Anda di halaman 1dari 12

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO Iglesia Conventual de San Agustín 28/08/2010 Rafael González Hidalgo, Francisco David Patilla

Iglesia Conventual de San Agustín

28/08/2010

Rafael González Hidalgo, Francisco David Patilla Consuegra

POSIBLE TRIDUO VIRGEN DEL ROSARIO Y SALIDA PROCESIONAL EN SAN AGUSTÍN

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

Origen

La devoción a Nuestra Señora del Rosario se remonta hacia el año 1571 con la Batalla de Lepanto. Ante el avance de los turcos a la Europa Cristiana, el Papa Pío V, que pertenecía a la orden de Santo Domingo, pidió el rezo del Rosario para obtener el triunfo cristiano, lográndolo y atribuyéndole el mismo, a la intercesión de la Virgen María. Esto lo llevó a instituir oficialmente la fiesta de Nuestra Señora del Rosario el día 7 de octubre. El Papa Clemente XI extenderá esta fiesta a toda la Iglesia Universal en 1716, y León XIII en el siglo XIX va otorgarle mayor rango litúrgico a esta devoción. Finalmente durante el pontificado de San Pío X (siglo XX) quedó establecida definitivamente esta fiesta.

Una de las advocaciones marianas más extendidas en tierras cordobesas es la de Nuestra Señora del Rosario. Numerosos actos religiosos y lúdicos tienen lugar en numerosos puntos de la geografía provincial.

La devoción a Nuestra Señora del Rosario cobra una indudable importancia en el conjunto de la diócesis a lo largo de los siglos XVI y XVII. La Orden de Predicadores desarrolla una incansable actividad en su difusión que viene facilitada y respaldada por la Santa Sede a través de las indulgencias concedidas por los pontífices. Entre ellos cabe destacar las otorgadas por Gregorio XIII, Sixto V y Alejandro VII. Asimismo resulta decisiva la instauración de una fiesta el 7 de octubre, aniversario de la batalla naval de Lepanto, por el papa Pío V bajo el nombre de Nuestra Señora de las Victorias que Gregorio XIII traslada en 1573 al primer domingo de octubre con el título de Nuestra Señora del Rosario.

Los primeros focos devocionales a la advocación mariana del Rosario en tierras cordobesas

aparecen en los núcleos que

cuentan con la presencia de

los hijos espirituales de Santo

Domingo de Guzmán. En la capital poseen los conventos de San Pablo y Santos Mártires, mientras que en el retiro de la sierra se levanta el de Scala Coeli, cuna de la reforma dominicana.

La hermandad de Nuestra Señora del Rosario más antigua en la demarcación territorial del obispado es la fundada en el convento dominicano de San Pablo de la capital que atraviesa por una de sus etapas de mayor auge en las últimas décadas del siglo XVI y primeros lustros de la centuria del seiscientos. La fiesta de Nuestra Señora del Rosario se celebra con toda solemnidad y boato. El grandioso templo de San Pablo se engalana con colgaduras y otros elementos ornamentales. La procesión recorre las calles próximas al convento y cuenta con la vistosidad de las danzas y el regocijo de la música.

La activa labor de los dominicos en la propagación de la devoción a Nuestra Señora del Rosario en la geografía diocesana se desarrolla durante el último cuarto del siglo XVI y el primer tercio

de la centuria siguiente. A lo largo de este dilatado período de tiempo cabe señalar varias etapas bien definidas.

La primera abarca un reducido número de años y se extiende hasta 1578. La devoción a la Virgen del Rosario logra arraigar solamente en algunas localidades del obispado,. La segunda etapa de difusión de la advocación mariana del Rosario se caracteriza por la proliferación de fundaciones de cofradías.

El fenómeno alcanza bastante notoriedad durante la etapa de gobierno del obispo fray Martín de Córdoba y Mendoza (1578-1581), quien como religioso de la Orden de Predicadores favorece la propagación de las hermandades de ese título. Uno de los instrumentos más eficaces va a ser la autorización concedida el 13 de agosto de 1580 al dominico fray Diego Núñez del Rosario, conventual en San Pedro Mártir de la villa de Marchena, para que erija cofradías dedicadas a Nuestra Señora del Rosario en las localidades del obispado de Córdoba. La labor desarrollada por este fraile se completa con la que llevan a cabo en 1589 y 1590 fray Juan Criado y fray Pedro Messía respectivamente, ambos integrantes de la comunidad de San Pablo de Córdoba. Las visitas generales del obispado permiten documentar la existencia de la cofradía del Rosario en un buen número de poblaciones de la diócesis durante el período 1578-1590 que corresponde al de la máxima difusión de esta advocación impulsada por la orden de predicadores.

Los frailes dominicos mantienen, aunque con menor intensidad, la propagación de la devoción a Nuestra Señora del Rosario en la diócesis cordobesa a lo largo del siglo XVII. De un lado, erigen hermandades en nuevas localidades y, de otro, vuelven a fundar la cofradía en aquellas poblaciones donde ha quedado disuelta por razones diversas. En este último caso se encuentran El Carpio y Montoro, cuyas refundaciones se llevan a cabo por religiosos del convento de San Pablo de Córdoba en 1667 y 1681 respectivamente.

El estudio de las cofradías de Nuestra Señora del Rosario nos pone de manifiesto la gran difusión y arraigo de esta devoción en el conjunto de la geografía diocesana. Esta profunda huella mariana en nuestros días tiene un fiel reflejo en las innumerables localidades de la provincia que celebran sus fiestas en honor de una advocación auspiciada originariamente por los dominicos.

La exclaustración de los dominicos en la centuria decimonónica significa el inicio de la decadencia de la cofradía de Nuestra Señora del Rosario de Gloria que llevará aparejada la postración de una devoción mariana que a lo largo de los siglos había despertado un intenso fervor. A pesar de ello, en San Pablo aun se muestra la imagen dieciochesca de Nuestra Señora del Rosario con el Niño en sus brazos en su lujoso camarín de jaspes. Ello pregona el pasado glorioso de una advocación que justifica el decreto de la Coronación Canónica a Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos, digna heredera de esa secular devoción y fervor que desde tiempos inmemoriales se ha tenido en San Pablo a esta advocación mariana.

Nombres de dominicos andaluces que fueron en esencia apóstoles del Rosario y que de alguna manera nos permiten captar alguna de sus vibraciones emocionales al dejarlas estampadas en sus escritos.

Fray Juan de Montoya, predicador general de San Pablo de Córdoba, escribió "Libro del Rosario de Nuestra Señora" y es como el hilo conductor que nos lleva a sus predicaciones.

  • 2. Siglo XVII

El Beato Francisco de Posadas, cordobés, autor de "Varios sermones de algunos misterios y de algunas

solemnidades de María Santísima (tomo cuarto de sus obras póstumas, "Sermón Córdoba a María Santísima, venerada en su Rosario" (1694).

..

que hizo la…ciudad de

Fray Juan de Ribas Carrillo, predicador general de San Pablo de Córdoba y conventual de Porta Coeli de

Sevilla, que escribió "Sermón predicado… en la solemnísima fiesta y octava… al Rosario de María

Santísima" (1654).

CONVENTO DE SAN PABLO

Tras la conquista de la ciudad, Fernando III donó a los Dominicos los terrenos en la zona de la Ajerquía, ratificando en 1241 la concesión mediante un privilegio en el que establecía: "Os doy y concedo en Córdoba aquel lugar, con sus pertenencias donde está el monasterio con todo lo

que los frailes tuvieron por donación mía y con la tercera parte del agua que corre al pie del "

muro y cerca de la barbacana entre la cerquía y la almedina

Fue tal la extensión de los

... terrenos que los Dominicos pudieron construir un gran edificio y dotarlo de una huerta conocida como Almesa, para cuyo riego se utilizó el agua concedida por el rey.

Las primeras construcciones se dedicaron a vivienda y a continuación se erigió la iglesia cuya obra culminó en el siglo XV. Posteriormente se añadieron nuevas construcciones y se reformaron las anteriores. Durante la dominación francesa, en 1810, el convento fue convertido en cuartel y sólo la iglesia mantuvo su función original. En 1848, ante el estado ruinoso del convento se ordenó su derribo, quedando de él sólo las referencias de los escritores del siglo XIX. La iglesia y dependencias anejas se conservaron y a principios del siglo XX, Castiñeira, Inurria y P.Pueyo, realizaron una gran restauración, eliminando del interior la decoración barroca del siglo XVII.

En la nave del Evangelio existe una puerta de acceso de arco ojival abocinado, con capiteles califales añadidos en la última intervención, que comunica con la calle San Pablo. En la nave de la Epístola, una antigua puerta de estilo gótico-mudéjar hace hoy función de portada de una capilla. Entre las capillas conservadas destaca la de la Capilla de la Virgen del Rosario, construida en el siglo XV y reformada en 1758, un excelente ejemplo del barroco cordobés.

La actual iglesia y el ya desaparecido convento de San Pablo están construidos sobre un espacio que albergó siempre grandes edificaciones por su privilegiada situación, ante la puerta de Hierro de la ciudad y junto una de sus principales vías de acceso. Primero fue el Circo Romano, luego, los musulmanes construyeron un palacio almohade y finalmente los cristianos un convento de Dominicos.

EL ROSARIO

Aporte de Santo Domingo de Guzmán.

El Rosario, como hoy lo conocemos, surgió en el Siglo XV y se hizo muy popular por la predicación de un Sacerdote Dominico, Alan de Rupe (+1475). La creencia de que la devoción del Santo Rosario fue revelada a Santo Domingo (+1221) se basaba en una visión de Rupe sobre Santo Domingo y el Rosario.

La historia cuenta que la Santísima Virgen se le apareció a Santo Domingo mostrándole una bella guirnalda de rosas, pidiéndole que rezara diariamente el Rosario y que enseñara a la gente a rezar el Rosario.

Al ser los dominicos una orden de predicadores y estar siempre en medio del pueblo, su devoción se hizo popular, generando la aparición de cofradías y grupos de devotos por doquier, junto con relatos de milagros que acrecentaron su fama.

En 1521 el Rosario fue simplificado por el dominico Alberto de Castello, quien escogió 15 pasajes evangélicos (los que ahora conocemos como 15 misterios). Luego el Papa San Pío V (1566-1572) definió mediante una bula el Rosario como lo conocemos hoy.

FECHAS

  • 7 DE OCTUBRE (JUEVES) TRIDUO

  • 8 DE OCTUBRE (VIERNES) TRIDUO

  • 9 DE OCTUBRE (SÁBADO) TRIDUO Y SALIDA PROCESIONAL

IDEAS PARA LLEVARLO A CABO

TRIDUO

HORARIOS

  • 7 DE OCTUBRE (JUEVES) REZO DEL SANTO ROSARIO 18:30 H. EUCARISTÍA 19:00 H.

  • 8 DE OCTUBRE (VIERNES) REZO DEL SANTO ROSARIO 18:30 H. EUCARISTÍA 19:00 H.

  • 9 DE OCTUBRE (SÁBADO) REZO DEL SANTO ROSARIO 18:30 H. EUCARISTÍA 19:00 H. SALIDAD PROCESIONAL 20:00 H

EXORNO FLORAL IGLESIA

Plantear al barrio si colaboran o no. En el caso que no colaboren tenemos que buscar quien lo pagaría. Proponemos a José Carlos a que realice los centros.

LITURGIA

Padres Dominicos, colaborando gente del barrio para las lecturas, peticiones, ofrendas….

PROTOCOLO

Invitaciones a Hermandades que pertenecen a la Parroquia de Santa Marina. Enviar además invitaciones a la Agurpación de Cofradías y a la Hermandad de la Expiración, por su advocación a la Virgen del Rosario. Invitación a la Hermandad de las Angustias y a los Dominicos de Scala Coeli.

ALTAR CULTOS

Se propone poner a la Virgen del Rosario los tres días de Triduo en el paso procesional, presidiendo el Altar Mayor de la Iglesia de San Agustín, si no pudiera ser en el Altar Mayor, se podría poner en un lateral del Presbiterio. En el caso que no se viera viable la procesión por las calles del Barrio, proponemos poner a la Virgen del Rosario en el Altar Mayor sin paso procesional.

ESTAMPAS DE LA VIRGEN DEL ROSARIO Y CARTELES INFORMATIVOS

Se puede hablar con un fotógrafo para que le realice alguna fotografía y hacer estampas conmemorativas con las fechas del Triduo y Salida Procesional y el cartel conmemorativo.

SALIDA PROCESIONAL

HORARIOS

POSIBLE HORA DE SALIDA 20:00 H

EXORNO FLORAL PASO PROCESIONAL

Planteamos que el exorno floral sea de color blanco. Nardos, azucenas, claveles blancos, gladiolos.

PASO PROCESIONAL

En el caso que sea viable y la imagen no sufra, planteamos que salga con el resplandor.

HORARIOS

Se saldría a las 20:00 h y se recogería a las 22:00

CORTEJO PROCESIONAL

Delante del Paso

Cruz Parroquial

Faroles

Cirios

Hermandades Representantes con su Bandera Hermandad

Presidencia (Prior Dominico), (1 Representante de la Hdad. Angustias, Expiración y Resucitado), (Párroco de Santa Marina)

Ciriales

  • 2 Incensarios

  • 1 Naveta

PASO PROCESIONAL

Detrás del Paso

Representación Dominicos

Banda

RECORRIDO

OPCIÓN 1

(1,02 KM)

Plaza de San Agustín

Reja de Don Gome

Calle Santa Isabel

Plaza Santa Marina

Calle Moriscos

Piedra Escrita

Obispo López Criado

Calle San Agustín

Plaza de San Agustín.

RECORRIDO OPCIÓN 1 (1,02 KM) Plaza de San Agustín Reja de Don Gome Calle Santa Isabel

OPCIÓN 2

(1.202 KM)

Plaza de San Agustín

Reja de Don Gome

Calle Santa Isabel

Calle Isabel Losa

Puerta del Rincón

Callejón del Conde de Priego

Plaza del Conde de Priego

Plaza Santa Marina

Calle Moriscos

Piedra Escrita

Obispo López Criado

Calle San Agustín

Plaza de San Agustín.

OPCIÓN 2 (1.202 KM) Plaza de San Agustín Reja de Don Gome Calle Santa Isabel Calle

PASO PROCESIONAL

PASO PROCESIONAL

Paso cedido para tal acto por la Hermandad de la Sagrada Cena, que acompaña al Corpus Christi. Se ha hablado con la Hermandad y no han puesto ningún impedimento por prestarlo, tantos los días de ensayos, como los tres días de Triduo y la Procesión.

BANDA

Posible Banda

La Esperanza

Repertorio Marchas Cordobesas.

Marchas posibles que van a acompañar a la Virgen del Rosario:

Himno Nacional

Virgen de las Angustias

E. Báez

Saeta Cordobesa

P. Gámez Laserna

Virgen del Rosario

Germán Alvarez Beigbeder

1900

Virgen de los Negritos

Pedro Morales

Auxilium Christianorum

J. Texidor

San Rafael

J. Molina

Virgen del Socorro

E. Báez

Tras tu verde manto

R. Wals

Paloma de Capuchinos

F. Melguizo

Córdoba Cofrade

Hiniesta Coronada

J. Albero

Al cielo con Ella

P. Morales

Gloria Cisterciense

José de la Vega

La Estrella Sublime

F. López Farfán

Encarnación Coronada

Abel Moreno

Proyecto presentado por :

Rafael González Hidalgo

Francisco David Patilla Consuegra

Córdoba, 28 de agosto de 2010