Anda di halaman 1dari 1

Boletín Informativo

Desde hace año y medio he manifestado mi interés de participar en la contienda a la


gubernatura del estado. Dado el panorama político que prevalece, considero que no hay
condiciones para competir como candidato a gobernador por lo tanto he decidido no
inscribirme en el proceso interno de mi partido, el PT. Que quede claro, no
declino por ninguno de los dos contendientes. Las razones por las que no me presentaré
son múltiples pues no puedo participar en una contienda interna incierta, con recursos
propios, siempre navegando a contracorriente dentro y fuera del PT.

El candidato “delfin” del marinismo, Javier López Zavala de la coalición “Puebla Avanza”,
conformada por PRI y PVEM, ha trabajado cinco años en su proyecto político. Rafael
Moreno Valle Rosas, el candidato de la coalición opositora, “Compromiso por Puebla”
integrada por PAN, PRD, Convergencia y PANAL; tiene una década haciendo labor
política en la entidad para buscar la nominación. Ambas coaliciones cuentan con
recursos económicos, materiales y humanos muy superiores a mis posibilidades, ya que
ni siquiera el PT me ha apoyado en lo más mínimo, inclusive he sido víctima de una
querella penal de parte del anterior dirigente Mariano Hernández Reyes, así como
múltiples expulsiones de facto en distintas ruedas de prensa.

En cinco meses se efectuará una contienda entre los mencionados candidatos y sus
respectivas coaliciones con amplios recursos y estructuras formidables. La lucha será un
referéndum para la continuación o fin del marinismo y como este gobierno se ha
caracterizado por la corrupción, impunidad y simulación así como el dispendio y uso
faccioso de la justicia; no pretendo estorbar y “hacerle el caldo gordo” al marinismo al
que siempre he combatido y combatiré. No haré el patético papel de esquirol, de
manera involuntaria, como lo fue en su momento Emilio Maurer Espinoza en 1998, que
permitió el triunfo como Presidente Municipal a Mario Plutarco Marín Torres.

La próxima contienda será una guerra entre las élites del PRI, con la posibilidad de
triunfo de uno de los candidatos, la clase política se renovaría o a través de su “delfín” el
marinismo se eternizaría en el poder, por al menos 12 años; porque si en la actualidad la
“burbuja marinista” es excluyente, con esta posibilidad, que ni queremos ni deseamos,
se convertiría en un cacicazgo en pleno siglo XXI, a imagen y semejanza de Maximino
Ávila Camacho, que prevaleció en Puebla por casi tres décadas.

El trabajo que hemos hecho desde una posición de izquierda, comprometido con las
causas populares, en defensa del Estado laico, luchando contra el abuso del poder,
promoviendo los derechos humanos, por la ampliación de derechos civiles y otorgándole
voz a los que no tienen; es contundente. Mi intervención en los asuntos municipales, que
derivó en mi intento de homicidio en julio de 2008 en la sierra negra de la entidad, las
reformas a la ley para regularizar el servicio de mototaxis, el apoyo a las defraudados
por las seudo empresas financieras, y las reformas a la ley para permitir el matrimonio
entre las personas del mismo sexo; son muestras claras de mi compromiso con la
izquierda.

A todos los militantes, simpatizantes y personas que durante este tiempo me han
expresado su genuino apoyo por la causa que hemos encabezado, les expreso que no
renunciaremos a la lucha, desde el Congreso seguiremos trabajando proponiendo leyes,
en la calle seguiré apoyando hombro con hombro las demandas justas y populares.

Cuetlaxcoapan, H. Puebla de Zaragoza 22 de febrero de 2010

Diputado José Manuel Benigno Pérez Vega y/o Pepe Momoxpan