Anda di halaman 1dari 184

1

MIGUEL SOTOMAYOR

AMOR Y SOLEDAD

ENTRE EL CIELO Y EL INFIERNO

POESÍA
2

Habéis Oído que fue dicho: Amarás a tu Prójimo y

Aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a

vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen; de

modo que seáis hijos de vuestro Padre que está en los

cielos, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y

hace llover sobre justos e injustos.

Mateo 5, 43-44-45
3

A:

Claudia Patricia Ramírez Ospina.

Quien ha dado un nuevo sentido

a mi vida, colmándola de inspiración

y felicidad.
4

PREFACIO DEL AUTOR

Existe una forma de entendimiento que va más allá de las

palabras. Es una manera particular de percibir la vida la

que hace que una persona se identifique con la poesía y

disfrute al leerla o al escribirla. Las poesías son la

condensación de etapas y de sentimientos. En una página

dicen lo que una novela completa.

La comprensión, aunque incipiente, del mundo que

habitamos, nos ayuda a encontrar sentido a nuestras

vidas.

Victor Frankl, el psiquiatra existencialista que estuvo

recluido en cuatro campos de concentración durante la

segunda guerra mundial, llamó neurosis Noógena a la

incapacidad de la persona por encontrar significado y

sentido de responsabilidad a la propia existencia.

La vida es tan corta y tan frágil, que si tuviéramos

permanente consciencia de su brevedad, no perderíamos el

tiempo tratando de perpetuar diferencias, nimiedades y

falsedades.
5

En el interior de cada ser humano, un latido cósmico relata

la grandeza del ser. Es sabio el hombre que escucha y

entiende ese latido, y que además reconoce que esa misma

semilla de divinidad, la poseen todos los demás pobladores

del universo.

Todo acto creativo está precedido por un destello de

descaro en el que el autor se despoja del pesado manto de

hipocresía que el condicionamiento y la tradición han

colocado sobre los hombros de los individuos. En una

arremetida de amor y búsqueda, el escritor plasma la

verdad escondida en lo profundo de su alma.

El acto creativo niega la propia limitación, porque lo

creativo exige el desconocimiento de las fronteras de la

mediocridad.

Para poder escapar del condicionamiento de sus creencias

limitadoras, el poeta entra en un estado parecido al trance

hipnótico, en el que disminuye casi totalmente el volumen

del ruido exterior, para en un acto de introspección, de

observación interna del alma, conectarse con lo absoluto,


6

con su sentir más profundo, con su ser, y traer un poco de

esa divinidad presentida, sufrida y gozada, para plasmarla

en su obra de forma semiconsciente y sincera, pero

cambiada por querer atraparla. Lo divino no puede ser

aprehendido. Una fotografía no captura al paisaje, sólo a

su fantasma.

Las palabras que decidieron ser elegidas como título para

este libro de poesías son: “AMOR Y SOLEDAD ENTRE EL

CIELO Y EL INFIERNO”. El amor y la soledad son dos

categorías en la existencia del ser humano.

Amor y Soledad: Palabras que evocan estados emocionales

que suelen parecer incompatibles. Tal vez lo son.

El amor es un don. No hay forma de merecerlo.

Esperamos que alguien nos ame porque sí. Que nos regale

su amor. De igual manera cuando amamos a alguien no

podemos retirar el amor a voluntad, aunque si se tiene la

libertad de evitar expresarlo o recibirlo.

Se ama a quien no lo merece, a quien no ha hecho méritos

para ser amado, porque no es posible merecer ser amados.


7

El amor es un don del cielo, para regalarlo siempre y para

aceptarlo siempre. El amor es la esperanza eterna en la

capacidad para vencer la soledad. El amor es la ilusión

perenne de que el hombre es un ser especial fabricado con

la sustancia con la que Dios se hizo a sí mismo: con amor.

El amor está hecho de eternidad

De música, de deseos de inmortalidad

Y de ansias por trascender la soledad,

La tristeza y el desamor.

El amor dota de sentido a la propia existencia. El ser

humano de siente en el cielo cuando ama y es amado. El

desengaño y el desamor lo lanzan fuera del paraíso como

cuando Dios expulsó a Adán y Eva y los condenó al

sufrimiento.

El amor, siempre el amor. Realizado, o lejano... imposible.

Como al horizonte,
8

A ti mi amor, sólo mis ojos

Pueden tocarte a lo lejos,

Y me resigno a amarte

En la lejanía, en los sueños,

Y en la poesía.

El amor como una isla en medio de un océano de soledad

infinita. Llegamos a esa isla como náufragos que casi

habían perdido la esperanza.

¿Podemos quedarnos indefinidamente en ese sitio? Ó

¿Tendremos que lanzarnos nuevamente a la mar en

búsqueda de un mejor lugar para permanecer y morir?

Denso océano de tristeza

Estoy en tu superficie

Inmovilizado al vaivén

De las olas.

Trato de sumergirme

Disfrutar sin quejarme


9

Y quedarme y extasiarme

Con mi dolor !A solas!

El amor como necesidad apremiante, adictiva.

Quisiera que te convirtieras

En una adicta de mi amor.

Que mi amor fuera para ti

Como una droga imprescindible.

Quisiera que ante mi ausencia,

Presentaras, síndromes de abstinencia.

Quisiera escuchar

Que te alegra mi presencia.

El ser animales pensantes permite que hablemos sobre el

amor y sobre su influencia en nuestras vidas. También nos

capacita para cuestionar el sentido de la existencia.

Así, recordando al autor del Psicoanálisis, pregunto:


10

¿Quien soy?

Quizá un cúmulo de instintos.

Según Freud,

Dominados... más no extintos.

Victor Frankl comenta que:

“Existe un sentimiento de falta de sentido o de vacío

existencial. El hombre sufre actualmente no sólo un

empobrecimiento del instinto, sino también una pérdida de

la tradición. El ser humano experimenta la pérdida del

sentimiento de que la vida es significativa. El vacío

existencial se manifiesta sobre todo en un estado de tedio.

El hastío es hoy causa de más problemas que la tensión”.

Exploro el sentimiento de vacío existencial en mi poesía

titulada: Decisión.

En medio del hastío

observo y sueño,
11

en el gran vacío

que de la vida se hizo dueño.

Con relación a las categorías placer y sentido de vida,

Víctor Frankl afirma que no es la búsqueda del placer lo

que marca la existencia del ser humano, aunque en

ocasiones parece que así fuera, sino la búsqueda del

sentido.

“La logoterapia se centra en el significado de la

existencia humana, así como en la búsqueda de dicho

sentido por parte del hombre. De acuerdo con la

logoterapia, la primera fuerza motivante del hombre es

la lucha por encontrarle un sentido a su propia vida.

Por eso hablo yo de voluntad de sentido, en contraste

con el principio del placer, o como también podríamos

denominarlo, la voluntad de placer en que se centra el

Psicoanálisis Freudiano, y en contraste con la voluntad

de poder que enfatiza la psicología de Adler.”


12

Sin embargo es un hecho que el deseo de vivir una vida

placentera ocupa un lugar importante en las aspiraciones

de las personas.

Sin duda es imposible que un individuo que pretenda

mostrarse socialmente adaptado, (no creo que alguien lo

sea totalmente) pueda obtener de inmediato todo el placer

que anhela. Se hace entonces necesario postergar ese

placer, y al hacerlo, te das cuenta que ésta situación podría

prolongarse indefinidamente como hábito desadaptativo y

por compulsión a la repetición. En otras palabras podrías

morir sin cumplir tus sueños o deseos. Quizá esto es lo

que generalmente sucede.

Postergas el placer

cumples tu trabajo.

La muerte te sorprende

absorto en tu vana misión.


13

Según Freud, en el interior de todo ser humano existe una

despiadada lucha de titanes: principio del placer contra

principio de realidad. Pulsión de muerte (energía tanática)

contra pulsión de vida (eros). (Freud 1.930) Uno y otro

vencen y son derrotados incesantemente.

Eres entonces un fragmento

del vacío infinito

perdido en ésta dimensión,

anhelando fundirse

con lo inexistente

para siempre ?

También se hace presente la pulsión de vida como

categoría existencial en “Creatividad y muerte".

Ansío contar con la suerte

de alejar a la muerte

por toda la eternidad.


14

El escritor no existe sino en función del lector. Mi poesía

es un intento de comunicarme contigo. De vencer la

soledad, aunque sea momentánea y parcialmente. La

poesía me mantiene en la realidad, alejándome de ella.

Poesía: Grito de amor, expresado en el silencio de lo

escrito.

Poesía: Excusa para compartir mi realidad y ser escuchado

sin censura.

Poesía: Expresión parcial de lo reprimido y de la ansiedad

esencial.

Con la poesía emerge ese alguien que no soy, pero que

sueño con ser. Ese otro que dice a mi yo cotidiano cosas

que desconoce o que sabe parcialmente. Surge entonces

la necesidad de leer varias veces lo escrito tratando de

asimilarlo y de entenderlo, sintiéndome posteriormente

más integrado y en paz conmigo mismo.


15

Lo que escribí ya no me pertenece. Lo releo, tratando de

hacerlo mío nuevamente.

Identifico un antes y un después en mi poesía. Durante

varios años escribí, y posteriormente destruía las páginas

con desagrado, lo que ahora interpreto como una negación

de mis sentimientos por temor a enfrentar el sufrimiento.

1.996 (Madre Ausente) es el título de la primera poesía que

conservé producto de un intento de mitigar el intenso y

profundo dolor que me produjo la muerte de mamá. Ese

intento era ya un comienzo en la elaboración del duelo. Así

lo expreso en la mencionada poesía.

Y si puedes volver a nacer

A esta vida prolija,

Y si Dios me quisiera complacer

Te pediría, que fueras mi hija.

En ese sentido Simón Brainsky afirma:


16

“El enfermo como tal, neurótico o psicótico, no crea. La

creatividad corresponde a un intento exitoso en pequeña o

gran escala de resolver una problemática. Si se la compara

con el síntoma, resultado de un intento fallido de

autocuración, resalta el contraste entre el elemento de lo

logrado en la obra de arte frente al fracaso relativo del

síntoma. El artista entra en contacto con el interior de sí

mismo y con los núcleos arcaicos de su propio sí mismo

(self), que corresponden a elementos más cercanos a la

esencia humana individual, así también como a la

universal: al inconsciente colectivo. El psicótico a su vez

es inundado por estos núcleos arcaicos. La economía y la

naturaleza del contacto y la permeabilidad entre los

sistemas y su regulación económica se dan en la

psicoterapia como artesanía (se crea una totalidad mayor

que la simple suma de sus partes) y en la creatividad de la

obra de arte ”.

y continúa:
17

“Por otra parte, psicosis y creatividad pueden

considerarse como reacciones a pérdidas fundamentales

del ser humano. La creatividad y particularmente la obra

de arte constituyen la elaboración integradora y

reparatoria de un duelo en el cual la fantasía juega un

papel esencial, como es obvio. La definición de la fantasía

puede hacer énfasis en lo defensivo, resaltando el hecho

de que se trata de una serie de maniobras inconscientes

por medio de las cuales el yo huye de las realidades

externas hacia lo subjetivo, intentando minimizar o

eliminar las dificultades interpuestas por el principio de

realidad”.

Al respecto Simón Brainsky (1.997) afirma que “la

creatividad surge cuando hay un mínimo de distancia en

relación con la vivencia y no cuando se está tan inmerso en

ella.” y también dice: “ la creatividad corresponde a un

intento exitoso en pequeña o gran escala, de resolver una

problemática.”
18

Cuando emerge la creatividad, ha habido una regresión,

pero una regresión al servicio del yo. No es una regresión

que emane de la debilidad sino de un ego sano y fuerte

que puede, sin ponerse en peligro, lograr acceso a niveles

más tempranos y profundos, para derivar de ésta fuente

recursos y modos de expresión.

Es la frustración la que me impulsa a escribir en busca de

gratificación en alas de la ilusión. Asumir mis momentos

de tristeza más honestamente ha significado un incremento

en mi capacidad para experimentar la alegría y el amor.

Las palabras son para mí seres indispensables, porque

sostienen el universo de emociones del animal humano.

Las palabras también sostienen la racionalidad asfixiante y

la irracionalidad aterradora pero fresca, renovada, ágil,

infinita y libre.

La cordura se encuentra
19

confinada en un pequeño espacio.

Quiero alejarme y correr

a través de los bosques infinitos

de la locura.

Las palabras me permiten comunicarte el sentimiento de

soledad que invade la existencia y que es el mismo

sentimiento que tu experimentas.

Quisiera que me acompañaras

y vencieras mi soledad...

pero, siempre estoy solo.

Aparecen como responsables, las palabras. Sin embargo,

¿Quién escribe? ¿Quién pregunta? ¿Quién pronuncia? No

el adulto cínico, avergonzado de todo. No el espíritu

atemorizado que se adhiere a la comunidad mimetizandose

y deseando que su camuflaje lo libre de sus depredadores

naturales. Es el niño ingenuo, que desconoce el temor


20

porque acaba de llegar de un extraño y maravilloso

universo en el que no existe el dolor. Escribe quién desea

aliviar la angustia existencial que amenaza con destruirlo.

Tal vez exista la posibilidad de tender un puente sobre ese

abismo insalvable que es el vacío existencial. Si existe,

ese puente es la poesía en mi caso. Hablando en sentido

general, ese puente es el arte.

No existe un vacío en mi alma

mi alma es el vacío.

Quiero llorar, ya no tengo lágrimas.

Quiero gritar, ya no tengo fuerzas.

Quiero aferrarme a la esperanza

la esperanza me rechaza.

Quiero redimirme. No existe redención.

La fantasía es un puente hacia la realidad. Si tienes

necesidad de apelar a la fantasía para refugiarte de una


21

realidad, no siempre grata, es porque de alguna manera,

estás siendo consciente de tu realidad.

La poesía nos permite

construir un maravilloso universo

para huir del mundo exterior

en el ensueño del verso.

No importa cual sea el tema,

el mundo se ve mejor

a través de un poema.

“La fantasía es la representación mental del instinto.

Impulso o instinto corresponde a un estímulo o a una serie

de estímulos internos continuos, de los que no se puede

escapar por la fuga.” Simón Brainsky. (1.997).

El amor y la soledad son dos categorías existenciales que

surgen frecuentemente e mis escritos.


22

Haciendo referencia al amor, Simón Brainsky (1.997)

comenta: “ El amor incorpora e integra la unión de los

instintos sexuales y los del yo. El amor muestra el camino

a la sexualidad y la compañera amada es la compañera

deseada.

Te amo, porque amo tu compañía

tus caricias, tus besos

y tu sonrisa de medio día.

“ Se requiere un mínimo de agresión para amar y algo de

masoquismo para ser amado. ”

Te odio porque me doy cuenta

que si tanto te necesito,

es porque tu tienes algo mío.

La parte que a mí me falta,

y que sin ti, en realidad,

no existo.
23

Mi amada existe.

Existe desde el inicio

de los tiempos, en mi mente, en mi corazón.

Es el fuego que te consume acariciándote.

El amor al otro debe estar precedido por el amor a sí

mismo. Amarse a sí mismo constituye la plataforma básica

para encontrar el camino hacia el otro.

Quiero encontrar la dosis

De energía y temeridad

Para, sin el temor a la soledad,

Causar mi propia metamorfosis.

Con la creatividad y la poesía surgen contenidos del

inconsciente. Los contenidos del inconsciente no se pueden

conocer en sí mismos. Se conocen los derivados del

inconsciente mediante los sueños, los chistes, los mitos, los


24

cuentos de hadas, los síntomas de enfermedad y las

manifestaciones de la creatividad artística y científica.

Mi experiencia de vida me hace sentir que la tristeza es

mucho más versátil, dinámica y arrogante que la alegría.

Muchas situaciones nos enfrentan al sufrimiento, incluso el

crecimiento espiritual. Duele crecer, porque crecer, como

indica Melanie Klein, supone una posición depresiva,

supone tristeza por el daño que se hace a los objetos

internos y por el abandono de situaciones más infantiles.

Los objetos y espacio idealizado - bueno y persecutorio -

frustrante se van aproximando, entran en contacto y

pueden ser concebidos como una unidad que plasma la

integración del self.

Amor mío, cada día te odio más.

Amor mío, te siento tan distante, amor mío,

Y sin embargo, no puedo sino amarte,

Amarte y odiarte a cada instante,

Amarte y odiarte cada día más... y más.


25

Siento que no es el deseo de disfrutar del placer estético,

lo que me impulsa a escribir. No creo tener sólo la

intención de decir algo hermoso, coherente o triste por el

simple placer de hacerlo. Escribo porque en ocasiones es lo

único que puedo hacer. Lo único que parece acertado.

Siempre puedes conversar solo, contigo mismo o con los

otros que moran dentro de ti y que muy pocas veces

encuentran la oportunidad de vencer tu control para poder

expresarse libremente. También escribo para escuchar mis

más recónditos deseos.

Poesía; quiero tenerte,

y que me abraces

y descubrir todos tus secretos.

Aprender poesía ha sido un permanente anhelo. Pablo

Neruda (1.977), dice: “Se aprende la poesía paso a paso

entre las cosas y los seres, sin apartarlos sino

agregándolos a todos en una ciega extensión del amor”.


26

Sin duda cada persona tiene su forma de aprender. Yo he

aprendido poesía a través de la vida en medio de la

soledad, la tristeza y la esperanza del amor.

Con la poesía obtengo una ganancia secundaria: mayor

conocimiento de mí mismo. Al respecto Abraham H.

Maslow (1.994) dice:

“El conocimiento de la propia naturaleza profunda también

es, simultáneamente, conocimiento de la naturaleza

humana en general”.

La poesía entonces se constituye en expresión parcial de la

experiencia de vida, de las emociones y sentido de la

existencia del ser humano. Surge de lo irracional, de lo

presentido, de la fantasía, de lo primitivo, de lo instintivo,

de lo simbólico, de lo que el paradigma positivista ha

llamado: lo no científico; pero como sostiene Abraham

Maslow:
27

“La ciencia no tiene derecho a excluir ninguno de los datos

de la experiencia. La psicología debe aceptar todo lo que

la conciencia humana le entrega, incluso las

contradicciones y lo ilógico, los misterioso, lo vago, lo

ambiguo, lo arcaico, lo inconsciente y todos los otros

aspectos de la existencia difíciles de comunicar. Lo

incipiente y por naturaleza impreciso es, sin embargo,

parte de nuestro conocimiento de nosotros mismos. El

conocimiento poco fiable es también parte del

conocimiento”.

El amor es poesía. Te regalo la poesía, con amor.


28

OASIS DE AMOR

El amor, es cierto.

Existe en la lejanía

En el horizonte, en los ensueños,

Y en la poesía.

Buscamos el amor,

Como quien perdido en el desierto

Vislumbra una muerte dolorosa y sola

Y sueña con un oasis,

Sueña y sueña,

Estando despierto.

Desiertos de amor,

Lo soñamos desde lejos,

En el horizonte,

Lejos, bien lejos.


29

Nos acercamos

A ese horizonte de amor

Y parece que también se acercara

Parece que también nos buscara.

Detrás de la montaña

El horizonte se encuentra.

Escalando la montaña,

Arribamos a la cima,

y el horizonte esquivo

Ni un centímetro se arrima.

Como al horizonte,

A ti mi amor, solo mis ojos

Pueden tocarte a lo lejos

Y me resigno a amarte

En la lejanía, en los sueños

Y en la poesía.
30

AMOR Y ODIO

Te amo, y al mismo tiempo te odio.

Te amo, porque amo tu compañía,

Tus caricias, tus besos,

Y tu sonrisa de medio día.

Te amo, porque en tus ojos,

Tengo la ilusión de que existo,

Y de que mi existencia es colorida y brillante

Cuando en tus brillantes y coloridos

Ojos me miro.

Te amo porque tu voz,

Inspirada en la melodía de los dioses,

Hace que me olvide de la soledad.

De la soledad y la melancolía.

Te odio porque me invades


31

Te odio porque me evades.

Te odio porque no soy tu

Te odio porque no puedo ser tu.

Te odio porque el odio,

Al ser el polo opuesto del amor,

Hace posible que el amor exista.

Te odio porque me es imposible

Amarte sin odiarte.

Te odio porque me haces

Más consciente de mi soledad,

Que es tu misma soledad.

Te odio porque no hemos

Podido concertar

El encuentro de nuestras soledades.


32

Te odio porque cuando te miro,

Me hago consciente

De que si tanto te necesito

Es porque tu tienes algo mío,

La parte que a mí me falta,

Y que sin ti, en realidad, no existo.

Te amo porque te odio

Te odio porque te amo.

Amor mío, cada día te odio más.

Amor mío, te siento tan distante, amor mío,

Y sin embargo, no puedo sino amarte,

Amarte y odiarte a cada instante,

Amarte y odiarte cada día más y más.


33

DANZANDO CON LA MUERTE

Un día cualquiera. Un día hermoso como hoy, como ayer,

la abuela murió.

Ese día la abuela decidió marcharse. Evadir las visitas de

los ogros malignos.

Estos desalmados tenían nombres complicados para que la

gente no pudiera preguntar por ellos y usaban caretas para

que no los reconocieran y denunciaran sus fechorías.

Hubo uno que entraba callado en la habitación del hospital

con olor a pus, sangre y alcohol, donde se encontraba la

vieja indefensa e inmóvil y sin permiso de la abuela ni de

nadie, abría los ojos de ella, tratando de aprisionarle el

alma que luchaba por huir de aquel cuerpo cansado y

adolorido. Éste ogro se hacía llamar Neurólogo y decía

conocer lo que pasaba dentro de la cabeza de la gente

mientras moría.

Todos los días Neurólogo colocaba sus dedos índice y

pulgar de ambas manos en forma de tenazas y al tiempo


34

aprisionaba con fuerza los pezones de la abuela y se

extasiaba observando como la abuela tenía que abandonar

momentáneamente su inmovilidad cadavérica, para, con

sus brazos, tratar de zafarse de aquella caricia sádica.

El ogro hacía un esfuerzo para parecer lejano y poco

interesado en el dolor de la abuela, la misma que con

orgullo, en un pasado cercano, declaraba que ningún

hombre la vió desnuda jamás. Decía haber procreado sus

seis hijos con una sábana encima de su cuerpo. La sábana

había sido perforada por ella misma y colocada de acuerdo

con su propósito.

La abuela decidió ocultar a la vida su feminidad y belleza,

desconociendo que un día sería forzada a mostrar su

cuerpo y a bailar desnuda con la muerte.


35

ESCUCHA
Oigamos a los viajeros en el tiempo.
Sonnolientos de aburrimiento,
Tratamos de despertar a la vida,
Escucho risas de esperanza perdida.

Susurros ininteligibles
Murmullos incompatibles
Expresiones de desagrado
Gritos de ente desesperado,

Canciones como rosas coloridas


Música de alas de mariposas,
Rumores de serpientes venenosas,
Sonrisas de hembras desabridas.

Océanos de maleza,
Huracanes de tristeza.
El mundo carece de sabor,
Cuando tu no estás, mi amor.
36

REFLEXIÓN
Hoy,
Sintiéndome desamparado,
Recé a Dios
Para que me consolara.

Con la voz de penas entrecortada


Y los ojos de lágrimas nublados
Rogué a la divinidad
Para que me ayudara.

Un rayo resplandeciente
Cegó y agudizó mi mente
¡Omnubilada!

Ya no le pedí
Sólo agradecí
Por cada momento vivido
Por cada poema
Por cada armonía
Por todo lo acontecido.
Porque me concedió la alegría,
De haberte conocido.
37

SOÑANDO CON PECES

Caminando por un sendero


De aguas cristalinas y tranquilas,
Observo grandes peces,
Peces mansos.

Por mirar, por pensar, por dudar,


No me decido a pescar.

El río de la vida
Muchas oportunidades nos regala.
Es preciso, no sólo deambular
Y renunciar,
Por contemplar y no actuar
Por miedo, por esperar.

Necesito tenerte,
Poder amarte,
Estar contigo
Hasta la última hora
Cuando la gran serpiente muerda su cola
Y pasemos a ser
Los peces de la muerte.
38

NORMALIDAD
La normalidad es mediocridad.
La normalidad es una media aritmética,
es un promedio, es estar en lo intermedio.
Es como estar medio vivo,
Es como estar medio muerto.

Normalidad es respetar la normatividad


aunque ello signifique mediocridad.

Ya no quiero volver a sentirme


medio triste o medio contento.

Elijo estar absoluta y dolorosamente vivo


ó completa y felizmente muerto.

Elijo amarte con desesperación,


sin medida, sin sentido del equilibrio.

Elijo ser completamente feliz con tu sonrisa.


Elijo lo anormal, lo irracional y lo humanamente animal.
Elijo lanzarme al abismo prometedor e infinito
de tu amor.
39

EL AMOR Y TÚ

Tú y yo.

Amor y poesía

en el día a día.

Amor y vida,

el amor y tú.

Eres poesía que escribe poesía,

al caminar, al sonreír, al besar.

Eres un maravilloso poema de amor,

que Dios convirtió en mujer,

cuando al inicio de los tiempos,

creó la ilusión, los sueños, y la fantasía.


40

EL SUEÑO DE LA MUERTE

Camino por un sendero

sin prisa, sin destino, sin dinero.

No sé dónde estoy,

de donde vengo, o para donde voy.

Sé que estoy muerto.

Casualmente encuentro a mi hermano;

al gordo, a Rolando.

Puedo tocarlo, él no puede sentirlo.

Le estoy hablando, no está escuchando.

Estoy contento de verlo.

Le grito que estoy muerto, que aún existo.

Parece escuchar en su mente.

La expresión de su cara dice:

No es cierto lo que estoy pensando.


41

No puedo creerlo.

Yo me afano aún más.

Estoy desesperando.

De pronto veo

que es a otro hermano

a quien estoy hablando.

¡No! Es el mismo.

Solo que ahora está muy flaco.

¿Qué es lo que está pasando?

Sin pretenderlo, despierto.

Recuerdo mi sueño.

Sé que no está completo,

pero me estoy acordando.


42

LA ESENCIA DEL AMOR

¿Sabes de que esta hecho el amor?

El amor esta hecho de la misma sustancia

Con la que Dios se hizo a sí mismo.

El amor está hecho de amor.

El amor está hecho de eternidad,

De música, de deseos de inmortalidad

Y de ansias por trascender la soledad,

La tristeza y el desamor.

El amor esta hecho de ilusiones,

De sueños, de canciones.

Es el sentimiento que nos conmueve

Y que se encuentra fundido

Con nuestros corazones.

El amor es ese sentimiento


43

Profundo y loco

Que encuentra razón

En las sinrazones.

El amor es muchas cosas

Que por su grandeza,

Mi mente no alcanza a comprender,

Pero si hay algo que entiendo

Sin pensar, sin buscar, sin razonar.

El amor esta hecho de ti, amor.

El amor eres tu.


44

PENSANDO EN TI

Aquí estoy,

Pensando en ti,

Perdido en las penumbras

De tu ausencia.

Estoy aquí,

Anhelando tu presencia

Deseando que nuestros destinos

No vayan por distintos caminos.

Quisiera tenerte cerca.

Acariciar tu cabello

Rozar el rostro bello

Perderme en el océano

De tu mirada.

Contemplarte y abrazarte
45

En silencio.

Consentirte y besarte.

Trazar muy despacio

Surcos invisibles en tu espalda,

Sentir tu respiración,

Escuchar tu aliento,

Quedarnos fundidos

En un abrazo sin tiempo,

Adormecidos de felicidad

Ausentes de anhelos

Vacíos de toda maldad

Ajenos de innecesarios desvelos.


46

SIMPLEMENTE ÁMAME

Ámame sin condiciones,

Con la convicción

De que te estoy amando

De verdad.

Ámame sin condiciones.

Permite que el amor

Invada todas tus emociones.

¿No ves que vivo de amor por ti?

Vivo y muero de amor por ti, amor.

Mi amor por ti, amor,

Es real como el sueño de la muerte.

Así como no podré escapar

A la finalización de mi vida,

No puedo evitar que mis ojos


47

Anhelen mirarte,

Que mis manos quieran tocarte,

Que mi cuerpo desee abrazarte,

Que mi alma busque tu alma,

Que a tu lado encuentre la calma.


48

ENAMORADO DEL AMOR

Estoy enamorado del amor.

Tú eres la encarnación

de mi ilusión del amor.

Estoy enamorado del amor.

Amor, ¿porqué te contienes?

¿Porqué vacilas? ¿Porqué callas?

¿Para qué huyes? ¿Para qué temes?

¿Para qué desconfías? ¿Para qué piensas?

¿Puedes sentir mi amor?

Pon atención y lo sentirás

En mi voz, en mi mirada,

En los abrazos, en los besos,

En mi locura que te asusta

Porque te parece desbordada

Y que yo sé contenida, controlada,


49

Por las ventajas de parecer cuerdo.

¿Crees poder poner barreras al amor?

Puedes alejarte y mantenerme alejado.

Sin embargo, es imposible

Que voluntariamente evitemos

Que mi alma continúe amándote.

No importa si crees o no en el amor,

El amor es real como la luz del sol

Que te puede enceguecer e impedir ver

Lo que él mismo alumbra.

Escucha a tu corazón

Escucha con atención.

En él encontrarás

Una maravillosa y eterna

Canción de amor.
50

AÑORANZA
¿Qué es lo que añoro?
¿Es algo que en algún
Momento de mi vida perdí?

Si ese momento fugaz


Forma parte del pasado inexistente
Y si tu eres mi presente,
¿Porqué es que ahora sufro
Porque no estás aquí?

Si no se de tu existencia
Lloro porque no te tengo
Y cuando confirmo tu presencia
Me duele porque no soy de ti.

¿Es que piensas en otro


Cuando contemplas mis ojos?
¿Acaso no sientes que te amo
morena de mis antojos?

¿Porqué no me apresuro a dejarte


y me decido a huir?
Tal vez porque sería como suicidarme
Porque me voy a morir.
51

Te añoro porque no te tengo


Te añoro porque te perdí
Te extraño cuando estás ausente
Te extraño cuando estás aquí.

Quiero que me llames


Siento temor de que no me ames
Y antes de que deba olvidarte
Quiero tenerte cerca
Para acariciarte y besarte,

Y entonces, tal vez entonces,


Pueda colocarte en la nave infinita
De mis recuerdos y sufrir tu desamor
Y ya nunca poder dejarte.
52

EL VERDADERO AMOR
Si quisieras soñar
Con un amor verdadero,
No me harías esperar
A la orilla del sendero.

Está bien desconfiar


Porque hay mucha falsedad,
Pero, también recordar
Que en el mundo, no todo es maldad.

Ante la incertidumbre
Puedes elegir correr.
También puedes permanecer
Y observar,
Que tal vez te deslumbre
Lo maravilloso, que te pueda pasar.

Te amo:
Con toda la pasión
Con todo mi cuerpo
Con toda mi alma
Con todo mi corazón.

Te amo con locura.


53

Locura que abarca


Sentimientos infinitos,
Donde la cordura no alcanza

Puedo esperarte.
Ayudarte a vencer las barreras
Para que disfrutes tu vida entera.
Barreras que acaso te impidan
Amar de ésta manera.

Y mientras espero, todavía amarte más,


Y todavía amarte más... y más...
Y si no puedes amarme así
No sientas pena por mi.
Si no recibe el equivalente
A lo que, te está regalando,
Mi corazón de ti, se irá... alejando.
54

AMADA MISTERIOSA
¡Mi amada existe!
Existe desde el inicio de los tiempos
En mi mente, en mi corazón.

Es la alegre estrella que


Ilumina mis noches sombrías.

Es la voz cálida que


Responde mis deseos.
Es el relámpago encantado que
Me lanzó a la vida.

Es la ilusión de ser
Totalmente comprendido.
Es la sensación de estar
Absolutamente abarcado.

Es el fuego que
Te consume acariciándote.
Amada lejana, inalcanzable, misteriosa,
¿Realmente existes?
¿Eres acaso una estrella
Desaparecida por milenios
Cuya luz lucha por no extinguirse?
55

SED DE AMOR
Manos temblorosas
Manos cautelosas
Manos amorosas
Manos sigilosas,

Se acercan a ti
Como un niño
Tratando de atrapar
Al ave de sus sueños
Por instantes en la tierra
Pero el cielo es su único dueño.

Tengo sed de tus caricias


Hambre de tus besos
Y esperanza de tu amor.

Mis manos, mis labios, mis ojos,


Ansían tu piel, tu boca, tu mirada.
Tu mirada... puente al infinito.
Felina, dulce, somnolienta y salvaje Mirada.
Busco tu alma a través de tus ojos,
La contemplo, la acaricio y me quedo
Absorto como un niño frente al mar.
56

PRESENTE PERFECTO

Apártame de tu pasado

Porque yo soy tu presente.

Si me incluyes con tu pasado

Siento que estoy ausente.

No importa si piensas

Que soy mejor o peor

O que tu memoria me pierda,

Pero no en la misma bolsa

Que igual da si es un saco en el tiempo

O si es un cofre en la mierda.

Háblame de tu pasado

Que como pasado se entienda

Que no un presente perfecto

Y yo un convidado de piedra.
57

UN ABRAZO SIN TIEMPO

¿Cómo amarte sin pasión?

¿Cómo besarte sin desear tu boca

Más y más... y más?

Quiero darte un abrazo infinito

Una caricia sin tiempo

Rodear tu desnudo cuerpo

Como el viento

Y que sientas mi amor

Y su afán exquisito.
58

ENAMORADO

Dices que no puedo estar enamorado,

Que se requiere de un proceso,

Que tiempo suficiente no ha pasado,

Para que pueda haber sucedido eso.

Si quieres aceptar

Que estar enamorado significa

No poder apartar de mi mente

Tu mirada y tu sonrisa,

De inmediato, sin dudar,

Sabrás que estoy enamorado de ti,

Como las olas de la brisa.

Tus ojos me hablan de tu alma.

Me dicen que es un alma dulce y buena.

Que por encima de la tempestad

Está la calma.
59

Que el amor convierte en liviana

Cualquier pena.

¿Tan extraños nos sentimos

Cuando nos suceden cosas buenas?

¿Acaso son todas las tristezas propias,

y todas las alegrías ajenas?


60

MADRE AUSENTE (1996)

Tristeza, desamor y muerte

Asfixian la vida cual espanto

Mamá si pudiera volver a verte

Te diría que te quiero tanto.

Que te rece y te pida.

Dicen que puedo hacer

Que des felicidad a mi vida.

¿Puedes volver a nacer?

Como madre, ya no te puedo tener.

Sombras que a éste dolor

Me han enfrentado

¿Podrá suceder que algún día

Ésta amarga tristeza sólo sea

Un lejano pasado?

Ya no tengo mamá
61

Murió el 28 de julio

Julio extraña a mamá.

Siempre disfruté tu cariño

Y tu mirada amorosa.

Ahora estoy llorándote como un niño

Que ha perdido su inocencia

Y solo le queda la soledad asombrosa.

Y si puedes volver a nacer

A ésta vida prolija

Y si Dios me quisiera complacer,

Te pediría que fueras mi hija.


62

SEGUNDA CARTA A MAMÁ

Pereira, Colombia. octubre 16 de 1999

¡Hola mamá!

¿Sabías que en ocasiones me olvido

De que estás allí?

¿Sabías que me extravío

Y pierdo las esperanzas y energía

Y no sé en algunos momentos

¿Cómo continuar y disfrutar

De ésta vida que parece

Tan carente de alegría?

Más vale que te recuerde,

Que te tenga presente,

Que no seas solo una imagen ausente,

Que me haga consciente

De tu mirada amorosa,

De que únicamente en los cuentos

El mundo es de color rosa


63

Dejaré de comportarme

Como si no existieras.

No tuve yo la culpa

De que te murieras.

Quiero ser mejor,

Para que estés orgullosa de mí

Como cuando estabas viva.

Para que sigas estando contenta

Aunque sea cierto,

Eso de que has muerto.


64

SOLEDAD, AMOR, ETERNIDAD

Voy a salir un momento

Mientras la luz del día

Todavía está presente

En la noche amarga

De los tiempos.

Es mi tristeza, es mía,

Es lo que realmente poseo.

Es lo que soy.

Me acompaña

Donde quiera que voy.

Si alguna vez

Me ves llorando,

No me compadezcas.

En el llanto

Reside mi fortaleza.

Si alguna vez
65

Contemplas mi soledad,

No te extrañes.

De la soledad

Nace mi necesidad de ti.

Tal vez me aleje

Con la tristeza que se siente

Al abandonar el teatro

Después de una buena película.

Cuando al acercarse el final

Esperas un nuevo giro

Una nueva acción en la historia,

Pero irremediablemente

Aparece la sentencia

Que se lee ¡Fin!

Amada mía.

El amor es eterno

Hasta que se termina.


66

LOCURA

La cordura se encuentra

Confinada en un pequeño espacio.

Quiero alejarme y correr

A través de los bosques infinitos

De la locura.

Quisiera que me acompañaras

Y vencieras mi soledad...

Pero, siempre estoy solo.

La elección está entonces

Entre estar cuerdo y encarcelado,

Limitado por nuestra propia sensatez,

O estar loco y libre.

Libre en la inmensidad laberíntica,

Infinita y sombría

De mi existencia alucinada.
67

LA MENTIRA
Tengo la sensación
De que el universo infinito,
Y éste mundo en que nos movemos
Se encuentran depositados
Sobre la mentira, sobre lo falso.

¿Es la mentira tan sólida


Como para soportar
El peso de los mundos?
¿O es mi universo
Tan frágil y liviano
Como para permanecer
Sobre una base que podemos
Suponer no muy fuerte?

¿Qué nos hace pensar


Que nuestro universo
No se ha derrumbado?
¿Y si ya colapsó
Y no nos hemos dado cuenta
Podremos reconstruirlo?
¿Tiene algún objeto reconstruir?
¿Es posible que la felicidad
Surja en medio de las ruinas?
68

MUSA

Poesía. Quiero tenerte,

Y que me abraces

Y descubrir todos tus secretos.

En ocasiones,

Te busco amoroso

Y no te encuentro.

Como amante juguetona,

Te escondes cuando te deseo,

Y llamas a mi corazón

Cuando menos lo espero.

¡Estoy ocupado! Te digo,

Pero insistes.

¡Ahora no! Te contesto.

A veces te vas,

Y me siento infiel,
69

o porfías y capturas los sentidos,

la mente, la atención.

Y brotas, como sonrisa de niño triste

como espuma de mar sereno

como el ave que saluda un nuevo día,

sin prisa, sin vanidad,

pero, inevitablemente.

Y te recibo emocionado, desconcertado,

y con ansias de descifrar

la riqueza de tus símbolos.

Con ansias de plasmar en mis poemas

toda la maravillosa ilusión,

de eso que se llama inspiración.


70

POESÍA

La poesía es una forma

de entender la vida,

de lidiar con el destino,

como también lo son sexo y vino.

¿Qué en nuestro interior

Nos impele a elegir el camino?

¿Es el ser superior?

La poesía nos permite

Construir un maravilloso universo

Para huir del mundo exterior

En el ensueño del verso

No importa cual sea el tema,

El mundo se ve mejor

A través de un poema.
71

La poesía es una adicción.

Con ella he permitido

Que mi alma decida

Encontrar para ésta vida

Mucha más emoción.

Quiero poesía

Poseer tu simpatía.

Ya no quiero ser racional.

Deseo mi vida regida

Por lo emocional, lo libidinoso,

Lo carnal.

Y que Dios me tenga por siempre

Libre de todo mal.


72

PASADO Y PRESENTE

Si somos lo que recordamos,

¿Podemos recordar lo que somos?

¿Son los recuerdos un pasado?

¿O un presente de alguien ya ausente?

¿Es el pasado un componente del presente?

¿Es el pasado fantasía de olvidada melodía?

¡Me miro en los ojos del ausente

En el pasado del presente!

Y pregunto con emoción

Y sin ninguna vacilación,

¿Es el pasado debilidad

O fuente de espiritualidad?

¿Es el pasado la cimiente

De nuestra personalidad?
73

El pasado parece ser

Una caverna sombría

Donde solo después

De un gran esfuerzo,

Alumbra la luz del día.

El pasado no podrás recuperar

Pero si te puedes distraer

Y te puedes perder

De lo valioso que el presente

Te pueda dar.
74

EL SER Y LA NADA
La vida es como serpientes
De sus colas aprisionadas
Que por milenios de ponientes
Han sido revolcadas
En el fango de la nada.

Y es que el vacío no perdona


A la serpiente,
Esa porción de la nada,
Que se atrevió a ser diferente,

Evitando lo monótono
De existir sin tentación,
Sin ilusión, sin pasión;
Eligiendo lo nuevo,
La alegría, el juego,
El movimiento, la creación.

El universo vivo
Es como un gran huevo,
Que incubado por la nada,
Espera el momento decisivo
Para comenzar de nuevo.
¡Que paradoja!
75

Que situación tan delicada,


Ésta de que esté el huevo de la vida
Al cuidado de la nada.

Por paradójico que pueda parecer,


Si de la nada vinimos,
A la nada, tendremos que volver.

¿Qué caso tiene entonces


Buscar de la vida el significado,
Si desaprovechamos ésta oportunidad,
Que la nada nos ha dado?

Ante el vacío existencial


El que entendamos la nada
Deja de ser esencial.
Y si buscamos lo milagroso,
Encontramos lo maravilloso
De ser una creación que crea
Aunque no aparezca el Dios bondadoso...
Para que nos vea.
76

EL SUEÑO DE LA MUJER CORTADA A LA MITAD


Había un ambiente de risas y juegos.
La gente hablaba y gozaba
al tiempo que la moral aparecía.
Era un niño en el cuerpo de un adolescente
y era él mismo en el cuerpo de un poderoso viejo.
La gente reía y jugaba y el ambiente más pesado se volvía.
Era una escena de la vida cotidiana.
Era como de noche. Era como de día.
No había sol. Había oscuridad y sin embargo,
todo perfecto se veía.
Comentaban que ella
con todo el mundo se acostaba, si podía
y la gente reía y reía.
De pronto se escuchaba fuerte y lejos
el comentario mordaz del viejo,
desaprobando el que todos se estuvieran relajando,
desesperando porque no estuvieran trabajando.

Hubo comentarios acerca de un matrimonio muy cercano.


Él estaba sorprendido porque lo visualizaba más lejano.
77

INCERTIDUMBRE

Nunca la presentí.

Ni en los sueños más soñados

mi alma nunca esperó

la ilusión que nació por ti.

Ahora, en éste momento,

recordando lo que ha pasado,

sólo sé que estaría contento

si estuvieras a mi lado.

Alegrías estoy teniendo

por el placer de amarte

y ante la posibilidad de ofenderte

quisiera salir corriendo.

Deseo estar alucinando

lo que mi alma presiente

saber que me estoy atontando,


78

que es mi corazón quien miente.

Apartar el dolor

que sin compasión envenena

acabar con ésta angustia

porque me muero de pena.

Perder el temor a perderte

sentirte siempre presente

aunque estuvieras ausente

y burlarme de la muerte.

Sufrir a tu lado prefiero

sentirme como un tontuelo

por tu querer me desvelo

y por tu amor yo me muero.

Le he dicho a mi corazón

que calme su frustración


79

que modere sus desvaríos,

que no más sentimientos sombríos.

¿Cómo alejar la sensación,

esa que invade mi mente?

¿Cómo olvidar que me has herido,

como si me hubieras mordido

cual sigilosa serpiente?

Hoy en la iglesia he rezado

a Dios para que me dé,

del carácter la entereza,

pero también la certeza,

de que estarás a mi lado.


80

LÓGICO

Ya sé que es tonto decirte:

¡Avísame si dejaras de amarme!

Es tonto; ya lo sé.

Lo que tímidamente trato de expresar es:

¡Ámame siempre!

Así que es tonto decirte:

¡Avísame si dejaras de amarme!

Porque si dejaras de amarme,

yo me daría cuenta.
81

OPRESIÓN

El mañana,

de incertidumbres pleno.

Ideas tormentosas y alucinantes.

Cataratas de oquedad delirante.

Lucha desigual con la nada.

Amor y dolor por el vacío.

Angustia del infinito.

Ácido que quema las entrañas.

Pétalos de Amapola

que impiden respirar.

Disfruto tu compañía,

mientras lo oculto

me asegura, que estoy solo.


82

VACÍO INTERIOR

Con cántico permanente,

profundo, insistente,

estoy gritando el intento

para las almas dormidas.

Canto para la fuerza del amor.

Serenata de encuentro y despedida,

coro celestial para sanar las heridas.

Melodía para percibir al infinito,

para vaciarme de mí,

de la sonrisa y del llanto,

del afán y del espanto.

Para extinguirme de ti,

para luego, seguirte amando.


83

PRISIÓN

Solos en la inmensa soledad,

solitarios en la infinita multitud,

en tránsito por la vida,

buscando la virtud ¡Nunca perdida!

Construyendo mundos con palabras,

¡cárceles de mentira!

eficaces como Gorgona,

alienantes de la vida.

Vida que no otorgan,

misterio que si roban.


84

MILAGRO

¿Te crees mejor

que los demás?

¿Cómo puedes ser mejor

que los demás,

si ellos son tus hermanos?

Baja de esa nube,

haz conciencia ahora.

Eres hijo del vacío,

un aborto de la nada.

Eres un milagro.
85

UNA CARTA A MAMÁ

Pereira, Colombia. julio 25 de 1999

Querida mamá:

Hoy me desperté a las 5:30 de la mañana, sintiendo como

otras veces, la necesidad de ser acariciado y besado, al

tiempo que diversas imágenes de fantasmas y recuerdos

poblaban mi memoria. Imágenes de aquel niño flaco,

estirado y hermoso que soy y que fui. Recuerdos de dos

piecesitos que deambulaban sobre la tierra húmeda de los

grandes patios de las casas de la infancia. Recuerdos de

misteriosos gusanos, de gallinas con pollitos encantadores,

de hormigas, de vibrantes colibríes, de gigantescos árboles

y de hojas secas.

También madre, hoy por primera vez en mi vida tengo

conciencia, de que aquellos son también los recuerdos de


86

un niño solitario. De un niño que no tiene ninguna imagen

de haber sido acariciado y besado por su mamá.

Este niño mamá, siempre ha recordado tu rostro triste, tus

ojos profundos perdidos en el infinito y tu cálida voz que

tanto he deseado volver a escuchar. Tu mamá, tuviste el

poder de hacer que me sintiera amado sólo con tu voz. Tu

voz que me contaba historias fantásticas de niños

abandonados y por las hadas protegidos. Yo te miraba

embelesado y tus ojos eran como un inmenso lago en el

que se podían ver las imágenes de los sueños.

Disfruté muchísimo esas historias. Con ellas hiciste que

quisiera yo contar a otros las historias mías,

a través de la vida, de los sueños y la poesía.

Con la ausencia de tus besos y caricias creaste el inmenso

vacío que en mí habita y un insufrible deseo de ser

acariciado y besado. Por eso a una amante incondicional

con ansias he buscado. A una amante que me brinde las


87

caricias que tu no pudiste darme, a una amante que le

sobre capacidad para amarme como yo amo:

Con toda la pasión

con todo el cuerpo

con todo el alma

con todo el corazón.

Te cuento mamá que los amores que he encontrado se

parecen a ti. Mezquinas de caricias y de besos,

pero sin tu voz amante y maravillosa.

Y me siento más sólo todavía,

por no poder encontrar tu voz.


88

RECUERDOS

Siquiera se murió mi mamá.

Ahora puedo decirlo todo

sin el temor de que se entere.

Miro a lo lejos y a la izquierda. Recuerdo aquel niño flaco,

hermoso y asustado, que jugaba jubiloso con la blanca

arena del arroyo seco que pasaba al lado de la casa.

Arena que se deslizaba suavemente por entre

los dedos pequeñitos de las manos y los pies.

La tía Cali nos cuidaba a mis dos hermanos y a mí.

¡Jueguen, pero no salgan de aquí!

A un lado, la casa enorme. Al otro las matas de plátano.

La vegetación impedía ver el rumbo de las aguas. Detrás

la calle principal de Arjona, pueblito situado en el

departamento de Bolivar. Colombia.


89

Que bueno que mi mamá se tomó ese frasco de

exterminio. Nadie nos pega. Mi mamá está en el hospital.

Los médicos no quieren dejar que se muera.

Mi papá no está. Que rico que podemos jugar

en el arroyo todo el día…

Pasaron dos semanas y mi mamá no vuelve.

Me siento contento porque no viene.

Estoy solo porque no escucho su voz.

No existo porque no me mira.

Suspiro porque me abrace.

¡Que no venga mi papá, que no venga!

No, no, no, que se quede donde está.

Temblamos cuando habla. No entiendo lo que grita.

Sus golpes hieren mi alma. Su risa es presagio del llanto.

Llanto amargo de mi madre y mío.


90

Siquiera murió mi mamá. Ahora puedo contarlo todo sin el

miedo de que mi mamá sufra porque mi padre lo sepa.

A él le decían el blanco porque era el patrón o sea el

dueño. Dueño de las cosas y de la vida de su esposa

Afrodita y de sus tres hijos: Rolando, Antonio y Julio. Papá

también se llamaba Antonio. Yo me llamo como mi abuelo

paterno.

Los grandes hablan y hablan delante de mí porque según

dicen yo no entiendo porque sólo tengo pocos años.

*Doña Mary si que tiene ganas de matarse.

Imagínate que se tomó dos frascos de Exterminio.

-¿Cómo así que de Exterminio?

*Si mija el veneno ese que es bueno

para acabar con los ratones.

-Bueno, y es que ¿no pensó en sus hijos?

*Fíjate que tiene tres hijos chiquiticos.

Así de aburrida estará con el marido.


91

-Sí, dicen que le da unas palizas las Verracas,

a veces por celos. Ella le tiene pavor.

Tengo mucha sed. Temo pedir agua. Busco y busco en la

cocina. Todo está muy alto. Encuentro una botella de

gaseosa en el piso. Ansioso ingiero el contenido.

Es gasolina. No lo sabía. Mi garganta se cierra.

No puedo respirar. ¡Mamá, mamá, sálvame!

Esa tarde yo también morí.

Pasado oscuro y sombrío,

comencé a morir en aquel lecho del río.


92

POR ATREVERSE A NACER

Bajo la despoblada

mata de Guásimo,

al niño de pocos años,

a quien no ha hecho muchos daños,

a quien espera que lo salve un hada,

con saña,

garrotea mamá

como si del cielo

en abundancia lloviera

el bíblico maná.
93

EL PRIMER VIAJE
El fondo de una gran
caja de cartón
mira el niño emocionado.

¡Atemorizante!
Estira sus brazos
el alma de otro infante
desde más allá del fondo
de esa caja.

Hacia mundos sin recuerdos


es arrastrado el asombrado
con decisión, por brazos
que de la nuca lo sujetaron.

Sin conocer más sobre éste viaje


sin propósito quizá,
aún deambula por ésta tierra
el adulto de aquel niño
que sabe que a ese universo
de ensueños volverá.
94

MI COMPAÑERA SOLEDAD
Duele desear la soledad.
Cuando el aislamiento llega
hiere más allá de la maldad.

Pensar tenerte siempre conmigo


que sueño que entiendes
que el amor presientes
que eres sensible y comprensiva
como los poetas dicen que eres,
dama sensual y esquiva.

Mujer del deseo de la madrugada


de la piel sudorosa
del olor escondido
de sonidos contenida
de la promesa sin eco.

Mujer de ensueño
dama de piedra y desmanes
desierto, selva y desprecio
permaneces impasible, sin ilusión, sin afanes.

El inicio prometedor
95

la mirada encantadora
la voz que canta,
el barón que llora,
la expresión de quien escucha
la verdad milenaria escondida.
Verdad, sonrisa, tentación,
verdad de esfinge y amor
la rosa de la pasión
que enciende la carne
clamando por la hija de la especie.

Luego la sonrisa se nubla


en mueca dolorosa troca
cual hemético ingerido
que ha osado besarte la boca

Tanta oscura vacuidad


tanto espanto sombrío
hacen desear la soledad
por no sufrir, amor mío.
96

DESAMOR

En una noche estrellada

a mi amor encontré

pero… ¡Que canallada!

No entendió cuanto la amé.

Esa mujer hermosa

no me pudo amar

porque con su mente vanidosa

nunca me supo encontrar.

Cuando te hallé

no sabía cómo amarte.

Duro me esforcé

en demostrarte

que eras en mi vida

lo más importante.
97

Recuerdas que dije:

Eres la más hermosa,

la más interesante,

¿y que siempre te amaría?

¿Recuerdas?

No fue un simple halago.

Yo estaba siendo sincero.

Causaste un gran estrago,

me creíste un embustero.

Tuviste necesidad

de buscar de otra fuente

alguien que te dijera la verdad,

alguien que no quisiera retenerte.

Buscando lo que ya tenías

y con temor de perderme

hartas mentiras de decías


98

y tentabas a tu suerte.

Pero ya estaba escrito

que yo sufriría el dolor

de darme cuenta que con otros

habías renunciado a mi amor.

Y aunque me cause pavor

y tantas veces tenga que llorar

debo decir sin rencor

que no te dejaré de amar.

Nunca te encontré

nunca te perdí.

Y aquello que sucedió

en esa noche estrellada

no fue amor ni fue nada.


99

ENVIDIABLE ALEGRÍA
Niño travieso y ágil
saltas y saltas y corres
de un lado a otro,
como si bajo tu cuerpo de niño
estuviera escondido un potro.

Niño flaco y estirado


¿Cómo es que encuentras tanto gusto
en correr de lado a lado?

Te miro y te miro
y de sólo mirarte,
ya me estoy sintiendo cansado.

Siento deseos de decirte


¡Quédate quieto muchacho!
Pero… ¿Cómo dañarle el día
a éste niño que muestra
tanto derroche de alegría?

Mientras estos pensamientos tengo me doy cuenta que


mostrar energía con risas y algarabía
es un precioso regalo
100

que el niño me está dando.


Olvidándome de todo
participo con emoción
de su inagotable conversación.

En algún momento afirmó


¡No me gustan las niñas!

Yo lo miro asustado,
y le pregunto ¿porqué?
seguro de convencerlo
de que estaba equivocado.

¡Son débiles y no saben pelear!

De mi garganta brota
una inevitable carcajada,
y tanto reí y reí,
que no le pude decir nada.
101

ESCLAVITUD
¿Quién soy?
Quizá un cúmulo de instintos
según Freud,
dominados… más no extintos.

Soy un niño desilusionado


soy un ser alado
soy una fiera humillada,
de su libertad privada
y disfrazada de cordero.

Todos nacemos distintos,


mas por temor a la creatividad
y promoviendo la mediocridad
reprimen nuestros instintos,
incitándolos a practicar
la resignación y falsa humildad.
Golpe a la dignidad.
¡Certero!

Esto es lo que los funestos


dirigentes de las naciones
llaman educación,
102

y las viejitas desentendidas


bendición.

Y se proclama la unidad
tratando de volvernos iguales
olvidando que la verdadera identidad
se encuentra en la diversidad.

Nos enseñan a temerle


a lo que parece distinto
pero ante el fósil de un animal extinto,
todos pagamos por verle.

Incapaces de vivir la vida


elegimos quien la gobierne,
que sea otro quien decida,
lo que sólo a nosotros concierne.
103

SOLEDAD

Creí regocijarme en la soledad.

Tal vez lo hice.

Sólo con mis tristezas

sólo con mis recuerdos

sólo conmigo mismo

sólo con mis alegrías

sólo con Dios.

En ocasiones

esta soledad me dolía.

Busqué vencerla con el amor

de una mujer y su compañía,

y sin embargo,

la misma sensación

persistía. ¿Porqué?

¿Porqué como un desierto

sin oasis me sentía?


104

LECCIÓN DE HUMILDAD
Lloro por mi mamá
lloro por la tristeza
lloro por ti
lloro por mi.

Tristeza que me abraza,


me sacude, me atrapa,
invade los sentidos
escucho del universo los quejidos.

Vida que te empeñas


en enseñar a los humanos
la lección que con orgullo desdeñamos de que vivamos
como hermanos,

de nada sirve que queramos


ahogar las angustias
con el vino.

En nuestras sendas mustias


todo irá mejor si recordamos
que entre cielo y tierra
nada sucede sin la aprobación
de lo divino.
105

INÚTIL SACRIFICIO

Postergas el placer

cumples tu trabajo.

La muerte te sorprende

absorto en tu vana misión.

¿Porqué caíste tan bajo?

¿Porqué no fuiste fiel a la ilusión

de hacer de la vida una canción?

Los vivos… al no tener

nada más que susurrar

ruegan por ti con oración.

¿Adónde nuestras obras van?

¿A qué universo las plegarias viajan?

Preocupados más por los pecados

que por las familias sin pan,

los hombres nos movemos


106

con afán

cada minuto hacia el foso yerto

donde con canto fúnebre

se lleva al muerto.

Depositan la pesada carga,

y los dolientes en silencio

se preguntan

¿Para qué esta vida tan amarga?


107

LO INEXISTENTE

No existe un vacío en mi alma.

Mi alma es el vacío.

Quiero llorar,

ya no tengo lágrimas

quiero gritar, ya no tengo fuerzas.

Quiero aferrarme a la esperanza

la esperanza me rechaza.

Quiero redimirme,

no existe redención.

Quiero transformarme en un ser

que se regocije en el vacío,

un ser que se alimente de la nada.

Quiero seguir existiendo.

¿Cómo hacerlo?

¿Cómo hacerlo si echaste raíces

sobre un sueño y te alimentaste


108

de la ilusión?

¿Cómo hacerlo si contra tu deseo

superas la edad de la inocencia

y el sueño se desvanece

y la ilusión termina?

¿Puede la nada en sus aposentos

albergar la esperanza?

¿Es la esperanza una vil ilusión

surgida de la nada?

¿Eres entonces un fragmento

del vacío infinito

perdido en ésta dimensión,

anhelando fundirse

con lo inexistente

para siempre?
109

EL SER Y LA NADA

La vida es como serpientes

de sus colas aprisionadas

que por milenios de ponientes

han sido revolcadas

en el fango de la nada.

Y es que el vacío no perdona

a la serpiente,

esa porción de la nada,

que se atrevió a ser diferente,

evitando lo monótono

de existir sin tentación,

sin ilusión, sin pasión,

eligiendo lo nuevo,

la alegría, el juego,

el movimiento, la creación.
110

El universo vivo

es como un gran huevo,

que incubado por la nada,

espera el momento decisivo

para comenzar de nuevo.

¡Que paradoja!

Que situación tan delicada,

esta de que esté el huevo de la vida

al cuidado de la nada.

Por paradójico que pueda parecer, si de la nada vinimos,

a la nada, tendremos que volver.

¿Qué caso tiene entonces

buscar de la vida el significado,

si desaprovechamos

ésta oportunidad,

que la nada nos ha dado?


111

Ante el vacío existencial

el que entendamos la nada

deja de ser esencial.

Y si buscamos lo milagroso,

encontramos lo maravilloso

de ser una creación que crea

aunque no aparezca

el Dios bondadoso…

para que nos vea.


112

QUIERO
Quiero que lo inconsciente
sea la cimiente
para, con cordura
acceder a la locura.

Quiero encontrar la dosis


de energía y temeridad
para, sin temor a la soledad,
causar mi propia metamorfosis.

Yo guerrero incipiente
quiero enfrentarme a la nada
como lo hizo la serpiente
por su convicción respaldada.

Quiero bailar con alegría


al ritmo de la poesía.
Que su sonido y su canto
desplacen de éste mundo…
el llanto.
113

DESALENTADO

Cansancio, pesadez,

tristeza, melancolía.

Deseo de trascender

sin saber cómo ni porqué.

Ausencia de energía corporal.

Mi cuerpo ha dejado sola a mi alma.

Espíritu que desea ser y hacer.

Espíritu que cuenta

con éste cuerpo

para vivir y sentir lo terrenal.

Piernas que se niegan a andar,

manos que bostezan para asir,

espalda que desea yacer.


114

DECISIÓN
Aquí y ahora
me siento
en el fango de la nada.
Ni siquiera sé lo que mi mente añora.

En medio del hastío


observo y sueño,
en el gran vacío
que de la vida se hizo dueño.

¿Qué es lo importante?
Seguir adelante
miente la gente.
¿Hacia dónde es hacia adelante?

Sigo pensando si me conformo


con la pobre realidad en la que existo,
o me lanzo con despreocupación,
al infinito.
115

DOLOR Y RISAS
Eterno e inevitable sufrimiento
día a día con una sonrisa
a todos consiento…
¡Carcajadas de dolor
suspendidas en la brisa!

¿Cómo valorar la felicidad


sin la presencia de la amargura?
Con la ilusión de la hermandad
enfrentamos ésta vida dura.

Quiero sufrir
quiero llorar
quiero gritar
para ver si sufriendo mucho,
para después seguir sufriendo
puedo acabar con ésta angustia
que llevo por dentro.
y si en la prueba desenfrenada
la muerte apareciera,
quedaría sin saber
si hubiera resistido de la vida
la misma intensidad de deleite,
abrazado por la nada.
116

MELANCOLÍA

¿Te preocupa la tristeza en mi poesía?

¿Es acaso la tristeza un preocupante sentimiento?

¿No es cierto que si rechazas la tristeza

rechazas también la alegría?

¿No es cierto acaso que no existe una noche sin su día?

¿No te das cuenta que mi poesía es sólo una excusa

para tratar de comunicarme contigo?

¡No! No es cierto que escribir sobre la muerte

me convierta en un suicida.

Pero… no hablar sobre ella,

¿no es acaso tratar de encontrar de la muerte la salida?

Creo que tratar de evitar así el final hará más difícil que

puedas hacer de la vida una canción.

¿Acaso escribir sobre el placer negado


117

me convierte en un perverso?

Y sin embargo, tus comentarios me gustan,

porque algo en mi poesía, mueve sentimientos en ti.

¡Sentimientos que te asustan!

Quiero que descubras que mi poesía es también un canto

de amor a la vida, y también quiero que quieras,

seguir disfrutando mis versos.


118

SENTIMIENTOS Y POESÍA
Escribir poesía
es arrancar sentimientos
de lo profundo del alma y depositarlos
en una página inmaculada.

Los sentimientos son el fruto


verde y maduro que crece en el árbol de la vida.

Los sentimientos florecen, se marchitan, se hacen fruto,


crecen, se hacen pesados en las ramas
de las experiencias, cambian de color, se hacen jugosos,
provocativos, se maduran, caen de las ramas, se pudren…
y en ocasiones… ¡apestan!

Sabemos que los sentimientos pesados y los que apestan,


deberían ser del alma retirados, pero no conocemos cómo.
Buscamos quien nos ayude a descifrar los apestados.

Buscamos quien nos ayude


a cargar los muy pesados.

Yo amo ver los sentimientos


en una hoja reflejados
119

Yo amo ver los sentimientos


por mi corazón transformados.
Yo amo convertir en tesoros
con la alquimia del pasado
todas las experiencias
que la vida me ha regalado.

Experiencias alegres, amargas,


simples o complicadas,
que en ocasiones, parecen
constructivas o vacías.
Experiencias que no pueden
haber sido vacías,
porque son parte de las vivencias
de ésta misteriosa existencia.
120

DILEMA

Universo. Drama eterno de lucha.

Lucha glamorosa y horrenda.

Entre risas y tristezas,

la muerte aparece como un camino

colocado por el destino

para vencer éste calvario.

Y podemos sucumbir

al maya de la mente

pero también por suerte

podemos elegir la vida

que ya le vendrá su turno

a la de la sonrisa permanente

la misteriosa, la huesuda, ¡la muerte!

En la vida persistir

por el placer de amar

si bien, vivir es soñar


121

si bien, nacer es morir.

Soy un muerto que sueña vida

soy un vivo que sueña muerte.

Quien tiene el valor de vivir

posterga el placer de morir.

Sólo no sabe el necio

que todo tiene su precio

y que es poco pago el dolor

para conocer el amor.

Sufro luego existo.


122

IDEA SUICIDA

Cuídate

de quien dice que se quiere morir,

que se va a matar,

de quien con sólo mirar

sientes deseos de salvar.

Esa persona,

una amenaza no parece,

pero roba la energía

a todo el que en ayudarle porfía.

Lo que comienza

como un juego de manipulación

puede ser llevado a la acción

¡Contrario a lo que se piensa!

Y si quieres ayudar

inspírale confianza,
123

establece con ella una alianza.

Hazle saber a ese ser humano

que sólo dentro de sí

encontrará la fuerza

que lo podrá salvar.

Y si no tienes suerte

y te dejas enredar,

y como la tristeza

también busca compañía,

al infierno de la vida

carente de armonía,

te pueden arrastrar,

aunque de hecho,

nunca se llegue a suicidar.


124

LA MUERTE

Nos sentimos humillados

ante la muerte.

Con la muerte vuela una ilusión.

Primero hay dolor, furia, tristeza,

luego aceptación, resignación.

La muerte.

La misteriosa, la espantosa,

la seductora.

La raíz más profunda

de todos nuestros miedos.

La muerte.

Único misterio

que doblega nuestro ego.

La muerte.

Manantial sereno y sincero.


125

Último eslabón de vida.

Puerta al infinito, al vacío,

a la nada, a la eternidad,

al ser absoluto, al verdadero ser,

a la real existencia.

La muerte.

Salto a lo desconocido,

a lo que no podemos conocer,

a lo que no admite preguntas

porque no existen respuestas.

Si queremos saber sobre la vida

tenemos que vivir.

La única forma de conocer

el misterio de la muerte,

es… morir.
126

EL NINO Y EL DIABLO

Hace calor. Es de noche y una luz intensa ilumina el

espacio infinito. El niño situado detrás de un muro amarillo,

lanza piedras asomándose por un extremo del bajo escudo

que momentáneamente lo protegía del diablo. El niño se

siente temeroso, amenazado y con deseos de tener a su

lado otros niños y adultos para que lo acompañen en su

lucha. No sabe cuándo llegó allí, ni porqué el diablo lo

enfrenta. Sólo sabe que debe resistir y que dada la

diferencia de edad y poder, lo está haciendo muy bien. El

niño ha estado allí durante todo el pasado inexistente y

continuará su lucha hasta que el diablo muera.

La intensidad del calor,

hacía más insoportable el dolor.

Amenazado por la serpiente del paraíso

enfrentó al diablo. No lo pensó.

Lo hizo.
127

El niño se siente

como un pequeño ratón

que ha sido atrapado

por un gato sin hambre

cuyas juguetonas garras

aprisionan y sueltan

alternadamente,

aplazando el zarpazo mortal,

disfrutando de la lúdica de la muerte.


128

LA CONCIENCIA DE LA MUERTE
La cotidianidad te distrae
te atrapa, te contrae.

Un día, si tienes suerte,


en la madrugada despertarás,
e inundado por la inminencia
de la muerte te sentirás.

La tristeza medular
el anhelo infinito
una sensación de extrañeza,
de algo que parece conocido
y al mismo tiempo,
de algo que reconocemos distinto.

Todo afán es delirio imaginario


cuando la muerte aparece disoluta.
No es una amiga, tampoco es adversario,
ella es la asistente misteriosa
e indeseada de la fiesta
ella es una contigo
ella es una conmigo.
129

DUBERNEY RAMÍREZ OSPINA

La muerte nos sacudió

arrancándote de nuestro lado,

jóven de mirada triste,

de sonrisa frecuente

y de historias sorprendentes.

La sociedad

no pudo esclavizarte.

Luchaste por la libertad

y le apostaste al amor.

Viviste como un gitano,

fuiste todo un señor.

Recordado en cada momento,

aunque eres el menor,

eres el hombre de la casa.

Eres el bebé amado de mamá

y el consentido de tus hermanas.


130

Muchacho de mirada triste,

fuiste amado y amaste.

En tus sueños y en tus juegos

todos pudimos ver

que eras un niño todavía.

Dejaste un hondo vacío

se siente un intenso dolor

tan grande como el amor

desolado por tu partida.


131

ADICTOS AL AMOR

Quisiera que te convirtieras

En una adicta de mi amor.

Que mi amor fuera para ti

Como una droga imprescindible.

Quisiera que ante mi ausencia,

Presentaras síndromes de abstinencia.

Quisiera escuchar

Que te alegra mi presencia.

Deseo que sientas

Que vale la pena arriesgarse

Ante la posibilidad

De un amor sincero.

No evitaría la ilusión de tu amor

Aunque ello me salvara

De sentir el dolor de tu rechazo.


132

Sé que me tomará tiempo olvidarte

Y permito que mi corazón continúe amándote

Por el placer de sentirme con vida,

Sin importan cuanto demore en sanar esta herida.

No fue mi elección amarte

De forma repentina y afortunada,

Simplemente, sucedió.

Sucedió, ¡porque sí!

Y no hay nada maravilloso

Que pueda suceder de otra manera.

Sólo Dios puede elegir que crear

Y luego que amar

O que olvidar.

Y es que Dios

No necesita de nuestro amor,


133

Porque por ser Dios,

No siente el dolor

Del rechazo y el desamor.

Quisiera yo ser Dios

Para no extrañar

de tus labios el calor.


134

AMOR Y DOLOR
Duele. La vida duele.
Duele vivir. Duele amar.
Duele la muerte.

Duele tenerte,
Por el temor a perderte.
Perderte es perderme. Amor.

Quiero matar la ilusión de ti.


Arrancarla del alma, del abdomen,
Del corazón.

Me duele perderte.
Me duele sin compasión.
Desde muy niño aprendí
Que duele la vida,
Que duele vivir.

Tu me enseñaste mi vida,
Que vivir puede doler
Todavía más.
135

AMOR

Quiero que se junten

Tu pensamiento y el mío,

Para que sobren las palabras,

Para que el temor a la mentira

Deje de ser una excusa

Que te impida amarme.

Quisiera que me acompañaras

Y vencieras mi soledad...

Aunque... siempre estoy solo

Apareces, y permites

Que me seduzca tu sonrisa

De niña tímida.

Apareces, y sorprendido, extasiado,

Escucho en tu mirada

Lo que no dijeron las palabras.


136

A veces, siento que me esquivas

En ocasiones, siento que me buscas.

Quiero encontrarte,

Convencerte, amarte, retenerte.

Con la certeza de que me estás amando,

Estoy buscándote,

¡ siempre ¡
137

SUEÑOS DE AMOR

Sueño con que aceptes

Mi invitación a bailar.

Sé que entiendes

Que es también una tentación,

Eso de desear soñar.

Sueño que me besas.

Tus brazos y piernas

Me rodean como tentáculos,

Y te entregas a mí

Olvidando los obstáculos.

Sueño que enloqueces,

Y te dejas abatir

Por el empuje de la pasión,

Y me amas como sí el mañana,

Dejara de existir,
138

Como si pronto, fuésemos a morir.

¿Te da miedo apasionarte?

Yo siento temor de no ser

Lo suficientemente convincente

Y que nos perdamos del inmenso placer

De poder amarnos.

En mis sueños mantengo la ilusión

De que me llevas guardado

En tu corazón.

Y como el sueño es otra realidad,

Tengo la sensación,

De que nos amamos de verdad


139

PASIÓN

¡Te busco ansioso!

Te haces la difícil

Siguiendo el patrón conductual

De todos los animales

En los que los machos quieren

y lo muestran,

y las hembras también quieren

y protestan.

Es el juego de la seducción

Gemido y rugido

Son de la selva una canción.

El cuerpo se expande

La tez se sonroja,

A pasos de elefante,

Comienza el estira y afloja.


140

Te acaricio demorando

El momento decisivo,

Conectando lo primitivo,

Lo emocional, lo lascivo.

La carne arde ya.

Un río impetuoso corre por las venas.

En ritmo candencioso y constante,

Se olvidan todas las penas.

En abrazo fugaz

Que quiere ser eterno,

Resbalamos al averno

Al vuelo de una torcaz,

Y nos remontamos al cielo

En torbellinos de oración

Y en tormentas de pasión.

Es el juego del amor


141

Sin solaz y sin pudor.

En la meseta del placer

El milagro de la vida

Danza en medio de nuestras

Pequeñas muertes.

Una explosión de sensaciones multicolores

Nos hace estremecer.


142

ASOMBROSO AMOR

Hermosos sonidos descienden del cielo

Como coloridos destellos.

Escucho con inusitado anhelo

Atesorando de la vida

Estos momentos bellos.

Árbol que inmóvil sobre la superficie

de la tierra

Brindas la suficiente confianza

Para vencer la soledad

y obtener la alianza

Permíteme comprender el misterio

Que tu mudez encierra.

Bandadas de pájaros arriban a tus ramas

Encontrando abrigo y alimento.

¡Saben que los amas!

Y comprendes que es mutuo el sentimiento.


143

Ellos son hijos del cielo

Tú eres hijo de la tierra.

Vencen las barreras que los separan

Y se encuentran en espacio ajeno

Sin importar si es en la playa

O en la sierra.
144

DESAMOR

En una noche estrellada

A mi amor encontré

Pero... ¡Qué canallada!

No entendió cuanto la amé.

Esa mujer hermosa

No me pudo amar

Porque con su mente vanidosa

Nunca me supo encontrar.

Cuando te hallé

No sabía como amarte.

Duro me esforcé

En demostrarte

Que eras en mi vida

Lo más importante.

Recuerdas que dije:


145

Eres la más hermosa,

La más interesante,

Y que siempre te amaría?

¿Recuerdas?

No fue un simple halago.

Yo estaba siendo sincero.

Causaste un gran estrago,

Me creíste un embustero.

Tuviste necesidad

De buscar de otra fuente

Alguien que te dijera la verdad,

Alguien que no quisiera retenerte.

Buscando lo que ya tenías

Y con temor de perderme

Hartas mentiras me decías

Y tentabas a tu suerte.
146

Pero ya estaba escrito

Que yo sufriría el dolor

De darme cuenta que con otros

Habías renunciado a mi amor,

Y aunque me cause pavor

Y tantas veces tenga que llorar

Debo decir sin rencor

Que no te dejaré de amar.

Nunca te encontré

Nunca te perdí.

Y aquello que sucedió

En esa noche estrellada

No fue amor ni fue nada.


147

AMOR AUSENTE

Como quisiera poder sentir tu amor.

Ya sé que eres una buena persona

Y una buena mujer,

Llena de bondades y de cualidades.

Me lastima verte haciendo por mí

Lo que supuestamente las mujeres enamoradas

Hacen a sus hombres: sonreír,

Ofrecerles comida, una conversación agradable,

O vestir de manera sexi y deseable.

Y lo haces bien, o al menos, eso creo.

Eres amable, amable y agradable, y bonita.

Pero como me duele verte como si hicieras

Esfuerzos por quererme.

Siento que por alguna razón,

De verdad me quieres a tu lado,

Y también siento que por alguna otra razón,


148

Razón que conocerla mucho he deseado,

No es el amor lo que nos ha atado.

En tus besos, en tus caricias,

El amor no he sentido.

En tus brazos, en tu cuerpo

Me siento perdido,

Sin poder percibir del amor las delicias

Y por el dolor que esto me causa,

Quisiera llorar, llorar y rugir,

Como un león herido.

Siento tristeza de verte aferrada

A ésta relación que no promete nada.

Siento tristeza cuando miro al pasado

Y recuerdo lo mucho que tu amor

y tu cuerpo he deseado.

Si trato de competir con el teléfono,

La televisión, o con tus penas del día,


149

Siento que soy yo el intruso.

Mi estómago se contrae, el pecho se cierra,

El aire me falta, cuando preguntas, una y otra vez,

Lo que minutos antes te he mencionado

Y tengo la certeza de que solo hablando

Conmigo mismo, solo, he estado.

Recuerdo con nostalgia

Cuando tuve la ilusión

De que de mi te habías enamorado,

De que conmigo la felicidad

Habías encontrado.

El presente me enfrenta

A la terrible verdad,

De que no me amas,

Y que debo resignarme

A vivir en soledad.
150

Y si tu, que eres buena y amable,

No lo has podido lograr,

Debe entonces ser mi destino,

El que nadie me pueda amar.


151

UNA CARTA A MI HERMANITA


Pereira, Colombia. Agosto 5 de 1999
Mary Mercedes:
Quiero decirte
Que siempre en mi corazón
Serás mi hermanita,
La pequeñita, la menor.

Tu alegría es mi alegría
Y tu tristeza será mi dolor

Quiero grabar en tu alma mi amor.


Que mi amor te acompañe siempre
Aunque yo de la faz de la tierra
Desapareciera,
Aunque mi memoria y corazón
Murieran.

Naciste cuando yo tenía quince años.


Te paseaba orgulloso por las calles
Miraba tus asombrados ojos
Atentos a todos los detalles.

Mi mamá está en ti
Como se encuentra el árbol
152

En la semilla a la que dio origen.

Eres la niña deseada


De mamá y papá.
La niña por sus hermanos admirada
Por su belleza, inteligencia y sinceridad.
La niña que por mucho tiempo
Fué esperada.

Por eso, aunque no te llame,


Aunque no sepa que contarte
Cuando tu me llamas,
Quiero que sepas que en mi corazón
Siempre estás y estarás,
Porque te quiero,
Y porque siempre serás
Mi hermanita, la pequeñita, la menor.
153

POR ATREVERSE A NACER

Bajo la despoblada mata

Mata de Guásimo,

Al niño de pocos años,

A quien no ha hecho muchos daños,

A quién espera que lo salve un hada,

Con saña,

Garrotea mamá

Como si del cielo

En abundancia lloviera

El bíblico maná.
154

DOLOR Y SOLEDAD

Soy más consciente de mí mismo.

Se ha intensificado mi dolor

Y mi soledad.

Denso océano de tristeza

Estoy en tu superficie

Inmovilizado al vaivén

De las olas.

Trato de sumergirme,

Disfrutar sin quejarme

Y quedarme y extasiarme

Con mi dolor ¡A solas!

Pero tengo miedo:

Miedo al dolor y a la soledad,

Y me pongo a tejer sueños.

Sueños de amor y felicidad.


155

PLEGARIA

Dios. Me pareces complicado.

¿Porqué tengo que descubrirte

En la belleza de los bosques?

¿Porqué debo buscarte en lo

Profundo de mi alma?

¿Porqué me regalaste

Unos oídos que no pueden

Escuchar tu voz?

¿Porqué debo imaginarte

En la lejanía infinita?

¿Porqué si te muestras

No lo soportaría?

¿Para qué la tristeza?

¿Para qué la soledad?

¿Porqué la sed insaciable?


156

¿Porqué hacer méritos

Para ganar el cielo?

¿Es cierto que castigas?

Tú el omnipotente,

Y te deleitas con reprender?

¿Fuiste acaso un niño maltratado

y eres un padre maltratador?

Si es así, te ruego que consultes

A un buen psicoterapeuta.
157

EL AMOR Y LA NADA
No existe
más absoluta soledad
que la del encuentro
con uno mismo.

No existe
más absurda soledad
que la de darse cuenta
que eres uno con el universo
y que el universo
es la nada absoluta.

Sólo conozco una forma


de olvidar momentáneamente
el vacío infinito.

Es cuando recorro
los mundos ensoñados.
Cuando sucumbo
ante una ilusión que navega
en la misteriosa atracción
de tu mirada.
158

RECORDÁNDOTE
Anoche,
cuando dormías,
quise escribirte un poema
de pájaros y guirnaldas
de lirios y de azucenas.
159

AMOR Y DESEO

Quisiera vencerte

con la fuerza de mi amor

para que tu ganes

y yo no me pierda.

Quiero mostrar la intención primera

de cada palabra, de cada oración

para que comprendas

que lo más importante eres tu, amor

y que lo menos importante

eres tu también,

porque para mi corazón

y para mi alma

sólo tu existes.

Quiero unirme a ti.

Quiero hacerte feliz con la sola intención

y en colisión de nuestras esencias


160

hacernos uno, y uno con el universo.

Comprimidos de amor

hasta el infinito en un instante,

para, en el instante inmediato,

explotar de felicidad,

y que la felicidad lo abarcara todo.


161

CUANDO

Cuando mis sentimientos

carecen de importancia.

Cuando no mides lo que dices.

Cuando no encuentro

amor en tus palabras.

Cuando soy reponsable

de tus repuestas sombrías.

Cuando lo que te digo

no borra la amargura.

Cuando presiento que habrá

otras veces como esta.

Cuando siento que perdí

sin haber intentado combatirte,

sólo puedo escuchar


162

los estridentes sonidos del silencio,

como de un niño que calla porque ya no puede llorar

porque ya sin aliento,

sin deseo, sin conciencia,

presiente que tal vez

llegó su hora de cesar

de sollozar.
163

AGUAS TRANQUILAS

Amo tu rostro angelical,

cuando duermes.

Liviana la expresión

sueltos los labios,

la frente suave

y celestial.

Te miro

y creo adivinar

las imágenes de los sueños

que se expresan en breves

y múltiples contracciones,

de las mejillas y párpados.

A veces parece,

que soñando,

te mofaras del mundo


164

y sus tonterías

y quisiera robar tu sonrisa

para burlarme de la vida mía.

También te amo

cuando despierta,

escondes tu dulzura

bajo un engañoso velo

de desencanto.

Pero, amor.

Si supieras.

Cuando sueñas,

Cuando duermes,

¡Te amo tanto!


165

VOLVER

Una noche soñé

que me levanté de mi cama

y salí a una calle desconocida

y aclarada por la luna.

Al instante que caminé

estaba frente a tu casa,

sintiendo un amor profundo

y deseos de llamarte,

pero en mi mente se escuchó

un no rotundo.

Me alejé,

e indeciso regresé

y aunque tomé el mismo camino,

tu casa no divisé.

Nuevamente traté
166

de desandar mis pasos

con tu imagen en mi mente,

y necesitado de un abrazo.

Una y otra vez volví.

Tu casa nunca vi.

Estaba desesperado,

como un niño mimado.

Y es que hasta en sueños te busco

como un loco necesitado

añorando todos los besos

y caricias que aún

no me has dado.
167

¿QUIEN ERES?
¿Quién soy?
Quizá un cúmulo de instintos.
Según Freud,
dominados... Más no extintos.
Soy un niño desilusionado
soy un ser alado
soy una fiera humillada,
de su libertad privada
y disfrazada de cordero.

Soy quien ama:


con toda la pasión
con todo el cuerpo
con toda el alma
con todo el corazón.

Soy quien quisiera que lo acompañaras


y vencieras su soledad...
Aunque... siempre estoy solo.

Soy quien tiene


sed de tus caricias
hambre de tus besos
y esperanza de tu amor.
168

AMOR Y MUJER

Fuego abrazador,

desesperado y contento,

tu ausencia reciento

y aunque del temor a la soledad

me arrepiento,

vuelvo a ti

como el beduino al desierto

que de la estéril superficie

arranca su sustento.

¡Que inmenso miedo de perderte!

¡Que infinita sed de poseerte!

¡Ay! Si pudiera,

siempre unida a mi tenerte,

como el mar a las olas,

como la noche a las estrellas,

como la vida a la muerte.


169

ESOTERISMO Y POESÍA
La poesía es
la voz oculta de las cosas.

Poesía es observar detrás del arcoiris.


Es un esfuerzo por alcanzar
y disfrutar la libertad.

La poesía se materializa
al descubrir lo maravilloso
y lo trascencente en lo cotidiano.

Debido a que el poeta


es un soñador que se encanta
por transitar lo desconocido,
el poeta es también, ¡El brujo!

Se es brujo cuando se percibe


con permanente asombro,
el milagro escondido
en cada partícula del universo.

Más allá del milagro, está Dios.


170

DIOS Y POESÍA
Cada poema escrito,
pensado o soñado,
es un milagro.

En cada verso
se encuentra Dios.
171

EL POETA
Existe una forma de comprensión
que va más allá de las palabras,
más allá de la razón, más allá del intelecto.

Es el tipo de comprensión
que expande o contrae tu corazón.
Es la emoción que no entiende,
pero sabe. Conoce sin pensar.

Es esta manera de incomprensión


la que hace de un enamorado, un poeta.
Es esta forma de leer la poesía
la que hace que un lector
pueda descubrir y percibir
dentro de si, su propio alma,
y el alma del autor.
172

EL PECADO ORIGINAL
Perenne e inevitable sufrimiento
vagas en la eternidad
como barco fantasmal
y anclas también en los corazones
libres de todo mal.

Millares de espinas invisibles


descansan en el pecho
y son la alquimia de la poesía
cuando poniéndome al acecho
escudriño en las experiencias
de esta vida vacía.

Universo que nos regalas


el sonido inaudible de las galaxias
y la música de las distintas civilizaciones
que con sus canciones
nos guían por diversas emociones.

Dá gracias a Dios
por impedirnos escuchar
el alarido de dolor
de nuestros corazones,
que si permitiera que se oiga apagaría
173

de las civilizaciones
las canciones.

Dice el optimista que la tristeza


podemos trascender.
El cínico bosteza,
por no saber cómo hacer.

Para hombre y mujer


tratar de evitar el dolor
a través del amor,
parece ser un deber.

Y es que para ser amado,


la clave de la felicidad de tu amada
debes parecer poseer,
a riesgo de ser odiado
cuando se de cuenta que
desde que osaste nacer,
todo ha sido inventado.

Porque quisiste a tu padre parecer


para a tu madre complacer,
naciste enajenado,
Y es que del original pecado
174

que no buscaste poseer,


aún no te has liberado.
Pecado con el que mueren
el sabio y el iletrado.

En el drama de la vida,
lo más tonto y lo más hermoso,
es que cualquier lucha por la libertad
de antemano, ya está perdida.

Nacimiento, vida, muerte,


ilusión y desolación,
¿todos son por suerte,
temas de la misma canción?
175

LA GRAN AVENTURA
De elegante y ceñido traje,
iba ella caminando con su equipaje
hacia el fondo del patio de la casa.

Yo quise entender lo que pasaba,


la llamé y grite, y no miraba.

Luego tuve conciencia leve


de que en un hermoso sueño
me encontraba.

¿En qué momento querría alguien viajar


al sitio má lejano del hogar?

Quizá cuando se hace necesario


conocerse a sí mismo,
aunque en tan temerario viaje
te puedas asustar.
176

LA NOCHE
Era, una calle desnuda.
Había unas casas pobres
con gente pobre despierta.
Era, una calle desierta.

Era una calle desierta


era una noche de estrellas
era una noche seca y bella.
En verdad que recuerdo
muy pocas como aquella.

Era una noche callada


y alegrada por la luna.

Él deambulaba perdido
con paso muy decidido,
y casi nadie miraba.
A casi nadie importaba,
a casi nadie... por fortuna.

Era, una noche estrellada,


era, una noche de luna,
era, una noche callada.
era una noche. Sólo una.
177

CREATIVIDAD Y MUERTE

Siendo creativo

me percibo vivo.

Siento que cuando muera

no seré tan fácilmente

relegado al olvido.

Anhelo tener mayor flexibilidad

para disfrutar la vida.

Ansío contar con la suerte

de alejar a la muerte

por toda la eternidad.

¿Podrá la muerte aceptar

que quiera yo volver a nacer?

Creo que sólo lo podría hacer

si alguna vez hubiera

disfrutado de la vida

y del placer de amar.


178

¿Cómo podríamos entender

la urgencia de gozar de la existencia

sin la inminencia de la muerte?

Me doy cuenta que desear permanecer

en el alma de una amante desconocida

o en una mente por mis ideas seducida

es negarme a perecer.

¿Es posible sufrir la vida

y disfrutar de la muerte?

Supongo que sólo deleitándose de existir

se puede disfrutar morir.


179

ÍNDICE

OASIS DE AMOR 28

AMOR Y ODIO 30

DANZANDO CON LA MUERTE 33

ESCUCHA 35

REFLEXIÓN 36

SOÑANDO CON PECES 37

NORMALIDAD 38

EL AMOR Y TU 39

EL SUEÑO DE LA MUERTE 40

LA ESENCIA DEL AMOR 42

PENSANDO EN TI 44

SÍMPLEMENTE ÁMAME 46

ENAMORADO DEL AMOR 48

AÑORANZA 50

EL VERDADERO AMOR 52

AMADA MISTERIOSA 54

SED DE AMOR 55
180

PRESENTE PERFECTO 56

UN ABRAZO SIN TIEMPO 57

ENAMORADO 58

MADRE AUSENTE 60

SEGUNDA CARTA A MAMÁ 62

SOLEDAD, AMOR, ETERNIDAD 64

LOCURA 66

LA MENTIRA 67

MUSA 68

POESÍA 70

PASADO Y PRESENTE 72

EL SER Y LA NADA 74

EL SUEÑO DE LA MUJER CORTADA A LA MITAD 76

INCERTIDUMBRE 77

LÓGICO 80

OPRESIÓN 81

VACÍO INTERIOR 82

PRISIÓN 83
181

MILAGRO 84

UNA CARTA A MAMÁ 85

RECUERDOS 88

POR ATREVERSE A NACER 92

EL PRIMER VIAJE 93

MI COMPAÑERA SOLEDAD 94

DESAMOR 96

ENVIDIABLE ALEGRÍA 99

ESCLAVITUD 101

SOLEDAD 103

LECCIÓN DE HUMILDAD 104

INÚTIL SACRIFICIO 105

LO INEXISTENTE 107

EL SER Y LA NADA 109

QUIERO 112

DESALENTADO 113

DECISIÓN 114

DOLOR Y RISAS 115


182

MELANCOLÍA 116

SENTIMIENTOS Y POESÍA 118

DILEMA 120

IDEA SUICIDA 122

LA MUERTE 124

EL NIÑO Y EL DIABLO 126

LA CONCIENCIA DE LA MUERTE 128

DUBERNEY RAMÍREZ OSPINA 129

ADICTOS AL AMOR 131

AMOR Y DOLOR 134

AMOR 135

SUEÑOS DE AMOR 137

PASIÓN 139

ASOMBROSO AMOR 142

DESAMOR 144

AMOR AUSENTE 147

UNA CARTA A MI HERMANITA 151

POR ATREVERSE A NACER 153


183

DOLOR Y SOLEDAD 154

PLEGARIA 155

EL AMOR Y LA NADA 157

RECORDÁNDOTE 158

AMOR Y DESEO 159

CUANDO 161

AGUAS TRANQUILAS 163

VOLVER 165

¿QUIÉN ERES? 167

AMOR Y MUJER 168

ESOTERISMO Y POESÍA 169

DIOS Y POESÍA 170

EL POETA 171

EL PECADO ORIGINAL 172

LA GRAN AVENTURA 175

LA NOCHE 176

CREATIVIDAD Y MUERTE 177


184