Anda di halaman 1dari 90
FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES, ECONÓMICAS Y FINANCIERAS ESCUELA PROFESIONAL DE CONTABILIDAD Y FINANZAS MANUAL: CONTABILIDAD DE

FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES, ECONÓMICAS Y FINANCIERAS ESCUELA PROFESIONAL DE CONTABILIDAD Y FINANZAS

MANUAL:

CONTABILIDAD DE INSTITUCIONES FINANCIERAS

CICLO VIII

SEMESTRE ACADÉMICO 2008 I–II

Material didáctico para uso exclusivo de clase.

LIMA - PERÚ

UNIVERSIDAD DE SAN MARTIN DE PORRES

Rector(e) Ing. Raúl E Bao García

Vicerrector Ing. Raúl E Bao García

FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES, ECONÓMICAS Y FINANCIERAS

Decano Dr. Domingo Sáenz Yaya

Director de la Escuela Profesional de Contabilidad y Finanzas Dr. Juan Amadeo Alva Gómez

Director del Departamento Académico de Contabilidad y Finanzas Dr. Enrique Loo Ayne

Secretario de Facultad Dr. Augusto H. Blanco Falcón

Directora de la Sección Postgrado Dra. Yolanda Salinas Guerrero

Director del Instituto de Investigación Mo. Víctor Loret de Mola Cobarrubias

Director de la Oficina de Grados y Títulos Dr. Sebastián Ferril Márquez

Jefa de la Oficina de Registros Académicos Sra. Belinda Quicaño Macedo

Jefa de la Oficina de Bienestar Universitario Lic. Maria Pizarro Dioses

Jefe de la Oficina de Administración Dr. Luis Flores Barros

PORTADA

ÍNDICE DE CONTENIDO OBJETIVOS

ÍNDICE

PAUTAS PARA EL ESTUDIO Y LOS TRABAJOS DE APLICACIÓN

PROGRAMACIÓN DE CONTENIDOS.

UNIDAD I.

EL SISTEMA FINANCIERO PERUANO:

CARACTERÍSTICAS GENERALES

El Sistema Financiero Peruano: Concepto. Estructura Organizativa. Características y Clasificación. Actividad Aplicativa. Intermediarios Financieros: Funciones, características y clasificación.

El Banco Central de Reserva del Perú: Autonomía y Funciones. Objetivos e Instrumentación de la Política Monetaria. La Superintendencia de Banca y Seguros.

Actividad Aplicativa. Regulación del sistema bancario. La Banca Privada, Las Cajas de Ahorro, Las Cooperativas de Ahorro y Crédito.

Organismos que

integran

el

Sistema

Financiero: Financieras, las

Sociedades y Fondos de Capital de Riesgo. Las Instituciones de Inversión Colectiva.

Actividad Aplicativa. Los Fondos de Inversión Inmobiliaria. Las Entidades Aseguradoras. Los Fondos de Pensiones.

Actividad Aplicativa. Debate de los participantes de los temas tratados y puntos de interés de actualidad en que nos encontramos.

UNIDAD II :

ANÁLISIS

CONTABLE DE LAS OPERACIONES

PASIVAS

Operaciones Pasivas: Modalidades de Depósitos: Definición, Estructura y Características.

Actividad

Aplicativa.

Depósitos de Ahorros: Definición, Estructura y

Características.

Depósitos en Cuenta Corriente: Definición, Estructura y Características.

Actividad

Aplicativa.

Depósitos

a

Plazo:

Definición,

Estructura

y

Características.

 

Otras Modalidades de Depósito: Definición, Estructura y Características.

03

05

05

07

09

10

15

15

15

15

15

18

19

20

21

23

26

Actividad

Aplicativa.

Cuentas

a

Plazo:

Definición,

Estructura

y

Características.

26

UNIDAD III :

ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES ACTIVAS

 

36

Operaciones Activas: Modalidades de Créditos: concepto, estructura, y características.

37

Actividad Aplicativa. Préstamos Hipotecarios, Prendarios y Personales. Garantías.

39

Avance en Cuenta Corriente, Sobregiros y Documentos Descontados:

 

Definición, Estructura y Características.

 

40

Actividad Aplicativa. Leasing: Arrendamiento Financiero de Bienes de Capital: Concepto, Características, Ventajas e Inconvenientes.

 
 

40

Factoring: Financiamiento de Facturas por Cobrar. Concepto, Características, Ventajas e Inconvenientes.

 
 

40

Actividad Aplicativa. Tarjetas de Crédito: Concepto, Características, Ventajas e Inconvenientes.

 
 

42

Calificación de la Cartera de Créditos: Normales, Problemas Potenciales, Deficientes, Dudosos y Pérdida.

 

42

Actividad Aplicativa. Generalidades sobre la Administración de Cartera de Créditos.

 
 

42

Actividad Aplicativa. Debate de los participantes de los temas tratados y punto de Interés de actualidad en que nos encontramos.

 
 

42

UNIDAD IV

ANÁLISIS

CONTABLE

DE

LAS

OPERACIONES

 

CONEXAS Y

LAS OPERACIONES POR ENCARGO.

 

53

Las Operaciones Contingentes: Generalidades, Características y Requisitos de Avales y Cartas Fianzas.

 
 

24

Actividad Aplicativa. Cartas de Crédito: Características y Requisitos.

 
 

56

Operaciones por Cuenta de Terceros: Valores y Bienes recibidos en Custodia, Valores recibidos en Cobranza y Garantías recibidas por Operaciones de Crédito.

 
 

56

Actividad Aplicativa. La Compra y Venta de Moneda Extranjera: Cambio Fijo y Cambio de Mercado, Cuentas de Control, Cuenta Cambio y Cuenta Conversiones. La Posición de Cambio. La Nivelación de cambio.

 

56

 

57

Operaciones Bancarias en Moneda Nacional

Objetivo Generales

OBJETIVOS.

El objetivo de la asignatura es cultivar el sentido crítico, analítico y proactivo; característico en este siglo, en relación a la concepción de la Contabilidad que se realiza en las Empresas del Sistema Financiero, y darle los conocimientos necesarios para que puedan evaluar sus operaciones y tomar las decisiones adecuadas dentro de la Institución en donde laboren.

Objetivos Específicos

  • 1. Conocer los diferentes productos y operaciones que ofrecen las entidades bancarias a sus clientes.

  • 2. Analizar las principales diferencias en cuanto a disponibilidad y rentabilidad de los distintos productos bancarios.

  • 3. Conocer las diferentes formas de financiación que ofrecen las entidades bancarias a sus clientes.

  • 4. Analizar las principales diferencias en cuanto a modalidades de tipos de interés y comisiones de los distintos productos bancarios.

  • 5. Conocer las diferentes formas de captación de fondos.

  • 6. Identificar los principales servicios que ofrecen los bancos a sus clientes.

.

PAUTAS PARA EL ESTUDIO Y LOS TRABAJOS DE APLICACIÓN

Este Manual será utilizado como apoyo importante al desarrollo de la asignatura Lenguaje Audiovisual, en algunos casos será estudiado previamente por indicación del profesor, lo que permitirá el análisis y debate colectivo del tema leído; en otros casos, servirá para una lectura que complemente las explicaciones recibidas durante las sesiones de aprendizaje. Esta lectura será comprensiva y deberá utilizar las técnicas de estudio que se propone en uno de los temas desarrollados.

Después de la lectura comprensiva efectuada deberás desarrollar las actividades de aplicación propuestas en el Manual. Algunos trabajos son individuales y otros son para desarrollarse en grupos. Pueden ser realizados en aula, o requerir de trabajo de campo; ambas modalidades fortalecen la capacidad de autoaprendizaje del estudiante.

También deberás resolver las cuestiones planteadas en la autoevaluación al final de cada tema. Si tuvieras dificultad consulta a tu profesor o efectúa investigaciones puntuales.

Exitos y buena suerte

DIAGRAMA DE CONTENIDOS

CONTABILIDAD DE INSTITUCIONES FINANCIERAS EL SISTEMA FINANCIERO PERUANO Y LAS INSTITUCIONES FINANCIERAS ANALISIS CONTABLE DE LAS
CONTABILIDAD DE
INSTITUCIONES FINANCIERAS
EL SISTEMA
FINANCIERO PERUANO
Y LAS INSTITUCIONES
FINANCIERAS
ANALISIS CONTABLE
DE LAS OPERACIONES
PASIVAS
ANALISIS CONTABLE
DE LAS OPERACIONES
PASIVAS
ANALISIS CONTABLE DE LAS
OPERACIONES CONEXAS Y LAS
OPERACIONES POR ENCARGO

CONTENIDO ACTITUDINALES

Los cuales serán desarrollados de manera trasversal en todas las unidades temáticas de la asignatura.

  • a. Valora la utilidad de los conceptos en la comprensión de los hechos financieros dentro del Sistema Bancario.

  • b. Asume posición crítica frente a aquellos que no ayudan a comprender los impedimentos que afectan el desarrollo de las políticas del Sistema Financiero Peruano.

  • c. Evalúa las diferentes partidas de las operaciones pasivas.

  • d. Asume una posición crítica de las diferentes operaciones en el sistema financiero para determinar las partidas a emplear.

  • e. Evalúa las diferentes partidas de las operaciones activas.

  • f. Asume una posición crítica de las diferentes operaciones en el sistema financiero para determinar las partidas a emplear.

  • g. Evalúa las diferentes operaciones a nivel de moneda nacional y moneda extranjera.

  • h. Asume una posición crítica de las diferentes operaciones bancarias para establecer las diferencias de cambio existentes entre la moneda nacional y la moneda extranjera.

UNIDAD I

EL SISTEMA FINANCIERO PERUANO

CONTENIDO PROCEDIMENTALES

  • 1. Elabora un cuadro sinóptico comparativo y distingue el concepto del Sistema Financiero Peruano y las Instituciones Financieras.

  • 2. Elabora un cuadro resumen de los principales conceptos que intentan explicar la instrumentación de la política monetaria en nuestro país, a nivel de las instituciones que conforman el sistema financiero.

DIAGRAMA DE CONTENIDOS UNIDAD I

EL SISTEMA FINANCIERO PERUANO SUPERINTENDENCIA DE BANCA Y SEGUROS INSTITUCIONES FINANCIERAS INSTITUCIONES FINANCIERAS PERUANAS
EL SISTEMA FINANCIERO
PERUANO
SUPERINTENDENCIA
DE BANCA Y SEGUROS
INSTITUCIONES
FINANCIERAS
INSTITUCIONES
FINANCIERAS
PERUANAS
BANCO CENTRAL DE RESERVA DEL PERU
BANCO CENTRAL DE
RESERVA DEL PERU

CARACTERÍSTICAS GENERALES

El Sistema Financiero es el conjunto de empresas, que debidamente autorizadas operan en la intermediación financiera. Incluye las subsidiarias que requieran de autorización de la Superintendencia de Banca y Seguros para constituirse.

CARACTERÍSTICAS GENERALES El Sistema Financiero es el conjunto de empr esas, que debidamente autorizadas operan en

RECOMENDACIONES PARA COMBATIR EL LAVADO DE DINERO EN EL SISTEMA FINANCIERO

DE PREVENCION MECANISMOS
DE PREVENCION
MECANISMOS

CONOCIMIENTO DEL CLIENTE

CONOCIMIENTO DEL MERCADO

CAPACITACION PARA EL PERSONAL DE LAS EMPRESAS

CODIGO DE CONDUCTA

REGISTRO DE TRANSACCIONES EN EFECTIVO

REPORTE DE TRANSACCIONES SOSPECHOSAS

PARTICIPACION DE COLABORADORES EN LA SUPERVISION

INCORPORACIÓN DE RECOMENDACIONES EN LA LEGISLACIÓN NACIONAL

Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros, Ley Nro. 26702 y sus modificatorias: Sección V, Transacciones Financieras Sospechosas.

Reglamento para la Prevención del Lavado de Dinero en el Sistema Financiero, Resolución S B S Nº 904-97, y sus normas modificatorias y complementarias.

Resolución

SBS

477-2001

del

21

de

junio,

que

restablece el registro de transacciones en efectivo.

Fuente: SBS

SUPERINTENDENCIA DE BANCA Y SEGUROS

Es una institución constitucionalmente autónoma y con personería de derecho público, cuyo objeto es proteger los intereses del público en el ámbito de los sistemas financiero y de seguros.

Cautelando la solidez económica y financiera de las personas naturales y jurídicas sujetas a su control.

Velando porque se cumplan las normas legales, reglamentarias y estatutarias que las rigen.

Ejerciendo el más amplio control de todas sus operaciones y negocios.

 

Denunciando penalmente la existencia de instituciones y personas que sin la debida autorización capten fondos del público, y

 

Procediendo a la clausura de sus locales y solicitando la disolución y liquidación del infractor.

En

el

año

1991

se

inició

en

el Perú una reforma bancaria

y financiera. Las tres leyes

generales del sistema financiero dadas en 1991, en 1993 y en 1996 estipulan que el objeto

principal de éstas leyes marco, es propender al funcionamiento de un sistema financiero competitivo, sólido y confiable.

Para la consecución de ese objetivo principal, estas leyes y otras que fueron promulgadas contemporáneamente modificaron la estructura del sistema y propusieron la introducción de innovaciones operativas, de instrumentos y de mecanismos que también vienen modificándolo funcionalmente. Las modificaciones mencionadas representan la respuesta al deterioro y desequilibrio de la situación económica y financiera de gran parte de las instituciones del sistema; vale decir, la respuesta a la tendencia declinante que estaba llevando al sistema financiero a una situación de quiebra. Específicamente, en relación con el sistema bancario, las medidas modificantes e innovadoras, como se ha dicho, representan la respuesta a las causas de la crisis de fines de los años 80 en el sistema, y concretamente en los siguientes aspectos:

  • 1. A las contravenciones e in adherencia a los principios, normas y disposiciones señaladas por el ordenamiento legal y la doctrina;

  • 2. A la reiteración de las irregularidades y excesos de carácter operativo;

  • 3. A las limitaciones y falta de calidad administrativa para hacer frente a los problemas y situaciones nuevas generadas por el mayor desarrollo;

  • 4. Al comportamiento, propio de un país emergente, de políticos y legisladores, de las autoridades e instituciones bancarias, de ofertantes y demandantes de fondos para el desarrollo ordenado del sistema bancario; y en fin,

  • 5. A la marginación de los objetivos sociales por la actitud desaprensiva y excesivamente crematística de los exponentes y los inversionistas del sector bancario.

Los lineamientos de las reformas bancarias conocidas han sido planteadas siempre alrededor de la correlación entre la forma de recolección de fondos: “captaciones” y la forma de asignación de tales de fondos “colocaciones”. Desde otro ángulo, en líneas mayores, las crisis bancarias generalmente han sido el resultado de la inobservancia del principio de la correlación por parte de los bancos; y, de igual manera, las reformas bancarias generalmente se han materializado entre los extremos de un movimiento pendular que ha tenido su centro en el principio de la correlación. Como parte de la realidad económica y financiera mencionada, en salvaguarda del desenvolvimiento ordenado del sistema, corresponde a la contabilidad de medios financieros proponer procedimientos de complementación del material de formación y de afinamiento del material de interpretación. A ese respecto, soy de la opinión que, en los últimos tres decenios, la contabilidad y los profesionales contables no desplegaron la creatividad necesaria para contar con criterios e instrumentos que pusieran de manifiesto los altibajos propios del desarrollo del sistema bancario. La globalización y el presente siglo vienen ahora presentando nuevos retos y perspectivas.

Es probable que la elasticidad de las soluciones propuestas representen la mejor alternativa, aún a riesgo de permanecer en las indefiniciones o en la ambigüedad de los planteamientos. Así, en el contenido del articulado de la Ley General Nro. 26702 del Sistema Financiero puede advertirse lo siguiente:

  • a. Las empresas y del sistema bancario gozan de libertad para la asignación de los recursos de sus carteras (artículo Nro. 8).

  • b. Las empresas del sistema bancario deben cuidar que exista una correspondencia adecuada, más no necesariamente exacta, entre los plazos de sus operaciones activas y pasivas, así como de sus “captaciones” y las respectivas “colocaciones” (artículo Nro.

178)

  • c. Las empresas del sistema bancario son aquellas cuyo negocio principal consiste en recibir dinero del público en depósito: captaciones y en utilizar ese dinero en conceder créditos: colocaciones o aplicarlo en otras operaciones sujetas a riesgos de mercado.

No obstante el encomiable objeto de la ley general y el benéfico propósito de las normas que contiene, es probable que se repitan las carencias y los excesos experimentados en el pasado dentro del accionar del sistema bancario. Así, por ejemplo, los pequeños microempresarios siguen esperando con expectativa la entrada en operaciones de Mibanco; gente vinculada a los quehaceres y menesteres bancarios que ven el crecimiento de lo adeudado a bancos y corresponsales en moneda extranjera, un riesgo que podría asomar ante un pronunciamiento de los altibajos económicos; y, en fin, el incremento de la morosidad segmentos del financiamiento.

INSTITUCIONES FINANCIERAS

TIPOS DE INSTITUCIONES FINANCIERAS

•BANCOS •FINANCIERAS •CAJAS RURALES •EDPYMES •ONG CREDITICIAS
•BANCOS
•FINANCIERAS
•CAJAS RURALES
•EDPYMES
•ONG CREDITICIAS

•PEQUEÑA EMPRESA •MICROEMPRESA DE DESARROLLO •MICROEMPRESA DE SOSTENIMIENTO •MICOREMPRESA DE SOBREVIVENCIA

Las duras experiencias de los bancos y del entero sistema bancario en situación de quiebra a comienzos de los años noventa, han dejado una interrogante respecto a los procedimientos de la contabilidad de las instituciones financieras, respecto a su incumbencia y responsabilidades para que los estados financieros “presenten” sino para que “revelen” la real situación financiera y económica de los bancos en relación con el desenvolvimiento de sus operaciones. La Constitución Política del año 1979 manda que la S.B.S. ejerce en presentación del Estado el Control de las empresas bancarias financieras, de seguros y las demás que operan con fondos del público. En cumplimiento de este mandato, mediante el Decreto Legislativo Nro. 197 del 12 de Junio de 1981 se promulga una nueva ley orgánica de la S.B.S. estableciéndose que le correspondía:

  • 1. Velar porque los bancos y otras instituciones sujetas a su control cumplan con las leyes, reglamentos y estatutos y otras disposiciones que los rijan,

  • 2. Ejercer el más amplio control sobre todas sus operaciones y negocios; y

  • 3. Cautelar la solidez económica de los bancos y las otras instituciones mencionadas, en orden a proteger los intereses del público.

Finalmente, en los años recientes se dan dos leyes orgánicas de la S.B.S. promulgadas, la primera por el Decreto Ley Nro. 25987 del 24 de Diciembre de 1992, y la segunda por la Ley Nro. 26702 del 6 de diciembre 1996. En ambas se estipula que la finalidad de la S.B.S. es defender los intereses del público:

  • a. Cautelando la solidez económica y financiera de las personas naturales y jurídicas sujetas a su control.

  • b. Velando porque se cumplan las normas legales, reglamentarias y estatutarias que las rigen;

  • c. Denunciando penalmente la existencia de instituciones y personas que sin la debida autorización capten fondos del público; y

  • d. Ejerciendo el más amplio control de todas sus operaciones y negocios;

  • e. Procediendo a la clausura de sus locales y solicitando la disolución y liquidación del infractor.

NUEVA CLASIFICACIÓN DE LOS INTERMEDIARIOS FINANCIEROS Sistema Financiero Financiero Peruano Peruano Sistema SUBCATEGORÍA ENTIDADES CONFORMANTES CATEGORÍA
NUEVA CLASIFICACIÓN DE LOS INTERMEDIARIOS FINANCIEROS
Sistema Financiero
Financiero Peruano
Peruano
Sistema
SUBCATEGORÍA
ENTIDADES CONFORMANTES
CATEGORÍA

SOCIEDADES DE DEPÓSITOS

OTROS INTERMEDIARIOS FINANCIEROS

Banco Central de Reserva

Otras Sociedades de Depósito

Empresas bancarias Banco de la Nación Empresas financieras Cajas Municipales de ahorro y crédito Cajas rurales de ahorro y crédito Cooperativas de ahorro y crédito

Fondos mutuos de inversión

Fondos privados de pensiones Compañías de seguros Empresas de arrendamiento financiero Edpymes

COFIDE

Fuente: Memoria Anual 2002, Banco Central de Reserv

OFERTA FINANCIERA

TIPO DE

Nº DE

CARTERA

INSTITUCION

INSTITUCION

CLIENTE

$ MILES

ONG

42

115000

21450

Edpymes

11

40000

38900

Coop. De ahorro y crédito

181

49000

94000

Cajas rurales

12

41000

68458

Mi Banco

1

78000

60443

Banco del Trabajo

1

45000

35000

Financiera Solución

1

39000

35000

En los últimos dos años el sistema bancario ha fortalecido su calidad de cartera, llegando la morosidad del Sistema Bancario a 7.18% (en Octubre 2003 ), siendo la menor en cinco años. De esta manera, se mantiene la tendencia decreciente iniciada en enero de 2001.

En los últimos dos años el sistema bancario ha fortalecido su calidad de cartera, llegando la

Fuente: ASBANC

Indicador de Morosidad

(Marzo 2003)

Morosidad

Bolivia

20.05%

Colombia

13.75%

Venezuela

8.13%

Perú

7.71%

México

4.61%

Ecuador

4.50%

Chile

1.90%

EL BANCO CENTRAL DE RESERVA DEL PERÚ

De acuerdo con la vigente Ley Orgánica Nro. 26123 del 29/12/1992, la finalidad del Banco Central de Reserva del Perú es preservar la estabilidad monetaria. Para dicha finalidad cumple con las funciones siguientes de:

  • 1. Regular la moneda y el crédito del sistema financiero

  • 2. Administrar las reservas internacionales

  • 3. Emitir billetes y monedas

  • 4. Informar sobre las finanzas nacionales

TALLER 01 ACTIVIDAD APLICATIVA

EL SISTEMA FINANCIERO PERUANO Y LAS INSTITUCIONES FINANCIERAS

Objetivo

Identificar y reconocer los conceptos en la comprensión de los hechos financieros dentro del Sistema Financiero Peruano y las Instituciones Financieras.

Orientaciones

En grupos, durante 45 minutos, los alumnos discuten y resuelven las interrogantes planteadas y elaboran el informe correspondiente (Conclusiones). Una vez concluida la tarea se organiza un plenario para socializar los trabajos de cada grupo formalizándose las conclusiones generales.

  • 1. Fundamente usted como funciona el Sistema Financiero en el Perú.

…………………………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………

2.- Interprete las principales funciones de la Banca o del Sistema Bancario. ……………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………………… ........................ .......................................................

… ...........................

  • 3. Interprete la función de COFIDE en el Sistema Financiero.

……………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………………………………… ……………………………………………………………………… ..................................... ....................

AUTOEVALUACIÓN

  • 1. Explique la importancia del sistema peruano.

  • 2. Establezca diferencias entre las empresas comerciales y las instituciones financieras.

  • 3. Explique ¿por qué son importantes las instituciones financieras en el rol del sistema financiero?.

  • 4. Diga ¿cómo funciona el sistema financiero en el Perú?

REFERENCIAS DOCUMENTALES

ALVA GÓMEZ, Juan y Víctor RIVAS GÓMEZ. La Contabilidad y el Sistema Bancario. Edición 1998-1999.

ALVA GÓMEZ, Juan; Pedro CASTRO SUAREZ y Víctor RIVAS GÓMEZ. Perú en el Umbral del Siglo XXI. Edición 2000.

Dr.

Juan Alva Gómez y

Víctor Rivas Gómez

La Contabilidad y el Sistema

Bancario.

Casilda

Béjar,

Lamothe

Fernández

Barroso.

La

Banca

y

los

Mercados

Financieros.

Juan Ríos. Ed. Pirámide, Madrid. Los Productos Bancarios I y II.

 

Peinado Gracia Luisa

Los Mercados Financieros y la Unión Europea. Editorial

Cívitas CASTRO SUAREZ, Pedro. Del Sobreendeudamiento a la Crisis Financiera de

los Noventa. Edición 2000. CASTRO SUAREZ, Pedro y Víctor RIVAS GÓMEZ. Historia Financiera del Perú

1960-1990. Edición 1997. CASILDA BÉJAR, Ramón y Prosper LAMOTHE FERNÁNDEZ. La Banca y los

Mercados Financieros. Editorial Alianza. Edición 1997. Decreto Legislativo Nro. 861: Mercado de Valores

Ley Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros

Ley Nro. 26702 del Sistema Financiero

Ley Nro. 26123 Orgánica del Banco Central de Reserva

Ley Nro. 27287 de Títulos Valores

UNIDAD II

ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES PASIVAS

CONTENIDO PROCEDIMENTALES.

  • 1. Coteja el concepto de operaciones pasivas dentro de la contabilidad del sistema bancario.

  • 2. Elabora un resumen de las partidas que conforman estas operaciones pasivas.

  • 3. Analiza las diferentes estructuras de los depósitos bancarios.

  • 4. Elabora un cuadro sinóptico de las características y componentes de las diferentes cuentas pasivas y plazo fijo, identificándolas dentro de la estructura de los Estados Financieros de la Contabilidad del Sistema Financiero.

DIAGRAMA DE CONTENIDOS UNIDAD II

ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES PASIVAS DEPOSITOS E INVERSIONES INSTITUCIONES DE INVERSION COLECTIVA PLANES DE PENSION
ANÁLISIS CONTABLE DE LAS
OPERACIONES PASIVAS
DEPOSITOS E
INVERSIONES
INSTITUCIONES DE
INVERSION COLECTIVA
PLANES DE PENSION Y
DE JUBILACION

OPERACIONES PASIVAS DE LOS BANCOS

DEPÓSITOS E INVERSIONES

Las operaciones de pasivo son aquellas en las que las entidades financieras, básicamente, se dedican a la captación de recursos financieros, y a cambio, se comprometen a pagar, generalmente en forma de interés, una rentabilidad a los clientes, bien sean depositantes de dinero o bien de activos financieros.

Los diferentes productos y principales operaciones que ofrecen las entidades bancarias a sus clientes, responden a la terminología utilizada en la práctica contable, de este modo, las operaciones pasivas hacen referencia al contrato de depósito, imputándolas al pasivo del balance como obligaciones para la entidad financiera, mientras las operaciones activas se basan en el contrato de préstamo y su correspondiente ubicación en el balance bancario es en el activo como bienes y derechos.

Resumen de la evolución del sistema

Colocaciones, depósitos y cartera atrasada del Sist. Bancario

(miles mill S/. y % de colocaciones, respectivamente)

51.0 13.0 Estancamiento “Credit Crunch” de colocaciones 12.0 y depósitos Crisis 46.0 Brasilera 11.0 En cinco
51.0
13.0
Estancamiento
“Credit Crunch”
de colocaciones
12.0
y depósitos
Crisis
46.0
Brasilera
11.0
En cinco años las
10.0
Crisis
41.0
Rusa
colocaciones del sistema
se ha reducido
9.0
36.0
8.0
7.0
31.0
6.0
26.0
5.0
Cartera Atrasada (eje derecho)
Colocaciones
Depósitos
Ene-97
Abr
Jul
Oct
Ene-98
Abr
Jul
Oct
Ene-99
Abr
Jul
Oct
Ene-00
Abr
Jul
Oct
Ene-01
Abr
Jul
Oct
Ene-02
Abr
Jul
Oct
Ene-03
Abr

Fuente: BCRP,SBS, IPE, Elaboración: Propia

Entre las distintas versiones jurídicas que amparan los diversos conceptos de depósito y sus clasificaciones, conviene destacar la que realiza el Código de comercio de manera circunstancial al referirse a la separación entre depósito regular y depósito irregular.

Depósito regular es cuando el depositario se obliga a devolver exactamente lo mismo que ha recibido en depósito, mientras que en el depósito irregular el depositario puede usar y consumir aquello que ha sido objeto de depósito, de manera que adquiere su propiedad y se compromete a devolver no la misma cosa, al tratarse de cosas fungibles, sino otro tanto de la misma especie y calidad, un ejemplo obvio sería el dinero.

Se denomina depósito bancario de dinero a aquel que realiza una persona física o jurídica en una entidad de crédito, la cual se compromete a custodiar y devolver, cuando el depositante lo

exija o al vencimiento del mismo si se ha pactado un plazo para la devolución, el dinero resultante del depósito constituido más el interés fijado en el contrato por la libre disposición y uso que tiene la entidad del mismo, puesto que el dinero entregado al banco pasa a ser propiedad de éste, para poder realizar las operaciones de activo y, por lo tanto, la actividad bancaria. Adquiere el cliente un derecho de crédito frente a la entidad por lo que, no sólo no paga por la custodia en si misma, que constituiría el depósito mercantil, sino que es el banco quien abona intereses precisamente por la disponibilidad de la cosa depositada.

Las operaciones de inversión y depósito que realizan los ahorradores e inversores se hallan protegidas por fondos de garantía regulados por Ley. Así, para el caso de quiebra de un banco o caja, el Fondo de Garantía de Depósitos Bancarios, institución financiada por la banca privada y controlada por el Banco Central de Reserva, responde de los fondos de los clientes por cada titular. El nuevo Fondo de Garantía de Inversiones (con efectos retroactivos desde 1993), indemniza a los afectados por fraudes o quiebras de sociedades o agencias de valores con la misma cuantía máxima que para los depósitos bancarios y condiciones semejantes.

OBJETIVOS

 

Conocer los diferentes productos y operaciones que ofrecen las entidades bancarias a sus clientes.

Analizar las principales diferencias en cuanto a disponibilidad y rentabilidad de los distintos productos bancarios.

I.

DEPÓSITOS A LA VISTA

 

Cuentas Corrientes

Libretas de Ahorro

Características Comunes

Cuentas de alta remuneración

Cuentas Financieras

Cuentas de ahorro vivienda

II.

DEPÓSITOS PLAZO

 

Imposiciones a plazo fijo

Certificados de depósito

III.

DEPÓSITOS ADMINISTRADOS DE TÍTULOS

 

Deuda pública

Deuda privada

Deuda pública y privada internacional

Inversión en acciones

IV.

INSTITUCIONES DE INVERSIÓN COLECTIVA

 

Fondos de inversión

Sociedades de inversión colectiva

V.

PLANES DE PENSIONES Y DE JUBILACIÓN

 

Planes de pensiones

Planes de jubilación

  • I. DEPÓSITOS A LA VISTA

El depositante puede retirar la cantidad depositada en cualquier momento presentando la documentación que justifique su depósito. Suponen movimiento de dinero.

Ejemplos claros de depósitos a la vista son las cuentas corrientes y las cuentas de ahorro. Estos instrumentos permiten colocar el ahorro ofreciendo disponibilidad inmediata, una gran facilidad para movilizar saldos aprovechando servicios que llevan asociados la mayoría de ellas, por ejemplo, domiciliación de recibos, tarjetas de débito y crédito, talonarios, etc. La escasa y casi inexistente rentabilidad, merman su utilidad de inversión como objetivo para conseguir lucrativas plusvalías.

Actualmente, los bancos están usando una estrategia agresiva para captar operaciones de pasivo, ofreciendo una amplia gama de productos, cuyo objetivo es crear cuentas a la vista con una remuneración más elevada, altamente competitiva, con liquidez inmediata, pero limitando bastante el resto de los servicios que este tipo de cuenta lleva asociado. Unas, vinculadas a otro tipo de activos financieros, cuentas financieras, o incluso, productos conocidos por las ventajas fiscales que llevan encadenadas, cuenta vivienda. Otras, imponen ciertos requisitos y limitaciones, ofreciendo rentabilidades superiores, cuentas bancarias representativas de estas son cuentas de alta remuneración o supercuentas.

La mayoría de estos productos lleva incorporada su utilización vía Internet.

CUENTAS CORRIENTES

Las cuentas corrientes o depósitos a la vista se caracterizan porque los fondos depositados en ellas son de disponibilidad inmediata y en efectivo, mediante cualquier instrumento facilitado por la entidad para obtener las cantidades de dinero consignadas en ellas, tarjeta de débito o crédito, cheques, pagarés, o personalmente en ventanilla. Dependiendo de la modalidad pactada, ofrecen otro tipo de servicios tales como domiciliar pagos y cobros, ingreso de nómina, realizar transferencias; algunos más específicos como anticipo de nóminas, seguros de asistencia en viajes, seguros de hogar, condiciones ventajosas en préstamos y créditos, etc.

La entidad remite al domicilio del titular la información de las operaciones realizadas a través de una cuenta corriente, de forma periódica, quincenal, mensual, etc., en un documento denominado extracto.

LIBRETAS O CUENTAS DE AHORRO

Las libretas de ahorro o cuentas de ahorro a la vista son productos muy semejantes a las cuentas corrientes y son por definición, contratos de depósito de efectivo, de libre disposición. Todas las operaciones realizadas quedan reflejadas en la libreta que se entrega al titular de la cuenta, popularmente se llamaba “cartilla de ahorros”.

Es un instrumento que permite disponer de dinero efectivo de forma rápida puesto que se puede hacer por ventanilla, o utilizando algún instrumento de pago que lleve vinculado. Otra característica que cabe señalar es el hecho de que la libreta física permanece en poder del cliente, debiendo actualizarla cuando considere conveniente, él mismo, en los cajeros habilitados para ello, o en cualquier sucursal del banco.

Hasta hace relativamente poco tiempo, las principales diferencias eran que con la libreta de ahorros no se podía operar con cheques, no se disponía de algunos servicios de caja y no admitían descubiertos. Actualmente no ocurre así, cuando se contrata una libreta de ahorros, el banco suele ofrecer instrumentos y servicios similares, asociados a una cuenta corriente. No obstante, en entidades en las que esto no es posible, la solución consiste en vincular una cuenta corriente y otra de ahorro de un mismo titular, para subsanar la limitación que impone la

entidad de librar cheques contra una libreta de ahorros, son las llamadas libretas o cuentas de ahorro combinadas.

CARACTERÍSTICAS COMUNES DE LAS CUENTAS CORRIENTES Y LAS CUENTAS DE AHORRO

Para la apertura de la cuenta no se requieren aportaciones mínimas. El riesgo de impago depende de la solvencia de la entidad, controlada directamente por el Banco de España y la cobertura que ofrece el Fondo de Garantía de Depósitos Bancarios hasta una cantidad máxima. La rentabilidad ofrecida es mínima, pagadera mensual, trimestral, semestral o anualmente, y básicamente, ofrecen tres modalidades, la más utilizada, remunerando el saldo diario desde el primer ingreso realizado; otra remunera por tramos, pagando más interés para tramos con saldos superiores, y la última condiciona la remuneración a partir de un saldo medio determinado.

El banco nos aplicará, en general, comisión de mantenimiento, comisión de administración, en casos particulares comisión por apunte, y si procede, comisión por descubierto. Estas comisiones tienen que estar expuestas públicamente en cada oficina, y en cualquier caso el cliente tiene derecho a disponer de la información de las comisiones aplicables al contrato.

Los gastos ocasionados pueden derivar de muy diversas operaciones, desde transferencias, ingreso de cheques, utilización de tarjetas de débito ó crédito, etc.

Existe una gran oferta y tipología muy variada de estos productos, segmentándolos incluso por edades que abarcan desde cuentas infantiles, cuentas para jóvenes (a partir de 18 años hasta los 26, o bancos concretos hasta los 31) con limitadas ventajas, o cuentas específicas de pensionistas.

La aparición de la banca por Internet ha supuesto una alternativa muy interesante a la banca tradicional partiendo de que las condiciones ofrecidas por algunas entidades son muy favorables, bien desde el punto de vista de la superior rentabilidad, bien por la omisión de comisiones y otros gastos de gestión, otra ventajosa posibilidad es la de poder operar también por teléfono.

A pesar de estas ventajas, existen ciertos inconvenientes como la limitación de contratar algunos productos o realizar operaciones sólo disponibles en las oficinas físicas o entidades colaboradoras de los bancos que operan por Internet.

CUENTAS DE ALTA REMUNERACIÓN O "SUPERCUENTAS"

Es un caso particular de cuentas corrientes o de ahorro, ofrecen una rentabilidad muy superior, de ahí el nombre de supercuentas, en las que la remuneración que ofrece la entidad, en general, no está garantizada de antemano, sino que suele ser en función del saldo medio que mantiene el cliente en la cuenta, es decir, aplican un interés variable según los distintos saldos por tramos prefijados, durante el período considerado.

Es una opción muy adecuada para aquellos ahorradores que disponen actualmente de dinero para invertir, pero que sin embargo, están esperando que salga al mercado otra oportunidad de inversión, o porque tienen previsto necesitar el dinero en un plazo corto de tiempo, o simplemente, para ahorradores que no quieren asumir riesgos. La disponibilidad del dinero es inmediata, sin penalizaciones; algunos bancos ponen a disposición del cliente, tarjetas de débito para sacar dinero en cajeros automáticos. Su contratación es sencilla, puede hacerse tanto por teléfono, como por Internet. La desventaja, en muchas ocasiones, la propicia el carácter de promoción con que las ofertan las entidades, implicando un cambio sustancial en la remuneración.

CUENTAS FINANCIERAS

Se instrumentan en cuentas corrientes y su saldo se invierte en activos financieros de elevada liquidez. La fórmula más extendida, supone invertir en Deuda Pública, así con el saldo de estas cuentas compran Letras del Tesoro y Bonos y Obligaciones del Estado. En este caso, la denominación específica es Cuentas financieras en Deuda y por su composición ofrecen un interés intermedio, en cualquier caso superior a una cuenta corriente. Una breve anotación en cuanto a la fiscalidad de este producto es que al tratarse de rentas que proceden de cuentas, aunque inviertan en activos financieros de Deuda Pública, se integran en el impuesto de la renta como rendimientos de capital mobiliario aplicando el tipo de retención, según la normativa en vigor.

CUENTAS DE AHORRO VIVIENDA

Las cantidades tienen que estar depositadas en una entidad de crédito, uno de los requisitos exigidos por Hacienda para tener derecho a deducción siempre y cuando los saldos de estas cuentas sean destinados exclusivamente, a la adquisición de la primera vivienda o rehabilitación de la vivienda habitual. Esto es, se puede utilizar cualquier tipo de cuenta o depósito bancario, sin necesidad de que se denomine expresamente “cuenta vivienda”.

En función de la normativa legal vigente existen otros requisitos para poder disfrutar de las ventajas fiscales, entre los cuales destacar que a pesar de poder depositar en la cuenta la cuantía que se desee, existe un límite máximo anual sobre el que aplicar el porcentaje de deducción para la adquisición o la rehabilitación, y éste es por declaración y no por declarante, únicamente es posible abrir una cuenta vivienda por contribuyente, aunque cabe la posibilidad de cambiar de cuenta, en la misma o en otra entidad financiera, traspasando el saldo íntegro. Otra restricción es la barrera temporal que impone el plazo máximo que se puede mantener abierta la cuenta.

II. DEPÓSITOS A PLAZO

Es un producto financiero que goza de una gran aceptación entre los inversores debido a su facilidad operativa y su bajo riesgo.

Requieren para el impositor la entrega de un dinero del que no podrá disponer, en principio, hasta la finalización del plazo fijado de vencimiento. En esa fecha se devolverá el depósito y el interés acordado en el contrato. En el caso de depósitos a tipo fijo la rentabilidad esta garantizada y el capital desembolsado se devuelve en su totalidad. Para los depósitos a tipo variable la rentabilidad se desconoce a priori e igualmente ocurre con la recuperación del capital depositado, pues en la fecha de vencimiento puede ser superior o inferior.

Los productos más característicos son los depósitos a plazo fijo o imposiciones a plazo fijo, con distintas modalidades de inversión, y los certificados de depósito. Igual que en el caso de las cuentas a la vista, implican movimientos de dinero.

IMPOSICIONES A PLAZO FIJO (IPFS)

Constituye una modalidad de los depósitos a plazo, en la que el cliente se compromete a mantener la cuantía depositada hasta la fecha de vencimiento, pactada en el mismo momento de contratación de la operación, a cambio de la imposibilidad de disposición del dinero durante ese período de tiempo, el banco remunera al cliente con un tipo de interés más elevado que el que percibiría con una cuenta corriente o de ahorro, y es precisamente el pago de estos

intereses los que permiten al banco la aplicación y uso de esos recursos rentabilizándolos en forma de operaciones de activo.

El contrato se formaliza en una libreta o lámina, siendo nominativo e intransferible, donde aparece la información referente a la imposición, importe, fecha, vencimiento, interés, cancelaciones, etc.

Para el abono de los intereses será necesaria la apertura de una cuenta corriente o una cuenta de ahorro donde ingresarán el dinero mensual, trimestral, semestral o anualmente, dependiendo de las características del producto contratado, las entidades financieras ofrecen depósitos a un plazo superior a dos años, pagando los intereses a vencimiento. Aparte cada producto ofrece una remuneración específica según estén formuladas sus características.

Durante el plazo acordado, el impositor no puede disponer del dinero invertido, si desea recuperarlo adelantándose a la fecha de vencimiento, será a costa de sufrir una penalización, pagando la correspondiente comisión por cancelación anticipada, que salvo los depósitos con interés variable, esta comisión no puede superar los intereses generados hasta el momento de la cancelación. No obstante, para este caso, y para cuando no cabe la posibilidad de cancelación anticipada, el banco ofrece la concesión de un préstamo a un tipo de interés superior al del depósito y por el mismo importe. En general, las cancelaciones parciales tampoco están permitidas, excepcionalmente sí para algún tipo de depósito a largo plazo y a partir de un saldo mínimo.

Tampoco pueden librarse cheques ni órdenes de pago, ni realizar nuevas aportaciones a un depósito ya existente, si bien se pueden contratar cuantos depósitos se desee. En definitiva, la liquidez de este producto financiero se encuentra muy restringida.

Las entidades financieras, actualmente ofrecen una multitud de distintas modalidades de depósitos específicos:

Depósitos referenciados, indexados o indiciados.

Son depósitos cuyo rendimiento va ligado a la evolución de un índice bursátil, o a una combinación de ellos. La rentabilidad que produce al vencimiento esta formada por una parte fija que garantiza un porcentaje del nominal, habitualmente el 100% o incluso un pequeño porcentaje por encima de él, y otra parte variable, condicionada por la variación de un índice selectivo, generalmente bursátil, (Euribor, IBEX 35, Dow Jones, Nikkei, FT-SE 100, Eurotop 100, CAC- 40, Standard & Poors, etc.), concertando, por ejemplo, un porcentaje sobre la revalorización del IBEX-35 acaecida hasta el final de la vida del depósito, o la revalorización media de un conjunto de índices, etc.

Para poder contratar el depósito referenciado, suelen abrir un período de tiempo cerrado para la suscripción, normalmente se emiten a medio plazo, y en el caso de cancelación cobran una comisión de penalización muy elevada.

.

Depósitos asegurados

Son activos financieros muy similares a los anteriores, salvo que aquí la rentabilidad a percibir a vencimiento resulta ser la más alta de una serie de opciones a un plazo determinado, por ejemplo, entre el tipo nominal o el TAE y la revalorización del IBEX, o entre los primeros y un determinado valor bursátil, o un índice extranjero.

.

Depósitos estructurados.

En la misma línea que los depósitos precedentes, el rendimiento final ofrecido depende de la evolución de un título determinado, por ejemplo, de la cotización de las acciones de una

empresa concreta. La rentabilidad está formada por una parte fija y otra variable condicionadas por la cotización del título al vencimiento del depósito.

Depósitos con interés creciente.

La remuneración de estos depósitos aumenta conforme se acerca el vencimiento, que oscila entre los 2 o 3 años, protegiéndose contra las posibles variaciones de los tipos de interés en el mercado que restasen valoración comparativa o disminuyeran el rendimiento de la inversión.

Depósitos en divisas

La emisión de estos depósitos se realiza en moneda extranjera con cotización oficial, habitualmente, se invierte en divisas que cotizan en el mercado de Londres, como la Libra Esterlina, el Dólar Estadounidense o el Yen japonés, y el rendimiento viene determinado, tomando como referencia el Libor, Mercado Interbancario de Londres, para fijar el tipo de interés de la divisa al plazo de la operación.

Estas operaciones conllevan un riesgo añadido, es la variación en el tipo de cambio, es decir, si se realiza un depósito con una rentabilidad prevista anual en una divisa que, al cabo de un año se ha devaluado, la rentabilidad final será inferior a la pronosticada, incluso si la depreciación de la divisa es superior que el interés generado por el depósito, se obtienen pérdidas. En el caso contrario, si la divisa en la que se ha invertido se aprecia frente al euro, la rentabilidad obtenida será superior a la pactada.

La solución para eliminar dicho riesgo, es contratar un seguro de cambio que garantice al vencimiento el tipo de cambio pactado, generalmente mayor. Evidentemente es un coste añadido que hace disminuir la rentabilidad final.

Además del gasto del seguro de cambio, si se contrata, existe la comisión de cambio de divisa, devengada sobre el principal de la operación y la comisión por cancelación anticipada también aplicada en los depósitos en moneda nacional.

Deposito vivienda

Es una modalidad especial de depósitos para acogerse a las ventajas fiscales asociadas a la adquisición de la primera vivienda. Por lo tanto, su duración está condicionada por el período fiscal vigente.

Las entidades ofrecen distintas posibilidades de remuneración, unas abonan los intereses a vencimiento, otras plantean pago de intereses mensuales, trimestrales, etc., con disponibilidad inmediata.

Y a diferencia de los depósitos anteriores, admiten todo tipo de ingresos y reintegros, así como la concesión de préstamos hipotecarios con condiciones ventajosas para la compra de la primera vivienda.

CERTIFICADOS DE DEPÓSITO

Son operaciones con características muy similares a las imposiciones a plazo fijo, resaltando que la principal diferencia es que estos títulos son transmisibles por endoso a un nuevo titular, sin implicar salida de fondos para la entidad, son negociables en el mercado secundario, sin necesidad de esperar a vencimiento para obtener liquidez. No es necesario la intervención de corredor de comercio. Se trata de un producto que, actualmente, esta en desuso.

III.

DEPÓSITO ADMINISTRADO DE TÍTULOS

Está considerada como una actividad complementaria de los servicios de inversión y que junto con el alquiler de cajas de seguridad, constituyen los depósitos regulares bancarios más típicos.

Esta actividad esta reservada para las entidades de crédito y para las de valores, que utilizan un contrato específico cuando el depositante no sea una entidad financiera y el valor nominal de los títulos no supere una cuantía mínima.

El depositario tiene la obligación de guardar y conservar los títulos depositados y restituirlos en la forma pactada en el contrato, y al constituir un depósito administrado, el depositario queda obligado a realizar el cobro de los intereses en la época de sus vencimientos y a practicar cuantos actos sean necesarios para conservar el valor de los títulos.

El depositante esta obligado a retribuir al depositario en la forma pactada en contrato.

INVERSIÓN EN ACTIVOS FINANCIEROS DE DEUDA PÚBLICA

El Estado o las Comunidades Autónomas emiten activos financieros de deuda para financiarse, tanto a corto como a medio y largo plazo, colocándolos entre el público, que obtiene una remuneración que conoce de antemano, es decir, los inversores perciben una rentabilidad fija que puede expresarse, bien como cupón o intereses: un tanto por ciento sobre el nominal pagadero según las condiciones de la emisión, anual, semestral, mensual, etc., o el caso particular del llamado “cupón cero”, en el que el inversor percibe los intereses de una sola vez, en el momento de la emisión, o al vencimiento del activo; o bien como primas de amortización o primas de emisión: en las primeras, el emisor del título paga un porcentaje por encima del nominal al vencimiento, en las segundas el emisor realiza un descuento respecto del nominal, independientemente de que perciban cupones periódicos o no.

Cuando la deuda pública está emitida por un estado solvente, existe poca probabilidad de que deje de pagar sus deudas. En la actualidad, la deuda pública española se encuentra clasificada dentro del grupo de mejor calificación respecto a garantía y capacidad para cualquier inversor del mundo.

En este tipo de producto, es necesario prever el tiempo que se desea mantener la inversión, puesto que para un plazo de año o año y medio lo apropiado sería colocar el dinero en una Letra del Tesoro, que en renta fija sufre menor variación, o adquirir cesiones temporales de activos, aquellos en los que el banco vende sus carteras de activos a plazo, comprometiéndose a recomprarlos al cliente, en una fecha anterior al vencimiento de los mismos.

Si la inversión elegida es a medio o largo plazo, los activos indicados son Bonos y Obligaciones del Estado y en este caso hay que tener presente, que el valor de mercado fluctúa, con lo que si los tipos de interés suben, la renta fija ya emitida baja, y caso contrario, si los tipos bajan, la renta fija sube, por lo que si es necesario vender el título antes del vencimiento, puede suceder que el precio de venta resulte inferior al precio de adquisición

LETRAS DEL TESORO

Son títulos de deuda emitidos al descuento, esto es, tienen un valor nominal pero su precio efectivo de adquisición es inferior, los intereses son, por lo tanto, la diferencia entre lo pagado y el valor nominal que se recibe a la amortización de la Letra, o entre el precio de compra y el precio de venta, si se venden antes de vencimiento.

millones de NS/.

Los vencimientos son a 3, 6, 12 o 18 meses, si bien, los dos primeros términos se reservan para los inversores institucionales y para subsanar las necesidades de liquidez del Estado.

Son valores muy seguros y gozan de total liquidez ya que el inversor puede colocarlas en el mercado secundario en cualquier momento.

BONOS Y OBLIGACIONES DEL ESTADO

Son activos financieros, que emite el Tesoro Público, en España se emiten con un nominal de 1.000 euros, con el objetivo de obtener financiación a largo plazo. En España, los bonos se emiten a un plazo de vencimiento de 3 y 5 años, y las obligaciones a 10, 15 y 30 años.

La deuda a medio y largo plazo, a diferencia de lo que ocurre con las Letras del Tesoro, tienen fijado un interés nominal anual explícito, que determina el Tesoro Público con anterioridad a cada emisión, en función de la coyuntura del mercado, y estos cupones se abonan anualmente en las fechas establecidas para cada emisión.

EVOLUCIÓN DE LOS BONOS: SECTOR PÚBLICO Y PRIVADO

3,000 8,000 7,000 2,500 6,000 2,000 5,000 1,500 4,000 3,000 1,000 2,000 500 1,000 0 0
3,000
8,000
7,000
2,500
6,000
2,000
5,000
1,500
4,000
3,000
1,000
2,000
500
1,000
0
0
Saldo de Bonos Privados (mill. US$)
Saldo de Bonos del Sector Público (mill. De S/.)
millones de US$
Dic-97
Feb-98
Abr-98
Jun-98
Ago-98
Oct-98
Dic-98
Feb-99
Abr-99
Jun-99
Ago-99
Oct-99
Dic-99
Feb-00
Abr-00
Jun-00
Ago-00
Oct-00
Dic-00
Feb-01
Abr-01
Jun-01
Ago-01
Oct-01
Dic-01
Feb-02
Abr-02
Jun-02
Ago-02
Oct-02
Dic-02
Feb-03
Abr-03
Jun-03
Ago-03

Son títulos que gozan de plena solvencia y seguridad, así como de máxima liquidez en el mercado secundario.

CESIONES TEMPORALES DE ACTIVOS

Son depósitos instrumentados en Deuda Pública, Letras del Tesoro, Bonos u Obligaciones del Estado pertenecientes a la cartera de un banco, y que mediante la cesión, un inversor adquiere temporalmente un título de deuda con el compromiso de deshacer la operación, en un plazo determinado, a un día, a una semana, a varios meses, normalmente no superior al año.

En definitiva, el vendedor cede temporalmente los títulos de deuda, adquiriendo una alternativa de financiación más económica que, un préstamo, por ejemplo. El comprador a cambio recibe unos intereses durante el periodo de tiempo pactado, y al final, el banco vuelve a comprar esos títulos pagando el precio estipulado al poseedor del depósito, por lo que la remuneración de éste no se ve afectada por las variaciones del mercado.

La garantía de estos depósitos es mayor que en la ofrecida en las imposiciones a plazo, puesto que en éstas, el riesgo asumido de no recuperar el capital, es la posible quiebra del banco, mientras que en las cesiones temporales de activo, aunque el banco quebrase, el inversor dispone de los valores de Deuda Pública como garantía de la devolución del principal.

Igualmente para la entidad, no implica ningún riesgo ya que el margen que le proporciona es la diferencia entre el tipo de interés percibido por el título cedido con el compromiso de recompra, y el interés pagado al adquiriente del depósito.

INVERSIÓN EN ACTIVOS FINANCIEROS DE DEUDA PRIVADA

Las entidades financieras u otras empresas, con el fin de captar recursos para sus operaciones, emiten títulos como pagarés, bonos, obligaciones, etc., bajo las normas legales vigentes, así el inversor que los compre, obtiene una rentabilidad, que en principio, es superior a la ofrecida por la renta fija pública. Los pagarés de empresa se emiten al corto plazo y en general al descuento, con valores nominales muy elevados. Los bonos y obligaciones se emiten a plazos muy largos para recuperar las cantidades depositadas, no obstante, igual que los pagarés, son títulos negociables en mercados secundarios, sin necesidad de esperar a vencimiento, aunque en ocasiones pueden tener menor liquidez que los activos de deuda pública. Dependiendo de las condiciones de la emisión existe una gran variedad de estos activos de renta fija.

Comparativamente, el riesgo también es superior al asumido adquiriendo deuda del Estado, siempre dependiendo en ambas situaciones del ente emisor. En caso de impago, la entidad emisora, responde con todo su patrimonio, pero hay que resaltar que su contratación no se encuentra protegida por el Fondo de Garantía de Depósitos.

INVERSIÓN

EN

ACTIVOS

INTERNACIONAL

FINANCIEROS

DE

DEUDA

PÚBLICA Y PRIVADA

La emisión de títulos realizada por organismos supranacionales o empresas multinacionales fuera de su país, y en la moneda del país donde colocan la deuda se llaman bonos extranjeros. El prestatario extranjero que para captar dinero opta, por ejemplo, por la moneda española y los tipos de interés vigentes en España, asume el riesgo de la fluctuación del euro respecto de la propia moneda, estos títulos son los denominados bonos “matador” por emitirse en España, cuando estos entes extranjeros diversifican su deuda captando recursos en yenes, se conocen como bonos “samurai”.

Los “euromercados” adquieren auge debido al éxito de los “eurodólares”, que eran depósitos en dólares en Londres, remunerados con intereses superiores a los ofrecidos a inversores americanos en su país, desde la década de los años cincuenta; de este modo se comenzó a invertir y a tomar financiación para exportaciones e importaciones en Europa, en la moneda de los distintos países, siendo Londres el centro clave y precursor del “euromercado”

El “euromercado” es uno de los principales mercados internacionales de deuda en volumen de negociación, en los que se adquieren títulos emitidos al portador, facilitando que el inversor sea anónimo, se caracterizan por la ausencia de retenciones fiscales y por la ausencia de intermediarios y agentes, ya que el pago de intereses y la amortización de estos títulos se realiza directamente entre prestamista y prestatario y este es uno de los motivos por los que resulta una fuente de financiación muy económica para empresas europeas como de cualquier

otro país. Estos activos gozan de elevada liquidez y se encuentran repartidos por todo el mundo. El pequeño inversor no puede acudir directamente a estas emisiones.

En las “euroemisiones” se negocian activos a corto plazo como los europagarés y las euronotas, y en el medio y largo plazo se emiten las euronotas a medio plazo, y los eurobonos y euroobligaciones.

Inversión en acciones

Las acciones son títulos negociables que adquiere el inversor constituyéndose en socio o propietario de la empresa. Representan una parte proporcional del capital de una sociedad y confieren unos derechos al poseedor de la acción, derecho de asistencia y voto en las Juntas de Accionistas, derecho de información, derecho a percibir dividendos, derecho de suscripción preferente en una ampliación de capital, etc.

Todos estos privilegios varían en función del tipo de acción que se adquiera en el mercado. Las acciones ordinarias otorgan a sus tenedores todos los derechos ordinarios relativos a esa empresa. Las acciones sin voto limitan esos derechos, privándoles de la posibilidad de votar en las Juntas de Accionistas, como contrapartida a esta carencia son recompensados con un derecho especial, que puede ser económico. Otros títulos confieren a sus titulares derechos extraordinarios que pueden ser económicos o políticos son las acciones privilegiadas. Las llamadas acciones preferentes no tienen derechos políticos y cobran un dividendo fijo, por lo que se consideran como un bono a pesar de su denominación, gozan de un rango superior a las acciones ordinarias e inferior a los bonos subordinados.

La retribución que se obtiene con estos activos financieros es desconocida en el momento de la emisión puesto que dependerá de los beneficios obtenidos por la empresa, que repartirá en forma de dividendos, de ahí la diferencia entre renta variable y renta fija, en la que se conoce de antemano la rentabilidad a vencimiento. Otra vía por las que se puede alcanzar rendimientos positivos es a través de la venta cuando el precio de ésta sea superior al de compra; así mismo en las ampliaciones de capital con los derechos preferentes de suscripción, o en las reducciones de capital si devuelven aportaciones al accionista, o con las primas de asistencia a juntas, o incluso con descuentos en el precio de la suscripción de títulos en una oferta pública de venta, o con regalos y premios.

IV.

INSTITUCIONES DE INVERSIÓN COLECTIVA

Son entidades que se dedican a captar fondos públicamente con el objeto de invertirlos y gestionarlos adquiriendo activos financieros y no financieros. En el concepto de instituciones de inversión colectiva encontramos incluidos los fondos de inversión y las sociedades de inversión colectiva.

Las ventajas que ofrece la inversión colectiva frente a la individual son entre otras, la posibilidad de participar en los mercados de valores y de capitales con mejores condiciones al proporcionar una rentabilidad muy atractiva para cantidades pequeñas, la reducción de costes, puesto que las comisiones y gastos para grandes volúmenes de inversión son inferiores, diversificación del riesgo debido a que las participaciones se invierten en distintos activos financieros, la existencia de una amplia información y seguridad ya que estas instituciones están controladas y supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV); y claro está, la gestión profesionalizada a través de sociedades especializadas y conocedoras de los mercados financieros.

FONDOS DE INVERSIÓN

Son patrimonios sin personalidad jurídica, divididos en participaciones cuya propiedad adquieren los partícipes al comprarlas, también existe la posibilidad de comprar fracciones de

participación. Los partícipes son los numerosos inversores, personas físicas o jurídicas, que realizan aportaciones al fondo, por lo tanto, son copropietarios y adquieren un derecho sobre él en función del porcentaje de su aportación.

La administración y gestión del patrimonio del fondo la lleva a cabo la sociedad gestora, que es una sociedad anónima obligada a cumplir unos requisitos específicos en cuanto a capital mínimo, objeto social, etc. Entre otras, la principal función de la sociedad gestora es seleccionar la composición adecuada de la cartera del fondo invirtiendo en distintos tipos de valores (letras, divisas, acciones, obligaciones, otros fondos, inmuebles), de acuerdo con la política del fondo establecida en el reglamento de gestión, y con una apropiada diversificación del riesgo. En definitiva, será la responsable ante los partícipes del correcto funcionamiento del fondo.

La custodia de los valores que integran el fondo y la tesorería, se encuentran depositados en la entidad depositaria, a través de la cual se realizan las suscripciones y reembolsos de las participaciones. Generalmente, es un banco o caja de ahorros, que asume ante los partícipes, la función de control y vigilancia de la sociedad gestora, función recíproca, en la que ambas, deben denunciar cualquier irregularidad o anomalía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Los fondos de inversión se pueden clasificar en función a las características de los activos en los que se invierte su patrimonio:

Fondos de Inversión en Activos del Mercado Monetario (FIAMM) o Fondos de Dinero, por ley su patrimonio está compuesto, al menos, por un 90%, por activos de renta fija a corto plazo, hasta 18 meses, admitidos en un mercado secundario u otros valores a corto plazo que gocen de elevada liquidez, y un 3% debe mantenerse como coeficiente de liquidez.

Fondos de Inversión Mobiliaria (FIM) su patrimonio está formado, como mínimo un 80%, por activos de renta fija y/o variable, admitidos a negociación en una Bolsa de Valores u otros mercados organizados y el plazo de vencimiento de los activos es tanto a corto como a largo; el coeficiente mínimo de liquidez se mantiene también en un 3%.

Fondos de inversión en Activos del Tesoro (Fondtesoros): invierten su patrimonio en

Deuda Pública a corto

y

a

largo plazo, pueden ser tanto FIM como FIAMM, están

obligados a

mantener una liquidez mínima

del

3% en

efectivo o

en

depósitos en la

entidad depositaria.

Fondos de inversión inmobiliaria (FII): invierten en bienes inmuebles para su explotación, viviendas, oficinas, locales comerciales, garajes, etc. Un pequeño porcentaje de su patrimonio puede ser invertido en valores negociables de renta fija o variable admitidos en mercados organizados. La adquisición de inmuebles debe dedicarse al alquiler, se permite la rehabilitación de vivienda sin que supere el 20% del patrimonio, pero la promoción inmobiliaria está prohibida. Estos inmuebles no pueden venderse hasta pasados 4 años, como mínimo, desde su compra. El inversor obtiene su rendimiento exactamente igual que cualquier otro fondo de inversión, como la diferencia entre el precio de suscripción y el valor de reembolso de las participaciones.

Existen actualmente multitud de fondos especializados, que orientan sus inversiones hacia activos financieros específicos y donde el inversor encuentra un amplio abanico de posibilidades para colocar su dinero dependiendo de su posición inversora. Así en España, el Ministerio de Economía aprobó en febrero de 2001 un nuevo Reglamento de Instituciones de Inversión Colectiva en el que además de determinar los tipos de fondos, añadía nuevos fondos dentro de los FIM:

Fondos de Inversión Subordinados (FIMS): el requisito principal consiste en la inversión obligatoria de al menos el 80% de su patrimonio en otro fondo, el fondo principal.

Fondos de Inversión Mobiliaria especializado en valores no cotizados (FIME): entre el 50% y el 80% del patrimonio del fondo se invierte en valores no cotizables en bolsa.

Fondos de Inversión Mobiliaria de Fondos (FIMF): estos fondos invierten el 50% de su patrimonio en participaciones de otros fondos de inversión de todo el mundo.

Fondos de índice o indexados: la cartera del fondo se compone de los mismos activos financieros que se integran en un índice bursátil y en la misma proporción.

Dentro de esta categoría de fondos de inversión especializados, que fundamentalmente son FIM, hallamos entre otros muchos, diversas denominaciones, tales como, fondos garantizados, internacionales, sectoriales, “High Yield”, de crecimiento, institucionales, subordinados éticos, verdes, paraguas, etc.

Un caso especial de fusión de operaciones, que ha adquirido asombroso auge por sus específicas condiciones es el Unit linked que consiste en un seguro de vida combinado, en el que la prima que aporta el asegurado a la entidad aseguradora, se divide en dos: una parte se destina al seguro de vida propiamente dicho, y otra parte se invierte en fondos de inversión o cestas de valores predeterminados.

La gran ventaja de este producto es la posibilidad del tomador de seleccionar los fondos en los que invertir, y modificar la composición posteriormente, sin que la traslación suponga la tributación fiscal por las plusvalías obtenidas. Es imprescindible que el contrato de seguro especifique claramente los fondos o cestas a los que se puede acceder en caso de querer cambiar a otra política de inversión, así como gastos, comisiones y el número de permutas gratuitas de la cartera.

SOCIEDADES DE INVERSIÓN

En España, están constituidas por un número mínimo de inversores privados (al menos 100 accionistas), y requieren un capital social mínimo desembolsado (2.404.048 euros). El objeto social es invertir tanto en activos financieros como en no financieros, y esta gestión la realiza el órgano de administración de la sociedad, ya que no necesitan de una entidad gestora para dirigir y administrar sus inversiones, sin embargo, por disposición legal, si requieren de una entidad depositaria para la custodia de los títulos en los que inviertan.

Las Sociedades de Inversión Mobiliaria (SIM) se caracterizan por su capital social que es fijo, es decir, el acuerdo de ampliación o reducción de capital se decide en junta general de accionistas, por lo tanto, para formar parte de la sociedad es necesario localizar a un socio que desee vender sus acciones y viceversa, si un socio quiere desinvertir, necesitará algún inversor que quiera adquirir las participaciones.

Las Sociedades de Inversión Mobiliaria de Capital Variable (SIMCAV) tienen la particularidad de que su capital social es variable, por lo tanto, dentro de unos límites (hasta diez veces el capital social), y sin necesidad del acuerdo en la junta general, su capital social puede ampliarse o reducirse automáticamente, así para un socio que precise desinvertir y no encuentre contrapartida, la sociedad venderá o comprará sus propias acciones en una bolsa de valores

Las Sociedades de Inversión Inmobiliaria (SII) son sociedades que se dedican a la adquisición de bienes inmuebles para su explotación mediante el alquiler, no pueden realizar promoción inmobiliaria, aunque si les está permitido la rehabilitación de los inmuebles para su posterior arrendamiento.

V. PLANES DE PENSIONES Y PLANES DE JUBILACIÓN

PLANES DE PENSIONES

Es un instrumento de ahorro a largo plazo que, mediante aportaciones permitirá obtener a sus partícipes o beneficiarios una renta o capital en el momento de la jubilación u otras contingencias admitidas legalmente. Son sistemas de previsión voluntaria y sus prestaciones no sustituyen, sino que complementan las correspondientes al sistema de prestación de pensiones de la Seguridad Social.

La inversión de las aportaciones de los partícipes y las rentas que éstas generan, se materializan en los fondos de pensiones, que son al igual que los fondos de inversión, patrimonios sin personalidad jurídica, con el objeto de dar cumplimiento a los planes de pensiones. Lo administra una entidad gestora y los activos financieros que componen los fondos de un plan de pensiones se entregan para su custodia a una entidad depositaria.

Los planes de pensiones se instrumentarán mediante sistemas financieros de capitalización que permitan establecer una equivalencia entre las aportaciones y las prestaciones futuras a los beneficiarios, según las normas previstas en la Ley.

Los sujetos que intervienen en los Planes y Fondos de Pensiones:

El promotor del plan: es una entidad financiera, corporación, empresa, asociación, sindicato o colectivo de cualquier clase que participe en el impulso de la confección y desarrollo del plan.

Los participes: son personas físicas en cuyo interés se crea el plan, pueden realizar aportaciones o no.

Los beneficiarios: las personas físicas que tienen derecho a percibir la prestación, independientemente de que sean o no participes.

Las aportaciones a los Planes de Pensiones las realizan el promotor, los partícipes o ambos. Pueden ser aportaciones periódicas (mensuales, trimestrales, anuales, etc.), extraordinarias o una combinación de las dos modalidades. El partícipe también tiene capacidad de elección, dentro de los límites legales vigentes, de la forma, la cuantía, la suspensión temporal o indefinida de sus aportaciones, etc.

Las prestaciones de los Planes de Pensiones constituyen los rendimientos que percibirán el partícipe como titular o sus beneficiarios, en el mismo momento en que se produzca la contingencia prevista en la ley o difiriendo el cobro a un momento posterior. Existen tres procedimientos:

En forma de capital, consistente en recuperar el dinero capitalizado en único pago.

En forma de renta periódica vitalicia o temporal

En forma mixta o "capital-renta", combinando la percepción de una parte del capital de forma única y el resto con una renta temporal o vitalicia.

Las contingencias legales para la percepción de prestaciones de los Planes de Pensiones son:

La jubilación o situación asimilable del partícipe. En caso de no tener acceso a tal situación, la prestación equivalente sólo podrá percibirse a partir de que se cumplan los sesenta años.

La invalidez laboral total y permanente para la profesión habitual o absoluta y permanente para todo trabajo.

La muerte del partícipe, que genere derecho a la prestación de viudedad, orfandad o en favor de otros herederos.

La muerte

del beneficiario, que genere derecho a una prestación

de viudedad u

orfandad.

La Ley contempla, únicamente dos supuestos para percibir la prestación anticipadamente:

Enfermedad grave del partícipe o bien su cónyuge, o alguno de los ascendientes o descendientes de aquéllos en primer grado, o persona que, en régimen de tutela o acogimiento, conviva o dependa del partícipe.

Desempleo de larga duración del partícipe, esto es, durante un período continuado de al menos doce meses, siempre que esté inscrito en el Instituto Nacional de Empleo y no perciba prestaciones por desempleo.

Los Planes de Pensiones se vienen clasificando en función de dos criterios:

  • 1. Según el promotor del plan de pensiones

Planes con sistema individual: Su promotor es una o varias entidades de carácter financiero (entidades bancarias y aseguradoras) y cuyos partícipes son personas físicas.

Planes con sistema de empleo: Planes cuyo promotor es cualquier entidad, corporación, sociedad o empresa y los partícipes son sus empleados.

Planes con sistema asociado: El promotor es cualquier asociación, sindicato, colectivo o gremio, siendo sus partícipes los asociados, miembros o afiliados.

  • 2. Según las obligaciones estipuladas

Planes de prestación definida, en los que la magnitud fijada o estimada es la cuantía de todas las prestaciones a percibir por los beneficiarios y sobre la base de este cálculo, se obtienen las aportaciones que requiere este plan.

Planes de aportación definida, en los que la magnitud predefinida es la cuantía de las contribuciones de los promotores y, en su caso, las aportaciones de los partícipes al Plan. Las prestaciones se cuantifican en el momento de producirse la contingencia.

Planes mixtos, en el que queda definida simultáneamente la cuantía de la prestación y la cuantía de la contribución.

Planes de jubilación

Es un producto que pertenece a los seguros de ahorro, concretamente sería asimilable a los seguros de vida mixtos. El titular realiza aportaciones, según le convenga, con un pago único, de forma periódica o de forma extraordinaria, con la intención de recuperar en una fecha

determinada, las prestaciones, igualmente en forma de capital (cobrando todo de una sola vez), en forma de renta o una combinación de ambos, de forma mixta. La principal diferencia con los planes de pensiones, radica en que las aportaciones a los planes de jubilación pueden ser rescatadas, por ley, a partir de los dos años, incluso antes para casos particulares, sin necesidad de esperar a la jubilación u otras contingencias (invalidez o muerte). También resaltar que carecen de las favorables ventajas fiscales de que gozan los planes de pensiones.

TALLER 02 ACTIVIDAD APLICATIVA

ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES PASIVAS

Objetivo

Identificar y reconocer las principales diferencias en cuánto a la rentabilidad de las operaciones

pasivas.

Orientaciones

En grupos, durante 45 minutos, los alumnos discuten y resuelven las interrogantes planteadas y elaboran el informe correspondiente (Conclusiones). Una vez concluida la tarea se organiza un plenario para socializar los trabajos de cada grupo formalizándose las conclusiones generales.

1. Fundamente los artículos de la Ley Nro. 26702 del Sistema Financiero en donde trata de las Operaciones Pasivas . ………………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………………… …………………………………………………………………………………

2.- Interprete la importancia de los Depósitos Bancarios en los Bancos.

………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………… ........................ .......................................................

… ...........................

AUTOEVALUACIÓN

  • 1. Explique la importancia del capital primario y del capital secundario.

  • 2. Explique la situación de los depósitos y la liquidez del sistema en nuestro país.

  • 3. Explique ¿por qué son importantes los depósitos de ahorros.

REFERENCIAS DOCUMENTALES

ALVA GÓMEZ, Juan y Víctor RIVAS GÓMEZ. La Contabilidad y el Sistema Bancario. Edición 1998-1999.

ALVA GÓMEZ, Juan; Pedro CASTRO SUAREZ y Víctor RIVAS GÓMEZ. Perú en el Umbral del Siglo XXI. Edición 2000.

Dr.

Juan Alva Gómez y

Víctor Rivas Gómez

La Contabilidad y el Sistema

Bancario.

Casilda

Béjar,

Lamothe

Fernández

Barroso.

La

Banca

y

los

Mercados

Financieros.

Juan Ríos. Ed. Pirámide, Madrid. Los Productos Bancarios I y II.

 

Peinado Gracia Luisa

Los Mercados Financieros y la Unión Europea. Editorial

Cívitas CASTRO SUAREZ, Pedro. Del Sobreendeudamiento a la Crisis Financiera de

los Noventa. Edición 2000. CASTRO SUAREZ, Pedro y Víctor RIVAS GÓMEZ. Historia Financiera del Perú

1960-1990. Edición 1997. CASILDA BÉJAR, Ramón y Prosper LAMOTHE FERNÁNDEZ. La Banca y los

Mercados Financieros. Editorial Alianza. Edición 1997. Decreto Legislativo Nro. 861: Mercado de Valores

Ley Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros

Ley Nro. 26702 del Sistema Financiero

Ley Nro. 26123 Orgánica del Banco Central de Reserva

Ley Nro. 27287 de Títulos Valores

UNIDAD III

ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES ACTIVAS

CONTENIDO PROCEDIMENTALES

  • 1. Coteja el concepto de operaciones activas dentro de la contabilidad del sistema bancario.

  • 2. Elabora un resumen de las partidas que conforman estas operaciones activas.

  • 3. Analiza las diferentes estructuras de los avances en cuentas corrientes, préstamos o créditos, entre otros.

  • 4. Elabora un cuadro sinóptico de las características y componentes de las diferentes cuentas activas, identificándolas dentro de la estructura de los Estados Financieros de la Contabilidad del Sistema Financiero.

DIAGRAMA DE CONTENIDOS UNIDAD III

ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES ACTIVAS PRESTAMOS CREDITOS
ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES
ACTIVAS
PRESTAMOS
CREDITOS

OPERACIONES ACTIVAS DE LOS BANCOS

Las operaciones de activo para las entidades financieras, implican prestar recursos a sus clientes acordando con ellos una retribución que pagarán en forma de tipo de interés, o bien realizar inversiones con la intención de obtener una rentabilidad.

En general, las operaciones de activo suponen un riesgo para la entidad financiera ante la posibilidad de impago total o parcial de un préstamo o un crédito. Teniendo en cuenta esta característica podríamos descomponer las cuentas de activo para los bancos en dos tipos genéricos:

  • A. Operaciones que conllevan movimientos de fondos y en las que el banco experimenta un riesgo:

Operaciones de préstamo.

Operaciones de crédito en cuenta corriente.

Descuento de efectos.

  • B. Operaciones que en principio, no representan movimiento de dinero, puesto que únicamente representan un compromiso por parte del banco, pero ocasionalmente, pueden producir movimiento de capital ocasionando para la entidad la asunción de riesgo:

Tarjetas de crédito.

Créditos documentarios.

Avales.

Garantías.

Desde el punto de vista financiero, tanto para personas físicas como jurídicas, se clasifican las operaciones, en general, en las que se realizan en el corto plazo como las pólizas de crédito, el descuento comercial, anticipo de recibos bancarios, factoring, tarjetas de crédito, etc., y los productos más habituales utilizados para el largo plazo como los préstamos hipotecarios, préstamos personales, leasing, etc.

Debido a que cualquier operación de crédito o préstamo suponen un riesgo para la entidad financiera, ésta tiene que analizar minuciosamente la solvencia y el patrimonio, en definitiva la capacidad que tiene la persona física o jurídica de generar fondos para devolver el dinero que han tomado prestado.

La documentación exigida para realizar el estudio y determinar si se le concede la operación de cesión de fondos, varía en función de si la solicitud la realiza una empresa o un particular. En términos generales, el banco necesita la identificación de la persona física o jurídica, escrituras de constitución y de poderes si fuera necesario, esto es, de los titulares que van a firmar la solicitud de la operación, documento este, imprescindible para poder recabar información de los ficheros de datos sobre incumplimiento de obligaciones dinerarias, es decir, registros donde aparecen importes impagados de letras de cambio, pagarés, cheques y otros documentos comerciales; así como, de la Central de información de Riesgos, que proporciona información de todas las operaciones de activo vigentes, préstamos, créditos, líneas de descuento comercial.

La entidad requiere, además, documentos oficiales que demuestren la capacidad de ingresos, últimas declaraciones de la renta, de impuestos, últimas nóminas, etc., para el

caso de sociedades, estados contables oficiales, balance y cuenta de resultados, impuesto sociedades, etc., a partir de esta información será capaz de deducir la generación de recursos del solicitante para poder hacer frente a la devolución del principal y calcular la cuantía máxima de endeudamiento.

El banco demanda, también, los justificantes de patrimonio, escrituras de propiedad, declaraciones confidenciales de bienes, tanto de la sociedad como de los socios si fuera de reciente creación, documentos que dotan de garantía a la operación.

Con la información aportada por el cliente, se procede al análisis, y si resulta satisfactorio, la operación se lleva a cabo, en caso contrario, se solicitarán mayores garantías o se denegará la concesión del préstamo o crédito.

Las principales garantías que exigen las entidades financieras para dar conformidad a las operaciones de crédito o préstamo son las reales: prenda e hipoteca, y las personales:

respondiendo de la deuda con todo el patrimonio presente y futuro, o los avales de terceros que responden subsidiariamente del pago, en caso de que el deudor principal no devuelva el dinero al banco.

Fiscalmente, es indiferente disponer de recursos ajenos a través de póliza de crédito o contrato de préstamo. Para las personas jurídicas los gastos de formalización y los intereses son deducibles como gastos. Sin embargo, para las personas físicas es necesario distinguir entre lo que serían gastos empresariales o gastos personales que no impliquen inversión estricta. Así, existen deducciones de los intereses en ciertos regímenes de tributación para personas físicas, siempre que se trate de un préstamo o crédito para la inversión, es decir, que la financiación esté destinada a la adquisición de elementos y bienes afectos a la actividad profesional o empresarial, en contraposición a lo que sería en préstamo o crédito al consumo, que no goza de ninguna ventaja fiscal. De igual forma, los préstamos hipotecarios se benefician de un tratamiento fiscal muy favorable cuando el particular obtiene los fondos con el objeto de adquirir o mejorar la vivienda habitual

OBJETIVOS

Conocer las diferentes formas de financiación que ofrecen las entidades bancarias a sus clientes.

Analizar las principales diferencias en cuanto a modalidades de devolución, tipos de interés y comisiones de los distintos productos bancarios.

 

OPERACIONES ACTIVAS DE LOS BANCOS

I

PRÉSTAMOS

 

Préstamos personales

Préstamos hipotecarios

II

CRÉDITOS

 

Póliza de crédito

Tarjetas de crédito

I.

PRÉSTAMOS

Los préstamos, como operación de activo de las entidades de crédito, suponen una herramienta de financiación muy utilizada por el público en general. Se basa en la cesión por parte del prestamista de una cantidad de dinero, al prestatario, comprometiéndose éste, a devolverlo en la forma y en los plazos contratados.

El plazo de la operación se determina en función del importe máximo de la cuota y el tipo de interés adoptado. El tipo de interés puede ser:

Fijo

A lo largo de la vida del préstamo, el tipo de interés se mantiene constante. La ventaja para el cliente, es que las cuotas a pagar son iguales durante toda la operación , así que en base a ésta, se calcula el plazo del préstamo. Dicho plazo, suele ser inferior al plazo ofrecido en préstamos a interés variable, en general, no supera los 20 años, debido a que para la entidad implica asumir mayor riesgo concediendo a tipo fijo. Este riesgo se materializa en el caso de subida de los tipos de interés, puesto que la cuota que paga un cliente con préstamo a tipo fijo, es constante, estaría pagando menos que el tipo de interés que se paga en el mercado al haberse encarecido.

Asociado al mayor riesgo, además de limitaciones en el plazo, las comisiones son más elevadas, tanto las de apertura, para trasladar la demanda a préstamos a tipo variable, como las de cancelación, para el caso contrario, en que la evolución del interés en el mercado fuera descendente, y el elevado coste de cancelar el préstamo, haga que el prestatario renuncie a tal posibilidad.

Variable:

En el contrato de préstamo se especifica un índice aplicable durante toda la vida de la operación, al que se le añade un diferencial constante. Al ir referenciado a un índice, cuando éste aumente, el tipo de interés, y por lo tanto la cuota, aumentan, y viceversa. Estas revisiones suelen ser anuales, por lo tanto, la cuotas a pagar, durante el año, hasta la siguiente revisión serán idénticas.

Las entidades financieras utilizan índices con plazos determinados, el más habitual, para operaciones a un año. Los Bancos publican mensualmente los tipos de índices oficiales sobre los que referenciar los préstamos.

Por lo tanto, el tipo de interés a pagar por el préstamo, viene definido por el índice negociado con el banco más el diferencial, y el redondeo, si así se encuentra estipulado en el contrato. El hecho de aplicar un tipo de interés que se ajusta a la realidad del mercado, implica cierta seguridad para ambas partes, y esto supone que la entidad ofrece amplias posibilidades para contratar el plazo de la operación que mejor se adecue a la capacidad económica del prestamista.

Mixto:

Es una combinación de los anteriores, surge para subsanar las desventajas individuales de ambos. En el inicio de la operación, se aplica un tipo de interés fijo, durante un tiempo superior al año, normalmente oscila entre dos y cinco años, y transcurrido este tiempo, se referencia a un índice al que se le añade un diferencial, como un préstamo a tipo variable, durante el tiempo que resta a la amortización final de la operación.

La fórmula más extendida para el pago de intereses son los pospagables u ordinarios, se abonan al final del periodo de devengo, mensual, trimestral, semestral, o anualmente, si bien, aunque no muy usuales, existe la opción de préstamos con intereses prepagables o anticipados.

Para los préstamos con intereses ordinarios se aplican distintos métodos de amortización, tanto para tipos fijos como variables. El método francés o de términos amortizativos constantes, cada periodo se paga una cuantía constante, compuesta por los intereses que irán decreciendo conforme disminuye el capital a amortizar, y la amortización del capital que aumenta según se van pagando las cuotas o haciendo uso del léxico financiero, los de términos amortizativos. Un segundo sistema de amortización es el de cuotas de amortización constantes, en el que de la cuota total pagada mensualmente, por ejemplo, la parte destinada a amortizar capital es siempre constante. Otra modalidad derivada de la anterior, es el sistema americano, en este caso el reembolso del principal se produce al final de la vida del préstamo, mientras cada mensualidad se compone únicamente de pago de intereses. En el caso más concreto de préstamos hipotecarios, existen otros métodos como los de términos amortizativos crecientes o decrecientes, siguiendo una determinada progresión.

Así mismo, es posible contratar préstamos con carencia total, cuando durante un periodo determinado, no suele superar los dos años, no se realiza ningún pago, o carencia parcial en el que durante ese tiempo inicial, sólo se pagan intereses. Al final del diferimiento, se convierte en un préstamo normal.

Desde hace ya algunos años, se toman operaciones de préstamo en divisa distinta a la nacional, principalmente en dólar estadounidense, dólar canadiense, yen japonés, franco suizo, etc. El tipo de interés puede ser fijo o variable, en este caso, lo habitual es tomar como referencia el Libor. A pesar de que pueda resultar más económico, los riesgos anexos a la operación son múltiples, pueden existir variaciones en el tipo de interés, variaciones en el tipo de cambio, y si éstas son adversas, puede encarecer el préstamo. Respecto al resto de condiciones es similar a un préstamo en moneda nacional en cuanto a comisiones y gastos, el cambio de divisa no supone coste, fiscalmente se aplica las mismas normas y las garantías pueden ser tanto personales como hipotecarias.

A la hora de calcular el coste efectivo de la operación, es necesario tener en cuenta las comisiones y gastos asociados. Los préstamos personales, al tener un plazo inferior al de los hipotecarios, son más sensibles a estos gastos al calcular el coste real, si bien estos últimos, sufren unos gastos añadidos previos a la propia formalización del contrato de préstamo, como por ejemplo, la tasación del inmueble, o la comprobación del estado de cargas de la vivienda en el Registro de la Propiedad que corresponda.

Otra serie de gastos a tener en cuenta a la hora de calcular la TAE, y que son comunes tanto a operaciones de crédito como de préstamo, son las comisiones de apertura y estudio, siendo necesario recabar la información relativa a todos los gastos específicos de cada operación en particular, para poder seleccionar la alternativa económica y financiera más adecuada. Información que obligatoriamente tienen que procurar las entidades financieras.

La principal diferencia entre una operación de préstamo y una de crédito, radica en el plazo y en la forma de disposición del capital. El plazo de la operación también suele ser distintivo de un préstamo personal o un préstamo hipotecario, pero en este caso, la diferencia estriba en las garantías que hay que aportar para disponer del capital.

PRÉSTAMO PERSONAL

La entidad financiera pone a disposición del prestatario una suma de dinero que podrá usar libremente sin necesidad de destinarlo al consumo de un bien o asunto específico. Como operación de activo para el banco, supone un riesgo, y para tener seguridad de recuperar el dinero prestado, analizará y estudiará la solvencia y la situación patrimonial del solicitante en los términos ya vistos, puesto que, el titular del préstamo personal responde con todo su patrimonio, tanto presente como futuro, y esta es la garantía de la operación.

Como norma general, el plazo es a corto o medio, el importe no supera al concedido en préstamos hipotecarios, característica que hace que los gastos y comisiones aumenten el coste real de la operación.

Los gastos que repercute la entidad al cliente, son la comisión de apertura o de estudio que se generan por la gestión y tramitación del préstamo, (no pueden cobrar separadamente ni comisión de estudio ni de administración), integrada por un porcentaje sobre el nominal, y en ocasiones con un mínimo, aplicando el mayor; interviene en la firma un fedatario público, el corredor de comercio, que aplica un porcentaje sobre el principal solicitado; y la mayoría de las entidades exigen como requisito un seguro de vida indicando como beneficiario al prestamista.

Otros

posibles gastos

a añadir

al préstamo,

son

las amortizaciones parciales o la

cancelación anticipada de la operación, que cobrarán en forma de porcentaje sobre el

capital amortizado.

PRÉSTAMO HIPOTECARIO

La característica distintiva de estos préstamos es la garantía que asegura la operación, es decir, el inmueble que queda hipotecado, y en caso de impago por parte del prestatario, el banco se resarce de la deuda pendiente vendiendo, a través de subasta pública, el bien afecto al contrato de préstamo.

El hecho de que el préstamo esté respaldado por una garantía real, implica que el tipo de interés aplicado sea inferior al que se ofrece para préstamos con garantía personal. No obstante, el banco realizará el estudio previo a la concesión, del patrimonio y solvencia del solicitante, sea persona física o jurídica.

En base a este estudio y a la tasación del inmueble,

se limita

el importe máximo del

préstamo, concediendo, en general, una cuantía inferior al 100% del valor del bien.

El plazo, al igual que el importe, es superior al otorgado en préstamos personales, y depende de la modalidad de préstamo que se haya seleccionado y de la cuota periódica a pagar.

Comparativamente, los gastos anexos al hipotecario, son mas elevados que los soportados por otros préstamos, gastos que al distribuirlos en más largo plazo de tiempo, financieramente diluyen su efecto en el cálculo del TAE.

Surgen unos gastos con antelación a la formalización del contrato de préstamo: la tasación del inmueble y la comprobación del estado de cargas de la vivienda en el Registro de la Propiedad que corresponda. Otros gastos derivados de la constitución del préstamo, son las comisiones de apertura y estudio, el notario como fedatario público, la inscripción en el Registro de la Propiedad de las escrituras de préstamo hipotecario, los impuestos de actos jurídicos documentados recaudados por cada comunidad autónoma, un porcentaje sobre el valor de la responsabilidad hipotecaria, la gestoría encargada tramitar las gestiones anteriores, gasto éste que aunque pueda parecer accesorio, en general, es ineludible, del mismo modo que los seguros de vida de los titulares y de incendios del bien hipotecado.

Otra comisión, negociable, al igual que las ya mencionadas, y como en el caso

de

los

préstamos personales, es la de amortización parcial y cancelación total anticipada de la

operación.

Conforme se pagan las cuotas del préstamo, se va amortizando el capital prestado, y no se puede reutilizar, pero una vez devuelta la totalidad de la hipoteca concedida, el inmueble queda libre de cargas, por lo que de nuevo puede servir como garantía para financiar otra operación.

Existen una serie de ventajas, frente a otras operaciones, de beneficiarse de los cambios en las condiciones de mercado, como la posibilidad de negociar una novación y pactar los nuevos requisitos, por ejemplo, bajada del tipo de interés, y la subrogación a otra entidad financiera que ofrezca mejores condiciones, en cualquiera de los dos casos, resulta imprescindible calcular el coste que conllevan para decidir si interesa llevarlas a cabo.

PÓLIZA DE CRÉDITO

II. CRÉDITOS

Las pólizas de crédito o líneas de crédito constituyen un elevado porcentaje del total de las operaciones de activo de los bancos, gracias a su operatividad, las empresas, en general, financian las insuficiencias transitorias de tesorería, debido a la falta de regularidad en las entradas y salidas de dinero, sin necesidad de invertir en la adquisición de bienes o servicios concretos que haya que detallar a la entidad.

De igual modo que ocurre con los préstamos, la entidad financiera va a realizar un estudio previo a la concesión del crédito y si todo es conforme, se formaliza el contrato en una póliza de crédito que verificará un corredor de comercio, en la que quedan especificadas todas las condiciones bilaterales.

La operatoria es sencilla, se abre un cuenta corriente circunscrita a la operación, en la que la entidad ingresa el importe del crédito, que viene determinado por la necesidad de liquidez y limitado por la capacidad de endeudamiento del solicitante. Para movilizar los saldos, disponen los titulares, de idénticos instrumentos que con la cuenta corriente, tarjetas, talonarios de cheques y pagarés, realizando transferencias, etc.

El horizonte temporal de esta herramienta de financiación es el corto plazo, semestral o anual, con la posibilidad de renovación a vencimiento, siempre que las condiciones iniciales no hayan variado.

El tipo de interés aplicable puede ser fijo o variable con un índice de referencia para operaciones a tres meses, y la liquidación de intereses suele ser trimestral, y la amortización del capital el mismo día de vencimiento. Se pagan intereses por el saldo dispuesto hasta el límite concedido, si se supera éste, la entidad financiera carga en la cuenta y por el importe propasado, intereses muy superiores, similares a los intereses de descubierto. Si llegado el día de vencimiento, el capital no ha sido devuelto, mientras no se reponga, devengan intereses de demora, por la cantidad dispuesta, a favor de la entidad, al mismo tipo porcentual que los de excedidos.

EVOLUCIÓN DEL CRÉDITO DEL SISTEMA FINANCIERO (Bancario y No Bancario) AL SECTOR PRIVADO

(Al 30 de Septiembre 2003)

0,000 Crédito del Sistema Financiero al Sector Privado 0,000 Crecimiento del Crédito 0,000 No Bancario Crédito
0,000
Crédito del Sistema Financiero al
Sector Privado
0,000
Crecimiento
del Crédito
0,000
No Bancario
Crédito del Sector Bancario
al Sector Privado
0,000
0,000
0,000
0,000
0
Crédito SF al Sector Privado Total (mill. S/.)
Crédito SB al Sector Privado total (mill. S/.)
Fuente: Banco Central de Reserva
Ene-92
May-92
Sep-92
Ene-93
May-93
Sep-93
Ene-94
May-94
Sep-94
Ene-95
May-95
Sep-95
Ene-96
May-96
Sep-96
Ene-97
May-97
Sep-97
Ene-98
May-98
Sep-98
Ene-99
May-99
Sep-99
Ene-00
May-00
Sep-00
Ene-01
May-01
Sep-01
Ene-02
May-02
Sep-02
Ene-03
May-03
Sep-03

Con respectos a los gastos, como ocurría en otras operaciones de activo de los bancos, se cargan en la cuenta, directamente, las comisiones de apertura y estudio, la póliza es intervenida por el corredor de comercio, y los correspondientes impuestos de actos jurídicos documentados.

La entidad también repercute una comisión de no disposición, constituida por un porcentaje diario sobre el saldo que la entidad deja de utilizar al ponerlo a disposición del cliente y que éste no moviliza, cabe la posibilidad de que incluya otro tipo de comisiones que pueden ser, por apunte, o por reclamación de excedidos, todas ellas negociables.

Una modalidad especial son los créditos hipotecarios, su funcionamiento es similar al préstamo hipotecario, con la particularidad de que el capital amortizado puede disponerse de nuevo. En definitiva, es un a línea de crédito abierta constantemente y lista para usar, con la garantía que la respalda que es el inmueble hipotecado. Se formaliza como una póliza de crédito, en la que se puede emplear el capital total prestado desde el inicio de la operación para la finalidad que desee el solicitante, concretando la devolución como si de un préstamo se tratara, mediante cuotas, pudiendo reutilizar la parte de capital amortizado, y fijando en contrato un plazo de devolución.

TARJETAS DE CRÉDITO

Las tarjetas bancarias resultan una herramienta muy ágil y cómoda para realizar pagos y cobros, actualmente aceptan las tarjetas en la mayoría de los establecimientos a la hora de pagar.

Generalmente, existen dos variedades de tarjetas: las de débito y las de crédito. Las de débito sirven para movilizar los fondos depositados en cuentas corrientes o libretas de ahorro, no tienen límite, excepto el saldo total de la cuenta, por eso, y siguiendo la

Recomendación de la Comisión Europea, es conveniente limitar la responsabilidad del usuario a una cantidad máxima, no representan un riesgo para la entidad, se carga automáticamente en cuenta la operación de compra o disposición de efectivo. Estas operaciones no suponen coste para el usuario, excepto para el caso de utilizar cajeros de una entidad diferente a pesar de pertenecer a la misma red emisora de la tarjeta. Otro gasto asociado a las tarjetas de débito que puede surgir, dependiendo de la entidad y de los servicios contratados, es su renovación anual o bianual, o incluso pueden cobrar la apertura o emisión.

Las tarjetas de crédito son igualmente un medio de pago, pero la entidad concede al titular un crédito en lugar de disponer de los saldos que mantenga en cuenta.

Es un producto muy versátil aceptado en multitud de establecimientos tanto nacionales como internacionales, y la utilización en países de la zona euro no comporta comisiones adicionales. De este modo, se puede pagar compras o sacar dinero en efectivo aunque no se disponga de fondos en el momento de realizarlos, puesto que el cargo se realiza en función de las necesidades del cliente, aunque generalmente se estipula en contrato que se haga a final de cada mes o principio del siguiente sin el gravoso pago de intereses.

En tal caso, si se emplea para realizar compras, no supone coste para el poseedor de la tarjeta, no así, si la disposición es de dinero en un cajero automático, por lo que el banco cobrará una comisión con un mínimo. Y en ambos casos, cuando se desee aplazar o fraccionar el pago más tarde del día designado, (ultimo del mes o primeros días del siguiente) se deberán abonar los correspondientes intereses, que desde luego, son bastante elevados, existiendo distintas modalidades de amortización del capital prestado.

Como consecuencia del riesgo que implican para la entidad, ofrecen unos límites de disposición mensual del crédito y el cual oscila según sean las tarjetas clásicas o las tarjetas de crédito oro que a la vez que aumenta ese límite, incrementa el coste anual de renovación, que es una comisión fija.

LAS OPERACIONES DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO (LEASING)

Se enmarcan en el sistema financiero como una fórmula de financiación alternativa y complementaria disponible para empresas y profesionales en sus adquisiciones de bienes de inversión.

Podemos definir una operación de arrendamiento financiero como una financiación destinada a ofrecer a los industriales y los comerciantes un medio flexible y nuevo de disponer de un bien de equipo alquilándolo en vez de comprarlo. Esta operación es realizada por sociedades especializadas que compran el material siguiendo las especificaciones del futuro usuario, alquilándoselo durante un plazo convenido y mediando la percepción de un canon fijado en el contrato y que debe reservar al arrendatario una opción de compra sobre el material al término del período inicial (Rolin, 1974, pág.18).

La definición anterior permite clasificar las operaciones de Leasing como operaciones crediticias de financiación, mediante las cuales un potencial adquirente o usuario de un bien puede obtener anticipadamente los recursos para la compra o utilización del mismo (Corrales y otros, 1982, pág.24). No obstante, las operaciones de arrendamiento financiero tienen sus propias características diferenciadoras de las operaciones crediticias bancarias tradicionales (Segurado, 1992, pág.18):

  • - La aplicación o destino de los fondos está predeterminada por común acuerdo de las partes intervinientes, mientras que el crédito bancario tradicional no condiciona la concesión del mismo en función de una aplicación determinada.

  • - El deudor no recibe los fondos de una forma directa de la entidad de crédito, como ocurre con formas tradicionales de financiación (prestamos, descuentos, etc.), éstos son percibidos por terceros, es decir, el fabricante, proveedor suministrador del bien objeto de financiación.

  • - La función mediadora tradicional de las entidades de crédito consiste en facilitar dinero entre quienes lo poseen y quienes no lo poseen que, de este modo, pueden satisfacer sus necesidades económicas ; en las llamadas operaciones de financiación esta función se manifiesta al conectar a quienes no poseen los recursos para atender determinadas necesidades económicas con aquellos que poseen los bienes imprescindibles para satisfacer dichas necesidades. Es sobre este último concepto de operación crediticia, en tanto operación de financiación, como consideramos al Leasing o arrendamiento financiero.

Las operaciones de arrendamiento financiero son, por lo tanto, operaciones de crédito asimilable a cualquier otra (préstamo, crédito hipotecario, etc.) en tanto que implican la función intermediadora de un financiador (Sociedad de Leasing) entre un potencial usuario (arrendatario) de un activo (y eventual adquirente del mismo) y el suministrador o proveedor del mismo, si bien poseen unos atributos que le confieren sustantividad propia (Segurado, 1992,

pág.150):

  • - La adquisición del bien de la operación (previamente seleccionado por el futuro usuario) es efectuada por la sociedad de Leasing, que paga al contado el valor del mismo al suministrador o proveedor.

  • - El usuario dispone del bien en carácter de arrendatario, lo que implica la existencia de una cesión del derecho de disfrute del mismo por parte de su propietario (sociedad de Leasing).

  • - La operación de crédito se plasma en un contrato de arrendamiento que compromete al deudor (arrendatario) al pago de un canon de alquiler determinado y cuyo acreedor es la sociedad de Leasing (arrendador).

  • - El contrato de arrendamiento incorpora una arrendatario del bien.

opción de compra en favor del usuario-

Es importante señalar que las características descritas hacen referencia exclusivamente a las operaciones de Leasing financiero.

Tradicionalmente se ha distinguido dos grandes clases de Leasing: "Leasing operativo" y "Leasing financiero". Esta distinción se apoya fundamentalmente en las características del arrendador.

Hemos observado que el Leasing financiero lo llevan a cabo sociedades de Leasing, es decir, sociedades creadas exclusivamente para este tipo de operaciones, sirviendo de intermediarios entre usuarios y proveedor del bien. El Leasing operativo es practicado por fabricantes, distribuidores o importadores, que ofrecen al cliente una alternativa de financiación mediante un contrato de arriendo con opción de compra, manifestándose así como una forma de promocionar sus ventas.

A continuación destacamos los atributos del Leasing operativo que le diferencian del Leasing financiero (Cinco Días, 1990, pág.75):

1.- El arrendador no es la sociedad especializada

en Leasing, sino

que

lo

es

el propio

fabricante, distribuidor o importador del bien de equipo, que intenta dar salida así a sus

productos.

2.- Los bienes ofrecidos mediante Leasing operativo suelen ser de tipo estándar.

3.- La duración del contrato suele tener una vida corta.

4.- Existen, en ocasiones, un determinado número de horas de trabajo al día para utilizar el material. Cuando se sobrepase el límite, la sociedad arrendadora establecerá un sobrecargo por cada hora sobrepasada.

5.- En el canon de arrendamiento se incluyen todos los posibles gastos del bien arrendado, durante la vigencia del contrato, así como su buen funcionamiento y reposición en caso de avería.

La jurisprudencia mantiene que Leasing operativo no se diferencia sustancialmente del arrendamiento normal.

En el recuadro que abajo presentamos recogemos las principales diferencias entre Leasing operativo y Leasing financiero (Cinco Días, 1990, pág.77):

CARACTERISTICA

LEASING OPERATIVO

LEASING FINANCIERO

Arrendador

Fabricantes, distribuidores, o importadores de bienes de equipo

Empresas financieras o filiales de bancos

Duración contrato

de 1 a 3 años

de 3 a 5 años para bienes muebles y de 20 a 30 años para bienes inmuebles

Carácter del contrato

Revocable por el arrendatario

Por cuenta del arrendador

Irrevocable por ambas partes

Bienes de mercado,a veces,

Por cuenta del arrendatario

Utilización del material Tipo de material Conservación y

con previo aviso Limitada Bienes estándar de uso

Ilimitada

muy restringido

mantenimiento

del material

Obsolescencia Riesgos del arrendatario Riesgos del arrendador

La soporta el arrendador Ninguno Técnicos y financieros

La soporta el arrendatario Técnicos Financieros

Las características señaladas son genéricas, no tienen que cumplirse necesariamente en todas las operaciones de Leasing operativo o financiero.

Las diferencias descritas en el recuadro, están referidas fundamentalmente a cuestiones formales en ambos tipos de contratos. Sin embargo, existe un elemento diferenciador que dejando a un lado las cuestiones meramente formales, permite calificar un contrato como Leasing financiero u operativo. Este elemento se encuentra en la finalidad perseguida por el usuario al contratar una u otra modalidad. Con el Leasing financiero, persigue la financiación del activo, con el Leasing operativo son varios los objetivos perseguidos: cobertura de ciertos riesgos (técnicos y económicos), asegurar el servicio de mantenimiento, adquirir derechos de uso sobre el activo, etc. (Jordá, 1992, pág.44).

El contrato de Leasing será de tipo financiero cuando constituya una auténtica operación de financiación, es decir, cuando el valor actual de las cuotas, siguiendo una determinada ley

financiera, iguale al valor al contado del bien deducido el valor residual, que lógicamente será pequeño, porque de lo contrario podría dar lugar a la renuncia al ejercicio de la opción de compra por parte del arrendatario, quedando el bien en poder de la sociedad de Leasing, que tendría que intervenir en el mercado secundario (Jordá, 1992, pág.44).

Los arrendadores que utilizan el Leasing operativo, trabajan habitualmente el mercado secundario de activos, y ofertan operaciones con un valor residual próximo al del mercado, lo que posibilita unas cuotas de alquiler menores, siendo norma habitual en estos contratos, como ya se ha indicado, la posibilidad de rescindirlos por parte del arrendatario. Por lo tanto estamos ante una operación que representa una prestación de servicios (alquiler), a la que se suma una financiación parcial del equipo, ya que el valor actual de los alquileres cubre sólo una parte del valor del activo.

Una modalidad de leasing operativo muy utilizada en el mercado español se conoce con la denominación "renting", y su característica básica es la incorporación al contrato de una opción de renovación o sustitución periódica del bien alquilado por uno nuevo, con lo que la finalidad perseguida es el uso y disfrute del bien, no la adquisición del mismo.

1) Ventajas

Entre las ventajas destacan (Astorga, 1995, pág. 9):

Financiación del 100% de la inversión.

Deducibilidad fiscal de las cuotas.

Se consiguen plazos de financiación más largos que los habitualmente existentes.

Permite conservar el capital circulante a pesar de que incrementa la inversión real.

Mantiene la rentabilidad sobre los activos materiales netos al no sufrir éstos

modificación alguna como consecuencia de la utilización del bien incorporado. Se consigue descuento por pronto pago.

Flexibilidad de las operaciones de Leasing.

Disminuye el riesgo de obsolescencia del bien arrendado fomentando la renovación

técnica, ya que la deducibilidad fiscal de las cuotas supone en la práctica una amortización acelerada del bien. Facilita la tramitación en las operaciones de bienes de importación.

Elimina el riesgo de fluctuación de las divisas en las operaciones sobre bienes importados.

2) Inconvenientes

En cuanto a los inconvenientes, el principal para el arrendatario es el coste financiero de la operación, que suele ser algo más cara que la financiación bancaria. Esto se debe a que las sociedades de arrendamiento financiero obtienen sus recursos de fuentes bancarias, por lo que se incurre en dos costes: el coste del dinero para la sociedad de Leasing , y el coste financiero por aplazamiento aplicado por la misma (Segurado, 1992,

pág.34).

Problemática contable

Haremos un comentario del Plan General de Contabilidad español dedica una de sus normas de valoración, que son de obligado cumplimiento, a la contabilización de las operaciones de arrendamiento financiero. La norma 5ª en su apartado f, establece lo siguiente:

Cuando por las condiciones económicas del arrendamiento financiero no existan dudas razonables de que se va a ejercitar la opción de compra, el arrendatario deberá registrar las operaciones en los términos establecidos en el párrafo siguiente.

Los derechos derivados de los contratos de arrendamiento financiero a que se refiere el párrafo anterior se contabilizarán como activos inmateriales por el valor al contado del bien, debiéndose reflejar en el pasivo la deuda total por las cuotas más el importe de la opción de compra. La diferencia entre ambos importes, constituida por los gastos financieros de la operación, se contabilizará como gastos a distribuir en varios ejercicios. Los derechos registrados como activos inmateriales serán amortizados, en su caso, atendiendo a la vida útil del bien objeto del contrato. Cuando se ejercita la opción de compra, el valor de los derechos registrados y su correspondiente amortización acumulada se dará de baja en cuentas, pasando a formar parte del valor del bien adquirido.

Los gastos a distribuir en varios ejercicios se imputarán a resultados de acuerdo con un criterio financiero.

Esta norma se desarrolla en la Resolución de 21 de enero de 1992 del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, por las que se dictan normas de valoración del inmovilizado inmaterial.

Observamos que el requisito previo que ha de cumplir una operación para que sea admitida como arrendamiento financiero, es el de la inexistencia de dudas razonables sobre el ejercicio de la opción de compra. Por lo tanto pueden darse tres situaciones:

No existen dudas razonables sobre el ejercicio de la opción de compra, en cuyo caso se trata de una operación de arrendamiento financiero, y se contabiliza como se indica en la norma de valoración quinta.

Existen dudas razonables sobre el ejercicio de la opción de compra en el momento de la finalización del contrato, en cuyo caso se trata de una operación de arrendamiento puro, y se contabiliza como tal. Este suele ser el caso del Leasing Operativo.

Existe un compromiso formal por parte del arrendatario asegurando el ejercicio de la opción de compra. En este caso estaríamos ante una operación de venta de inmovilizado con pago aplazado.

Situémonos en este último caso, es decir, el arrendatario se compromete al ejercicio de la opción de compra. La Resolución de 21 de Enero de 1992 del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas aclara perfectamente esta situación: cuando durante el período de vigencia del contrato de arrendamiento financiero se comprometa formalmente o se garantice el ejercicio de la opción de compra, se procederá a registrar contablemente el bien objeto del mismo como si se tratara de una compraventa con pago aplazado. Es decir, el arrendatario tendría que realizar un asiento del siguiente tipo:

INMOVILIZADO MATERIAL (2)

 

PROVEEDORES

DE

GASTOS POR INTERESES

INMOVILIZADO

 

DIFERIDOS (272)

A

LARGO

PLAZO

(173)

a

PROVEEDORES INMOVILIZADO A CORTO PLAZO (523)

DE

Situémonos ahora en el segundo caso, es decir, no existe opción de compra en el contrato, o existen dudas razonables sobre el ejercicio de la misma, lo que nos situaría ante un contrato de arrendamiento puro. Según la Resolución de 21 de Enero de 1992 del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, se entiende por arrendamiento puro de cosas aquel en el que una de las partes se obliga a dar a la otra el goce o uso de un bien por tiempo determinado y precio cierto, no existiendo por tanto, una opción de compra. La contabilización de estas operaciones se realizará mediante el registro contable como gasto de la cuota devengada en cada período por la utilización del servicio de alquiler.

Siguiendo la Resolución, el asiento a realizar sería:

(621)

ARRENDAMIENTOS

Y

a
a

TESORERIA

(57)

CANONES

ACREEDORES

POR

PRESTACIÓN DE SERVICIOS

(410)

Cabe preguntarse en este momento: ante un contrato que contiene una opción de compra, ¿cuándo no existen dudas razonables sobre el ejercicio de la misma?. La respuesta se encuentra en la misma Resolución del ICAC, que establece lo siguiente:

Se entenderá que por las condiciones económicas del contrato no existen dudas razonables de que se va a ejercitar la opción de compra, entre otros, en los casos siguientes:

Cuando, en el momento de firmar el contrato, el precio de la opción de compra sea menor que el valor residual que se estime tendrá el bien en la fecha en que se ejercite la opción de compra.

Cuando el precio

de

la opción

de

compra en

el

momento de firmar

el contrato, sea

insignificante o simbólico en relación al importe total del contrato de arrendamiento

financiero.

Si concurre alguna de las circunstancias señaladas en la Resolución, estaríamos ante un contrato de arrendamiento financiero y procederíamos a su contabilización como se indica en la norma quinta del PGC:

  • - El valor al contado del bien objeto del contrato se recoge en el inmovilizado inmaterial, como un derecho de uso derivado del contrato de arrendamiento financiero, utilizando la cuenta

217 DERECHOS SOBRE BIENES EN REGIMEN DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO.

  • - La suma total de las cuotas más el importe de la opción de compra se debe recoger en dos cuentas distintas:

+ 170 DEUDAS A LARGO PLAZO CON ENTIDADES DE CREDITO.

+ 520 DEUDAS A CORTO PLAZO CON ENTIDADES DE CREDITO.

Como puede observarse, la cuenta 520 debe recoger el importe total de las cuotas cuyo vencimiento no supera los 12 meses. Aquellos importes que tengan un vencimiento superior a 12 meses se recogen en la 170. Sin embargo, es conveniente dedicar cuentas específicas a las deudas derivadas de los contratos de arrendamiento financiero, por ejemplo:

+ 1702 ACREEDORES POR ARRENDAMIENTO FINANCIERO A LARGO PLAZO.

+ 5202 ACREEDORES POR ARRENDAMIENTO FINANCIERO A CORTO PLAZO.

  • - Los gastos financieros de la operación que vienen dados por la diferencia entre el importe

total de las cuotas y el valor al contado del bien en el momento de la firma del contrato, se

registran en al cuenta

273 GASTOS POR INTERESES DIFERIDOS DE OPERACIONES DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO.

Por lo tanto, en el momento de la formalización del contrato debe hacerse el siguiente asiento:

DERECHOS SOBRE BIENES EN REGIMEN ARRENDAMIENTO

 

ACREEDORES POR ARRENDAMIENTO FINANCIERO A L/P (1702)

FINANCIERO

(217)

ACREEDORES POR

GASTOS POR INTERESES

a

ARRENDAMIENTO

DIFERIDOS

DE

FINANCIERO A C/P (5202)

OPERACIONES ARRENDAMIENTO FINANCIERO (273)

DE

  • - La amortización de los derechos registrados como activos inmateriales se hará en función de la vida útil del bien objeto del contrato, utilizándose las siguientes cuentas:

+ 681 AMORTIZACION DEL INMOVILIZADO INMATERIAL.

+ 281 AMORTIZACION ACUMULADA DEL INMOVILIZADO INMATERIAL.

Ya hemos mencionado la conveniencia de utilizar cuentas específicas para la operaciones de arrendamiento financiero, en el caso que nos ocupa podrían utilizarse las siguientes:

+ 6817 AMORTIZACION DE BIENES EN REGIMEN DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO.

+ 2817 AMORTIZACIÓN ACUMULADA DE BIENES EN REGIMEN DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO.

  • - LOS GASTOS POR INTERESES DIFERIDOS DE OPERACIONES DE ARRENDAMIENTO

FINANCIERO se imputarán a resultados de acuerdo con un criterio financiero. Para registrar los gastos financieros imputados a cada ejercicio se utilizará la cuenta 660 INTERESES DE OPERACIONES DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO. Por lo tanto, el asiento a realizar será:

INTERESES

DE

OPERACIONES

a
a

GASTOS POR INTERESES

 

DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO

DIFERIDOS DE OPERACIONES DE

(660)

ARRENDAMIENTO FINANCIERO (273)

-

El ejercicio

de

la opción de compra supone el cierre

de las cuentas

217

DERECHOS SOBRE BIENES EN REGIMEN DE ARRENDAMIENTO

FINANCIERO Y 2817 AMORTIZACION ACUMULADA

DE

BIENES EN

REGIMEN DE ARRENDAMIENTO FINANCIERO y, simultáneamente, el registro del inmovilizado adquirido al ejercitar la opción de compra. Es decir, se traslada el valor del activo inmaterial a una cuenta que registre el inmovilizado material adquirido: MAQUINARIA, ELEMENTOS DE TRANSPORTE, CONSTRUCCIONES, ETC.

El asiento quedaría como sigue:

AMORTIZACION

ACUMULADA

DE

BIENES

EN

REGIMEN

DE

ARRENDAMIENTO FINANCIERO

(2817)

CUENTAS DE INMOVILIZADO

a
a

DERECHOS SOBRE BIENES

EN

REGIMEN

DE

ARRENDAMIENTO FINANCIERO AMORTIZACION

(217)

DEL

ACUMULADA NMOVILIZADO

MATERIAL

(282)

- Por último debemos señalar que la norma quinta de valoración del PGC, no hace referencia al tratamiento del impuesto sobre el valor añadido en las operaciones de arrendamiento financiero. Es la Resolución de 21 de enero de 1992 del ICAC la que desarrolla este aspecto. En el siguiente apartado analizaremos detenidamente dicho tratamiento.

TALLER 03 ACTIVIDAD APLICATIVA

ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES ACTIVAS

Objetivo

Identificar y reconocer las partidas que conforman las operaciones activas dentro de las instituciones financieras.

Orientaciones

En grupos, durante 45 minutos, los alumnos discuten y resuelven las interrogantes planteadas y elaboran el informe correspondiente (Conclusiones). Una vez concluida la tarea se organiza un plenario para socializar los trabajos de cada grupo formalizándose las conclusiones generales.

1. Fundamente las diferencias entre las operaciones activas y las operaciones pasivas. ………………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………………… ………………………………………………………………………………………………………………………… …………………………………………………………………………………

2.- Interprete los artículos de la Ley del Sistema Financiero que tratan de las operaciones activas.

.

………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………

……………………………………………………………………………… ........................

.......................................................

...........................

AUTOEVALUACIÓN

  • 1. Explique la importancia de las operaciones activas.

  • 2. Establezca el análisis de los riesgos que establecen los bancos en las operaciones activas.

  • 3. Explique ¿por qué son importantes las garantías reales para el respaldo de los créditos.

REFERENCIAS DOCUMENTALES

ALVA GÓMEZ, Juan y Víctor RIVAS GÓMEZ. La Contabilidad y el Sistema

Bancario. Edición 1998-1999. ALVA GÓMEZ, Juan; Pedro CASTRO SUAREZ y Víctor RIVAS GÓMEZ. Perú en el Umbral del Siglo XXI. Edición 2000.

Dr.

Juan Alva Gómez y

Víctor Rivas Gómez

La Contabilidad y el Sistema

Bancario.

Casilda

Béjar,

Lamothe

Fernández

Barroso.

La

Banca

y

los

Mercados

Financieros.

Juan Ríos. Ed. Pirámide, Madrid. Los Productos Bancarios I y II.

 

Peinado Gracia Luisa

Los Mercados Financieros y la Unión Europea. Editorial

Cívitas CASTRO SUAREZ, Pedro. Del Sobreendeudamiento a la Crisis Financiera de

los Noventa. Edición 2000. CASTRO SUAREZ, Pedro y Víctor RIVAS GÓMEZ. Historia Financiera del Perú

1960-1990. Edición 1997. CASILDA BÉJAR, Ramón y Prosper LAMOTHE FERNÁNDEZ. La Banca y los

Mercados Financieros. Editorial Alianza. Edición 1997. Decreto Legislativo Nro. 861: Mercado de Valores

Ley Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros

Ley Nro. 26702 del Sistema Financiero

Ley Nro. 26123 Orgánica del Banco Central de Reserva

Ley Nro. 27287 de Títulos Valores

UNIDAD IV

ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES CONEXAS Y LAS OPERACIONES POR ENCARGO.

CONTENIDO PROCEDIMENTALES

  • 1. Coteja el concepto de operaciones dentro del sistema financiero, a nivel de moneda nacional y moneda extranjera.

  • 2. Elabora un resumen las operaciones contingentes y de orden, y las características de las operaciones en moneda nacional y moneda extranjera.

  • 3. Analiza las diferentes estructuras de las operaciones bancarias a través de las cuentas de cambio y cuentas de conversiones.

  • 4. Elabora un cuadro sinóptico de las características y componentes de las diferentes cuentas contingentes y de orden, identificándolas dentro de la estructura de los Estados Financieros de la Contabilidad del Sistema Financiero.

DIAGRAMA DE CONTENIDOS UNIDAD IV ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES CONEXAS Y LAS OPERACIONES POR ENCARGO.
DIAGRAMA DE CONTENIDOS UNIDAD IV
ANÁLISIS CONTABLE DE LAS OPERACIONES
CONEXAS Y LAS OPERACIONES POR ENCARGO.
FIANZAS
AVAL
SERVICIOS
BANCARIOS

Características:

Cuando se habla de garantías en las relaciones clientes banco se puede aludir a la demanda u ofrecimiento de garantías por parte de los solicitantes de crédito, como condición para que un banco conceda su apoyo financiero a la clientela; se trata de exigencia y obtención de garantías para respaldar los compromisos de los clientes con su banco y el buen fin del negocio principal de los bancos. Al respecto la doctrina anota que, el dinero que los bancos dan a crédito a las empresas es el mismo que ellos recibieron a crédito en forma de depósitos del público; por lo tanto, las garantías que adopten los bancos en las operaciones activas aseguran el buen fin de las operaciones pasivas. En la práctica los clientes imponen gravámenes de su propio patrimonio en respaldo de los créditos que les fueran otorgados por los bancos.

Cuando se hablan de garantías personales se puede aludir a la fianza y el aval como garantías de los clientes convienen en comprometer cuando reciben apoyo crediticio de los bancos; así también se habla de fianza bancaria y de aval bancario cuando los bancos garantizan con su firma a sus clientes frente a compromisos de carácter financiero vinculados con negocios de las empresas conocidos en la práctica como créditos de firma o créditos no por caja; la ley de Títulos y Valores promulgadas por la Ley Nro. 27287 del 17 de junio del 2000 norma también como garantías personales el aval y la fianza como formas de garantizar títulos valores; y por último para aludir a formas perspicaces y sutiles de asegurar el buen fin de compromisos y obligaciones con un mercado sesgo financiero tales como las cartas patrocinio o “letrera di patronage” en la terminología italiana; las cartas de recomendación o comfort letters; las garantías a primera demanda o contrato de GPD; el llamado contra aval o contra garantía; el aval y la cosuscripción cambiara; y en fin, del fideicomiso en garantía.

Como garantías de los títulos valores de la Ley Nro. 27287 que promulga la Ley de Títulos Valores como aspectos genéricos estipula en su artículo 56 lo siguiente;

  • 1. El cumplimiento de las obligaciones que representan los títulos valores puede estar garantizado total o parcialmente por cualquier garantía personal o real u otras formas de aseguramiento que permita la ley, inclusive por fideicomisos de garantía.

  • 2. Para que dichas garantías surtan efecto a favor de cualquier tenedor, debe dejarse constancia de ello en el mismo título o registro respectivo.

  • 3. Si no se señala a la persona garantizada, se presume que el la garantía opera en respaldo del obligado principal.

  • 4. A falta de mención expresa del monto o límite de la garantía, se entiende que garantiza todas las obligaciones y el importe total que representa el título valor.

  • 5. En la constitución y ejecución de garantías de valores mobiliarios y de valores en representación por anotación en cuenta, se observarán además las disposiciones especiales.

LA FIANZA

Como garantía que los clientes comprometen con los bancos, según el Código Civil Peruano, por la fianza el fiador se obliga frente al acreedor a cumplir determinada prestación; en garantía de una obligación ajena, si esta no es cumplida por el deudor.

La fianza puede constituirse no solo a favor del deudor sino de otro fiador. Entre otros caracteres de la fianza, prescribe el Código que:

  • i. La fianza debe constar por escrito, bajo sanción de nulidad.

ii.

Puede prestarse fianza en garantía de obligaciones futuras determinadas o determinables cuyo importe no sea aún conocido.

iii.

Solo queda obligado el fiador por aquello a que expresamente se hubiese comprometido, no pudiendo exceder d el o que debe el deudor.

iv.

El factor

debe

ser una persona

capaz de

obligarse, propietaria de bienes

suficientes para cubrir la obligación y realizables dentro del territorio de la

República.

En la fianza como forma de garantizar títulos valores, la Ley de Títulos Valores vigentes respecto a la responsabilidad del factor que puntualiza que:

  • a. La fianza que conste en el mismo título valor o en el respectivo registro tiene carácter de solidaria y el fiador no goza del beneficio de excusión, aún cuando no se haya dejado constancia de ello en el título o en el respectivo registro del valor con representación por anotación en cuenta, salvo que de modo expreso se haya señalado lo contrario.

  • b. El fiador queda sujeto a la acción cambiaria, del mismo modo durante el mismo plazo y en los mismos términos que contra su afianzado.

  • c. El fiador puede oponer al tenedor del título valor los medios de defensa personales de su afianzado.

EL AVAL

Es una garantía mediante la cual una persona reconocida solvencia se compromete a cumplir con la contraprestación correspondiente al crédito contenido en una letra de cambio u otro título valor si es obligado principal incumple su obligación.

En tal sentido según la Ley de Títulos Valores del año 2000 estipula que, con excepción del obligado principal, el aval puede ser otorgado por cualquiera de los que intervienen en el título valor o por un tercero. En el caso de ser uno de los intervenientes, éste debe señalar en modo expreso su adicional condición de avalista.

FORMALIDADES DEL AVAL

  • 1. El aval debe constar en el anverso o reverso del mismo título valor avalado o en hoja adherida a el, observando este último caso las formalidades establecidas en la ley.

  • 2. El aval se expresa con la cláusula “aval” o “por aval”, la indicación de la persona avalada y el nombre, el número del documento oficial de identidad, domicilio y firma del avalista.

  • 3. Podrá prescindirse de la cláusula “aval” o “por aval”, cuando esta garantía conste en el anverso del documento.

5.

A falta de indicación del domicilio del avalista, se presume que domicilia para todos los fines de ley respecto al ejercicio de las acciones derivadas del título valor, en el mismo domicilio de su avalado o, en su caso, en lugar de pago.

  • 6. Si no se señala el monto avalado, se presume que es el importe del título valor.

LOS SERVICIOS BANCARIOS

Anteriormente hemos visto y definido los diferentes tipos de operaciones que se realizan y es necesario resaltar que actualmente, los servicios bancarios se pueden clasificar en tres grandes grupos:

1. Las operaciones de activo para las entidades financieras, implican prestar recursos a sus clientes acordando con ellos una retribución que pagarán en forma de tipo de interés, o bien realizan inversiones con la intención de obtener una rentabilidad.

2.

Las

operaciones

de

pasivo

son

aquellas en las que las entidades financieras,

básicamente, se dedican a la captación de recursos financieros, y a cambio, se comprometen a pagar, generalmente en forma de interés, una rentabilidad a los clientes, bien sean depositantes de dinero o bien de activos financieros.

3. Servicios comisionarios, en los que las entidades financieras realizan operaciones de

mediación (transferencias, giros, efectos tomados al cobro, etc

de cajas de seguridad, etc

...

),

)

y de custodia (alquiler

... cobrando por las mismas las oportunas comisiones.

Estos servicios se pueden acceder en diferentes entidades bancarias que existen en el mercado.

A continuación se presentan una serie de casuísticas contables que les permitirá desarrollar el sentido analítico y crítico frente a cada operación que se debe de realizar.

OPERACIONES BANCARIAS

  • 1. Con fecha 30 de mayo del 2003 se deposita en cuenta corriente lo siguiente:

  • 1.1. En efectivo

S/. 250,000.00

  • 1.2. En cheques de cuentas corrientes

 

320,000.00

  • 1.3. En cheques a cargo de otros bancos

780,000.00

  • 1.4. En cheques de Gerencia

540,000.00

 

1.1

S/

S/.

  • 1111 Caja

250,000.00

  • 1111.01 Oficina Principal

 
  • 2111 Obligaciones a la Vista

 

250,000.00

  • 2111.01 Depósitos en Cta. Cte.

 
 

1.2

  • 2111 Obligaciones a la Vista

 

320,000.00

  • 2111.01 Depósitos en Cta. Cte.

 
  • 2111 Obligaciones a la Vista

 

320,000.00

  • 2111.01 Depósitos en Cta. Cte.

 
 

1.3

  • 1115 Canje

780,000.00

  • 1115.01 Local

  • 2111 Obligaciones a la Vista

 

780,000.00

  • 2111.01 Depósitos en Cta. Cte.

 
 

1.4

  • 2111 Obligaciones a la Vista

 

540,000.00

  • 2111.04 Cheque de gerencia

 
  • 2111 Obligaciones a la Vista

 

540,000.00

  • 2111.01 Depósitos en Cta. Cte.

 
  • 2. Con fecha 30 de mayo del 2003 se ha efectuado los siguientes retiros en efectivo.

  • 2.1. Depósitos de Ahorro

S/

450,000.00

 
  • 2.2. Depósitos en Ctas. Ctes.

850,000.00

2.1

 

S/

S/.

  • 2112 Obligaciones por Ctas de Ahorro

450,000.00

  • 2112.01 Depósitos de ahorro activo 21112.01.01. Pers. Nat. y Jur. Privadas sin fi- nes de lucro.

1111

Caja

1111.01 Oficina Principal

450,000.00

2.2

  • 2111 Obligaciones a la Vista 2111.01 Depósitos en Cta. Cte.

1111

Caja

1111.01 Oficina Principal

850,000.00

850,000.00

  • 4. Se obtiene un saldo a favor de S/. 125,000.00 en la cámara de compensación. Cheques decepcionados a cargo de otros bancos por 250,000.00.

3.1 S/. S/. 1115 Canje 250,000.00 1115.01 Local 2111 Obligaciones a la Vista 250,000.00 2111.01 Depósitos
3.1
S/.
S/.
1115
Canje
250,000.00
1115.01
Local
2111
Obligaciones a la Vista
250,000.00
2111.01
Depósitos en Cta. Cte.
3.2
2111
Obligaciones a la Vista
125,000.00
2111.01
Depósitos en Cta. Cte.
1115
Canje
125,000.00
1115.01
Local
3.3
1112
Banco Central de Reserva del Perú
125,000.00
1112.01. Cuenta Ordinaria
1115
Canje
125,000.00
1115.01
Local
5.
Se retiran depósitos a plazo por S/. 75,000.00. El banco también paga S/ 24,000.00 de
interés.
6.
4.1
S/.
S/.
4111
Interés por obligaciones con el Público
24,000.00
4111.03
Interés por obligaciones con el
público por cuentas a plazo.
4111.03.01 Certificados de
depósito
2911
Ingresos Diferidos
24,000.00
2911.01
Ingresos
por
intereses
y
comisiones
4.2
2911
Ingresos Diferidos
24,000.00
2911.01
Ingresos
por
intereses
y
comisiones
2113
Obligaciones por cuentas a Plazo
24,000.00

2113.01 Certificados de depósito

 

4.3

  • 2113 Obligaciones por cuentas a Plazo

 

99,000.00

 
  • 2113.01 Certificados de depósito

  • 1111 Caja

99,000.00

  • 1111.01 Oficina Principal

7.

Se reciben depósitos a plazo por S/ 245,000.00.

 

5.1

 

S/.

S/.

 
  • 1111 Caja

245,000.00

  • 1111.01 Oficina Principal

  • 2113 Obligaciones por cuentas a Plazo

 

245,000.00

 
  • 2113.01 Certificados de depósito

8.

El Sr. Jorge Díaz cancela su cuenta de ahorros que asciende a S/. 102,500.00.

6.1

 

S/.

S/.

  • 2112 Obligaciones por Cuenta de Ahorro

 

102,500.00