Anda di halaman 1dari 2

B.D. No. 3774 18.5.

1946

LUZ DE LA ALTURA

El cielo deja irradiar su Luz hacia la Tierra, pero la Tierra queda


obscura, opone resistencia a aceptar la Luz, puesto que los moradores de la
Tierra han puesto sus ojos sobre el reino de la obscuridad que, empero a
veces, da de sí un resplandor de fuego que solamente es un engaño de
Satanás. Y tratan afanosamente de recibir esa luz engañosa y no consideran
a la Luz suave, que viene desde las alturas. Solamente unos pocos la
aceptan, y para aquellos es roto el hechizo de la obscuridad ellos escaparon
a la noche y van al encuentro de un amanecer luminoso ....
¿Por qué titubean ustedes los hombres de recibir la Luz del cielo? ¿Por
qué corren detrás de una Luz engañosa y no dejan enseñarse sobre su falta
de valor? ¿Por qué no quieren recibir de la altura lo que la profundidad
nunca jamás les puede ofrecer? ¿Por qué no reùnen la voluntad para
rescindir del poder que los mantiene en la obscuridad del espíritu? ....
Porque ustedes ya no son capaces de creer en el Donador de Luz, en un
todopoderoso Sabio y lleno de Amor Creador de la Eternidad, Quien
también los ha creado a ustedes verdaderamente para otro propósito que
aquel que ustedes anhelan.
Hagan memoria cómo su existencia es sin contenido si ustedes se
imaginan que el día de mañana ya puede traerles su muerte corporal ....
Entonces de qué les sirve lo que ustedes tan anhelosamente pretenden
conquistar, de qué les sirven los bienes terrenales si su cuerpo ha dejado de
ser .... Su Alma sale entonces al encuentro de un terrible destino, puesto
que está sin cualquier posesión espiritual y por eso sin fuerza está muerta,
sin embargo no está apagada ....
Déjense instruir si los portadores de Luz les entran en el camino,
escúchenlos y reflexionen sobre sus palabras, y ustedes reconocerán con
una voluntad seria que sus palabras no son vacías, que llevan vida en sí,
que empero se les puede creer tan pronto como un Creador desde la
Eternidad será reconocido .... Y traten de ganar la fe en un Creador a través
de meditaciones y preguntas, que ustedes mandan al infinito .... Y la Luz
del cielo también les tocará, y ustedes sentirán su beneficiencia, va a caer
en su corazón un brillo dulce y suave, su Espíritu será iluminado y el deseo
hacia una Luz siempre más clara estará vivo en ustedes y encontrar
realización.
Dejen la Luz de las alturas influir en ustedes, no le huyan, puesto que
esa Luz sólo les trae la vida, no es ninguna luz engañosa, solamente les
proporciona bienes espirituales, cuya aspiración significa para ustedes
Beatitud y la beatitud produce .... relucir la obscuridad por su voluntad, y
ustedes vivirán ....

Amén

Bertha Dudde 1946