Anda di halaman 1dari 9

MAESTRÍA EN NUEVAS

TECNOLOGÍAS PARA EL
APRENDIZAJE

APRENDER Y ENSEÑAR EN LA
SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

APRENDIZAJE A LO LARGO DE LA
VIDA

PRESENTA: ELL GPO.E

ENERO 2009

1
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN………………………………………………….. 2

I. LA EDUCACIÓN A LO LARGO DE LA VIDA ...……………….. 3


Concepto…………………………………………………………… 3
La educación a lo largo de la vida y la educación continua …. 4

II. APRENDER Y ENSEÑAR EN LA RED ………………………... 5

III. LOS NUEVOS ROLES DE PROFESORES Y ALUMNOS …... 6

CONCLUSIONES ………………………………………………… 7

BIBLIOGRAFIA …………………………………………………… 8

2
INTRODUCCIÓN

Como docentes en ejercicio profesional en la educación pública, en forma


cotidiana se enfocamos las acciones y actividades a dar respuesta a la
diversidad de formas de aprendizaje de las y los alumnos y a sus necesidades;
se propician las relaciones grupales confrontando ideas, intercambiando
información, modificando conceptos previos. En la comunidad docente se
conocen y comparten estrategias para la enseñanza y se confrontan los puntos
de vista. En este enfoque formativo el docente dirige el desarrollo de hábitos de
trabajo en equipo, la solidaridad entre compañeros y que los alumnos
intervengan autónomamente en su proceso de aprendizaje.

¿Podemos decir que se está encaminando a la educación básica hacia la


educación para la vida?. La respuesta es no, porque no es una práctica
generalizada. ¿Qué falta? Conocer el fundamento que genera los cambios
curriculares y la forma en que se realizan. Los cambios son
descontextualizados y no se encuentran los apoyos para el seguimiento. Esto
claramente denota la falta de planeación en el rubro de actualización y
capacitación en el dominio de nuevos contenidos y uso de la tecnología.

El presente trabajo de investigación es un acercamiento conceptual al


conocimiento de la forma de educarse a lo largo de la vida, así como al impacto
de la evolución tecnológica. Se analiza el impulso otorgado a las modernas
concepciones educativas, la actual orientación hacia una educación a lo largo
de la vida de los ciudadanos, que se representa en el reconocimiento definitivo
de los programas que abren los nuevos horizontes formativos en la moderna
sociedad del conocimiento. La cual es fundamental cuestionar cómo las
estamos construyendo. Se deja ver la importancia de explicar los nuevos
paradigmas, políticas e iniciativas educativas, los que deben estar
encaminados a desarrollar una educación durante todo el ciclo vital.

3
I. LA EDUCACIÓN A LO LARGO DE LA VIDA

CONCEPTO.
Con el concepto de “educación a lo largo de la vida”, se ha querido dar un
nuevo sesgo, una nueva dimensión a la comprensión y a la praxis de lo que la
educación debe ser hoy día. La educación a lo largo de la vida progresa a partir
del concepto de “educación permanente”, que, en un principio, fue entendido
por muchos como una progresiva adaptación al empleo y, ahora, ha pasado a
ser concebido “como la condición de un desarrollo armonioso y continúo de la
persona”.
La “educación a lo largo de la vida” no sólo presta atención a la instrucción o al
exclusivo aprendizaje de conocimientos, sino, además, y especialmente, a lo
formativo, lo educativo. Estamos ante una nueva conceptuación de la
educación que revaloriza los aspectos éticos y culturales, el conocimiento de
uno mismo y del entorno para hacer así del individuo un miembro de una
familia y un ciudadano, pero también un productor y alguien que colabora con
los demás. Todo ello, por supuesto, incluye una educación básica y
fundamental de calidad, que puede adquirirse normalmente en las instituciones
educativas escolares, y que se pretende flexible, diversificada, y accesible en el
tiempo y en el espacio.
Las escuelas se convierten en organizaciones de aprendizaje cuya importancia
social es acorde con el desarrollo de las sociedades del conocimiento. Las
tecnologías de la información y la comunicación se utilizan cada vez más,
sobre todo para un aprendizaje más activo por parte de los alumnos y el trabajo
en grupo. Las asociaciones para la cooperación se multiplican, incluso en el
plano internacional. Los centros escolares y universitarios intensifican su papel
en la formación de adultos y se convierten en verdaderos polos de influencia
cultural para las comunidades locales. Se produce una diversificación de las
profesiones docentes en función de los distintos públicos. Se reconoce a los
docentes la plena condición de profesionales y se les remunera con sueldos
atractivos, de tal manera que muchas personas abrazan la docencia después
de haber ejercido otras profesiones. Aumenta mucho más en el ámbito
universitario y en la formación de adultos (Ortega, 2005).

4
LA EDUCACIÓN A LO LARGO DE LA VIDA Y LA EDUCACIÓN CONTINUA.
La educación a lo largo de la vida progresa a partir del concepto de «educación
permanente», que, en un principio, fue entendido por muchos como una
progresiva adaptación al empleo y, ahora, ha pasado a ser concebido “como la
condición de un desarrollo armonioso y continúo de la persona”. La educación
a lo largo de la vida no sólo presta atención a la instrucción o al exclusivo
aprendizaje de conocimientos, sino, además, y especialmente, a lo formativo, lo
educativo. Estamos ante una nueva conceptuación de la educación que
revaloriza los aspectos éticos y culturales, el conocimiento de uno mismo y del
entorno para hacer así del individuo un miembro de una familia y un ciudadano,
pero también un productor y alguien que colabora con los demás. Todo ello,
por supuesto, incluye una educación básica y fundamental de calidad, que
puede adquirirse normalmente en las instituciones educativas escolares, y que
se pretende flexible, diversificada, y accesible en el tiempo y en el espacio. Se
trataría de que, en el espacio y el tiempo de la vida, aprendamos a aprender y
conocer, a hacer, a vivir juntos y a ser nosotros mismos. Que la educación al
margen de la escuela comience a ser más importante que la difícilmente
contenida en el marco de la educación del sistema es todo un síntoma de que
comienza a invertirse lo establecido (Ortega, 2005).
Sin embargo también extraña riesgos. Avanzar hacia una sociedad del
conocimiento e incorporarse con eficacia a una economía global, implica
también serios riesgos de producir mayores desigualdades y de aumentar la
exclusión social. Una cosa son los esfuerzos que se están haciendo –
suficientes o no- en la escolarización de la población pre-escolar y escolar y
otra es el rezago de las generaciones jóvenes adultas y adultas en relación con
su escolaridad. En este sentido, los desafíos para la formación de las personas
hoy son más amplios y complejos y se refieren cada vez más a cómo
desarrollar los recursos humanos en beneficio de todos, cuáles son las
competencias que tienen mayor incidencia en el crecimiento económico y en la
nueva cultura del trabajo, cómo superar la tradicional división entre formación y
mercado laboral, cuáles son las competencias necesarias para desempeñarse
en una sociedad del conocimiento, cómo fortalecer la vida ciudadana y la
democracia, cómo asegurar el aprendizaje de las personas a lo largo de su
vida (Concha)

5
II. APRENDER Y ENSEÑAR EN LA RED
La formación constituye una actividad eminentemente educativa, las primeras
instituciones que surgieron tuvieron el propósito expreso y principal de
estructurar y administrar la modalidad de aprendizaje que hasta entonces se
llevaba de manera casuística y débilmente reglamentada. Se dedicaron en un
primer momento a la implementación de programas de alfabetización y
educación de adultos, para lograr la equidad y superar la pobreza, a través de
un esfuerzo educativo (OIT).
Las cualidades que las empresas están exigiendo a los trabajadores para
poder incorporarse a la sociedad de la información. En las instituciones se
insertan las tecnologías de la información y comunicación con un marco teórico
de carácter constructivista y socio-cultural para el estudio y análisis de los
procesos virtuales de enseñanza y aprendizaje, estructurado en torno a los tres
conceptos: “actividad conjunta”, “ayuda pedagógica” y “construcción del
conocimiento”. En el aprendizaje virtual lo que el alumno construye y debe
construir en un entorno virtual de enseñanza y aprendizaje incluye
representaciones sobre el significado del contenido a aprender. Y
representaciones sobre el sentido que tiene para él aprender ese contenido. La
distinción entre el plano del diseño tecno-pedagógico y el plano de su
concreción efectiva en la actividad conjunta real de profesor y alumnos implica
la necesidad de incorporar múltiples puntos de vista y fuentes al proceso de
evaluación. Diseñadores tecnológicos, diseñadores instruccionales,
elaboradores de materiales y especialistas en el contenido objeto de
enseñanza y aprendizaje, profesores y alumnos son, por citar sólo A su vez, la
incorporación de este amplio conjunto de planos, dimensiones, puntos de vista
y fuentes de evaluación conlleva la necesidad de diversificar y multiplicar los
instrumentos metodológicos de evaluación. A este respecto, cabe destacar la
importancia que, en un modelo de evaluación tiene las técnicas de recogida de
información que permiten acceder “en vivo” al desarrollo real de los procesos
virtuales de enseñanza y aprendizaje, ofreciendo información concreta sobre
cómo profesor y alumnos llevan a cabo, articulan e interrelacionan sus
actuaciones en torno a las tareas y actividades que vertebran el proceso virtual
de enseñanza y aprendizaje (Onrubia, 2005).

6
III. LOS NUEVOS ROLES DE PROFESORES Y ALUMNOS

La sociedad del conocimiento actual exige el dominio de un conjunto de


competencias relacionadas con la práctica de la comunicación a través de
redes telemáticas. Estas competencias se fundamentan en el dominio práctico
de los códigos de la comunicación visual, sonora y digital que constituyen la
esencia de los mensajes hipertextuales. Igualmente requiere adquirir
habilidades para seleccionar y transformar la abundante información disponible
en conocimiento útil y en sabiduría personal. Los organismos internacionales
como la ONU, la UNESCO, la OEA o el Consejo Europeo coinciden en
subrayar el papel esencial de hacer realidad el reto solidario de la educación
para todos a lo largo de toda la vida, destacando la urgencia de formar al
profesorado en estas competencias para que éste las promueva en cuantas
acciones educativas participe a lo largo de su vida profesional. Se deben
detectar claves para la integración crítica, multicultural y solidaria de las
tecnologías de la información y la comunicación en los programas educativos
formales y no formales destinados a la infancia, la juventud y las personas
adultas (Ortega, 2007).
Los seres humanos aprenden a lo largo de sus vidas una enorme cantidad de
cosas necesarias para su supervivencia. Aparentemente lo aprenden sin gran
esfuerzo y con mucho interés. Al mismo tiempo pasan largos años en
instituciones escolares, a donde en principio van para aprender, donde ponen
notable empeño, pero sólo consiguen aprender, y frecuentemente mal, una
minúscula parte de lo que se les enseña. Existe entonces una oposición entre
el conocimiento cotidiano y el conocimiento escolar, y podemos plantearnos si
hay alguna posibilidad de que el aprendizaje del conocimiento escolar pueda
ser tan eficaz como el conocimiento cotidiano, o son dos formas de
conocimiento totalmente distintas. Pero si la comprobación del escaso éxito de
la escuela resulta fácil, en cambio parece bastante difícil saber a qué se debe y
sobre todo poner remedio. Imprescindible es desarrollar la capacidad de los
adultos para enseñar, la existencia de diversas formas de aprendizaje y de
diversos vehículos para la transmisión de conocimientos, la diferencia entre el
aprendizaje escolar y el aprendizaje para la vida, la teoría de la mente o las
narraciones. (Deval, 2006).

7
CONCLUSIONES

El concepto de educación a lo largo de la vida es la clave para desarrollarse en


el siglo XXI. Ese concepto va más allá de la distinción tradicional entre
educación básica y educación permanente y coincide con otra noción
formulada a menudo: la de sociedad educativa, en la que todo puede ser
ocasión para aprender y desarrollar las capacidades del individuo. La
educación permanente se concibe como algo que va mucho mas allá de lo que
hoy se practica, particularmente en los países desarrollados, a saber, las
actividades de nivelación, de perfeccionamiento y de conversión y promoción
profesionales de los adultos. Ahora se trata de que se ofrezca a todos la
posibilidad de recibir educación, tanto si se trata de brindar una segunda o
tercera ocasión educativa o de satisfacer la sed de conocimientos, de belleza o
de superación personal como de perfeccionar y ampliar los tipos de formación
estrictamente vinculados con las exigencias de la vida profesional,
comprendidos los de formación práctica. En resumen la educación a lo largo de
la vida debe aprovechar todas las posibilidades que ofrece la sociedad
(Encuentro regional ORIT/CIOSL/IE, 2000).
De las propuestas de la UNESCO sobre la educación para el siglo XXI
podríamos aplicar las siguientes para conseguir una educación democrática y
en valores:
Educación accesible a todos los individuos: La educación es un derecho que
no tolera exclusiones ni discriminación.
Respeto a la diversidad cultural, libertad de estudio personal, diseño
curricular a través de la deliberación, currículo flexible.
Solidaridad y democracia como contenido de la enseñanza.
Organización y metodología con autonomía regulada en el centro, libertad de
cátedra y metodológica a los profesores.
Tolerancia y estímulo de la innovación, libertad de conciencia y expresión de
los estudiantes, estímulo de la crítica, respeto a la verdad, espíritu de
iniciativa y autonomía, evaluación no represiva, ausencia de clasificaciones
estudiantiles jerarquizadas (UNESCO, 2007).

8
BIBLIOGRAFIA

Delors, J. (1996). Informe de la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la


educación para el siglo XXI, presidida por Jacques Delors. La educación
encierra un tesoro. Madrid: Santillana S.A.

Deval, Juan (2006). Aprender en la vida y en la escuela. España: Ediciones


Morata.

Ortega, Antonio (2007). Nuevas tecnologías para la educación en la era digital.


España: Ediciones Pirámide.

Concha, Carlos (2005, noviembre). Sociedad del Conocimiento y Aprendizaje


a lo Largo de la Vida, [en línea]. Chile. Centro de investigación y desarrollo de
la educación. Disponible en: http://www.cide.cl/Download/Carlos%20Concha/
sociedad_del_conocimiento_2207.pdf [2008, 22 de enero].

Formación y educación a lo largo de toda la vida, [en línea]. Uruguay,


Organización Internacional del trabajo. Disponible en: http://www.ilo.org/public/
spanish/region/ampro/cinterfor/rct/34rct/doc/casanova/capi_3.htm [2008, 24 de
enero].

La educación a lo largo de la vida: una propuesta sindical para la sociedad y


una prioridad para nuestros pueblos (2000, marzo), [en línea]. Costa Rica.
Encuentro regional ORIT/CIOSL/IE. Disponible en: http://www.cinterfor.org.uy/
public/spanish/region/ampro/cinterfor/temas/worker/eventos/ix/concl.htm [2008,
22 de enero].

Onrubia, J. (2005, febrero). Aprender y enseñar en entornos virtuales: actividad


conjunta, ayuda pedagógica y construcción del conocimiento. Revista de
Educación a Distancia, número monográfico II. [en línea]. Disponible en:
http://www.um.es/ead/red/M2/conferencia_onrubia.pdf [2008, 27 de enero].

Ortega, José (2005, septiembre). La educación a lo largo de la vida: la


educación social, la educación escolar, la educación continua… todas son
educaciones formales, [en línea], Nº 338. España. Disponible en:
http://www.revistaeducacion.mec.es/re338/
re338_11.pdf [2008, 26 enero].