Anda di halaman 1dari 2

CINÉTICA DE LA INVERSIÓN DE LA SACAROSA

El proceso de hidrólisis de la sacarosa origina glucosa y fructosa según la reacción:


H+
C12H22O11 + H2O  C6 H12 O6 (gluc) + C6H12O6 (fruct) (1)

La reacción se encuentra catalizada por ácidos, siendo el objetivo de la práctica la determinación de la


constante de velocidad de esta reacción aprovechando las propiedades ópticas de reactivos y productos.

CINETICA:

Para una reacción química tal y como está expresada la reacción (1), la velocidad de reacción puede definirse
como la disminución de la concentración de sacarosa con el tiempo: (2)

En donde el signo menos indica que la concentración disminuye al aumentar el tiempo


transcurrido, [sac] es la concentración analítica de sacarosa y t el tiempo.

Para el caso particular de esta reacción la velocidad es proporcional a las concentraciones de reactivos de
acuerdo con la ecuación:

(3)

Desde un punto de vista cinético esta ecuación corresponde a una reacción de 2º orden ya que la suma de los
exponentes de las concentraciones que aparecen en la ecuación de velocidad es 2. k’ es la constante de
velocidad y [sac] y [H2O] son las concentraciones analíticas de sacarosa y agua, respectivamente. Dado que el
agua, como disolvente, se encuentra en exceso, su concentración va a permanecer prácticamente constante a
lo largo de la reacción, por lo que se puede englobar en la constante de velocidad:

k’ [H2O] ≈ cte = k (4)

Quedando:
(5)

Ecuación correspondiente a una cinética de primer orden ya que la velocidad depende exclusivamente de la
concentración de sacarosa siendo el exponente de ésta la unidad. Debido a que la constante de velocidad
engloba la concentración de uno de los reactivos se habla en realidad de una reacción de pseudo primer orden.

La ecuación (5) es fácilmente integrable. Si llamamos a a la concentración inicial de sacarosa y x a la


concentración de glucosa o fructosa en un instante cualquiera t, dicha ecuación se transforma en:

(6)
reagrupando (7)

e integrando esta ecuación entre t = 0 y t = t, en que las concentraciones de sacarosa toman los valores de a y
(a - x), respectivamente:

(8)

se obtiene finalmente, (9)

Esta última expresión constituye la ecuación integrada de velocidad, que permite determinar la constante de
velocidad k a partir de medidas de la concentración de sacarosa a diferentes tiempos de reacción.

POLARIMETRIA
En multitud de casos, la concentración de los reactivos no se determina directamente sino que se mide una
propiedad física directamente relacionada con ella. En esto se basa el método polarimétrico.

Aparte del agua, las tres especies presentes, sacarosa, glucosa y frutosa, son ópticamente activas, es decir, al
poseer carbonos asimétricos tienen la propiedad de hacer rotar el plano de polarización de la luz polarizada que
atraviesa sus soluciones. El ángulo de rotación, α, es directamente proporcional al camino recorrido en la
solución, l, y a la concentración de las especies presentes, c :

(10)
La concentración se expresa en g/100 ml, l en dm y α en grados.
La constante de proporcionalidad K α se denomina rotación específica y es característica de cada sustancia. K α
toma los valores de 0.665, 0.525 y -0.919 para la sacarosa, glucosa y fructosa, respectivamente, siendo positiva
si desvía la luz polarizada hacia la derecha y negativa en caso contrario. Si existen varias especies activas,
como es nuestro caso, el valor total de α para la disolución será:

(11)
Por lo tanto, la solución original de sacarosa desviará el plano de polarización hacia la derecha (+) y una
disolución equimolecular de los productos lo hará hacia la izquierda (−), debido a que la rotación específica de la
fructosa es mayor y con sentido contrario a la originada por la glucosa. Si suponemos que la reacción (1) se
completa totalmente, la disolución final, exclusivamente formada por una disolución equimolecular de productos,
desviará el plano de la luz hacia la izquierda.

Debido a la relación directa existente entre el ángulo de rotación y la concentración, podemos escribir:

(12)

Siendo αo , α∞ y αt los ángulos de rotación medidos en el instante inicial (t=0), a tiempo t=∞ y transcurridos t
minutos desde el comienzo de la reacción, respectivamente.

Despejando de dicha ecuación tenemos que:

(13)
La determinación del ángulo de rotación de una disolución se realiza mediante un polarímetro.

REFERENCIA:

http://www.ugr.es/~qmfisica/espanol/QFciencias/Docencia/Ficheros/Practicas/PIII-3.pdf