Anda di halaman 1dari 1

La revelación de la justicia en el N. T.

Romanos cap. 1-3.

Introducción.

En la obra de la redención de Dios para el hombre se debe destacar la revelación de la justicia en


el corazón del hombre, y no pensemos que es algo sencillo al contrario es algo muy complicado
por el lado del hombre, en primera de Timoteo capítulo 2 versículos 4 -7 allí vemos la declaración
del apóstol Pablo, porque Dios quiere que todos los hombres sean salvos y también que hay sólo
un solo nombre en el cual los hombres pueden ser salvos, y agrega Pablo; por eso yo fui
constituido predicador apóstol y maestro de los gentiles, aquí vemos que por sí mismo el hombre
no puede entender estas cosas, necesita ser enseñado, por alguien establecido por Dios o enviado
por Dios.

1- El documento, en el primer capítulo de romanos del versículo un al 7 es importante que


apreciemos esto, que Pablo presenta la carta a los romanos como un documento elaborado con un
desarrollo de menos a más, ningún otro libro del nuevo testamento tiene estas características y
cuando tú elaboras un documento es porque estás dando a conocer todo un asunto o materia y la
manera de llevarlo a la práctica, esto significa que al apóstol Pablo, lo que el señor ya le había
mostrado, y que había enseñado como lo vemos en la primera carta a Timoteo capítulo 2 y de
igual manera en el libro de Hechos donde vemos el ministerio del apóstol Pablo, entonces lo que
en la práctica hizo el apóstol Pablo era necesario que se documentara para tener un modelo a
seguir en el evangelio, es necesario glorificar a Dios por ello, porque de ese modo no tenemos que
inventar o agregar de nuestra cosecha, que es comúnmente lo que se hace cuando no se
comprende que el libro de romanos contiene el método a seguir.

2-La limitación del hombre, necesitamos tener un documento elaborado y establecido por Dios por
las limitaciones del hombre, por su completa incapacidad para comprender las cosas de Dios
primera carta a los Corintios capítulo 1:18,22 donde vemos a los judíos pedir señales y a los
griegos o gentiles pedir sabiduría, es decir el judío a través de la religión, pidiendo señales y el
gentil a través de la mente o su sabiduría, por eso el evangelio de Jesucristo es tropezadero para
unos, y locura para los otros y hoy en día sigue siendo lo mismo, y si no se toma en cuenta este
documento de romanos sobre todo los capítulos del 1 al 3 se altera el propósito de Dios, porque se
limitan a ofrecer una salvación sin llamar al arrepentimiento y cuando se hace esto, se adultera el
evangelio, se le quita el filo a la palabra de Dios.

3- La revelación de la justicia de Dios, al establecer romanos como un documento y como modelo,


el Señor Jesús busca asegurar al corazón con la revelación de la justicia ya que busca primero
convencerlos de pecado, capítulo tres versículo 10 donde vemos la declaración categórica "no hay
justo ni aún uno " y "para que toda boca se cierre y queden bajo el juicio de Dios " como dice
romanos 3:19. Esta es la preparación para llevar al hombre al arrepentimiento porque si no hay
arrepentimiento no puede haber revelación de la justicia de Dios. El mismo Señor Jesucristo en
mateo 4:17 lo estableció " arrepentíos porque el reino de los cielos se ha acercado " y el reino de
los cielos es para los justos de Dios, por eso es consistente esta enseñanza del arrepentimiento en
el nuevo testamento sobre todo en el libro de Hechos donde vemos en llamado a los judíos hechos
3:19, 5:31 y a los gentiles 11:18, 17:30 y 26: 20 es muy clara la enseñanza del arrepentimiento
para llevarlos a comprender la maravillosa buena nueva de romanos 1:17 la justicia de Dios
revelada a los corazones no a las mentes de ese bendito Cristo pagando con su sangre hasta la
muerte en ésa cruz y quitar toda condenación y maldición y poder entrar a participar como hijos en
su reino eterno. Amén.

Conclusión.

El documento de Romanos enseña primero la convicción de pecado, que nos lleva al


arrepentimiento para vida, disponiendo así nuestro corazón para la revelación de la justicia en
Cristo y dándonos entrada a la nueva creación 2da Cor. 5:17 amén .