Anda di halaman 1dari 12

Universidad de Concepción

Campus Chillán
Facultad de Ciencias Veterinarias

Enfermedad periodontal y
profilaxis en caninos

Integrantes: - Mónica Morales


- César Pezoa
- Carolina Urtubia
- Hernán Wang

Fecha: 18 Abril de 2011


Introducción

La cavidad oral está formada por muchas estructuras diferentes, cuyas funciones
principales están relacionadas con la aprehensión, masticación y deglución de los
alimentos. La parte más externa son los labios. Dentro de la cavidad bucal está la
lengua, en la que se encuentran las papilas gustativas; el techo de esta cavidad es el
paladar, cuya parte trasera, el paladar blando, es relevante en el proceso de la
deglución; una parte muy importante es la dentadura, que está insertada en las
mandíbulas y los músculos que se encargan del movimiento. Por último, la Orofaringe,
que es la vía de ingreso hacia el Aparato Digestivo.

La enfermedad periodontal es una de las patologías mas comunes en perros de todas


las edades. Comienza con gingivitis, para posteriormente evolucionar al estadio de
periodontitis, mucho mas nocivo e irreversible, en donde existe pérdida del sostén del
diente, caída de una o varias piezas, y en caso mas severos, formación de fístulas
oronasales y desarrollo de enfermedades sistémicas.

El Periodonto (Todo lo que está alrededor de la Pieza Dental) está formado por los
tejidos que rodean y dan apoyo al diente y son: la Encía, la Mucosa Alveolar, el
Cemento, el Ligamento Periodontal y el Hueso.

El término gingivitis se refiere a hinchazón, rubor, hipersensibilidad y hemorragia en el


tejido blando que rodea el diente.

La periodontitis cursa con una inflamación profunda, pérdida del soporte del hueso
alveolar y destrucción de la fijación del tejido conectivo fibroso al cuello de los dientes.
Enfermedad periodontal.

La enfermedad periodontal se puede definir como una inflamación y/o degeneración


con destrucción de los tejidos blandos y duros que rodean y soportan los dientes. Esta
es la infección crónica más frecuente en perros. El problema es más frecuente en
razas pequeñas. En la práctica, debe considerarse como una enfermedad irreversible.
No afecta a todos los dientes a la misma velocidad ni en el mismo grado. En estricto
sentido, la enfermedad se refiere tanto a gingivitis como a periodontitis.

El principal causante de la enfermedad periodontal es el sarro o tártaro, este


corresponde a una placa dura y mineralizada, depositada sobre la superficie de los
dientes. Según su localización se clasificación se clasifican en dos tipos:

- Sarro supragingival, son aquellos depósitos que se encuentran arriba de la encia, en


las superficies coronales expuestas de los dientes.
- Sarro subgingival, es aquel que está cubierto por encía libre.

Los factores que se han descrito como influencia en la efectiva defensa del periodonto
son:
• Especie: la enfermedad periodontal es frecuentes en perros y en gatos
• Raza: este factor es importante en el desarrollo de la enfermedad periodontal,
las razas pequeñas, toy y braquicéfalas son propensas a trastornos mal
oclusivos. Estas razas presentan un surco gingival mas pequeño y una cresta
alveolar mas delgada, manipulando la misma carga bacteriana que un animal
más grande.
• Edad: las enfermedades dentales son frecuentes en perros y gatos de edad
avanzada. Sin embargo, se cree que la gravedad de la enfermedad podría
deberse al efecto acumulativo de ésta durante toda la vida y no siempre es una
afección específica de la edad.
• Inmunocompetencia: la respuesta del huésped da protección contra la
enfermedad sistémica secundaria a patógenos periodontales. Una respuesta
exagerada puede causar destrucción periodontal local grave.
• Nutrición y característica del alimento: dietas blandas, alimentos preparados y
viscosos aumentan la retención de placa dental.
• Conducta masticatoria: La conducta masticatoria puede producir efectos
adversos sobre la salud dental y oral. Masticar materiales duros y juguetes
inapropiados puede causar atrición, fracturas, avulsiones y laceraciones
gingivales.
• Apiñamiento dental: Amontonamiento y rotación de dientes habitual en razas
pequeñas y braquicéfalas (boxer, pequinés).
• Dientes temporales retenidos: (acumulación de restos de comida y placa entre
el diente temporal y el permanente).
• Respirar por la boca puede provocar sequedad e irritación de la gingiva.

Podemos dividir las periodontopatías en 4 etapas que se corresponden con los


diferentes niveles de evolución del proceso:

1ª etapa Gingivitis: la gingivitis es la inflamación de la encia y es el signo mas precoz


de la enfermedad periodontal. Es un proceso reversible por definición. Literalmente
hablando, esta es la única etapa en la cual el termino profilaxis puede ser utilizado. En
la práctica general la gran mayoría de los perros y los gatos tienen gingivitis.
Clínicamente, la gingivitis crónica puede ser dolorosa para el perro, llevando a la
inapetencia y a la perdida de peso, y puede ser aparente para el propietario como mal
aliento. Hay un aumento de la vascularización de la encia, enrojecimiento y respuesta
de las células gingivales linfoides. Se produce edema de los bordes gingivales, pero la
profundidad de las bolsas desde la encia libre no son superiores a 2 mm., esto lo
observaremos con la sonda Michigan. La exploración de la encia puede causar
sangrado. Existe aumento de la placa supragingival y comienza a aparecer ya la placa
subgingival, difícil de demostrar clínicamente. En esta etapa no hay pérdida del sostén
del diente, y la encia marginal está presente

2ª etapa Periodontitis: es posterior a la gingivitis y esta influenciada por la respuesta


inmune e inflamatoria individual. Esta se inicia por la presencia de cálculo, sin
embargo no se desarrolla como enfermedad periodontal en todos los individuos que la
poseen. La evolución del proceso en el tiempo es muy variable. En razas muy
pequeñas la evolución es muy rápida, por ejemplo los Yorkshires, Terriers de poco
peso al año de edad ya tienen la enfermedad establecida y a los dos años ya presenta
pérdida de pieza.
De manera más lenta evolucionan las razas medianas desarrollando la enfermedad a
partir de los siete años, mientras que las razas grandes desarrollan la enfermedad
periodontal sólo de manera esporádica y en algunas piezas dentales.
La principal causa de periodontitis es la pérdida de equilibrio existente entre las
bacterias de la placa subgingival y la respuesta inmunitaria del huésped en la inserción
del epitelio del diente.
La flora oral de caninos, particularmente la subgingival, tiene importancia en la
iniciación y desarrollo de la enfermedad periodontal. Se identifican cocos gram
positivos y bacilos gram negativos, aerobios y anaerobios facultativos (Staphylococcus
spp, Streptococcus spp, Proteus spp y Pseudomonas spp). Inicialmente las bacterias
que se encuentran en la superficie de la corona son aeróbicas comenzando la
destrucción del tejido periodontal y la formación de bolsas, posteriormente, la
acumulación de placa bacteriana favorece el tejido de bacterias más virulentas,
anaeróbicas y móviles. Las bacterias invaden y proliferan de la matriz de la placa la
cual sufre un proceso de mineralización que puede realizarse a partir de las sales de
calcio y fósforo presentes en la saliva; éstos depósitos se denominan cálculos, cuya
superficie rugosa estimula el deposito de más placa.
Los cálculos persé no originan un efecto irritante de los tejidos gingivales. La principal
importancia del sarro parece ser el papel que juega como placa superficial de
retención.

En esta fase ya encontramos abundantes depósitos de sarro que no coinciden con la


evolución de la enfermedad pues una pequeña cantidad de sarro puede coincidir con
una gran bolsa, mientras que a veces un gran cumulo solo produce gingivitis, sobre
todo en las piezas inferiores. También se observa hiperplasia de los márgenes
gingivales y de los tejidos blandos de la pared del surco gingival, los cuales sangran al
proceder al sondaje de la bolsa. Durante esta etapa hay una pérdida del 25% de
sostén del diente, esto combinado con la formación de bolsas periodontales o
exposición de la raíz. A medida que la enfermedad progresa empiezan a manifestarse
síntomas que van aumentando en intensidad, tales como halitosis (mal aliento)
sialorrea (salivación excesiva), hasta periodontitis severa, con sangramiento
espontaneo, recesión de las encías y exposición de raíces.
En casos severos se presenta inapetencia, pérdida de peso y emaciación

3º etapa: Hay una degeneración completa de todos los tejidos del periodonto,
habiéndose perdido más del 50% del soporte del diente. Acaba con la perdida de la
pieza en los dientes monorradiculares, típico de incisivos centrales y medianos tanto
superiores como inferiores. La enfermedad termina con la perdida de premolares y
molares, incluso hasta los caninos.
4º etapa: Otra posibilidad de la evolución de este proceso es que las bacterias
avancen por el ligamento periodontal y se establezca en el ápice del diente,
provocando un absceso periodontal, proceso típico del cuarto premolar y primer molar
superior de la especie canina. Por último, si el proceso sigue avanzando puede
producirse la perdida de la pieza dental, fistula oronasal o fractura mandibular.

Índices periodontales:

Índice Gingival: El índice gingival es determinado por el aspecto labial y lingual de


cada diente, utilizando pruebas periodontales.
Estos son criterios utilizados para determinar el índice gingival.

• Índice 0: Sin evidencia de sangramiento en las pruebas, sin inflamación en el


margen gingival libre
• Índice 1: Leve inflamación en el margen gingival libre indicado por
enrojecimiento o edema, pero sin sangramiento a la prueba.
• Índice 2: Enrojecimiento, edema y satinado en el margen gingival libre, con
sangramiento a la prueba.
• Índice 3: Sangramiento espontaneo, con un marcado enrojecimiento, edema y
ulceración.

Índice de placa: el índice de placa es determinado por el aspecto labial y lingual de


cada diente con ayuda de la exploración dental.

Criterios para determinar el índice de cálculos.


• Índice 0: Sin cálculos visibles
• Índice 1: Cálculos supragingivales visibles, extendidos a 1 mm sobre el margen
gingival libre.
• Índice 2: Cantidad moderada de cálculos supra y subgingivales visibles.
• Índice 3: Abundante cantidad de cálculos supra y subgingivales visibles.

Índice de movilidad: El índice de movilidad dental horizontal es determinado en todos


los dientes utilizando prueba periodontal manual.
Hay un sinnúmero de sistemas para designar la movilidad dental, a continuación solo
se describe el índice de movilidad que fue utilizado en este estudio:

• Índice 0: Movilidad no visible.


• Índice 1: Movilidad apenas visible.
• Índice 2: Movilidad visible
• Índice 3: Movilidad fácilmente notoria

Índice de profundidad: El índice de profundidad es recorrido desde el margen gingival


libre en las superficies labiales y linguales de todos los dientes examinados.
La técnica de medición consiste en poner la sonda directamente en el surco, repitiendo
esto atreves de toda la circunferencia dental. Solo se registra la profundidad mayor de
cada una de las caras. El surco gingival mide entre 0,15 a 3 mm

Exploración periodontal.

Los cambios de color y del contorno de la encía sugieren enfermedad periodontal. as


áreas de colores rojo y purpura denotan inflamación, y la del borde de la encía es otro
indicador temprano de enfermedad periodontal.
En la gingivitis hay tendencia a sangrado cuando se toca ligeramente el borde gingival
con un instrumento. Los dientes con periodontitis tienden a sangrar de igual manera
cuando son sondeados bajo el borde gingival y muestran exudado purulento en el
espacio gingival.

En radiografías dentales, la periodontitis que destruyó el soporte del diente puede


verse como resorción ósea alrededor del cuello dental. Las radiografías que muestran
retroceso del soporte óseo de más de 2 mm de la unión del esmalte con el cemento
por lo común indican periodontitis.

La sonda periodontal mide la profundidad de la hendidura gingival cuando se introduce


entre la encía y el diente. Se mide la profundidad de la hendidura gingival y se traza
una segunda línea apical respecto del borde gingival libre. La línea es el nivel de
inserción, el punto anatómico en el que se fijan el periodonto y el diente. Cuando esta
distancia es mayor a 2 mm por debajo de la unión del cemento y el esmalte, ya hubo
pérdida de la inserción periodontal.

Diagnóstico:

Cuando la encía está inflamada pero no se perdió inserción de tejido a la raíz, el


diagnostico es gingivitis. Para diagnosticar periodontitis debe demostrarse pérdida de
la inserción e infamación. Por lo tanto, la gingivitis puede diagnosticarse en la
inspección visual según los cambios de color del tejido, pero el diagnóstico de
periodontitis requiere medición.

Tratamiento profiláctico

La enfermedad periodontal puede prevenirse si se mantienen limpios los dientes. Se


recomienda el cepillado dental, los enjuagues bucales con antisépticos y profilaxia
profesional regular para mantener limpios los dientes y prevenir la enfermedad.

Deben identificarse los problemas sistémicos que predisponen a los pacientes a sufrir
enfermedad periodontal. En la diabetes sacarina, los defectos de funcionamiento de
los neutrófilos disminuyen la resistencia del paciente a la inspección periodontal.

El tratamiento periodontal inicial requiere eliminar la placa y los cálculos de los dientes
por arriba y debajo del borde gingival. La sacarificación ultrasónica además de la
copiosa irrigación de agua es el método más rápido para eliminar grandes
concreciones de los dientes. Como la superficie de la raíz es más suave que la corona,
es importante no usar el punto del instrumento contra la raíz. Luego se mide la
profundidad del espacio gingival. Después de la escarificación ultrasónica se sondea
la raíz con un explorador numero 17 para identificar asperezas o cálculos residuales
que se hubieran omitido. Estas áreas se emparejan con una cucharilla Columbia
numero 13 y 14 hasta que se sientan firmes y uniformes.

Luego de la limpieza y alisado cuidadoso por escarificación y aplanación de raíces se


pulen los dientes. Esto se realiza un poco por debajo del borde gingival si se carga una
copa de caucho con pasta pulidora y se presiona con suavidad contra el diente
conforme gira la pieza de mano.
Después de la limpieza se irriga la boca y se da de alta al paciente con prescripción de
una solución de clorhexidina a 0,1 o 0,2% para dos semanas. Se indica a los
propietarios que enjuaguen la boca del animal dos veces al día durante 30 segundos.
El cepillado de dientes puede iniciarse al día siguiente de la limpieza. Se ofrece dieta
dura porque disminuye la masa de placa en los dientes.

Alrededor de un mes después de la limpieza debe revalorarse al animal, y puede


realizarse cualquier otra cirugía periodontal que se necesite. Esta indicada la cirugía
cuando la profundidad de una bolsa es de 5 mm o mayor, o el sangrado al sondeo no
cede luego de acuciosa limpieza dental. La apertura del área mediante cirugía
proporciona mejor acceso a la superficie de la raíz, de manera que los cálculos ocultos
puedan quedar expuestos y ser eliminados.

Higiene dental

Con frecuencia se descuida la salud dental de los perros. Aun cuando estos tienen
encías y dientes notablemente limpios a pesar de la edad, gran numero se beneficiará
con la atención veterinaria de salud dental. El acumulo de sarro, las enfermedades
periodontales y las infecciones radiculares son extremadamente frecuentes. Es
necesaria la limpieza del sarro, la extracción de dientes flojos o infectados y el
tratamiento intensivo de infecciones gingivales.

• La profilaxis dental tiene como objetivo eliminar la PDB (placa dento


bacteriana) y el sarro tanto supragingival como subgingival.
• La profilaxis dental no elimina la enfermedad periodontal pero si la controla.
• Regularmente cuando existe sarro existe perdida ósea, por lo que la profilaxis
al eliminar el sarro presente previene la evolución de la enfermedad
periodontal.
• Existen diversos métodos para eliminar la placa dentó bacteriana (PDB) y el
sarro o tártaro dental y entre ellos están:

1. El cepillado dental, el cual es fundamental para el control de la PDB con el fin


de evitar la formación de sarro y de enfermedad periodontal. Es un método de
profilaxis.
El cepillado debe realizarse por cuadrantes y los dientes se cepillan de la encía hacia
la zona de oclusión realizando un medio giro. Los dientes se cepillan de esta manera
por las caras externas e internas y en la zona donde muerden se realizan movimientos
giratorios.

2. El método manual, es el mas común, pero el que más tiempo consume y el


menos recomendado. Requiere del uso de instrumental de raspado y curetaje y
en el caso de los animales se usan pinzas de ortodoncia para separar el sarro
del diente.

3. Profilaxis con fresa de alta velocidad, Este método es más rápido pero tiene el
gran inconveniente de usar la rotación de alta velocidad que puede ocasionar
un sobrecalentamiento en el diente provocando la necrosis pulpar del mismo, o
un desgaste dental innecesario por la falta de control en la presión y velocidad
ejercida en los dientes tratados.

4. Pieza dental sónica, es mucho más adecuado ya que usa el movimiento lineal
de la punta de trabajo la cual es accionada por aire a presión, además de que
puede expulsar agua a través de la punta de trabajo lo cual permite una mejor
limpieza y visibilidad. El único inconveniente es que no tiene la fuerza
necesaria que a veces se requiere para eliminar los pedazos de sarro de mayor
dimensión.

5. Pieza ultrasónica (ya sea con piezas magnetorestricticas o piezoeléctricas), es


la más recomendada, en donde el movimiento que se produce en la punta de la
pieza es elíptico-lineal a una velocidad de 25 000 ciclos por minuto y arrojan
agua para enfriamiento y limpieza de sangre, sarro y detritus. Los únicos
inconvenientes son la producción de calor que se controla con el agua de
enfriamiento y la cavitación del agua que forma un spray que puede servir de
vehículo para los microorganismos que pueden llegar a la cara del médico
tratante. El equipo es conocido como scaler dental.

El instrumental que se usa para estos casos son limpiador dental ultrasónico,
raspadores dentales, fórceps dentales, elevadores dentales, abrebocas.
La anestesia que se emplea es de tipo inhalatoria con intubación endotraqueal
Técnica
Con el limpiador ultrasónico es recomendable el uso de barbijo, ya que el material
contaminado puede esparcirse como si estuviera usando un aerosol. La intubación
evita que el animal aspire el agua que se emplea para enfriar la cánula ultrasónica. El
animal se coloca en decúbito lateral, preferentemente sobre una camilla con drenaje,
que en uno de sus extremos posea una parrilla u orificios. El abrebocas se coloca
entre los dientes caninos, para mantener la boca abierta. Las concreciones mayores
de sarro se quiebran y rompen con los fórceps dentales. La cánula ultrasónica se usa
para remover los depósitos calcáreos remanentes. Deben inspeccionarse todas las
caras de los dientes, y aquellos que estén flojos o infectados se extraen, usando el
elevador dental para liberarlos y el fórceps para extraerlos. La extracción de los
caninos y de la muela carnicera ( 4º P.M. superior) requieren una técnica adicional.
Los dientes incisivos están por lo general menos asentados que el resto de los
dientes. La cureta manual se utiliza sobre el borde gingival para eliminar los acúmulos
de tejido infectado y aislar la superficie dental en esa zona. La boca debe lavarse y
limpiarse con agua a presión. Deben suministrarse antibióticos al realizar la limpieza
por el peligro de difusión hematógena de infecciones.

Las radiografías dentales son de utilidad para la sanidad dental.


El limpiador ultrasónico es el medio más atraumático para eliminar el sarro dental, pero
debe usarse adecuadamente.
Las observaciones que se pueden tomar es tener mucho cuidado con los candidatos a
anestesia e identificar a los pacientes con osteodistrofia renal (mandíbula de goma),
en los cuales es de esperar prolongadas hemorragias después de las extracciones.

Extracción dental

Los dientes normales de perros no pueden ser extraídos sin un elevador dental,
excepto los incisivos, que se hallan firmemente implantados. La extracción dental se
realiza con los fórceps, luego que el diente fue luxado y aflojado en el alvéolo.

El instrumental empleado es cotidianamente el elevador dental, serie de fórceps


dentales y abrebocas.

La anestesia será de tipo inhalatoria con intubación traqueal.

El animal se coloca en decúbito lateral con la boca abierta por medio del abrebocas.
Con el elevador dental se despega la encía todo alrededor del diente y éste se afloja
insertando el elevador a lo largo de su raíz, y liberándolo de la cubierta alveolar. Con
movimientos laterales se lo afloja aun mas y cuando esto se consigue se procede a su
extracción con los fórceps, realizando movimientos de torsión y haciéndolo oscilar en
sentido anteroposterior.
La hemorragia es escasa, pero de ser necesario puede hacerse hemostasia colocando
una bolita de algodón a presión en el alveolo vacío. No es necesario suturar la encía,
salvo para la extracción de un diente muy grande.

Como observación se recomienda el uso de antibióticos sistémicos. La radiografía


ayuda a ubicar fragmentos de dientes, abscesos apicales, infecciones óseas, tumores
óseos y fracturas de mandíbula. Algunos tumores gingivales pueden alterar la
disposición dental, debiendo identificarlos perfectamente cuando se contemple una
extracción.

Gingivectomía y gingivoplastía

En los casos en los que el crecimiento gingival es exagerado como sucede en la


gingivitis hiperplásica o la gingivitis fibrosa, el tratamiento de elección es la
gingivectomía y gingivoplastía. Este tratamiento también puede realizarse en pacientes
que presentan periodontitis leve con pérdidas óseas horizontales y que presentan un
aumento en el estado inflamatorio gingival. La gingivectomía y gingivoplastía no se
realiza en pacientes con periodontitis moderada o severa y mucho menos con
pérdidas verticales de las crestas óseas. Para esta técnica se requiere de una pinza
que tenga una punta doblada y fina que al cerrarse quede por debajo pero pegada al
final de la otra punta. Siguiendo con la técnica, la punta recta se introduce dentro del
surco gingival hasta el fondo del mismo y al cerrar la pinza, la punta que tiene el
dobles se introduce por la encía realizando una marca sangrante que nos permite ver
externamente la profundidad del surco. Este paso se repite en cada diente en por lo
menos tres zonas, una medial, una en el centro y una distal, por lo que al terminar de
marcar todos los dientes muestra la línea de la gingivectomía. La gingivectomía y
gingivoplastía se realiza uniendo los puntos sangrantes con la hoja del bisturí con una
inclinación de 45 grados hacía incisal u oclusal con lo cual logramos la formación de
un bisel. En caso de que el bisel no sea el adecuado después de eliminar toda la encía
cortada, entonces se modela la encía con fresas de diamante en forma de flama de
alta velocidad y alta irrigación en el borde cortante para lograr el biselado adecuado.
Finalmente ya cuando el sangrado se controla, se coloca un apósito quirúrgico a base
de oxido de zinc y eugenol en toda la zona tratada y se deja por una semana.

Cirugía periodontal cerrada (Raspado y curetaje profundo)

Este tipo de tratamiento se realiza en enfermedad periodontal leve y moderada ligera


crónicas con presencia de tejido granulomatoso, siempre y cuando la pérdida ósea sea
horizontal.
La técnica se divide en dos partes. La primera parte se basa en la introducción de un
instrumento denominado raspador en el surco gingival con la punta de trabajo dirigida
a la superficie de la raíz del diente. Posteriormente se tracciona el instrumento
raspando la superficie radicular del diente para eliminar sarro, detritus y cemento
necrótico. La segunda parte del tratamiento implica introducir una cureta en el fondo
del surco gingival dirigiendo su superficie de corte hacía la encía y traccionando hacía
el borde libre de la encía con el fin de eliminar el tejido granulomatoso e inflamatorio
de la superficie interna de la encía.
Cirugía periodontal abierta (colgajo mucoperióstico con ostectomía y osteoplastia)

Esta cirugía se aplica a cualquier periodontitis ya sea leve, moderada o severa


siempre y cuando exista pérdida ósea vertical. Cuando la pérdida del hueso se
presenta de manera vertical es imposible acceder a la base de la destrucción ósea por
lo que el diseño de la cirugía se basa en levantar la encía mediante un colgajo
mucoperióstico para dejar al descubierto las lesiones óseas. Cuando se observa la
lesión ósea directamente entonces se puede realizar el corte quirúrgico del hueso
hasta la base de la lesión para eliminar el defecto vertical. El corte quirúrgico se hace
con una fresa de carburo de baja velocidad o de alta velocidad, pero siempre con
irrigación constante como enfriamiento para evitar la necrosis ósea. Posteriormente al
corte cruento del hueso, se procede a realizar la osteoplastia para adaptar
perfectamente el tejido óseo a la forma de la raíz del diente. Finalmente se elimina
quirúrgicamente la encía sobrante y se sutura el colgajo con la contraparte del mismo
para cerrar la herida. Una semana después se retiran los puntos de sutura.

Férula periodontal de alambre, acrílico, resina y fibra de vidrio (simples y combinadas)

Las férulas periodontales tienen como función estabilizar los dientes que presentan
movilidad de manera temporal y de manera definitiva. Las férulas periodontales
temporales se utilizan cuando se realiza un tratamiento quirúrgico periodontal en
dientes que presentan movilidad severa y que se espera que después del tratamiento
y la utilización de la férula, los dientes tenderán a estabilizarse lo que permitirá retirar
la férula en un tiempo corto. Las férulas definitivas se utilizan en dientes que después
del tratamiento periodontal quirúrgico sabemos que no podrán estabilizarse por lo que
se ferulizan a dientes sin movilidad para estabilizarlos.

Amputación radicular

Este tratamiento se realiza en dientes con dos o preferiblemente con tres raíces a los
cuales se les elimina una raíz completa sabiendo de antemano que la raíz que se
queda en el alveolo óseo cumplirá con las funciones de retención y estabilidad del
diente. La causa por la que es preferible realizar este tratamiento en un diente con tres
raíces, es que la dos raíces restantes que quedan en sus respectivos alveolos óseos
proporcionan mayor estabilidad para la oclusión y función masticatoria de la corona
dental del diente tratado. La amputación radicular se realiza por la pérdida excesiva de
tejido óseo que sostiene la raíz afectada y que sabemos que no puede ser reparada
por ningún otro medio. Las causas más comunes de pérdida de sustancia ósea son la
enfermedad periodontal común y los problemas pulpares que ocasionan invasión del
ápice alveolar con la consecuente formación de abscesos periapicales que invaden el
ligamento periodontal originando resorción ósea alveolar lo cual se conoce como
enfermedad endo-periodontal. El tratamiento de amputación radicular requiere
forzosamente de la previa pulpectomía de la raíz o raíces que se quedan en el alveolo
óseo y en el momento de la amputación debe obturarse con un material de relleno
definitivo la salida del conducto en la zona cervical en donde se realizó el corte
quirúrgico de la raíz afectada.

Hemisección radicular

Se fundamenta en el corte quirúrgico de la corona dental de un diente preferiblemente


biradicular, en donde la corona es seccionada verticalmente a nivel de la furcación
quedando dividida en dos partes cada una con su raíz y en la cual se extrae la raíz
afectada por falta de tejido óseo de sostén ya sea por causas periodontales o endo
periodontales. La corona se secciona por falta de estabilidad funcional en la oclusión y
en la masticación. La sección de la corona que queda en cavidad bucal junto con su
raíz cumplirá con la función masticatoria y funcional y debe tratarse previamente con la
endodoncia del conducto y la obturación de la entrada de la cavidad radicular con un
material de relleno definitivo al igual que en la amputación radicular.

Conclusión;

La problemática dental en perros y gatos es más común de lo que se piensa. El


propietario solo reporta un olor desagradable de la boca de su mascota y en la
mayoría de los casos se imagina que son problemas de tipo estomacal.
La enfermedad periodontal se presenta en un 100% de los perros adultos mayores a 1
año de edad, con predominio de las razas pequeñas, alimentados con dieta suave y
ricas en azúcar, sometidos a escasa higiene bucal, con presencia de vicios o
sometidos a situaciones de estrés permanente como es el caso del confinamiento o la
lucha por la jerarquía. También se presenta en aquellos perros que sufren alteraciones
de la oclusión, con predominancia en braquicéfalos, y que sufren algún tipo de
enfermedad sistémica.
Cabe destacar la importancia de una buena higiene dental de la mascota por parte del
propietario como medida de prevención, a través del lavado de dientes de forma
rutinaria, aportando una buena dieta al animal, una observación constante de la
cavidad bucal por cualquier tipo de anomalía, además de llevar a la mascota de forma
regular al veterinario, ya que en la mayoría de los casos el propietario concurre al
médico veterinario cuando ya la enfermedad se encuentra avanzada y en algunos
casos la enfermedad puede llevar a problemas sistémicos.

Anexo: CUIDADOS EN LA CASA


El punto más importante del tratamiento en la casa es el compromiso del propietario a
llevar a cabo un programa continuo para prevenir la formación de placa y cálculos
dentales. Lo ideal es el cepillado diario, siendo lo mínimamente recomendado el
cepillado semanal. Los veterinarios debemos tomarnos el tiempo para indicar a los
propietarios la forma de cepillar los dientes de sus animales. Los clientes deberán
educar y habituar a sus mascotas al cepillado empezando poco a poco, hasta llegar
al cepillado de toda la dentadura.

Existen ya comercialmente productos y pastas agradables a las mascotas para el


cepillado regular, pudiéndose además utilizar el bicarbonato de sodio ligeramente
humedecido para éstos fines.
Bibliografía

• Manual de cirugía en pequeñas especies /Douglas Slatter ; tr. Socorro Lara


Diaz. Mexico : McGraw-Hill . Interamericana, 1997.
• http://clinicaveterinarialacolina.com/conozca-sobre-la-enfermedad-
periodontalcomo-se-soluciona-y-como-se-previenen-otras-enfermedades-que-
le-acortan-la-vida-a-su-perrito-o-gatito/

• http://mundoanimalenlaweb.com/09/articulos/consejos/consejos-medicos/18-la-
enfermedad-periodontal.html

• Estudio de enfermedad periodontal en pacientes caninos ingresados al Hospital


Clínico Veterinario de la Universidad de Concepción Campus Chillán /Anita
María Espinosa González ; Profesor Guía Pedro Urrutia C.
Chillán : Universidad de Concepción, 2007.