Anda di halaman 1dari 4

¿Qué sabemos del Arco Iris?

Definición

El Arco Iris es un fenómeno óptico y


meteorológico que produce la aparición
de un espectro de luz continuo en el
cielo cuando los rayos del sol
atraviesan pequeñas partículas de
humedad contenidas en la atmósfera
terrestre. La forma es la de un arco
multicolor con el rojo hacia la parte
exterior y el violeta hacia la interior.
Menos frecuente es el arco iris doble, el
cual incluye un segundo arco más
tenue con los colores invertidos, es
decir el rojo hacia el interior y el violeta
hacia el exterior.
Explicación Científica

El Arco Iris, es un arco de luz


espectral que se observa en una
atmósfera cargada de gotas de agua
cuando el espectador se halla frente
a esa atmósfera y de espalda al sol.
Las gotitas de agua actúan,
entonces, como pequeñísimos
prismas que refractan y reflejan la luz
solar, descomponiéndola en los siete
colores del espectro que van del rojo
que es el menos desviado al violeta
que es el más desviado”(el rojo se
desvía menos porque tiene menor
frecuencia, mientras que el violeta es
el de mayor frecuencia).
Relato Bíblico

Según el Antiguo Testamento, el arco iris fue creado por Dios tras el Diluvio Universal. En
el relato, éste aparecería como muestra de voluntad divina, para recordar a los hombres
la promesa hecha por el propio Dios a Noé de que jamás volvería a destruir la tierra con
un Diluvio.

"Mi arco pondré en las


nubes, el cual será por
señal de convenio entre
mí y la tierra. Y será que
cuando haré venir nubes
sobre la tierra, se dejará
ver entonces mi arco en
las nubes. Y acuérdame
del pacto mío, que hay
entre mí y vosotros y toda
alma viviente de toda
carne; y no serán más las
aguas por diluvio para
destruir toda carne."
(Génesis 9:13,15 RVA)
Leyenda

Hace mucho, mucho tiempo, en


la espesa selva verde
esmeralda habitaban unos
pequeños animalitos que
provocaban la admiración de
todos aquellos que tenían la
suerte de poder verlos. Eran
siete magníficas mariposas,
todas diferentes, pero cada una
con sus alas pintadas de un
color brillante y único. Su
belleza era tal, que las flores de
la selva se sentían opacadas
cada vez que las mariposas
revoloteaban su alrededor.
Eran inseparables, y cuando
recorrían la selva parecían una
nube de colores, deslumbrante
y movediza. Pero un día, una de ellas se hirió con una aguda espina y ya no pudo volar
con sus amigas. El resto de las mariposas la rodeo, y pronto comprendieron que la
profunda herida era mortal.

Volaron hasta el cielo para


estar cerca de los dioses y,
sin dudarlo, ofrecieron
realizar cualquier sacrificio
con tal de que la muerte de
su amiga no las separara.
Una voz grave y profunda
quebró el silencio de los
cielos y les preguntó si
estaban dispuestas a dar sus
propias vidas con tal de
permanecer juntas, a lo que
todas contestaron
afirmativamente.

En ese mismo instante


fuertes vientos cruzaron los
cielos, las nubes se volvieron negras, y la lluvia y los rayos formaron una tormenta como
nunca se había conocido. Un remolino envolvió a las siete mariposas y las elevó más allá
de las nubes.

Cuando todo se calmó y el sol se disponía a comenzar su trabajo para secar la tierra, una
imponente curva luminosa cruzó el cielo, un arco que estaba pintado con los colores de
las siete mariposas, y que brillaba gracias a las almas de estas siete amigas que no
temieron a la muerte con tal de permanecer juntas.