Anda di halaman 1dari 44
Clase Nº 7 La presente clase ha sido elaborada por Pablo Imen exclusivamente para ser

Clase Nº 7

La presente clase ha sido elaborada por Pablo Imen exclusivamente para ser dictada en el Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED), en la Clase 7: “Universidad y políticas neoconservadoras: Hacia un modelo mercantil, clientelar, diversificado y competitivo.” del curso: “La crisis educativa en la Argentina”, Marzo 2009.

Av. Corrientes 1543 (C1042AAB), Ciudad de Buenos Aires, Argentina Informes: (54-11) 5077-8024 academica-pled@cculturalcoop.org

Cómo citar:

Imen, Pablo: ‘Universidad y políticas neoconservadoras: Hacia un modelo mercantil, clientelar, diversificado y competitivo.‘’ [CLASE], en el curso: “La crisis educativa en la Argentina”. (Programa Latinoamericano de Educación a Distancia, Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, Buenos Aires, Marzo 2009).

Universidad y políticas neoconservadoras: Hacia un modelo mercantil, clientelar, diversificado y competitivo.

Prof. Pablo Imen

Introducción

El presente trabajo tiene como objeto analizar algunos lineamientos centrales de las

políticas universitarias del actual gobierno nacional, tomando como punto de

partida una breve perspectiva histórica.

El gobierno de Menem ha impulsado la profundización de un modelo social que ha

combinado con singular eficacia el clientelismo político y la lógica de mercado como

orientadora de todas las acciones de la dinámica social; con impactos claros en la

vida universitaria.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 1

Ha instalado, desde una transformación profunda del nivel estructural, de la

normativa y de la propia dinámica universitaria , una orientación mercantilista,

clientelar, diversificada y competitiva.

El propósito de este trabajo es delinear las características de estos impactos a partir

de un análisis crítico de:

a) el contexto político y social que fue reconfigurando la política

neoconservadora del actual Poder Ejecutivo Nacional (así como el

tratamiento de sus antecedentes inmediatos).

b) las política universitaria seguida por el oficialismo hasta la sanción de la

Ley de Educación Superior.

c) la propia Ley de Educación Superior

d) Algunas conclusiones que considero pertinentes y relevantes para

comprender los desafíos para la construcción de una política universitaria

que recoja las mejores tradiciones de la Universidad Reformista, que

confluya a un modelo polìtico-cultural, socioeconómico y educativo capaz de

asegurar la igualdad social y la democracia sustantiva de nuestras

sociedades.

Se agrega como anexo un prolongado documento que intenta sintetizar los modelos

universitarios que se extraen de un estudio de las fuentes disponibles.

A pesar de su casi intolerable extensión, me ha parecido importante realizar dicho

esfuerzo por cuanto , desde una concepción que reclama la centralidad de la historia

para comprender el presente y orientar las acciones al futuro, no es posible

entender las claves y las pugnas de hoy sin hacer una referencia clara a los modelos

que iluminaron las luchas de tantos hombres y mujeres por una Universidad

científica, democrática, al servicio de los intereses mayoritarios de la sociedad. Es en

nuestras raíces, posiblemente, donde deberemos comenzar a construir otras

respuestas alternativas al modelo universitario que el poder intenta imponer con,

hasta ahora, éxito relativo.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 2

SECCIÓN PRIMERA: PARA COMPRENDER EL CONTEXTO DE LAS POLÍTICAS

EDUCATIVAS NEOCONSERVADORAS

Este apartado tiene por objeto contribuir a la comprensión tanto de los alcances de la

ideología neoconservadora, como a la explicitación de algunos indicadores relevantes

para abordar el contexto en el que tienen lugar las políticas educativas vigentes. De

allí que nuestro punto de partida será “ligeramente” histórico y teórico 1 para luego

introducirnos, suscintamente, en el cuadro económico y social vigente durante la

gestión menemista, entendida como continuidad ideológica y política de la dictadura

militar de 1976.

Apuntes teóricos: mitos y claves del neoconservadurismo

Es menester avanzar en el pensamiento de Milton Friedman -premio nobel de

economía en 1976-, quién se ha convertido en el vocero más autorizado del

monetarismo, y ha expresado con una franqueza brutal los principios ordenadores de

las concepciones de la Nueva Derecha.

El hecho de que la prédica de Friedman date de los últimos ‘50, nos hace presuponer

que sus fórmulas de ajuste sólo encontraron eco mucho más tarde montadas sobre la

crisis del capitalismo mundial, a mediados de los setenta.

En su diagnóstico se insiste en la hipertrofia de los aparatos de Estado, en los

incontenibles desbordes democráticos a partir de la sobrecarga de las demandas

provenientes de los sectores populares y en la inexorable agonía del keynesianismo

propiciando diversas fórmulas de ajuste, cuya implementación dista de ceñirse al

plano económico.

"La importancia de las tesis fredmanianas radica en algo externo a su irrelevancia

teórica. Es su influencia práctica como ideología burguesa en una situación de crisis y

recomposición autoritaria y conservadora del capitalismo lo que instala el pensamiento

de Friedman en el centro del debate contemporáneo. Su actualidad proviene pues del

1 Decimos “ligeramente” porque, dados los límites de este trabajo, no es posible - ni pertinente, ni relevante- profundizar en aspectos que merecerían de todos modos un más prolongado tratamiento

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 3

hecho de que sus preceptos fundamentales: imperio del mercado, desmantelamiento

del Estado de Bienestar y contención de los avances democráticos, han sido los

principios racionalizadores de conocidas tentativas conservadoras que, con mayor o

menor grado de violencia, se han ensayado en las más diversas latitudes.” 2

Todo el discurso fredmaniano se articula alrededor de la noción de mercado desde

una perspectiva apologética y cuyas únicas vías de implementación real pasan por la

violencia, por la anulación de los derechos adquiridos y vigentes durante décadas.

La crítica muy fuerte al Estado de Bienestar, en un contexto de crisis profunda de la

economía, se basa en la reformulación de un nuevo "contrato social" que provoque una

fuerte retracción de la intervención estatal según los cánones del Estado Gendarme del

liberalismo oligárquico: un Estado que se limite a garantizar el libre desenvolvimiento

de las fuerzas económicas en un mercado cuasi-absoluto.

De allí que las críticas más fuertes al Estado de Bienestar Keynesiano (en adelante

EBK) se centren en las cargas impositivas progresivas (a la riqueza, a las ganancias, a

los activos, etc.) que provocan una "desincentivación de la inversión": el empresario

siente al EBK como un pulpo que succiona sus alicaídas ganancias y comienza a

pensar hasta que punto es rentable la inversión productiva.

Otra crítica nodal al EBK es que la excesiva protección otorgada a los trabajadores a

través de la normativa laboral conduce a una "desincentivación de la mano de obra" ,

dado que la hace participar en un nivel extremadamente alto del producto, instala una

densa red de seguridad social que ampara a los trabajadores incluso de la

desocupación y convierte al asalariado en un verdadero "infante tutelado" por el

Estado.

C. Offe señala que, independientemente del grado de verdad que puedan contener

estas premisas (y que expresa, debemos agregar, una perspectiva interesadamente

clasista a favor del capital) hay un hecho que el discurso neoconservador calla y que

expresa la profunda inviabilidad del planteo: la aniquilación de las conquistas sociales

implementadas en el EBK conduciría a un conflicto social de imprevisibles

2 Borón, Atilio. “Estado, Capitalismo y Democracia”. Ed. Imago Mundi. Bs. As., 1991.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 4

consecuencias 3 . Por ello , a pesar de los postulados teóricos, ni Reagan ni Tatcher

pudieron modificar radicalmente la distribución del PBI ni desmantelar absolutamente

las instituciones de bienestar, aunque intentaron algunas medidas en esa dirección.

La enorme difusión de los escritos de Friedman, que remiten a su "Capitalismo y

Libertad" de 1959 inducen a pensar en una operación propagandística en gran escala.

¿Cuál es el hilo argumental del discurso friedmaniano?

En las sociedades de masas, la coordinación de las actividades productivas serían

viables a través de dos formas.

Una coercitiva implementada por el Estado; una cooperativa desplegada por el

Mercado. Y si bien nunca existen en forma pura, la lógica de una predomina sobre la

lógica de la otra.

La operación teórica fredmaniana consiste en oponer como antagónicos al Estado y al

Mercado, asignándole un valor positivo al segundo en tanto garantiza la libertad

económica, política y social; y un valor negativo al primero, en tanto que continente del

autoritarismo y la coerción.

Por lo tanto, el desmantelamiento del EBK no se puede comprender sino como un acto

emancipador, en un imperativo irrenunciable para preservar la libertad.

En todo el planteo de Friedman se "filtra" un supuesto al que no se atiende

debidamente, y que es central para evaluar los niveles de libertad efectiva de los

individuos como agentes económicos.

Siguiendo el análisis de A. Borón, una pregunta clave es cuándo elige un individuo y

hasta donde puede elegir. Porque no se trata, en principio, en elegir entrar o no en una

transacción particular entre agentes económicos sino si existe la posibilidad de elegir o

no la integración al mercado. Es decir, elegir antes y no después -cuando el productor

ya está incorporado- es un interrogante básico para definir si existe realmente esa

libertad tan declamada.

Y la historia del capitalismo es contundente a este respecto: la separación entre capital

y trabajo impuso cruelmente una de las dos opciones. El divorcio entre productores y

3 Offe, Clauss. “Contradicciones en el Estado del Bienestar”. Ed. Alianza 1a. Ed. en Español 1990. México.1991.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 5

los medios de producción se operó a través de dosis inéditas de violencia y con la

inestimable colaboración del jóven aparato estatal burgués.

Como señala Borón: "Producido de este modo la separación del productor directo de

sus medios de subsistencia, la venta de su fuerza de trabajo en el mercado difícilmente

podría concebirse como una expresión de su libertad, sino precisamente de su

sometimiento. ¿Qué sentido tendría hablar de una 'libertad de respirar'? Simplemente

ninguno, y lo mismo ocurre cuando los Friedman cantan sus loas al mercado como

ámbito natural de la libertad. El origen histórico del mercado demuestra precisamente

lo contrario, que el sometimiento de los productores independientes al mercado fue un

proceso de una crueldad pocas veces visto, una imposición violenta y respaldada por

la fuerza estatal y no el resultado de una parsimoniosa reflexión de unos cuantos

Robinson Crusoes que, con el propósito de optimizar paretianamente sus beneficios,

decidieron integrarse al mercado capitalista." 4

El planteo de Friedman reafirma sus costados ideológicos más groseros en los análisis

sobre el monopolio en los capitalismo modernos. Volcamos aquí una cita de su libro

Capitalismo y Libertad que nos exime de mayores comentarios: "En un aspecto existe

una importante diferencia entre el monopolio laboral y el empresarial. Mientras

parecería no haber existido ninguna tendencia ascendente en el último medio siglo,

ciertamente la ha habido en la importancia del monopolio laboral.”

Los datos existentes demuestran que el mercado conduce, inexorablemente, o bien al

monopolio o bien al oligopolio.

Y su ataque desembozado a los "monopolios laborales", es decir, a los sindicatos, no

expresan sino un ataque frontal a los derechos económicos y sociales ganados

trabajosamente por los sectores populares y en particular contra sus organizaciones.

El mito del mercado autorregulado, tanto en la perspectiva histórica como en el

análisis de los capitalismo acutales no es más , pues, que tráfico ideológico.

"Se trata, contrariamente a lo que aducen los teóricos del liberalismo, de una forma de

organización de la producción que requiere del persistente apoyo estatal a las clases

dominantes, que juegan con cartas marcadas el juego del mercado. Por otra parte, no

4 Borón, Atilio. Ob. cit.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 6

es cierto que sea un juego donde todos ganen , sino que, en términos sociales, lo que

unos pocos ganan muchos pierden; la fuente de la riqueza , apropiada por los dueños

del capital, se encuentra en la combinación del trabajo humano con la naturaleza, a

pesar de lo cual la distribución de los frutos que realiza 'naturalmente' el mercado es

extremadamente desigual, reproduciendo las relaciones de explotación. Sólo la acción

de un Estado democrático ha podido impedir que estas tendencias hayan conducido a

una catástrofe social de impredescibles proporciones. Deberíamos subrayar lo de

democrático porque no es cualquier Estado el que asume las acciones para atenuar

las consecuencias desastrosas que se derivan del 'darwinismo social de mercado': sólo

un Estado que haya desarrollado una cierta base social de masas y que, a raíz de ello,

sea congruente con sus demandas, es capaz de cumplir la tarea reparadora y

compensadora de la barbarie fomentada por el mercado."(A.Borón, ob.cit.)

Según vimos, los datos de la realidad desmienten, primero que nada, la identidad de

las nociones de libertad y mercado (a menos que definamos el concepto de libertad

como libertad de comercio excluyentemente)

Y en segundo lugar, también aparece refutado el supuesto antagonismo entre Estado y

Mercado, en tanto el primero articuló políticas que han garantizado y garantizan el

funcionamiento del segundo.

El carácter de clase del Estado puede observarse con claridad meridiana en las

coyunturas de crisis global, en las cuales el sistema es puesto en entredicho en

bloque.

Allí el aparato estatal abandona su posición "neutral" de los tiempos pacíficos y toda

su maquinaria represiva es desplegada contra los grupos que intentan subvertir el

orden existente.

La orientación antikeynesiana, la negación de los espacios democráticos producidos a

través de la rearticulación de Estado y Sociedad desde los '30, no esconde sino el

terror a la democratización creciente -fundamentalmente al hecho de que la

democracia se extienda a la fábrica, el santuario burgués- y al deseo de hacer recaer la

crisis de acumulación sobre las espaldas de los sectores asalariados en forma

diferencial.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 7

Esta y no otra es la razón de la apología frenética del Mercado, que ha sido y es la base

de sustentación de las políticas monetaristas.

La vinculación de estos análisis con la educación en general y con la educación

universitaria en particular tiene que ver con la conversión de la educación a

mercancía. Si tal hecho es consumado en la realidad, todo cambia: la función y el

fin de las organizaciones educativas; sus parámetros de gobierno, organización y

evaluación; las formas de acceso al conocimiento; etc. Poder analizar el discurso

filosófico fredmaniano nos abre las puertas, en todo caso, a los fundamentos

finales de las actuales políticas desenvueltas por la Nueva Derecha.

El Plan Económico de Martínez de Hoz y su prolongación en las democracias

frágiles

La política iniciada por Martínez de Hoz, como cualquier política económica del signo

que fuere, dejó la “mano invisible del mercado” como imagen metafórica pero

desmentida en la realidad concreta: en Argentina el Estado demostró una activa

participación en la dinámica económica: indujo la llamada incorrectamente

“promoción industrial”, los sobreprecios en las compras estatales, la “socialización” de

la deuda externa privada fueron algunos de los instrumentos para distribuir

regresivamente el ingreso y generar un reordenamiento global del orden social.

Las palabras de Rodolfo Walsh en su Carta Abierta a la Junta Militar dan cuenta de

los objetivos finales de las políticas implementadas por la dictadura genocida

encabezada por Videla y Martínez de Hoz .

A un año del golpe, decía Walsh: “El primer aniversario de esta Junta Militar ha

motivado un balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales,

donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, lo que reconocen como errores son

crímenes y lo que omiten son calamidades. El 24 de marzo de 1976 derrocaron

ustedes a un Gobierno del que formaban parte, a cuyo desprestigio contribuyeron

como ejecutores de su política represiva, y cuyo término estaba señalado por

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 8

elecciones convocadas para nueve meses más tarde. (

)

Ilegítimo en su origen, el

gobierno que ustedes ejercen pudo legitimarse en los hechos recuperando el programa

en que coincidieron en las elecciones de 1973 el ochenta por ciento de los argentinos

y que sigue en pie como expresión objetiva de la voluntad del pueblo, único significado

posible de ese ‘ser nacional’ que ustedes invocan tan a menudo. Inviertiendo ese

camino han restaurado ustedes la corriente de ideas e intereses de minorías

derrotadas que traban el desarrollo de las fuerzas productivas, explotan al pueblo y

disgregan a la Nación. Una política semejante sólo puede imponerse transitoriamente

prohibiendo a los partidos, interviniendo los sindicatos, amordazando a la prensa e

implantando el terror más profundo que ha conocido la sociedad argentina. (

) Quince

mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de

desterrados son la cifra desnuda de ese terror. Colmadas las cárceles ordinarias,

crearon ustedes en las principales guarniciones del país campos de concentración

donde no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional. El secreto

militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a

la mayoría de las detenciones en secuestros y que permiten la tortura sin límite y el

De este modo han despojado a la tortura de su límite en el

fusilamiento sin juicio. (

tiempo. Como el detenido no existe, no hay posibilidad de presentarlo al juez en diez

días como manda una ley que fue respetada aún en las cumbres represivas de las

Mediante sucesivas concesiones al supuesto de que el fin de

últimas dictaduras. (

exterminar a la guerrilla justifica todos los medios que usan, han llegado ustedes a la

tortura absoluta, intemporal, metafísica, en la medida que el fin original de obtener

información se exravía en las mentes perturbadas que la adminstran para ceder al

impulso de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder la

dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido.(

A la luz de estos

episodios cobra su signfiicado final la definición de la guerra pronunciada por uno de

sus jefes: “La lucha que libramos no reconoce límites morales, ni naturales, se realiza

más allá del bien y del mal”. Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo,

no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído al pueblo argentino

ni las peores violaciones a los derechos humanos en que ustedes incurren. En la

)

)

)

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 9

política económica de este gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus

crimenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con

la miseria planificada. (

trabajadores al 40% , disminuido su participación en el ingreso nacional al 30%,

elevado de 6 a 18 horas la jornada de labor que necesita un obrero para pagar la

canasta familiar, resucitando así las formas de trabajo forzado que no persisten ni en

los últimos reductos coloniales. Congelando salarios a culatazos mientras los precios

suben en las puntas de las bayonetas, aboliendo toda forma de reclamación colectiva,

prohibiendo asambles y comisiones internas, alargando horarios, elevando la

desocupación al récord del 9% y prometiendo aumentarla con 300.000 nuevos

despidos, han retrotraído las relaciones de producción a los comienzos de la era

industrial, y cuando los trabajadores han querido protestar los han calificado de

subversivos, secuestrando cuerpos enteros de delegados que en algunos casos

Tampoco las metas

abstractas de la economía, a las que suelen llamar ‘el país’ , han sido ustedes más

afortunados.” 5

Estos cambios originados en dosis homeopáticas durante la brevísima gestión de

Celestino Rodrigo se han implementado orgánicamente con Martínez de Hoz y se han

reflejado a partir de una concepción del mundo y unos intereses materiales muy

concretos que fueron disfrazados bajo una incomprensible artillería verbal que

abrevaba en las áridas fuentes neoclásicas: “menos intervención estatal y más

mercado, interno y externo, porque la intervención impedía que la iniciativa privada

desplegara su vocación de creatividad e inversión; menos despilfarro en el consumo y

más austeridad, para que aumente el ahorro y la inversión; menos holganza y atraso

tecnológico y más modernización y trabajo, para que aumente la productividad, que ,

al fin y al cabo, es la única forma de aumentar el bienestar. Privatización, apertura,

aparecieron muertos, y en otros casos no aparecieron. (

En un año han reducido ustedes el salario real de los

)

)

5 Rodolfo Walsh. “Operación Masacre”. Ediciones La Flor 12º Edición 1984. Bs. As. La voluntaria extensión de esta cita intenta justificarse en la incidencia de estas políticas en los desarrollos posteriores - económicos, culturales, políticos, sociales.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 10

desregulación y sacrificio presente para el bienestar futuro, que no son sino otras

formas de decir lo mismo.” 6

Continuidades y Rupturas del Programa Neoliberal

Los autores de “El Desarrollo Ausente” hacen un interesante inventario de las

fórmulas que se repiten desde la dictadura como una letanía; y que han servido de

argumento para justificar su continuidad en gobiernos posteriores:

Primero has que crecer para después poder distribuir

Hay que sacrificar el bienestar presente para aumentar el bienestar futuro

Hay que invertir para poder crecer y poder distribuir

Hay que agrandar la torta para después repartirla.

Hay una necesaria aclaración preliminar para entender los significados reales que se

ocultan detrás del discurso: Neoclásicos, marxistas y keynesianos tienen como

presupuesto que los capitalistas no consumen y los asalariados no ahorran. Por tanto,

la referencia a achicar el consumo hace referencia expresamente a la mano de obra.

Un dato interesante es que hasta 1994 -hablamos del boom del Plan de

Convertibilidad- el consumo insumía el 85% del ingreso nacional; y los asalariados

consumen aproximadamente un 30% del mismo. El restante 55% del ingreso fue

producto de la demanda de los sectores más ricos de la sociedad civil.

Se destacan algunas tendencias desde 1976 a 1993:

1) Desde 1976 el producto por habitante decreció. También decreció el coeficiente

Inversión/PBI 1975-1993.

2) Desde 1976 la tasa de inversión cayó.

3) Es aceptado por la economía que la única medida de la productividad del conjunto

de la sociedad es el producto por habitante. Desde 1976 la productividad de la

sociedad argentina viene cayendo. Desde 1976 la economía argentina viene

6 Azapirazu y otros. “El Desarrollo Ausente”.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 11

atrasándose , no modernizándose. Y la caída de la productividad y el atraso

tecnológico son una consecuencia de la caída en la tasa de inversión.

Cuando nos preguntamos por los motivos en la caída de la inversión, la respuesta

monetarista es: por el aumento irresponsable de los salarios.

Veamos en el siguiente cuadro la evolución de los salarios según datos de la Secretaría

Nacional de Seguridad Social e INDEC

Variación del Salario Real, 1975-1993. Índice 1975=100

Año

Salario

Año

Salario

1975

100

1985

68,8

1976

66,4

1986

64,1

1977

51,3

1987

58,7

1978

53,9

1988

59,6

1979

57,7

1989

54,5

1980

66,3

1990

49,3

1981

61,9

1991

46,8

1982

53,6

1992

48,7

1983

63,6

1993

49,1

1984

76,5

   

Vistos estos datos, es difícil sostener lo que en realidad es insostenible: que el

problema de la inversión se ha debido al costo salarial. Aún hoy los gurúes

neoliberales sostienen con tesón místico dicha tesis.

Continuidades y Rupturas: secuelas de la dictadura

De los datos disponibles ,entre 1974 y 1983, se extraen las siguientes conclusiones:

1) El volúmen físico de la producción se contrajo poco menos del 10%

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 12

2) La cantidad de obreros ocupados en la industria se redujo en más de un tercio

(34,3%) y las horas-obrero trabajadas en poco más del 30% (30,4%). Esta disímil

contracción refleja un incremento de la jornada media de trabajo equivalente al

5,9%.

3) La productividad media de la mano de obra muestra un crecimiento por demás

significativo (37,6% si se refiere a obreros ocupados y 29,9% en función de las horas

trabajadas).

4) El salario real y el costo salarial disminuyeron casi un 20% (17,3 y 18,6%

respectivamente).

5) La relación productividad/ costo salarial o, en otras palabras, la distribución

interna del ingreso industrial revela una creciente apropiación del excedente por

parte del sector empresarial (se incrementó en un 69%)

Estos cambios inducidos en la estructura económico social han generado una

traumática transformación social, y sus efectos han trascendido el plano

meramente económico para instalarse en los planos organizativo, político e

ideológico desde la introducción del terror combinado con el individualismo a

ultranza.

El neoliberalismo en clave menemista

Los cambios operados en aquél lejano 1976 fueron continuados - de manera

ciertamente difusa y contradictoria - por la gestión alfonsinista, que con sus

diversos planes de estabilización y ajuste fue orientando las políticas económicas en

el sentido propuesto por los organismos multilaterales de crédito.

Independientemente de las intenciones formuladas por el gobierno radical, lo cierto

es que el camino para las posteriores profundizaciones neoliberales quedó allanado.

Y la crisis de 1989 fue un punto de inflexión en la definición e implementación de

políticas públicas inducidas por el Consenso de Washington: privatización,

desregulación y apertura son los renuevos gritos de guerra de la burguesía.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 13

Luego de siete años de Plan de Convertibilidad, parece oportuno dar cuenta de los

cambios operados en el escenario económico y social.

A continuación transcribimos en el Cuadro I algunos datos claves del escenario

socioeconómico, con datos del INDEC y de los Ministerios de Economía, Educación,

Salud y Acción Social, UNICEF, Centro de Estudios Bonaerenses.

Cuadro I- Indicadores Sociales en Argentina período 1980-1996

Indicadores

198

198

1990

199

199

199

199

199

199

0

5

1

2

3

4

5

6

Tasas de Inflación*

1343,

84

17,5

7,4

3,9

1,6

0,1

9

Crecimiento del PBI

0,1

8,9

8,7

6

7,4

(3,9)

4,3

real*

Tasa de

5,9

6,3

6

7

9,3

12,2

16,6

17,4

Desempleo***

Tasa de

7,1

8,9

7,9

8,1

9,3

9,4

12,5

13,6

Subempleo***

Empleo en Negro **

27,6

31,5

31,8

32,8

31,1

32,9

34,9

Empleo Marginal **

18,2

19,4

21,8

22,4

20,6

19,8

19,5

Ingreso Familiar per

29,2

31,2

36,6

34,1

32,5

34,9

33,7

36,5

37,1

cápita (10% más

rico)**

Ingreso fliar per

59,4

59,8

54,6

57,1

57,8

56,4

57,3

55,4

cápita (60%

intermedio)**

Ingreso fliar. per

11,4

9

8,8

8,8

9,7

8,8

9

8,1

cápita (30% más

pobre) **

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 14

Pobreza**

8,7

18,4

33,8

21,6

17,8

16,9

19

24,8

27,9

Indigencia**

3,9

2,4

2,5

3,2

3

4,8

5,5

Tasa de Mortalidad

33,2

26,2

25,6

24,7

23,6

22,9

22

22,2

Infantil en º/ ºº

Retención Nivel

76,5

74,8

Primario*

Retencion Nivel

41,6

40,9

Secundario *

Tasa bruta de

5,9

5,6

5,8

5,4

4,7

4,7

4,3

4,3

nupcialidad

en º/ ºº

Tasa bruta de

25

21,3

21

21,3

20,5

19,8

19,7

18,9

natalidad en º /ºº

Nacimientos

29,5

33,3

37,5

39

39,7

41,7

43,5

46

Extramatrimoniales

*

Tasa de

80

141,

172,1

154,

164,

182,

204,

Delincuencia en

9

5

5

8

3

p/10.000

* Total del País

** Área Metropolitana del Gran Buenos Aires

*** Total de Aglomerados Urbanos (Sobre artículo periodístico de la Dra. Susana

Torrado, Socióloga de UBA/ CONICET, publicado en el Diario Clarín el 28 de agosto

de 1997. También tomamos aquí buena parte de los análisis allí volcados- Los datos

se basan en ondas de la medición de Octubre de los años tomados)

Este cuadro expresa, blanco sobre negro, los efectos de las políticas neoliberales

llevadas por la gestión menemista hasta el paroxismo.

Una primera lectura de los datos permite entrever que, aunque hubo crecimiento

del PBI real , los indicadores sociales relevantes han empeorado en casi todos los

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 15

casos por los mecanismos económicos, sociales y políticos de distribución de la

riqueza.

Algunas voces señalan que el PBI per cápita, sin embargo, es inferior en términos

constantes al de 1974, por lo cual el crecimiento económico sería , en todo caso ,

motivo de controversia.

No tiene discusión, en cambio, el carácter desigualador del modelo económico-social

basado en las privatizaciones, la apertura cuasi indiscriminada de la economía y al

desregulación de aquellas normas que garantizaban un nivel aceptable de bienestar

a los sectores populares.

La distribución del ingreso acrecentó significativamente la brecha entre ricos y

pobres.

La tasa de desempleo casi se triplicó entre los extremos del período (5,9% a 17,4%);

el subempleo abierto se duplicó; el porcentaje de asalariados en negro se

incrementó en más de tres puntos; y la evolución del empleo marginal fue cíclica,

respondiendo a la capacidad de absorción de bienes del mercado interno.

El salario real promedio se deterioró en el caso de los trabajadores menos

calificados.

Por otra parte, en los casos en que se registraron incrementos salariales reales,

estos fueron muy inferiores al correlativo aumento de la productividad.

Se incrementaron sustancialmente los niveles de pobreza y de indigencia.

Como efecto de este último fenómeno, se incrementó sustancialmente el número de

personas que subsisten de la asistencia alimentaria. Por dar un caso, sólo Caritas

atendió diariamente en 1996 a 428.719 personas.

En salud, los indicadores son escasos. La información referida a tasa de mortalidad

infantil demuestra que en 1995 se revirtió una tendencia a la baja que se sostenía

desde 1980, pero en 1994 aumenta del 22 al 22,2 por mil. El dato es ciertamente

grave, porque en la actualidad este indicador tiende a descender rápidamente aún

en situaciones económicas desfavorables debido sobre todo al bajo costo de su

prevención. Es tan así, que este indicador no se considera ya como válido para la

medición del bienestar de las sociedades contemporáneas.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 16

Respecto a la educación: entre los dos años en que hay datos sobre el “rendimiento”

del sistema educativo (y retoma una variable altamente privilegiada por el Banco

Mundial y el BID: la retención, habiendo significativos silencios sobre otras

cuestiones de las prácticas pedagógicas que inciden fuertemente en el servicio). Hay

síntomas de deterioro. Sin embargo, agrega, el hecho más trascendente no puede

cuantificarse: la “brutal devaluación de los títulos académicos.”

La Dra. Torrado agrega , finalmente, que hay sólidas evidencias de

desorganización familiar; así como un notorio incremento de la tasa de

delincuencia, que pasó de 148 delitos registrados por cada 10.000 habitantes a 204

desde 1991 a 1995. Aunque las cifras no puedan contarlo, es notorio igualmente

que se han intensificado los niveles de peligrosidad y violencia en la acción delictiva

que documentan a diario los medios de comunicación.

Este mapa se completa con la disgregación y caída de las capas medias nacionales,

el acotamiento de los sectores asalariados (tanto de obreros como de servicios) con

puestos estables, la liquidación de procesos importantes de movilidad ascendiente y

su reversión, ahora y en escala masiva , de la clase media a los sectores

empobrecidos.

La particular dinámica del sistema sumerge a la sociedad en una suerte de

“presente perpetuo”, imposibilitando en los hechos el diseño de un futuro colectivo y

un destino común.

Las leyes de la selva, promovidas como política de Estado por los poderes públicos,

tienen un impacto imposible de medir cuantitativamente pero que se trasluce en

cualquier paseo por los suburbios capitalinos y de cualquiera de los tres cinturones

bonarenses.

Por diversos motivos, este proceso complejo ha tenido un impacto directo en la

reconfiguración del orden social, cultural, político y económico.

Los efectos sobre la educación han sido evidentes: el deterioro de las condiciones

laborales docentes y la degradación de las condiciones de vida de la población han

impactado de modo directo en las aulas; y especialmente en las aulas universitarias.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 17

Sobre estas nuevas realidades operó el gobierno neoconservador de Carlos Menem, y

sólo en el marco de este proyecto concentrador y excluyente puede comprenderse el

conjunto de políticas universitarias desarrolladas en esta gestión.

La comprensión de estas políticas que reestructuraron en un sentido desiguador y

excluyente a la sociedad argentina constituye un marco imprescindible para

comprender algunas de las modificaciones en la universidad argentina. El estallido

del Estado de Bienestar - de sus instituciones, sus prácticas, sus identidades - y la

imposición de unas relaciones sociales mercantilizadas y clientelísticas típicas de la

Nueva Derecha han impactado obviamente en la institución universitaria.

SECCIÓN SEGUNDA: UN ANÁLISIS DE LAS POLÍTICAS ACTUALES

El menemismo ha desarrollado en torno a la universidad una política coherente con

su propuesta neoconservadora, en un proceso que tiene como punto de partida el

cambio del rango de Políticas Universitarias, elevada ahora como de Secretaría de

Estado en consonancia con las prioridades políticas de este gobierno 7 en materia

educativa.

La sanción de la Ley de Educación Superior cierra una etapa conducida por el

Licenciado Juan Carlos Del Bello, otrora combativo militante de la izquierda

peronista, que daría un nuevo impulso a las políticas que aspiran a convertir la

educación superior en un modelo competitivo y diversificado; luego de haber

desarrollado estrategias clientelísticas (durante la gestión Salonia) en que florecieron

multitud de Universidades tanto privadas como públicas.

Es oportuno y pertinente realizar una pequeña reseña de los sucesivos intentos de

reconversión de la Universidad; para luego realizar un análisis de los aspectos más

significativos de la Ley de Educación Superior.

7 Así como, oportunamente, Derechos Humanos fue “descendida” al rango de Subsecretaría.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 18

Estrategias

graduales

de

imposición

hacia

un

modelo

clientelístico-

empresarial

En 1993 se crea la Secretaría de Polílticas Universitarias 8 , y se forman equipos

técnicos que irán desarrollando el camino de transformación universitaria en un

sentido clientelar y mercantilista simultáneamente. Su proyecto original se expresa

en el documento Polìtica Presupuestaria Para El Sector Universitario, en que el Poder

Ejecutivo fija las políticas a aplicarse el sector: modificaciones de orden

institucional; modificaciones al régimen laboral; modificaciones en el financiamiento

y gestión económico-financiera; modificaciones de orden académico. 9

En el plano institucional, la creación de la Secretaría de Políticas Universitarias, que

según la norma de creación de dicho organismo tendría como funciones “definir

lineamientos de política y estrategias referidas a la enseñanza universitaria,

supervisar el cumplimiento de la legislación vigente y diseñar polìticas para el

análisis, evaluación y seguimiento del sistema educativo universitario. Estas

funciones se desarrollan a través de programas operativos: la planificación y

evaluación universitaria; la reconversión y jerarquización del personal docentes; el

fortalecimiento de la investigación universitaria y la vinculación con el medio social

y productivo de acreditación y promoción de posgrados y el crédito educativo y

programación y gestión presupuestaria.” 10

La resolución 1618/93 crea los Consejos de Planificación Universitaria Regional , a

los fines de coordinar a las universidades públicas y privadas con el Gobierno y el

contexto regional y social; que tiene como funciones examinar ofertas de formación

superior, analizar los requerimientos regionales de formación de recursos humamos

terciarios y universitarios; identificar y coordinar actividades de investigación

científica, transferencia de tecnología y extensión; analizar y sugerir políticas de

T 8 Decreto 503- Febrero 1993. 9 Para este apartado nos basamos en el artìculo “La Política Universitaria Implementada Por El Gobierno Nacional Posterior A La Sanción De La Ley Federal De Educación”; elaborado por María Catalina Nosiglia y Mónica Marquina publicado en “Recomposición Neoconservadora. Lugar afectado: La Universidad”. Norma Paviglianiti, María Catalina Nosiglia y Mónica Marquina. Miño Y Dàvila Editores- Instituto de Investigación en Ciencias de la Educación - UBA. Bs. As., marzo de 1996. 10 Paviglianiti, N.; Nosigilia, M.C. y Marquina, M. Ob. Cit.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 19

articulación entre los distintos niveles del sistema educativo. Se expsan a través de

“recomandaciones” de mayoría y minoría, y se organizan por regiones.

Se crea por los Decretos 506/93 y 1075/93 y la Resolución 1228/93 el Consejo

Nacional de Educación Superior - dentro de la estructura orgánica del Ministerio de

Cultura y Educaciòn, que tiene como obejtivo asesorar al Ministro enla

determinación de las orientaciones para el desarrollo de los “niveles de excelencia”

(¿?) en la educación superior. El decreto 1075/93 desagrega y especifica la

organización y las funciones de este nuevo organismo: estará integrado por

personas destacadas en áreas científicas, académicas, culturales, productivas,

designados por el Ministro del ramo. Se propone que aborde el análisis de la

evaluación, acreditación y habilitación académica y profesional; acceso a la

educación superior y articulación con la escuela media; análisis de la oferta

educativa, de la ciencia y la tecnología; organización y gestión de las instituciones

universitarias y el sistema de posgrados. Este Consejo se expide a través de

dictámenes.

Otra medida dispuesta fue la limitación a las universidades nacionales para la

creación de nuevas sedes o unidades académicas (Decreto 2282/93). Mediante esta

medida, para hacerlo deberán contar con autorización del Consejo Interuniversitario

Nacional (CIN).

El Decreto 2330/93 pone un límite a la creación de universidades privadas, luego

del “festival” de autorizaciones para nuevas instituciones privadas durante la gestión

del ministro Salonia 11 , a pesar de lo cual continúa este proceso de expansión

institucional fragmentado hasta la sanción de la Ley de Educación Superior.

11 Se crean: Universidad Maimónides (1990); Universidad San Andrés (1990); Universidad Adventista del Plata(1990); Universidad de Palermo (1990); Universidad Blas Pascal (1990); Universidad Austral (1990); Universidad Torcuato Di Tella (1991); Universidad de las Fraternidades y Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (1991); Universidad Champagnat (1991); Universidad de Ciencias Sociales y Empresariales (1991); Instituto Universitario de Ciencias de la Salud Fundación Barceló (1992) ; Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas Fundación Favaloro (1992); Universidad del Centro Latinoamericano (1992), Universidad del Cine (1994); Universidad Hebrea Argentina Bar Ilan d(1994); Universidad Atlántica Argentina (1994); Universidad Cuenca del Plata (1994); Universidad de Flores (1994); Universidad del Congreso (1994); Instituto Universitario Macroeconomìa (1995) y Universidad Empresarial Siglo XXI (1995)

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 20

Este mismo proceso expansivo se expresa en el ámbito político, al aprobarse la

sanción de leyes que creaban universidades nacionales que fueron atadas más a

decisiones político-clientelares que una evaluación racional para su instalación. 12

Modificaciones al régimen laboral

Con el documento Bases para la discusión del Régimen Laboral Docente se intenta

avanzar en el establecimiento de nuevas categorizaciones y dedicaciones del

personal docente; se reforman las características de la carrera académica, el

nomenclador salarial y el régimen de licencias. Por vía del decreto 1610/93 se

establece un criterio de asignación de un “adicional mensual remunerativo no

bonificable” aplicable a los cargos de profesores y auxiliares con dedicación

semiexclusiva y simple. Igualmente, se establece un adicional para el sector no

docente.

Otra medida polìtica fue la creación del “Programa de incentivos a docentes-

investigadores”, mediante el decreto 2427/93 con el cual “se crea un sistema de

incentivos a los docentes que se dedican a tareas de investigación, previa

categorización por parte de las universidades respectivas.” 13

El decreto 529/94 determina la “incompatibilidad del ejercicio de la docencia

universitaria con el desempeño de cargos o contratos de prestación de servicios en la

Administración Pública Nacional, Provincial o Municipal, centralizada o

descentralizada, entes autárquicos o empresas públicas y con el desempeño de

cargos no docentes o docentes en una misma universidad o distintas universidades

nacionales, privadas o provinciales, cuando la acumulación de los mismos no

implique una dedicación superior a las cincuenta horas semanales.” 14 Esta medida

es rechazada por varias universidades. Así, el Consejo Superior de la UBA decide por

12 Así se crea en 1988 la Universidad Nacional de Formosa; en 1989 las Universidades Nacionales de Quilmes y La Matanza; en 1992 las Universidades Nacionales de General Sarmiento y de General San Martín; en 1993 la Universidad de La Rioja, creada en 1972 como Universidad provincial, es convertida en Universidad Nacional; en 1994 se nacionaliza también la Universidad Nacional de la Patagonia Austral y, finalmente, se crean en 1995 las Universidades Nacionales de Villa María, Tres de Febrero y Lanús.

13 Paviglianiti, N.; Nosigilia, M.C. y Marquina, M. Ob. Cit.

14 Paviglianiti, N.; Nosigilia, M.C. y Marquina, M. Ob. Cit.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 21

unanimidad no aplicar este decreto amparándose en la reforma constitucional de

1994 que reconoce explícitamente la autonomía universitaria. En el Proyecto de Ley

de Presupuesto de 1995, se propone la descentralización salarial de las

universidades nacionales: las casas de estudios estarían facultadas y obligadas a

determinar su régimen personal y de adminstración de personal y representar a la

parte empleadora en las negociaciones colectivas de trabajo. Estas particulares

nociones de “autonomía” y “descentralización” no implican en los hechos otra cosa

que el desplazamiento del eje del conflicto al interior de cada universidad. Las

mismas autoridades que son democráticamente electas se convierten de gobierno en

patronal ; con el previsible impacto en la dinámica y las relaciones entre los diversos

actores universitarios. Esta medida debe analizarse a la luz de la imposición de

mecanismos meritocráticos y diferenciadores como, por ejemplo, el programa de

incentivos.

Otra disposición muy cuestionada fue la responsabilización del rector y los restantes

miembros del Consejo Superior con su patrimonio personal ante administración

negligente o dolosa. Finalmente, se excluye esta propuesta.

Modificaciones en el financiamiento y gestión económico-financiera

El PEN remite al Congreso el Proyecto de Ley de Modificación del Régimen económico-

financiero de las Universidadse Nacionales, previamente a la remisión del Proyecto

de Ley de Educación Superior.

En el mismo se contempla la posibilidad de arancelar los estudios de grado de las

Universidades nacionales; y la determinación de una suma global asignada al

Ministerio de Educación y Cultura para ser distribuida entre las Universidades

Nacionales , legitimando dicha propuesta en otorgar dichos montos en función de

parámetros de calidad y eficiencia establecidos por el propio Ministerio en consulta

con el CIN.

Se privilegia a su vez el financiamiento proveniente de organismos multilaterales de

crédito; decisión con enormes implicancias como tanto en la economía pública como

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 22

en la propia vida de las universidades. Estas definiciones político-financieras serían

fuertemente criticadas incluso por los monetaristas ortodoxos, quienes desaconsejan

la utilización de fuentes no genuinas y la lógica de un endeudamiento incremental.

Estas medidas refuerzan la dependencia de los organismos de financiamiento,

quienes se atribuyen potestades que violentan principios históricamente reconocidos

de la autonomía universitaria y de soberanía nacional. Los técnicos de los bancos

son quienes aprueban desde los planes económicos de gobierno; hasta la dinámica

interna de las universidades. Una mirada a la legislación vigente, a las noticias

difundidas en los medios o a los documentos oficiales - miradas que exceden los

lìmites de este trabajo - demuestran de modo transparente la citada subordinación

de los organismos multilaterales de crédito.

La crisis del Tequila empujó medidas de recorte fiscal, entre las que nos importa

destacar la reducción de los montos de las partidas asignadas a educación por vía

del decreto 2360/94: las partidas destinadas a la educación se ven disminuidas

globalmente en 145 millones; y las universidades sufren una quita de 100 millones;

decisión que, entre otras consecuencias, implica el incumplimiento del compromiso

del financiamiento educativo dispuesto en la vigente Ley Federal de Educación.

Modificaciones de orden académico

La temática de “evaluación de la calidad ya había sido desarrollada por el Ministerio

de Cultura y Educación a partir de la ejecución del Sub proyecto 06 del Banco

Mundial en 1991. La metodología propuesta fue oportunamente criticada por un

grupo de universidades públicas. En los convenios firmados, se acordaron las

características de la evaluación interna y externa; estando a cargo de las

universidades la elaboración de indicadores para la evaluación interna - que sería

financiada por las propias instituciones universitarias; mientras que la externa sería

financiada con fondos ministeriales.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 23

El Fondo Para El Mejoramiento de la Calidad Universitaria (FOMEC): un

dispositivo para la reconfiguración competitiva y diversificada de la educación

universitaria

Merece especial tratamiento la implementación del FOMEC, deinido como “un

instrumento creado por el Gobierno Nacional en dependencia de la Secretaría de

Políticas Universitarias para estimular la transformación universitaria, tanto en el

grado como en el posgrado.” 15

En síntesis, el Fomec es definido en los siguientes términos:

“- un instrumento del Poder Ejecutiva Nacional, a través de la Secretaría de

Políticas Universitarias del Ministerio de Cultura y Edudcación;

un componente , una parte del denominado Programa de Reforma de la

Educación Superior (PRES), acordado con el Banco Mundial;

Una forma operativa de recibir y gastar recursos provenientes del monto total

destinado por ley presupuestaria a la educación superior, recursos que

aumentarían el presupuesto a ejecutar directamente por o bajo control de la

Secretaría de Políticas Universitarias.” 16

Esta implementación descubre una serie de interrogantes sobre las relaciones entre

el Banco Mundial , el Gobierno Nacional y las políticas universitarias: desde dónde

interviene el Banco Mundial, bajo qué diagnóstico se sustenta esta intervención;

cómo se distribuirían los fondos; cómo se articula la provisión de dichos fondos y

las propuestas con las políticas gubernamentales; como se articula dicha

implementación con la autonomía universitaria, etc. La línea desarrollada por los

organismos financieros podría resumirse en estos puntos:

15 Cano, Jorge. “El Fondo Para el Mejoramiento de la Calidad Universitaria (FOMEC). Una estrategia del Poder Ejecutivo Nacional y del Banco Mundial para la Reforma de la Educación Superior en la Aergentina”. CEPRU (Centro de Estudios Para la Reforma Universitaria)- Serie Universidad en Debate Nº 1.

16 Cano, D. Ob. Cit.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 24

“1. Promover la creación de mecanismos competitivos de asignación de recursos

públicos entre instituciones de educación superior.

2. Promover el establecimiento de aranceles u otros pagos por parte de los

estudiantes y sus familias y de otras formas de “costos compartidos” para

financiar a la educación superior.

3. Promover la creación de instituciones privadas de educación superior y

facilidades para el funcionamiento de las ya existentes.

4. Promver una versión peculiar y parcial de la noción de autonomía universitaria:

la autonomía para seleccionar su alumnado, para competir por el acceso a

recursos financieros y para pagar remuenraciones diferenciales a los profesores e

investigadores.

5. Promover la creación de organismos centrales de evaluación y monitoreo de la

educación superior en los aspectos de docencia e investigación.

“Es decir, coherentemente con su política global, fijada por las ‘mayorías

accionarias’ , el Banco propone aplicar a la educación superior argentina y

latinoamericana los principios de librecompetencia económica (y social) entre

instituciones e individuos, fijando al Estado un papel evaluador y monitor para

garantizar la ‘transparencia’ de dicha competencia.” 17

El diagnóstico 18 que mencionan los Organismos Financieros Internacionales

incluyen como problemas más relevantes:

problemas institucionales de la gestión sectorial

cuestiones de eficiencia, y

cuestiones de calidad

17 Cano, D. Ob. Cit.

18 Suele señalarse en diversas fuentes epistemológicas que la pregunta suele ser más importante que la respuesta; y que la formulación de los problemas expresan - por tanto - valores, cosmovisiones y proyectos no siempre explicitados. Parece, ciertamente, fundado, el hecho de que la perspectiva de los financistas tenga un sesgo francamente gerencial y controlador a expensas de la lógica, la historia y la opinión de los actores que diariamente construyen la institución universitaria.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 25

Habría por tanto una debilidad del Poder Ejecutivo; estaríamos en ausencia de

infromación confiable, hecho que entorpece la capacidad de planificación y gestión;

y habría ausencia de mecanismos y procesos de acreditación y evaluación de las

instituciones y programas de educación superior. Consistentemente con el poder

que exige para la instancia ministerial, la perspectiva bancaria incluye un

fortalecimiento de las partidas presupuestarias a las instancias de control centrales

; de modo de otorgar poder para otorgar premios y castigos de acuerdo a los

desempeños institucionales.

Una de las causas por las cuales las instituciones universitarias son ineficientes es

porque: “En la mayoría de las universidades los mecanismos de gobierno y gestión

carecen de flexibilidad y de la capacidad para ser eficientes y adptarse a un entorno

cambiante. Por una parte, la toma de decisiones en el Consejo Superior de la

Universidad está altamente politizada y decisiones de gestión claves son

frecuentemente desbaratadas por grupos de interés o posiciones ideológicas. En esta

atmósfera a menudo de confrontación, los estudiantes que pueden obtener la

mayoría de los votos, son muchas veces más fuertes. Por otra parte, muchas

universidades carecen de herramientas administrativas suficientes y del personal

calificado para producir información oportuna y adecuada a fin de tornar más

transparente el proceso de gestión. En general, no existen objetivos claros, ni planes

de desarrollo, ni asignación analítica de recursos entre los diferentes

departamentos, ni mediciones de calidad y eficiencia.” 19

Como bien señala Daniel Cano - que caracteriza estas opiniones como de ingerencia

en los asuntos internos de un país- el diagnóstico sugerido a la despolitización de

los órganos de gobierno universitario (como si se tratara de una empresa que

compite en el mercado, donde todo objetivo que contradiga los centrales de

rentabilidad, eficiencia, eficacia y calidad son vistos como obstáculos a remover); la

la

reducción de la participación estudiantil en los órganos de gobierno;

profesionalización de las funciones de gestión y gobierno universitario a través de la

formación de una capa tecnoburocrática de funcionarios de alto rango.

19 Cano, D. Ob. Cit.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 26

En relación a los problemas de eficiencia interna, los técnicos bancarios observan

como causales el acceso abierto y el bajo costo de los estudios universitarios; una

excesiva rigidiez y el diseño uniforme de los cursos de grado 20 ; los métodos de

enseñanza son afectados por la insuficiencia de recursos complementarios

(bibliotecas, computadoras, etc.); hay escasos constreñimientos financieros o

académicos para quienes toman una carga liviana de cursos cada año. Este visión

es un tanto maniquea y la salida más bien autoritaria. Hecho que no implica,

debemos agregar, que algunas de estas observaciones sean efectivamente así. El

problema sigue siendo, entonces, quién , desde que perspectiva y para qué se

formula el diagnóstico, los problemas y las estrategias de resolución de dichos

problemas.

En cuanto a la calidad , se señalan déficits en la composición y calificación del

cuerpo docente; en la carencia de recursos físicos para el aprendizaje; y ausencia de

adecuados estímulos para la competencia interuniversitaria. Se reconoce,

expresamente, el bajo nivel salarial docente.

La implementación del FOMEC implica tanto el diseño, implementación, control y

evaluación sustantivos de la política universitaria por parte del Banco Mundial

como la reconfiguración de la dinámica universitaria en un sentido diversificado y

competitivo.

Como puede apreciarse, las modificaciones implementadas con la sanción de la Ley

de Educación Superior han sido precedidas de propuestas orientadas en una misma

dirección mercantilista, competitiva, y subordinada triplemente a la lógica del

capital: porque la induce (por “asfixia presupuestaria”) a adoptar estrategias de

subordinación a las demandas del aparato productivo (eufemismo por

“empresariado vernáculo”); a resolver por via del endeudamiento propio así como la

imposición de mercanismos mercantiles - y de acuerdo a los criterios externos a la

20 Esta perspectiva entra en colisión con el documento presentado por el Banco Mundial para el Encuentro de Educación Superior organizado por UNICEF en París, 1998, en el cual - contradictoriamente a este análisis - sugiere la estandarización de las instituciones , los procesos y los productos para poder generar evaluaciones estandarizadas. En rigor, esta contradicción expresa una fisura en las concepciones ideológicas y teóricas de la economía neoclásica, que promueve a la vez la máxima diversificación y la máxima homogeneidad de las mercancías. Ver en conclusiones.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 27

lógica universitaria - el financiamiento institucional (venta de servicios,

arancelamiento, etc.) ; y a adoptar criterios organizativos internos empresariales.

La direccionalidad impuesta a la Ley de Educación Superior ha expresado la

continuidad de estas políticas, como veremos a continuación.

SECCIÓN

TERCERA:

ALGUNAS

CONSIDERACIONES

SOBRE

LA

LEY

DE

EDUCACIÓN SUPERIOR

Entre los aspectos sobresalientes de la Ley de Educación Superior, que regula la

educación superior sancionada el 20 de julio de 1995 tiene como notas distintivas:

a. Fue hecha sin un debate ni un estudio serio y necesario; sin la consulta a la

comunidad universitaria y contra los intereses de la comunidad universitaria que

se expresó masivamente contra la norma aprobada (tanto en el ámbito de las

movilizaciones callejeras como en el ámbito de la justicia, donde se presentaron

numerosos recursos de amparo).

b. Fue hecha a contramano de la historia y la tradición universitaria argentina -

especialmente el legado del movimiento reformista de 1918 - en consonancia con

los requerimientos mercantilistas del Banco Mundial, nuestro auditor

internacional en materia de definición, implementación y evaluación de las

políticas sociales. (Ver anexo)

c. Su redacción expresa flagrantes contradicciones que pretenden conciliar los

reclamos de los defensores y los detractores de la Universidad Pública, con saldo

final que favorece la mercantilización de la educación, el quiebre del co-gobierno y

la liquidación de la autonomía en todos sus niveles.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 28

Análisis del articulado

La norma legisla para todo el sistema de educación superior, e incluye en el artículo

1º - poniendo aquí en un pie de igualdad que luego será desmentido en artículos

posteriores - al sector público y privado.

Previsiblemente como efecto de los debates parlamentarios, el artículo 2º señala que

“al Estado le cabe la responsabilidad indelegable en la prestación del servicio de

carácter público, reconoce y garantiza el derecho a cumplir con ese nivel de la

enseñanza y garantiza el derecho a cumplir con ese nivel de la enseñanza a todos

aquellos que quieran hacerlo y que cuenten con la formación y la capacidad

adquirida”. Esta formulación será contradicha luego con la “sugerencia” de

arancelar la universidad pública. De todas formas, este artículo es un recurso que

debería esgrimirse contra otras disposiciones de esta misma norma. 21

Un Modelo Diversificado Y Competitivo

En su artículo 4º, donde constan los objetivos de la educación superior, aparecen

naturalmente contradicciones. Así, en su inciso a) indica la misión de “Formar

científicos, profesionales y técnicos, que se caractericen por la solidez de su

formación y por su compromiso con la sociedad de la que forman parte”,

complementado en el e) al requerir “profundizar los procesos de democratización en

la Educación Superior, contribuir a la distribución equitativa del conocimiento y

asegurar la igualdad de oportunidades”. Aquí merecería agregarse que la

“distribución equitativa del conocimiento” podría en cierto punto contradecir la

propuesta de democratización, pues en el idioma de los Organismos financieros

internacionales la equidad implica “darle a cada uno lo que le corresponde”

generando potenciales brechas en la apropiación de los recursos y reforzando -

desde un discurso autolegitimante - los niveles crecientes de desigualdad. En su

21 Parece una modalidad de esta norma el formular aseveraciones en un artículo que luego son desvirtuadas, recortadas o lisa y llanamente suprimidas, como ocurre palmariamente con el concepto de “autonomía”.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 29

inciso e) ordena “garantizar crecientes niveles de calidad y excelencia en todas las

opciones institucionales del sistema”. El hecho de que permanezcan indefinidos los

conceptos de “calidad” y “excelencia”, términos que integran el código lingüístico

empresarial - hace difícil su verificación. Por otra parte, tal formulación debería

relacionarse con otros dos incisos: el f) “articular la oferta educativa de los diferentes

tipos de instituciones que la integran” y el g) “promover una adecuada

diversificación de los estudios de nivel superior, que atienda tanto a las expectativas

y demandas de la población como a los requerimientos del sistema cultural y de la

estructura productiva”. En otras palabras, y en consonancia con documentos

emitidos por el Banco Mundial, se trata de avanzar en un sistema diferenciador y

competitivo que, al modo de un mercado, genere las “ofertas” que van a ser

adquiridas por los consumidores. En una misma dirección propone en su inciso i)

“incrementar y diversificar las oportunidades de actualización, perfeccionamiento y

reconversión para los integrantes del sistema y para sus egresados.”

Las Universidades serían reconvertidas como verdaderas “empresas del

conocimiento”, y también hay indicaciones expresas hacia el gobierno,

administración y gestión de la institución al referir en su inciso h) “propender a un

aprovechamiento integral de los recursos humanos y materiales asignados”. Es

preciso adelantar que no se trata de negar la necesidad de cuidar los recursos

existentes, sino de tener muy claro que este objetivo no puede ser un fin en si

mismo, sino un medio para asegurar que se cumpla el sentido y las metas de la

institución universitaria.

El artículo 6º, reforzando una concepción diferenciada y competitiva, propone “una

estructura organizativa abierta y flexible”.

En cuanto al artículo 13, abre la posibilidad de que los estudiantes obtengan “becas,

créditos y otras formas de apoyo económico y social”, lo cual no sólo anticipa ya el

arancel del grado, sino la imposición de mecanismos mercantiles que se refuerzan

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 30

en el inciso d) donde se propone recibir información para el adecuado uso de la

oferta de servicios de educación superior. Así planteado, la educación superior se

convierte entonces en una mercancía, cuya “calidad” merece ser “informada” al

“consumidor” que de tal manera comprará y venderá la que mejor quiera o pueda.

En cuanto al a Educación Superior No Universitaria, en su artículo 15º atribuye la

responsabilidad jurisdiccional a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires por la

misma. Es grave, en principio, dejar librada a cada jurisdicción la formación docente

porque esta forma fragmentará aún más al conjunto del sistema, que reproducirá

las desigualdades (que no las legítimas diferencias) que se verifican de manera

creciente entre las jurisdicciones y al interior de las jurisdicciones. En todo caso,

habría que disponer las medidas para lograr la participación de todos los actores

(jurisdicciones, docentes, sindicatos, estudiantes, padres, etc) en la definición de la

formación docente; de manera de articular democracia e igualdad.

Introducen también en este artículo la lógica mercantil al pautar la estructuración

de “los estudios sobre la base de una organización curricular flexible y facilitar a sus

egresados una salida laboral” (inc. a); “articular las carreras afines estableciendo en

lo posible núcleos básicos comunes y regímenes flexibles de equivalencia y

reconversión” ( inc. b) y “Prever como parte de la formación la realización de

residencias programadas , sistemas de alternancias u otras formas de prácticas

supervisadas, que podrán desarrollarse en las mismas instituciones o en entidades

o empresas públicas y privadas” (inc. c)

La idea de avanzar en la fragmentación del sistema se opera por vía de la

“autonomía institucional” para los institutos de formación docente, una idea valiosa

“en abstracto” pero francamente regresiva en una sociedad dividida y desigual como

la nuestra. Así en su inciso d) propone “ampliar gradualmente el margen de

autonomía de gestión de las instituciones respectivas”.

Contradiciendo la direccionalidad de lo planteado hasta aquí, aparece la indicación

de “establecer mecanismos de cooperación interinstitucional y de recíproca

asistencia técnica y académica.” Luego induce la realización de modalidades

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 31

regulares y sistemáticas de evaluación institucional (inc. g). El artículo 25 desarrolla

el tema de la evaluación institucional

En su artículo 16º, por su parte, introduce la lógica de financiamiento por proyecto

al indicar que “El Estado nacional podrá indicar programas de educación superior

no universitaria, que se caractericen por la singularidad de su oferta, por su

sobresaliente nivel de excelencia, por su carácter experimental y/o por su incidencia

local o regional”. En el marco de una tendencia histórica al desfinanciamiento del

sistema educativo en su conjunto, debe captarse la gravedad de este modo de

asignación de recursos. Si tal modalidad es generalizada (y aunque así no sea),

habrá que preguntarse por quien, bajo qué criterios, de qué modos serán

determinada la “calidad” y “excelencia” del proyecto.

En relación a la educación entendida como derecho, el art. 59 violenta este principio

al incluir la posibilidad de arancelar el grado.

Un Modelo De Ajuste Estructural Y Flexibilización Docente

Las políticas de ajuste estructural y de “flexibilización” (léase “precarización”) del

trabajo docente, se pueden analizar en distintos artículos de la ley: en su artículo

20 sostiene que “la estabilidad estará sujeta a un régimen de evaluación y control de

la gestión docente, y cuando sea el caso, a los requerimientos y características de las

carreras flexibles y a término”.

Universidades: Qué Autonomía Y Que Cogobierno

En su artículo 26 incluye a todas las universidades (públicas y privadas) en el

Sistema Universitario Nacional.

Comienza señalando que las Universidades tendrán “autonomía académica e

que “serán

institucional” que incluye el dictado y reforma de los estatutos

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 32

comunicados al Ministerio de Educación” (art. 29º) (

)

que verificará “su adecuación

a la presente ley” (art. 34) y que podrán ser observados y denunciados a la Cámara

Federal de Apelaciones. En el inciso b) del artículo 29 indica que la Universidad

podrá “Definir sus órganos de gobierno, establecer sus funciones, decidir su

integración y elegir sus autoridades de acuerdo a lo que prescribe la presente

ley.”

¿Y qué prescribe a este respecto la ley?

En su artículo 52 propone la existencia de órganos tanto “colegiados” - que tendrán

la función de normativas generales, de definición de políticas y de control de sus

respectivos ámbitos; como “unipersonales” que tendrán funciones ejecutivas. Tal

esquema, es oportuno señalarlo aquí , rompe la concepción de go-gobierno como

ámbito democrático , colectivo y colegiado para la toma de decisiones,

implementación y evaluación en el seno de las instituciones universitarias.

En su artículo 53 pone condiciones a la composición del co-gobierno, que deberá

contar con al menos un 50% de docentes. 22 En este mismo artículo exige las

condiciones de integración del claustro estudiantil (30% materias aprobadas). En el

artículo 50, exige hasta la cantidad de materias anuales que los alumnos deben

aprobar (cayendo en un hiperreglamentarismo). En la última parte de este artículo ,

asigna a las facultades - para universidades con más de 50.000 estudiantes -

resolver sobre la admisión, permanencia y promoción de estudiantes; hecho que

implica el desconocimiento de las atribuciones de la Universidad para definir estas

cuestiones, y que de hecho implica una intromisión en el conflicto entre el rectorado

de la UBA y el ex decano de Medicina. En relación a este último punto, en el artículo

29 inciso j) había establecido como atribución de la universidad la admisión,

permanencia y promoción de los estudiantes, entrando en conflicto entonces con lo

mencionado en el posterior artículo 50.

22 Es notable el contraste con la propuesta de los reformistas del 18, quienes sostenían la necesidad de un cogobierno en partes iguales para evitar que cualquier claustro tuviera la posibilidad de inducir medidas en función de sus intereses particulares. Distintos pensadores han señalado las tendencias corporativas del claustro docente, y la necesidad de ponerle límites a la defensa de sus intereses en detrimento de la enseñanza. Desde la “derecha”, otorgando potestades al Poder Ejecutivo; desde la “izquierda”, exigiendo igual participación a todas las partes en la definición de la “cosa pública universitaria”, llamando a una verdadera “república universitaria”.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 33

En cuanto a la participación de los graduados, en el mismo artículo, sostiene como

condición que no tengan relación de dependencia de la facultad. En el art. 54 pone

la duración de las funciones del rector o presidente. Este es un tema ciertamente

delicado, por cuanto la idea original de incluir a graduados en el gobierno estaba

asociada a vincular la formación a la evolución de cada disciplina en sus campos

concretos de desarrollo. Es menester revisar por qué vías se constituye un co-

gobierno que establezca adecuadas relaciones de la institución con el medio social;

privilegiando aquellos actores que permitan una permanente actualización de las

disciplinas, como los sectores sociales que deben ser beneficiarios de las funciones

de extensión universitaria (y con esto nos referimos a los sectores mayoritarios de

nuestro pueblo, y no a la incierta categoría de “los requerimientos productivos”).

La autonomía académica es liquidada con los artículos 42 y 43 de la ley. En el

primer caso, se trata de que el ministerio se atribuye la potestad de fijar la carga

horaria mínima. Y, en el siguiente artículo, señala que “Cuando se trate de títulos

correspondientes a profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera

comprometer el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la

seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes, requerirá que

se respeten, además de la carga horaria a que hace referencia el artículo anterior,

) (

los contenidos curriculares básicos y los criterios sobre intensidad de la

información práctica que establezca el Ministerio de Educación, en acuerdo con el

Consejo de Universidades”. Las carreras deberían ser acreditadas por la CONEAU o

por entidades privadas autorizadas.

La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria, fue creada a los

fines de coordinar la evaluación externa, la acreditación del “proyecto institucional”

así como las carreras de grado. (art. 46). La composición de este organismo de 12

miembros otorga siete al poder político: uno del Ministerio y seis a propuesta del

Congreso Nacional. Esto marca a las claras un fuerte mecanismo de regulación de la

vida de las universidades. Al mismo tiempo, incluye la posibilidad de pingües

negocios al habilitar para a “entidades privadas constituidas para ese fin”

(evaluación externa) en su artículo 44.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 34

Otra forma de recorte de la autonomía es la cuestión del financiamiento , en donde

se reintroducen mecanismos de mercado: la distribución del aporte del Estado se

efectuará teniendo “especialmente en cuenta indicadores de eficiencia y equidad”. 23

A diferencia de otras cuestiones que aparecen recentralizadas (como el

financiamiento y la evaluación), esta ley descentraliza cuestiones ciertamente

conflictivas: en el inciso b) del art. 59 le da a las universidades la atribución de fijar

su régimen salarial y su administración de personal. Es casi una obviedad destacar

dos consecuencias de esta decisión: el desplazamiento del conflicto al ámbito de

cada universidad; y la posibilidad de fragmentar los salarios docentes.

Pública No Es Igual Que Privada

A las universidades públicas se le exige, con buen criterio, “convivencia pluralista de

corrientes”. Sin embargo, en el mismo artículo 33 establece para las universidades

privadas que “dicho pluralismo se entenderá en un contexto de respeto a las

cosmovisiones y valores expresamente aclarados en sus estatutos.” La diferencia es

clara: a la privada se le exige sólo coherencia con sus estatutos fundacionales o sus

valores (algo que, por cierto, está bien lejos del pluralismo).

En el artículo 66 se prevé la posibilidad de “apoyo económico para el desarrollo de

proyectos de investigación que se generen en las mismas, sujeto ello a los

mecanismos de evaluación y a los criterios de elegibilidad que rijan para todo el

sistema”.

Estos aspectos mencionados hasta aquí configuran algunas de las críticas centrales

a la letra de una ley que ha consumado una normativa

23 Es posible que tengan particulares mecanismos de evaluación al asignar de ese fondo casi el 50% en el año 1996 a la Universidad de La Rioja, entre todas las universidades públicas

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 35

CUARTA SECCIÓN: UNA AGENDA PENDIENTE PARA EL PENSAMIENTO CRÌTICO

Y DEMOCRATIZADOR

Para nuestra preocupación, y como desafío, aparece la reconfiguración de la

institución universitaria en consonancia con las modificaciones inducidas por las

políticas de la Nueva Derecha. Las resistencias internas han logrado retrasar el

proceso, y es posible que pueda revertirse en cierto sentido esta tendencia por su

desprestigio en el ámbito nacional y mundial. Pero se ha avanzado decididamente en

la conformación de un sistema diversificado y competitivo.

Es preciso comenzar a debatir aspectos relevante que hoy aparecen explícitos en los

discursos del poder: una universidad subordinada a los requerimientos de las

empresas y configurada internamente por los paradigmas empresariales.

Lo notable - y nos preguntamos si esta es la única respuesta posible al avance

avasallador del modelo impulsado por los organismos financieros internacionales -

es el nivel de fragmentación organizativa, la ausencia de ámbitos colectivos de

debate y construcción de alternativos; el vaciamiento de la actividad institucional

universitaria , sostenida centralmente por una inercia burocrática e incapaz de

impulsar acciones para dar respuestas al modelo empresarial que se impulsa desde

todos los poderes hegemónicos de la cultura, de la economía y del Estado.

En torno a la Agenda Neoconservadora

Los organismos de financiamiento y el poder polìtico han avanzado exitosamente en

la reconversión de las instituciones universitarias; a partir de una agenda que

quisiéramos analizar y debatir desde las antípodas como aporte a una propuesta

democratizadora en el ámbito universitario.

1) El supuesto según el cual la Universidad debe subordinarse a los

requerimientos del aparato productivo.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 36

2) El supuesto según el cual la Universidad debe reorganizarse como una empresa

según cánones tayolristas- fordistas.

3) El supuesto según el cual la educación es una mercancía y debe, por tanto,

privilegiarse una “evaluación externa” basada en el desempeño de satisfacción al

cliente.

4) El supuesto según el cual el docente e investigador universitario debe ser

tratado como un asalariado de una empresa taylorista-fordista.

1) El supuesto según el cual la Universidad debe subordinarse a los

requerimientos del aparato productivo.

Los documentos de los organismos financieros internacionales; y las polìticas

universitarias inducidas en casi todo el mundo, machacan sostenidamente sobre la

necesidad subordinar la producción del conocimiento a los requerimientos del

aparato productivo. En rigor, si bien siempre los sistemas educativos han sido

funcionales a los requerimientos de la acumulación capitalista; siempre han

regsitrado contradicciones entre las funciones siempre coexistentes que apuntalan

tanto la acumulación de capital como la legitimación de las instituciones del Estado

capitalista; y el sistema educativo ha sido particularmente paradigmático de esta

tensión.

La lucha de múltiples proyectos ideológicos ha permitido instaurar como sentido

común, durante la vigencia del extinto Estado benefactor en sus distintas variantes,

la noción de educación como derecho de ciudadanía sustraído a las imposiciones de

la lógica capitalista.

Aunque la realidad ha demostrado concretamente las funciones reproductivas del

sistema educativo (muy funcional a través de diversos dispositivos de asignar

“legítimamente” funciones específicas a segmentos sociales predeterminados; siendo

los hijos de trabajadores manuales en su mayoría trabajadores manuales y

transmitiendo - con algunas excepciones significativas - la herencia social, ahora

convalidada por la ímproba tarea de selección de la educación pública y privada);

también se han registrado quiebres sustantivos. Y esto se ha registrado de varias

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 37

maneras: por la producción de profesionales por encima de las necesidades del

mercado; por la circulación de ideologías , teorías y acciones francamente

contrahegemónicas; por la articulación en la políticas concretas con actores sociales

comprometidos con un modelo social anticapitalista; etc.

Como sea, a partir del embate neoliberal se ha difundido un nuevo sentido común

tendiente a concebir las prácticas humanas como un gran mercado donde todo se

compra y se vende; y donde cada uno es “artífice de su propio destino” en un

espacio libre y voluntario de intercambio entre paretianos oferentes y demandantes.

La Universidad, consistentemente con esta concepción, ha sido señalada como una

institución cuyo norte debe ser elevar la competitividad de las empresas: todo el

conocimiento debe tensarse (pensarse, crearse, producirse, difundirse) para aportar

al crecimiento económico que debe leerse, en última instancia , como incremento de

la tasa de ganancia.

Nos preguntaremos aquí sencillamente entonces tanto sobre las exigencias

explícitas como sobre los aspectos no dichos de la concepción mercantilista

dominante.

Así, parece oportuno preguntarse si tal dirección sugerida a la Universidad no

implica - retomando la lógica del capital - un subsidio directo a funciones que ha

desarrollado históricamente el Departamento de Organización y Método de las

empresas - especialmente de las que hoy se consideran en condiciones de “competir”

en el extenso mercado mundial.

Lo que esta exigencia pone de relieve, en una lectura centralmente económica, es

que las energías de la institución pública universitaria sean dirigidas a los

requerimientos de la ganancia empresarial.

Dado que la apropiación de los beneficios son privados, estamos en presencia de

una estrategia indisimulada de subordinación lisa y llana a los intereses del capital;

hecho que no debe oscurecer la dimensión ética, tanto por comisión como por

omisión. Esto es: no sólo la universidad crearía conocimientos útiles para el

incremento de la ganancia , sino que lo hace para una producción que desconoce y

cuya finalidad es enajenada a la opinión de los actores universitarios. ¿Cómo saber

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 38

si un determinado conocimiento es aplicado a la producción de armas u otros

negocios que contrarían los principios más elementales de humanidad? En un

sentido complementario, es menester preguntarse qué cosas no se hacen cuando

se privilegia la aplicación del conocimiento a la elevación de la productividad

empresarial. El concepto tradicional e histórico de “extensión universitaria” asociaba

la tarea de la universidad a la cobertura de algunas necesidades de los sectores

populares. En las políticas actuales, la universidad para la empresa redefine el

término “extensión”, y sus prácticas correlativas.

Si agregamos a esto la vigencia de un sistema tributario fundado en los impuestos

indirectos; la tendencia neoliberal implicaría que el esfuerzo social sería dirigido a

solventar recursos para elevar la rentabilidad de las empresas. El viejo lema de

“privatizar las ganancias y socializar las pérdidas” tiene, en esta propuesta, una

expresión concreta y acabada.

2) El supuesto según el cual la Universidad debe reorganizarse como una

empresa según cánones tayolristas- fordistas.

Las justificaciones para liquidar el co-gobierno están fundadas en razones de

“calidad” y “eficiencia”; hecho que no oculta - antes bien, todo lo contrario - su

analogía expresa con un modelo empresarial que reconoce su origen en el

taylolrismo y el fordismo.

En la práctica está subyaciente esta idea: el conocimiento es una mercancía que se

produce, se compra, se vende, se administra. Si esto es así, cualquier obstáculo a

esta producción, distribución, transmisión, compra venta o locación del

conocimiento es equivalente a la pérdida de competitividad; y por tanto, la “ventaja

comparativa” de la institución universitaria se ve devaluada por dinámicas

obstruccionistas como el debate, la búsqueda de acuerdos verdaderos y otras

consideraciones inconducentes al fin propuesto.

El “demos” universitario se convierte , en esta perspectiva, en un inhibidor de

aquellas dinámicas que elevan la productividad y por tanto merece ser removido.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 39

La lógica de construcción del conocimiento, por analogía a la producción fabril, es

concebida como una actividad sujeta a ritmos, controles, resultados determinados

que se inducen a través de mecanismos concretos.

Hacia el interior , la organización universitaria debiera estructurarse así en

mecanismos similares al Taller, en su versión más simple: con autoridades y

mecanismos de control de la producción en puestos individuales (el investigador, el

docente).

Una dinámica de papers y documentos que operan como dispositivos de control

reemplazan tanto la meditación fecunda como el debate colectivo.

La misión de la Universidad, por tanto, se desarrolla armoniosamente como

institución proveedora de conocimientos para el aparato productivo a efectos de

elevar la productividad.

Sin embargo, los científicos sociales que investigan el mundo del trabajo; y los

propios empresarios han elaborado modelos superadores de la empresa fordista (no

por ello menos alienantes o amenazadores, como ocurre con el idealizado

“toyotismo”, impuesto sobre la base del terror combinado con prerrogativas para un

grupo privilegiado de trabajadores).

Nos importa entonces contestar a esta propuesta que la lógica que rige la

producción del conocimiento, y su difusión, no puede ser menos funcional al

capitalismo que adquiriendo las características de una mercancía. En efecto, la

imposición de ritmos y plazos externos desestimula la producción intelectual, la

burocratiza: el docente se convierte en un generador de “papers” en lugar de un

constructor creativo de conocimiento.

Dicho esto desde la perspectiva del interés del capital; es menester agregar que en

nuestra persectiva crìtica y democratizadora; entendemos que la Universidad -

portadora de una historia y de una misión que no pueden ser arrasadas por decreto

- debe reconstruirse a partir de su carácter de generadora, difusora y aplicadora de

conocimientos que den respuestas no solo ni fundamentalmente (aunque también) a

los requerimientos de las empresas; sino capaz de contribuir al desarrollo social y al

mejoramiento de las condiciones de vida de todos los miembros de la sociedad.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 40

3) El supuesto según el cual la educación es una mercancía y debe, por tanto,

privilegiarse una “evaluación externa” basada en el desempeño de satisfacción

al cliente.

La educación concebida como mercancía tiene efectos directos en el diseño de las

políticas educativas, como veremos.

Es preciso sugerir que el punto de partida de esta concepción mercantil parte de la

“utopía” (de derechas, pero utopía al fin) de los mercados de competencia perfecta.

Tal noción hacia la cual debe tender la acción humana, si bien imposible de plasmar

en la realidad, tiene los siguientes supuestos.

1. Multiplicidad de oferentes y demandantes.

2. Nadie puede por su propia voluntad fijar los precios; sino que el precio es

producto del intercambio de la oferta y la demanda.

3. La calidad de los productos es homogénea.

4. Hay información completa para que el consumidor elija “libremente” su

participación en el mercado.

Dichos supuestos se expresan en algunos principios que han sido enunciados por

los organismos financieros internacionales o sus intelectuales orgánicos:

Se receta la diversificación creciente de la oferta, de modo de crear múltiples

opciones donde el comprador tenga mayores capacidades de opción.

Se propone homogeneizar el servicio y el producto (instituciones y currícula - ver

anexo en Modelo Empresarial) de modo de responder al tercer supuesto de la

competencia perfecta; esto es, lograr calidad homogénea.

Se induce una evaluación externa de rendimientos , de modo de definir por esta vía

la generación de la “demanda” y de la “oferta” y privilegiando esta dinámica

mercantil como forma de asignación de recursos.

La evaluación externa, por tanto, es concebida como un instrumento destinado a

medir la “satisfacción del cliente”; o “el rendimiento de la inversión” pero es

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 41

difícilmente aplicable a la “cuantificación en la producción del conocimiento”, su

sistematización, su enseñanza y su transferencia a actores extra institucionales.

Lo que aquí se produce, por tanto, - en consonancia con la mercantilización de la

misión universitaria - es una invasión de lógicas extrañas a la dinámica

universitaria en la producción del conocimiento. En otra palabras, se evalúa en

términos de mercado una actividad que es extraña a las dinámicas de mercado. Tal

forma de evaluación ( y, por tanto, de actividad universitaria) carece de validez (pues

mide cosas distintas de las que exige una actividad vinculada a la producción del

conocimiento) y confiabilidad (pues sus instrumentos tampoco dan cuenta de los

procesos significativos de la actividad universitaria).

4) El supuesto según el cual el docente e investigador universitario debe ser

tratado como un asalariado de una empresa taylorista-fordista.

Un último elemento que aquí quisiéramos resaltar está vinculado a la idea de que el

trabajador docente universitario es equiparable - como una mercancía

estandarizada - a otra mano de obra que responde a estímulos como premios y

castigos; y cuyo desempeño debe medirse en términos cuantititativos de

productividad.

Los dispositivos tendientes a agudizar la competencia y a generar “productos”

sistemáticos (informes, papers, proyectos) han mutado significativamente la vida del

docente universitario, quién ve gravemente recortada su autonomía profesional;

agudizada su crisis económica; sometida su labor a ritmos acelerados para la

presentación de documentos que implican formas de control externo y que tienen un

impacto directo en sus condiciones de trabajo para producir conocimiento útil a la

sociedad. La cuya relevancia y pertinencia de esta dinámica, para los fines de una

universidad democrática y científica, están por demás a demostrarse. Las

evidencias, por el contrario, apuntan en otro sentido: los docentes entran en una

vertiginosa actividad de producción de papers, en una exigencia externa de

capacitación cuya utilidad tampoco está clara. En rigor, se instala una dinámica de

relaciones que , desde la coacción ejercida por vía de la presión salarial para la

entrega de diversos documentos, convierten al docente en esclavo de las nuevas

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 42

exigencias externas obstaculizaoras de condiciones adecuadas para el tratamiento

(producción, organización, sistematización del conocimiento) y obturan otros

desarrollos más profundos , individuales y colectivos. 24

Conclusiones

Quienes defendemos una universidad científica , popular, democrática, autónoma y

co-gobernada nos hemos quedado sin proyecto, sin discurso y a la defensiva

anclados en un pasado que es francamente inviable.

Las tendencias registradas en los últimos años requieren análisis reflexivo, el debate

y compromiso colectivo (elementos que, hasta ahora, parecen ausentes en las

instituciones universitarias excepto para pequeñas cuestiones de poder) . Estamos

en presencia de incremento significativo de la matrícula; expansión anárquica del

“archipiélago” institucional en un mercado que , en conjunto, presenta un

funcionamiento irracional (aún, desde luego, desde la perspectiva mercantilista); el

deterioro de las condiciones laborales docentes y , lo que es más grave , la ausencia

de un proyecto político institucional que otorgue un sentido distinto al eficientismo

empresarial o la rentabilidad de la Universidad. En nombre del realismo se han

suprimido todas los proyectos de una Universidad democrática, científica, abierta al

pueblo y capaz de dar respuesta a los requerimientos del conocimiento para un

desarrollo cultural , económico y social compatibles con los derechos de las

mayorías sociales.

Es menester construir otras respuestas, y esto sólo será posible desde un trabajo

colectivo. La cultura menemista de la urgencia - que instala una dinámica de

“presente perpetuo”- y de las prebendas y el clientelismo se vienen imponiendo en

las universidades públicas frente al deterioro sistemático de las condiciones

laborales docentes; de la degradación de la democracia universitaria; de la

incapacidad de la institución de dar respuesta a los requerimientos y necesidades de

la sociedad que la sostiene (y particularmente los sectores populares).

24 Algunos docentes postulan que Emanuel Kant o Federico Hegel, hubiesen sido excluidos de la universidad argentina por la lentitud de sus producciones.

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 43

Hay quienes, con un trabajo silencioso e individual, intentan construir espacios

alternativos para generar propuestas serias para la formación de intelectuales, para

la producción de conocimiento. Sin embargo , se ven permanentemente

obstaculizados por la batería de dispositivos controladores e inhibidores de un

trabajo serio y profundo implementados desde la implantación de las políticas

neoconservadoras.

Quienes, sin embargo, sostenemos el “pesimismo de la inteligencia y el optimismo de

la voluntad” apostamos a la construcción de una alternativa que será social,

política, económica y educativa.

®De los autores

Todos los derechos reservados.

Esta publicación puede ser reproducida gráficamente hasta 1.000 palabras, citando la fuente. No puede ser reproducida, ni en todo, ni en parte, registrada en, o transmitida por, un sistema de recuperación de información, en ninguna forma ni por ningún medio, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, por fotocopiadora o cualquier otro, sin permiso previo escrito de la editorial y/o autor, autores, derechohabientes, según el caso.

Edición electrónica para Campus Virtual CCC: PABLO BALCEDO

Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales PLED-CCC Página 44