Anda di halaman 1dari 1

Antídoto Natural para el Virus H1N1

La amenaza de la guerra biológica es verdadera; la preocupación y el estado de


preparación excesivo de la población civil y de los profesionales médicos están
creciendo. Virtualmente no hay manera práctica para que las vacunas, los antibióticos
o algún otro tratamiento puedan ser entregados de forma oportuna a una población
atemorizada durante una crisis.
El público debe estar preparado con los agentes preventivos o terapéuticos en sus
vehículos, los hogares y el lugar de trabajo. Los antibióticos y las antitoxinas naturales
están bien documentados en la literatura médica, pero son pasados por alto por las
autoridades sanitarias por intereses comerciales de las empresas farmacéuticas. Sin
embargo, estos antídotos están disponibles para que el público pueda adquirirlos y
tenerlos preparados en un kit de respuesta a una emergencia.

La Plaga Negra y el Secreto del Aceite de Rateros


Mientras la peste bubónica destruía a Europa en el año 1413, cuatro ladrones fueron
capturados y acusados de robarle a los muertos y víctimas moribundas. Cuando los
ladrones fueron enjuiciados, el magistrado les ofreció clemencia si revelaban cómo
evitaron contraer la infección mientras robaban a sus víctimas. Ellos, explicaron que
eran perfumeros y comerciantes de especies y contaron de un aceite especial de
hierbas aromáticas, incluyendo el clavo y el romero, que frotaban en sus manos,
oídos y sienes.
La fórmula, a la que se llamó “Aceite de Rateros”, fue estudiada por la Universidad de
Weber State y se demostró que tiene una efectividad del 99.96% contra bacterias
aerotransportadas. Se hizo la prueba de rociar los cultivos de bacterias en un espacio
cerrado y la mezcla fue dispersada por una cantidad de tiempo determinado.

Después de solamente 10 minutos de exposición, hubo una reducción del


• 82% en el micrococo luteus
• del 96% en pseudomonas de aeruginosa
• el 44% en el estafilococo áureo

Preparación del “Aceite de Rateros”


Ingredientes: Aceite de Oliva, Canela, Clavo, Limón, Romero, Eucalipto
Poner medio litro de aceite de oliva en una fuente refractaria de cristal o una olla de
cerámica. Añadir:
- Dos cucharas soperas de hojas picadas de eucalipto
- Dos cucharas soperas de romero
- Dos cucharas soperas hojas picadas de limonero o la cáscara de un limón
- Dos palitos de canela en rama troceados
- Dos cucharas soperas de clavo.
Cocer la fuente de cristal a fuego lento y al baño maría en el horno. Si es en la olla de
porcelana, hacerlo en un fuego eléctrico al mínimo.
Dejarlo a fuego lento durante ocho horas (sin que hierva) hasta que las hierbas y
especies suelten sus propiedades.
Colar después con un lienzo o tela limpia (tipo sábana) y vaciar en frascos oscuros
(tipo botella de cerveza)

Más información en Internet


http://www.concienciaradio.t35.com
http://www.exitway.wordpress.com
Cópialo y pásalo