Anda di halaman 1dari 1

Materiales para aislamientos

Los materiales para aislamientos sirven, por regla general, para aislar el frío, el calor y el ruido. Tan sólo
difieren en el modo de emplearlos. Los aislantes contra el frío actúan conservando el calor de la
calefacción. Con ello, se pretende que el calor de un ambiente se quede en casa. A pesar de que no hay
aislantes específicos contra el calor, sí formas de aplicar aislantes básicos para evitar que el calor penetre
excesivamente en casa en época estival. Los materiales aislantes del frío son, a su vez, absorbentes de
ruidos.

Evaluación del problema.-

- Qué quiere o de quién pretende aislar la vivienda.

- Qué ruidos le molestan. No todos los aislantes amortiguan de la misma forma. Además, le conviene
aislar la parte que corresponde a la zona por la que llegan los ruidos.

- Tenga en cuenta las propiedades adicionales de los sistemas: resistencia al fuego, a la humedad.

No debe olvidar que.-

- En ocasiones, las rendijas de ventilación de las puertas, las cajas de las persianas o los agujeros
extractores de aire permiten la salida del calor.

- Hay ventanas o puertas que no están bien selladas a la pared.

- Si evita la pérdida de calor, el ahorro de energía será considerable.

- El doble acristalamiento en ventanas y puertas puede ser una sencilla solución para la pérdida de calor o
para aislar los ruidos.

Materiales.-

- Fibras minerales: pueden ser fibra de roca o de cristal. Son muy ligeras y absolutamente ininflamables.

Puesto que absorben la humedad fácilmente, es conveniente colocarlas a cubierto.

- Fibras vegetales: normalmente se encuentran en forma de paneles o de losas. Estos aislantes están
compuestos de fibras de madera apelmazadas, son bastante rígidos y resistentes a los golpes. Suelen
utilizarse para trabajos de aislamiento fórnico. Son inflamables.

- Losas de poliestireno expandido: son rígidas y se pegan con facilidad, con un alicatado similar al de
los azulejos, utilizando cola plástica. Son las más adecuadas para poner detrás de los radiadores.

- Espumas de poliuretano: son un gran aislante acústico y prácticamente ininflamables. Encontrarás


diferentes tipos de aislantes de poliuretano creados a partir de estas espumas.

- Aluminio en películas plásticas: vienen en rollos y se aplican con una cola adhesiva especial.