechos femicidas.

El informe pericial en casos de agresiones sexuales a mujeres o a niñas debe


constar, además de:

‰ Datos administrativos obligatorios en el expediente judicial.

‰ Datos de exploración de la víctima

♦ Descripción física y anamnesis

♦ Actitud Psicológica

♦ Exploración física general y ginecológica

♦ Descripción que la víctima hace de la agresión sexual

‰ Datos médicos sobre el agresor, sobre todo sobre lesiones recientes que puedan
relacionarse con la agresión denunciada.

‰ Recogida de muestras

Todo ello de modo precoz, minucioso, respetuoso y delicado.

‰ Tratamiento de la víctima

Hemos venido apuntando la sistemática en la exploración de la víctima con fines de


investigación forense cuyo objeto es la identificación del agresor. Pero es necesario
tener en cuenta que la víctima de agresión sexual debe recibir tratamiento médico
específico, por tanto, será remitida a Centro hospitalario para su tratamiento, que
debe incluir:

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 74

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

♦ Tratar cualquier infección existente y realizar profilaxis de enfermedades de


transmisión sexual

♦ Ofrecer tratamiento para prevenir el embarazo no deseado

♦ Apoyo psicológico y social

♦ Control y seguimiento clínico y analítico: si han existido lesiones o en


relación con enfermedades de transmisión sexual, serología de hepatitis B y
VHI.

‰ La toma de muestras durante la exploración general y la genital se toman las


muestra cuyos propósitos serán:

♦ Identificar al culpable: mediante estudio de ADN.

♦ Valorar el daño: enfermedades de transmisión sexual, hepatitis B, VHI.

3.4. Dualidad agresión sexual y posterior muerte violenta femicida

En un porcentaje elevado de casos la muerte violenta femicida se corresponden con


un homicidio sexual. En estos casos la muerte de la mujer tiene una relación
directa con la agresión sexual. En muchos países este hecho queda con frecuencia
fuera de los datos estadísticos, porque aunque se establezca que se trata de una
muerte violenta, no siempre se establece la existencia de una violencia sexual ya
que pasa desapercibida si no se realiza la autopsia judicial, y aún en el caso que se
investigue, la violación queda en un segundo plano y solo consta como homicidio
para las estadísticas. Cosa que podría resolverse si se hace constar la muerte como
femicida (forma más frecuente de femicidio no íntimo).

Matar a la mujer a la que previamente se ha forzado sexualmente es una decisión


que depende de:

‰ Muerte de la mujer después de su violación para evitar ser identificado, en este


caso normalmente el agresor conoce o pertenece al círculo de la víctima

‰ Muerte de la mujer como práctica sádica del “depredador” sádico en serie,


siendo único el agresor.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 75

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Muerte de la mujer, en grupo dentro del contexto de asesinatos por grupos


mafiosos o maras, como forma de “escarmiento” a otro grupo. Marcan a sus
víctimas con los símbolos propios de su grupo.

‰ Muerte de la mujer, en grupo, como forma extrema de violencia dirigida a la


satisfacción de los instintos sexuales y agresivos hacia el grupo que consideran
“débil”, las mujeres.

Como exponente tenemos el caso de Ciudad Juarez (Méjico), donde este tipo de
crimen es especialmente representativo y donde las características de las muertes
hace sospechar la existencia de un o unos grupos dedicados a la satisfacción sexual
en grado sádico y especial odio al género femenino. Mujeres jovenes son
secuestradas y durante su secuestro torturadas, violadas por agresores múltiples,
para posteriormente mutilarlas y asesinarlas.

Así pues, es imprescindible ante el cadáver de una mujer fallecida por muerte
violenta o sospechosa de criminalidad, realizar la autopsia forense con un
meticuloso examen externo y examen interno, incluyendo en éste las áreas
genitales y extragenitales, buscando cualquier tipo de lesiones que indiquen una
violencia sexual, lo que supondría la naturaleza sexual del femicidio.

Como venimos repitiendo, la agresión sexual puede ser un acto violento aislado
dirigido a satisfacer sexualmente al agresor (sobre todo desde la especial óptica del
que tiene certeza de “tener derecho” a la relación forzada) con sometimiento de la
víctima. Pero por otro lado, la agresión sexual en el contexto de la violencia
contra la mujer puede ser:

‰ Repetida como modo de “uso” de la mujer como objeto de placer y


sometimiento de la víctima generalmente conviviente con el agresor o bastante
cercano.

‰ Realizada con intención inicial femicida, persiguiendo la agresión sexual sólo


previa al asesinato de la víctima mujer.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 76

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Femicidio no como objetivo inicial: en ese caso, el agresor mata a la víctima de


su agresión sexual bien al usar una fuerza desproporcionada en la agresión,
bien para evitar ser delatado.

‰ Femicidio como medio de destrucción de las pruebas de la agresión sexual.

‰ Femicidio con posterior vejación sexual de la víctima ya cadáver como ejercicio


de ira y escarnio “ejemplar”.

La agresión sexual, en su relación con el hecho femicida puede ser:

‰ Repetida en el ámbito doméstico como medio de sometimiento y eventualmente


homicidio.

‰ Agresión sexual como medio de prolongar la agonía y sufrimiento de la mujer


que va a ser asesinada.

‰ Muerte de la víctima para evitar ser delatado por la agresión sexual.

‰ Femicidio para destruir las pruebas de la agresión sexual.

‰ Femicidio y posterior vejación sexual del cadáver como escarnio ejemplarizante.

El femicidio con agresión sexual adicional, requiere un minucioso estudio pericial.


Cuando aparece el cadáver de una mujer supuestamente víctima de
agresión femicida, deberemos tener en cuenta:

‰ Si el lugar donde aparece el cuerpo es verdaderamente la escena del crimen o


el cuerpo ha sido trasladado. Para ello deberán estudiarse los indicios tanto en
el cuerpo como en el entorno.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 77

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Sobre la víctima, se examinarán las lesiones externas (contusiones, fracturas,


heridas de armas, etc) que puedan indicar el tipo de violencia, la causa de la
muerte, la data de la misma y si las lesiones observadas son hechas en vida o
postmortales. En autopsia de examinarán las posibles patologías previas de
la víctima (que pudieran influir como estado anterior en el desenlace mortal),
las lesiones internas y sus consecuencias (estallidos viscerales,
hemorragias, etc).

‰ Se tomarán cuidadosamente muestras para estudiar específicamente la


agresión sexual, tanto objetivas o visibles (manchas sobre el cuerpo o la ropa,
pelo, restos bajo las uñas de las manos, sangre, etc) como no visibles pero
sospechadas (como puede ser toma con hisopo de posible saliva en áreas de
contenido sexual como las mamas).

‰ Se estudiarán, en autopsia perineal y pélvica, las características ginecológicas


previas de la víctima (embarazo actual o previos, cirugías previas, estructuras
gonadales, etc) y las posibles lesiones ocurridas durante la agresión femicida
(desgarros vaginales o anorrectales, introducción de objetos especialmente
lesivos, rotura de útero, etc).

‰ Si las lesiones producidas durante el asalto sexual son causa de la muerte o el


femicidio, es decir, la muerte de la víctima se debe a otras violencias añadidas
(traumatismo craneal, sección de grandes vasos sanguíneos, lesión del corazón,
etc).

3.5. La autopsia para la detección y estudio de estos casos

El estudio del cuerpo víctima de femicidio comienza en el lugar de los hechos, en el


propio acto de levantamiento del cuerpo, donde se podrán establecer las primeras
hipótesis etiológicas, y continúa en la mesa de autopsia con las siguientes fases:

1. examen externo:

‰ cualquier tipo de lesión en cualquier área corporal

‰ lesiones en áreas de interés sexual (mamas, pelvis y abdomen, labios...)

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 78

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ lesiones en áreas genitales perineales recientes o remotas: roturas himeneales,

2. examen interno: además de la autopsia general del cadáver, deberá


considerarse la apertura y estudio del aparato génitourinario o Autopsia
lumbopelviana.

La realización de la autopsia lumbopelviana es de extremo interés en la


investigación de aquellos femicidios relacionados con agresión sexual.

La importancia de esta técnica específica de autopsia reside en la extracción de la


región perineal en un bloque único junto con vulva, ano vagina, útero y ampolla
rectal, única técnica que nos permitirá el estudio completo y minucioso de esta
región anatómica.

Como todo estudio del cadáver se comienza en el examen externo por lo que hay
que inspeccionar cuidadosamente la región perineal, los muslos, nalgas, anotando
las erosiones, heridas, estigmas digitales, y también se realizará una primera
inspección y examen de la vulva, porción distal de la vagina y el ano.

Antes de iniciar cualquier manipulación se recogerán muestras biológicas de pelos,


semen, secreciones vaginales, etc. Una vez realizada la toma de muestras, de
forma similar a la ya explicada en la mujer viva que ha sufrido un delito de agresión
sexual, se procede a la apertura de cavidades, craneal y tóraco abdominal con
evisceración de recto hasta su porción más terminal y de las visceras torácicas y
lumbopelvianas excepto vejiga urinaria, ovarios, trompas, útero vagina, vulva,
ampolla rectal y ano, además del resto del suelo perineal cuya especial técnica que
empleemos nos permitirá extraerlos en un paquete único para su estudio completo
en la mesa auxiliar.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 79

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La cintura pélvica es un anillo troncopiramidal, formado por los huesos iliacos y el


sacro, unidos anteriormente por la sínfisis púbica y posteriormente por las
articulaciones sacroiliacas.

El suelo de esta región lo forman dos grupos musculares uno profundo y otro
superficial. El grupo profundo esta formado por los músculos isquiococcigeos y los
piramidales derecho e izquierdo, que forman la parte posterior del suelo pelviano,
los músculos elevadores del ano, que posee tres ramas (iliococcigea, pubococcigea
y la puborectal) que se une en la línea media formando el rafe anococcigeo. Este
músculo contribuye a formar la parte anterior del suelo de la pelvis. Por fuera de
estos músculos, a nivel superficial, se encuentran los músculos isquiocarbernosos,
el músculo transverso superficial y los músculos que forman el esfínter interno y
externo del ano. Este último se continua con los músculos bulbocavernosos y los
glúteos mayores.

Un poco hacia la parte anterior y arriba se encuentra el músculo obturador interno,


que ocluye el gran agujero obturador, dejando solo un pequeño orificio el conducto
obturador por donde pasan los componente vasculares y nerviosos hacia el nervio
inferior.

El limite superior de este troncopiramidal, esta fijado por el peritoneo parietal que
resbalando por la cara interna de la pared posterior, gira a la altura del ángulo
superior interno de la rama horizontal del pubis y tapizando la pared superior de la
vejiga y útero se adapta a la cara anterior del recto, no sin antes originar el fondo
vaginal, tomando en ese momento un sentido ascendente paralelo a la cara
anterior del hueso sacro.

Para la ablación de los órganos de la cavidad pelviana, se comienza por realizar un


corte circular del peritoneo a todo lo largo del estrecho superior y, con ayuda de
una pinza, se va disecando la serosa peritoneal y los tejidos subyacentes en todo el
contorno del corte.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 80

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Por delante se despegan los tejidos blandos


del pubis, se cortan los ligamentos anteriores
de la vejiga. Por detrás se disecan del sacro
hasta el esfínter rectal interno. Se forma así a
modo de un saco peritoneal, en cuyo interior
están alojados todos los órganos pelvianos,
que sólo se adhieren ya a los tejidos blandos
perineales.A continuación, se sitúa el cadáver
en el extremo de la mesa. Las rodillas se
ponen en flexión y los muslos en aducción (*) Esquema gráfico mostrando la incisión
perineal o elipse descrita en el texto.
máxima, forzando la rigidez cadavérica (*).

Se coloca un zócalo bajo el sacro. El operador se sitúa entre los muslos y traza con
el bisturí dos cortes laterales de concavidad interna, que van de pubis a coxis,
reuniéndose en sus extremos de modo que dibujen, en conjunto, una elipse de eje
mayor anteroposterior, en el que quedan comprendidos la vulva y el ano.

Se profundiza el corte, llegando con el bisturí hasta la cavidad pelviana.

Haciendo tracción hacia arriba del saco peritoneal pelviano, se penetra desde fuera
con un cuchillo en la pelvis, cortando el ligamento triangular subpúbico y rasando la
cara posterior de la sínfisis pubiana. Este corte se continúa lateralmente hasta
llegar al coxis, teniendo siempre tirante el saco peritoneal, que se dirige hacia el
lado opuesto al que se corta, para evitar que sean lesionadas las vísceras con el
cuchillo. Se liberan así en bloque todos los órganos pélvicos envueltos por el saco
peritoneal.

Una vez liberados los órganos en bloque, se depositan sobre la mesita de vísceras
para proceder a su examen. Este comienza por el estudio de los genitales
externos, prestando especial atención al orificio vaginal inferior y a la membrana
himeneal (aspecto, consistencia, desgarros, cicatrices, etc.).

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 81

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Se da vuelta al bloque, de modo que el recto se encuentre en la parte superior, con


el ano frente al operador; se introduce por él unas tijeras abotonadas y se abre,
así como el recto, por la línea media de la cara posterior; se examina su contenido,
se lava y se observa la mucosa y el orificio anal.

Sin modificar la disposición del paquete visceral, se pasa al examen de la vagina y


del útero. Para ello, se introducen unas tijeras robustas y se abre por la línea media
en su cara posterior, interesando al mismo tiempo en el corte la cara anterior del
recto. El corte llega hasta el fondo del saco vaginal.

Se abre la vagina y se examina su contenido; sus paredes, los fondos de saco y el


extremo inferior del útero (hocico de tenca).

Se corta a continuación el útero, siguiendo el borde derecho hasta el abocamiento


de la trompa; a continuación el borde superior, con lo que se abre la víscera como
un libro sobre su borde izquierdo. Se examina el interior del útero, primero con su
eventual contenido y luego de haberlo lavado para estudiar su mucosa.

Después de haber reconocido el útero se pasan a reconocer los ovarios y las


trompas. Para los ovarios se hace un corte en todo su espesor, desde su borde
posterior al ligamento ancho, abriendo y examinando la superficie de sección. La
trompa se examina mediante cortes transversales, separados unos de otros un
centímetro, que interesan todo el espesor del conducto.

Para examinar la vejiga y la uretra, se da la vuelta al bloque de vísceras, de modo


que la vejiga esté arriba y dirigida hacia el disector. Se abre un ojal, se recoge la
orina, si la hay (habitualmente, la vejiga femenina está vacía dada la menor
longitud de la uretra y su dirección más rectilínea), y se amplía el ojal a lo largo de
la pared anterior de la vejiga, siguiendo el corte por la uretra hasta el meato. Una
vez abierto se examina la mucosa y el abocamiento de los uréteres.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 82

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Una vez hecha la disección longitudinal vulvo-vaginal y ano–rectal, se procederá de


nuevo a la toma de muestras con hisopo, en cada una de ellas y en toda su
extensión, y a continuación la exploración de la pared anotando cuantos hallazgos
encontremos.

Lesiones himeneales, desgarros, cicatrices.

Continuación de las lesiones vulvares que ya habremos observado en el


examen externo por desproporción de las partes copulativas u otras veces
de origen sádico.

Lesiones realizadas por maniobras con la mano u objetos, en forma de


eritemas, erosiones y excoriaciones incluso heridas incisas o punzantes
siendo estas producidas habitualmente por cuerpos rígidos, que dan lugar a
roturas en los fondos de saco vaginales o lesionan el cuello del útero.

Presencia de cuerpos extraños, procesos inflamatorios, etc.

En el examen del recto tiene interés el descubrimiento de lesiones agudas,


erosiones, excoriaciones y a veces desgarros con perforación de la pared,
presencia de semen en su interior o de cuerpos extraños.

Lo más probable, es que la muerte de la mujer o de la niña se haya producido tras


la agresión sexual pero también se pueden producir lesiones en órganos sexuales
tras su muerte, en cuyo caso serán lesiones postmortem con sus debidas
características anatomopatológicas, sin olvidarnos de los casos de relaciones
sexuales postmortem o necrofilias.

Los restos de interés anatómico deberán preservarse para su estudio microscópico


los cuales, junto con los restos para estudio de tóxicos, quedarán en custodia para
cualquier requerimiento judicial con respecto al caso en estudio.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 83

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

3.6. Resumen

La agresión sexual es uno de los hechos delictivos más claramente denigrantes y


agresivos para la mujer y es uno de los delitos más frecuentemente implicados
tanto en la violencia específica contra la mujer como en los casos de femicidio. En
este último caso, la agresión sexual puede ser parte de la violencia previa al
homicidio o bien ser el homicidio un hecho añadido a la agresión sexual para
ocultarla, enmascararla o simplemente, acallar a la víctima.

Sea cual sea el objetivo del agresor, como la calificación jurídica final, el perito
médico debe extremar los cuidados de su investigación. Debe saber que, en
ocasiones, los restos o indicios del delito son extremadamente frágiles o incluso
invisibles: manchas de sangre, esperma, orina, saliva, esenciales en la objetivación
del delito y la incriminación del delincuente, pueden estar en proporciones mínimas
y no bien advertidas. Para ello, debe entrenarse al equipo judicial (tanto policial
como médico) para que, ante casos de agresión sexual sepan de modo organizado
no sólo atender a las evidencias objetivables, medibles y fotografiables, sino a
sospechar dónde pueden haberse depositado elementos indiciales biológicos (como
saliva de besos en las mamas de la víctima, o restos del lugar de los hechos en
bolsillos o dobladillos de pantalones). Y aún más, se debe tender a que se realicen
las exploraciones periciales de modo lo más conjunto posible, incluso en
coordinación con el servicio de ginecología hospitalario que deberá encargarse de la
asistencia clínica de la víctima aportándola cuantos medios de cura y prevención
sean protocolarios.

La investigación pericial forense debe ser (además de precoz como se ha dicho)


minuciosa, respetuosa y delicada con la víctima, de la que se debe recabar cuantos
datos sea posible para completar un informe en el que sea fundamento de las
restantes actividades judiciales. Cuando la víctima es una menor o una niña, el
examen pericial puede omitir algunas exploraciones ginecológicas puramente
adultas pero debe atender a la especial vivencia que la víctima pueda tener de los
hechos.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 84

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La investigación médico forense puede extenderse al examen del supuesto agresor


para determinar su estado físico y psíquico y sobre todo, contrastar en laboratorio
los resultados de muestras del tal sospechoso con los resultados de restos
biológicos en la víctima.

Como decíamos, si el mero hecho de la agresión sexual ya resulta vejatoria y


violenta en extremo, no es infrecuente que agresión y femicidio coincidan. El
estudio de la víctima cadáver, al tener que prescindir de la declaración de la mujer
sobre el desarrollo de la agresión, se fundamentará en un exhaustivo estudio de
autopsia en el que se reseñarán cuantos signos de violencia externa se objetiven,
se tomarán muestras de restos biológicos y cualquier otro indicio y se practicará de
modo detallado el examen interno lumbopelviano (en el que se permite el estudio
íntegro de los órganos genitales femeninos internos y perineales).

Con todo ello, una vez más, el médico forense debe estar en disposición de poner
ante el Juez un informe detallado y objetivo que apoye la investigación judicial y
policial y ayude al esclarecimiento de los hechos, situando al agresor en contacto
con la víctima y en su caso, evitando que tenga ocasión de repetir hechos similares.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 85

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

CAPÍTULO 4. LESIONES POR CONTUSIONES COMPLEJAS COMO MECANISMO


LESIVO ESPECIAL DE SITUACIÓN DE MALTRATO Y DE FEMICIDIO

Hemos estudiado cómo las contusiones forman un grupo de lesiones caracterizadas


por la acción lesiva de instrumentos romos u obtusos al actuar sobre la superficie
corporal, si bien en unos casos es el instrumento lesivo contusivo el que lleva la
fuerza, el movimiento, la energía cinética y otras veces es el cuerpo que impacta
sobre un elemento fijo. Y hemos desarrollado las contusiones simples, como
aquellas producidas por un sólo mecanismo de acción. Las contusiones
complejas son aquellas en las que interviene más de un mecanismo de
acción.

Ejemplo de ello son, las trituraciones, que aúnan la presión, pellizcamiento y


tracción arrancamiento. También se incluyen los aplastamientos por ser una presión
mantenida, presión más presión, y las mordeduras con el mecanismo de presión
más tracción.

Nos vamos a centrar en dos mecanismos dentro de las contusiones complejas que
son el atropello y la precipitación por su interés en la investigación de los
femicidios.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 86

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

4.1. Lesiones por atropello

La palabra atropello tiene en sentido amplio, el significado de “pasar


precipitadamente por encima de algo”, En Medicina legal se refiere a un tipo
especial de violencia que tiene lugar como consecuencia del encuentro entre un
cuerpo humano y una multitud, vehículo o animal en movimiento. Nosotros
centraremos su estudio en el encuentro del cuerpo con un vehículo de tracción
mecánica. Como concepto elemental, además, conviene recordar que la energía
que se libera en el impacto entre el vehículo y la víctima del atropello, está
directamente relacionada con la masa o peso del vehículo y el cuadrado de la
velocidad de éste.

4.1.1. Tipologías de atropello

En base al tipo de vehículos atropellantes podemos clasificar los atropellos en:

‰ Vehículos con ruedas no provistas de neumáticos.

♦ Vehículos de tracción animal. Las características de estos vehículos a efectos


lesivos es su reducida velocidad y una relación inversa entre peso - velocidad,
unido al tipo de rueda que explica los cuadros lesivos que producen. Respecto
a las ruedas hay que resaltar que actualmente muchos de estos vehículos ya
llevan ruedas neumáticas.

♦ de trayecto obligado. Están representados por los trenes o ferrocarriles, que


presentan las características de deslizamiento sobre raíles, ruedas metálicas
con superficie de apoyo plana y provistas de una pestaña lateral, gran peso y
velocidad.

‰ Vehículos de ruedas neumáticas.

♦ Bicicletas: De poca estabilidad, peso reducido y escasa velocidad e interés


para el caso que nos ocupa.

♦ Motocicletas: De mayor peso y velocidad.

♦ Automóviles: mayor peso y velocidad según cilindrada.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 87

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

♦ Autobuses o autocares y camiones: A la velocidad se añade un considerable


aumento en la masa y peso, que los hace mucho más lesivos.

En cuanto a la clasificación de los atropellos por su etiología médico legal


debemos considerar las siguientes:

‰ Etiología médico legal accidental. La más frecuente e todas ellas.

‰ Etiología médico legal suicida. Cuando la persona va al encuentro del vehículo.

‰ Etiología médico legal homicida. Que es la que nos interesa analizar como
mecanismo femicida.

Por último se clasifican, en cuanto a las fases que a continuación veremos:

‰ Atropello completo. Cuando se dan todas las fases.

‰ Atropello incompleto. Cuando falta alguna de ellas.

4.1.2. Fases del atropello y cuadros lesivos

La violencia traumática del atropello se desenvuelve en fases, cada una de las


cuales suele marcarse en la víctima por unas lesiones determinadas. El conjunto de
éstas, con el predominio de unas u otras y su localización, dan lugar a
determinados tipos de lesiones, que resultan de interés para la reconstrucción de
las circunstancias en las que se produjo el atropello y la identidad del vehículo
atropellante.

FASES DEL ATROPELLO

En general, los tiempos que constituyen las fases del atropello siguen un orden
determinado, sucediéndose unos a otros aunque, con relativa frecuencia, pueden
faltar algunas de ellas. Distinguimos las siguientes:

1. Fase de choque.

Se caracteriza por el encuentro violento del vehículo con la víctima.


Generalmente es único.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 88

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

2. Proyección – caída acelerada.

Existen dos variedades de esta: la proyección- caída acelerada al suelo y la que


tiene lugar cuando la proyección del cuerpo del atropellado tiene lugar hacia
arriba con lo que la caída ocurre sobre el propio vehículo, en su parte delantera,
sobre el parabrisas y aun sobre el techo del coche. Esta segunda variedad, que
ha sido llamada gráficamente “caricamiento”.

3. Aplastamiento. Esta fase el vehículo alcanza a la persona que yace en el suelo,


toma contacto con ella y le pasa por encima.

4. Envolvimiento – arrastre. El cuerpo golpea con las partes bajas del vehículo,
rota sobre su eje y a veces es enganchado con materiales salientes de éste y
arrastrado.

El ATROPELLO es un tipo especial de violencia que ocasiona contusiones


complejas. En el caso de atropello por vehículo, se pueden distinguir las siguientes
fases que constituirán un atropello completo:

‰ Choque

‰ Proyección – caída acelerada

‰ Aplastamiento

‰ envolvimiento

CUADROS LESIVOS DEL ATROPELLO.

Las lesiones que hallemos en el cadáver tendrá una relación con cada una de las
fases descritas.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 89

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ En la fase de choque.

Las lesiones consisten sobre todo, en contusiones y heridas contusas muy a


menudo acompañadas de fracturas subyacentes a la lesión cutánea. Unas u otras
lesiones se producen según la naturaleza y parte del vehículo que se pone en
contacto con la víctima además de la fuerza viva que lleve éste. La altura de del
vehículo condiciona igualmente la localización de las lesiones, que corresponde
normalmente a las extremidades inferiores.

‰ En la fase de proyección - caída acelerada.

La proyección - caída acelerada sobre el suelo da lugar a lesiones del tipo de


contusiones profundas, heridas contusas, luxaciones, fracturas y lesiones de
vísceras .La localización es predominante en la parte superior del cuerpo,
especialmente en la cabeza y extremidades superiores.

En cuanto a la proyección - caída sobre el propio vehículo, va a dar lugar a lesiones


contusas variadas por el nuevo impacto contra el vehículo que a veces incluso lo
amortigua parcialmente, y podremos observar con frecuencia la incrustación de
cristales en la piel al romperse el parabrisas.

‰ En la fase de aplastamiento.

Las lesiones varían sensiblemente por su naturaleza y su gravedad, según el tipo de


vehículo atropellante y poseen un gran valor identificador.

Se producen lesiones osteoarticulares de localización variable, que dependen de la


parte corporal afectada por el aplastamiento, las cuales varían desde las luxaciones
a la fracturas.

Las lesiones viscerales, se traducen en rotura y estallido de vísceras como es el


caso de hígado y bazo. con frecuencia la causa final de la muerte.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 90

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Fase de envolvimiento - arrastre.

En esta fase se producen quemaduras por el tubo de escape y excoriaciones


situadas sobre las partes descubiertas y salientes del cuerpo que adoptan
normalmente la forma de estrías o líneas alargadas, denominadas placas de
arrastre o excoriaciones en brocha. Además en la piel se observa la incrustación de
material del terreno.

Las fases descritas, constituyen el atropello COMPLETO. En muchas


ocasiones, faltan una o varias de las fases indicadas, formando combinaciones
diversas, todas las cuales se reúnen bajo la denominación de ATROPELLO
INCOMPLETO. Las variedades más frecuentes del atropello incompleto son:

‰ Cuando la víctima yace en tierra, como es lo frecuente en casos de suicidio o la


persona está inconsciente, faltan las dos primeras fases, o sea las de choque y
proyección caída, iniciándose las lesiones en la fase de aplastamiento.

‰ En los femicidios, cuando la persona está inconsciente por agresión previa y


yace en el suelo, es habitual que sea atropellada repetidas veces por el
vehículo.

‰ Cuando la persona se encuentra en pie en el momento del atropello, éste se


reduce al choque y a la proyección caída, faltando las dos últimas fases pues
queda el cuerpo fuera de la trayectoria del vehículo.

‰ El envolvimiento y más el arrastre es aleatorio, ya que está condicionado a la


existencia de alguna parte saliente del vehículo que enganche a la víctima, o al
arrollamiento de las ropas de ésta por los ejes u otras partes giratorias del
vehículo.

En general podemos decir que nos vamos a encontrar con lesiones


craneoencefálicas fundamentalmente por la fase de choque, si se trata de
autobuses o camiones y por la fase de proyección caída acelerada al impactar la
cabeza contra el suelo. Son casi constantes en estos casos las fracturas del cráneo,
unidas a lesiones contusas o hemorrágicas del encéfalo. Tienen una gran
mortalidad.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 91

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Las lesiones esqueléticas del tronco y columna con frecuencia van asociadas a las
alteraciones craneoencefálicas y las fracturas de las extremidades, siendo más
características las lesiones de extremidades inferiores por la fase de choque, y de
las superiores por la proyección – caída acelerada al intentar la víctima poner las
manos en el impacto contra el suelo.

Las lesiones de las vísceras toraco - abdominales se producen sobretodo por el


aplastamiento, siendo frecuente las roturas pulmonares por enclavamiento de los
extremos fracturados de las costillas y la contusión – rotura cardiaca traumática por
la fractura de esternón.

La muerte se produce también tardíamente por complicaciones principalmente


hemorrágicas.

Por último es de resaltar las escasas lesiones externas que presenta el


cadáver en relación la gran cantidad de lesiones internas.

4.1.3. Problemas médico forenses. especificaciones de femicidio

‰ Diagnóstico de muerte violenta, es el primer problema que hay que resolver,


cuestión que no entraña dificultades dada la riqueza de signos traumáticos que
presentan este tipo de muertes.

‰ La etiología médico legal homicida, suicida o accidental.

‰ Los atropellos accidentales son la etiología más frecuente de todas ellas pero
también lo es como medio suicida con una marcada preferencia por los
vehículos de gran masa y velocidad, que son los que producen lesiones de
mayor gravedad y, por tanto, mayor probabilidad de que se consuma el suicidio.
Dentro de ellos los trenes, que por ser de trayecto obligado no pueden ser
desviados por el conductor y presentan una multiplicidad de lesiones con
amputaciones de miembros que incluso hacen difícil la identificación. La
variedad de etiología médico legal homicida es la que más nos interesa
por su estudio en los femicidios. Las formas más habituales en la práctica se
realizan:

♦ Empujando a la víctima, que se encuentra distraída, para que caiga bajo el


vehículo.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 92

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

♦ Otra de las posibilidades, es ir al encuentro con la víctima lo que significa un


seguimiento de criminal hasta esperar el momento oportuno para llevar a
cabo la acción. Además una planificación detallada del femicidio, cuyo
resultado final de muerte puede verse facilitado por estados fisiológicos
como embarazo, o limitaciones como la sordera, la ceguera, la lentitud de
movimientos por diferentes patológicas, etc., que la hagan más vulnerable.

♦ Otra, sería maniatarla, o previa perdida de conciencia, hacer pasar el


vehículo por encima.

‰ La causa de la muerte, la observaremos en la destrucción de centros vitales,


como los cerebrales por el traumatismo craneal o la hemorragia interna y
externa, o el shock traumático.

‰ La data de la muerte, nos servirá igualmente para la reconstrucción.

‰ Atropello vital o postmortem, íntimamente ligado al femicidio, en el que se


intenta disimular el mecanismo de muerte aparentando un atropello accidental.
Se observarán las lesiones del atropello sin reacción vital alguna y las que
realmente la causaron, que siempre estarán presentes en el cuerpo de la
víctima. Es decir, se valorará qué lesiones de las presentes pueden ser debidas
al atropello postmortem y cuáles han de ser atribuidas a violencias inferidas
por una agresión de otra.

‰ Identificación del vehículo atropellante.

Tiene gran interés porque nos puede conducir a la identificación del criminal. Una
orientación inicial sobre el tipo de vehículo la tendremos en relación a la gravedad
del cuadro lesional.

El tipo de ruedas y las lesiones que dejan en la superficie corporal son de


extraordinaria importancia en el caso de ruedas neumáticas por la impronta que
dejan en el cuerpo.

En primer lugar se debe encontrar las lesiones del paso del vehículo por
encima de la víctima y entre las que destacamos:

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 93

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

‰ Desprendimientos subcutáneos de la piel, resultado de un pellizcamiento


entre el suelo y el neumático, que por su adherencia arrastra la piel. Como
resultado del desprendimiento cutáneo pueden formarse derrames linfáticos
denominados de Morell-Lavallé y verdaderas bolsas rellenas de sangre.

‰ Arrancamientos de fibras musculares, a distancia, a veces, del punto de


paso de las ruedas.

‰ Signo del salto traumático, que consiste en la existencia de dos lesiones


superficiales separadas por una zona de tejidos indemnes, lo que sería debido a
una pérdida de contacto del vehículo con la víctima, a consecuencia de su
velocidad.

‰ Placa apergaminada estriada que los casos favorables, placa reproduce con
fidelidad el dibujo de las cubiertas o neumáticos.

‰ Por último, las lesiones profundas, tanto óseas como viscerales, que aun sin
ser específicas, completan el cuadro.

Completaremos el estudio de la identidad del vehículo atropellante con:

El examen del lugar del suceso, a menudo decide el problema por la presencia
de huellas sobre el terreno, suficientemente características, como el moldeado de
neumáticos, fragmentos de cristales, etc.

El examen en los vestidos y en la epidermis de manchas y depósitos de


materiales diversos, en relación con la naturaleza del vehículo, el color de que
estaba pintado además de las huellas de neumáticos ya descritas

Minucioso examen del vehículo sospechoso de haber sido el agente material


del atropello, se descubrirá, en ocasiones, restos orgánicos (manchas de sangre,
pelos, fragmentos de sustancia cerebral o de otros tejidos u órganos), cuyas
características individuales permitirán demostrar o excluir su procedencia de la
víctima. Este mismo papel identificador lo desempeñan otras fragmentos o hilachas
de los vestidos que llevaba la víctima.

‰ Necroidentificación, tanto del cadáver como de miembros amputados que en


algunos casos como los atropellos por vehículos de trayecto fijo puede resultar
complicada.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 94

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

4.2. Lesiones por caida y precipitación

4.2.1. Concepto y tipos

Se entiende por caída, a una súbita perturbación del equilibrio, por


momentánea e incorregible desviación del centro de gravedad, con
derrumbe del cuerpo sobre el mismo plano que de sustentación.

Hablamos de precipitación cuando el cuerpo se derrumba sobre un plano inferior


al que sustentaba el cuerpo. La diferencia entre caída y precipitación en función de
la altura es problemática, pues hay situaciones en los que los límites entre una y
otra son mínimos y con ello igualmente resultarían mínimas las características
lesivas pero sin embargo cuando hay una clara diferenciación por márgenes de
altura notorias, las lesiones se diferencian también claramente.

Finalmente fue admitida esta diferenciación propuesta por los autores rumanos
pero siempre que se tengan en cuenta factores dinámicos que pasamos a describir
tanto para la caída como para la precipitación y que marcan sus tipos.

‰ Caída simple.

‰ Caída acelerada.

‰ Caída fásica.

‰ Caída complicada.

‰ Caída postmortem.

Caída simple. En su génesis no intervienen mas que dos fenómenos, uno la


perdida del equilibrio corporal y el otro la acción de la gravedad. El primero puede
ser consecuencia de un tropiezo, empujón, mareo, etc. y el segundo es el
responsable del derrumbe del cuerpo sobre el plano de sustentación. Este tipo de
caída sorprende al individuo en actitud estática o caminando normalmente.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 95

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Caída acelerada. A los dos factores anteriores se añada un tercer factor en la


génesis de las lesiones que es un componente dinámico consecuencia de la energía
cinética que se le transmite a la víctima, lo que aumenta la fuerza viva con la que
tiene lugar la caída. En definitiva comprende aquellos casos en los que el cuerpo
cae impulsado por una fuerza que lo proyecta sobre el plano de sustentación.

Caída complicada. Puede ser una caída simple o acelerada, pero en la que el
plano sobre el que cae el sujeto tiene unas características que agrava las lesiones
producidas, más allá de lo que cabía esperar, así ocurre cuando cae sobre
elementos salientes del suelo, esquinas, elementos incandescentes, calderos con
agua hirviendo, etc.

Se comprende que nos vamos a encontrar con lesiones por un lado consecuencia
de la caída y por otro consecuencia del tipo de plano sobre el que impacta.

Caída mortal o caída póstuma. Es la provocada por cualquier afección o violencia


mortal súbita que sorprende al sujeto, haciéndo que se derrumbe el cuerpo sobre el
suelo.

Caída fásica. En este caso la caída es una fase más dentro de un complejo lesivo.

Por ejemplo, en los atropellos, una vez que ha impactado el vehículo con el cuerpo,
es proyectado con caída acelerada sobre el suelo. En este caso la caída no es más
que una fase del atropello.

LA PRECIPITACIÓN, hemos dicho, es la caída del cuerpo desde el plano que lo


sustentaba a uno inferior. En la precipitación la energía liberada en el momento del
impacto se trasmite a todo el cuerpo, con lo cual los efectos lesivos se generalizan,
dando lugar a un cuadro lesivo que afecta prácticamente todos los sectores
corporales.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 96

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Tipos de precipitación.

Se pueden dividir al igual que caída en:

‰ Precipitación simple,

‰ Precipitación acelerada.

‰ Precipitación fásica.

‰ Precipitación complicada

‰ Precipitación postmortal.

La precipitación simple, es aquella en la que el cuerpo cae a un plano de


sustentación inferior al que se encontraba, con caída libre y aceleración por acción
de la gravedad.

La precipitación acelerada, se produce cuando el cuerpo inicia caída a un plano


inferior con una velocidad superior a cero, como puede ser el ser empujada por un
precipicio. La energía cinética que se transmite al cuerpo para precipitarse hace que
en su inicio el cuerpo ya vaya acelerado.

La precipitación fásica, es un acontecimiento o una fase más de un mecanismo


complejo lesivo como es el caso de un accidente de tránsito donde el vehículo
dentro de las diferentes fases de ese accidente, se precipita por un puente.

La precipitación complicada, ocurre cuando el plano inferior sobre el que va a


impactar el cuerpo agrava la lesión o o por sus características particulares actúa
como coadyuvante de la muerte.

Ejemplo, la precipitación a un río y muerte por sumersión.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 97

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Tipos de caída Tipos de precipitación

‰ Simple (a expensas de la gravedad


‰ Simple (caída libre + acción de la
+ pérdida de equilibrio)
gravedad)
‰ Acelerada ( + fuerza viva sobre la
‰ Acelerada (+ empujón previo)
víctima)
‰ Fásica (precipitación como fase de
‰ Complicada (por las características
un mecanismo lesivo complejo)
del suelo)
‰ Complicada (según las
‰ Mortal o póstuma (caer por morir)
características del plano sobre el que
‰ Fásica (caída como parte de otros
se precipita la víctima).
mecanismos lesivos)

4.2.2. Hallazgos de autopsia

Hallazgos de autopsia en la caída.

En la caída simple, las lesiones suelen ser de escasa consideración y su localización


va a depender de que la caída sea anterior, posterior o lateral y de si la persona ha
usado los miembros superiores como medio para amortiguarla. En las caídas
simples anteriores, las lesiones suelen localizarse en las palmas de la mano, siendo
típica la fractura de Colles o las fracturas de antebrazo así como las erosiones -
excoriaciones en las rodillas. Cuando a la víctima no le ha dado tiempo a poner las
manos, las lesiones suelen localizarse en la cara con heridas en mentón, perdidas
de piezas dentarias, golpes frontales. Cuando la caída es lateral las lesiones las
vamos a encontrar también el las manos y en los hombros, pueden originarse
fracturas de clavícula, luxaciones de hombro y roturas de los ligamentos
acromioclaviculares entre otras.

En las caídas de espalda, las lesiones suelen afectar al cóccix o al sacro si se cae en
posición de sentado. Son más graves las lesiones en el polo occipital, sobre todo si
en el plano de caída hay superficies salientes.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 98

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

En las caídas aceleradas, las lesiones aumentan en gravedad con respecto


a la caída simple. Por la energía cinética transmitida al cuerpo se hacen
manifiestas lesiones en los planos profundos al no agotarse la energía en los
tejidos o en planos superficiales. Además de lesiones en la piel, las consecuencias
se manifiestan en estos planos profundos en forma de contusiones viscerales, y
fracturas de huesos como el fémur, el humero, etc.

Las características de las caídas fásicas, van a depender de la forma en que se


produzca y del agente causal que las origine, como es el caso indicado del
atropello.

En las caídas complicadas, las lesiones van a depender del medio sobre el que se
produzca las mismas, si es sobre un fuego o superficie incandescente aparecerán
quemaduras de diverso grado y en el caso de caídas sobre superficies en las que
existan bordes, esquinas o salientes las lesiones más graves coincidirán con el
impacto con estas.

En las caídas postmortales, las lesiones encontradas son similares a las de las
caídas simples, con la diferencia respecto a estas de que no suelen existir en el
cadáver erosiones – excoriaciones en manos al no apoyarlas para su amortiguación
y no suelen existir. La reacción vital que suele faltar o ser muy débil.

Puede producirse la muerte especialmente en las caídas aceleradas,


porque este factor, la aceleración, da lugar a lesiones de mayor gravedad;
y en las caídas complicadas, la muerte puede darse como resultado de un
componente lesivo sobreañadido de suficiente entidad.

Los principales mecanismos de muerte que intervienen en la caída son las lesiones
craneoencefálicas concretamente las contusiones cerebrales, fracturas craneales, y
hemorragias meníngeas.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 99

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Hallazgos de autopsia en la precipitación.

La característica fundamental de las lesiones por precipitación es la desproporción


en cuanto a levedad de lesiones externas frente a los intensos destrozos internos.

Piel intacta o poco afectada y lesiones internas muy graves, que consisten
fundamentalmente en fracturas de huesos y roturas de partes blandas, sobre todo,
de vísceras, ofreciendo las más variadas combinaciones. Esta síntesis nos da un
punto de partida para la descripción del cuadro lesivo de la precipitación,
dividiéndolo en tres apartados:

‰ lesiones cutáneas,

‰ lesiones esqueléticas

‰ lesiones viscerales.

Lesiones cutáneas

En la precipitación suele observarse la integridad total, o casi total, de la piel, ya


que por su elasticidad puede ofrecer resistencia a las lesiones. Las escasas lesiones
que encontramos en la piel consisten en hematomas, excoriaciones y heridas
contusas; estas últimas, a menudo, de reducidas dimensiones. En la mayor parte
de los casos consisten en heridas contusas que se producen de dentro afuera por
los fragmentos irregulares resultantes de las fracturas óseas.

Si en la precipitación tropieza el cuerpo contra algún obstáculo elástico (ramas de


árboles, telas distendidas), pueden disminuirse los efectos de la caída de altura.

Lesiones esqueléticas

Las lesiones óseas de la precipitación son variables, permitiendo distinguir tres


tipos traumatológicos:

‰ Precipitación sobre la extremidad superior del cuerpo.

‰ Precipitación sobre la extremidad inferior del cuerpo

‰ Precipitación lateral sobre toda la longitud del tronco.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 100

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Precipitación sobre la extremidad superior del cuerpo. Cuando es la cabeza la


que impacta con el suelo se producen principalmente lesiones craneoencefálicas.
Son muy características de este tipo las fracturas por estallido del cráneo (fractura
en «saco de nueces»), acompañadas en ocasiones de salida de masa encefálica y
hemorragias meningo - encefálicas, que suelen ser muy intensas.

También suelen producirse lesiones vertebrales, como veremos más adelante.

Precipitación sobre la extremidad inferior del cuerpo. En las caídas de altura


sobre las nalgas o sobre los pies prevalecen las lesiones óseas de las extremidades
inferiores, fracturas de los calcáneos, de los tobillos, hundimientos de los cóndilos y
mesetas tíbiales y de la pelvis. Resulta especialmente característica la perforación
de las cavidades cotiloideas con hundimiento de la cabeza femoral, que penetra en
la pelvis. Suelen acompañarse de fracturas hundimientos o en cuña de las
vértebras.

Tanto en la precipitación sobre el extremo superior, como sobre el inferior del


cuerpo, pueden producirse por mecanismo indirecto fracturas craneales
circunscritas alrededor del orificio occipital, pero éstas son más frecuentes en las
caídas sobre los pies, al transmitirse, a lo largo de la columna vertebral, el impacto
del choque que produce finalmente el hundimiento de un fragmento del occipital.

Las luxaciones y fracturas de las vértebras, se acompañan en general de lesiones


graves de la médula espinal. Particular importancia tienen las fracturas por
aplastamiento. Los cuerpos vertebrales sufren una fuerte compresión, mientras la
columna, hace una flexión forzada. Se aplastan más fuertemente hacia delante que
atrás, con lo que toman una forma de cuña de vértice anterior. Estas fracturas
pueden acompañarse de luxaciones, y en tales casos las lesiones medulares son la
regla.

Precipitación lateral del cuerpo. En las precipitaciones sobre toda la longitud del
cuerpo son típicas las fracturas de muchas costillas. No son raras tampoco las
fracturas vertebrales.

A estas lesiones se añaden, lesiones de las extremidades, de los huesos craneales,


de la pelvis, etc.

Cualquier zona del cuerpo que impacte en primer lugar, traslada la energía al resto
por lo que las lesiones pueden aparecer en cualquier lugar.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 101

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Lesiones viscerales

En todas las modalidades de precipitación son particularmente frecuentes las


roturas de vísceras torácicas y abdominales. Las más habituales son las roturas del
hígado, del bazo y del encéfalo, las roturas de los pulmonares, y las contusiones de
riñones

‰ Las roturas del hígado consisten normalmente en agrietamientos, desgarros


lineales por lo general localizados en la cara superior. Las del bazo son
auténticos estallidos. Ocurren asimismo, roturas de corazón, por enclavamiento
del esternón y desgarros de aorta y pulmón en este caso por lesión de las
costillas, cuyos fragmentos serían los agentes directos del desgarro.

‰ En cuanto a las vísceras huecas, y más precisamente la vejiga y el estómago,


todos los autores están de acuerdo en la posibilidad de su estallido si están
llenas, en estado de plenitud.

A consecuencia de la sacudida a todo el cuerpo, un órgano se proyecta


violentamente y tiende a dejar su alojamiento natural desplazándose hacia otros
órganos o las paredes de las cavidades, a la vez que permanece retenido por sus
medios naturales de fijación. De este conflicto entre fuerzas opuestas resultan
lesiones traumáticas características, apreciables a nivel de los hilios o puntos de
fijación de las vísceras.

Otro mecanismo de producción de estas lesiones es el de rectificación de curvaturas


de las vísceras afectadas.

Las lesiones viscerales se suelen acompañar de intensas hemorragias internas, que


a menudo son rápidamente mortales. Las graves lesiones del sistema nervioso
explican también en muchos casos la muerte instantánea en la precipitación.

Podemos resumir, por tanto los mecanismos de muerte de la precipitación en:

‰ Hemorragia interna, debida a las roturas de vísceras.

‰ Hemorragia cerebral y meníngea, así como lesiones cerebrales por contusión.

‰ Lesiones medulares y bulbares, a través de las fracturas vertebrales.

‰ Shock traumático.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 102

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

4.2.3. Cuestiones médico forenses y su valoración. especificaciones de


femicidio

‰ Diagnóstico de muerte violenta. Tanto la muerte por caída como por


precipitación son muertes violentas.

‰ Etiología Médico Legal homicida, suicida o accidental.

La etiología accidental se puede dar en cualquiera de las formas de caída no siendo


posible la etiología medico legal suicida.

La etiología medico legal homicida se puede enmarcar en las caídas aceleradas y


las caídas complicadas y en ambas es donde su estudio adquiere gran valor en
casos de femicidios.

Las caídas aceleradas en femicidios se producen cuando el agresor empuja o lanza


a la víctima con gran violencia. Pueden ser repetidas y formar parte junto a otros
elementos lesivos de una extrema violencia que finalice en la muerte por lo que
conjuntamente con las lesiones propias de caída acelerada se encuentran lesiones
de otros mecanismos lesivos.

La caída complicada también aparece como mecanismo femicida.

Empujar a una mujer al borde de la calzada para ser atropellada por un vehículo.
No es la caída sino el atropello secundario la causa de la muerte. Lo mismo, ocurre
al hacerla caer al cauce de un río.

Otro ejemplo de femicidio como final de un continuo de violencia relacionado con la


caída acelerada y la precipitación es cuando el presunto agresor alega que la
víctima se cayó accidentalmente cuando en realidad la golpeó. El examen del lugar
de los hechos será fundamental en el esclarecimiento de lo ocurrido pero el examen
del cráneo revelará que las lesiones encefálicas serán igual o mayores en el lado de
contragolpe, el opuesto al impacto, para el caso de que se cayera y en el caso de
que fuera golpeada en la cabeza las lesiones se encontrarán en la misma zona del
impacto.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 103

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

La precipitación como mecanismo de muerte femicida, precisa que entre la víctima


y agresor, exista una importante desproporción de fuerzas, superioridad física muy
manifiesta por parte del agresor o que sean varios los agresores para reducir a la
víctima y tirarla, por ejemplo a través de una ventana. En estos casos, salvo que
estuviera privada de razón, embriaguez, etc, será posible encontrar lesiones de
defensa y lucha. Si estuviera aturdida por lesión previa, serán perceptibles esas
lesiones por lo que habrá que diferenciarlas de la precipitación.

Siempre cabe la posibilidad de precipitación femicida por sorpresa, en cuyo caso no


se encontrarán más lesiones que las de la precipitación.

En todo caso, los signos de defensa y lucha se buscarán minuciosamente, no sólo


en el cadáver, con especial atención a sus manos y uñas, en las que pueden quedar
restos de pelos, de la epidermis o de la vestimenta del agresor, sino también en sus
ropas, que pueden presentarse alteradas o desgarradas.

La posibilidad de que nos encontremos ante el hecho de la precipitación de un


cadáver, para disimular un femicidio por otro mecanismo, puede ser planteada ante
la existencia de alguna lesión que no se explique por el hecho de la precipitación.
Teniendo esto presente, el diagnóstico diferencial se basará en que:

♦ Las lesiones encontradas no tienen signos de reacción vital.

♦ Se encuentran las lesiones que realmente han producido la muerte.

‰ La causa de la muerte.

‰ La forma rápida o lenta de producirse. Fundamentalmente se establecerá a


través e los signos de agonía

‰ La necroidentificación. Generalmente no es muy problemática pues no llega a


la desfiguración del cadáver y en todo caso se podrá obtener huellas dactilares
o realizar pruebas de ADN.

‰ La identificación del agresor o agresores, mediante los restos de pelos y


células que hayan poddo quedar en las ropas o uñas de la víctima al
defenderse.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 104

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

4.3. Resumen

Hemos estudiado las contusiones complejas como aquellas producidas por agentes
externos violentos romos u obtusos al actuar sobre la superficie corporal, y en la
que se da más de un mecanismo de acción en su producción. Dentro de este grupo,
se encuentran las mordeduras, las trituraciones, los aplastamientos, los atropellos,
la caída y la precipitación. Hemos centrado en estos últimos el estudio de femicidio.

Los atropellos sean por vehículos de trayecto fijo o variable, sean completos o
incompletos intervienen como mecanismo lesivo femicida obteniendo en los
hallazgos del cadáver las lesiones propias de cada fase, que nos servirán para
reconstruir como se llevó a cabo el hecho criminal, y el examen detallado del lugar
de los hechos, nos permitirá encontrar indicios biológicos del agresor o agresores e
indicios materiales del vehículo atropellante, sobre el cual, además, se hallarán en
cuantiosas ocasiones, indicios biológicos de la víctima que permitirán establecer el
uso de un determinado vehículo en el hecho criminal.

Siempre habrá que valorar la disimulación del femicidio por simulación de etiologías
médico legales accidentales, y los atropellos postmortem igualmente para simular
accidentes y disimular femicidios por mecanismos diferentes al del atropello.

Al igual que en la precipitación observamos la escasa relación entre las lesiones


externas e internas a favor la mayor intensidad de estas últimas.

La caída y precipitación han sido ampliamente estudiadas en cuanto a sus


respectivos cuadros lesivos relacionados con cada uno de sus tipos. y la dificultad
de diferenciación entre caída y precipitación cuando esta se produce sobre un
plano escasamente inferior al de sustentación y las grandes diferencias lesivas
cuando el factor altura es considerable.

Los femicidios por caída acelerada y complicada. Las lesiones en la cabeza cuando
el cuerpo lleva la inercia por caída o precipitación o la lleva un instrumento
contundente cuando con él arremete el criminal a su víctima, quedando en este
último caso las lesiones internas encefálicas en la zona de impacto y en el caso
anterior, por efecto de contragolpe, igual o mayores las lesiones en el lado
contralateral al del impacto.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 105

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos
Investigación Judicial y Violencia Femicida

Hemos valorado todas las posibilidades de hallazgos médico forenses y las


posibilidades de dar respuesta a las cuestiones médico forenses que se plantean en
estos femicidas, la necesidad de establecer la etiología médico legal y las
posibilidades de disimulación para simulación de distinta etiología médico legal.
Igualmente las posibles precipitaciones postmortem.

En definitiva un amplio espectro de cuadros lesivos que necesitan de una


adecuada investigación ya desde el examen técnico pericial del lugar de los
hechos, y del examen externo e interno del cadáver, hallazgos que será
necesario interpretar adecuadamente para alcanzar su resolución, lo que
nos llevará directamente al planteamiento de la búsqueda de todos
aquellos indicios que conduzcan a la identificación del autor o autores del
crimen femicida.

Módulo 1: Diagnóstico de las Lesiones Físicas en la Mujer Maltratada con Resultado de Femicidio 106

Los derechos de propiedad intelectual son titularidad del Centro de Estudios Jurídicos