Anda di halaman 1dari 1

Diana Leticia Portillo Rodríguez Lingüística General II

Estructuralismo y Gramática Generativa y Transformacional

La visión de Saussure y otros estructuralistas no coincide con el punto de vista de la Gramática generativa y
transformacional de Chomsky, realmente tienen dos maneras totalmente diferentes de ver y definir aspectos del lenguaje y
a éste mismo.

Para Saussure la lengua es un producto social de la facultad del lenguaje y un conjunto de convenciones adoptadas por
la sociedad, mientras que Chomsky dice que la lengua es un conjunto de oraciones, cada una de ellas de una longitud finita
y construida a partir de un conjunto de elementos finitos, tomando en cuenta la creatividad del individuo como el aspecto
infinito y los fonemas como elemento finito. Hjelmslev, el seguidor más fiel de Saussure, la define como la forma y no la
sustancia, entendiendo que está constituida de contenido (lleno o significado) y expresión (vacío o sonido), éstos a su vez
tienen forma y sustancia, de los cuales únicamente al lingüista tendrá como objeto de estudio el aspecto de la forma: para el
contenido se refiere a los aspectos semánticos compartidos y para la expresión los sonidos en la representación lingüística.
Para los lingüistas del Círculo de Praga la lengua es un sistema de medios de expresión apropiados para un fin, lo que nos
remite al aspecto social del lenguaje, como ya lo había mencionado Saussure anteriormente.

Entre los postulados fundamentales de Saussure en cuanto a las características que debe tener la lingüística como
ciencia se encuentra que ésta debe delimitarse y definirse ella misma, es decir, estudiar única y exclusivamente aspectos
lingüísticos, no echar mano de otras disciplinas, esto es lo que se llamaba lingüística “inmanente” o lingüística lingüística. La
gramática generativa y transformacional sitúa a la lingüística como parte de la psicología humana, porque considera al
lenguaje como medio de comunicación y por atender aspectos mentalistas (psicologicistas); también porque la teoría del
lenguaje recurre a otras disciplinas para estudiarlo tales como la sociología, la pragmática y la semántica. Saussure incluye
a la Lingüística dentro del campo de la Semiología, la ciencia de los signos en el aspecto social, ya que son su punto de
estudio como entes psíquicos que reúnen al concepto (significado) y la imagen acústica (significante), se enfoca más en el
estudio de éstos.

Saussure nos dice que el habla está presente en individuos que pertenecen a una misma comunidad, la lengua no está
completa en ningún ser individual sino en la masa social, se registra pasivamente; el habla es un acto individual, son las
combinaciones que cada sujeto usa del código (común a la sociedad) para expresar su pensamiento personal y el
mecanismo psico-físico con que lo exterioriza. Chomsky nos habla de competencia y actuación, definiéndolas así:
competencia es el conocimiento que el hablante-oyente tiene de su lengua, es idéntica para todos los hablantes de una
misma lengua, es la capacidad o facultad mental innata en el individuo, todos tienen la misma competencia lingüística de su
lengua materna. Actuación es el uso real de la lengua en situaciones concretas, el reflejo directo de la competencia; tanto
competencia como actuación las define en términos de una situación de hablantes-oyentes ideales, difícilmente se puede
creer que existan.

Los intereses en cuanto a los objetivos de la lingüística difieren porque estas dos corrientes están situadas en tiempos y
situaciones diferentes. Para Saussure eran indispensables los estudios diacrónico y sincrónico de las lenguas e indagar
sobre los elementos que participan en todas las lenguas y deducir a leyes generales; estos aspectos son importantes
porque Saussure los considera para que se dé la continuidad de la lengua, por un lado en la sincronía se comparan dos
cosas en el mismo período de tiempo, mientras que la diacronía considera una cosa a la vez ya que ésta ya desplazó a otra
en cierto rango de tiempo. Para Chomsky es fundamental tratar de descubrir una realidad mental subyacente en la conducta
lingüística concreta, está en contra de la manera en que proceden los estudios conductistas o antimentalistas en donde todo
parte de estímulos; dice que los lingüistas no pueden estudiar científicamente todos los aspectos del lenguaje, así que su
tarea en cuanto a éste es observar, analizar, clasificar y registrar.

En el estructuralismo primero se estudian los aspectos formales como la morfología, sintaxis y la fonología, éstos son la
forma, los sonidos y las oraciones, que nos llevan a la semántica, tenemos como ejemplo los miembros de la Escuela de
Praga, cada cual tuvo su objeto de estudio específico: Trubetzkoy en el campo de la fonología y Martinet en la sintaxis
funcional. Chomsky dice que primero se debe comenzar por el estudio del significado (semántica) e incluye dentro de la
sintaxis dos estructuras: estructura profunda (aspecto semántico) y estructura superficial (aspecto fonológico); por medio de
la mecánica transformacional explica que la estructura profunda proviene de aplicar transformaciones gramaticales sobre
elementos de la estructura profunda: se usan las estructuras nucleares, constituidas de sujeto, verbo y complemento,
estructuras básicas que conforman otras más complejas.