Anda di halaman 1dari 13

TEMA 2: EL ARTE GRIEGO.

ARQUITECTURA
ÍNDICE

0.- Introducción y contextualización histórica.

1.- Precedentes del arte griego.

2.- La Arquitectura Griega.

 Arcaica.
 Clásica.
 Helenística.
0.- Introducción y contextualización histórica.

El arte griego es considerado, junto al arte romano, como un arte clásico. Pero la
cuestión es considerar qué significa clásico. Este concepto proviene del siglo XIX,
cuando los estudios de historia del Arte tuvieron auge. Los estudios de aquella época
eran comparativos con el arte griego y romano que eran los modelos con quienes debían
compararse las nuevas formas artísticas. Exactamente, cuando hablamos de clásico,
hablamos de un arte modélico que sirve como pilar para la construcción de todas las
formas artísticas posteriores. En el caso del mundo occidental, Grecia y Roma son los
representantes del arte clásico.

El abanico cronológico que vamos a analizar a lo largo de estos temas es muy


amplio. Arranca desde las primeras civilizaciones del Egeo como la cretense o minoica
y finaliza con la descomposición del imperio de Alejandro Magno, con unas fechas
extremas del III o II milenio a.C
hasta el s. II a.C en total.

En el caso que nos ocupa en


este tema dedicado a la
arquitectura, trataremos de
ofrecer una panorámica general
para los lectores, de manera que
sea un guía inicial de la
evolución de la arquitectura
griega en particular. Además,
por esta razón, indicaremos en
el apartado 0 de cada uno de los
temas que van a integrar el arte
griego en el tema CHGA, partes específicas de la contextualización. En este caso, nos
vamos a ocupar de estudiar la periodización tradicional que estructura el arte griego en
tres etapas.

 Arcaica: considerada como una fase preparatoria de las características que más
tarde serán específicas de dicho arte y harán que se convierta en clásico. Sus
rasgos más características serían hieratismo, fuerte geometrismo y
composiciones cerradas. Ejemplo: Mégaron de la Reina, Festos en Creta..
 Clásica: es la maduración y desarrollo del arte, cuando es fácilmente
reconocible y sus postulados iniciales serán la base para reinterpretaciones
posteriores en épocas sucesivas. Aspectos por los cuales podemos reconocer una
obra como clásica son la armonía, el equilibrio compositivo, la emocionalidad
contenida o la ausencia de ésta, el perfecto tratamiento de las calidades...
Ejemplo: Conjunto de edificios que componen la Acrópolis de Atenas.
 Helenístico: las influencias orientales se perciben en el arte clásico, mutándolo y
enriqueciéndelo. Además, en el caso del arte griego, se registra una
descomposición del estilo en múltiples escuelas con sus propia idiosincrasia. Las
composiciones abiertas, desgarradas, con abundancia de diagonales y una fuerte
emotividad son propias de este período. Ejemplo: Altar de Zeus en Pérgamo.
ARQUITECTURA ARCAICA

Los orígenes del arte griego se


encuentran en el mar Egeo y en las
costas de la península del Peloponeso,
justamente en las civilizaciones
minoica y micénica.

La primera procede de la Isla de


Creta, y se desarrolló desde el 2600
hasta el 1400 a.C. La sociedad minoica
se fue gestando en torno al palacio, que
era la principal célula productiva de
carácter económico. Al vivir en una
isla, el palacio no disponía de ningún
tipo de perímetro amurallado o defensa.
Realizado en sillares regulares
alternándolos con mampostería
ciclópea, El palacio minoico crecía en
torno a un patio principal central,
porticado con columnas de fuste
pintado en rojo y capiteles lisos
compuestos de equino convexo y ábaco cuadrado. Estaban decoradas sus paredes
interiores con pinturas al fresco, que contenían motivos vivos repletos de vida, como las
famosas tauromaquias o lucha contra toros, delfines, arpistas, procesiones religiosas,
tallos erguidos.. referentes todos a la naturaleza o a la vida cotidiana.

Mientras tanto, en el caso de Micenas (1600 a.C-1200 a.C), debido a un carácter


más defensivo por el hecho de
encontrarse en el continente y ser presa
de continuos ataques de otros pueblos,
las edificaciones Micénicas se basan
más en las construcciones defensivas.
Prueba de ello es la creación de
murallas grandes con bloques
irregulares de piedra, montadas sin
argamasa (ciclópeas), construcciones
recias dirigidas a la protección de la
ciudad. El acceso al interior de ésta se
realizaba a través de la Puerta de los
Leones, que disponía de un tímpano en
el que dos leones se disponen a ambos
lados de una columna. Este detalle
arquitectónico se considera como el
precedente del que será el rasgo
característico del templo griego.
El palacio micénico dispone de un centro llamado mégaron, consistente en un
patio cerrado con las estancias dispuestas en torno a éste (domos) y una galería
porticada en su anteposición, compuesta de columnas (prodomos). Además,
encontramos la existencia de los tholos, tumbas realizadas en el interior de un túmulo.
En su interior disponía de una cámara cubierta por un cúpula falsa, a la que se accedía
por un pasillo cubiertos de piedras. Estas tumbas estaban destinadas a ser la última
morada de los príncipes micénicos, y por ello, tenían ricos ajuares.

ARQUITECTURA CLÁSICA.

Durante la época clásica, Atenas fue la ciudad que poseyó una gran influencia y
hegemonía sobre otras polis de su época y entorno geográfico, estableciendo fuertes
relaciones comerciales basadas en una poderosa flota, una hábil diplomacia y la
aparición de figuras políticas de primer orden como el político Pericles, a cuyo mandato
se le debe que se considerase como “el siglo de Oro” al siglo V a.C. Evidentemente, ese
poderío económico iba a ser acompañado por otro de carácter cultural, que se puede
observar aún hoy día, en el complejo arquitectónico situado en la Acrópolis de Atenas.
Sin embargo, cuando los días del esplendor ateniense se desvanecieron debido a la
guerra del Peloponeso, el centro de interés se esparció por todo el área cultural griega, y
con ello, las fórmulas artísticas arquitectónicas.

La arquitectura griega se basa en varios pilares básicos:

 Razón: la arquitectura debe buscar


principalmente el elogio a la razón, a la
pureza matemática y a la distribución
racional de los espacios y de todos los
elementos que integran el edificio. Como
ya veremos, la razón vertebra las formas
e inspira la filosofía creadora del
arquitecto. Dentro de este pilar,
destacamos la idea de proporción, que
entronca su vez con el concepto
antropocéntrico de los griegos.
 Hombre: Como dijo Protágoras, “el hombre es la medida de todas las cosas”, y
por ello, las edificaciones griegas están construidas en base a este principio. Eso
quiere decir que no vamos a encontrarnos en el caso de Grecia construcciones
como las que ya vimos en Egipto, en las que las dimensiones de la arquitectura
eran grandilocuentes y empequeñecían al espectador.
 Arquitrabada: La arquitectura griega emplea los soportes como una herencia
adquirida de los egipcios, con la distribución de elementos horizontales que se
sustentan sobre otros, creándose estructuras duraderas.

Durante la arquitectura clásica, perviven elementos con los que se


experimentaron en el período arcaico, si bien no continuando los mismos modelos e
incorporando nuevos matices técnicos. Detalles como el éntasis de las columnas hacían
de los edificios clásicos estructuras más elegantes, o por ejemplo, la curva del estilóbato
y otros elementos que analizaremos más adelante. Los materiales empleados solían ser
de mármol en la zona continental y oriental de Grecia, mientras que en otras áreas
geográficas como Italia, Sicilia y en zonas de la misma Grecia continental, se empleaba
piedra caliza que era recubierta por estuco.Era habitual ver que los edificios clásicos se
pintaban con un fuerte colorido.

El templo.

El tipo de edificio griego por excelencia para el estudio es el templo griego. Por
su planta, podemos encontrar una gran variedad de diseños a lo largo del clasicismo.
Podemos encontrar el templo dórico del Partenón de Atenas (siglos V-IV a.C), de
carácter robusto y firme, hasta el templo de Atenea Niké, del mismo período y con una
factura más elegante y fina, ambas en la misma Acrópolis de Atenas.

Generalmente, se clasifican los templos griegos en base a la disposición de sus


columnas en la parte frontal del edificio. Así, encontramos:

 Dístilos: 2 columnas.
 Tetrástilos: 4 columnas.
 Hexástilo: 6 columnas.
 Octástilo: 8 columnas.
 Decástilo: 10 columnas.
Si el templo aparte de en su frontal, disponía de hileras de columnas en su
planta, entonces:

 In Antis: sólo hay columnas en la parte frontal y están distribuidas justamente


en la línea que se extiende entre los dos muros laterales que en su extensión,
crean un vestíbulo.
 Próstilo: las columnas están puestas por delante de la línea entre los muros
laterales.
 Anfipróstilo: a ambos lados del templo encontramos columnas.
 Perístilo: las columnas se distribuyen alrededor de la planta del edificio. Así,
podemos encontrar:
o Períptero: una sola hilera de columnas.
o Díptero: dos hileras de columnas.

En cuanto al diseño de la planta de un templo griego, la distribución de los


espacios no solía ofrecer excesivas diferencias entre sí. Partiendo del modelo del
mégaron arcaico y evolucionándolo más allá, encontramos que el creyente accedía al
interior del templo por medio del ascenso de unas escaleras (estilóbato), y cruzaba la
perístasis o área interior entre las columnas y el interior del templo. Después, un
vestíbulo porticado conocido como pronaos salía a su encuentro, y una vez atravesaba
esta dependencia, se llegaba a la naos o recinto sagrado, pues en su interior residía la
figura del dios o diosa a la que se hubiera consagrado el templo. En la parte posterior a
la naos, el opistódomo era el recinto en el que se custodiaban las riquezas.

El alzado del templo griego se distribuye de la siguiente manera. Por basamento


se comprenden los elementos arquitectónicos a partir de los cuales arranca el edificio. El
nexo entre el basamento y el entablamento (parte superior del edificio) lo conforma la
columnata, o espacio en el que se encuentran las columnas.

Y precisamente, son las columnas otro elemento que configura una clasificación
más del templo griego, que después se extenderá a lo largo de otros estilos artísticos en
siglos posteriores con inevitables reinterpretaciones. A la caracterización de los estilos
de columnas se le conoce como Orden Arquitectónico.

Existen tres:

 Dórico (s. VI a.C): La columna arranca del estilóbato directamente, sin basa.
Su altura es seis veces el diámetro de su fuste y tiene veinte acanaladuras a lo
largo del fuste. En la parte superior, el capital se
soporta sobre el collarino y el equino, mientras que el
ábaco que permite el tránsito de la columna al
entablamento es grueso. El arquitrabe es simple, sin
ningún tipo de decoración, y da paso al friso, en el que
hay metopas intercaladas con triglifos, que en su parte
inferior, se prolongan sobre el arquitrabe creando las
gotas. La cornisa es rematada en sus esquinas por
acroteras. Su predominio radicó en el Peloponeso, Magna Grecia y Sicilia.
Ejemplo: Partenón de Atenas.
 Jónico (s. V a.C): En este caso, la columna jónica tiene
basa, y la proporción de altura es nueve veces la del
radio de fuste, lo que permite que las formas de la
columna jónica sean más estilizadas, contando con
veinticuatro acanaladuras. En el capitel, la decoración
toma forma de volutas, mientras que el ábaco es muy
sencillo. En el arquitrabe encontramos tres bandas,
soportando un friso en el que las metopas y los triglifos
de época dórica han desaparecido. Comenzó a difundirse
principalmente por Asia Menor y las Islas del Egeo.
Ejemplo: Atenea Niké en Atenas, Atenea Poliada en
Prienese (Asia Menor).
 Corintio (s. IV a.C): pudiendo tener basa o no, la
columna corintia tiene una proporción de diez veces el
diámetro del fuste. Tiene veinticuatro acanaladuras, y al
ser más alto, la sensación del espectador es de gracilidad y
elegancia. Pero la característica principal de este orden
arquitectónico es el capitel, que está formado por un cesto
de hojas de acanto. Sus orígenes son continentales, pero
con la expansión helenística, se extendió por múltiples
zonas geográficas. Ejemplo: Tholos en Delfos.

El Teatro.

A partir del siglo IV a.C, la creación de edificios públicos obtiene un fuerte


impulso, debido a la construcción
de teatros, odeia (auditorios de
música), stoai (columnatas),
buleuterio (sala de reuniones y
asambles cerradas), fontanas,
hoteles…que consolidan el
espíritu de pertenencia a la polis,
diferenciándola de las demás. De
hecho, es en época clásica cuando
en el mundo griego se registra una
gran preocupación por la
distribución racional de los
espacios urbanos sobre el plano, lo
que en algunos casos, estableció
un modelo que se siguieron largo tiempo después. Es el caso de Hipódamo de Mileto,
que creó la cuadrícula urbana en los planos del Pireo en el 450 a.C.

En Epidauro, se construyó el que ha sido ejemplo a estudio del teatro griego.


Policleto el Joven en el s. IV a.C se encargó de su diseño. Más tarde, otros teatros como
el de Dionisos en Atenas u otros en Siracusa o Halicarnaso se basarán en el modelo de
Epidauro.
El teatro se establecía siempre en zonas naturales en las que la misma orografía
permitiese una fácil y más eficiente construcción, apoyando las gradas de éste sobre
una ladera. Además, se buscaba un enclave en el que la naturaleza y la arquitectura
conviviesen en armonía. La planta del teatro era semicircular y en su centro existía un
espacio circular llamado orchestra. Justamente por detrás de éste la Skene o Escena, era
el espacio destinado a la representación teatral. El público asistía a las kaleas o gradas,
accediendo a ellas por los vomitorios.

ARQUITECTURA HELENÍSTICA.

Con Alejandro Magno y la unificación que éste realizó de las diversas polis
griegas entre sí, comenzó una nueva etapa en la historia de Grecia en la Antigüedad,
caracterizada por un impulso hacia el exterior que llevó a los griegos a luchar contra su
tradicional enemigo persa. Eso supuso una expansión no sólo militar, sino que su
dominio, produjo una interesante mixtura cultural entre Occidente y Oriente conocida
como “Helenismo”. Grecia aporta sus ideales clásicos que ya analizamos anteriormente,
pero el contacto con las milenarias civilizaciones de Persia o Egipto harán que se
incluyan elementos poco habituales en la arquitectura, como por ejemplo, una cierta
tendencia al colosalismo y solemnidad exótica.

En cuanto a las novedades


técnicas, encontramos que junto a
los elementos propiamente
griegos en cuanto a la
arquitectura, se añaden elementos
como arcos y bóvedas de origen
oriental., que se emplearán
profusamente en palacios, tumbas
y otras edificaciones civiles.

En el desarrollo
urbanístico de las ciudades, el plano hipodámico de distribución de los espacios urbanos
en base a cuadrículas se va a extender ampliamente por el territorio del imperio de
Alejandro Magno y aún terminado éste, ya que el plano hipodámico era muy versátil
por su adaptación a la topografía y por lo fácil que resultaba aplicarle los espacios
necesarios para otros lugares urbanos como los buleuterion, ágoras, gimnasios o
palestras sin demasiadas dificultades. Los sucesores de Alejandro Magno impulsarán la
creación de nuevas ciudades, como fue el caso de los Seleúcidas, o modernizar y
acrecentar las ya existentes como Pérgamo bajo el poder de la dinastía Atálida.
El caso de Pérgamo es
interesante para ser analizado,
puesto que la cota de altura sobre el
nivel del mar de la polis era elevada
(335 metros), lo que hizo necesario
idear un plano urbano que uniese
tres núcleos urbanos entre sí por
medio de escalinatas y terrazas. En
la parte más noble, en la acrópolis o
zona elevada donde los ciudadanos
en caso de invasión podían resistir,
se levantó el Altar de Zeus, junto a
otros templos hermanos como el de Dionisos, la Biblioteca, el Museo o el santuario de
Atenea Polias.

En cuanto a las edificaciones


religiosas, éstas obtuvieron auge en Asia
Menor, puesto que en la Grecia continental
las polis habían perdido poderío económico
con la unificación de Alejandro Magno y
no podían soportar los enormes costes que
llevaba consigo la construcción de nuevos
templos. Es por esta razón que alejados de
la tradición dórica, las construcciones
religiosas hacen uso del estilo jónico, de
diversas dimensiones. En este caso, un
ejemplo sería el Santuario de Apolo en
Dídima, que aunque nunca llegó a
terminarse, muestra la apuesta por el orden
corintio y el empleo de columnatas dobles. .

Las edificaciones civiles fueron un objetivo fundamental para afianzar el poder


de los sucesores de Alejandro Magno en sus áreas urbanas. Es por esto que hubo una
auténtica explosión de stoa, ágoras y espacios públicos en general, acompañados de
museos y otros tipos de edificios. En el caso de Alejandría, su faro será construido en
tiempos de Ptolomeo II Filadelfo, con una altura de 134 metros, en tres niveles
decrecientes y con una base cuadrangular del que surgía un cuerpo octogonal. El
conjunto del faro se remataba con un sala de iluminación en la que el fuego de las
maderas se reflejaba en múltiples espejos que aumentaban la capacidad luminosa.
ANEXO DE IMÁGENES
Todas las imágenes recogidas en este tem1a, lo han sido de bancos de imágenes que
siguen la filosofía de copyleft y de Creative Commons.

Banco de Imágenes del CNICE.

Wikipedia.

Artehistoria

ANÁLISIS DE OBRAS DE ARTE EN INTERNET.

http://www.homines.com/arte/partenon/index.htm

http://recursos.cnice.mec.es/latingriego/Palladium/cclasica/esc326ca8.php

http://es.wikipedia.org/wiki/Templo_de_Apolo_(Delfos)

http://club.telepolis.com/geografo/urbana/hippod.htm

http://www.youtube.com/watch?v=DIuerSnaREU&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=j-aiclwP6PY&feature=channel

http://www.uned.es/geo-1-historia-antigua-
universal/GRECIA/RELIGION/4_el_megaron.htm

1
EXCEPTO EN EL CASO DE LAS IMÁGENES PROCEDENTES DE ARTEHISTORIA, QUE AL
DISPONER INCLUÍDAS LA FIRMA DE ARTEHISTORIA EN LAS MISMAS IMÁGENES, NO HE
CONSIDERADO NECESARIO MENCIONARLO. EN CASO DE QUE ESTO CONTRAVENGA
ALGÚN DERECHO DE AUTOR, RUEGO SE PONGA EN CONTACTO LA PERSONA
CORRESPONDIENTE CONMIGO MANDÁNDOME CORREO ELECTRÓNICO A
DOCENTEHISTORIA@GMAIL.COM Y SERÁN RETIRADAS EN EL MOMENTO.