Anda di halaman 1dari 2

1

LA TRAGEDIA DE LOS COMUNES


(Resumen)
Miguel Angel Aquije García
Es un artículo publicado bajo el título "The Tragedy of Commons" en
Science, v. 162 (1968),pp. 1243-1248 y firmado por Garrett Hardin,
iniciándolo con esta cita:
“…Si las grandes potencias continúan buscando soluciones
exclusivamente en el área de la ciencia y la tecnología, el resultado
será el empeorar la situación" (J. B. Weisner y H. F. York – “Seguridad
Nacional en un Mundo Nuclear” ).
El autor enfatiza que la atención la pone no en el contenido en sí de la
cita sino en el tipo de conclusiones a que llegaron, de no existir
solución técnica al problema planteado.
Esto lo refuta con la reflexión de que una suposición implícita y casi
universal de los análisis publicados en revistas científicas
profesionales y de divulgación es que los problemas que se discuten
tienen una solución técnica.
Es expresa la preocupación por el conjunto de problemas humanos
que pueden ser denominados "problemas sin solución técnica", y de
manera más específica, con la identificación y la discusión de uno de
ellos.
La reacción humana es direccionada hacia los recursos comunes, en
los siguientes temas o alusiones: ¿Qué debemos maximizar?, la
tragedia de la libertad sobre los recursos comunes, la contaminación,
¿cómo legislar la moderación?, la libertad de reproducción es
intolerable. La conciencia es autoeliminante, efectos patogénicos de
la conciencia, coerción mutua, mutuamente acordada,
reconocimiento de la necesidad.
Se plantea la tesis que el problema poblacional, entre otros, forma
parte de los “problemas sin solución técnica”, manifiesta que la
población calificada como en pobreza no puede controlar su
reproducción. Es por ello que existiendo en el mundo más pobres que
ricos, los recursos naturales existentes no equilibrarán los platillos de
una balanza. La humanidad en este sentido avanza
desequilibradamente pues es imposible que técnicamente se piense
dar solución incrementado técnicas en el desarrollo de cultivos para
la alimentación humana.
El hombre se autodestruye manteniendo la tesis de la lógica de los
recursos comunes, profesando la creencia de que los recursos son
inagotables.
Debemos dejar de tratar al ambiente como recurso común o muy
pronto no tendrá ningún valor para nadie.
Este problema está íntimamente ligado a la explosión demográfica,
más somos más contaminamos, y requiere una urgente
2

reestructuración de las leyes para desterrar de una vez por todas la


idea de que se puede hacer lo que plazca en un ambiente que es
común a la humanidad, en perjuicio de otros.
“Resulta tentador tanto para los ambientalistas como para los
reformadores en general, el tratar de persuadir a otros por medio de
imágenes fotográficas. Pero la esencia del argumento no puede ser
fotografiada; debe ser presentada racionalmente: en palabras.”
Las leyes tienen que salir del patrón antiguo, pues no es lo mismo el
aplicarlas en la actualidad “… se adaptan pobremente para gobernar
un mundo complejo, altamente poblado y cambiante… La prohibición
es fácil de legislar (pero no necesariamente fácil de imponer); pero
¿cómo legislar la moderación? La experiencia indica que ésta puede
ser alcanzada mejor a través de la acción de la ley administrativa….”
Es tiempo de negar el concepto de que todo ser que nace tiene todo
el derecho sobre los recursos comunes. Ello, lleva aceleradamente a
incentivar más tragedia, muy a pesar del apoyo que recibe este tema
de la declaración Universal de los Derechos Humanos.
La solución está en tener una población mundial planificada por los
padres.
“Es un error pensar que podemos controlar el crecimiento de la
humanidad en el largo plazo haciendo un llamado a la conciencia”
(Charles Galton Darwin).
Por diferencia de conciencia, el ser humano es diferente entre ellos,
por lo que será muy difícil que en corto tiempo se logre un entendido
común del problema. Tal vez cuando se logre el objetivo sea cuando
se haya iniciado una autoeliminación por incremento desmesurado de
la población, como venganza de la propia naturaleza.
Una de las recomendaciones es tener en cuenta que un mensaje
tiene doble explicación en la llamada conciencia que hace que la
interpretación a un recado tenga dos vías de análisis.

Generalmente se piensa que la Tragedia de los Comunes es una


defensa de la propiedad privada y una parábola conservadora: como
la tragedia ocurre porque los bienes son comunes, la tragedia se evita
privatizando lo común. No obstante, esta afirmación requiere que se
esclarezca en muchas direcciones.

No es particularmente propio el entorno, ello también pertenece a


otros, pues lo que hagamos en él incluye a los demás. Por lo tanto, si
todo es común en recursos será tragedia común su destrucción.