Anda di halaman 1dari 1

ARAUJO RAMÍREZ PEDRO JOSUÉ

FISIOLOGÍA (PRACTICA).

LA ELECTROMIOGRAFÍA Y SUS APLICACIONES CLÍNICAS EN LA


MEDICINA

La practica de esta semana se baso en la realización de una electromiografia


(EMG), que es un estudio que nos permite registrar los impulsos eléctricos
generados por los cambios de voltaje que se dan durante la contracción de las
fibras musculares, en este caso hicimos una electromiografia de superficie,
mediante electrodos que se colocan sobre la piel, pero también hay
electromiografías profundas, donde los eléctrodos son colocados directamente en
el músculo.

Aunque la EMG básicamente nos permite detectar la fuerza generada por uno o
varios músculos y el tiempo de fatiga de los mismos, tiene otros usos clínicos,
como por ejemplo en trastornos neurológicos, donde esta comprometida la
función motora, pues permite detectar la denervación y su distribución
anatómica. También permite la evaluación y seguimiento de los nervios
periféricos, cuando han sido lesionados y reparados, permitiendo señalar el
progreso, éxito o fracaso del tratamiento, para seguir con el mismo o cambiarlo.

La EMG también permite:

1.- Distinguir entre lesiones del SNC y del SNP.


2.- En patología neuromuscular, localizar y cuantificar diferentes tipos de
lesiones con gran exactitud y precisión. Específicamente;
 Lesiones de la neurona motora del asta anterior o del tronco
(neuronopatías motoras) y de las neuronas del ganglio raquídeo
posterior (neuronopatías sensitivas).
 Lesiones de las raíces motoras o sensitivas (radiculopatías), de los
plexos (plexopatías) y de los troncos nerviosos (lesiones tronculares).
 Alteraciones de la transmisión neuromuscular y, dentro de ellas,
distinción entre trastornos presinápticos y postsinápticos.
 Trastornos primarios del músculo esquelético (miopatías)
3.- Mediante, una serie de técnicas, explorar la función del sistema nervioso
autónomo (SNA) y sus trastornos.

Otro campo de frecuente utilización de la EMG es el de la Medicina Deportiva,


pues es utilizada para medir la evolución en el aumento de la fuerza de
contracción y resistencia a la fatiga de los músculos y de esta manera corroborar
el progreso, éxito o fracaso de algún plan de entrenamiento deportivo en
especifico o de algún plan de rehabilitación posterior a una lesión.

Básicamente la EMG es utilizada en el estudio y tratamiento de patologías que


afectan al músculo y a las neuronas motoras, con la posibilidad de evaluar su
evolución.