Anda di halaman 1dari 7

PRODUCCIÓN DE ÁCIDO SULFÚRICO

  • Acido Sulfúrico

El ácido sulfúrico es un ácido fuerte, difásico, oxidante y fuertemente deshidratante. Todas ellas dan lugar a sus múltiples aplicaciones. Es un líquido, denso, higroscópico y fuertemente corrosivo. Muy soluble en agua, con fuerte elevación de la temperatura, su manejo es peligroso por las quemaduras que produce y por la carbonización e inflamación que el ácido concentrado origina sobre la materia orgánica vegetal y animal.

  • Origen y Propiedades del Ácido Sulfúrico

El origen del primer ácido sulfúrico se desconoce, pero se le menciona ya desde el siglo X; su preparación, quemando Azufre con Salitre, la describió por primera vez Valentinus, en el siglo XV. Probablemente fue descubierto poco antes del siglo 16, después de las erupciones volcánicas al transformarse el agua circundante en este ácido a causa del azufre emanado por la erupción. Fue preparado por Johann Van Helmont (c.1600) por la destilación seca del

vitriolo verde (sulfato ferroso hidratado, FeSO4 • 7 H2O) y del vitriolo azul (Sulfato Cúprico hidratado, CuSO4 • 5 H2O). El primer uso que se le dio al ácido sulfúrico a nivel industrial

fue en el proceso de Leblanc para hacer el carbonato de sodio (Desarrollado en 1790). A medida que pasan los años aparecen químicos que empiezan a estudiar a profundidad la obtención de este ácido, como fue el caso de Johann Glauber en el siglo 17 que logra la síntesis de este ácido quemando sulfuro con salitre (nitrato de potasio KNO3). Esto fue reemplazo por el método de cámaras de plomo, inventado por Juan Roebuck en 1746, quien logró una concentración de un 78% de ácido sulfúrico a diferencia de los otros

procesos que lograban no más del 35-40%, y desde entonces continuó siendo mejorado por muchos otros químicos. Luego se desarrolló el método de contacto en 1830 por Peregrine Phillips en Inglaterra; fue utilizado poco hasta que se presentó una necesidad del ácido concentrado, particularmente para la fabricación de tintes orgánicos sintéticos. Estos dos últimos procesos permitieron obtener ácido sulfúrico de una alta concentración, de manera económica y eficiente.

- Propiedades

Nomenclatura IUPAC Ácido sulfúrico /Tetraoxosulfato (VI) de Hidrógeno / vitriolo El ácido sulfúrico es un ácido fuerte, difásico, oxidante y fuertemente deshidratante. Todas ellas dan lugar a sus múltiples aplicaciones. Es un líquido, denso, higroscópico y fuertemente corrosivo.

Muy soluble en agua, con fuerte elevación de la temperatura, su manejo es peligroso por las quemaduras que produce y por la carbonización e inflamación que el ácido concentrado origina sobre la materia orgánica vegetal y animal. Cuando es preciso diluirlo con agua siempre se verterá el ácido sobre ésta (nunca al revés) despacio y agitando. La exotermia de esta sencilla operación es tan grande que el líquido de la dilución en curso puede llegar a hervir.

Algunas de las constantes del producto puro son las siguientes:

  • - Peso molecular 98 g/mol

  • - Densidad a 15 º C 1,8342 g / ml

  • - Punto de ebullición aproximado +274 º C

  • - Entalpía de formación (líquido) −189,75 kcal/ mol

  • - Tensión superficial 98,5 % w/w y 10 º C 55,5 dinas / cm

  • - Índice de refracción a 20 º C 1,429

La palabra vitriolo deriva del latín “vitreus”, que significa cristal y se refiere a la apariencia de las sales de sulfato, que también reciben el nombre de vitriolo.

  • Localización geográfica

En Venezuela la principal fuente de azufre son las Piritas de Aroa pero a 5 km de El Pilar, en el estado Sucre, se encuentran yacimientos asociados a la fosa tectónica que denomina el relieve local. También en Puerto Píritu, en Anzoátegui, y en Seboruco, en el estado Táchira, han sido localizados yacimientos de azufre. La Cordillera de los Andes tiene gran cantidad de minerales generalmente no metálicos como lo son, el carbón, mica, yeso, cobre, azufre.

  • Proceso de Manufactura

Existen dos procesos principales para la producción de ácido sulfúrico, el método de cámaras de plomo y el proceso de contacto.

  • - Método de las cámaras de plomo

Este es el método de producción industrial de ácido sulfúrico más antiguo y consiste en varias etapas:

1.- El dióxido de azufre(SO2) en estado gaseoso entra a una cámara, la torre de Glover, luego de haber salido de la cámara de combustión en donde es alimentado con ácido nitroso, proveniente de la cámara de Gay-Lussac, para formar ácido nitroso sulfúrico

(SO2(OH)ONO).

2SO2+2NOOH+O2 2SO2 (OH) ONO

2.- Luego el ácido nitroso sulfúrico se desnitrifica para formar ácido sulfúrico (H2SO4) y trióxido de nitrógeno (N2O3). También se evapora el agua dejando el ácido con una concentración aproximada de un 76-78%.

2SO2(OH)ONO+H2 2H2SO4+N2O3

3.- El trióxido de nitrógeno producido en la torre de Glover junto con el dióxido de azufre sobrante pasan a la primera cámara de plomo en donde se agrega más agua para formar ácido sulfúrico, el cual escurre por las paredes y se acumula en la parte inferior. Así sigue

pasando a otras cámaras de plomo en donde ocurren similares reacciones, para así ocuparla mayor cantidad de dióxido de azufre.

4.- Las cámaras de azufre pueden variar en cantidad dependiendo de la industria, estas pueden variaren numero desde 3 a 10, y el ácido resultante de estas tiene una concentración aproximada de entre 62-68%.

5.- Luego de pasar por las cámaras de plomo, el dióxido de azufre y óxidos de nitrógenos que aún quedan, pasan a torre de Gay-Lussac, en donde se disuelven en el ácido sulfúrico frío, proveniente de la torre de Glover, para formar ácido sulfúrico, ácido nitroso y ácido nitroso sulfúrico. Estos dos últimos volverán a ser utilizados en la torre de Glover para la producción de ácido sulfúrico.

6.- Los compuestos gaseosos que no se utilizan o que no se disuelven en el ácido son liberados a la atmósfera a través de chimeneas.

pasando a otras cámaras de plomo en donde ocurren similares reacciones, para así ocuparla mayor cantidad

Figura 1. Diagrama del proceso de cámaras de plomo

- Método de Contacto

Es el método de uso más generalizado en los países desarrollados. El fundamento del mismo reside en la oxidación reversible del SO2 a SO3 sobre un catalizador sólido, que en un principio fue platino y que modernamente suele ser pentóxido de divanadio (V2O5) por razones de economía, resistencia a los envenenadores (a los que el Pt es tan vulnerable). El proceso se basa en el empleo de un catalizador para convertir el SO2 en SO3, del que se obtiene ácido sulfúrico por hidratación. 2 SO2 + O2 2 SO3

SO3 + H2O H2SO4 En este proceso, una mezcla de gases secos que contiene del 7 al 10% de SO2, según la fuente de producción de SO2 (el valor inferior corresponde a plantas que tuestan piritas y el superior a las que queman azufre), y de un 11 a 14% de O2, se precalienta y una vez depurada al máximo, pasa a un convertidor de uno o más lechos catalíticos, por regla general de platino o pentóxido de vanadio, donde se forma el SO3. Se suelen emplear dos o más convertidores.

Los rendimientos de conversión del SO2 a SO3 en una planta en funcionamiento normal oscilan entre el 96 y 97%, pues la eficacia inicial del 98% se reduce con el paso del tiempo. Este efecto de reducciones se ve más acusado en las plantas donde se utilizan piritas de partida con un alto contenido de arsénico, que no se elimina totalmente y acompaña a los gases que se someten a catálisis, provocando el envenenamiento del catalizador. Por consiguiente, en ocasiones, el rendimiento puede descender hasta alcanzar valores próximos al 95%. En el segundo convertidor, la temperatura varía entre 500º y 600ºC. Esta se selecciona para obtener una constante óptima de equilibrio con una conversión máxima a un coste mínimo. El tiempo de residencia de los gases en el convertidor es aproximadamente de 2-4 segundos.

Los gases procedentes de la catálisis se enfrían a unos 100ºC aproximadamente y atraviesan una torre de óleum, para lograr la absorción parcial de SO3. Los gases residuales atraviesan una segunda torre, donde el SO3 restante se lava con ácido sulfúrico de 98%. Por último, los gases no absorbidos se descargan a la atmósfera a través de una chimenea. Existe una marcada diferencia entre la fabricación del SO2 por combustión del azufre y por tostación de piritas, sobre todo si son arsenicales. El polvo producido en el proceso de tostación nunca puede eliminarse en su totalidad y, junto con las impurezas, principalmente arsénico y antimonio, influye sensiblemente sobre el rendimiento general de la planta.

La producción de ácido sulfúrico por combustión de azufre elemental presenta un mejor balance energético pues no tiene que ajustarse a los sistemas de depuración tan rígidos forzosamente necesarios en las plantas de tostación de piritas.

Figura 2 . Diagrama del proceso de Contacto - Transporte y almacenamiento Por lo general, el

Figura 2. Diagrama del proceso de Contacto

- Transporte y almacenamiento

Por lo general, el ácido sulfúrico es transportado en camiones cisterna y almacenado en instalaciones en la superficie para almacenamiento a granel. La concentración de ácido entregado se encuentra entre el 93 y 95 por ciento de H2SO4, mientras las concentraciones excedan el 90 por ciento; puede utilizarse acero corriente para los materiales de construcción. Todas las instalaciones para productos a granel deberán contar con dispositivos de contención secundaria y estar construidos de material que no reaccione con el ácido. Se deberá desarrollar procedimientos especiales para la descarga del ácido para reducir al mínimo los posibles derrames y el riesgo de daños a los trabajador.

  • Productos y Subproductos

En este proceso se generan neblinas de ácido, SO2 y SO3 que representan los contaminantes principales emitidos a la atmósfera por las industrias de fabricación de ácido sulfúrico. El contaminante más representativo de las emisiones de la industria es el bióxido de azufre, que representa un 60% del total, seguido de los óxidos de nitrógeno con un 16%, el monóxido de carbono con 10%, los hidrocarburos con un 7% y las partículas suspendidas totales con 7%.

En el proceso de fundición de minerales sulfurados de cobre, se produce una gran cantidad de dióxido de azufre (SO2), compuesto altamente contaminante que se emite a la atmósfera. Mediante la planta de ácido es posible retirar de los gases este compuesto tóxico, y convertirlo en ácido sulfúrico, utilizando una serie de procesos físicos y químicos. Además el proceso de producción de ácido elimina de los gases algunas impurezas que son

contaminantes atmosféricos, como el arsénico, mercurio, selenio y otros metales; lo que permite descartar gases por la chimenea sin SO2 y limpio de estas impurezas contaminantes.

La mayoría de las emisiones de las plantas de contacto se deben al gas de cola de la torre de absorción. El gas contiene principalmente nitrógeno y oxigeno, pero también SO2 sin reaccionar, SO3 no absorbido, niebla de ácido sulfúrico y spray de ácido. Cuando el gas penetra en la atmósfera, el SO3 absorbe vapor de agua para formar una niebla ácida. Otras emisiones menores de SO2 y SO3 se escapan de los tanques de almacenamientos, concentradores de ácido y equipos de proceso.

En muchas plantas de contacto que queman azufre, es posible reducir a 0,1% la emisión de SO2 en el gas de salida, operando con un gas muy diluido, aunque, como es lógico, esto incrementa los costes de la operación.

Existen tres tipos diferentes de recuperación de niebla y spray ácidos: precipitadores electrostáticos, filtros de fibra y vidrio y filtros de tela metálica.

  • Industrias productoras de Ácido Sulfúrico en Venezuela y en el exterior.

-

El

Complejo

Petroquímico

de

Morón

produce

un

aproximado

de

600

MTMA

(mil

toneladas métricas al año) de acido sulfúrico que es usado posteriormente para la

producción de fertilizantes.

  • - Las principales fuentes de ácido sulfúrico internacionalmente provienen de Japón, Suecia

y Perú. A su vez, los principales destinos de exportación son el Perú, Brasil y Bolivia. En Chile, la compañía CODELCO-CHILE es el principal productor, consumidor, importador y exportador de ácido sulfúrico.

  • - Una empresa futura es el Complejo Petroquímico Navay, el cual se ubicará en la Cordillera

de los Andes, donde se creará una planta de acido sulfúrico en la que se producirá

alrededor de 330 MTMA.

  • Principales usos y aplicaciones del Ácido Sulfúrico

  • - Este ácido, uno de los más fuertes conocidos, tiene un amplio uso en la industria como agente deshidratante y oxidante y por su capacidad para disolver muchos metales.

  • - Se usa en los procesos de fabricación de tintes, pinturas, pulpa de papel, explosivos, fertilizantes y algunos detergentes, así como en el refinado del petróleo y metales.

  • - En el caso de la industria de los fertilizantes, la mayor parte del ácido sulfúrico se utiliza en la producción del ácido fosfórico, que a su vez se utiliza para fabricar materiales

fertilizantes como el superfosfato triple y los fosfatos de mono y diamonio.

  • - Cantidades más pequeñas se utilizan para producir superfosfatos y sulfato de amonio.

  • - Alrededor del 60% de la producción total de ácido sulfúrico se utiliza en la manufactura de fertilizantes.

  • - Cantidades substanciales de ácido sulfúrico también se utilizan como medio de reacción en procesos químicos orgánicos y petroquímicos involucrando reacciones como

nitraciones, condensaciones y deshidrataciones.

  • - En la industria petroquímica se utiliza para la refinación, alquilación y purificación de

destilados de crudo.

  • - En el procesado de metales el ácido sulfúrico se utiliza para el tratamiento del acero,

cobre, uranio y vanadio en la preparación de baños electrolíticos para la purificación y

plateado de metales no ferrosos.

  • - Algunos procesos en la industria de la Madera y el papel requieren ácido sulfúrico, así

como algunos procesos textiles, fibras químicas y tratamiento de pieles y cuero.

  • - En cuanto a los usos directos, probablemente el uso más importante es el sulfuro que se

incorpora a través de la sulfonación orgánica, particularmente en la producción de

detergentes.

  • - Uno de los pocos productos de consumo que contienen ácido sulfúrico como tal, es la batería de plomo, que se utiliza en los automóviles.

  • - Potabilización de agua: para producir sulfato de aluminio a partir de bauxita.

  • - Generación térmica de energía: para el tratamiento de las calderas.

  • - Metalurgia: para el decapado de metales.

    • Impacto ambiental

El carbón y algunos derivados del petróleo contienen cantidades apreciables de azufre (S). Al arder estos combustibles en las calderas de las fábricas, también arde el azufre, formando dióxido de azufre (SO2). Este gas se arroja a la atmósfera por las chimeneas. El SO2 se oxida lentamente, generando trióxido de azufre (SO3). De forma rápida, el SO3 reacciona con el agua de las nubes, formando ácido sulfúrico (H2SO4).

Este ácido, muy peligroso, queda disuelto en el agua de las nubes. El agua de estas nubes, con su peligrosa carga de ácidos, termina cayendo sobre la tierra en forma de lluvia, y es lo que se conoce como lluvia ácida. La acidez del agua produce cambios en el suelo y modifica los ecosistemas. Algunos árboles, como los pinos y los abetos, resultan muy afectados. Muchos peces de ríos y lagos mueren por la excesiva acidez del agua. El suelo se empobrece en nutrientes y muchas de las bacterias que descomponen la materia orgánica desaparecen. Es importante mencionar además el efecto de la lluvia ácida sobre construcciones, materiales y pinturas, éstas sufren erosión por efecto de los contaminantes que arrastra, el principal agente corrosivo es el dióxido de azufre y sus productos secundarios.