Anda di halaman 1dari 12

La Escuela Documental

de Santa Fe

INSTITUTO SUPERIOR
DE CINE Y ARTES

prohistoria
AUDIOVISUALES
DE SANTA FE

ediciones Una Escuela con memoria


Fernando Birri
La Escuela Documental
de Santa Fe

INSTITUTO SUPERIOR
DE CINE Y ARTES

prohistoria
AUDIOVISUALES
DE SANTA FE

ediciones Una Escuela con memoria Fernando Birri

  
   
X1 % %  Z ?%  '  $ 
5 ' 7  /  ' :  /  9 '  $ sJ ' &9 ' ? \ r# ]  $ \ r1<>& ' %  4 .1% &8 9 %  ' 7 $   &4  &9  9 / 9 J /( %  % $  0  
, 6 % 9  61/&$  Y  /&'   $ J ' &9 ' ? Z #&f fp\
Ta&a ( \ t&#&Vl Ta  \&r d 1  ! t&#uv)  %  ' w) %  & h
 J1X1= `U pr ` p U r T V&f b r #&cr U
T \ 0   ' 9 !% '^ _ ' \ \; _ 9 /  
0 ::QUU p\ c

?8 '$  ' 9 '  ! '  4f U u fpu #ff&p

     !"#


$  %  !& $'( %*)  %  ' +) & %  &-,. '/  '01'  $ 
0 &  (   &2, $  3&45&   '  '6 ! /   ' %
7 $   &4.1% 8& 9 &%  ' 7 $   &
:  3 $ ; '(&' 4 7  ( %   $   $ < '  ! '   /  '$  ( &%*  = :>7 0
  / 9 % '   $ 9 '(' 4?&9 &!% '  '$ A@CB DEGFB H
;I : IJK5IJ :7 < 7 01L I>JM< 7&N  J1;&< 6 : IJ
L 7 01L I 7 5 :7 .1OJ1 ;IQPR 7 ) 6 < 016 5 6 5 7SKT&TU #&V
W ?%  '  $ 2X1 % % 

INSTITUTO SUPERIOR
 9  9 / 9 J /( %  %
$  0  &, 6 % 9  61/&$  Y  /&'  
DE CINE Y ARTES
AUDIOVISUALES
DE SANTA FE

Una Escuela con mem oria


$ J ' &9 ' ?
)   9 %    &Y  &2, 01/  9 / % 'Z N [& % & $  ' .1% Y  '$ J ' 9 ' ?\
$ '
T]  $   &4 7 $  9 %  '  :  /  &9  $ - &9  9 / 9  $  0  & ' 9 !&% '^ _ '$  ' R=>5 Z J ' 9 ' ? Z T&`ab \
W prohistoria "2; /  /  ##&cV Zd Je#f&f#g 61h "2<IJ 6 < I Z&6 % !9   '
ediciones

.1% &8 [ $&'  ' %  ( %  $/  &9 9 ' i (' %  '  $ j9 ' [&% 'Z  & /  $  /$  39  ( &!%  ^  , $  ( % 9 '$&'Z  /'  k /  %
^ %  ' 9 2, ( %* /'  k /  %*  $   Z  2 9 % &  Z  2l ( %  ''/ 9 %  m '  & $ - $  9 &% \
7  9   [% M29 %  & $   ( %   %nM 9 '   %  $  0 % &&!%  ^   ' Z <  ' %   Z o  $ 2&9 / [&%  $ #f&fp\
;- % '$' 4&c&ff q  (  ' % \
  ( % 22 '6 % !9   '
 J1X1= ` U p r ` p U r T V&f b r #&cr U
Índice

Prólogos
Miriam Moriconi ................................................................................... 9
Alfredo Ariel Carrió de la Vandera ........................................................ 13
Fernando Birri ........................................................................................ 17

Nota del editor ............................................................................................... 23

Texto de solapas de la edición original


Manuel Horacio Giménez ..................................................................... 25

Saldo de una experiencia ............................................................................... 27

I El fotodocumental .................................................................................. 33
Nace una experiencia cinematográfica
Nada argentino me es extraño
Fotodocumentales
Hoy y aquí
Los trapos sucios
Tres opiniones
Un ABC del cine
Simple pero profundo, dice Grierson
2ª Exposición de Fotodocumentales

II Tire dié .................................................................................................... 55


Una experiencia cinematográfica da su primer fruto
Rigor
Tema, tratamiento y guión colectivos
Diario de filmación
1º y 2º armado: sesiones de autocrítica
Guión Técnico
El ojo acusador
Públicos de barrio
Versión definitiva
Un muestrario
“La inundación en Santa Fe”
“Retablillo de Perico”
“López Claro, su pintura mural americana”
Algunas opiniones más
Ejercitaciones
Documental-piloto: “Brucelosis”
“Los 40 cuartos”, 2ª encuesta social filmada.

III Organograma 60 ..................................................................................... 101


Resolución de creación
Curso preparatorio documentalístico
Organización y plan de estudios 58
Organograma 60
Plan de estudios de la Escuela
Urgencia de una Escuela Nacional de Cine
“Los inundados”

Otros documentos .......................................................................................... 125


Primer cuaderno de fotodocumentales santafesinos
Fichas técnicas
Opiniones en disidencia
Documentos sobre la prohibición y secuestro de “Los 40 cuartos”

Memorias ....................................................................................................... 135


Memoria de 1957
Un programa de diez puntos para el cine nacional
Memoria de 1958
Sentido y necesidad de un cine documental argentino
Memoria de 1959
Memoria de 1960
Toma de conciencia documentalista
Memoria de 1961
“Los inundados”
Ficha técnica
Un film-escuela
Prólogo

U
na pluma exquisita en el arte de prologar estatuye que cuando son propicios
los astros, el prólogo no es una forma subalterna del brindis; es una especie
lateral de la crítica. Propiciada por hechos muy recientes, imputables a las
sensibilidades humanas antes que a los designios astrológicos, la decisión de volver a
editar este libro así como estas palabras de presentación, se instalan críticamente en el
controvertido campo de la memoria.
Esta edición, un homenaje en el 50º aniversario del estreno de Tire dié, conlleva
el gesto de echar a rodar voces e imágenes sobre hechos y actos del pasado en un
instante de peligro. En verdad no se trata del homenaje a una producción fílmica sino
a la experiencia condensada simbólicamente en este documental y sobre la cual habla
este libro. Quienes han sido parte de ella coinciden en destacar, con valoraciones
disímiles, la significación que atribuyen a esta obra. Y es esta referencia permanente,
es esta cita constante, lo que confiere un sentido que supera el contenido de lo escrito
en sus páginas.
El libro es una compilación de textos vinculados a los primeros años de vida del
Instituto de Cinematografía de la Universidad Nacional del Litoral, la primera escuela
de cine en América Latina, realizada por su fundador Fernando Birri. Sus páginas
contienen documentos de gran valor histórico –a cuyos originales, en muchos casos,
ya no hay acceso– y su conjunto cubre parcialmente el período 1956-1963. Sin embar-
go, si tenemos en cuenta que el mismo fue editado por la Editorial Documento del
mismo Instituto puede considerarse que es una huella de las actividades realizadas
hasta 1964, año de su publicación. De modo que aunque no se encuentran explícitos
los trabajos que supone la concreción de esta edición original en su materialidad, el
libro es producto de distintas etapas de edición y de circulación e indicio de las múlti-
ples tareas realizadas en las que late el pulso humano de la institución: el de Alfredo
Carrió como director de la Editorial, el de Manuel Giménez en la recopilación, selec-
ción y notas, el de Ninfa Pajón en la gráfica, el de Myriam Correa en la revisión
técnica.
Algo más hay que evocar para proponer una lectura de este libro no acotada
exclusivamente al significado de cada una de sus palabras, para apropiarse del sentido
histórico que el mismo contiene en su doble carácter de exemplum y ejemplar. Por un
lado el propósito de su autor de transmitir la experiencia; por el otro, las condiciones
de existencia de los ejemplares de su primera edición.
La Escuela… es un libro compuesto prudentemente para ser leído con Birri a la
distancia. Es una transmisión de la experiencia orientada a su proyección argentina y
latinoamericana consumada por Fernando Birri al filo de su partida de la institución y
del país. Él ya había concluido su gestión como director del Instituto y su vinculación
con el mismo era como asesor honorario. Fue durante la dirección de Adelqui Camusso
10 La Escuela Documental de Santa Fe

cuando Birri concluye este libro y con su compañera Carmen y algunos alumnos del
Instituto –Dolly Pussi, Edgardo Pallero y Manuel Giménez– parten al Brasil. Allí
asisten a la creación del Cinema Novo participando de producciones junto a realiza-
dores brasileños, fundando la escuela paulista.
El libro, entonces, es el punto que acusa la escisión de la historia. Por un lado la
de Birri, que no lo sabe pero iniciará el trayecto México, Cuba y finalmente Italia; por
el otro, la de sus alumnos que vuelven a Santa Fe y la del Instituto de Cinematografía
de la Universidad Nacional del Litoral. Aunque habían vivido de cerca la censura y la
persecución política nadie podía intuir lo que finalmente ocurrió durante las dos dic-
taduras iniciadas en los golpes de Estado de 1966 y 1976. Las intervenciones, clausu-
ra de actividades y el cierre definitivo del Instituto en 1975 acabaron con la posibili-
dad del retorno y quedó este texto de Birri como quien habla a la distancia.
Muy pocos ejemplares de este libro sobrevivieron a la quema ejecutada o propi-
ciada por los agentes devastadores de cualquier expresión cultural que consideraran
antagónica a los intereses de las últimas dos dictaduras argentinas. Uno de ellos es el
que generosamente nos ha facilitado Mario Piazza –documentalista y buen custodio
de esta memoria– para concretar esta empresa.
En oblicua oposición al ánimo de esta edición homenaje, nos ha sido comunica-
da una noticia –para nosotros, aunque previsible, dolorosa– sobre el valioso acervo
entrañablemente vinculado a la Escuela Documental de Santa Fe y a la historia cultu-
ral argentina. Fernando Birri, el autor de este libro, fundador del Instituto de Cinema-
tografía de la Universidad Nacional del Litoral, cineasta, poeta, actor, titiritero, artista
e intelectual ha donado su archivo personal a la Library de la Brown University de
Estados Unidos.
El estremecimiento provocado por el conocimiento del destino de la obra entera
de su vida de trabajo –films, escritos, pinturas– ha generado opiniones de agentes de
la cultura que enfatizan sobre cierta propensión al olvido de parte de “los argentinos”
y presuponen una íntima relación entre la memoria y la existencia de archivos. Resulta
evidente que las memorias son importantes para construir sentidos acerca de las iden-
tidades, mantener la cohesión de los grupos y las instituciones que componen una
sociedad y que, en dirección a los objetivos de su uso, se ejercen ciertos controles de
las memorias entre los cuales el del acceso de los investigadores a los archivos no es
el de menor importancia. Pero las memorias de una experiencia como la de la Escuela
Documental de Cine de Santa Fe parecen no haber requerido necesariamente de la
materialidad del archivo. Como hace mucho tiempo señalaba Philippe Joutard, la vi-
vacidad de los recuerdos individuales y grupales puede resguardarse durante períodos
muy largos y el olvido no es voluntario ni se impone fácilmente.
Antes que lamentar el olvido y el destino del Archivo Birri, habría que interro-
garse por el largo silencio sobre tramos de este pasado. ¿Cómo comprenderlo? ¿Fue
un silencio impuesto por las autoridades oficiales? Seguramente, la implicancia polí-
tica de los golpes de Estado de 1966 y 1976 abarca esta censura. ¿Y concluido el
Prólogo 11

último gobierno militar? ¿Fue ese silencio el consentimiento tácito para que el Institu-
to de Cinematografía no volviera a funcionar en el seno de la Universidad Nacional
del Litoral, como sí sucedió con tantas otras carreras o instituciones con la recupera-
ción de las garantías constitucionales y el retorno a un régimen democrático de go-
bierno?
A 52 años de la inauguración del Instituto, a 50 años del estreno de Tire Dié, a 44
años de la publicación de La Escuela Documental y a 33 del cierre definitivo de la
institución, los análisis históricos de esta experiencia cultural excepcional que po-
drían contribuir a dar respuestas a estos interrogantes son sintomáticamente escasos.
Y es en este punto, en el de la producción de conocimiento histórico, donde se impone
la necesidad del archivo.
Como sucede a los historiadores de la América colonial, que se ven obligados a
viajar a la casa de los conquistadores para consultar el Archivo de Indias, para consul-
tar el archivo de Fernando Birri, el padre del movimiento del cine latinoamericano, el
fundador y director de la cubana Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los
Baños, será paradójicamente necesario aterrizar en los Estados Unidos de América.
Avalada por Prohistoria Ediciones y por el Instituto Superior de Cine y Artes
Audiovisuales de Santa Fe dirigido por Rolando López –ex alumno de aquel Institu-
to– se ha echado a rodar nuevamente esta suerte de clásico de la memoria de la cine-
matografía argentina. No subyace a esta edición el cándido propósito de rememorar la
singularidad de una experiencia cultural: somos concientes de que es en el campo de
la memoria donde se agencian las relaciones posibles entre pasado y futuro que cada
presente no puede modelar sino políticamente. Quien acceda a estas páginas sabrá de
una escuela de cine que funcionó en el seno de una Universidad pública y sabrá que
sus producciones, realizadas a lo largo de sus casi veinte años de existencia, docu-
mentan la cultura regional. Este libro no se edita nuevamente para probar lo que pasó,
sino para instalar el debate necesario que debe generar la pregunta por su larga ausen-
cia y por su falta.
Miriam Moriconi
Rosario, agosto de 2008.