Anda di halaman 1dari 11
Psicología, Tercer Año. Psicopatología General. Profesor Alejandro Águila Zúñiga. Ayudante Consuelo San Martín. VIÑETA SOBRE UN

Psicología, Tercer Año. Psicopatología General. Profesor Alejandro Águila Zúñiga. Ayudante Consuelo San Martín.

VIÑETA SOBRE UN CASO CLÍNICO

“D.M.”

Alumna:

Yessenia Fernández Monje; Jueves 3 de Julio, 2014.

INTRODUCCIÓN.

En

los

últimos años

la

depresión ha adquirido una rol relevante

en

relación a

la

psicopatología, tanto así, que ha pasado a ser “la principal causa de discapacidad en el mundo” (Minsal, 2013, p. 12)

Según el Minsal (2013), este trastorno también ha contribuido al surgimiento de otras enfermedades, siendo ésta la detonante a un nivel tercero en el mundo, octavo en los países de altos ingresos y primer lugar en el país de bajos y medios ingresos. Si bien es una enfermedad de carácter somático, también en ella se instauran diversas cuestionantes sociales, como por ejemplo, que sea diagnosticada generalmente en mujeres en vez de hombres y cómo en ésta influye en factor biográfico, enfatizando aspecto fenomenológico del sujeto en cuestión.

Todo esto nos lleva a pensar cuánto influye la sociedad actual en el surgimiento de diversas enfermedades y lo importante que es darle valor clínico a la experiencia cualitativa y no sólo sintomatológica del sujeto, dado que a raíz de ella, se puede encontrar el inicio de todo.

DSM IV, EJES Y EVALUACIÓN MULTIAXIAL.

EJE I:

corresponde a los trastornos clínicos:

  • - Progresiva desmotivación y fatigabilidad durante el periodo invernal.

  • - Sensación de opresión en el pecho.

  • - Sensación de peso corporal el cual no le permite levantarse de la cama.

  • - Disminución de apetito e ingesta de alimentos.

  • - Tristeza.

EJE II: Trastornos de personalidad y retraso mental

  • - En la viñeta no logran apreciarse trastornos de personalidad. Ni retraso mental.

EJE III: Enfermedades médicas:

  • - En la viñeta no se presenta la información de enfermedades médicas relevantes.

EJE IV: problemas psicosociales y ambientales.

  • - Problemas relativos al grupo primario de apoyo: frente a esto la presente presenta un posible cuadro de anhedonia, pues a pesar de que sus amigos la visitan e intentan que esta sea participe de actividades sociales y deportivas, no logra salir de la casa, a pesar de que antes disfrutara tales actividades. También se muestra culposa en correspondencia a la relación que tiene con la madre, pues no deseo estorbarla ya que siente que la incomoda.

  • - Problemas relativos al ambiente social: ya no disfruta estando con su grupo de amigos.

  • - Problemas relativos a la enseñanza: reconoce dificultades para concentrarse y se ausenta de sus estudios de ingeniería.

  • - Problemas laborales: no se presentan en la viñeta.

  • - Problemas de vivienda: no se presentan en la viñeta.

  • - Problemas económicos: no se presentan en la viñeta.

  • - Problemas de acceso a los servicios de asistencia sanitaria: no se presentan en la viñeta:

  • - Problemas relativos a la interacción con el sistema legal o con el crimen: no se presentan con la viñeta.

  • - Otros problemas psicosociales o ambientales: suele presentar esta conducta en periodo estival.

EJE V: “Evaluación de la actitud global”

  • - Se logra apreciar en la viñeta, que el paciente se ve imposibilitado de continuar sus estudios << Actualmente lleva así 6 semanas, por lo que hace 1 semana se ausenta de su actividad universitaria >>.

  • - El paciente se muestra con aspecto desvitalizado y poco cuidado personal.

  • - Si bien no se cuenta con la información suficiente para realizar una evaluación de la actitud global, se logra apreciar, superficialmente, que el paciente se encuentra con una actitud global baja, pues no cuenta con la capacidad de continuar sus estudios y se presenta con << aspecto desvitalizado y con pobre cuidado personal. >>.

ANÁLISIS DE LA VIÑETA CLÍNICA.

Según el DSM IV (2002) “La característica esencial de un trastorno depresivo mayor es un curso clínico caracterizado por uno o más episodios depresivos mayores (v. pág. 326) sin historia de episodios maníacos, mixtos o hipomaníacos (Criterios A y C). “ (pág. 364) lo cual se puede apreciar cuando la paciente D.M hace alusión a que esta es la cuarta vez que se siente así: “Esta sería la 4 vez en su vida que experimenta una progresiva desmotivación y fatigabilidad durante el periodo invernal. Actualmente lleva así 6 semanas, por lo que hace 1 semana se ausenta de su actividad universitaria”.

Asimismo, hace alusión a que suele adquirir esta conducta durante invierno, lo cual es propio de un trastorno de depresión mayor, ya que “La prevalencia del patrón estacional de tipo invierno parece variar según la latitud, la edad y el sexo. La prevalencia aumenta en las latitudes más altas. La edad también es un fuerte predictor de estacionalidad, de forma que los más jóvenes tienen más riesgo para experimentar los episodios depresivos invernales. Las mujeres suponen el 60-90 % de las personas con patrón estacional.”

(DSM IV, 2002, p. 416) lo cual está presente en su condición de mujer y edad, la cual es de 22 años: “DM es una mujer soltera de 22 años, estudiante de ingeniería, que acude a un primer control en un Centro de Salud mental en el que usted realiza ingresos en dupla

con un Médico Familiar.”

Del mismo modo, su madre vuelve a confirmar la relevancia del factor ambiental

nombrado con anterioridad: Logra recordar al ser preguntado directivamente (la madre), que noto una similar conducta en su hija, durante un par de meses en el periodo estival, cuando tenía 18 años, pero que lo atribuyó a que estaba a punto de terminar el colegio y con planes de entrar a la Universidad.

A la vez, D.M siente cierto sentimiento de culpabilidad y que en realidad es un estorbo. También ya no disfruta las actividades que antes le otorgaban placer y suele despertarse por las noches. Según el Cie-10 (1999), esto es unos de los rasgos característicos de la depresión mayor, pues en ella suele haber: “las ideas de culpa y de ser inútil (incluso en las episodios leves), pérdida del interés o de la capacidad de disfrutar de actividades que anteriormente eran placenteras y despertarse por la mañana dos o más horas antes de lo habitual. (p. 92)

Todo eso se puede apreciar, por ejemplo, en relación a los sentimientos de culpabilidad, cuando narra que: “No desea estorbar a su madre y se siente culpable por incomodarla. Ha pensado en estar muerta y reconoce un intento suicida a los 20 años al arrojarse desde altura, resultando solo con lesiones menores y que su madre por vergüenza lo presentó en dicha ocasión como accidental.” Mientras que la incapacidad de disfrutar de acciones que antes le eran placenteras en: “Sus amigos pese a que la visitan no logran

sacarla de su casa a actividades deportivas o sociales, que anteriormente disfrutaba.”

Posteriormente, el hecho de despertar 2 o más horas antes de la hora habitual se evidencia en cuando relata que: “Se despierta entre las 4 y las 5 de la mañana con intensa sensación de opresión en el pecho y sensación de peso corporal que no le permite levantarse de la cama hasta pasadas las 2 de la tarde cuando alivia levemente, sin embargo permanece gran parte del día sentada con la televisión prendida sin verla pues en definitiva no le interesa

A su vez, el Cie-10 (1999) también hace alusión a la “pérdida marcada de apetito y pérdida

de peso (del orden del 5% o más del peso corporal en el último mes)” (p. 92), lo cual se

puede apreciar en cuando se afirma que: Ha disminuido su apetito e ingesta de alimento por lo cual lleva bajado 9 Kg. de peso. “

Finalmente se alude a que su padre tenía una conducta similar, pero no igual, ya que mientas la madre de DM es entrevistada: señala que es separada del padre de DM hace 10 años, dado que su marido era “inestable” sufriendo periodos de varias semanas de gastos excesivos de dinero y promiscuidad y otros periodos de intensa inactividad. Según el DSM IV (2002) “El trastorno depresivo mayor es 1,5-3 veces más frecuente en los familiares biológicos de primer grado de las personas con este trastorno que en la población general. Hay pruebas de un mayor riesgo de dependencia del alcohol en familiares biológicos de primer grado adultos y puede haber un aumento de la incidencia de trastorno por déficit de atención con hiperactividad en los hijos de adultos con este trastorno” (p. 368)

EXAMEN MENTAL.

  • Identificación: La presenta viñeta trata de DM; una joven mujer de 22 años de edad, estudiante de ingeniería.

  • Molestia principal: Algunas de sus molestias principales, respecto al ánimo, es que si bien siempre se ha sentido desmotivada, últimamente es más intenso y constante. Respecto al sueño, se suele despertar entre los 4 y 5 a.m. con un estremecimiento de opresión en el pecho y una sensación de peso corporal que la incapacita para levantarse de la cama hasta que ésta se recobra, que es aproximadamente cerca de las 2 p.m. Respecto al factor alimenticio, su apetito e ingesta se han visto disminuido, lo que la ha llevado a bajar 9 kilos.

  • Fuentes de información: La fuente de información es la madre. Ella relata que DM es una buena hija en relación a su conducta y responsabilidad estudiantil. También hace alusión a lo activa que era su hija hace 6 meses, pero que sin embargo, durante el periodo de invierno suele tener recaídas que la llevan a vivenciar episodios de desmotivación y fragilidad.

  • Descripción general del paciente: La paciente D.M se puede apreciar como alguien como alguien muy delgada, de aspecto desvitalizado y menesteroso cuidado propio.

  • Actitud hacia el examinador: No se presenta actitud propia hacia el entrevistador, dado que sólo relata episodios o molestias, aunque si bien se evidencia la lentitud de su expresión verbal.

  • Alteración del curso formal del pensamiento; se puede apreciar un trastorno en la velocidad del pensamiento, dado que se evidencia lentitud cuando se expresa, lo que puede evidenciar un flujo de ideas un tanto no lo suficientemente pausado como para sentirse capacitado para delimitar conceptos.

  • Ideas Deliroides: No presenta.

DIAGNÓSTICO CLÍNICO.

A partir de los expuesto con anterioridad, se puede concluir que la paciente D.M posiblemente esté sometida a un trastorno de ánimo depresivo, específicamente, mayor. Se cree, por lo tanto, que el diagnostico consta de Depresión Mayor, pues se manifiestan síntomas, como por ejemplo: la anhedonia, ya que se evidencia que ya no disfruta de acciones que antes le otorgaban placer,

Según el DSM IV (2002), “la característica esencial de un trastorno depresivo mayor es un curso clínico caracterizado por uno o más episodios depresivos mayores (v. pág. 326) sin historia de episodios maníacos, mixtos o hipomaníacos (Criterios A y C)” (p. 364). Estos episodios depresivos mayores suelen ser recurrentes en D.M según la viñeta clínica, lo cual se demuestra cuando ella relata que a los 20 años intentó suicidarse o cuando su madre cuenta que a los 18 sufrió una conducta similar, pero que la asoció al periodo estival, ya que suele sufrir trastornos de ánimo en dicho periodo. O simplemente, por el hecho de que está es la cuarta vez que sufre algo de esta índole. A su vez, en la viñeta no se evidencian episodios maniacos, mixtos o hipomaniacos a lo largo de su biografía, lo que también fundamentaría tal conclusión. Por ende, no ha presentado rendimiento psicótico; sin embargo, según Capponi (2013) “en el rango de depresión mayor el síndrome depresivo puede o no presentar productividad psicótica. Si no es primer episodio, aparece con carácter fásico periódico e intermitente con recuperaciones intercríticas de la persona en su totalidad bio-psico-social.” (p. 206)

Asimismo, el patrón estacional suele ser característico de las depresiones mayores, sin embargo, es variable y es en esta variabilidad que D.M coincide, pues:

La prevalencia del patrón estacional de tipo invierno parece variar según la latitud, la edad y el sexo. La prevalencia aumenta en las latitudes más altas. La edad también es un fuerte predictor de estacionalidad, de forma que los más jóvenes tienen más riesgo para experimentar los episodios depresivos invernales. Las mujeres suponen el 60-90 % de las personas con patrón estacional. (DSM IV, 2002, p. 416).

Otra de las características que lleva a precisar que la paciente está aquejada por una Depresión mayor, es que en ella no se ven indicios de una condición médica general o consumo de sustancias psicoactivas, lo cual suele ser propio del trastorno tratado. También D.M presenta problemas tanto sociales como funcionales, como por ejemplo, no ha podido seguir su rutina universitaria y en ocasiones se ve incapacitada respecto al hecho de no poder levantarse de la cama. A su vez, en ella se ven evidenciados los síntomas fundamentales de dicha enfermedad, como: pérdida del apetito y peso, menor energía, problemas de pensamiento como la concentración y planes de suicidio.

Finalmente, a modo de colorario, a través de todos estos datos y hechos observados se puede concluir que D.M posiblemente tenga depresión, específicamente, de carácter mayor.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL.

Depresión Crónica: Consta de eventos prolongados de enfermedad de al menos 2 años o una parcial remisión de los síntomas entre episodios. Se suele asociar la carente actividad personal y social, más intentos suicidas y elevada severidad. En relación a lo anterior, se podría concluir que la paciente D.M sufre un cuadro de depresión crónica dada la exactitud de sus síntomas, sin embargo, se considera que la depresión mayor se apega de manera más integra al factor sintomático presente en la viñeta.

CONCLUSIÓN.

Teniendo en consideración lo ya expuesto, se repara que la depresión en este caso mayor- está relacionada con factores de diversas índole: hereditarios, somáticos, sociales, interpersonales, ambientales, etecé.

Asimismo, es inevitable cuestionarse por qué la depresión se ha expandido tanto en las sociedades contemporáneas, se cree que ahí es fundamental el hecho de la calidad de vida actual, pues nos vemos sometidos a una vida completamente acelerada, basada en la producción y la desigualdad, sobre todo la desigualdad entre género, lo que también podría ser un indicador respecto a por qué este trastorno se suele presentar más en las mujeres.

Seguramente esto tiene estrecha relación con la lucha constante a las que éstas se ven sometidas en concordancia al empoderamiento que, por ejemplo, el Estado no suele darles o las escasas oportunidades laborales y sociales que se les otorga en periodo de gestación; lo que también respondería a la pregunta de por qué este trastorno se suele dar en dicha fase (ejemplo: depresión post-parto). Se cree, por lo tanto, que una de las soluciones para que tales índices elevados se disminuyan, es que se comience a tratar al individuo en post de su condición de persona, y no se le subordine a su rol, sea este el de madre o padre, alumno o alumna, trabajador o trabajadora, entre otros.

REFERENCIAS:

American Psychiatric Association. (2002). Manual de diagnóstico y estadístico de

los trastornos mentales. DSM-IV-TR®. Barcelona: Masson. Capponi, R. (2013). Psicopatología y semiología psiquiátrica. Santiago de Chile:

Editorial Universitaria. CIE-10 (1999). Decima revisión de la clasificación internacional de las enfermedades. Cap. V (F): Trastornos mentales y del comportamiento. Madrid:

Meditor.

Minsal (2013). Guía Clínica Depresión en personas de 15 años y más. Santiago, MINSAL, 2013. Extraído el Martes 1 de Junio del 2014 de