Anda di halaman 1dari 6

DECISIÓN DE PRIMERA INSTANCIA (JUEZ A-QUO) DE LA ACCIÓN DE

TUTELA CON RADICADO Nº 413-08 DEL JUZGADO QUINTO DE


FAMILIA DEL CIRCUITO DEL DISTRITO JUDICIAL DE CUCUTA
INSTAURADA POR MARÍA BELÉN CONTRERAS MARTÍNEZ, CONTRA EL
HOY IDS-NS:

“JUZGADO QUINTO DE FAMILIA”.


San José de Cúcuta, Septiembre ocho (8) de dos mil ocho (2008).
La señorita(sic) MARIA BELEN CONTRERAS MARTINEZ, mayor de
edad, domiciliada y residente en esta ciudad, identificada con la
cédula de ciudadanía #37.235.689 expedida en Cúcuta, a través de
apoderado judicial instauró acción de tutela contra la(sic) INSTITUTO
DEPARTAMENTAL DE SLYD(sic) NORTE DE SANTANDER, IDS-NS, con
el objeto de que se le tutelen el derecho fundamental de Petición,
dignidad, equidad, igualdad, acoso laboral.
DE LOS HECHOS
Afirma el apoderado de MARIA BELEN CONTRERAS MARTINEZ, que
ésta es contador público, vinculada al Instituto Departamental de
Salud Norte de Santander, IDS-NS, quien viene sufriendo atropellos
laborales que lesionan sus derechos fundamentales, por esta razón el
pasado veintinueve (29) de julio de 2008, elevó derecho de petición
ante el IDS-NS, radicado bajo el <no(sic) 010321 solicitando
información y expedición de copias, sin(sic) a la fecha de instaurar la
tutela le hayan dado respuesta alguna.
Por lo anterior, considerad(sic) que le están vulnerando el derecho
de petición y concomitante a éste la vulneración de otros derechos
como la dignidad(sic, la igualdad, el debido proceso, acoso
laboral(sic) etc.
Concluye solicitando el amparo de sus derechos fundamentales y
se ordene al ente accionado(sic) dar respuesta a la petición incoada.
DE LA CONTESTACIÓN
La Doctora NELLY PATRICVIA(sic) SANTAFE ANDRADE en su calidad
de Directora del IDS-NS al resolver el requerimiento efectuado por el
Juzgado sobre los hechos de la acción de tutela, manifestó:
El día veintinueve de julio del año en curso ,(sic) el apoderado de la
accionante, radicó derecho de petición y expedición de copias de una
serie de documentos que reposan en la Entidad, que por su cantidad
no era posible entregarlas en el mismo término de ley(sic), mas sin
embargo el dos (2) de Septiembre del presente año, se entregó física
y efectivamente los siguientes documentos:
1. Comprobantes de reconocimiento y pago de especializaciones
hechas a personal de nomina(sic) y contrato del año
2000al(sic) 2008 constante de 107 folios.
2. Comprobante de pago por concepto de comisiones a
funcionarios de planta y contratados del año 2000 a2008(sic),
324 folios.
3. Comprobante de pago de nomina(sic) global y otros conceptos
a los funcionarios de la entidad, del 2000 a 2008, 22 folios.
Los cuales suman un total de 453 paginas(sic), los documentos
restantes, se encuentran a disposición de la accionante para la
reproducción a su costa, puesto que la resolución 0317 de 2006, la
expedición de copias tienen un costo que debe cubrir el solicitante,
como se dispone en el artículo 17 de la ley(sic) 57 de 1985; situación
esta(sic) que se le puso en conocimiento a la peticionaria por el
doctor Eduardo Adolfo Mora Jaramillo, Director (e), mediante el oficio
de fecha septiembre primero (1) de 2008.
Continua(sic) expresando, que respecto del “acoso laboral”
denunciado por la actora, el IDS-NS evidencia la inexistencia de
mecanismos preventivos como la falta del Comité de Convivencia
laboral(sic), tal como lo prevé la ley(sic) 1010 de 2006, mas(sic) sin
embargo se adoptaron los mecanismos de prevención del acoso
laboral, definiendo procedimiento interno, haciéndolo saber a la
tutelante el día trece (13) de Agosto(sic) de(sic) año en curso.
Frente a la violación de los derechos a la dignidad, igualdad y
equidad, no es claro el accionante en su argumentación, puesto que
la señora MARIA BELEN esta(sic) vinculada En(sic) carrera desde
1996, ocupando el grado9(sic), con una asignación mensual de
$1.758.975, mas(sic) una prima técnica por el valor de $879.400.
Sólo puede ocupara(sic) cargos de carrera o por encargo en aquellos
de libre nombramiento y remoción. Siempre se le ha cancelado su
salario y no se le debe ninguna remuneración, por ello no se entiende
lo alegado máximo cuando no prueba su afirmación.
Concluye solicitando declarar improcedente la presente acción de
tutela, por no haberse conculcado los derechos fundamentales de la
accionante.
DE LA COMPETENCIA
Este juzgado es competente para conocer de esta acción de
tutelas(sic) según lo reglamentado en los decretos 2591 de 1991 Y
1382 de 2000.
FUNDAMENTACION PARA DECIDIR
La acción de tutela es un mecanismo plasmado en el artículo 86 de
la Constitución Política de 1991, por el cual toda persona esta(sic)
facultada para acudir ante un juez de la republica(sic), cuando
considere que sus derechos fundamentales están siendo vulnerados o
amenazados por una autoridad pública o de un particular con el cual
se encuentra en estado de indefensión o subordinación, solicitando
mediante un procedimiento preferente y sumario un pronunciamiento
al respecto.
En el caso de estudio, se desprende que el meollo del asunto radica
en la falta de respuesta por parte del Instituto Departamental de
Salud Norte de Santander IDS-NS a la petición elevada por la
accionante, por consiguiente la afectación del derecho fundamental
de petición(sic).
Aun que(sic) se expone la vulneración de otros derechos
fundamentales, como la dignidad, la equidad, la igualdad, el acoso
laboral etc., se entiende que son consecuencia de la falta de
respuesta a la solicitud, por cuanto el fin último que se busca con la
obtención de la documentación solicitada es acudir ante la jurisdicción
ordinaria para demandar con el fin de satisfacer acreencias laborales
que posiblemente se dejaron de pagar, por esta razón no serán objeto
de estudio dentro de este procedimiento.
El derecho de Petición, se encuentra vertido en el artículo 23 de la
Constitución Nacional, cuya génesis se halla(sic) desde luego, 1) en la
posibilidad cierta y efectiva de presentar, de manera respetuosa,
solicitudes ante las autoridades, sin que éstas se nieguen a recibirlas
o se abstengan de tramitarlas; 2) en la facultad de obtener una
respuesta oportuna, es decir, dentro de los términos previstos en el
ordenamiento jurídico; 3) en el derecho a recibir una respuesta de
fondo o contestación material, lo que supone que la autoridad analice
la materia propia de la solicitud y se pronuncie sobre la totalidad de
los asuntos planteados, es decir, que haya correspondencia entre la
petición y la respuesta, excluyendo subterfugios, y 4) la pronta
comunicación al peticionario sobre la determinación adoptada, con
independencia de que su contenido sea favorable o desfavorable.
De conformidad con el artículo 6 del Código administrativo(sic) el
derecho de petición debe ser resuelto en un término no superior a
quince (15) días hábiles y si no fuese posible contestarlo dentro de
ese periodo se le informará al peticionario informando(sic) los
motivos de la demora y señalando fecha en que se emitirá la
respuesta; tratándose de solicitud de copias, estas(sic) deben ser con
cargo al peticionario conforme lo establece el artículo 24 de la obra
ibídem, subrogado por el artículo 17 de la ley(sic) 1985.
De la documentación allegada por la accionada, se desprende
efectivamente(sic) al accionante no se le dio respuesta dentro del
término establecido legalmente para el efecto, ni tampoco se le
informó los motivos del atraso ni cuando se le resolvería la petición,
mas(sic) sin embargo dentro del tramite(sic) de este procedimiento la
entidad demandada afirma(sic) se le hizo entrega de algunas copias a
la peticionaria y que quedan algunos(sic) copias de documentos por
entregar que por ser una cierta cantidad de copias debían ser
canceladas por la solicitante para lo cual quedan a su disposición en
la entidad para cuando quisiera obtener dichos documentos.
Por lo anterior, se puede concluir que ciertamente hubo
vulneración del derecho fundamental de petición, (resaltado de
la suscrita) en razón a que no se le dio respuesta dentro del término
legal; puesto que por jurisprudencia, tenemos que el derecho de
petición debe ser resuelto oportunamente, de forma clara, precisa y
congruente con lo solicitado y puesto en conocimiento del solicitante.
Es así que en el caso de estudio se nota que la petición no fue
resuelta oportunamente ni se le puso en conocimiento a la
peticionaria en conocimiento(sic), lo que indica que hubo transgresión
de ese derecho fundamental, por consiguiente, sería del caso entrar a
tutelar este derecho; pero observándose que la accionada informa al
peticionario que los documentos faltantes por entregar a disposición
para que proceda a sacar las copias que necesita o cancele el pago de
las mismas, se entiende que esta(sic) dando cumplimiento a lo
pedido y por ende conforme a los principios de la buena fe el
despacho entiende que se ha dado respuesta al derecho de petición
quedando a la peticionaria la obligación de aportar el valor de las
copias para que sea enteramente satisfactoria su petición, puesto que
por la cantidad de copias no puede quedar a cuenta de la
administración.
Por consiguiente observándose el hecho que dio origen a esta
acción se encuentra superado, tomándose por ende, inoficiosa por
sustracción de materia; como quiera que los motivos que la
originaron desaparecieron; razón por la cual, para no desnaturalizar
el sentido y filosofía de esta acción, y de evitar fallos inocuos, el
despacho decretará la cesación del procedimiento, no sin antes,
conminar a la accionada, para que en lo sucesivo no se repita esta
clase de conductas, so pena de que sea sancionada de conformidad
con lo estatuido en la ley(sic).
Por otra parte, en cuanto a los demás derechos fundamentales
invocados como vulnerados no se estudian a fondo en este
procedimiento, por cuanto, los mismos son un apéndice del derecho
de petición elevado y que en ultimas(sic) tienen otro objeto que se
puede resolver ante la jurisdicción ordinaria, como es el pago de las
acreencias laborales con los cuales considera que se le están
afectando sus derechos e intereses económicos.
En mérito de lo expuesto el Juzgado Quinto de Familia de Cúcuta
EN NOMBRE DE LA República De Colombia y por autoridad de la
ley(sic),
RESUELVE.
PRIMERO: Declarar la Cesación de Procedimiento, de conformidad
con lo considerado en la parte motiva de este fallo.
SEGUNDO: CONMINAR al Instituto Departamental de Salud IDS-
NS, para que en lo sucesivo no se repita esta clase de
comportamientos, so pena de ser sancionado de conformidad con la
ley(sic).
TERCERO: Oficiar al Instituto Departamental de Salud Norte de
Santander, para que al momento de acudir la accionante a la Entidad
para obtener las copias de los documentos faltantes, le sean
facilitados y se le colabore para adquirirlas sin ningún tipo de
cortapizas.
CUARTO: Si no fuere este fallo objeto de impugnación, ENVIAR el
proceso a la Honorable Corte Constitucional para la eventual revisión
de esta sentencia.
NOTIFIQUESE Y CUMPLASE:
EL JUEZ. Hay firma ilegible.
CARLOS AUGUSTO SOTO PEÑARANDA”.