Anda di halaman 1dari 3

WEB 2.

0: su vertiginosa evolución
Desde principios de la vida social fue necesario
tanto para el progreso humano como para la
construcción de las sociedades el funcionamiento
de redes, comunidades y cooperación. Algunas de
esas redes o comunidades a modo de ejemplo
fueron las organizaciones militares y también el
servicio postal.

La interconexión entre computadoras posibilitó el surgimiento de redes


informáticas e internet constituyó la madre de todas las redes. En sus
comienzos la denominada Web1.0 posibilitó que mucha gente pudiera
consumir información que solo unos pocos producían. Dicho contenido y
hasta la propia creación quedaba sujeta a la disposición de los
administradores del sitio y se actualizaba esporádicamente. Los usuarios
eran meros consumidores. Sus páginas se caracterizaban por ser algo
estáticas y estaban limitadas a ciertos ámbitos o cualidades de sus
autores.

A esto lo sucedió el auge de la banda ancha y la posibilidad de


permanecer conectado por mayor tiempo con mejor velocidad lo que
facilitó la búsqueda de información. Para el año 2004 aproximadamente,
nació la llamada Web 2.0, sistema en el que comenzaron a ser partícipes
los usuarios. Inmerso en este contexto el usuario comenzó a explorar
por medio de herramientas que le permiten crear, generar, publicar
información convirtiéndose de esta manera en productores, creadores y
participantes más que sólo espectadores. Por medio de la escritura
colaborativa la web 2.0 se mantiene permanentemente actualizada. Así
es que se comienza a hablar de una red de actitudes más que de
herramientas o software. Subyace en ella una actitud colaborativa que
es en definitiva la que resulta de gran valor en la sociedad de la
información. La información circula libremente y las personas pueden
expresar sus ideas sin temor. La democratización se hace patente en
este naciente paradigma.

Bien es cierto y cabe resaltar que algunas de las más destacadas


características de la web 2.0 ya se encontraban presentes en los
orígenes de la www. Berners-Lee, a mediados de los años 90’, ya
enfatizaba la intercreatividad como “proceso de hacer cosas o resolver
problemas juntos”. Tras este método de intercambio creativo era posible
acrecentar el grado de conocimiento y además beneficiaba e enriquecía
a los que participaban en dicha interacción.

Unos años más tarde, Levy destacaría la relevancia de la inteligencia


colectiva por sobre la individual y sostendría que era fundamental “la
inclusión y participación de los conocimientos de todos” en tanto
ninguna persona es portadora del saber absoluto. De la misma manera,
Surowiecki (Sabiduría de las Multitudes) enfatizará la idea de la
conformación de una inteligencia colectiva con diversidad de opiniones
e independencia de criterio, características necesarias para que un grupo
opere con inteligencia.

Por su parte, Rheingold a comienzos del 2002 hará hincapié en los


comentarios colectivos apoyados en la red. Así esta red se convierte en
una red social porque todos pueden ingresar al mundo cibernético
valiéndose de distintos elementos tecnológicos (teléfonos,
computadoras, móviles) favoreciendo el intercambio de conocimiento
colectivo.

O’ Reilly (2005) será quien planteará el nuevo desarrollo de web2.0


como una nueva manera de generar y distribuir conocimiento
sustentada en la arquitectura de la participación. Como bien indica
el término se basa en la idea de que las nuevas tecnologías ayudan al
intercambio y la colaboración entre usuarios; es por eso que esta
arquitectura se construye alrededor de las personas. La colectivización e
interactividad del conocimiento es lo que dará origen al principio de
“empowerment”. A medida que los usuarios agregan contenido y nuevos
sitios web se enlazan gracias a que otros usuarios descubren el
contenido y se enlazan con él. La propia web 2.0 se va entretejiendo con
las contribuciones que los usuarios realizan dentro de la red y por ende
trasciende conocimiento.

A modo de conclusión puede decirse que la Web 2.0 no es más que la


imparable evolución de Internet hacia niveles cada vez mayores de
interacción donde los conceptos como cooperación, colaboración y
acción colectiva hacen que la web 2.0 sea un espacio donde los
ciudadanos participan de forma sencilla y sin tener siquiera un acabado
conocimiento de ella. Es notable que la Web 2.0 se ha arraigado
claramente en nuestra sociedad modificando la comunicación entre las
personas y brindando un potencial enorme para facilitar el intercambio
entre los individuos. La web 2.0 es un nuevo paradigma en la era de la
tecnología que promueve una conciencia crítica por medio de un
enfoque multidireccional e incluye interacciones e intercambios
necesarios para la construcción social de conocimiento.

BIBLIOGRAFÍA:

• ROMANÍ, Cristobal C y KUKLINSKI, Hugo P: PLANETA WEB 2.0


Inteligencia Colectiva o medios fast food. Introducción, capítulos
1, 2, 3 y 4.