Anda di halaman 1dari 16
M ANUAL DE CITACIÓN C HICAGO H UMANIDADES El objetivo de este manual es proporcionar a

MANUAL DE CITACIÓN CHICAGO HUMANIDADES 1

El objetivo de este manual es proporcionar a los colaboradores de Horizontes. Revista del Colegio de Estudios Latinoamericanos una guía para elaborar adecuadamente el aparato crítico de los artículos o ensayos que deseen publicar. Debido a que se trata de un ma- nual que pretende ser sintético y breve, a continuación se presentan los tópicos más im- portantes para citar correctamente.

1. La forma de citar

Las citas nos sirven para indicar el origen y veracidad de la información que estamos ma- nejando para sustentar nuestra investigación. Éstas se pueden dividir en dos: indirectas y directas. Las primeras sirven para introducir las ideas de otra persona y las segundas pa- ra copiar el texto de un libro de manera literal. No indicar las debidas referencias de las fuentes que utilizamos, cualesquiera que sean, constituye un plagio, lo cual en la acade- mia en general y en la revista Horizontes es motivo de la descalificación de un trabajo. Para evitar el plagio involuntario es importante emplear este manual de manera correcta.

La colocación de la nota al pie

La nota al pie debe ir en la parte inferior de la página. Se señala mediante un pequeño

número que se añade a al texto. El número siempre debe colocarse después del signo de puntuación más próximo, ya sea coma, punto, punto y coma, o comilla.

Ejemplo: En aquella Venezuela de fines del siglo XVIII y principios del XIX “por to- das partes se oían solo quejosos gritos y lastimeros ayes; pavor, tristeza.” 64

Citas directas o textuales

Se considera cita directa o textual cuando se copian literalmente algunas frases o párrafos de una fuente para incluirlos en el ensayo. Cuando se hace esto no se permite modificar

1 Elaborado a partir de Catherine Andrews y Jesús Hernández Jaimes, Cómo citar. Normas para el aparato crítico de los ensayos de Historia, Ciudad Victoria, UAT, 2008.

arbitrariamente el texto original incluso cuando éste contenga errores ortográficos o gra- maticales (ver sic y modificación de cita, p. 3). Existen dos tipos de citas textuales: cortas y largas.

Citas cortas

Se incorporan al cuerpo general del texto y no deben ocupar más de cinco líneas.

Además se deben señalar con el uso de comillas “ ”.

Ejemplo: En sus observaciones sobre la monarquía de Julio francés de 1830, Bello, al igual que Heredia desde México, sugería que para que la “experiencia de la ge- neración pasada” no se perdiera “para el presente”, era necesario “caminar pro- gresivamente a la perfección del sistema social, esto es, al orden asociado

con la libertad”.

Citas largas

Son aquellas que ocupan más de cinco líneas. A diferencia de las cortas, se escriben separadas del cuerpo del texto en un párrafo aparte, el cual debe tener una sangría (ampliación del marguen izquierdo) que permita distinguirlo del texto general. No se deben utilizar comillas y la fuente debe ir a un punto menos que el texto normal. Es im-

portante recordar que no se debe abusar de este tipo de citas en un texto, lo normal es no excederse de un párrafo al usar citas largas.

Ejemplo: En su Manifiesto apologético Mier recurría a Humbolt para contraponer la promesa de Anáhuac a la promesa de Estados Unidos, sin dejar de transmitir nunca su admiración por el gran vecino:

El manantial está en América, principalmente en México, que según los cálcu- los del Barón de Humbolt produce la mitad del oro y la plata que el resto del mundo entero y puede sextuplicarlo. Los españoles están empeñados en ce- gar la fuente. Cada americano que matan son dos brazos menos que la hagan correr; es un consumidor que falta a la Europa y paraliza allá una porción de brazos. 44

Sic

Si el texto citado contiene un error gramatical u ortográfico que sea imprescindible modifi- car, se puede recurrir al latinismo sic, escrito siempre entre corchetes. Debe colocarse al final de cada palabra para señalar que el error es de la fuente. Se escribe en cursiva puesto que proviene de una lengua distinta al castellano.

Ejemplo: Desde el punto de vista constitucional la ruptura mas [sic] compleja que debieron realizar aquellos republicanos no fue con la monarca [sic] absoluta, sino con la parlamentaria, que a mayoría de ellos admiro en sus variantes gaditana y so- bre todo, británica.

Modificaciones a la cita

Hay ocasiones en las cuales una cita textual se puede modificar, siempre y cuando no se

altere la esencia de lo citado. Cuando una modificación así se efectúa es indispensable indicar la modificación entre corchetes [ ]. Las modificaciones más comunes son:

Supresión de una parte del texto citado

Cuando se suprime una parte del texto que se está citando se debe indicar con corche-

tes y tres puntos suspensivos dentro de éstos […].

Ejemplo: En una carta de 1852, semanas antes de la batalla de Caseros, a su ami- go el liberal chileno José Victorino Lastarria, Domingo Faustino Sarmiento confesa-

ba: “Ahora y desde estos últimos años, me he vuelto a otro sol, que no se eclipsa,

que ninguna nube oculta: Estados Unidos. Como teoría, como hecho, como poder, como influencia, como porvenir […], la democracia allí la encuentro fuerte, consis- tente consigo misma”. 1

Adiciones aclaratorias

En algunas ocasiones las citas pueden ser más comprensibles agregando breves acla- raciones entre corchetes [ ].

Ejemplo: Máximas como “los palacios de los reyes están edificados sobre las ruinas de los emparrados del paraíso”, “un deseo de poder absoluto es la enfermedad na- tural de toda monarquía”, “el orgullo de los reyes ha sumergido al género humano

en la confusión”, “ al mal de la monarquía se suma el de la sucesión hereditaria”, “ la monarquía y la sucesión hereditaria han cubierto [no este o aquel reino] sino todo el mundo de sangre y cenizas”, se reprodujeron en castellano entre las élites hispanoamericanas a partir de aquellas traducciones. 27

Modificaciones a la redacción

Algunas veces es necesario cambiar sólo la redacción de algunas palabras de la cita

para que ésta concuerde con el ensayo que se está escribiendo. Las modificaciones hechas deben ponerse entre corchetes. Las modificaciones pueden utilizarse tanto como para modificar los tiempos verbales como para cambiar mayúsculas o minúscu- las.

Ejemplo: Pues mientras unos contribu[ían] con unas muy mezquinas cantidades, otros se ve[ían] obligados a hacerlo mal de su grado, con el total de sus bienes; es decir, con toda su fortuna y la de sus hijos […] si la nación e[ra] la necesitada, de- ber[ían] sostenerla todos los que la compon[ían] sin distinción alguna: no querer que los orizabeños h[icieran] de sus caudales un patrimonio perpetuo del erario. Deb[ían] atender antes las razones de justicia que a las de convivencia.

Citas de Resumen

Muchas veces en los textos académicos, los autores, para no utilizar citas textuales muy

largas, hacen referencia a otros escritos transcribiendo las ideas con palabras propias. Cuando se cita de esta manera es también indispensable incluir la referencia. Las dos formas más comunes son las siguientes:

Para resumir los argumentos de un autor Ejemplo: En las traducciones que hiciera el argentino Mariano Moreno de Filamgieri y Rosseau, y en las de Paime que hizo García de Sena, se encuentran, tal vez, las primeras aplicaciones de la tradición republicana atlántica a la revolución Hispa- noamérica. 29

–––––––––––

29 Juan Marichal, Cuatro frases de la historia intelectual latinoamericana, Madrid, Cátedra, 1978, p.30.

Referencia a información presentada en otro texto Ejemplo: Según Bwoen, en la tercera década del siglo XIX circulaban en Filadelfia 16 periódicos, 21 revistas, 17 semanarios y varios cientos de libros. 4

–––––––––––

4 Daniel Bwoen, A History of Philadelphia: with a Notice of Villages in the Vecinity, Designed as a Guide to citizens and strangers. Filadelfia, D. Bowen, 1839.

2. Notas a pie de página

Cuando se incluye una cita textual en un trabajo, ya sea corta o larga, se debe señalar de donde procede el texto citado en una nota a pie de página. La primera vez que se cita una fuente se debe escribir la referencia bibliográfica completa. Si una fuente vuelve a ser citada, se utiliza una versión abreviada de la referencia en el pie de página

La primera cita

Cuando se cita por primera vez un texto impreso, se registra el nombre y los apellidos del autor, el título de la obra, dónde, cuándo y por qué casa editorial fue publicado. Sin em- bargo, la forma de anotar la referencia de una fuente al citarla por primera vez varía según

el tipo de documento de que se trate: libro, periódico, artículo de revista, entre otros. A continuación se muestra una lista de los distintos casos con sus respectivos ejemplos.

Libros de un solo autor. El título del libro debe aparecer en cursivas.

Ejemplos:

Pilar Calveiro, Política y/o violencia. Una aproximación a la guerrilla de los años

70, Buenos Aires, Grupo Editorial Norma, 2003, p. 74. Bolivar Echeverría, Valor de uso y utopía, México, Siglo XXI editores, 1998, p.

25.

Libros traducidos

Se deben señalar el nombre del traductor y el idioma de la edición original.

Ejemplos:

Henri Arvon, La autogestión, traducción de David F. Álvarez Aub, México, Fondo de Cultura Económica, 1982 (1ª ed. en francés, 1980), p. 75.

Libros editados varias veces

Se menciona el año de la edición citada y entre paréntesis el de la primera edición

Ejemplos:

Ruy Mauro Marini, Subdesarrollo y revolución, México, Siglo XXI editores, 8ª ed.

1977 (1ª ed. 1969), p. 65. Nelson Reed, La guerra de castas de Yucatán, traducción de Félix Blanco, Méxi- co, Ediciones Era, 5ª ed. 1982 (1ª ed. en inglés, 1964, 1ª ed. en español, 1971), pp. 134-135.

Libros de edición especial

Cuando la obra citada contiene un prólogo, introducción o anotaciones escritas por una persona distinta del autor del libro, se señala después del título. Si el libro forma parte

de una colección especial dentro de la casa editorial también debe indicarse.

Ejemplos:

Dirk Kruijt, Guerrilla: guerra y paz en Centroamérica, prólogo de Edelberto To-

rres-Rivas, Guatemala, F&G Editores, 2009, p. 106. Jacques Derrida, Las muertes de Roland Barthes, traducción y prólogo de Ray-

mundo Mier, México, Taurus (La huella del otro), 1999, p. 25. Daniel Valcárcel, La rebelión de Túpac Amaru, México, Fondo de Cultura Eco- nómica (Colección Popular), 2ª reimpresión 1973 (1ª ed. 1947), p. 202.

Libros con más de una editorial y/o lugar de edición

Se usa una diagonal para indicar las diferentes editoriales o lugares de edición.

Ejemplos:

Gustavo Marín Guardado, Vidas a contramarea: pesca artesanal, desarrollo y cultura en la costa de Michoacán, México, Centro de Investigaciones y Estudios en Antropología Social (Publicaciones de la Casa Chata)/El Colegio de Michoa- cán, 2007, p. 179. Ricardo Piglia, Blanco nocturno, México/Barcelona, Editorial Anagrama, 2010, p.

81.

Libros colectivos Se deben registrar los nombres de uno a tres autores seguidos de las palabras latinas et alii (y otros) o de la abreviatura latina et al. Estas palabras se escriben en cursivas por tratarse de expresiones latinas.

Ejemplo:

Jorge Cáceres, et al., Iglesia, política y profecía, San José, EDUCA, 1983, p. 22.

Cita de artículo en libro colectivo con coordinador/director/editor

El título del artículo se coloca entre comillas y el título del libro en cursivas.

Ejemplos:

Fernando Aínsa, “Alegato final por una nueva utopía”, en Horacio Cerutti Guld- berg y Jussi Pakkasvirta (edit.), Utopía en marcha, Quito, Ediciones Abya-Yala , p. 418. Humberto Tommasino, Guillermo Foladori y Javier Taks “La crisis ambiental con- temporánea”, en Guillermo Foladori y Naína Pierri (coords.), ¿Sustentabilidad? Desacuerdos sobre el desarrollo sustentable, México, Miguel Ángel Po- rrua/Universidad Autónoma de Zacatecas/Cámara de Diputados LIX Legislatura (América Latina y el Nuevo Orden Mundial), 2005, p. 10.

Cita de artículos de revistas

Se señala el título del artículo entre comillas y el nombre de la revista en cursivas. Se debe agregar el volumen y/o número de la revista, así como el año en que fue publica- da.

Ejemplos:

Andrés Medina, “El etnopopulismo y la cuestión nacional en México: el espacio político de los grupos étnicos”, en Anales de antropología, vol. XXIV, 1987, p.

173.

Edit Antal, “Los mecanismos comerciales en la política global ambiental, ¿la pos- tura de Estados Unidos es obstáculo o realismo?”, en Problemas del desarrollo, vol. 31, no. 122, 2000, pp. 40-41.

Cita de obras de autoría gubernamental

Se coloca el nombre de la institución gubernamental en lugar del autor.

Ejemplo:

Congreso de Jalisco, Manifiesto que el Congreso del Estado Libre de Jalisco dirige a sus habitantes, Guadalajara, Imprenta del ciudadano San Román, 1824.

Cita de obras anónimas

Se comienza por el nombre de la obra y se siguen los lineamientos hasta ahora seña- lados.

Ejemplo:

Popol Vuh. Antiguas leyendas del Quiche, versión y prólogo de Ermilo Abreu Gó- mez, México, Fondo de Cultura Económica (Colección Popular), 2003, p. 87.

Cita de tesis

El título de la tesis aparece entre comillas y se indica el grado para el que se presentó

la tesis, así como el año.

Ejemplo:

Kristina Pirker, “«La redefinición de lo posible». Militancia política y movilización so- cial en el Salvador (1970-2004)”, tesis de doctorado, Universidad Nacional Autóno- ma de México, 2008, p. 143.

Cita de periódicos

Se escribe el nombre del periódico en cursivas y se menciona el número y la fecha en que se editó, además de la página de donde se extrae la información citada. Si el dato del volumen se encuentra disponible, es necesario señalarlo antes del número de la

edición. Si se cita un periódico consultado por internet se incluye la dirección electróni- ca.

Ejemplos:

El Universal, año 96, núm. 34799, 10 de febrero de 2013, p. A20.

 

La Jornada, año

23,

núm.

8064,

3

de

febrero

de

2007

[en línea]

 

Registro Oficial del Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, vol. 1, núm. 27. 19 de febrero de 1830, p. 118.

Cita de artículos o documentos contenidos en un periódico. Se sigue el formato usado para citar artículos en revistas, sin incluir el nombre del au- tor.

Ejemplos:

“Delincuencia, germen de autodefensa en Guerrero”, en El Universal, año 96,

núm. 34799, 10 de febrero de 2013, p. A14. Representación de la diputación de cosecheros de tabaco de Orizaba al Su- premo Poder Ejecutivo”, en El Águila Mexicana, año 2, núm. 56, 9 de junio de 1824, p. 2.

Cita de manuscritos

Por lo general en un archivo los documentos se dividen en expedientes o legajos y se guardan en cajas o cosidos en forma de libro. En un archivo con clasificación, los ex- pedientes se encuentran organizados en ramos. Al citar un manuscrito se debe señalar el archivo, el ramo y el número de expediente o volumen de libro en que se encuentra.

Por otra parte, es común que las hojas de los documentos se encuentren numerados solo en la primera cara de la hoja, por lo que al citar la cara inversa se usa la palabra latina verso (volver) o su abreviatura v.

Ejemplos:

Real Cédula de 14 de marzo de 1789 ordenando la solicitud de un préstamo forzoso en toda la Nueva España”, Archivo General de la Nación (en adelante,

AGN), Reales Cédulas, caja 60, legajo 2, f. 2. El Capitán D. Vicente Gonzáles sobre que se le devuelva su empleo por com- prendido en la amnistía”, AGN, Archivo de Guerra, vol. 402, exp. 4280, f. 99-

100v.

Cita de cartas

Se siguen las mismas reglas para citar manuscritos, agregando los nombres del remi- tente y el destinatario de la carta, además de la fecha y el lugar en que se redactó.

Ejemplo:

José Cristóbal Jiménez de Mejía a Guadalupe Victoria, San Salvador el Verde, 24 de febrero de 1824, Archivo de la Secretaría de la Defensa Nacional (en adelante, ASDN), Archivo Histórico, exp. XI/481.3/302, ff. 116v-117.

Cita de fuentes virtuales

Se sigue el formato para citar un libro o artículo, agregando la dirección electrónica de la página, la fecha de la publicación y/o última actualización de la página, así como la fecha en que fue consultada. En caso de aparecer, se señala el número de página.

Ejemplos:

Neil Brenner, “Tesis sobre la urbanización planetaria”, en Nueva Sociedad, núm. 243, 2013, p. 42 [en línea], <http://nuso.org/upload/articulos/3915_1.pdf>, fecha de publicación 2013, fecha de consulta: 24 de mayo de 2013.

Alberto Acosta, “Extractivismo y neoextractivismo: dos caras de la misma maldi-

ción”,

en

Ecoportal.net,

[en

línea],

tivismo_dos_caras_de_la_misma_maldicion>, fecha de publicación, 25 de julio de 2012, fecha de consulta: 13 de octubre de 2012.

Cita de discos compactos

Se siguen las mismas convenciones utilizadas para citar un libro o un artículo de libro.

Ejemplos:

“Cartas al general Guerrero”, en Boletín del Archivo General de la Nación. Edi- ción digital, CD ROM (Series 1 y 2, 1930-1976), vol. 22, núm. 2, 1951, pp. 251-

342.

Nicole Girón et al., Folletería mexicana del siglo XIX, CD ROM (Etapa 1), Méxi- co, Instituto Mora/CONACYT, 2001.

3. Otras palabras y abreviaturas usadas en las notas a pie de página.

Supra La palabra latina supra (arriba) se utiliza para remitir al lector a una cita anterior.

Ejemplo:

Echeverría, op. cit., p. 23. Véanse los comentarios en la nota número 4 supra.

Infra La palabra latina infra (abajo) se utiliza para remitir al lector a una cita posterior.

Ejemplo:

Echeverría, op. cit., p. 52. Véanse los comentarios en la nota número 12 infra.

Confer

La palabra latina confer (confróntese) o sus abreviaturas cf. y cfr. se usan para sugerir al lector que confronte lo expuesto con una fuente secundaria, ya sea porque facilita infor-

mación que respalda lo argumentado o bien porque contiene una explicación opuesta o distinta a la que se expone.

Ejemplo:

Cfr. Echeverría, loc. cit.

Vide La palabra latina vide (véase) o su abreviatura vid. se usa para remitir a una fuente que contiene una interpretación o información que apoya lo argumentado, sin que haya oposi- ción. En este caso no se trata de citas textuales.

Ejemplo:

Las prácticas extractivas emprendidas por los gobiernos de izquierda en América Latina en la actualidad presentan cierta continuidad con las del pasado, enarboladas por gobiernos neoliberales. Sin embargo, aparecen nuevos elementos que le dan un sentido distinto, por lo que se puede hablar de un “neoextractivismo progresista” 1 .

–––––––––––

1 Vid. Eduardo Gudynas, “El nuevo extractivismo progresista en América del Sur. Tesis sobre un viejo problema bajo nuevas expresiones”, en Alberto Acosta, et al., Colonialismos del si- glo XXI. Negocios extractivos y defensa del territorio en América Latina, Barcelona, Icaria (Antrazyt), 2011, p. 76.

4. Citas posteriores consecutivas

Se deben seguir las siguientes indicaciones cuando en el aparato crítico se hace referen- cia a fuentes que han sido inmediatamente mencionadas en el texto.

Citas que remiten a la misma fuente y página Se utiliza la palabra latina ídem (lo mismo), o su abreviatura id. Al ser locuciones lati- nas, se escriben siempre en cursivas.

Ejemplos:

1 Doris Sommer, Ficciones fundacionales. Las novelas nacionales de América Latina, Bogotá, Fondo de Cultura Económica, 2004, p. 69. 2 Idem.

6 María de los Ángeles Merino y Aisnara Perera Díaz, “Matrimonio y familia en el in- genio. Una utopía posible. Cuba (1825-1886)”, en Јstor, colección Caribbean Stu- dies, vol. 34, número 1, (Enero-Junio 2006), pp. 207. 7 Id.

Citas que remiten a la misma fuente pero diferente página

Se usa la palabra latina ibídem (allí mismo) o su abreviación ibid, seguida del número de página.

Ejemplos:

1 Verena Stolcke, Racismo y sexualidad en la Cuba colonial, Madrid, Alianza Edito- rial, 1992, p. 23. 2 Ibidem, p. 28.

3 Consuelo Naranjo et. al., La Nación Soñada: Cuba, Puerto Rico y Filipinas ante el 98. Madrid, Doce Calles, 1995, p. 41. 4 Ibid, p. 49.

5. Citas posteriores no consecutivas

Estas son las normas para citar una referencia que ya ha aparecido en otras partes del texto, pero cuya mención no se da de forma inmediata.

La referencia se toma de una obra ya citada pero no inmediatamente Se registran los apellidos del autor o autores seguidos de la palabra latina opus citata o su abreviatura op. cit.

Ejemplo:

1 Rosario Ferré, Sitio a Eros, México, Joaquín Mortiz, 1980, p. 33. 2 Carlos Monsiváis, Las esencias viajeras, México, Fondo de Cultura Económica, 2012, p. 98. 3 Ferré, op.cit., p. 40.

No obstante, cuando se cita más de una obra del mismo autor deben anteponerse a op. cit. las primeras palabras del título del libro.

Ejemplos:

4 Ryszard Kapuściński, Los cinco sentidos del periodista. Estar, ver, oír, compartir, pensar. México, FCE, Colección Nuevo Periodismo, 2003, pp. 41. 5 Ryszard Kapuściński, Los cínicos no sirven para este oficio. Sobre el buen perio- dismo Barcelona, Anagrama, 2002, p.38. 6 Roger Bartra, op. cit., p. 83. 7 Kapuściński, Los cinco sentidos…, op.cit. p. 52.

Ocasionalmente se ve la abreviatura del castellano “ob.cit.” (obra citada). En este caso

no se usan cursivas.

La nota se refiere a una obra ya citada en su generalidad y no a páginas específicas Se utiliza la locución latina locutio citata, o más comúnmente su abreviatura loc. cit.

Ejemplos:

7 Walter Benjamin, “Para una crítica de la violencia” en Para una crítica de la violen- cia y otros ensayos, Madrid, Taurus, 1991, p.50. 8 Ricardo Piglia, Cinco propuestas para el próximo milenio (y cinco dificultades), Ar- gentina, FCE, Serie Breve, 2001, p. 12. 9 Benjamin, loc. cit.

Et passim y ss (siguientes) Se emplean para indicar una serie de páginas, subsecuentes o no, señalando únicamente el inicio de éstas. Et passim, a diferencia de ss., se escribe en cursivas.

Ejemplos:

1 Edward Said, Representaciones del intelectual, Barcelona, Paidós Estudio, 1996, p.5 et passim. 5 Néstor García Canclini, Las culturas populares en el capitalismo, México, Nueva Imagen, 1982, p.16 y ss.

6. La organización de la lista de referencias:

Al final del texto se presentarán las fuentes utilizadas por el autor. A diferencia de las no- tas al pie de página, en la lista de referencias o bibliografía se escribe primero el apellido o apellidos del autor. La lista de referencias será en el siguiente orden:

1)

Manuscritas (archivos)

2)

Fuentes impresas

  • a. Hemerografía

  • b. Bibliografía general

  • c. Obras de consulta

3)

Fuentes de consulta

  • a. Fuentes electrónicas

  • b. Sitios de internet

Ejemplos:

Archivos consultados

Archivo Venustiano Carranza, Condumex, México DF.

Fuentes impresas

Periódicos consultados “5 300 hombres marchan a Torreón para concluir de exterminar rebeldes”, El Diario, 29 de marzo de 1914.

Bibliografía Foucault, Michel, La vida de los hombres infames, La Piqueta, Madrid, 1990.

Obras de consulta Mora, Ferrater, Diccionario de Filosofía, Alianza Editorial, Madrid, 1981.

Sitios de internet

Wagner, Pierre, “The linguistic turn and other misconceptions about analytic philoso- phy” en Eurozine, [en línea], http://www.eurozine.com/articles/2010-06-10-wagner- en.html, fecha de publicación, 10 de enero de 2010, fecha de consulta, 31 de enero de 2014.

7. Abreviaturas y signos.

En las notas al pie de página y en la lista de referencias suelen usarse signos y abreviatu- ras. Es importante escribirlas adecuadamente.

Abreviaturas

Toda abreviatura está seguida por un punto.

Ejemplos: páginas (pp.), editor (ed.), folio (f.), siguientes (ss.)

Siglas

Todas las siglas se escriben en mayúsculas y sin puntos entre las letras ni al final.

Ejemplos: Fondo de Cultura Económica (FCE), Universidad Autónoma Metropolita- na (UAM), Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Secretaría de Edu- cación Pública (SEP).

Acrónimos

La primera letra de todo acrónimo se escribe en mayúscula y las demás en minúscula.

Ejemplos: Colegio de México (Colmex), Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena), Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.