Anda di halaman 1dari 5

Ubicación de ventanas

Situar las ventanas elevadas

Distribuidas con generosidad, tanto en número como en tamaño. La penetración de la luz natural en un espacio aumentará con la altura a la que se sitúe la ventana. La profundidad útil de un espacio con iluminación natural se limita

Ubicación de ventanas Situar las ventanas elevadas Distribuidas con generosidad, tanto en número como en tamaño.

aproximadamente a 1,5 veces la altura de la parte superior de la ventana.

Siempre que sea posible, la altura del techo debería aumentarse para que las ventanas puedan colocarse en zonas más altas.

La iluminación natural estará más uniformemente distribuida en un espacio si las ventanas son horizontales en vez de verticales, y si están separadas en vez de agrupadas. Por este motivo, arquitectos como Le Corbusier usaban muchas veces los ventanales corridos.

El área de la ventana casi nunca debería exceder el 20% de área del suelo debido al recalentamiento en verano y las pérdidas de calor en invierno. Ayudadas por reflectores, las ventanas de pequeñas dimensiones pueden captar gran cantidad de luz natural. Sin embargo, en climas muy nubosos o fríos, los sistemas de parasoles móviles y las carpinterías y acristalamientos de altas prestaciones permiten aumentar el área óptica de la ventana.

Colocar ventanas en más de una pared

Siempre que sea posible. Conviene evitar la iluminación unilateral (ventanas solamente en una pared), y

utilizar iluminación bilateral (ventanas en dos paredes¨9 para una mejor

distribución

de

la

luz y reducción

del

Colocar ventanas en más de una pared Siempre que sea posible. Conviene evitar la iluminación unilateral

deslumbramiento. Las ventanas en paramentos contiguos son especialmente eficaces para reducir el deslumbramiento, ya que las ventanas de cada pared iluminan la pared adyacente, disminuyendo el contraste entre la ventana y el paño que la rodea.

Colocar ventanas en los paramentos contiguos a las ventanas interiores

De esta manera las paredes interiores perpendiculares o contiguas a las ventanas actúan como reflectores que atenúan la claridad y reducen el efecto cegador de la entrada directa de luz natural. También se reduce el deslumbramiento de la ventana al reducirse el contraste entre la claridad de la ventana y del paño que las rodea, al

reflejar éste parte de la luz recibida.

Abocinar el hueco de la ventana

Para reducir el contraste entre ésta y el muro. La ventana deslumbra menos cuando la pared que la rodea no queda oscurecida por contraste. Las ventanas abocinadas crean un espacio de transición de la claridad que las hacen más confortables a la vista.

Filtrar la luz natural

La luz puede filtrarse y suavizarse mediante árboles u otros mecanismos, como celosías o pantallas. Sin embargo, el acristalamiento traslúcido o los estores ligeros pueden agudizar el deslumbramiento directo. Aunque difunden la luz solar directa, a menudo se convierte en fuentes de luz excesivamente brillantes.

Proteger las ventanas del exceso de luz solar en verano

Idealmente, en verano sólo debería admitirse una pequeña cantidad de luz solar a través de las ventanas, y una cantidad máxima en inverno. Y en cualquier época del año, la luz debería poder difundirse por reflexión en el techo. Si esto no es posible, deben colocarse elementos de protección previos a la entrada de luz. Los aleros sobre ventanas orientadas al sur pueden ser un elemento efectivo de control estacional de la luz. Estos elementos también pueden eliminar la incidencia de luz solar directa, reducir el deslumbramiento e incluso suavizar el contraste entre niveles de claridad a lo largo del espacio. Si se utiliza un alero amplio, macizo y horizontal, su cara inferior debería pintarse de blanco para reflejar la luz del suelo.

Un alero de tonos claros, y sobre todo con lamas, reduciría además el contraste de claridad con el cielo. Las lamas verticales u horizontales pintadas de color claro son un elemento muy útil porque bloquean la luz solar directa y reflejan la indirecta. Un panel vertical situado delante de la ventana puede bloquear la luz solar directa y reflejar la luz difusa del cielo hacia la ventana.

Utilizar parasoles móviles

Un ambiente dinámico necesita respuestas dinámicas. La variación de la iluminación natural es especialmente pronunciada en las orientaciones este y oeste, que reciben luz difusa durante la mitad del día y luz solar directa durante la otra mitad. Parasoles móviles, venecianas y cortinas pueden ser la respuesta que requieren estas condiciones tan diferentes. Para reducir la ganancia térmica, los elementos de protección interiores deben ser muy reflectantes. Aunque la protección interior es más sencilla, la exterior es más efectiva. Las venecianas exteriores pueden resistir el viento, la nieve y el hielo. Se fabrican generalmente con aluminio reflectante para reflejar el sol hacia el exterior o hacia el techo.

Consideraciones de diseño

La proporción correcta para las ventanas se basa parcialmente en las consideraciones de diseño para la casa. Si quieres hacer que una pared externa grande parezca más pequeña, instala una ventana grande en ella, ya que las ventanas pequeñas hacen que las paredes parezcan más grandes. Asegúrate de cumplir cualquier código de construcción local relacionado con los tamaños mínimos de las ventanas cuando elijas las ventanas.

Eficiencia de energía

Las ventanas están consideradas lugares débiles en la pared donde al aire frío puede filtrarse en tu casa. El clima local te ayudará a determinar la proporción correcta de la ventana para maximizar tu eficiencia de energía. Generalmente, cuantas más ventanas tienes, más calor perderás de tu casa. En los climas fríos, el área cubierta con ventanas debe ser de menos de 15 por ciento de las paredes, pero puede aumentar al 50 por ciento si las ventanas se instalan en el lado sur de la casa, que recibe la mayor cantidad de luz. Las ventanas del lado del sol de la casa calientan de forma pasiva tu casa con la luz del sol. Como con cualquier construcción de ventana, consulta los códigos de construcción locales para

proporciones específicas para tu área.

Ventanas y puertas existentes

Las ventanas y puertas existentes te ayudará a elegir el mejor tamaño para tus ventanas nuevas. Aplica la relación de altura y ancho de las ventanas existentes a tus nuevas ventanas. Alinea las ventanas para crear líneas de diseños verticales y horizontales, y mantén la ubicación de las mismas de forma simétrica.

Prueba visual

Una forma de ver si tus nuevas ventanas están proporcionadas con respecto a las ventanas existentes y a la casa es hacer un dibujo a escala y estudiarlo. La gente que mira tu casa desde la calle no medirá tus ventanas con reglas para ver si tienen el tamaño adecuado en relación con la pared exterior. Utilizarán sus ojos y es lo mismo que deberás hacer para planificar la ventana en el papel.

ILUMINACIÓN RECOMENDADA PARA LAS ESTANCIAS DE LA CASA

El nivel de iluminación se mide en una unidad llamada lux, cuyo símbolo es lx. Esta unidad se deriva de otra, llamada lumen, que mide el flujo luminoso. Una cantidad de iluminación de 1 lux equivale a 1 lumen por metro cuadrado. Es decir, si una sala está iluminada por una bombilla de 1.000 lumen, y la superficie de la sala es de 10 metros cuadrados, el nivel de iluminación será de 100 lx.

Cocina: la recomendación para la iluminación general está entre los 200 y 300 lx, aunque para el área específica de trabajo (donde se cortan y preparan los alimentos) se eleva hasta los 500 lx. Dormitorios: en los de los adultos, se aconsejan niveles no muy altos para la iluminación general, entre 50 y 150 lx. Pero en las cabeceras de las camas, sobre todo para leer allí, se recomiendan luces focalizadas con hasta 500 lx. En los cuartos de los niños se recomienda un poco más de iluminación general (150 lx) y unos 300 lx si hay una zona de actividades y juegos. Salón: la iluminación general puede variar entre unos 100 y 300 lx, aunque para ver la televisión se recomienda que baje a unos 50 lx y para leer, al igual que en el dormitorio, una iluminación focalizada de 500 lx. Baño: no hace falta demasiada iluminación, unos 100 lx son suficientes, excepto en la zona del espejo, para afeitarse, maquillarse o peinarse: allí se recomiendan también unos 500 lx. Escaleras, pasillos y otras zonas de paso o poco uso: lo idóneo es una iluminación general de 100 lx.